Browsing articles from "febrero, 2014"
Feb 28, 2014

Pasión analógica, pasión digital.

Según los médicos no había ninguna esperanza de que volviera a caminar.

Prácticamente había conseguido su sueño, había llegado a ser futbolista profesional, había conseguido ser el portero del Real Madrid. Sus compañeros eran los mejores futbolistas de la época. Estaba a punto de terminar la licenciatura de Derecho, pero un desgraciado accidente acabó con su pasión: el fútbol.

Durante los dos años de convalecencia tuvo la suerte de que la persona que le atendía en el hospital le regalara una guitarra para ejercitar los dedos. A partir de ahí, su creatividad a la hora de componer poemas, su constancia y el apoyo incondicional de su familia, hicieron el resto para que pudiera dedicarse a su nueva pasión: la música.

Lvsi

 (Imagen film: «La vida sigue igual» de Columbia Pictures)

Para ser un cambio demasiado traumático podría parecernos que fue una evolución rápida. Nada de eso. El estar postrado casi dos años en una cama y las secuelas posteriores no tuvieron que ser un trago fácil de llevar. Además de algunos años más de esfuerzo para consagrarse como estrella de la música.

En los últimos años, en el mundo de la comunicación, nos ha sucedido algo parecido. Si bien es cierto que bastante menos traumático, sí se ha producido una evolución, una transición, un cambio en nuestra forma de comunicarnos. Nos hemos ido incorporando poco a poco al mundo digital.

Internet ha abierto la puerta a las nuevas tecnología, a otras forma de entendernos y de comunicarnos. También ha provocado que se creara una brecha generacional con respecto al uso que hacemos de las nuevas tecnologías, entre nativos digitales e inmigrantes digitales. Aunque, desde nuestra modesta opinión, la mayoría, aún somos «pioneros digitales«.

La evolución de los mensajes comerciales, publicitarios y de marketing se han ido separando paulatinamente en el mundo off line, tradicional o analógico y el mundo on line, tecnológico o digital.  Todas las personas, empresas y agencias han sido testigos y participan de este cambio que afecta a nuestras vidas cada día más. En el mundo de la comunicación los canales on line le comienzan a ganar la partida al mundo off line.

shutterstock_101783026

(Imagen Shutterstock)

Ante la duda por cual de ellas apostar, sólo diremos que las dos grandes ventajas que catapultan al mundo digital sobre el analógico son:

1. Es asequible.

Lo que hasta ahora era accesible a uno pocos a base de presupuesto, se ha convertido en un mundo abierto a todas las personas. Se ha popularizado, es más humano.

2. Es completamente medible.

Gracias a todas las herramientas de analítica se pueden controlar todos los impactos de nuestra comunicación en todos los sentidos, lo cual produce cierta sensación de rentabilidad o de retorno de la inversión con facilidad.

La semana pasada tuvimos la maravillosa oportunidad de asistir a un curso impartido por Juan Merodio, una persona que apostó por el mundo on line desde hace más de 15 años. Lo que para él fue una elección importante en su día, ahora es una alternativa más para los demás compañeros de profesión. Gracias a su continua búsqueda de soluciones, personas como él, van allanándonos el camino para integrarnos en el mundo digital. Como él dice: «hay que buscar un continuo ensayo y error, es más, de cada diez cosas que pruebo, ocho no me valen y dos las aplico y las incorporo a mi actividad habitual«.

Nosotros, seguimos aprendiendo y trasladando nuestra experiencia. Pero no debemos dejar de lado el mundo off line, aún tiene mucho que decir. Es más, a día de hoy, la combinación de ambas, off line y on line, siguen siendo la mejor garantía del éxito de una buena campaña de comunicación.

online-offline-marketing-strategy

Julio Iglesias, luchó, peleó, se esforzó y dejó el mundo del balón con una canción. Apostó por otro futuro y triunfó, aunque nunca olvidó, ni dejó de evocar, su otra pasión.

Gracias Julio nos encanta lo que haces.

Aunque los cambios suelen ser progresivos y no traumáticos, no debemos encogernos de hombros y quedarnos mirando, debemos continuar nuestro camino. Pero hay que probar, hay que experimentar, hay que avanzar, hay que prosperar. Eso sí, sin olvidarnos de nuestra verdadera pasión, hacer bien nuestro trabajo, ni de lo que supone el mundo que hasta ahora hemos conocido.

Sigamos adelante e incorporemos todo lo nuevo y lo que nos queda por conocer.

Y como dice Juan Merodio: «el marketing en internet es como ligar«…

¿Ligamos?

Jorge Jiménez Suárez

Feb 19, 2014

Plan de acción, camino de la eficiencia.

Habían sustraído el alma de su cuerpo antes de certificar su muerte.

Había llegado al cielo por error y al reenviarlo a la tierra su cuerpo estaba incinerado.

Ya no podía volver a ser el mismo, pero necesitaba volver.

Joe Pendleton era un famoso quaterback del equipo de Los Angeles Rams. Su máxima ilusión era ganar su partido de la Superbowl. Dias antes de la final, dando un paseo en bicicleta, sufre un accidente y es atropellado por un camión. Su ángel de la guarda acompaña su alma al cielo pensando que su muerte es segura. Se descubre el error, pero su cuerpo ha sido incinerado, por lo que su espíritu tendrá que ocupar, temporalmente, el cuerpo de un millonario recién asesinado hasta encontrar el cuerpo idóneo para que todo vuelva a tener sentido para Joe.

heaven03

(Imagen Paramount Pictures)

En cuestiones de atención al cliente durante una campaña determinada se pueden cometer varios tipos de errores: el fracaso de un proyecto, el desastre de una campaña, el «fiasco» de una determinada promoción. Suele ser el error más común, el que más ruido hace, del que todo el mundo habla y lo peor de todo, por el que seremos siempre recordados.

Aunque también hay otro tipo de fallos que provocan errores de cálculo en la consecución de nuestras acciones y que han supuesto un aumento de coste innecesario en la ejecución de una campaña. Este tipo de problemas suelen estar ligados a la calidad de las personas a las que se les confía el proyecto: su preparación, su formación, su actitud, su personalidad, etc. Mas discretos, pero igual de peligrosos.

Actualmente, la competitividad y el exceso de celo por atender a un cliente, generan un acortamiento de los plazos en la realización de los trabajos y una reducción de presupuesto considerable para la ejecución del mismo. Aún a sabiendas de este hecho, solemos aceptar la misión encomendada. Como consecuencia de ello, es muy probable, que las prisas puedan hacer que nos precipitemos y acabemos cometiendo errores si no estamos acostumbrados a trabajar bajo presión y no sabemos manejar los tiempos.

¿Cómo podemos evitar esta situación?

Guiándonos por nuestra experiencia y ejecutando un plan, de la manera más efectiva y lo más rápidamente posible. Es decir, con eficiencia.

¿Cómo se elabora un plan de acción eficiente?

1. Identificando el problema o la necesidad con claridad. Para ello es necesario tener una reunión pormenorizada con nuestros compañeros, colaboradores y clientes para conocer todo al más mínimo detalle para definir bien el proyecto.

2. Establecer una estrategia o línea de comunicación, es decir, por ejemplo, si se va a realizar a través de diferenciación, especialización o «súper especialización, en off line, en on line o en ambas…

3. Definir objetivos. ¿Qué queremos conseguir al elaborar un plan de acción? Por ejemplo los objetivos más comunes suelen ser: darse a conocer, lanzar un producto, vender más, dar a conocer un servicio, crear una línea corporativa o una marca atractiva…

4. Definir acciones concretas para que se conviertan en soluciones a problemas concretos. ¿Cómo lo vamos a hacer? Por ejemplo, estudios de mercado on line, crear contenidos en redes sociales, emailing, presentaciones, generar tráfico web, campañas de SEO, imprenta corporativa, eventos, merchandising

5. Marcar plazos. ¿Cuánto tiempo es necesario? Cada acción debe tener su plazo claramente definido. Por ejemplo, un presupuesto, dependiendo de la envergadura del mismo, puede ser de días o una semana, una planificación completa puede ser realizada en un par de semanas, un estudio de mercado entre dos y tres semanas, y así todas y cada una de las fases definidas.

6. Ejecución, control y obtención de datos para la verificación de los resultados de la acción durante su ejecución y una vez finalizada. Analítica web en su caso.

Para la realización con éxito, ante todo, hay que procurar no saltarse ningún paso. Y dar el margen suficiente para poder presentar una planificación efectiva, una planificación eficiente, que logre encajar todas las piezas del puzzle con armonía.3864547_orig

Joe tenía un plan: jugar y ganar como fuera aquella superbowl aunque fuera en otro cuerpo.

Lo consiguió.

Nosotros tenemos el nuestro: servir cada día eficientemente a nuestros clientes. Porque tenemos claro, que, quizá, el cielo pueda esperar, pero nuestros clientes no.

¿Hacemos un plan?

Jorge Jiménez Suárez

Feb 12, 2014

No dudes, demuestra lo que vales.

Mientras en el patio de armas del castillo, Madmartigan y Sorsha  luchaban contra el General Kael, Fin Raziel yacía en el suelo inconsciente y fuera de combate.

Ella, la malvada bruja se giró hacia él.

– «Y tú, ¿quién eres?» – dijo Bavmorda.

– «Soy Willow, y soy un mago extraordinario» – contestó mientras la lanzaba una fruta hechizada.

Triturándola en su mano, le interpeló de nuevo Bavmorda:

– «Y esto… ¿es todo lo que puedes hacer, Willow? Ja, ja, ja…. Pon a la niña en el altar para poder terminar el ritual» –

– «¡No! ¡No lo haré! La mandaré a un lugar lejano, fuera de tu alcance…» – gritó Willow.

– «Eso es imposible, no me hagas perder más tiempo» –

Y usando un sencillo truco para hacer desaparecer y ocultar cerditos, Willow hace «desaparecer» a Elora. Bavmorda asombrada y engañada por la «magia» de Willlow queda atrapada en su propio hechizo. Llegó su fin.

WILLOW

 (Imágenes: Willow de la Metro-Goldwyn-Mayer)

Elora Danan, la niña bebé, había elegido a Willow como su guardián y protector, que, además de su varita mágica, cuenta con la ayuda y el apoyo de varios amigos que se unen a su camino para compartir con él esta increíble aventura.

¿Cómo un personaje tan «pequeño» pudo ser capaz de realizar con éxito su misión?

Simplemente asimiló su nueva situación, se adaptó a las circunstancias, las afrontó con valentía, utilizó las herramientas y conocimientos que tenía a su alcance, supo sacar partido de ellas y no se rindió. Confiaba en sí mismo, tenía un sueño e hizo todo lo posible por conseguirlo.

Y lo logró.

Esta agencia, hace un año y medio que decidió reinventarse, y supo ir aprendiendo para adaptarse al cambio de generación en el que estamos inmersos. El traspaso de acciones de marketing del mundo tradicional, u off line, al mundo digital, u on line, están siendo una de nuestras misiones mas importantes.

Como hemos dicho muchas veces en diferentes entradas de este blog, el mundo digital es un mundo por inventar, no es una ciencia exacta. Internet es una fuente inagotable de conocimientos, en el que a diario, surgen nuevas oportunidades de negocio. Gracias a la tecnología, se pueden llevar a cabo ideas, ejecutar proyectos y transmitirlos a través de las recomendaciones y relaciones de sinergia que se producen en las redes sociales. Donde la comunicación fluye, donde la publicidad y el marketing está al alcance de todos. Donde el trabajo de marca personal e institucional puede difundirse con fluidez. Un lugar donde es posible mejorar la calidad de trabajo buscando la excelencia, mejorar la atención al cliente generando confianza al agilizar los procesos, al mostrar cercanía con los usuarios y clientes, al darles una rápida solución. Con todo esto, lograrán generar valor, diferenciarse y ganarse una reconocida recomendación.

Pero ante todo, somos personas. No hay que olvidar que detrás de cada trabajo, de cada acción, de cada producto o atención, hay una persona. Las empresas, las organizaciones, las corporaciones están compuestas por la labor de las personas que las conforman. Son las personas las que marcan el estilo, los procedimientos y la identidad de las mismas, y no al revés.

Cuanto más auténticas sean las personas, más auténtico será todo lo que hace y más lo será su empresa o su negocio.

Escribir

Willow recibió, en agradecimiento por realizar con éxito la misión que le fue encomendada, un premio, un libro mágico, un libro elaborado con infinidad de conocimientos y sabiduría, un libro enriquecido con el trabajo y la experiencia de los años. Un libro que le seguiría abriendo las puertas del futuro.

Acabamos de cumplir 3 años en esta agencia como sociedad limitada, aunque, ya llevábamos tres años más funcionando como autónomos. Son muchas las misiones que hemos cumplido, son muchos los compañeros que han compartido nuestro camino y son muchos los clientes que han confiado en nuestro trabajo. Esperamos haber estado a la altura.

Como decía Teresa de Calcuta, «la mayor satisfacción es el deber cumplido«.

A todos vosotros os damos, de todo corazón, las gracias por compartir nuestro «camino«.

Aún nos queda mucho camino por recorrer.

¿Lo escribimos juntos?

Jorge Jiménez Suárez

Feb 6, 2014

Mantén el control, pensemos en el futuro.

-«¡Oh! Lo siento.» – Susurró Harry.

-«¡Has conseguido que me avergüence de mi vida!»- Dijo Karen.

Discutían en aquel escenario poblado de gente sin que se enteraran los niños.

Karen, había descubierto el pastel, y lo sabía todo: Harry  tenía una aventura con una secretaria de la oficina.

Karen era una mujer sacrificada, luchadora, abnegada, cargada de paciencia. Dedicada al cuidado y educación de sus hijos, al día a día doméstico, al trabajo mas desagradecido y menos reconocido. Había sacrificado su vida y su proyección profesional por su familia y apoyar la carrera de su marido, pero…no todo era como pensaba.

Pero…tenia un don: era fuerte.

Era capaz de aguantar, de soportar, de sobrellevar uno de los golpes más duros de la vida como es perder la confianza en su pareja, el padre de sus hijos, seguir conviviendo con ello, no demostrar el dolor y seguir sonriendo.

¿Cuál era su fuerza?¿Cuál era su motor?

La felicidad de sus hijos.

Sólo pensaba en ellos, sólo pensaba en el futuro.

love-actually-2003-23-g

(Imagen Love Actually – Universal Pictures)

…el futuro.

Muchas veces hemos citado aquí a Peter Drucker, aquel que dijo: «no hay mejor manera de predecir el futuro que construirlo uno mismo». Y volvemos a recordar a José Manuel Velasco, que en la pasada edición de #HEMESIC  decía que: “las agencias y los profesionales del marketing debemos estar más cerca de la visión que de la misión”.

Pero la vorágine de trabajo nos come, nos engulle, nos devora. Estamos tan metidos en nuestro día a día que tenemos pocas oportunidades de hacer una pausa, tomar aire y ver lo que hay a nuestro alrededor. Y mucho menos a poder planificar y prever el futuro con tranquilidad.

Metidos en nuestro versátil y laborioso trabajo, donde, hasta el más mínimo detalle cuenta, vivimos una vertiginosa aventura que muy pocos ven y muy pocos valoran. El buen trabajo, las buenas campañas, la buena atención al cliente, son el mejor ejemplo que podemos dar a todos aquellos que comparten nuestra profesión. El fallo o el error en el más mínimo detalle producen la desconfianza del cliente. Y como consecuencia, podemos provocar que se marche y deje de solicitar nuestros servicios.

Un día nos podemos encontrar con la desagradable «sorpresa» de que nada es lo que parece y el cliente al que tanto cuidábamos se marcha y busca otros equipos profesionales. No nos hemos dado cuenta y delante de nuestras narices ha estado buscando otras alternativas de servicio. No hemos tomado en cuenta sus necesidades y las ha buscado por otros medios. Quizá fue un error lo que desató la desconfianza, quizá fuese la forma de atenderle, quizá buscaba otros puntos de vista y no fuimos capaces de dárselos. Es posible que el cliente no supiera ver o no supiera valorar nuestro trabajo, nuestro esfuerzo, nuestra dedicación. Aunque es más probable que no supiéramos comunicarnos.

Pero a pesar de todo, en la mayoría de los casos nos tiene cariño y de alguna manera quiere tenernos cerca. No perder el contacto. El tiempo ha creado una estrecha relación al que se le han añadido «nuevos alicientes». Pero ese no es el camino. Es mejor eliminar cargas y buscar nuevos horizontes, nuevos retos, nuevas aventuras. Salir fuera, tomar el control de nuestras acciones y crear nuevas relaciones de confianza con otros que valoren nuestro trabajo.

Y sobre todo: aprendamos de los errores para no volver a cometerlos.

fotolia_11720107

(Imagen derechos Fotolia)

Harry le preguntó a Karen:

– «¿Te vas a marchar?» –

Karen le contestó con una pregunta:

– «¿Te quedarías sabiendo que la vida siempre será un poco peor

Se suele decir que casi todo lo que se hace mal, se puede hacer peor con poco esfuerzo, tratemos de evitarlo.

Como decía mi padre, «lo verdaderamente difícil, es hacer bien las cosas«.

Hagamos que las cosas sean mejores. Pensemos en el futuro.

¿Lo hacemos juntos?

Jorge Jiménez Suárez