23 Abr, 2015

Inbound Marketing, una buena proposición.

– «¿Qué es esto?» – preguntó.

– «Un ladrillo» – le contestó un alumno.

– «¡Bien! ¿Qué más?» – insistió.

– «Un arma» – le respondió otro entre las risas de sus compañeros.

– «Louis Kahn dijo que, incluso un ladrillo quiere ser algo, tiene aspiraciones. Incluso un ladrillo normal y corriente, quiere llegar a ser algo más de lo que es. Quiere ser algo mejor de lo que es» – continuó.

– «Eso es lo que debemos sentir nosotros.» – finalizó.

….

David debía darlo todo en su profesión como arquitecto, su proyecto con Diona se había venido abajo por problemas económicos y habían aceptado una extraña proposición por parte de John Gage para saldar sus deudas y volver a tener el nivel de vida que ostentaban.

Habían optado por el camino más corto y habían aceptado la proposición de Gage. Lo tuvieron todo pero en poco tiempo se quedaron sin nada. Se habían perdido. ¿Había merecido la pena?

Inboud marketing

David, en su faceta de profesor, explica muy bien a sus alumnos como un simple ladrillo puede ser muy importante gracias a formar parte de una estructura, de una organización, de un equipo. Les demuestra con un sencillo ejemplo que las personas debemos «ser algo formando parte de algo».

Eso lo que debemos sentir, eso es lo que queremos sentir y eso lo que necesitamos sentir.

En el mundo digital las cosas no son muy diferentes. Para ello muchos profesionales utilizamos las herramientas que nos brinda la tecnología a través de internet, nuestros conocimientos, con la aportación y creación de contenidos, y una exquisita gestión de relaciones personales y profesionales a través de las diferentes redes sociales.

Para atraer a nuestro target, a nuestro público objetivo, a nuestros clientes utilizamos una serie de acciones, canales y técnicas combinadas e integradas en el plan de marketing para lograr un único objetivo: obtener mayor visibilidad on line. Es lo que denominamos Inbound Marketing o marketing de atracción.

El Inbound Marketing se basa en tres pilares fundamentales que deben estar sincronizados:

1. SEO o las labores de posicionamiento natural en buscadores.

2. Marketing de contenidos o la creación de blogs, noticias, imágenes, videos…

3. Social Media Marketing.  Espacio de encuentro entre personas, clientes y empresas.

Este conjunto de técnicas no intrusivas nos permitirán conseguir captar clientes aportando valor, a través de la combinación de estas tres acciones de marketing digital básicamente. Además, debemos incorporar un pormenorizado trabajo de analítica web y no despreciar una buena investigación comercial online previa.

Nuestra proposición ideal, al conjuntar todas estas acciones, está encaminada a que sea el usuario quien se sienta atraído por nuestro producto o servicio y tome la iniciativa para intentar establecer contacto con nosotros o con la marca. Cuando este contacto se establezca, serán los profesionales de las redes sociales los que redirijan ese interés en relaciones provechosas para ambas partes.

El Inbound Marketing, según nuestros compañeros de Marketing Digital se puede resumir en cuatro palabras: crear, optimizar, dinamizar y convertir. Nosotros seguimos apostando por la inclusión de de una quinta previa: investigar, y una sexta final: analizar.

Esa será la mejor proposición para atraer nuevos clientes, mantener clientes actuales y recuperar antiguos clientes. Lograremos así que llegen a ser mejores formando parte de nuestra comunidad, de nuestra marca. Libremente.

Inbound Marketing

David tuvo que aplicar toda su fuerza y su ingenio para recuperar el amor por Diona. Incluso perder el dinero que tanto deseó para solucionar sus problemas económicos. La ambición les había separado pero su proposición generosa les uniría de nuevo.

Para ganar o recuperar la confianza de las personas, de nuestro target, de nuestro público objetivo, debemos hacer una buena proposición, una proposición de calidad, una proposición de valor. Y esa proposición debe canalizarse a través de una clara estrategia de Inboud Marketing, un gran esfuerzo que merece la pena realizar.

Como decía Diona: «Si deseas algo con mucha fuerza, déjalo en libertad. Si vuelve a tí, será tuyo para siempre. Si no regresa, no te pertenecía desde el principio».

¿Necesitas una buena proposición?

Jorge Jiménez Suárez

Deja un comentario