Browsing articles from "mayo, 2014"
May 28, 2014

Estrategia, trabajo en equipo.

Tom se había citado con Lewin, su jefe de equipo, a cenar acompañados de sus esposas.

Nada más saludarse trató de hablar sobre lo que había sucedido, pero:

– “Tom me lo ha contado todo y le apoyo al cien por cien” – Mintió Susan.

– “De acuerdo, esta bien” – dijo Lewin.

Y se sentaron todos a la mesa a disfrutar de la cena.

La posición de Tom estaba siendo cuestionada, la denuncia por acoso ocultaba otro tipo de intenciones dentro de la organización, era una trampa, era un señuelo. El director general de la empresa, acababa de contratar a Meredith Johnson, antigua novia de Tom para ser su nueva jefa, para tenderle una trampa y ocultar un desastre en un nuevo proyecto de la empresa intentando que Tom aparezca como el único culpable.

Organización y apoyo

¿Cuál era la intención de la dirección de la empresa al hacer todo esto?

¿Podían haber perdido el sentido y autodestruirse?

Por raro que parezca, en las grandes organizaciones se suelen producir una serie de movimientos que ponen en duda el estado emocional y la coherencia corporativa. No vamos a negar que dentro de este tipo de empresas hay muchos intereses y objetivos que van trazados en un plan estratégico, pero realmente, en la mayoría de las ocasiones sus empleados, sus equipos, sus componentes, no entienden lo que pasa y se ven sobrepasados por los acontecimientos.

Para que esto no ocurra se deben trazar estrategias correctas.

Normalmente, se suelen aplican tres tipos de estrategias:

Estrategia corporativa

Siendo esta en la que se generan ventajas comparativas en el mercado, es decir, aquellas que aseguran que el centro de mando añada valor al conjunto de negocios de la corporación. Y este valor añadido o ventaja adicional se deberá gracias a que forman parte de un grupo de empresas en lugar de competir cada negocio de manera independiente en sus respectivas industrias.

También definirá en qué mercados se quiere operar, es decir, si se apuesta por la internacionalización, la diversificación de negocios o la integración vertical a lo largo de la cadena de valor. También, abre las posibilidades de elegir las diferentes formas de crecer a través de adquisiciones, fusiones, alianzas estratégicas o a través de desarrollo interno o crecimiento orgánico.

Estrategia competitiva

Que es la propia del mercado en el que se opera. Es decir, donde se definen los objetivos y las políticas necesarias para lograrlos. Por supuesto, sin olvidarnos del profundo conocimiento de la competencia. Habitualmente la conocemos como estrategia empresarial y podemos distinguir las tres más habituales: liderazgo en costes, diferenciación y especialización.

Estrategia funcional

Que es aquella que está más ligada a los equipos de gestión: cómo se aplican los recursos, cómo se gestionan el personal, cómo se ajustan los costes, como de acotan los plazos, etc…

Todas estas estrategias deberían tener un objetivo y un sentido claro, salvaguardar los valores corporativos, conocer la misión de la empresa, tener visión de futuro y hacer una propuesta de valor duradera.

Una estrategia acertada debe diseñarse a medida del equipo que se tiene para aprovechar sus puntos fuertes, así como elegir el momento idóneo de aplicación. Y por supuesto, debe mantener el empuje, la ilusión, el entusiasmo y la motivación de todos y cada uno de sus miembros.

Estrategia empresarial

Susan y Tom, después de la cena, hablaron de ello, viendo la gravedad del incidente y el caríz que estaba tomando el asunto y a pesar de sus diferencias, decidieron contratar una buena abogada, luchar juntos por su honor, por su dignidad, por su familia y recuperar su estatus. Además, contaron con la inestimable ayuda de un @migo que les dio las pautas correctas para lograr su objetivo con éxito.

Podemos estar de acuerdo o no, en dar libertad de actuación a los directivos de una organización, pero con responsabilidad. Todo debe formar parte de una clara estrategia. Antes de tomar decisiones poco acertadas, se debe atender a las necesidades de cada uno de los componentes del equipo, ya que es una de las mejores estrategias que una empresa puede llevar a cabo. Si no se sabe o no se puede elaborar una estrategia clara, es mejor dejarse asesorar o buscar nuevos equipos profesionales que puedan garantizar el futuro de la corporación.

¿Necesitas un @migo?

Haremos buen equipo.

Jorge Jiménez Suárez

 

 

May 21, 2014

Analiza la competencia, diferénciate.

– “Obi-Wan no te dijo lo que le pasó a tu padre” – dijo Darth Vader.

– “¡Me dijo lo suficiente! ¡Dijo que tú le mataste!” – gritó Luke.

– No. Yo soy tu padre“. – Le dijo de nuevo conciliador.

– “¡No, no  es verdad! ¡Es imposible!” – Luke estaba desconcertado.

– “Analiza tu interior, sabes que es cierto…” – Sentenció Vader.

Después de utilizar todo tipo de trucos y artimañas para intentar atrapar a Luke, el caballero negro logró enfrentarse a él atrayéndole a la Ciudad de las Nubes. En el duelo de espadas láser, Luke pierde su mano derecha y Vader le revela la dura realidad y le ofrece unirse a él para derrotar al Emperador, y juntos, gobernar la galaxia.

La sorpresa y la impotencia eran palpables en él.

¿Cómo era posible? ¿Nadie le pudo contar la verdad completa?

Finalmente, Luke Skywalker, no lo puede admitir y escapa saltando al vacío para buscar una nueva oportunidad.

Analiza la competencia 2

El imperio contraataca – 20th Century Fox

Como nos gustaría poder escapar y que alguien nos rescatara después de meter la pata en el trabajo. Son tantas veces las que cometemos errores por falta de información y de conocimiento. Esta escena, una de las más famosas de la historia del cine, se viene repitiendo a menudo en muchos decorados profesionales. Un ejemplo de que los acontecimientos superan al protagonista de la historia por no tener toda la información necesaria para lograr sus objetivos.

¿Qué debemos hacer para evitar esta situación?

Un análisis pormenorizado de la competencia y del mercado en el que trabajamos o trabaja nuestro cliente. Debemos conocer la situación, el mercado al que nos vamos enfrentar, y sobre todo, a la competencia.

¿Cómo debemos hacerlo?

Para realizar un buen estudio de la competencia, lo primero que se debe intentar es estar bien informado, con fuentes fiables y con la utilización de las herramientas correctas de investigación comercial.

¿Qué pretendemos lograr?

Primero y muy importante, saber dónde y con quién competimos o compiten las empresas que depositan su confianza en nosotros. Debemos conocer con quien “nos jugamos los cuartos”. Saber cuál es su elemento diferenciador o ganador para poder contrarrestarlo.

Segundo, lograremos detectar oportunidades de negocio o nichos de mercado que podamos explotar allí dónde nuestros competidores no llegan para poder distinguir todos aquellos elementos en los que nos podamos diferenciar. esto último como tercer logro de nuestra investigación.

Por último, el cuarto logro sería poder prever la posible reacción de la competencia, a la que nunca debemos subestimar, porque por eso han llegado hasta donde están. Sin desestimar que hay otro tipo de competidores indirectos que tratarán de ocupar el mismo espacio de mercado con productos o servicios diferentes o sustitutivos. Lo que denominamos la competencia indirecta.

¿Qué debemos evitar?

Si en la mayoría de los casos nos sirve para avanzar en nuestra estrategia, en este caso, fiarse de la intuición o de la primera impresión, puede ser un gran error. Debemos ser exquisitamente rigurosos con el análisis de los datos y de los hechos.

Gracias a todo esto habremos realizado un estudio detallado y fiable del mercado y la competencia.

¿Qué recomendamos?

1. Saber diferenciarnos a través de técnicas de benchmarking, es decir, “hacer que todas las ventajas comparativas de nuestra competencia pasen a formar parte del producto o servicio que ofrecemos.”

2. Tener clara la estrategia y puesta en marcha de las políticas adecuadas en la utilización de las 9 pes del marketing.

3. Apostar por una excelente atención al cliente que convierta nuestro producto o servicio en una experiencia para el usuario o consumidor.

Competitor Analysis

Luke tuvo aceptar la verdad  y utilizarla para poder conocer en todo lo posible a su peor enemigo: su padre. Para poder vencerlo siguió buscando la verdad, analizándolo a él y todo el Imperio. Gracias a ello y al apoyo de sus aliados, su hermana y sus amigos, pudo derrotarle finalmente y restablecer la paz.

La falta de información rigurosa sobre el mercado en el que actuamos y sobre la competencia a la que nos enfrentamos en el día a día produce muchos costes materiales y emocionales. Si intentamos tener éxito en nuestras acciones en un nuevo mercado o en un sector en continua evolución, es preciso realizar un estudio pormenorizado de nuestra competencia, buscar la manera de poder diferenciarnos y saber explotar nuestras ventajas comparativas.

Seguiremos apostando por la investigación comercial, la correcta planificación estratégica y el análisis de los resultados obtenidos.

¿Lo hacemos juntos?

Jorge Jiménez Suárez

May 15, 2014

Confianza, mensaje efectivo.

– “Te quiero, Molly” –

– “Idem, Sam” –

Gracias al haz de luz podía ver su cuerpo, besarle y despedirse de él. Gracias a la intermediación de Oda Mae, habían podido comunicarse por última vez. Gracias a la confianza de los tres, su desgracia se había tornado en triunfo, en victoria, en felicidad, en satisfacción.

Molly y Sam eran una pareja feliz.

Por lo que parece un desgraciado capricho del destino, Sam muere de un disparo a manos de un ladrón a la salida del teatro. Sam descubre que ya no se encuentra en el mundo de los vivos y que su muerte no es tan casual como parece. Su intimo amigo y socio ha urdido un plan para robar una importante cantidad de dinero y debe introducirse en la vida de Molly quitando primero de en medio a Sam. Este, en su afán por avisar a Molly de los peligros que corre, buscará la manera de comunicarse con ella, buscará ayuda, buscará un intermediario, buscará a alguien que pueda sintonizarlos, alguien que pueda lograrlo, alguien en quien puedan confiar.

Confianza Ghost 2

En nuestro afán por la formación y la mejora continua, estas últimas semanas, hemos tenido la oportunidad de asistir a unos cursos impartidos por unos excelentes compañeros de profesión para el perfeccionamiento de programación de páginas web en WordPress y posicionamiento en internet.

En uno de ellos, el responsable del curso, incidía mucho en la correcta aplicación del modelo AIDA a la hora de planificar la comunicación de la empresa. No entramos a debate sobre el tema, pero si bien es un modelo con más de un siglo de vigencia, al igual que otras herramientas de marketing, puede quedar obsoleto si no incluimos alguna variable más.

El modelo tradicional, enunciado por Elias St. Elmo Lewis en 1898 constaba de cuatro elementos:

Atención, Interés, Deseo y Acción.

Centrándonos en el modelo, la atención es la obtención de esa chispa que nos diferencie de los demás con algo llamativo, algo, curioso, algo novedoso, algo rompedor. Eso sí, que tenga sentido y guarde relación con nuestro propósito.

Llamada la atención, el siguiente paso es lograr generar interés, es decir, ofrecer algo a la persona que nos atiende para que pueda satisfacer una necesidad.

¿Cómo?

Contando una historia o publicando entradas en un blog, sobre temas que se dominan, con ideas, con casos de éxito o personas satisfechas. Intentando, en mayor medida, demostrar que será la solución a lo que busca.

Y el deseo surgirá como consecuencia de la buena ejecución de la generación de interés y una buena demostración. Lo que producirá el ansia por participar, compartir y obtener algún beneficio. En definitiva, lograr una felicidad momentánea o la plena satisfacción de una necesidad.

El deseo, incluso, se puede potenciar con ofertas, aplicando algún tipo de promoción efectiva o incentivando la participación.

Finalmente, la acción se concreta en la adquisición del bien o servicio ofrecido.

El mensaje debe ser efectivo, debe llevar a la acción.

Pero todo este proceso debe ser consecuente, debe tener armonía, debe tener sentido. Aunque otros autores y compañeros han incluido otras variables en este modelo, nosotros defendemos la confianza como eje canalizador del mensaje efectivo. La falta de confianza puede ser uno de los frenos de compra o adquisición o de generar incluso el deseo.

La confianza se obtiene con interlocutores válidos, equipos preparados con una buena predisposición y una clara vocación por la atención al cliente. La confianza de un cliente nunca se debe perder.

AIDCA hgm Marketing

Sam logró transmitir su mensaje y llegar hasta Molly. La confianza dada a Oda Mae y la que ésta transmite son suficientes para lograr que la pareja se reúna de nuevo, se despidan, retomen sus vidas y proyecten su futuro.

Si el modelo de comunicación tradicional lo aplicamos en nuestra estrategia no debemos olvidar, una vez más, que lo primero somos personas y que para transmitir ideas, conceptos y recomendaciones, nuestros interlocutores, target o público objetivo, deben tener plenas garantías de quien transmite el mensaje. Deben tener confianza en su nosotros y en nuestras ideas.

Y como decía Stanley Bendelac: “en este negocio lo que importan son las ideas y las personas”.

¿Nos concedes tu confianza?

Jorge Jiménez Suárez

May 9, 2014

Tradición, innovación, nuevas referencias.

Tradición, código, disciplina y honor.

Harry había sido educado en la academia continuando la trayectoria militar de su familia. Desde hacía siglos, un Feversham había participado, para mayor gloria, en cualquiera de las guerras en las que había tomado parte el ejército británico. Admirado por sus compañeros y amigos, se le considera uno de los mejores soldados británicos de su regimiento.

Su vida podría haber sido de lo más sencilla junto a su hermosa prometida, Ethne, y una prometedora carrera en el ejército de su majestad. A pesar de ello, descubre que esa vida y sus costumbres no son para él.

Llega la guerra.

Sudaneses rebeldes atacan la fortaleza colonial británica en Khartoum. Su regimiento es llamado a filas y enviado al Norte de África. Harry renuncia a su misión mientras sus compañeros y amigos zarpan hacia la guerra.

Conmocionado por la decisión de su hijo, su padre lo repudia. Sus tres mejores amigos Jack Durrance, Tom Willoughby y Edward Castleton, junto con Ethne, le envían cada uno, una pluma blanca, símbolo de cobardía.

Durante un tiempo vive en Londres, hasta que recibe la noticia de que su regimiento y sus mejores amigos han caído y se hallan prisioneros. Es hora de recuperar su honor.

Las ocho p del marketing

A diario nos enfrentamos con nuevos retos a los que hacer frente, al igual que Harry, los profesionales de la comunicación y el marketing podemos estar muy bien preparados e instruidos, pero debemos saber aplicarlo y poner en práctica lo aprendido. Teniendo una buena base, lo que podríamos llamar lo tradicional u offset, podemos lanzarnos a experimentar con otras herramientas y explorar nuevos campos, aunque siempre tendremos que saber adaptarlas al momento, a la acción o a la campaña.

Indudablemente, las necesidades y los clientes marcarán la pauta, por lo que las tradiciones en marketing deben tener la evolución necesaria. Y aunque haya momentos en los que podemos dudar, debemos adaptarnos a las nuevas tendencias y evolucionar con ellas. Incluso, si es necesario, creando nuevos componentes y herramientas de marketing que nos ayuden a lograr nuestros objetivos.

En nuestro sector, si algo que podríamos catalogar como tradición es el marketing mix y sus cuatro componentes, las “pes” del marketing: Product, Place, Price, Promotion (Producto, distribución, precio y promoción). Un esquema que sigue siendo válido, pero que puede quedarse obsoleto y aunque pueda estar bien trabajado, puede no ser eficaz. No saber aplicarlas podrían ser consideradas como las “cuatro plumas”.

Puede que la evolución de la comunicación, la explosión de internet y la evolución de las nuevas tecnologías hagan que este clásico esquema quede incompleto a la hora de planificar una campaña de marketing, por lo que habrá que dirigirse por nuevos caminos que nos lleven a la consecución de los objetivos propuestos y acercarnos a nuestro público objetivo.

Marketing target referencias

Hoy día, dada la demanda de los clientes y usuarios, los productos pueden se definidos o diseñados por ellos. Muchas empresas practican la cocreación y utilizan mas herramientas para escuchar a sus clientes para que puedan elegir, puedan participar, puedan decidir. Es decir, se personaliza el producto.

Así se crea un clima idóneo de participación. Favoreciendo el entrono adecuado, por ejemplo, en las redes sociales, se dará la posibilidad de que de los usuarios se involucren en las campañas y adquieran protagonismo. Se crea el engagement, que bien gestionado por las empresas, podrán utilizarlo a su favor en sus campañas de comunicación. Utilizando correctamente la interactuación en las comunidades, podría llegarse a producir mensajes con viralidad.

En esta nueva comunicación, la antigua tradición del boca – oreja, cambia a la comunicación colaborativa que potencia la recomendación entre los usuarios. Es la denominada comunicación inter pares,peer to peer” o la prescripción por personas que obtienen la confianza de los usuarios. Lo que producirá una rápida transmisión de los conceptos de manera más efectiva.

Gracias a toda la información de la que ahora nos nutrimos, teniendo en cuenta que en internet todo es medible y analizable, podemos obtener un feed – back en tiempo real. Con lo que será posible crear una serie de modelos predictivos. Y optimizar nuestra comunicación y nuestra atención al cliente.

La personalización, participación, prescripción y las predicciones modelizadas han llegado para reforzar, mejorar y evolucionar las herramientas del marketing tradicional. Son las ya bautizadas como nuevas “pes” del marketing digital.

Tradición y evolución

Harry utilizó el código, los procedimientos y las tradiciones tan bien aprendidas en su carrera militar, pero dada su condición, tendrá que incorporar nuevos compañeros y nuevas técnicas para llevar a cabo con éxito su misión, introducirse en un terreno desconocido, conocer sus puntos débiles, salvar a sus amigos, recuperar su prestigio, tener el amor de Ethne. y devolver las cuatro plumas personalmente.

Si añadimos nuestra experiencia a focalizar la búsqueda de nuevos caminos que se adapten a las necesidades de nuestro público objetivo y a la tendencia, lo más probable es que la estrategia definida sea mucho más completa y fiable. No podemos olvidar lo que ha funcionado y nos ha dado éxito hasta ahora, al igual que no podemos despreciar las nuevas oportunidades que nos concede la evolución de la tecnología.

En definitiva, las cuatro “pes” del marketing tradicional deben complementarse con las nuevas “pes” del marketing digital.

Aunque nosotros nunca dejaremos de apostar por una más, porque ante todo, somos personas.

¿Sumamos?

Jorge Jiménez Suárez