16 Jun, 2016

Gestiona tu imagen, gestiona tu reputación.

«En otro reino, Las Ciénagas, vivían todo tipo de extrañas y maravillosas criaturas.

No necesitaban rey ni reina, ya que imperaba la confianza mutua.»

En este reino, vivía Maléfica una preciosa hada, con un gran corazón dotada de unas alas de águila. Todo era paz y felicidad en su mundo. Un día llegó un niño campesino llamado Stefan a su tierra. Junto a él crecerá e incluso se llegará a enamorar, conociendo el amor verdadero.

Por aquel tiempo el Rey del Castillo, el reino vecino, quiso conquistar el reino de Maléfica. Pero ella se lo impedirá derrotándolo. Henry, que así se llamaba el rey, enfermo desde entonces, decide recompensar con su trono y la mano de su hija a aquel que pueda asesinar a Maléfica. A partir de ese momento, aparecerá el verdadero Stefan.

La ambición de Stefan hará que traicione a Maléfica.

reputacion on line

Stefan no fue capaz de quitarle la vida a Maléfica, pero le arrebató sus alas. Por todo ello, Maléfica, comenzó la construcción de un reino oscuro en Las Ciénagas. Llegando así a convertirse en una pérfida, siniestra y malvada bruja. Los cuernos, su aspecto y sus acciones, tampoco ayudaron a recordar a la antigua hada buena que fue.

Empezó a forjarse su fama, su reputación.

Tener una mala reputación es muy fácil y tener una buena reputación es más complicado. Ambas situaciones pueden darse en nuestra vida personal y profesional. Siempre valoramos, respetamos e incluso seguimos fielmente a aquellas personas o marcas que se ganan nuestra confianza a través de una reputación intachable.

Siempre hemos dicho que si eres una mala persona, es muy difícil que seas un buen profesional. Pero, paradójicamente, vemos que en muchos casos, las malas personas son idóneas para determinados puestos o determinadas funciones dentro de una empresa o corporación. Incluso tienen éxito.

¿Cómo podemos gestionar la reputación?

Desde que comenzamos con nuestra labor digital, cuando comenzó este blog, cuando comenzó nuestra transformación digital, siempre oímos hablar de las famosas «crisis de reputación». La verdad es que, salvo casos muy conocidos o sonados, es algo que con un poco de sentido común y buen hacer se pueden evitar.

Es muy importante hacernos visibles a través de la creación de contenidos bien posicionados, actuar con transparencia, tener una comunidad sólida y escuchar qué dicen los usuarios. Podemos decir que éstas son las claves para mantener una buena reputación online. Los contenidos generan solvencia y transmiten conocimientos.

Para ello la monitorización, como ya contamos alguna vez en este blog, es también muy importante. Debemos «escuchar» con atención lo que se dice de una marca o de la nuestra en las redes sociales y en los entornos digitales en general. Además, debemos tener en cuenta, que a pesar de llevar ya algunos años de revolución digital, todo lo que se crea en internet tiene un aspecto que nunca antes han conocido las empresas.

Gestionar ese nuevo poder no siempre es tarea que se pueda aprender en un día, en meses, incluso, en muchos casos, en años. Como ya recomendamos en su día, se debe tratar de delegar la gestión de las redes en personas preparadas y realmente formadas dentro de las mismas: el community manager

Para ser visibles dentro de un determinado sector debemos crear contenidos de calidad y nuestros seguidores, clientes y usuarios siempre nos identificarán por ello, por nuestro estilo. Esto ayudará, sin duda a crearnos nuestra propia imagen, nuestra propia reputación.

reputacion

Maléfica, finalmente, se vengó y volvió a ser la que era. Gracias a Aurora, La Bella Durmiente, a partir de ese momento, sería la reina de La Ciénaga y la protectora del mundo, en agradecimiento por todo lo que hizo y por todo lo que había sufrido. Y por supuesto, para limpiar su reputación.

Por nuestra parte, recordar que si nos concentramos en la reputación en internet o reputación digital, debemos tener en cuenta que una mala decisión, un comentario desafortunado, una imagen, una mala atención a un cliente o cualquier mínimo detalle, puede hacer que una compañía pase de ser la más valorada, a ser la más despreciada.

Lo más importante es, tener muy clara cual es nuestra identidad.

Como dijo Sócrates«Si quieres gozar de una buena reputación preocúpate en ser lo que aparentas ser.»

¿Qué quieres ser?

¡Gestiónalo!

Jorge Jiménez Suárez

1 Comentario

  • […] William era el dueño de una tienda de libros y guías turísticas en el barrio de Notting Hill de Londres. En apariencia, llevando una vida cómoda, tranquila y sencilla. Un día, entró a su tienda Anna Scott, una conocida actriz de Hollywood. A pesar de no reconocerla, se enamoró de ella. Pero poder acceder a ella se convirtió en una dura tarea para William. Era muy difícil competir con todo lo que tiene a su alcance una persona como ella: éxito, dinero, reputación. […]

Deja un comentario