24 Dic, 2014

Nuestra visión, nuestra misión, nuestros valores.

Salió al balcón y exclamó:

¡Buenos días vecinos!

¡Eh! ¡Que te jodan! – le respondieron.

¡Sí! ¡Sí! ¡Que te jodan a ti también! – contestó al anónimo vecino.

Akeem había sido educado para ser rey y unirse a la mujer que había sido educada para casarse con él. Pero la rechaza. El tiene una visión y en su “rebeldía” decide salir de su país para buscar a una mujer que le quiera de verdad y a la que él ame. Una mujer que le quiera no por lo que tiene, si no por cómo es, por su forma de ser, por sus valores.

Su elección al azar le llevará, junto con su sirviente, al barrio de Queens en la ciudad de New York. Necesitaba ver vida, necesitaba ver mundo, necesitaba más. Allí conocerá a la persona que reune los requisitos que él busca.

Pero su empresa no será fácil, el era el futuro rey de Zamunda, pero allí es un perfecto desconocido con una misión.

Vision, mision, valores 2

La respuesta de Akeem a tan desconsiderado vecino, respondía a la manera más fácil de adaptarse al “nuevo mundo” y cumplir con el dicho: “allá dónde fueres, haz lo que vieres”. Una respuesta inocente, una forma de integrarse, una forma de ser considerado uno más.

En nuestro día a día, son más de seis años de trabajo ininterrupido, también hemos escogido ese camino. Es duro, lento, arduo y difícil, pero a largo plazo muy satisafactorio. Si escogimos ese camino cuando sólo se trabajaba el marketing off line o tradicional, decidimos mantener el rumbo también en el nuevo mundo, el mundo on line, el mundo digital.

Podíamos haber aprovechado nuestra experiencia para mantener el caché, pero decidimos ir poco a poco, aprender y compartir. Nos introdujimos en la nueva tendencia, nos incorporamos a una nueva visión del marketing que ya ha explotado.

Nuestra visión, se convirtió en una oportunidad.

Con ello aceptamos una nueva misión, adoptando todas las herramientas necesarias  para llevarlo a cabo. Decidimos apostar por las nuevas tecnologías y aprovecharlo al máximo.

Nuestra misión, se convirtió en acción.

Pero sin nuestra formación y nuestra experiencia, el camino habría sido imposible recorrerlo. Al igual que nuestra manera de ser y trabajar, nuestro estilo.

Nuestros valores, se apoyan en el sentido común.

Ambos casos, nuestro ejemplo de hoy y nuestra agencia, han marcado un estilo, una manera de hacer las cosas muy especial. Ambos casos tienen en común una inquietud, una visión, un objetivo, una misión y unos fundamentos en los que aporyarse, unos valores.

No te dejes ninguno.

 

Misión, vision, valores

Akeem, en poco tiempo, descubre lo que está buscando. Él sabe lo que quiere, va a por ello y lo consigue. Aunque no tendrá nada fácil enfrentarse a un mundo, a una realidad tan opuesta a la que el destino le había dirigido para actuar y llevar a cabo su misión.

Es muy fácil dejarse llevar y no salirse de lo establecido. Quizá lo más difícil es ser uno mismo y ser valorado por lo que se es y no por lo que se tiene. Si no se mantiene el nivel dia a día (“si se cree y se trabaja, se puede”), corremos el riesgo de perder todo lo logrado hasta ahora.

Nosotros, hace más de dos años,  tuvimos una visión, aceptamos la misión y seguiremos utilizando para ello nuestros mejores valores. Para que nos aceptes por lo que somos, por lo que te ofrecemos.

Como decía Jack Welch Jr. :“La visión sin acción es un sueño. Acción sin visión es simplemente pasar el tiempo. Acción con visión es hacer una diferencia positiva.”

Porque todas nuestras acciones vienen precedidas de una idea, un objetivo que cumplir y unos valores que aplicar.

¿Tienes una visión?

¡Actúa!

¡Feliz Navidad!

Jorge Jiménez Suárez

2 Comentarios

Deja un comentario