Browsing articles from "enero, 2014"
Ene 28, 2014

Si se muestra…¿no hay que contarlo?

Nestor Patou, era gendarme cuya ronda habitual consistía en vigilar un parque infantil.

Irma, era una prostituta del barrio de «Les Halles«, en el mercado de abastos de París.

Caprichos del destino, se conocen en una redada. Néstor dejará su trabajo, tumbará al «protector» de Irma, pasará a ser su nuevo chulo y se convertirá en el nuevo matón del barrio. En su nueva condición, comenzará a vivir de ella, pero gracias a la ayuda de Moustache  ideará un plan para que así lo parezca aunque realmente sea él, con su esfuerzo, el que realmente mantenga a la pareja en su nuevo estatus.

0240474_4865_MC_Tx360

 (Imagen: «Irma la dulce» de United Artis)

Moustache, como narrador, no tiene precio, nos conduce por donde le interesa, conoce el resultado de los acontecimientos, controla el ritmo de todo lo que sucede. Profesor de economia en la Sorbona, coronel en la Legión, crupier en Montecarlo o tocólogo, son algunas de las profesiones que dice haber ejercido. Realmente, ¿a alguien le importa que sea rumano o que su nombre verdadero sea Constantinescu? Lo importante es que hace y deshace a su antojo todo lo que sucede en esta la historia.

¿Por qué nos suele llamar la atención que una empresa, una organización o incluso una única persona pueda ser lo suficientemente versátiles para poder realizar todo tipo de actividades o trabajar una amplia gama de servicios y productos? ¿Cómo pueden tener esa capacidad? ¿Cómo pueden atender tal diversidad de cometidos diferentes a la vez?

Realmente hay personas y organizaciones dotadas y preparadas para poder hacerlo, es bastante habitual. En nuestro sector es muy importante la experiencia adquirida en los diversos campos que cubre el marketing como lo es en todos los sectores. Personas que no dicen que hacen, son proactivas y actúan. Sencillamente.

Debemos ponernos en manos de buenos y solventes profesionales.

Pero, ¿cómo unas personas pueden conocer a una empresa por una actividad y otras personas conocerla por otra muy diferente?

Es muy curioso ver, que, hasta que no te sientas con tus interlocutores y se lo presentas, la mayoría de las veces sólo piensan que tu agencia o tu empresa sólo se dedica a una actividad, que eres especialista de esa rama y nada más. Sin saberlo se están perdiendo el potencial de una empresa que les conoce perfectamente y que probablemente les atenderá igual de bien en su nueva necesidad. No por ello vamos a menospreciar a las empresas especialistas que las hay muchas y muy buenas que están surgiendo al amparo de las nuevas tecnologías.

Por otro lado, Moustache decía: “Si se muestra, no hay que contarlo”.

Para poder mostrarlo y que nos vean, y por lo tanto, para que demanden nuestros servicios, contamos con multitud de herramientas que permiten «multiplicarnos» para estar presentes y activos con poco esfuerzo. Internet y las nuevas tecnologías son nuestros grandes aliados. Como bien nos contaban nuestros compañeros de profesión «Los pequeños también lo pueden hacer bien«, es decir, está a nuestro alcance y se pueden obtener resultados de garantía.

Hay que contarlo.

3-hs-1-liderazgo

De ahora en adelante, no sólo debemos mostrar lo mejor de nosotros, sino que habrá que contarlo lo mejor posible. Debemos dar una imagen de confianza y credibilidad, saber sobre lo que hablamos y dar todas las explicaciones necesarias. La duda sólo genera incertidumbre y resultados imprevisibles. A veces con una simple pregunta logramos atraer la atención sobre algo que antes le podía resultar desconocido.

¿Sabías que tenemos clientes que nos eligen por otras actividades?

Aunque, como diría Moutache…»pero eso…es otra historia».

¿Tienes algo que contar?

¿Te ayudamos a mostrarlo?

Jorge Jiménez Suárez

 

Ene 22, 2014

Renuévate, actúa y fascina a tus clientes.

Louis lo había perdido todo, lo que más quería, su mujer, su hijo…

En su desesperación desea ser «liberado» de la vida y se pone a disposición de la muerte. Es atacado por un vampiro, Lestat, que le promete todo, una vida diferente, una vida eterna, una vida sin sufrimiento.

Una nueva vida.

Después de ver el sol por última vez se convierte en vampiro, pero, para sobrevivir tiene que matar, es el precio que debe pagar.

Es el precio de la vida eterna.

Entrevista_con_el_vampiro

(Imagen de «Entrevista con el vampiro», Warner Bros.)

Frecuentemente, cometemos el «error» de aceptar clientes que nos pueden asegurar un volumen de trabajo para poder «estar tranquilos» durante bastante tiempo, clientes que efectivamente nos dan mucho trabajo y que prácticamente requieren una dedicación exclusiva y una disponibilidad a tiempo completo. Este tipo de clientes absorben nuestra actividad y nuestra atención, no dejando tiempo, prácticamente, para atender a otros clientes. Pero lo asumimos, sobre todo en los tiempos que vivimos.

¿Es el precio de la seguridad? No, a la larga, es el precio de la «comodidad«.

Debemos tener claro que mas tarde o más temprano las empresas cierran, se reinventan o se renuevan, los clientes no son para siempre y pueden cambiar de empresas en las que confían. Por lo que no debemos quedarnos atrás, «renovarse o morir», porque llegará el momento en el que tendremos que dejar que la creatividad fluya por nuestra actividad de nuevo. Es muy posible que nos hayamos quedado estancados al hacer siempre el mismo tipo de trabajo, con los mismos clientes, en el mismo sector de actividad.

Es muy posible que hayamos perdido empuje, ideas y creatividad.

Aprovechemos lo que ya hemos hecho para volver a actividades creativas. Recordemos que la formación, el tiempo y la experiencia generan la chispa, generan creatividad, producen ideas. El conocimiento es una fuente de creatividad muy valiosa y muy necesaria para mostrar lo mejor de nosotros mismos. Algo que debemos sacar fuera, para que nos reconozcan, para que nos identifiquen. Hay que volver a «venderse» y hacerlo mejor que antes, ya que la competencia, cada vez es más dura.

Debemos actuar.

plan-de-negocios-2-2

Comienza el año y con él hay que realizar una planificación comercial que abarque gran parte del año y luego mantener las relaciones con los clientes a través de los canales de comunicación. Recordemos que para algunos sectores de actividad la estacionalidad está muy definida y habrá numerosos candidatos a llevarse el trabajo, por lo que, de nuevo, la creatividad será lo que nos diferencie de la competencia, deberá ser la punta de lanza de nuestro plan comercial.

No podemos huir del problema y la ansiedad, que en muchas empresas, produce la ejecución de un plan comercial. Tenemos multitud de herramientas nuevas, gracias a las nuevas tecnologías, para poder tener una toma de contacto con clientes potenciales y lograr que nos conozcan mejor y más rápidamente. Al igual que podemos identificar qué sectores y nichos de mercado son más idóneos de afrontar. Tampoco debemos perder la oportunidad de saber usarlas para estar al día, nuestros clientes así lo exigen y serán muy necesarias para complementar sus acciones de marketing.

Usemos las nuevas tecnologías.

Pero, no debemos cometer el error de pensar que con las simple aplicación de las nueva tecnologías nuestro problema y nuestra labor comercial ya están solucionadas. Tenemos tener claro que las necesidades de comunicación no deben ser un objeto en si mismo. No podemos únicamente interactuar en las redes y potenciar nuestro posicionamiento en internet. Al final, nos «vampiriza» todo el tiempo. Utilizar las redes sociales como única salida es un planteamiento erróneo.

También hay que salir a contarlo.

marketingcloud1

 

Louis siguió huyendo y vagando solo por el resto de la eternidad y Lestat siguió disfrutando de todo aquello a lo que él no se enfrentaba o no era capaz de abarcar.

Hemos comenzado una nuevo año, hemos puesto en orden nuestras cosas, hemos puesto al día nuestra organización, y ahora, debemos enfrentarnos a uno de nuestros grandes retos, generar ventas, generar trabajo, generar actividad. Es el momento de buscar nuevos clientes, nuevos retos profesionales. No podemos estancarnos en hacer lo mismo para los mismos clientes. No podemos ponernos «en fuga» cada vez que oímos algo sobre la realización de labores comerciales. No podemos dejar que la competencia, como Lestat, se quede con todo.

Es la hora de salir, de atender, de compartir y buscar nuevos retos a través del marketing.

Como decía Jay Conrad Levinson: «el marketing es la verdad convertida en algo fascinante«.

¿Lo hacemos contigo?

Jorge Jiménez Suárez

 

Ene 14, 2014

Potencia tu contenido, crea sinergias.

Lunes por la mañana.

En el colegio.

Ese día estábamos más revueltos de lo normal.

En todos y cada uno de los sucesivos recreos de la mañana se oían los gritos de los niños y entre todos ellos una palabra se oía con mayor claridad. Llevábamos un par de horas mirándonos, haciéndonos guiños, sonriendo y gesticulando todo lo que podíamos sin que nos pillaran. Estábamos ansiosos por salir a recreo y desahogarnos.

Al final sonó el timbre y salimos al patio a la carrera, al grito de:

– «¡Saporosky!» –

Los pasillos, las escaleras y el patio eran un clamor: «Saporosky, saporosky, saporosky…»

Rápidamente se hicieron dos grupos de cosacos y polacos «blandiendo» espadas imaginarias luchando en épica batalla…

taras-bulba-1962_68055

El día anterior habíamos visto todos la película. Nos dejamos llevar por la emoción de ver como Taras Bulba junto con su hijo, toma el mando de los cosacos y los conduce hacia Dubno, donde los polacos les esperan. Las chicas de nuestra clase tampoco se quedaban atrás, las que no luchaban curaban a los «heridos». Además, todas se enamoraban del mismo y también «morían» con él…

En aquella época sólo había dos canales de televisión y muy pocas posibilidades de que no se viera el otro canal a la hora de las películas de los sábados o los domingos por la tarde. Por lo que, cuando nos veíamos en el colegio siempre hablábamos de las mismas películas, de las mismas series, de los mismos programas. Los anunciantes lo único que tenían que hacer era tener presupuesto y una buena creatividad para estar al alcance de unas audiencias masivas.

Actualmente, está todo mucho más disperso. La dispersión de los medios audiovisuales se ha atomizado aún más por la explosión de internet y las redes sociales. Conseguir un gran impacto con una campaña es mucho más difícil, con y sin presupuesto. Hay que afinar más y buscar otro tipo de relaciones con los clientes.

La semana pasada tuve la oportunidad de reunirme con un colaborador al que le tengo un gran respeto por sus conocimientos, por su estilo y por su calidad de trabajo. Estuvimos analizando la posible estrategia y planificación de un cliente al que debíamos preparar una buena presentación con una ilusionante propuesta de trabajo.

Al hablar del plan de acción en social media, le hablé de mi idea acerca del contenido, de la calidad del mismo y la frecuencia de su publicación.  También atisbé en qué redes sería más adecuado hacerlo, aunque deberíamos ceñirnos al estudio de mercado on line previo para dejarlo todo más definido.

Al cabo de un rato, se giró y me dijo:

– «De acuerdo Jorge, el contenido es el rey

– «Pero, ¿de qué nos sirve tener un contenido de calidad si no generamos sinergia?» –

Tenía razón y no se refería a viralidad, eso vendría más adelante si las campañas de contenido calaban y llegaban a donde tenían que llegar.

¿Qué es sinergia?

Ni más ni menos que el resultado que se obtiene con el trabajo, la aportación o la transmisión de contenidos de dos o más usuarios actuando en conjunto. Normalmente, el logro es mayor de lo que se podría esperar si simplemente sumáramos las acciones de los usuarios, seguidores o fans por separado o de forma individual.

Mi colaborador y amigo tenía razón, debíamos contar, además del contenido, con el trabajo de un buen Community Manager para generar el compromiso, el engagement necesario, para  garantizar el éxito de la planificación y la estrategia. Alguien que supiera transmitir la imagen de marca, que creara buen ambiente en las redes y unificara las interrelaciones. Alguien que, en definitiva, aunara los esfuerzos, canalizara la comunicación y lograra que el espíritu del cliente, la marca o la firma fuera adoptado como propio.

synergy

Aquel recreo y muchos otros, «los polacos» fueron cayendo ante el espíritu transmitido, el trabajo en equipo y por supuesto, del empuje de los «cosacos«.

Sin desmerecer el contenido, no recomendamos planificar una estrategia, ni ejecutar un plan de acción en redes sociales sin la necesaria creación de sinergias entre los usuarios, entre las personas.

Sin relaciones de sinergia, estaríamos divididos y seríamos débiles, seríamos vulnerables. Nos faltaría algo, como al comandante polaco.

Y recordemos que «la unión hace la fuerza«.

¿Te unes?

Jorge Jiménez Suárez

Ene 8, 2014

El contenido, tu mejor presentación.

El arañazo había sido muy profundo. Del rostro de Danny comenzaba a manar sangre.

– ¡Oh! ¡Mirad, mirad! –

Los comentarios de sorpresa y los gritos de asombro del gentío iban en aumento.

– ¡No es un dios! –

– ¡No emanaban rayos de luz de su interior! –

Sólo era una persona que sangraba como cualquier mortal.

La suerte estaba echada. Les habían descubierto.

Estaban condenados

Daniel Dravot  y Peachy Carnehan, eran muy aventureros, ex miembros del ejército de Su Majestad y muy unidos por una fuerte amistad. Gracias a un colgante que lleva Dravot con el emblema del compás, la plomada y el ojo, los monjes de la región de Kafiristán le otorgan el título de sucesor de Alejandro Magno, que había legado un sello secreto idéntico a sus antepasados. Y con ello habían urdido un engaño para conquistar el pequeño reino y convertir a Daniel en su rey.

Pero les habían «pillado» y a pesar de un inicio prometedor, al final, acabaron mostrando lo que había en su interior, lo que eran en realidad, lo que llevaban dentro. Y, como en la mayoría de los casos de éxito fulgurante, la vanidad y los delirios de grandeza fueron los causantes de su fracaso.

homme-voulut-etre-roi

(Imagen: El hombre que pudo reinar – Columbia Pictures)

En nuestra vida, en nuestra profesión, en nuestro camino, desgraciadamente, nos encontramos con casos, personas o empresas parecidas o en similares circunstancias. Detrás de lo que creíamos algo serio, con una buena imagen, con una buena fachada, descubrimos que nada es como realmente pensamos, no hay nada en ellos, están vacíos. Clientes, proveedores o personas que en un principio transmiten una posición, un rol que no se corresponde con lo que finalmente son. Y lo peor de todo es que hemos contribuido, sin saberlo, a agrandarlo.

Hemos vendido humo, hemos perdido el tiempo y en algunos casos, hemos podido perder dinero.

¿Cuántas veces hemos compartido un dato, un conocimiento, una noticia o un comentario de alguien del que confiamos dándolo por bueno por el simple hecho de venir de quien viene?

Trasladándolo a internet y a las redes sociales, si algo aprenderíamos de todo esto, es que seríamos muy cuidadosos a la hora de otorgar nuestra confianza en el futuro. Y, por supuesto, no daríamos por buena la recomendación, el conocimiento, o el contenido compartido sin mirarlo, sin corroborarlo, sin contrastarlo.

Si algo es clave en una estrategia de marketing digital, ya no sólo es estar presente en internet a través de una web y utilizar algunas técnicas de SEO para que nos localicen o las campañas de pago o SEM. Se estima que actualmente el 70% del posicionamiento de una marca o de una empresa se debe a la generación de buenos e interesantes contenidos a través de blogs corporativos o a través de la dinamización de los mismos en redes sociales.

Cada marca, cada empresa, cada perfil o cada persona tendrá su estilo y su manera de comunicar. Serán noticias, serán fotos, serán recomendaciones, serán canciones, serán vídeos, serán promociones, pero siempre deberán ser reales y con un cierto toque de autenticidad, con una imagen definida, con estilo.

Ante todo se debe evitar la mala copia, el plagio, y por ello, hacemos referencia de la cita de Herman Melville, recordada la semana pasada en un diario digital de social media: «es mejor fracasar en la originalidad que tener éxito en la imitación».

curacion-de-contenido

Nuestros protagonistas finalmente, tenían algo más para mostrar, pero cuando lo hacen es tarde. Al menos, logran convertir su final en un canto a la camaradería, al afecto y a la comprensión. Nos muestran una amistad y una fidelidad capaz de sobrevivir a la muerte.

A pesar de los baches del camino, nos seguiremos esforzando en generar día a día contenidos amenos, formativos e interesantes. Con nuestra imagen, con nuestra fuerza, con nuestro estilo. Sin olvidarnos que el contenido es el rey.

¿Comenzamos?

Jorge Jiménez Suárez