21 Ene, 2016

Marketing digital, algo maravilloso.

Se habían despertado, y frente a ellos, delante de su refugio había algo que el día anterior no estaba. Era un monolito de color negro con una superfice lisa, limpia, pulida. Esto no era muy normal. Nunca habían visto nada parecido.

– “¿Qué hacía allí? ¿Qué era eso?” – se preguntaban los primates.

Y con curiosidad se acercaban a verlo, a tocarlo, a sentirlo.

Uno de ellos arengó a sus compañeros y se aproximaron a él.

– “¿Qué era aquel objeto de forma tan perfecta? –

A partir de ese momento comenzaron a ser conscientes de muchas cosas que había a su alrededor y a las que no habían prestado atención hasta entonces. Comenzaron a descubrir la utilidad de los objetos que la naturaleza les proveía. Comenzaron a utilizarlos como herramientas.

Comenzaron a pensar.

Su vida cobraba una nueva dimensión, se enfrentaban a nueva realidad.

– “¿Sería el monolito la causa de este cambio?” –

Sólo sabían que a partir de ese momento, ya nada sería como antes. La evolución y la mejora, sería continua, rápida, incesante, trepidante. Gracias a esa nueva y extraña presencia se sentían con mayor fortaleza, con mayor seguridad, con mayor capacidad para probar cosas nuevas, para experimentar, para avanzar.

Gracias a ello pudieron cambiar, ser mejores.

Gracias a lo que un día llegó y se quedó junto a ellos para siempre.

algo maravilloso va a ocurrir

El simple hecho de la aparición del monolito produjo una reacción en la mente, en los hábitos, en las costumbres de aquellos primeros habitantes del planeta. Para ellos fue un hecho diferenciador, algo que marcó el cambio, algo que modificó la tendencia, un punto de inflexión.

Fue algo maravilloso.

¿Podemos descubrir qué objeto, qué hecho o qué lugar ha producido en nosotros un cambio significativo en nuestra vida o en nuestra profesión? Seguramente, algo haya sucedido a nuestro alrededor o algo ha empezado a formar parte de nuestra rutina sin que nos hayamos dado cuenta y sin saberlo haya sido el arranque de una nueva forma de ver las cosas, de pensar, de actuar.

Todavía recuerdo el día, primavera de 2.010, en el que tuve una reunión en la cafetería del Museo Thyssen de Madrid con un representante de una agencia de Barcelona. Buscaban una agencia en Madrid que les pudiera dar soporte digital a los clientes que tuvieran que atender en la zona centro. No les interesaba nuestro trabajo de marketing habitual. Sólo querían trabajo on line.

En ese momento, fui consciente de estaba más perdido que los primates de nuestro ejemplo de hoy, que las cosas estaban cambiando y no “me había subido al carro“. Descubrí que ya había otra manera de atender a nuestros clientes. Que había nuevos caminos por explorar. Que había que hacer algo. Que teníamos que prepararnos.

Esta agencia, mi agencia, era, casi en exclusiva, off line, tradicional o lo que en ese momento se catalogó como 1.0. Y funcionaba suficientemente bien. Pero el tiempo fue dándole la razón a aquella agencia y las acciones de marketing empezaron a tomar mayo relevancia desde el punto de vista digital.

Se empezaba a consolidar el Marketing digital.

Y es cierto, vino para cambiarlo todo y para quedarse por mucho tiempo. Ahora mismo, no podemos realizar ningún trabajo para nuestros clientes si no tenemos en cuenta muchas herramientas, parámetros y espacios digitales. Eso sí, aún sin abandonar nuestras actividades tradicionales.

A medida que ha pasado el tiempo hemos dirigido más recursos al entorno digital. Ya estamos en la era del Marketing digital, aunque debemos mantener nuestra imagen y nuestra experiencia en el conocimiento de todo tipo de acciones. Por eso seguiremos comprendiendo todo y daremos imagen de lo que se denomina:

Agencia de marketing online 360º

marketing digital 360º hgm marketing

La historia de la humanidad es un claro ejemplo de la velocidad del cambio. La evolución de nuestra especie es un claro ejemplo. A medida que hemos ido evolucionando y compartiendo nuestros conocimientos, el progreso ha sido  mucho mayor, más veloz. La presencia de ciertos objetos nuevos o las nuevos hábitos transmitidos y asimilados, nos han hecho no sólo, mejorar y avanzar, nos han hecho prosperar.

En nuestra agencia, desde aquel momento fuimos conscientes de la rápida evolución de lo que nos rodea, del entorno, de las tendencias. Todo nos exige desde hace tiempo, un cambio, una mejora. Por eso, en poco tiempo, esperamos que antes de nuestro aniversario, la nueva web de marketing digital esté funcionando plenamente. No sabemos como será en el futuro, pero nos hemos subido a él y queremos formar parte de él. Queremos seguir construyendo algo mejor.

Recordemos a Peter Drucker cuando dijo:“La mejor manera de prever el futuro, es creándolo”.

Llega la hora de la transformación digital.

¿Nos ponemos a ello?

Jorge Jiménez Suárez

1 Comentario

Deja un comentario