21 May, 2014

Analiza la competencia, diferénciate.

– «Obi-Wan no te dijo lo que le pasó a tu padre» – dijo Darth Vader.

– «¡Me dijo lo suficiente! ¡Dijo que tú le mataste!» – gritó Luke.

– «No. Yo soy tu padre«. – Le dijo de nuevo conciliador.

– «¡No, no  es verdad! ¡Es imposible!» – Luke estaba desconcertado.

– «Analiza tu interior, sabes que es cierto…» – Sentenció Vader.

Después de utilizar todo tipo de trucos y artimañas para intentar atrapar a Luke, el caballero negro logró enfrentarse a él atrayéndole a la Ciudad de las Nubes. En el duelo de espadas láser, Luke pierde su mano derecha y Vader le revela la dura realidad y le ofrece unirse a él para derrotar al Emperador, y juntos, gobernar la galaxia.

La sorpresa y la impotencia eran palpables en él.

¿Cómo era posible? ¿Nadie le pudo contar la verdad completa?

Finalmente, Luke Skywalker, no lo puede admitir y escapa saltando al vacío para buscar una nueva oportunidad.

Analiza la competencia 2

El imperio contraataca – 20th Century Fox

Como nos gustaría poder escapar y que alguien nos rescatara después de meter la pata en el trabajo. Son tantas veces las que cometemos errores por falta de información y de conocimiento. Esta escena, una de las más famosas de la historia del cine, se viene repitiendo a menudo en muchos decorados profesionales. Un ejemplo de que los acontecimientos superan al protagonista de la historia por no tener toda la información necesaria para lograr sus objetivos.

¿Qué debemos hacer para evitar esta situación?

Un análisis pormenorizado de la competencia y del mercado en el que trabajamos o trabaja nuestro cliente. Debemos conocer la situación, el mercado al que nos vamos enfrentar, y sobre todo, a la competencia.

¿Cómo debemos hacerlo?

Para realizar un buen estudio de la competencia, lo primero que se debe intentar es estar bien informado, con fuentes fiables y con la utilización de las herramientas correctas de investigación comercial.

¿Qué pretendemos lograr?

Primero y muy importante, saber dónde y con quién competimos o compiten las empresas que depositan su confianza en nosotros. Debemos conocer con quien «nos jugamos los cuartos». Saber cuál es su elemento diferenciador o ganador para poder contrarrestarlo.

Segundo, lograremos detectar oportunidades de negocio o nichos de mercado que podamos explotar allí dónde nuestros competidores no llegan para poder distinguir todos aquellos elementos en los que nos podamos diferenciar. esto último como tercer logro de nuestra investigación.

Por último, el cuarto logro sería poder prever la posible reacción de la competencia, a la que nunca debemos subestimar, porque por eso han llegado hasta donde están. Sin desestimar que hay otro tipo de competidores indirectos que tratarán de ocupar el mismo espacio de mercado con productos o servicios diferentes o sustitutivos. Lo que denominamos la competencia indirecta.

¿Qué debemos evitar?

Si en la mayoría de los casos nos sirve para avanzar en nuestra estrategia, en este caso, fiarse de la intuición o de la primera impresión, puede ser un gran error. Debemos ser exquisitamente rigurosos con el análisis de los datos y de los hechos.

Gracias a todo esto habremos realizado un estudio detallado y fiable del mercado y la competencia.

¿Qué recomendamos?

1. Saber diferenciarnos a través de técnicas de benchmarking, es decir, «hacer que todas las ventajas comparativas de nuestra competencia pasen a formar parte del producto o servicio que ofrecemos.»

2. Tener clara la estrategia y puesta en marcha de las políticas adecuadas en la utilización de las 9 pes del marketing.

3. Apostar por una excelente atención al cliente que convierta nuestro producto o servicio en una experiencia para el usuario o consumidor.

Competitor Analysis

Luke tuvo aceptar la verdad  y utilizarla para poder conocer en todo lo posible a su peor enemigo: su padre. Para poder vencerlo siguió buscando la verdad, analizándolo a él y todo el Imperio. Gracias a ello y al apoyo de sus aliados, su hermana y sus amigos, pudo derrotarle finalmente y restablecer la paz.

La falta de información rigurosa sobre el mercado en el que actuamos y sobre la competencia a la que nos enfrentamos en el día a día produce muchos costes materiales y emocionales. Si intentamos tener éxito en nuestras acciones en un nuevo mercado o en un sector en continua evolución, es preciso realizar un estudio pormenorizado de nuestra competencia, buscar la manera de poder diferenciarnos y saber explotar nuestras ventajas comparativas.

Seguiremos apostando por la investigación comercial, la correcta planificación estratégica y el análisis de los resultados obtenidos.

¿Lo hacemos juntos?

Jorge Jiménez Suárez

2 Comentarios

Deja un comentario