Browsing articles in "hgm Marketing – Publicidad"
May 12, 2016

Analizar, ceder, dar ejemplo.

– «Pero si tu estuvieras en mi lugar habrías dicho algo.» – dijo Jerry.

– «Que no se te olvide nunca. No seas imbécil» – le dijo Rocky.

A partir de ese momento sus destinos serían diferentes.

Rocky y Jerry eran un par de pillos en su juventud. Después de ser perseguidos por robar unas estilográficas en un vagón de tren, Jerry consigue huir pero Rocky es detenido. Sus destinos a partir de entonces serían opuestos. Gracias a la decisión de Rocky, Jerry no se vería implicado en el robo. En el futuro abrazaría la religión católica y se convertiría en el padre Connolly. Pero Rocky se pasaría años entrando y saliendo de la cárcel convirtiéndose en un famoso gánster.

A partir de entonces, la misión del padre Connolly es salvar de la delincuencia a los jóvenes del barrio. Pero lo tiene muy difícil, Rocky es el ídolo de todos ellos. Jerry hará todo lo posible por que los chicos no pasaran por lo que él había sufrido en su infancia y se convirtieran en alguien como su viejo amigo.

En el fondo eran como ellos, eran…

… Ángeles con caras sucias.

ejemplo hgm marketing

Rocky es detenido de nuevo por asesinato, pero esta vez es condenado a muerte en la silla eléctrica. Está empeñado en seguir siendo el duro gánster que es y mantener su reputación hasta el final. El padre Connolly hará lo posible para que ceda y no de mal ejemplo a sus chicos. Le pide que analice, si el desarrollo de su vida, es el que quiere que sea en el futuro el modo de vida de los chicos del barrio.

Rocky tenía que dar ejemplo, ¿pero cuál?

A veces, ganarse la confianza de otras personas es sólo cuestión de mantener firme tus ideas, otras, de simpatía, y otras, de apertura, de sinceridad. Como en nuestro ejemplo de hoy, podemos llegar a tener seguidores o fans de nuestras acciones. Podemos encontrarnos con personas que aprueban lo que decimos y lo que hacemos. O al contrario.

Siempre hemos dicho que «lo auténtico vende» y cuando una persona lo es, se muestra y actúa como es, es más probable que triunfe y que tenga un reconocimiento mayor que aquellos que no lo son. Lo mismo que un profesional que no oculta los pros y los contras de una determinada acción o de un determinado trabajo.

Ambos casos generan confianza.

Por otro lado, todos tenemos o hemos tenido modelos equivocados o acertados a nuestro alrededor. Están cerca de nosotros, en el día a día, en nuestro trabajo, en nuestra casa, en los medios o en las redes. Son estereotipos creados por el momento y a los que es difícil oponerse. Son modas, tendencias que se han traído consigo a gurús, influencers o nuevos líderes de opinión.

Muchos empresas o clientes nos solicitarán hacer las cosas como los nuevos entendidos dicen o hacen, con sus fórmulas mágicas  que dan unos fantásticos resultados. Nosotros tenemos que saber distinguir las cosas realmente efectivas y susceptibles de ser realizadas. Y debemos dar una visión más completa para tomar la mejor decisión ante la insistencia de nuestros clientes.

¿Cuál será camino correcto?

Lo correcto es seguir tus propias sensaciones, mostrar a tus clientes que los profesionales del momento, están para el momento, pero que un verdadero profesional estará siempre en su puesto haciendo lo mejor para él, aunque tenga que ceder. Y por supuesto, ser firmes, apoyarnos en nuestra experiencia y en nuestra profesionalidad. Mostrar todo lo que hacemos, como lo hacemos y por qué.

ejemplo

Finalmente, en un gesto de nobleza, a petición de su viejo amigo, Rocky cede, implora perdón y finge miedo y cobardía frente a la silla eléctrica. El objetivo se había cumplido, pasó de ser un héroe a ser olvidado por los jóvenes y no servir como modelo, ni como mal ejemplo. Jerry lo había conseguido.

No hay día en el que una agencia como la nuestra se enfrente a grandes dificultades o a grandes clientes que le ponen a prueba con cualquier solicitud. Para poder ganar una campaña o llevarnos un trabajo, debemos ser capaces de convencerles de que somos capaces de hacerlo bien y  mejor que los demás. Debemos hacerles ceder.

Para convencer no sólo hay que hablar, hay que servir de ejemplo.

Porque si no lo hacemos, ¿qué estamos contando? ¿A quién queremos dar confianza?¿Qué queremos conseguir? No tenemos duda de que con nuestro esfuerzo, dando ejemplo, lo seguiremos logrando.

Como dijo Albert Einstein: «Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera.»

¿Lo analizamos?

¡Vamos a dar ejemplo!

Jorge Jiménez Suárez

May 5, 2016

Cooperación y conocimiento, saca lo mejor de ti.

– «Adam Smith se equivocaba» – dijo John.

– «¿De qué estás hablando?» – le preguntó Hansen.

– «Si la atacamos todos, nos obstaculizamos y ninguno de nosotros se la lleva. Así que, vamos a por las amigas. Y nos ignoran, porque a nadie le gusta ser el segundo plato. Pero y si nadie va a por la rubia, no nos obstaculizamos y no ofendemos a las otras chicas.» – argumentó de nuevo.

– «Victoria asegurada» – concluyó.

Él y sus compañeros de estudios planteaban cómo ligarse a un grupo de mujeres en el bar. Su amigo Hansen abogaba por el «sálvese quien pueda» de Adam Smith, pero Nash, con su argumento de «ataque» cooperativo les muestra otra alternativa que podría conducir a mejores posibilidades de éxito.

John Nash era un genio para las matemáticas y por ello fue reclamado para ayudar a los servicios secretos de su país. Allí, logra resolver códigos mentalmente ante el asombro de sus compañeros. Pero esto hará que llame la atención de otro tipo de agentes que necesitarán de su ayuda, o al menos, eso es lo que él cree.

El tenía el conocimiento, poseía una mente maravillosa.

cooperacion

La esposa de John, con el tiempo descubrirá que todo este mundo de códigos, de secretos y de espías son sólo una ilusión y sólo están en la mente de su marido. Había descubierto el secreto de su marido: John cree en una realidad que no ve, en una realidad que no ven los demás, pero que condiciona toda su vida y todos sus actos. Ella hará lo posible para que no los vuelva a ver a jamás.

Pero necesitaba cooperación.

Muchas veces a lo largo de nuestra vida personal o profesional, nos enfrentamos a situaciones complicadas. Y mucho más cuando nuestros clientes o amigos no ven la realidad de lo que sucede a su alrededor y tienen una apreciación parcial de lo que ocurre. Tienen la certeza de que tienen todo bajo control. Pero no es así. Quizá el ambiente en el que desarrollan su actividad o la organización a la que pertenecen les limita mucho su visión y su capacidad de acción.

A veces es necesario salir, cambiar el chip y ver las cosas desde otra perspectiva. Quizá con apoyarnos en pequeñas empresas que viven intensa y pormenorizadamente el día y las campañas de sus clientes podamos apreciar muchos asuntos y detalles que se nos pueden escapar.

Recientemente tuve la oportunidad de ver un extracto de una entrevista en YouTube sobre Jack Ma. El fundador de la empresa Alibaba Group, la compañía de Internet más grande de Asia, afirmaba que: «Cuando trabajas en una compañía pequeña, aprendes la pasión, aprendes los sueños, aprendes como hacer muchas cosas a la vez.» Y es cierto, formar parte de una empresa así, te llena de experiencia, preparación y conocimiento.

Algo que podemos compartir en beneficio propio y para los demás.

Por lo que tendremos que salir de nuestro círculo habitual y ponernos en manos o interactuar con este tipo de profesionales, entre los cuales nos incluimos desde esta pequeña agencia. Porque también hay una realidad que no aprecian y que su competencia no aprecia. Pero los que vivimos el día a día, sí.

En la misma entrevista, Jack Ma, afirmó que: «Cuando tienes de 40 a 50 años, debes hacer aquellas cosas en las que eres realmente bueno, es el momento de tener éxito, aunque el porcentaje de fracaso sea muy alto». Efectivamente, es el mejor momento para emprender con los conocimientos adquiridos.

Es nuestro momento, explotemos nuestro conocimiento.

conocimiento

Con el tiempo, gracias a la cooperación de su mujer, será el propio John el que decida ignorar todas sus visiones de un mundo irreal que sólo le confunde y en nada le beneficia. Pasados los años, a pesar de su enfermedad, ganó el Premio Nobel de Economía, por su revolucionario trabajo en la teoría de juegos.  Gracias a la ayuda de su esposa, John Nash, superó su reto personal y se convirtió en un ejemplo, en un referente como profesional y como persona. Además, no sólo tuvo una mente privilegiada, fue también una persona maravillosa.

Ser una pequeña agencia nos permite conocer todos los procesos de la cadena de producción, de la elaboración o de la creación de un servicio. Este hecho nos pone en ventaja, frente a otros, a la hora de tener una visión más amplia de las necesidades de nuestros clientes y cómo podemos satisfacerlas. Nos hace ser más ágiles y eficaces. Transmitimos más rápidamente nuestro conocimiento y nuestra experiencia. Nuestros clientes encuentran lo que buscan gracias a nuestra capacidad de cooperación y a nuestro grado de compromiso. Cada una de las partes aporta lo mejor de sí mismo para el bien común.

Como dijo John Nash: «Cada uno debe hacer lo mejor para él mismo y para el grupo».

¿Qué es lo mejor que sabes hacer?

¡Es tu momento, compártelo!

Jorge Jiménez Suárez

Abr 28, 2016

Transformación digital, ya está entre nosotros.

Había dudado.

Los demás habían dejado de disparar sus armas.

James, finalmente, ante el asombro de todos, disparó a la niña.

– «¿Puedo saber por qué la niña le pareció una amenaza?» – le preguntó Z.

– «Era la única que parecía peligrosa, señor» – contestó James.

– «¡Explíquese, por favor!» – le conminó de nuevo Z.

– «Una niña de ocho años, de noche y sola, en un barrio peligroso, con un libro de física cuántica…»-

– «Algo se trae entre manos, seguro…»- contestó.

James Edwards era un oficial de policía peculiar. Después de perseguir a un inalcanzable y peligroso delincuente, es reclamado para pasar unas pruebas especiales en un cuartel escondido bajo tierra. Rodeado de los mejores agentes del ejército, de la marina y de la policía, se dispone a realizar una prueba escrita y otra práctica. Sorprendentemente, a pesar de sus insólitas respuestas ante las cuestiones que le plantean, él es el elegido para incorporarse a un cuerpo de élite: Los hombres de negro.

Allí comenzará a descubrir un mundo al que muy pocos tienen acceso y junto con su nuevo, aunque veterano compañero, el agente K, comenzará una nueva vida. Donde, todo lo que antes valía, ahora tiene muy poco valor. Donde, todo lo que antes tenía sentido, ahora es irrelevante. Donde, todo lo que antes era complicado, ahora es mucho más sencillo de lo que podía imaginar. 

Dentro de él se produjo una transformación.

transformacion digital esta entre nosotros 1

James al principio no daba crédito a lo que vivía y veía, tuvo que abrir su mente rápidamente para asimilar tanta novedad de golpe. A partir de ahora todo empezaba a cambiar de manera vertiginosa. Siempre había pensado que los extraterrestres eran un cuento, una mentira. Ahora comenzaba a descubrir la verdad y la explicación a muchos sucesos que antes no la tenían. Hasta ese momento, pensaba que podría haber algún ser de otro mundo que pudiera haber llegado a la tierra por casualidad. Lo que nunca habría podido imaginar es que desde hace bastante tiempo…

…ya están entre nosotros.

Y algo similar está ocurriendo a nuestro alrededor y que muchas personas no perciben. La evolución, la adaptación, las mejoras nos han traído nuevas formas de ver y de hacer las cosas. Muchos no son conscientes de que los cambios se han producido de manera vertiginosa y que cada día van mucho más rápido.

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a Futurizz, la feria de los negocios digitales. Y aunque pareciera un encuentro empresarial como otros de los que se celebran anualmente, era muy especial. Primero porque hay que tener en cuenta que muchas de esas empresas y esos servicios no existían hace pocos años. Segundo, porque muchas de esas empresas y organizaciones son empresas que se han ido adaptando a la evolución y a los tiempos y están liderando el cambio.

Entre todo lo que pude ver en mi visita había negocios de todo tipo. Ecommerce, banca on line, medios de pago, afiliación, directorios empresariales, rastreadores de ofertas en internet, empresas especializadas en big data, emailing, CRM y bases de datos. Agencias de viaje, empresas del mundo del ocio, venta de entradas on line y seguridad web. Servicios como restaurantes, taxis, proveedores de experiencias, negocios para hacer encargos y recados. Empresas de logística y distribución, organismos oficiales, fotografía,  empresas de software, consultoría, outsourcing y hasta una de drones.

Además de todo tipo de empresas desarrolladoras de apps y todo lo referente al marketing digital: imagen, diseño, SEO, buscadores de internet, hosting, cloud, analítica, contenidos, performance, comunicación, y, por supuesto, redes sociales.

Todo un elenco de nuevas empresas y negocios que ya llevan tiempo trabajando, facturando y obteniendo beneficios por facilitarnos nuestra vida y nuestro trabajo. La mayoría son empresas que comenzaron explotando una idea, un proyecto nuevo y lo llevaron a cabo con mucha ilusión. El esfuerzo les ha recompensado en poco tiempo.

Disfruté mucho al darme cuenta de que…

…es el tiempo de la transformación digital y del marketing digital.

transformacion digital esta entre nosotros 2

James, rápidamente, se puso a trabajar en su nuevo entorno, con sus nuevos compañeros y sus nuevas herramientas de trabajo. Quizá era lo que siempre había creído que debía hacer, quizá ese debía ser su futuro, quizá simplemente debía vivirlo, compartirlo, sentirlo. Se abría ante él un inmenso futuro.

Gracias a esta rápida evolución agencias pequeñas como la nuestra pueden competir al mismo nivel que otras más grandes. Gracias a la incorporación de estas nuevas herramientas y de estas nuevas actividades, la transformación digital está cada día mucho más presente en nuestras vidas y en nuestra profesiones. Para los profesionales del marketing se ha abierto un mundo de posibilidades infinito para poder trabajar y para seguir dando servicio al cliente.

Porque, como dice Félix Muñoz: «No se trata de hacer marketing digital. Es hacer marketing en un mundo digital.»

¿Estás preparado?

¡Vamos allá!

Jorge Jiménez Suárez

Abr 21, 2016

Una buena base de SEO, camino del éxito.

Estaba preparado, llevaba cuatro años en aquella isla y ya era hora de marcharse de allí.

Anuque había perdido mucho peso y su piel estaba más curtida, su mente estaba clara.

Los conocimientos adquiridos por tan dura experiencia le convertían en un auténtico superviviente.

Era hora de volver.

Chuck Noland, tenía una vida, una profesión y planes de futuro con su novia Kelly Frears. Un día, por motivos de trabajo debe realizar un largo viaje. Durante el vuelo, tras una fuerte borrasca, tienen un accidente y su avión se estrella en algún punto desconocido del Océano Pacífico. De todos los que iban en aquel avión, Chuck, es el único que logra sobrevivir al accidente.

Al despertar de la conmoción, llega a una isla. Donde su primer intento para salir de allí fue crear una señal de socorro o intentar navegar con los restos de la balsa inflable en la que llegó. Pero era inútil, no se veía ningún barco o avión que pasara por allí. Tendría que moverse y necesitaría tiempo para encontrar un medio mejor para salir de allí.

Mientras tanto, debía subsistir, por lo que su actividad principal se centraba en buscar comida, agua y un lugar donde guarecerse de las inclemencias del clima. Podía contar con la ayuda de los escasos materiales que había encontrado al abrir los paquetes, todos salvo uno, que había recogido de la playa. Así fue como conoció a su nuevo amigo, «Wilson», con el que compartiría su aventura.

Tenía dos objetivos: sobrevivir y buscar una salida.

seo blog

Nadie encontró a Chuck, a pesar de hacer todo lo necesario para que le pudieran avistar. Sin saberlo, estaba fuera de todas las rutas comerciales. Por lo que, por mucho que hiciera, era prácticamente imposible localizarlo. Así que trabajó en firme y utilizó todos los medios con los que se podía proveer para poder salir de allí con éxito.

Debía hacer lo posible para que lo encontraran.

Al igual que a Chuck, en muchas situaciones personales o profesionales de nuestra vida, necesitaremos que nos encuentren. Y muchas veces, por mucho que pongamos los medios, no lo conseguiremos. Quizá porque no ponemos el empeño suficiente. Quizá porque no estemos en el camino correcto. Quizá porque haya muchas otras alternativas a nuestra propuesta y no destaque entre las demás.

Si es así, será difícil que nos localicen, por lo que tendremos que ponernos en marcha y pasar a la acción. No debemos esperar a que alguien pase por ahí y nos encuentre por casualidad. Sea como sea, debemos favorecer a que eso ocurra.

Nos tienen que encontrar y lo tenemos que hacer nosotros.

Lo mismo nos sucede si trabajamos en el entorno digital. Son innumerables las veces que no entendemos por qué, a pesar de haber localizado bien a nuestro target, no conseguimos que nos encuentren. ¿Habremos descuidado algo?

La semana pasada asistí a una charla sobre SEO y Adwords. Una interesante ponencia de OnLine Zebra sobre las claves del posicionamiento en Google. En un par de horas hicieron un detallado repaso a las nueve claves más importantes a la hora de posicionar una web o un blog en Google.

El SEO es básico y necesario.

Y aunque, para muchos de vosotros, ésto debe ser muy conocido o algo muy básico, es interesante recordar que debemos trabajarlas al detalle para que una web o un blog tengan una base y puedan ser correctamente localizadas. Recordemos que el 97% de las búsquedas que se realizan en España, se hacen a través de Google.

Las nueve claves de SEO, son:

  1. Keywords o palabras clave.
  2. Meta title o nombre del servicio o empresa y lo que ofrece.
  3. Meta description o breve descripción de la oferta con palabras clave.
  4. URL o página de búsqueda. Siempre optimizada y amigable.
  5. Headings, o cabeceras o epígrafes.
  6. Content o texto. Nuestro contenido, siempre útil y relevante.
  7. Images o las imágenes que lo ilustran. Siempre etiquetadas.
  8. RRSS o redes sociales, vinculadas a nuestro target.
  9. Link building o enlaces a otras webs de referencia.

Estas nueve claves de SEO facilitarán el camino al algoritmo de Google para indexar nuestra página o blog y como consecuencia, que los usuarios la puedan localizar de manera orgánica, natural.

Pero, muchas veces este trabajo necesario no es suficiente, por lo que se puede recurrir a campañas de Adwords. Es decir, si no nos encuentran naturalmente, aunque pongamos todos los medios a nuestro alcance, tendremos que salir a buscar a los usuarios o clientes a través de la red para obtener resultados.

El SEM es recomendable en muchos casos.

seo hgm marketing

Chuck se dió cuenta de que el destino no está predeterminado, sino que lo que tenía que hacer, era elegir entre varias opciones, abandonar aquella isla y buscar la mejor salida, con su esfuerzo y por sus propios medios. Necesitaba salir, necesitaba volver a vivir, necesitaba volver a compartir. Por eso, finalmente, tendrá que decidir cuál es su camino y trazar su nuevo destino.

A diario nos encontramos con empresas que necesitan ese pequeño empujón para ser visibles y que  les encuentren. Muchas veces la aplicación de buenas prácticas de SEO para su web corporativa pueden mejorar su posición y visibilidad frente a la competencia. El apoyo de las redes sociales también juega un papel importante en ese avance.

Las campañas de SEM o posicionamiento de pago  o pago por clic (PPC), serán necesarias cuando nuestras posibilidades de éxito para que nos localicen sean escasas por el desconocimiento del mercado y de nuestro producto o por el exceso de competencia.

Esa será la mejor manera de «salir a por ellos.»

Como dice Jorge Bucay: «Tú eliges hacia dónde y tú decides hasta cuándo, porque tu camino es un asunto exclusivamente tuyo».

¿Caminamos juntos?

¡Vamos a por ello!

Jorge Jiménez Suárez

Abr 14, 2016

Tus reglas, tu honestidad, tu destino.

– «¡Arranca!» – Dijo uno de los encapuchados al subirse al coche.

<Silencio>

– «¡Arranca!» – Le espetó de nuevo.

– «Sois cuatro.» – Dijo Frank

– «Sabes contar, impresionante. Ahora arranca.» – Le ordenó de nuevo el encapuchado.

– «Punto uno: no modificar el trato y el trato era…»- Respondió otra vez con la pistola en la sien.

Frank Martin era un militar retirado especialista en transportar cosas o personas. Siempre sin preguntas y con cuatro reglas fundamentales:

Uno: Nunca modifiques el trato.

Dos: Nada de nombres.

Tres: Nunca abrir el paquete.

Y gracias a ello lograba sobrevivir y terminar con éxito su trabajo.

Ese día había acudido a las diez en punto al lugar acordado. Motor en marcha, esperaba a sus clientes a la salida del banco. Pero algo no cuadraba. En ese momento no estaba todo como tenía que ser. Él era firme en sus convicciones. Tenía un trato con ellos, tenía que cumplir sus propias reglas y…

…tenía que transportarlos a su destino.

reglas

Pero un día, Frank rompió sus propias reglas: abrió el paquete. A partir de ese momento sabía que tendría problemas y le costaría mucho enderezar de nuevo la situación. Estaba en el ojo del huracán. A partir de ahora…

…era un profesional en dificultades.

Siempre puede haber momentos en los que nos veamos en dificultades por saltarnos nuestras propias reglas. Todos, de una manera u otra, las tenemos, aunque no las tengamos por escrito. Son reglas que por lo general nos ayudan a mantener un estilo, un rol, una forma de trabajar. Son reglas que nos permiten saber cómo actuar en cada momento y ante cualquier situación.

Es importante respetar nuestras propias reglas.

También es cierto que en algún momento puede haber variables o circunstancias que nos obliguen a cambiar nuestra manera de ver las cosas y ante situaciones imprevistas, nos veamos en la necesidad de improvisar y saltarnos esas «líneas rojas» que nos habíamos marcado o que teníamos costumbre de no rebasar.

Ante todo hay que mantenerse firme, ser honesto.

Para poder trabajar con un cliente, aparte de atender correctamente su solicitud, lo primero es generar confianza. Y para hacerlo es necesario ser honesto. Detallar lo que se puede hacer o lo que no y valorar los «pro» y los «contra», aunque no les guste lo que puedan oír. Así, evitaríamos «sinsabores» en el caso de que alguna variable, que no hubiésemos explicado, hubiera cambiado el resultado de nuestro trabajo.

Debemos trasladar nuestras reglas a todos los ámbitos.

Nuestras reglas no sólo deben referirse a una parte de nuestro trabajo, negocio o vida personal. Deben hacerse extensivas a todo aquello en lo que formemos parte. Si eres honesto en tu trabajo, también debes serlo en tu vida personal. Si lo eres frente a un cliente, también debes serlo ante un usuario o seguidor de tu marca en redes sociales. Debes mantener el rumbo en todos los campos, esa es la mejor regla de todas.

Debemos ser ecuánimes.

Baste como ejemplo el artículo que esta semana han publicado en un medio de prensa sobre Howard Gardner en la que afirma: «una mala persona no llega nunca a ser un buen profesional». Y estamos completamente de acuerdo. Siempre hemos dicho que «se puede ser buen profesional o mal profesional, pero nunca, nunca, mala persona».

camino

Fran Martin era seco, duro, impasible. Pero era cumplidor con su palabra y los tratos que realizaba. A pesar de su estilo, se ganaba el respeto y la confianza de aquellos que le contrataban. Era serio y formal. Acataba sus propias normas y las trasladaba a las demás partes de sus acuerdos profesionales. No había sorpresas, todo era claro, todo era transparente. Todo conforme a sus cuatro reglas.

Al trabajar en equipo, debemos ser muy cuidadosos con las normas, las reglas o las condiciones que nos marcamos a nosotros mismo, a nuestros clientes y a todos aquellos que nos acompañan. Nos ayudarán a que todos podamos cumplir con lo que nos piden. Recordemos que detrás de nuestro trabajo hay mucha gente que también lo hace posible y depende de nuestro esfuerzo y de nuestra experiencia que se note, que sienta y que se disfrute. Por ello debemos ser firmes al cumplir con las reglas y ser honestos.

¡Ah! La cuarta regla de Frank Martin era:»No prometas lo que no puedas cumplir«.

¿Hacemos un trato?

Elige tu destino.

Jorge Jiménez Suárez

Abr 7, 2016

Tu táctica, tu gestión de datos.

Parecían una legión de pretorianos preparándose para la lucha.

Daba gusto verles calentar en la banda en tan reducido espacio.

Allá donde jugaran, los aficionados y el equipo contrario, los miraban con cierta admiración.

Daban la sensación de ser muy sólidos. Eran un bloque, imponían respeto.

Era la temporada 1996 – 97 de fútbol, Fabio Capello se había hecho cargo del primer equipo del Real Madrid. Capello, en su presentación, afirmó que su objetivo era convertir al Madrid en el mejor equipo de España, de Europa y del mundo. Y así fue, pero… se le contrató para ganar, no para dar espectáculo…

Era el perfecto entrenador que sabía aprovechar las virtudes y los defectos de los equipos contrarios para ganarles. Destacaba por el conocimiento que tenía de sus propios jugadores y aún más si cabe, las virtudes y las carencias del equipo contrario. Capello era un entrenador que preguntaba mucho, quería saberlo todo sobre sus jugadores y de los jugadores de los equipos contrarios. Manejaba a las mil maravillas todos los datos y las estadísticas de los futbolistas: en qué puesto jugaba, cuantos balones recuperaba, cada cuantos minutos marcaba un gol, quién defendía los córners, cuantos pases de gol daba un jugador…

Gracias a ello dio resultados y logró su objetivo. Aunque el público del Bernabéu no entendía como teniendo a la mayoría de los mejores jugadores del mundo, el equipo no les hacía disfrutar con su juego. Muchos aficionados no se dieron cuenta, pero a partir de entonces, en el Real Madrid…

…algo había cambiado.

tactica

Con Fabio Capello se dio a conocer una nueva visión del fútbol en España. Integró jugadores de cualquier parte del mundo para tapar las carencias de la plantilla basándose en sus datos y en sus referencias. Abrió la mente a un nuevo escenario futbolístico, donde además de la calidad de su equipo, primaba la experiencia y el análisis de las estadísticas.

Su táctica, rentabilizar los datos.

La pasada semana tuve la oportunidad de asistir por segundo año consecutivo a Expocloud. Fue una experiencia corta pero productiva. En él se reunieron y juntaron las empresas mas relevantes del mercado nacional e internacional relacionados con el almacenamiento y la gestión virtual de datos. Es decir…

…la gestión de la nube, de la cloud.

La nube o cloud, no es más que un conjunto de servidores a los que se puede acceder a través de Internet. Redes sociales conocidas como Facebook, Google+ o Twitter son claros ejemplos de lo que es una cloud.

La nube tiene grandes ventajas como el acceso desde cualquier sitio y con varios dispositivos, tener todo el software en único sitio y actualizado, ahorro en software y hardware ya que no es necesario contar con un gran equipo, ahorro en mantenimiento técnico, etc.

Quizá uno de sus mayores inconvenientes sea, por al momento, la falta de seguridad y privacidad, ya que no tienes el control total de todos tus archivos y el riesgo a perder la confidencialidad de la información que se posee es muy alto. Tampoco olvidemos que sin internet o conexión a la misma no hay nube.

Aún así debemos hacernos a la idea de que para evitar estos problemas…

…todas las empresas tendrán su propia cloud en poco tiempo.

expo cloud 2016

Quizá una de las mayores utilidades de la cloud es el almacenamiento de datos procedentes de las muchas respuestas a nuestras preguntas y búsquedas de información que a diario realizamos. La cantidad de datos es tan grande que debemos guardarlos y clasificarlos bien para poder analizarlos en el futuro y que nos reporten una utilidad, una oportunidad o un ventaja frente a nuestra competencia.

En un par de ponencias en Expocloud, nos hablaron de la importancia de convertir nuestros datos en algo beneficioso para nosotros o para nuestro trabajo. En ambas se hizo mención a la afirmación lanzada recientemente desde Microsoft:

«El dato es la nueva electricidad».

Por un lado, Alberto Retama de Fundación Big Data, afirmaba que: «el dato es dinero, el dato es negocio«. Y recomendaba la contratación de personas o equipos profesionales que fueran capaces de llevar a cabo el análisis de todos los datos recogidos por una empresa para poder rentabilizarlos o darles una utilidad que reportara beneficios para la misma.

Por otra parte, José Antonio Esteban de Eurocloud, afirmaba que «somos personas, pero no todos iguales». Por lo que cada dato hay que saber tratarlo para poder monetizarlo con el público adecuado, objetivo de análisis. Aunque discrepaba en la contratación de profesionales para realizar los análisis, ya que las empresas siempre han tenido personas o directivos que utilizan su capacidad de análisis para tener éxito y sacar adelante los proyectos.

En lo que sí estaban de acuerdo ambos ponentes es en la importancia que cada día adquiere el enfoque digital de las empresas y su progresiva transformación digital.

Para ello es fundamental estar en la nube, en la cloud.

datos

Fabio Capello, a pesar de ser despedido en su primera temporada, logró que el Real Madrid ganara el Campeonato Nacional de Liga ese año y formó la base para ganar la ansiada 7ª Copa de Europa al año siguiente y la Copa Intercontinental. Consiguió volver a hacer al Real Madrid el mejor equipo de España, de Europa y del mundo. Sólo tuvo una táctica: gestionar una cuidada selección de datos sobre todo lo relacionado con su objetivo.

La oportunidad que nos brinda el cloud o la nube de poder almacenar gran cantidad de datos es algo que debemos aprovechar. El continuo crecimiento del big data debe animarnos a analizar los resultados de nuestras acciones y de la competencia. Debe servirnos para abrir nuestra mente a nuevas tendencias y nuevos caminos. Eso sí, será necesario saber gestionarlos dentro de nuestro propio espacio y saber controlarlos, saber manejarlos.

Porque, como dice Fabio Capello: «Una cosa es entrenar y otra es llevar el vestuario.»

¿Tienes equipo?

Jorge Jiménez Suárez

Mar 31, 2016

Cambia el guión, abre tu mente.

Ya tenían su futuro planeado y rigurosamente marcado:

  • Uno iba a ser diplomático.
  • Otro iba a ser procurador.
  • Y el último, notario.

Tan pequeños y ya estaban estresados con lo que se les venía encima…

Cansados y asustados de escuchar las conversaciones que tenían sus madres para presumir de su previsible futuro, sólo tenían una opción para poder luchar contra su impotencia, dar un grito de protesta en forma de lloro:

¡Mamá, cambia el guión!

…..

Todos las madres quieren y desean lo mejor para sus hijos. Y aunque este ejemplo parezca exagerado, todos nosotros conocemos casos parecidos o similares. Con seguridad, es difícil que aquellos niños se conviertan en los hombres con aquel futuro soñado por sus madres. Además de tan estricta base de educación, adquirirán también sus propios ideales.

Este tipo de vidas tan cerradas y esquemáticas acaban generando pequeñas rebeldías, y a cierta edad, una auténtica revolución. Por lo que, finalmente, ellos, los niños, serán los que marcarán su rumbo, su destino y su futuro. Y el tiempo será, el que les dará o no, la razón a sus queridas madres.

Son ellos los que deben cambiar el guión.

cambia el guión

Quizá en un primer momento, a estos tres niños, las ideas de sus madres les parecerían las peores. Quizá, años después podrían haber pensado que no eran tan malas, pero que simplemente habría que adaptarlas a los tiempos que les toca vivir. O, quizá, simplemente no les valdrían y tendrían que buscar nuevos caminos, nuevas alternativas. Tendrían que probar, tendrían que experimentar…

…tendrían que abrir su mente.

Con nuestras mejores intenciones procuramos hacer o planificar nuestra vida la de las personas que pudieran estar a nuestro cargo o los proyectos profesionales en los que nos vemos inmersos. Quizá cometemos el error de cuadricular y esquematizar demasiado las cosas, para sentirmos mejor o para sentirnos más seguros en la creencia de que haciéndolo así, lograremos tener éxito al cumplir con los objetivos que nosotros mismos nos imponemos.

Debemos dar un giro a nuestra percepción.

Ahora mismo, en el entorno profesional, al igual que el familiar o personal, ya hemos abierto nuestra mente a los nuevos cambios tecnológicos. Nos estamos adaptando a la transformación digital y estamos viviendo nuestra «pequeña revolución». De nuestra rápida adaptación, dependerán muchos de los aciertos o fracasos futuros. Debemos dejar fluir los sentidos para entender y captar las nuevas tendencias. Debemos cambiar nuestra forma de percibir los cambios y las nuevas necesidades. Tenemos que intentar vislumbrar el futuro, estar cerca de la visión. Aunque para ello…

…hay que romper los esquemas.

Como ya hablamos hace tiempo, la planificación poco a poco tiene que ser mucho más flexible. Es más, debemos ser menos estrictos al configurar nuestra hoja de ruta, sin miedo «a salirnos del guión«. Debemos abrir la mente a nuevas ideas, a ser más libres y dar más libertad a las personas que comparten nuestro camino. Sobre todo a las nuevas generaciones digitales, a las que debemos prestar especial atención y facilitarles el paso. No olvidemos que serán el futuro.

Apostemos por ellos. Apostemos por la transformación digital.

Hace veinte días pudimos leer en un medio de comunicación un caso muy similar a lo que hoy tratamos. El hijo de un conocido empresario de éxito tiene un hijo con el que podríamos pensar que tiene el guión muy marcado. Y a buen seguro que así será. Pero su tiempo libre le permite cultivar otras facetas y aficiones en las que destaca sobradamente. Bravo por él y por la libertad que le brindan para poder hacerlo.

Debemos apoyar la iniciativa personal.

abre tu mente

Cambia el guión fue un fantástico anuncio, como muchos otros, de la nueva generación Pepsi. Aunque, a pesar de no cambiar nuestro hábito en España de beber Coca – cola, si nos hizo pensar en que podíamos ver las cosas de manera diferente, ampliar nuestras miras y cambiar de estilo, aunque fuera sólo para tomar un refresco.

El papel de un buen técnico de marketing es estar más cerca de la visión que de la misión. En los momentos más duros de una campaña, de una propuesta, de una presentación, si surgen contratiempos, es cuando debemos abrir nuestra mente y si es necesario cambiar el guión establecido y buscar soluciones por otro camino.

Muchas veces la intuición es más certera que la razón.

Y debemos aprovecharlo. Como decía Albert Einstein: «la mente que se abre a una nueva idea jamás regresa a su tamaño original».

¿Crecemos juntos?

Abre tu mente.

Jorge Jiménez Suárez

Mar 24, 2016

Haz un reset y resucita.

Y le dijeron:

– «Mujer, ¿por qué lloras?» –

Les dijo:

– «Porque se han llevado a mi Señor, y no sé dónde le han puesto.» –

Y cuando hubo dicho esto, se volvió y vio a Jesús que estaba allí;

aunque no sabía que era Jesús. Jesús le dijo:

– » Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?» –

Ella, pensando que era el hortelano, le dijo:

– Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré.» –

Jesús le dijo:

– «¡María!» – 

Volviéndose ella, le dijo:

– «¡Maestro!» –

(Juan 20: 13 – 16)

Tenía que volver a presentarse ante todos aquellos que en su día creyeron en él, ante todos aquellos que le siguieron y sufrieron con su partida, con su muerte. Tenía que reconfortarlos. Y con su sola presencia les llenaría de alegría, colmaría su pena, les mostraría de nuevo el camino y aumentaría su esperanza, su fe.

Necesitaban verle para creer incondicionalmente.

resucita

La muerte de Jesús era sólo el principio de una nueva vida, de una nueva fase, de una nueva era. A partir de ese momento, con su resurrección, se completaba su mensaje. Jesús, nos dejó un mensaje que no moriría, que se transmitiría a todas las personas, que llegaría a todos los lugares y que perduraría en el tiempo. Jesús nos dejó un gran legado.

La resurrección, la vida eterna.

Un año más llegamos a estas fechas especiales de Semana Santa. Esta es la semana de pasión y sacrificio, para muchas personas de este mundo. Como en años anteriores, no queríamos dejar de aportar nuestra particular visión y lo que cada uno de los hechos de los que hablamos puede aportarnos en el futuro.

La muerte no es el final.

Muchas veces, aunque suene raro o extravagante, es necesario «morir». O es necesario que nuestro proyecto «se muera un poco». Quizá sea la manera que tenemos de poder desembarazarnos de muchas cosas que nos atan pero que realmente no nos aportan nada a nuestro trabajo o a nuestra vida.

Llegará un día en el que perderemos a seres queridos o nos alejaremos de amistades a las que tengamos gran estima o dejemos de tener contacto con algunos compañeros de profesión. En la distancia, al alejarnos, es cuando empezaremos a ver si realmente enriquecían nuestra vida, nuestro trabajo o nuestro entorno. Quizá eran un freno o, todo lo contrario, eran la razón de nuestro éxito.

Debemos valorar las cosas en perspectiva.

Hace tres años que conocí a una gran persona, Juan Urríos, gracias a una invitación personal a un desayuno empresarial organizado por Zinia. Nunca nos habíamos visto en persona y desgraciadamente, no volvimos a vernos más. Eso sí, a partir de entonces, mantuvimos una cordial relación profesional y de amistad a través de las redes sociales. Curiosamente era de mi mismo barrio, pero nunca habíamos coincidido.

Tuvo que ser a través de la red, como el resto de los innumerables amigos que se hizo a lo largo de los años, donde yo pude aprender todo lo que él transmitía. Su estilo, amable, educado, pero firme en sus creencias, le concedía un carisma especial y se ganaba fácilmente el respeto.

Su ayuda desinteresada en las buenas causas y su aportación en el aprendizaje de los demás, fueron otro tipo de facetas con los que se ganaba el reconocimiento de los compañeros y seguidores. No creo que sea el único que tenga un buen recuerdo de él, cuando me «regañaba» con mi descuidado perfil en Linkedin. Estoy seguro de que algunos de aquellos componentes de la campaña «#mehashechounreset«, aún guardan con cariño un buen recuerdo de él.

A pesar de que se haya marchado, muchos, le tenemos presente.

Cada día que se nos olvida como ser o como comportarnos en las redes, sólo debemos ir a su «muro» y empaparnos un poco. Tampoco veremos como hay muchas personas que le siguen visitando. Su legado se mantiene vivo.

haz un reset

Si la muerte de Jesús marcó un antes y un después, no podemos dejar de pensar en lo duro que fue dar el paso. Gracias a ello, el mensaje se mantiene y millones de personas, aunque no esté presente, siguen sus enseñanzas y viven con esperanzas renovadas año a año.

Aunque no nos lo parezca, hacer un reset, en muchos casos, trabajos o situaciones de nuestra vida, nos ayudan a levantarnos de nuevo, a resurgir, a volver a empezar. En muchos casos, en cuanto perdamos la fuerza, podremos ir a consultarlo allí donde las cosas tenían sentido hace tiempo. Y en el tiempo en el que vivimos, el único lugar donde podemos encontrar las cosas que importan, no sólo están en internet, si no en nuestro interior, en nosotros mismos.

Como decía Stanley Bendelac: «cuando tengas una decisión importante que tomar, y la razón no es capaz de aconsejarte, déjate llevar por tu intuición. Haz caso de las emociones».

¿Hacemos un reset?

Es tiempo para resucitar.

¡Feliz semana de pasión!

Jorge Jiménez Suárez

Mar 17, 2016

Un reto, fuerza de voluntad, espíritu de superación.

Para ella suponía un reto personal. Sus nuevas obligaciones con los hijos de Luke cada vez le ocupaban mas tiempo. Había vuelto a llegar tarde a su trabajo y su jefe echaba humo. Todos la esperaban. Las modelos, perfectamente arregladas, se deshacían agasajando al asistente. No se lo pensó dos veces, hizo varias fotos rápidas y se marchó ante la sorpresa de su jefe.

– «No me puedes hacer esto Isabel» – protesto él.

– «Que lo retoquen en postproducción y trabajo terminado…» – le contestó.

– «A este paso, perderé mi trabajo.» – pensó ella.

….

Isabel Kelly era una reconocida fotógrafa de moda. Su vida giraba en torno a su profesión. Luke, su nueva pareja, se había declarado y ella había decidido corresponderle. Él estaba divorciado y tenía dos hijos: Anna y Ben. Por lo que a partir de ese momento tenía que congeniar con ellos al compartir con ellos la mitad de su tiempo.

No lo tenía fácil, sus métodos modernos eran rápidamente contrarrestados por Jackie, la madre de los niños. Su experiencia en su campo es incontestable. Además no se lo pone fácil. Los niños tampoco. Aún así no se rendiría, había decidido que quería estar junto a Luke y debía ser aceptada como una más de la familia.

¿Sería capaz de conseguirlo?

reto

Jackie, a pesar de las trabas que le pone a Isabel, ve en ella, poco a poco, aspectos interesantes de los que puede aprender y sacar partido. También irá aceptando que Isabel es el futuro de sus hijos y por lo tanto, aunque sea exigente con ella, la transmitirá sus conocimientos para garantizar el bienestar de los niños.

La hará pasar por pequeñas pruebas de aptitud y actitud frente a los problemas y ver cómo los resuelve. Y lo que es más importante, cómo ayuda a sus hijos a superar el día a día. Esto hace que se tenga que ocupar cada día más de los niños y acabará perdiendo su trabajo. Por lo que…

…consigue conocer su pasado para enfrentarse al futuro.

Nos pasa a diario a todos. El tiempo nos hace madurar. La inexperiencia inicial de nuestra etapa profesional se suple con osadía y valentía en algunos casos. Aunque el esfuerzo, la constancia y la voluntad acaban creando en nosotros un espíritu de superación muy fuerte y nos hace capaces de afrontar cualquier situación con garantías.

Los fuertes cambios que se están produciendo en todos lo que nos rodea no tendrían sentido si no compartiéramos el esfuerzo que ha supuesto llevarlo a cabo por muchas otras personas antes de que hubiéramos nacido. Personas que en un momento creyeron en algo, aceptaron el reto, pusieron todo su empeño y su fuerza de voluntad para realizarlo. Y aunque muchas no tuvieron oportunidad de disfrutarlo, si dejaron su legado para que muchos otros lo disfrutaran.

Personas que en muchos momentos pudieron fallar o no acertar y tener que buscar otro camino hasta alcanzar lo que buscaban. No olvidemos que en las diferentes etapas de nuestra vida personal y profesional siempre hay tiempo para reinventarse y cambiar las situaciones difíciles en buenas oportunidades.

Lo nuevo vende, pero lo auténtico también.

Por eso, las nuevas generaciones están cada vez más preparadas. Las generaciones anteriores han trabajado y seguirán trabajando para que así sea. Porque sin su base de conocimiento y su experiencia es muy difícil superar los nuevos retos del futuro. Necesitamos apoyarnos en ellos.

superate

Isabel, finalmente, conseguirá ganarse el cariño, la confianza y el respeto de su nueva familia. No sólo ha aprendido y se ha adaptado a las costumbres y los hábitos de su nueva familia, si no que les ha dado un valor añadido, les ha dado algo más, algo que es parte de ella y que a partir de ahora formará parte de todos ellos: el espíritu de superación y la fuerza de voluntad.

Los nuevos profesionales deberán poner empeño en controlar muchos de los conceptos tradicionales si quieren ser aceptados y reconocidos en su trabajo. Lo nuevo y joven, con lo viejo y maduro, son conceptos y estados que convergen. Con el tiempo, están obligados a entenderse. Los mayores deben traspasar su experiencia a los jóvenes para que les sirva de base para afrontar el futuro. Es necesario, es ley de vida.

En nuestra profesión, el mundo off-line sigue proporcionando una buena base a los profesionales. Pero la incorporación del mundo on-line a todos los ámbitos harán que quede muy poco del mundo tradicional. Aunque seremos muchos los profesionales pioneros los que lideremos esos cambios. Ya que…

…la transformación digital ha llegado para quedarse.

Como reza el dicho popular: «Hay una fuerza motriz mas poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica. Esa fuerza es la voluntad».

¿Aceptas el reto?

¡Mantén firme tu espíritu!

Jorge Jiménez Suárez

Mar 10, 2016

Aprender, crecer, madurar.

– «¡Joder! Nos hemos dejado a Elías» – gritó Taylor viéndolo desde el helicóptero.

-» ¿Cómo? ¡Vuelve a bajar, vuelve a bajar!» – grito el teniente.

– «Serpiente 1 – 9 – 0 – 4, queda uno de los nuestros ahí abajo.» – 

– «Enviad refuerzos, enviad refuerzos» – dijo el piloto por radio.

Elías estaba solo. Le habían abandonado. Aún así, el instinto de supervivencia le obligaba a seguir corriendo y a intentar salvarse. Detrás suyo, un centenar de soldados del ejército vietnamita le perseguían y tiroteaban sin piedad. Pero a pesar de los innumerables esfuerzos de sus compañeros y del fuego de cobertura realizado desde los helicópteros, para que pudiera ser rescatado, no lo lograron.

Finalmente murió.

madurar

(Imagen: MGM)

Taylor, al igual que muchos otros, se había presentado voluntario para luchar por su país en la guerra de Vietnam. Lo que en un principio podía parecer una misión con honor, se va convirtiendo en una tremenda decepción. Desde el principio ve pocas cosas de lo que pensaba que sería aquello cuando se alistó.

Sus experiencias en el ejército le sirvieron para aprender, crecer y aumentar su visión de las cosas. Tuvo la oportunidad de descubrir que la guerra es un lugar en el que muchos se convierten en hombres y muchos otros dejan de ser considerados como tal.

Esta experiencia le sirvió para madurar.

Todos nosotros nos enfrentamos a nuestra particular guerra diaria. Dependiendo del ámbito, el momento o la situación, dedicamos nuestro tiempo a solventar todo tipo de situaciones en nuestro puesto de trabajo o en las obligaciones que debemos cumplir en nuestras respectivas familias.

Tanto en un ambiente como en otro, siempre son muchas las cosas que nos animan a empezar y son muchas otras las que vamos conociendo por el camino las que nos animan a seguir. La superación de las dificultades nos hacen crecer en nuestra experiencia y a saber gestionar mejor los recursos que tenemos a nuestro alcance.

También son muchas las decepciones. Sencillamente porque las personas que nos acompañaban no son realmente como pensábamos. O porque no habíamos previsto innumerables situaciones e imprevistos que nos han provocado muchos más disgustos que alegrías. Aunque de todas ellas, si continuamos adelante, aprendemos. Debemos seguir mirando hacia delante, pensando en el futuro. Como se suele decir, debemos…

«…pensar en el pasado para madurar

y pensar en el futuro para crecer…»

A lo largo de estos años la explosión digital ha ido dando paso a una serie de fases de adaptación y aprendizaje en todos nuestros ámbitos. Lo que en un principio era tratado con respeto y distancia, ahora se ha convertido en el uso con soltura, y a veces con descaro e imprudencia,   de muchas herramientas digitales por parte de muchos usuarios. Debemos darnos cuenta que el proceso de transformación digital se puso en marcha hace tiempo y que cada día vamos completando pequeñas pruebas y superando pequeños obstáculos gracias a las nuevas tecnologías aplicadas a nuestro ámbito personal y profesional.

Vamos poco a poco consiguiendo adaptarnos a los nuevos cambios. Podemos decir que cada día nos «licenciamos» en una nueva faceta. Vamos superando la dureza del rumbo escogido y el largo camino que aún nos queda por recorrer. Y en ese proceso iremos dejando muchas cosas que nos perjudican e incorporando nuevas que nos faciliten nuestra labor.

La actividad en internet, la planificación en redes sociales, las labores de community manager, la consolidación de nuestra imagen (branding) y el resto de acciones en la red, no son labores que se aprenden en un día. Se trabajan todos los días, se crece con ello, y con tiempo y mucho trabajo, se puede llegar a madurar en muchas de ellas. Son pocos los que lo han logrado. Pero los que trabajamos a diario con ello…

…debemos sentirnos orgullosos de nuestros logros.

crecer

Taylor, al conocer la verdad de lo que pasó con Elías decidió terminar con el culpable. Supo ver, con ojos críticos, lo que era importante y lo que era realmente realidad. Pudo ver lo que la verdad esconde en muchas personas que se suponen que están en tu propio bando, en tu mismo equipo. Para saber renunciar a ellas y compartir su experiencia con muchas otras que sí supieran valorarlo.

Por nuestra parte seguimos trabajando día a día con todas las innovaciones tecnológicas, procuramos probar todo aquello que podamos incorporar a nuestra experiencia prescindiendo de otras que puede que retrasen nuestra labor o ya no nos sirvan. Estos pequeños cambios hacen que nos mantengamos al día y podamos seguir siendo competitivos y seguir generando confianza. Para el correcto funcionamiento y la existencia de esta pequeña agencia así debe ser.

Como dijo Henri Bergson: «Existir es cambiar, cambiar es madurar, madurar es creación sin fin.»

¿Crecemos juntos?

¡Vamos a crear!

Jorge Jiménez Suárez

Páginas:«1234567...19»