16 Jul, 2015

Concepto directo y sencillo, concepto ganador.

Madrid – Sala de Convenciones Moda Shopping.

Mayo de 1.995 – 13:00h.

Estaba a todo a oscuras y en silencio. Desde la mesa de ponencias se dibujó una silueta característica. Era una persona, que, a pesar del calor que hacía, llevaba puesta la chaqueta. Sentado frente al micrófono, en ese momento, comenzaba a dirigirse a todos los presentes a aquella jornada de Merchandising, Packaging y Escaparatismo organizada por el CENP de Madrid.

– «Hola soy de la agencia Vierka» – se presentó.

– «Antes de comenzar a explicarles por qué he venido aquí, quería mostrarles algo…» –

Seguidamente su sombra se movió. Cogiendo un objeto, lo levantó y lo enseñó a todos los presentes.

De nuevo una nueva silueta. Esta vez, el objeto, sí que nos era familiar.

– «¿Sería alguien tan amable de decirme qué es este objeto? » – preguntó a la sala.

– «Es una botella de Coca – cola»- la respuesta sonó al unísono.

– «No señores, no. Esto es un envase.» – sentenció.

Es cierto, no era más que un envase.

Esa era la magia del momento, la clave del concepto.

Poder dar una fácil y sencilla explicación de cuál era el motivo por el que estábamos allí. Cuál era la razón por la que esa «sombra» se identificaba con un producto o una marca en particular. O cuál era el motivo del ponente desconocido a la hora de presentarse así.

Logró con mucha claridad, en un simple golpe visual, explicarnos lo que era el packaging.

botella

Fue corta, pero fue una ponencia exitosa, con muy pocos medios, pero con un mensaje corto y sencillo, no nos dejó ninguna duda. Desde el principio tuvo encandilada a toda la sala, y si el inicio sorprendió, el resto de la exposición no nos dejó indiferentes por lo ameno y directo que fue. Fue una presentación rodada de principio a fin.

La dificultad de poder explicar lo que hacemos o a lo que nos dedicamos, a veces, supone un esfuerzo que muy pocas personas son capaces de realizar. Muy pocas personas saben transmitir la esencia de nuestro trabajo o nuestro concepto empresarial. Lo mismo ocurre a la hora de compartir ciertos conocimientos, métodos o tácticas.

Tenemos que tener en cuenta que los medios y las herramientas han cambiado. Como hemos mencionado en anteriores ocasiones, las nuevas tecnologías han facilitado mucho la interrelación de las personas. Todas las formas que tenemos de comunicar hoy en día eran casi impensables en el año 1.995. Pero si hay algo en común entre el antes y el después es que:

Para sorprender se deben cuidar los detalles.

Es cierto, si ahora cuidamos mucho la imagen, la apariencia, la identidad de la marca y la marca personal a través de nuestras redes sociales, nuestra website o nuestras presentaciones, antes, los pocos encuentros a través de conferencias o eventos, debían cuidar mucho el detalle, y en muy poco tiempo debían impresionar, debían encandilar, debían enamorar. Y todo ello para hacerse un hueco en la mente del cliente o el consumidor con un único…

…objetivo: ser recordado.

No sólo debemos explotar las técnicas y las aplicaciones de internet, ante nosotros puede haber multitud de técnicas de presentación o de transmisión o de comunicación que pueden ser más eficaces, que pueden ser más adecuadas, que pueden ser más acertadas. Todo ello para convencer de que tenemos entre manos un proyecto, una campaña, o un producto ganador.

Por ejemplo, hace algunas horas he tenido una reunión con uno de mis colaboradores y hemos tratado en cierto punto de nuestra reunión el conocido tema del «elevator pitch«. Una técnica de presentación de empresas para emprendedores rápida, directa y sencilla, que debe estar muy bien preparada y muy bien dirigida a nuestro target.

Dadas las innumerables oportunidades que podemos buscar o tener, ¿no pensáis que así podríamos generar la ilusión necesaria para apostar a un proyecto ganador?

Sólo debemos hablar sobre ello.

concepto

Otro concepto muy importante que nos dejó el ponente desconocido, esta vez con palabras, fue la anécdota que narró a cerca del escepticismo que mostraba su abuela sobre el hecho de que su nieto, es decir, nuestro ponente desconocido, pudiera ganarse la vida con esta profesión. Su abuela también tenía razón. Es un concepto, que muchas veces, a los profesionales de marketing, nos resulta muy difícil demostrar.

Tristemente no recuerdo el nombre de aquel ponente desconocido del que guardo tan buen recuerdo. Es más, el nombre de su agencia, Vierka, no he logrado encontrarlo por ninguna parte. Aún así, le estaré siempre agradecido. Me enseñó mucho con muy poco.

Gracias, donde quiera que estés.

Como decía Henri Bergson: «Los conceptos están incluidos en las palabras».

¿Quieres ganar?

¡Hablemos!

Jorge Jiménez Suárez

Deja un comentario