Browsing articles from "febrero, 2016"
Feb 25, 2016

Transformación personal, transformación digital.

Estaba muy asustada.

Era la segunda vez que se encontraba la bañera llena hasta el borde.

Quitó el tapón y preguntó en voz alta:

– «¿Qué es lo que quieres?» –

Para su asombro se dibujó una respuesta en el espejo del baño:

– «Tú lo sabes» –

….

Claire y Norman vivían en una casa junto al lago. Se habían quedado solos desde que su hija se había marchado de casa. Su vida se había transformado. Sus únicos vecinos, Mary y Warren son raros y poco receptivos. Claire sospecha que ella sufre maltrato por parte de su pareja y no se atreve a confesarlo.

Un día, su vecina atormentada desaparece y a ella comienzan a sucederle cosas extrañas: ve sombras y reflejos; oye ruidos; ve objetos que se mueven. Alguien intentaba atemorizarla. Había comenzado a investigar por su cuenta los secretos y el pasado de aquella casa. Pero Claire tenía que enfrentarse a sus miedos. Y Norman, su marido, comienza a sospechar de la nueva situación, de su cambio, de su transformación.

¿Descubriría su secreto?

no te escondas

Algo estaba sucediendo dentro de Claire y a la vez en la casa. Todo estaba cambiando. Lo que hasta hace poco tiempo valía, ahora empezaba a no tener sentido. Quizá se les estaba olvidando algo. Ese algo que no lograba distinguir a pesar de tenerlo delante de sus ojos. Algo que era importante pero que no alcanzaba a comprender. No todo es lo que parece y siempre hay algo o alguien detrás de la verdad.

La verdad, en muchas ocasiones, oculta información que se nos escapa y Claire necesitaba cambiar para poder asimilar los cambios. Necesitaba adaptarse a todo lo nuevo que estaba descubriendo. Necesitaba ver la realidad de otra manera.

Necesitaba transformarse.

Todos debemos comenzar a pensar en una transformación. La rapidez con que las cosas están cambiando nos obligan, en cierta manera, a ello. Los procesos están evolucionando de manera vertiginosa. Y si no nos subimos al tren del futuro, tristemente nos pasará por encima. Sobre todo si trabajamos día a día con clientes que ya están realizando su proceso de cambio y adaptación al nuevo entorno digital.

Recientemente he tenido la oportunidad de leer una interesante entrevista en un diario nacional a Isra García sobre transformación digital. Inmerso en este proceso de vital importancia para el futuro personal y profesional de muchas personas, y especialmente de las empresas, nos detalla diez claves para llevar a cabo la transformación digital en una organización, empresa o negocio:

Como realizar una transformación digital

1. Las empresas deben enlazar sus estrategias y objetivos empresariales con procesos digitales integrales.

2. Debe haber mayor integración y adaptación de los profesionales dentro de una organización.

3. Las acciones de socialmedia no funcionan por si solas si no están incrustadas en el modelo de negocio y forman parte del cableado del negocio dentro del ecosistema de la transformación digital.

4. Se debe crear una plataforma digital, que forme parte de la experiencia de conexión con el cliente.

5. Se deben crear procesos digitales integrales que toquen y unifiquen cada área de una organización.

6. Debemos entender, atender y brillar en la experiencia del cliente.

7. La nueva economía se ha generado principalmente a causa de internet, lo importante es conocer su impacto con las personas.

8. Los esfuerzos de transformación deben estar presentes en la comunicación digital. Se debe contar con un equipo especializado para ello. Y el marketing digital debe conectar ambas realidades.

9. Muy importante: ser «humano» a través de Internet. No olvidemos que somos personas.

10. Debemos optimizar los esfuerzos actuales o implantar nuevos procesos, plataformas o herramientas. Y para ello es imprescindible entender los cuatro fundamentos de la transformación para conseguir ser parte del todo y no el todo. Como son el rol integrado de la organización en la web social; el liderazgo de opinión de clientes y audiencia; los canales digitales que deben ser exactos y objetivos; medición de resultados a través de las métricas que importan.

Estoy seguro que estas claves y fundamentos os ayudarán a llevar a cabo vuestra propia transformación digital.

Claire, después de un proceso duro para asimilar su nueva situación irá descubriendo la verdad. El cambio producido en ella, la hizo mucho más fuerte para afrontar la verdad. Ya nada sería lo mismo para ella ni para su familia.

Llevamos varias semanas incidiendo en la transformación digital. Quizá ha llegado el momento de afrontarlo definitivamente. Quizá ya estemos en ese proceso sin habernos dado cuenta. Quizá es que la verdad que nos rodea no nos deja ver todo lo que llevamos avanzado y darnos cuenta de lo cerca que estamos de conseguirlo. Sea lo que sea, podéis contar con nuestra ayuda.

Todos debemos formar parte del cambio.

Como dijo Warren Bennis : «Mientras más auténticos seamos y más nos acomodemos a los tiempos que corren, más capacitados estaremos para liderar mejor la transformación de nuestras organizaciones

¡Transfórmate!

¿Estás en buenas manos?

Jorge Jiménez Suárez

Feb 18, 2016

Ya somos europeos, ya somos digitales.

Era muy emocionante oír aquella sintonía

Auguraba que algo importante iba a suceder.

Podía ser un partido de fútbol de la selección española o el famoso festival de Eurovisión o los espectaculares saltos de esquí de Navidad o la retransmisión del concierto de año nuevo….

Todos aquellos eventos siempre venían precedidos de aquella melodía que nos recordaban que…

…éramos europeos.

Aunque si nos remitimos a la historia, realmente fue: «el 12 de Junio de 1985 se firmó el Tratado de Adhesión a la Comunidad Económica Europea, por el cual, desde el 1 de Enero de 1986, España pasaba a ser miembro de pleno derecho de la Comunidad Europea«.

¿O fuimos Europeos a partir del Tratado de Maastrich? ¿O realmente nos sentimos europeos cuando empezamos a utilizar el euro como moneda en nuestro país y en los demás países que visitábamos?

Sea como fuere, yo siempre me he sentido europeo. Pero…

¿Había mucha diferencia entre lo que sentía y lo que realmente era?

europeos

Han pasado 30 años de aquella España de los 80 en los que sólo había dos canales de televisión y la mayoría de nuestros deportistas sólo podían soñar con el éxito. Vivíamos en un mundo analógico. Los avances técnicos y de comunicación supusieron una parte importante para que España se abriera al mundo y, por supuesto, comenzara a adoptar con gran soltura las nuevas tecnologías.

En esos años, en España, había muchos niños que comenzaron jugando con un palo o una pelota en la calle y fueron adaptándose, jugando, probando todo lo que tenían y todo lo que fue llegando. Por un lado, valoraban todo lo que tenían y lo que les había costado conseguirlo. Sabían arreglarse sus propios juguetes y muchos de ellos, estoy seguro, que aún los conservan y hasta los llevan a exposiciones y ferias.

¿Qué ha cambiado en este tiempo?

Ahora la mayoría de los hogares españoles tiene conexión a internet, teléfono móvil, además de la omnipresente televisión. Por lo que fluye la comunicación, la información se comparte a mayor velocidad y con mayor calidad con imágenes o videos. También se hacen transacciones, compras y operaciones de banca con regularidad a través de los diferentes soportes. Y en los últimos años, las redes sociales y la mensajería instantánea se han convertido en una de nuestras aficiones favoritas.

Ya somos digitales.

Aunque si miramos atrás, como he comentado en otras ocasiones, nada de esto sería posible sin aquellos niños que un día soñaron con cosas imposibles. Nada de esto sería posible si no hubiera habido personas que les gustara probarlo todo hasta encontrar lo que realmente les gustaba. Nada de esto sería posible sin los pioneros.

Si separamos las generaciones digitalmente, los nativos digitales o aquella generación de menos de 25 años, también denominados «millenians», son nuestro futuro. Y aunque muchos de nosotros, la generación anterior, los inmigrantes digitales, hayamos sido pioneros, debemos seguir aprendiendo, como siempre lo hemos hecho, de todo lo que surge y se pone al alcance de nuestra mano. Y si de algo debemos aprender, es de cómo salen adelante los nativos digitales sin nuestra ayuda, sin nuestro consejo, sin nuestra experiencia.

Nos sorprenderán cada día más.

No debemos tener miedo al cambio. La evolución vertiginosa que se originó hace más de treinta años aún va a ser más rápida. Ha llegado la transformación digital a todos los sectores y no podemos quedarnos atrás. Debemos seguir. Tenemos que avanzar. Intentar mejorar. Y si no se puede mantener el rumbo, tener la capacidad de poder reinventarnos. transformacion digital hgm Marketing

Hace más de treinta años, claro que éramos europeos, el problema era que no estábamos integrados. Necesitábamos un tiempo de mejora, de adaptación, de transformación. Necesitábamos creer en nosotros formando parte de algo. Algo que con esfuerzo se ha superado con creces.

Cada cliente es especial, por lo que cada uno de ellos requiere una visión diferente y un proceso de integración. Aunque a muchos les parezca igual o similar a lo que hacen otros, somos muy diferentes. Para nuestra agencia de marketing, la transformación digital se ha convertido en una actividad muy necesaria en la que estamos volcados de lleno en el último año. También  se ha convertido en un requisito imprescindible para todos nuestros clientes, no solo para mejorar o incrementar sus ventas o su cifra de negocio, sino para mejorar internamente, agilizar los procesos y ser más eficientes, más competitivos.

Como dijo Edgar Degas: «Es bueno copiar lo que se ve, pero es mucho mejor pintar lo que queda en nuestra memoria después de ver algo».

¿Quieres verlo?

¡Transfórmate!

Jorge Jiménez Suárez

Feb 11, 2016

Experimentar, sentir, vivir.

Se había quedado sola y había tomado una determinación.

Dejaría de ser profesora de inglés y empezaría a ser escritora de novelas de misterio.

Necesitaba volver a experimentar, volver a sentir, volver a vivir.

Jessica Fletcher era profesora de inglés que vivía en un pequeño pueblo norteamericano. Tras la muerte de su marido decide cambiar su vida y decide ponerse a escribir. Pero no cualquier cosa, ella se introduce en el campo del misterio, la intriga y el peligro. A partir de entonces,  vaya donde vaya, siempre encontrará algo para investigar, algo por descubrir, algo en lo que trabajar.

Lo más importante es que no queda ajena a lo que sucede a su alrededor, ella es la protagonista de sus propios libros, por lo que interroga, examina y se desplaza a donde haga falta. Tiene una sensibilidad especial y es muy observadora, no se le escapa un detalle, por lo que siempre acaba descubriendo a los culpables. Demostrando, en la mayoría de los casos, que las cosas nunca son lo que parecen en un principio.

Ese era su camino, esa era su elección, esa era su pasión.

experimentar

La señora Fletcher sabía que la mejor manera para llevar a cabo su cometido era meterse en situación, sentirlo, vivirlo y aprender con ello. Quizá podía pecar de exceso de seguridad en si misma en muchas ocasiones, pero su experiencia le garantizaba ganarse la confianza de las personas que reclamaban su ayuda.

Sabía adaptarse a su rol, sabía formar parte de ello.

Lo mismo que nos puede suceder a cualquiera de nosotros en nuestra rutina diaria o en nuestra vida profesional. Siempre estamos metidos de lleno en alguna actividad personal o laboral que requiere toda nuestra atención para poder realizarla con éxito. Muchas veces nos encontraremos con situaciones conocidas y con seguridad en muchas otras ocasiones nos tocará lidiar con algo nuevo.

Quizá nos toque algo de lo que no sepamos nada en absoluto, por lo que tendremos que esforzarnos por aprender y adaptarnos rápidamente al entorno. Y lo que es más complicado, poder solucionarlo y compartirlo con garantías. Entonces tendremos que meternos de lleno en el problema, estudiarlo, conocerlo y trabajarlo. Y si hay mas personas, compañeros o clientes, por supuesto, hacer equipo. Hacer partícipes a los demás. Para que también lo puedan experimentar, sentir y vivir como nosotros.

Porque a todos nos gusta formar parte de algo.

Hace hoy cinco años que decidí convertir esta aventura profesional en una sociedad. Si bien es cierto que las circunstancias del momento empujaron a tomar esta decisión, siempre había planificado que el proyecto hgm Marketing fuera algo largo, duradero y próspero. Además de los tres años anteriores como profesional independiente y más de uno, en un inicio fallido con un antiguo socio, hace casi diez años que esta agencia comenzó a funcionar.

Y al igual que nuestro ejemplo de hoy, todo comenzó un día en el que se produjo un cambio, un punto de inflexión, algo que me animó a abrir este nuevo camino profesional. Ahora, pasado el tiempo, muy pocas cosas son como entonces, el mundo online se abre paso a grandes zancadas y promete quedarse mucho tiempo. La cantidad de información que se produce a diario, la mejora de los procesos y las nuevas herramientas hacen que las cosas puedan ser más fáciles y accesibles. Aunque para conocerlas bien debamos introducirnos en ellas con mayor profundidad.

Es lo que tiene el marketing digital.

Pero aún así, seguiré prestando atención, escuchando, investigando, escribiendo y compartiendo más contenidos, más conocimientos, más experiencias que os puedan resultar interesantes y de utilidad. Intentaré que con lo que os transmita podáis experimentar, sentir y vivir todo aquello en lo que esté formando parte del trabajo de esta pequeña agencia en ese momento.

Gracias de nuevo por estar ahí.

sentir

Las novelas de misterio de Jessica Fletcher y «Se ha escrito un crimen«, nos acompañaron muchos años como un proyercto planificado para que durase mucho tiempo como así lo fue. Y como las buenas cosas, cuando se acaban, perduran en la mente de todos y cada uno de sus fieles seguidores. Aquellos que compartían su camino, aquellos que disfutaban cada nueva aventura, aquellos que se sentían identificados y formaban parte del misterio. Aquellos que supimos valorar cada uno de los detalles de aquella bonita serie. Aunque sólo fuera por su pegadiza melodía.

En el trabajo diario de una agencia, al abordar una nueva acción o un nuevo proyecto profesional debemos empaparnos de todo lo que es, lo que conlleva y todo lo que le rodea. Debemos introducirnos, involucrarnos. No podemos ser meros espectadores de un proceso que está sucediendo delante de nosotros. Si no participamos, no aprendemos. Y si no aprendemos no podremos adquirir experiencia para proyectos futuros y ser requeridos por otras empresas o clientes.

Seguimos avanzando.

¿Quieres vivirlo?

Jorge Jiménez Suárez

Feb 4, 2016

Tu oportunidad de convencer, tu oportunidad de vender.

No era el momento de perder una nueva oportunidad…. 

– “Como las mejores cosas de este mundo, a veces la primera vez no gusta”-

Pasara lo que pasara allí estaba él. Con el vaso en la mano, mostrando los beneficios de la tónica. No perdía la oportunidad. Cualquier momento o lugar eran idóneos para intentarlo de nuevo. Ante el rechazo inicial a su invitación lo único que hacía era abrir una botella y dejar que su burbujeante sonido terminara por convencer al más reacio.

No se daba por vencido.

….

Aún recuerdo con una amplia sonrisa al hombre de la Tónica Schweppes. Ahí estaba, casi todos los días, acompañándonos en nuestros mejores momentos del día frente al televisor. Si no lograba seducirnos con las ventajas de tomar este agrio refresco de burbujas, al menos, nos dejaba en una muy buena predisposición para una prueba futura. No te dejaba indiferente.

Aquella fue una serie de originales, entretenidos y divertidos anuncios publicitarios, de los que llegaron a rodarse más de cincuenta spots durante doce años. Todo un ejemplo de empuje y persistencia.

Aquella era la época en que España competía con los mejores creativos del mundo.

Aquella era la época en la que había que decir mucho en poco tiempo. Con sólo veinte segundos se contaba una historia. Con en ese escaso tiempo, había que cumplir con el objetivo: convencer y vender.

Aquella era la época en la que se persuadía por la creatividad y por el saber hacer.

¿Pero, sigue siendo igual?

oportinidad venta

Sí, en cierta manera sigue siendo igual, aunque la exigencia y la captación de audiencia es cada día más complicada. Aquella campaña ideada por la Banda de Agustín Medina, tenía la misión de promocionar la tónica, en un principio, como un refresco digestivo. Por aquellos años se vendía muy poco y había bastante competencia. Por entonces casi nadie bebía gin-tonic como la moda de ahora. Antes, en España, se tomaba brandy, así que había que «educar» al público.

¿Lo lograron?

Sí, fue todo un éxito.

Desde la aparición del «hombre de la tónica», España es uno de los pocos países donde la tónica se toma sola. En otras partes del mundo no la asocian a un refresco, suele consumirse como un combinado. Dado el éxito de la campaña, Coca-Cola, como gran competidor intentó comercializar tónica a través de la marca Finley, pero no pudo con Schweppes que se consolidó, prácticamente, como la única marca de tónica en España.

España lidera el consumo per cápita de tónica a nivel mundial.

Todos tenemos un perfil comercial, no sólo en nuestra vida profesional como empresarios, emprendedores o empleados, si no también como personas. Si queremos hacernos valer, debemos sabernos vender. Si queremos demostrar los beneficios de aquello que nos gusta, debemos saberlo vender. Si tenemos que hacer ver a los demás que tenemos razón en algún tema, asunto o debate, debemos venderlo bien.

A principios del mes de Octubre, recibí con sorpresa en mi buzón de la correspondencia un valioso presente, un libro. Era un fantástico detalle remitido por mi amigo Joel Pinto, titulado: ¿Vendedor yo? Un ameno manual de ochenta y seis páginas que se leen en pocas horas pero que te dejan huella para toda la vida.

Joel Pinto Romero: ¿Vendedor yo?

En el libro, Joel nos explica y nos anima a conocer en el maravilloso mundo del vendedor, del comercial. De manera cercana, con un lenguaje sencillo y de forma clara, nos introduce en el proceso comercial, en las labores comerciales y en nuestra responsabilidad comercial si tenemos en marcha un negocio propio.

Vender y saber vender es necesario.

Vender no es malo, vender es ofrecer algo, un bien, un producto, dar un servicio, que satisfaga una necesidad. Que genere beneficios al vendedor y al comprador. Vender, como bien dice Joel en su libro: «vender es una de las actividades que inyecta energía a la economía mundial». Sin venta, no hay negocios, no hay trabajo, no hay empleo, no hay actividad.

Vender es un trabajo muy duro que necesita grandes dosis de perseverancia, muchas horas de trabajo, de búsqueda, de investigación, de preparación, de estudio. También es un proceso de adaptación a las necesidades, a los tiempos y las tendencias.

Y por supuesto, es una de las mejores maneras de acercarse a las personas, a los usuarios, a los consumidores. A nuestros clientes. Por eso, aunque pueda parecer una labor a la que no «estamos hechos», como bien dice Joel, todos tenemos algo que mostrar, algo que ofrecer, algo que vender. Sin importar el momento, ni el lugar.

¡Atrévete a ofrecer!

venta

El hombre de la tónica nos acompañó muchos años en la televisión y en todas aquellas vallas publicitarias. Pasados los años aún sigue siendo un referente en nuestras mentes. Como bien nos enseñó, no hay que desperdiciar la oportunidad ni el momento de poder convencer.

Hoy queríamos animaros a «salir» a vender, a anunciaros, a haceros oir, ver escuchar. Estamos inmersos en esa primera parte del año en la que hay que mostrarse con todas las «armas» y herramientas posibles, para enganchar a nuevos clientes y seguir encandilando a los que ya tenemos. Porque: «tu venta más grande está a la vuelta de la esquina». No lo dudes, es el momento de mirar hacia adelante y vender.

Como hacía referencia Joel Pinto en su libro a Wiston Churchill:

«El optimista ve oportunidad en cada peligro. El pesimista ve peligro en cada oportunidad».

Es tu momento comercial, es tu momento para vender.

¿Te atreves a ofrecer?

Jorge Jiménez Suárez