Mar 19, 2014

Originalidad, camino de la especialización.

¡Buenos días!

Como cada mañana, Emmet  se levantaba y cumplía fielmente los procedimientos establecidos: instrucciones para encajar, instrucciones para caer bien a todo el mundo e instrucciones para estar siempre contento. Seguía los pasos uno por uno para cumplir con sus obligaciones diarias y disfrutar en el trabajo.

En las calles de su ciudad, al ritmo del pegadizo: «Todo es fabuloso«, se encontraba con otros ciudadanos que hacían las mismas cosas que él, iban todos en fila, todos ordenados, sabiendo cada uno lo que tiene que hacer para desempeñar eficazmente su trabajo.

Encajaba.

Claro.

Era como los demás, era una «persona normal».

Hasta que saltó la chispa, hasta que conoció a Super Cool.

la-lego-pelicula-2014-imagen-004

Steve Jobs, dijo una vez:

«Cada día, me miro en el espejo y me pregunto:

– Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy? –

Si la respuesta es no, durante demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo».

Seguramente, por las mañanas, antes de ir al trabajo, nos lo hemos preguntado en alguna ocasión, en el coche conduciendo, en la parada del autobús, en el Metro o simplemente, al vernos reflejados en el escaparate de alguna tienda por la calle. Y efectivamente, caer en la rutina es el gran enemigo de nuestro trabajo, de nuestras actividades y de nuestra vida en general.

También Emilio Duró en una de sus charlas magistrales nos decía aquello de:

«Si haces todos los días lo mismo, ¿qué esperarás que te ocurra? Pues lo mismo de siempre».

Quizá todos necesitemos una chispa que encienda la llama del cambio o quizá la llevemos dentro y no la veamos. Quizá aún no nos hemos atrevido a poner en marcha esas ideas que nos vienen a la cabeza y que soñamos realizar. Quizá es posible que alguien nos pueda ayudar u orientar de cierta manera para poder sacar lo que llevamos dentro.

Nosotros pensamos que la mejor manera de diferenciarnos es buscar la originalidad. Ser uno mismo, con nuestro propio estilo, es la mejor manera de hacerlo. En el fondo, todos somos diferentes y todos tenemos habilidades innatas por descubrir.

Sólo hay que dejarlas salir y proyectarlas.

Un ejemplo muy claro es el efecto creador – transmisor que tienen las redes sociales. Dentro de ellas, con el apoyo de las nuevas tecnologías, han podido despuntar personas y negocios que antes nadie habría tenido la oportunidad de darse a conocer. Negocios que han sabido diferenciarse e incluso especializarse y poder explotar un nicho de mercado antes inalcanzable y lograr un notable éxito profesional.

Empresas o proyectos de marca, de social media, de diseño digital, de proyectos empresariales, de asesorías, de productos de consumo, y así una gran variedad. Todos ellos han apostado por la concreción, por la definición, por la especialización, para conseguir que su clientes puedan sentirse únicos, puedan sentirse originales, en definitiva, que puedan sentirse especiales.

Pero no son suficientes, nuestra sociedad necesita más como ellos.

bepersonalbrading

Volviendo al mundo de LEGO…

¿Nos gustaría vivir en un mundo así, tan ideal, donde todo es armonía, donde todo es equilibrio, donde todo está organizado y nada se sale de lo habitual? ¿Nos gustaría vivir donde todo el mundo se conforma con lo que tiene y le valen las mismas cosas?

Emmet no lo sabía, pero no le gustaba. Era diferente, era el especial.

Desde aquí, nos ofrecemos a ayudar, a apoyar y asesorar a todos aquellos que tienen un sueño. Lo único que podemos añadir, es que si queremos que las cosas sean mejores, debemos animarnos a cambiar, debemos diferenciarnos, debemos lanzarnos a llevar a cabo nuestros proyectos, debemos apostar fuerte por ello, ser constantes y ante todo no ceder, ser perseverantes y por supuesto, nunca tirar la toalla.

Y como decía Steve Jobs: «Mi trabajo no es caer bien a la gente, mi trabajo es hacerles mejores«.

¿Te sientes especial?

Sé tú mismo, sé original.

Jorge Jiménez Suárez

Mar 11, 2014

Tu estilo, la esencia del camino.

Ocupado de sus hermanos mas pequeños, pasaba por mi lado todos los días por aquella calle junto al colegio. Impecablemente vestido, parecía un lord inglés: con traje, corbata, incluso algunas veces, con bombín, paraguas y su inseparable maletín. Muchas veces le vi en el patio aguantando estoicamente las chanzas y las bromas de muchos niños por su forma de vestir para ir al colegio.

¿Acaso era mal estudiante por ir así vestido?

¿Tampoco podía jugar en el recreo con sus compañeros?

¿Era menos o más que los demás?

Sólo era un alumno más con una idea diferente, por supuesto respetuosa, de cómo debía cumplir con su obligación.

No recuerdo su nombre aunque sé que le llamaban «el ministro». Con el paso de los años tampoco recuerdo su cara, pero lo que nunca olvidaré es su presencia, su valentía y su estilo.

photo

¿Cuántas veces han puesto en duda nuestro estilo de trabajo?

¿Cuántas veces hemos tenido que justificar nuestras acciones?

¿Cuántos clientes han dudado de nuestra capacidad?

A diario, nos vemos inmersos en multitud de retos que debemos superar. La firme convicción de lo que somos capaces de hacer y realizar, la firme garantía de éxito en nuestras acciones no deberían hacer dudar a nuestros clientes. Siempre hemos pensado que la mejor manera de generar confianza es la de mostrarse, darse a conocer y ser generosos, es decir, compartir nuestra experiencia en los terrenos que dominamos.

Todo esto debe venir acompañado de una clara vocación de servicio al cliente. Esa debe ser la esencia de nuestra diferenciación frente al trabajo que otros le puedan ofrecer a nuestro cliente. En la mayoría de los casos podríamos establecer unas pautas para que sepan que están en nuestra mente en cada momento y que no les abandonamos hasta que su necesidad esté cubierta.

Si un posible cliente entra en contacto con nosotros, además de ser rápidos y ágiles en la respuesta, debemos procurar mantener una postura correcta y educada. Y ante todo sonreir. Las personas amables, calmadas y alegres suelen tener mayor aceptación.

Por otro lado, no dejar nunca de atender y despejar sus dudas ante cualquier concepto que no quede claro. Atender siempre el teléfono o mandar un mensaje de confirmación si no se ha podido responder. Por supuesto, contestar a los emails lo más rápidamente posible y no dejar de contestar a ninguno más de un día.

Facilitar en la medida de lo posible el contacto con el cliente en reuniones, visitas, muestras y explicaciones. Tienen que saber que nos importan y que pueden disponer de nuestro tiempo. Que estamos aquí para atenderles todas las veces que necesiten. Y ante todo nunca plantear problemas o hacer comentarios con connotaciones negativas.

Así conseguiremos que la idea de trabajar con nosotros sea satisfactoria, sea grata, sea toda una experiencia. Con seguridad, es muy posible que guarden una buena opinión de nuestro trabajo y en un futuro nos puedan recomendar a otros.

Esta labor de atención al cliente, en internet, no es muy diferente. Hace no mucho tiempo pusimos un ejemplo sencillo de cómo debe gestionarse la atención al público de la forma más ágil y práctica con el video de Aceros Hispania. Algo no muy diferente de lo que aquí defendemos.

customer_service

De aquel ilustre compañero de colegio no he sabido nada, aunque, según dicen, siguió estudiando e hizo una carrera universitaria. Es muy probable que siga manteniendo su estilo y viva de manera distinguida, diferenciada, especial, como siempre hizo, como un auténtico gentleman o como un ministro. ¿Quién sabe?

Nosotros seguiremos fieles a nuestras ideas e intentaremos mantener el nivel y situar al cliente en el centro de todas nuestras acciones con objeto de dar el mejor servicio, sin olvidarnos de nuestra máxima: «no hay trabajo pequeño, ni cliente menor».

Y como decía Stanley Bendelac: «ser auténtico vende«.

¿Estás bien atendid@?

Jorge Jiménez Suárez

 

Mar 4, 2014

Planificación, camino del éxito.

País: España.

Ciudad: Barcelona.

Lugar: Estadio Olímpico de Montjuic

Fecha: 25 de Julio de 1.992

Muy pocos sabían con anticipación lo qué iba a pasar a partir de las 20:00 h de aquella tarde. Los más «agoreros» predecían un desastre de inauguración, pero a los 20 min. el mundo se dio cuenta de lo grandioso del espectáculo, la puesta en escena, la sincronización, la interpretación, la organización. Se había logrado pasar del rin – tin – tín del «no nos va a dar tiempo» al reconocimiento mas absoluto de España como país organizador.

Curiosamente, España, siempre ha sido reconocida y admirada por su enorme capacidad de improvisación. Esta vez no fue así. Todo lo que se hizo fue acorde a un plan muy bien pensado, muy bien trazado y muy bien ejecutado.

Por supuesto, la labor de los miles de voluntarios, la ilusión y la pasión hicieron el resto.

1343216377_852059_1343222773_noticia_grande

Los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992 fueron todo un éxito.

¿A qué fue debido?

A la conjunción de varios elementos:

  • 1. Proyecto bien medido, bien organizado y planificado.
  • 2. Los recursos fueron los adecuados, los idóneos, los óptimos.
  • 3. Los equipos estuvieron bien dirigidos, bien motivados e involucrados.

¿Qué se consiguió?

  • 1. Record de público y audiencia hasta la fecha.
  • 2. Prestigio internacional y reconocimiento mundial.
  • 3. Record de voluntarios e implicación nacional poco extendida hasta la fecha.
  • 4. Logros deportivos no alcanzados hasta la fecha.

Sí, en Barcelona 92 se obtuvieron logros deportivos que no se han vuelto a repetir, pero que sí crearon una escuela de estilo genuino para las generaciones futuras de deportistas. De la noche a la mañana pasamos del «no lo lograremos» a «sí se puede».

¿Cómo lo conseguimos?

Cambiando de mentalidad y dando ejemplo.

No dejándolo todo para el final y tenerlo todo lo más preparado posible. Todos los proyectos pueden tener mayor o menor éxito dependiendo del grado de planificación. En el aspecto deportivo se descubrieron las carencias, se corrigieron y se dio apoyo a través de vías de financiación (ADO) y así lograron que se destaparan las virtudes de un equipo de atletas y deportistas de una manera más profesional. De ahí los continuos éxitos de nuestros deportistas mas internacionales en estas últimas décadas.

cacho--644x362

En el mundo de la comunicación y el marketing sin un buen plan de marketing, es muy posible que nuestros proyectos o los de nuestros clientes nunca lleguen a hacerse realidad.

Un sencillo plan de marketing podría contar con tres fases diferenciadas:

A) Producto, análisis y diagnóstico.

Fase en la que conocemos nuestro producto o servicio y su valor. Lo analizamos internamente mediante análisis como DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades) y, externamente, a través de la coyuntura socioeconómica, los aspectos legales y la situación del mercado (Estudio on line).

Con el diagnóstico obtenido nos aventuraríamos en la segunda fase.

B) Estrategia, objetivos y marketing mix.

Fase fundamental para elaborar nuestra estrategia o visión. Aquí nos posicionaremos en el mercado para identificar y llegar a nuestro target o público objetivo. Marcaremos los objetivos del plan: más ventas, branding, etc. Y, finalmente, determinaremos las acciones de marketing mix (Product, price, place, publicity = producto, precio, distribución, promoción).

Para pasar a la tercera y determinante tercera fase.

C) Plan de acción, presupuesto, ejecución, control y análisis.

Fase en la que, bajo una definida imagen corporativa, realizaremos las acciones planificadas, con las herramientas, recursos y apoyos necesarios y en los medios de comunicación elegidos. Con una valoración exhaustiva o presupuesto real del plan. Para finalizar con un control y análisis de resultados.

Y vuelta a empezar, potenciando aciertos y corrigiendo errores.

colourbox4616206

Barcelona 92 un caso de éxito de planificación. Ejemplo::

Mediterráneo, por La Fura dels Baus.

Impresionante.

Nadie en todas las ediciones anteriores de las olimpiadas había interpretado algo así, tan atrevido, tan original, en una ceremonia inaugural. Algo que posteriormente ha sido imitado con menos éxito por otros países organizadores. Quizá no tuvieran la mentalidad y la pasión que tenemos en España.

Cuando todo se estudia, se mide y se planifica con criterio, se pueden ejecutar acciones que logren sorprender.

Es la hora de hacer bien las cosas, es la hora de planificar.

¿Nos atrevemos?

Jorge Jiménez Suárez

 

Feb 28, 2014

Pasión analógica, pasión digital.

Según los médicos no había ninguna esperanza de que volviera a caminar.

Prácticamente había conseguido su sueño, había llegado a ser futbolista profesional, había conseguido ser el portero del Real Madrid. Sus compañeros eran los mejores futbolistas de la época. Estaba a punto de terminar la licenciatura de Derecho, pero un desgraciado accidente acabó con su pasión: el fútbol.

Durante los dos años de convalecencia tuvo la suerte de que la persona que le atendía en el hospital le regalara una guitarra para ejercitar los dedos. A partir de ahí, su creatividad a la hora de componer poemas, su constancia y el apoyo incondicional de su familia, hicieron el resto para que pudiera dedicarse a su nueva pasión: la música.

Lvsi

 (Imagen film: «La vida sigue igual» de Columbia Pictures)

Para ser un cambio demasiado traumático podría parecernos que fue una evolución rápida. Nada de eso. El estar postrado casi dos años en una cama y las secuelas posteriores no tuvieron que ser un trago fácil de llevar. Además de algunos años más de esfuerzo para consagrarse como estrella de la música.

En los últimos años, en el mundo de la comunicación, nos ha sucedido algo parecido. Si bien es cierto que bastante menos traumático, sí se ha producido una evolución, una transición, un cambio en nuestra forma de comunicarnos. Nos hemos ido incorporando poco a poco al mundo digital.

Internet ha abierto la puerta a las nuevas tecnología, a otras forma de entendernos y de comunicarnos. También ha provocado que se creara una brecha generacional con respecto al uso que hacemos de las nuevas tecnologías, entre nativos digitales e inmigrantes digitales. Aunque, desde nuestra modesta opinión, la mayoría, aún somos «pioneros digitales«.

La evolución de los mensajes comerciales, publicitarios y de marketing se han ido separando paulatinamente en el mundo off line, tradicional o analógico y el mundo on line, tecnológico o digital.  Todas las personas, empresas y agencias han sido testigos y participan de este cambio que afecta a nuestras vidas cada día más. En el mundo de la comunicación los canales on line le comienzan a ganar la partida al mundo off line.

shutterstock_101783026

(Imagen Shutterstock)

Ante la duda por cual de ellas apostar, sólo diremos que las dos grandes ventajas que catapultan al mundo digital sobre el analógico son:

1. Es asequible.

Lo que hasta ahora era accesible a uno pocos a base de presupuesto, se ha convertido en un mundo abierto a todas las personas. Se ha popularizado, es más humano.

2. Es completamente medible.

Gracias a todas las herramientas de analítica se pueden controlar todos los impactos de nuestra comunicación en todos los sentidos, lo cual produce cierta sensación de rentabilidad o de retorno de la inversión con facilidad.

La semana pasada tuvimos la maravillosa oportunidad de asistir a un curso impartido por Juan Merodio, una persona que apostó por el mundo on line desde hace más de 15 años. Lo que para él fue una elección importante en su día, ahora es una alternativa más para los demás compañeros de profesión. Gracias a su continua búsqueda de soluciones, personas como él, van allanándonos el camino para integrarnos en el mundo digital. Como él dice: «hay que buscar un continuo ensayo y error, es más, de cada diez cosas que pruebo, ocho no me valen y dos las aplico y las incorporo a mi actividad habitual«.

Nosotros, seguimos aprendiendo y trasladando nuestra experiencia. Pero no debemos dejar de lado el mundo off line, aún tiene mucho que decir. Es más, a día de hoy, la combinación de ambas, off line y on line, siguen siendo la mejor garantía del éxito de una buena campaña de comunicación.

online-offline-marketing-strategy

Julio Iglesias, luchó, peleó, se esforzó y dejó el mundo del balón con una canción. Apostó por otro futuro y triunfó, aunque nunca olvidó, ni dejó de evocar, su otra pasión.

Gracias Julio nos encanta lo que haces.

Aunque los cambios suelen ser progresivos y no traumáticos, no debemos encogernos de hombros y quedarnos mirando, debemos continuar nuestro camino. Pero hay que probar, hay que experimentar, hay que avanzar, hay que prosperar. Eso sí, sin olvidarnos de nuestra verdadera pasión, hacer bien nuestro trabajo, ni de lo que supone el mundo que hasta ahora hemos conocido.

Sigamos adelante e incorporemos todo lo nuevo y lo que nos queda por conocer.

Y como dice Juan Merodio: «el marketing en internet es como ligar«…

¿Ligamos?

Jorge Jiménez Suárez

Feb 19, 2014

Plan de acción, camino de la eficiencia.

Habían sustraído el alma de su cuerpo antes de certificar su muerte.

Había llegado al cielo por error y al reenviarlo a la tierra su cuerpo estaba incinerado.

Ya no podía volver a ser el mismo, pero necesitaba volver.

Joe Pendleton era un famoso quaterback del equipo de Los Angeles Rams. Su máxima ilusión era ganar su partido de la Superbowl. Dias antes de la final, dando un paseo en bicicleta, sufre un accidente y es atropellado por un camión. Su ángel de la guarda acompaña su alma al cielo pensando que su muerte es segura. Se descubre el error, pero su cuerpo ha sido incinerado, por lo que su espíritu tendrá que ocupar, temporalmente, el cuerpo de un millonario recién asesinado hasta encontrar el cuerpo idóneo para que todo vuelva a tener sentido para Joe.

heaven03

(Imagen Paramount Pictures)

En cuestiones de atención al cliente durante una campaña determinada se pueden cometer varios tipos de errores: el fracaso de un proyecto, el desastre de una campaña, el «fiasco» de una determinada promoción. Suele ser el error más común, el que más ruido hace, del que todo el mundo habla y lo peor de todo, por el que seremos siempre recordados.

Aunque también hay otro tipo de fallos que provocan errores de cálculo en la consecución de nuestras acciones y que han supuesto un aumento de coste innecesario en la ejecución de una campaña. Este tipo de problemas suelen estar ligados a la calidad de las personas a las que se les confía el proyecto: su preparación, su formación, su actitud, su personalidad, etc. Mas discretos, pero igual de peligrosos.

Actualmente, la competitividad y el exceso de celo por atender a un cliente, generan un acortamiento de los plazos en la realización de los trabajos y una reducción de presupuesto considerable para la ejecución del mismo. Aún a sabiendas de este hecho, solemos aceptar la misión encomendada. Como consecuencia de ello, es muy probable, que las prisas puedan hacer que nos precipitemos y acabemos cometiendo errores si no estamos acostumbrados a trabajar bajo presión y no sabemos manejar los tiempos.

¿Cómo podemos evitar esta situación?

Guiándonos por nuestra experiencia y ejecutando un plan, de la manera más efectiva y lo más rápidamente posible. Es decir, con eficiencia.

¿Cómo se elabora un plan de acción eficiente?

1. Identificando el problema o la necesidad con claridad. Para ello es necesario tener una reunión pormenorizada con nuestros compañeros, colaboradores y clientes para conocer todo al más mínimo detalle para definir bien el proyecto.

2. Establecer una estrategia o línea de comunicación, es decir, por ejemplo, si se va a realizar a través de diferenciación, especialización o «súper especialización, en off line, en on line o en ambas…

3. Definir objetivos. ¿Qué queremos conseguir al elaborar un plan de acción? Por ejemplo los objetivos más comunes suelen ser: darse a conocer, lanzar un producto, vender más, dar a conocer un servicio, crear una línea corporativa o una marca atractiva…

4. Definir acciones concretas para que se conviertan en soluciones a problemas concretos. ¿Cómo lo vamos a hacer? Por ejemplo, estudios de mercado on line, crear contenidos en redes sociales, emailing, presentaciones, generar tráfico web, campañas de SEO, imprenta corporativa, eventos, merchandising

5. Marcar plazos. ¿Cuánto tiempo es necesario? Cada acción debe tener su plazo claramente definido. Por ejemplo, un presupuesto, dependiendo de la envergadura del mismo, puede ser de días o una semana, una planificación completa puede ser realizada en un par de semanas, un estudio de mercado entre dos y tres semanas, y así todas y cada una de las fases definidas.

6. Ejecución, control y obtención de datos para la verificación de los resultados de la acción durante su ejecución y una vez finalizada. Analítica web en su caso.

Para la realización con éxito, ante todo, hay que procurar no saltarse ningún paso. Y dar el margen suficiente para poder presentar una planificación efectiva, una planificación eficiente, que logre encajar todas las piezas del puzzle con armonía.3864547_orig

Joe tenía un plan: jugar y ganar como fuera aquella superbowl aunque fuera en otro cuerpo.

Lo consiguió.

Nosotros tenemos el nuestro: servir cada día eficientemente a nuestros clientes. Porque tenemos claro, que, quizá, el cielo pueda esperar, pero nuestros clientes no.

¿Hacemos un plan?

Jorge Jiménez Suárez

Feb 12, 2014

No dudes, demuestra lo que vales.

Mientras en el patio de armas del castillo, Madmartigan y Sorsha  luchaban contra el General Kael, Fin Raziel yacía en el suelo inconsciente y fuera de combate.

Ella, la malvada bruja se giró hacia él.

– «Y tú, ¿quién eres?» – dijo Bavmorda.

– «Soy Willow, y soy un mago extraordinario» – contestó mientras la lanzaba una fruta hechizada.

Triturándola en su mano, le interpeló de nuevo Bavmorda:

– «Y esto… ¿es todo lo que puedes hacer, Willow? Ja, ja, ja…. Pon a la niña en el altar para poder terminar el ritual» –

– «¡No! ¡No lo haré! La mandaré a un lugar lejano, fuera de tu alcance…» – gritó Willow.

– «Eso es imposible, no me hagas perder más tiempo» –

Y usando un sencillo truco para hacer desaparecer y ocultar cerditos, Willow hace «desaparecer» a Elora. Bavmorda asombrada y engañada por la «magia» de Willlow queda atrapada en su propio hechizo. Llegó su fin.

WILLOW

 (Imágenes: Willow de la Metro-Goldwyn-Mayer)

Elora Danan, la niña bebé, había elegido a Willow como su guardián y protector, que, además de su varita mágica, cuenta con la ayuda y el apoyo de varios amigos que se unen a su camino para compartir con él esta increíble aventura.

¿Cómo un personaje tan «pequeño» pudo ser capaz de realizar con éxito su misión?

Simplemente asimiló su nueva situación, se adaptó a las circunstancias, las afrontó con valentía, utilizó las herramientas y conocimientos que tenía a su alcance, supo sacar partido de ellas y no se rindió. Confiaba en sí mismo, tenía un sueño e hizo todo lo posible por conseguirlo.

Y lo logró.

Esta agencia, hace un año y medio que decidió reinventarse, y supo ir aprendiendo para adaptarse al cambio de generación en el que estamos inmersos. El traspaso de acciones de marketing del mundo tradicional, u off line, al mundo digital, u on line, están siendo una de nuestras misiones mas importantes.

Como hemos dicho muchas veces en diferentes entradas de este blog, el mundo digital es un mundo por inventar, no es una ciencia exacta. Internet es una fuente inagotable de conocimientos, en el que a diario, surgen nuevas oportunidades de negocio. Gracias a la tecnología, se pueden llevar a cabo ideas, ejecutar proyectos y transmitirlos a través de las recomendaciones y relaciones de sinergia que se producen en las redes sociales. Donde la comunicación fluye, donde la publicidad y el marketing está al alcance de todos. Donde el trabajo de marca personal e institucional puede difundirse con fluidez. Un lugar donde es posible mejorar la calidad de trabajo buscando la excelencia, mejorar la atención al cliente generando confianza al agilizar los procesos, al mostrar cercanía con los usuarios y clientes, al darles una rápida solución. Con todo esto, lograrán generar valor, diferenciarse y ganarse una reconocida recomendación.

Pero ante todo, somos personas. No hay que olvidar que detrás de cada trabajo, de cada acción, de cada producto o atención, hay una persona. Las empresas, las organizaciones, las corporaciones están compuestas por la labor de las personas que las conforman. Son las personas las que marcan el estilo, los procedimientos y la identidad de las mismas, y no al revés.

Cuanto más auténticas sean las personas, más auténtico será todo lo que hace y más lo será su empresa o su negocio.

Escribir

Willow recibió, en agradecimiento por realizar con éxito la misión que le fue encomendada, un premio, un libro mágico, un libro elaborado con infinidad de conocimientos y sabiduría, un libro enriquecido con el trabajo y la experiencia de los años. Un libro que le seguiría abriendo las puertas del futuro.

Acabamos de cumplir 3 años en esta agencia como sociedad limitada, aunque, ya llevábamos tres años más funcionando como autónomos. Son muchas las misiones que hemos cumplido, son muchos los compañeros que han compartido nuestro camino y son muchos los clientes que han confiado en nuestro trabajo. Esperamos haber estado a la altura.

Como decía Teresa de Calcuta, «la mayor satisfacción es el deber cumplido«.

A todos vosotros os damos, de todo corazón, las gracias por compartir nuestro «camino«.

Aún nos queda mucho camino por recorrer.

¿Lo escribimos juntos?

Jorge Jiménez Suárez

Feb 6, 2014

Mantén el control, pensemos en el futuro.

-«¡Oh! Lo siento.» – Susurró Harry.

-«¡Has conseguido que me avergüence de mi vida!»- Dijo Karen.

Discutían en aquel escenario poblado de gente sin que se enteraran los niños.

Karen, había descubierto el pastel, y lo sabía todo: Harry  tenía una aventura con una secretaria de la oficina.

Karen era una mujer sacrificada, luchadora, abnegada, cargada de paciencia. Dedicada al cuidado y educación de sus hijos, al día a día doméstico, al trabajo mas desagradecido y menos reconocido. Había sacrificado su vida y su proyección profesional por su familia y apoyar la carrera de su marido, pero…no todo era como pensaba.

Pero…tenia un don: era fuerte.

Era capaz de aguantar, de soportar, de sobrellevar uno de los golpes más duros de la vida como es perder la confianza en su pareja, el padre de sus hijos, seguir conviviendo con ello, no demostrar el dolor y seguir sonriendo.

¿Cuál era su fuerza?¿Cuál era su motor?

La felicidad de sus hijos.

Sólo pensaba en ellos, sólo pensaba en el futuro.

love-actually-2003-23-g

(Imagen Love Actually – Universal Pictures)

…el futuro.

Muchas veces hemos citado aquí a Peter Drucker, aquel que dijo: «no hay mejor manera de predecir el futuro que construirlo uno mismo». Y volvemos a recordar a José Manuel Velasco, que en la pasada edición de #HEMESIC  decía que: “las agencias y los profesionales del marketing debemos estar más cerca de la visión que de la misión”.

Pero la vorágine de trabajo nos come, nos engulle, nos devora. Estamos tan metidos en nuestro día a día que tenemos pocas oportunidades de hacer una pausa, tomar aire y ver lo que hay a nuestro alrededor. Y mucho menos a poder planificar y prever el futuro con tranquilidad.

Metidos en nuestro versátil y laborioso trabajo, donde, hasta el más mínimo detalle cuenta, vivimos una vertiginosa aventura que muy pocos ven y muy pocos valoran. El buen trabajo, las buenas campañas, la buena atención al cliente, son el mejor ejemplo que podemos dar a todos aquellos que comparten nuestra profesión. El fallo o el error en el más mínimo detalle producen la desconfianza del cliente. Y como consecuencia, podemos provocar que se marche y deje de solicitar nuestros servicios.

Un día nos podemos encontrar con la desagradable «sorpresa» de que nada es lo que parece y el cliente al que tanto cuidábamos se marcha y busca otros equipos profesionales. No nos hemos dado cuenta y delante de nuestras narices ha estado buscando otras alternativas de servicio. No hemos tomado en cuenta sus necesidades y las ha buscado por otros medios. Quizá fue un error lo que desató la desconfianza, quizá fuese la forma de atenderle, quizá buscaba otros puntos de vista y no fuimos capaces de dárselos. Es posible que el cliente no supiera ver o no supiera valorar nuestro trabajo, nuestro esfuerzo, nuestra dedicación. Aunque es más probable que no supiéramos comunicarnos.

Pero a pesar de todo, en la mayoría de los casos nos tiene cariño y de alguna manera quiere tenernos cerca. No perder el contacto. El tiempo ha creado una estrecha relación al que se le han añadido «nuevos alicientes». Pero ese no es el camino. Es mejor eliminar cargas y buscar nuevos horizontes, nuevos retos, nuevas aventuras. Salir fuera, tomar el control de nuestras acciones y crear nuevas relaciones de confianza con otros que valoren nuestro trabajo.

Y sobre todo: aprendamos de los errores para no volver a cometerlos.

fotolia_11720107

(Imagen derechos Fotolia)

Harry le preguntó a Karen:

– «¿Te vas a marchar?» –

Karen le contestó con una pregunta:

– «¿Te quedarías sabiendo que la vida siempre será un poco peor

Se suele decir que casi todo lo que se hace mal, se puede hacer peor con poco esfuerzo, tratemos de evitarlo.

Como decía mi padre, «lo verdaderamente difícil, es hacer bien las cosas«.

Hagamos que las cosas sean mejores. Pensemos en el futuro.

¿Lo hacemos juntos?

Jorge Jiménez Suárez

 

 

 

Ene 28, 2014

Si se muestra…¿no hay que contarlo?

Nestor Patou, era gendarme cuya ronda habitual consistía en vigilar un parque infantil.

Irma, era una prostituta del barrio de «Les Halles«, en el mercado de abastos de París.

Caprichos del destino, se conocen en una redada. Néstor dejará su trabajo, tumbará al «protector» de Irma, pasará a ser su nuevo chulo y se convertirá en el nuevo matón del barrio. En su nueva condición, comenzará a vivir de ella, pero gracias a la ayuda de Moustache  ideará un plan para que así lo parezca aunque realmente sea él, con su esfuerzo, el que realmente mantenga a la pareja en su nuevo estatus.

0240474_4865_MC_Tx360

 (Imagen: «Irma la dulce» de United Artis)

Moustache, como narrador, no tiene precio, nos conduce por donde le interesa, conoce el resultado de los acontecimientos, controla el ritmo de todo lo que sucede. Profesor de economia en la Sorbona, coronel en la Legión, crupier en Montecarlo o tocólogo, son algunas de las profesiones que dice haber ejercido. Realmente, ¿a alguien le importa que sea rumano o que su nombre verdadero sea Constantinescu? Lo importante es que hace y deshace a su antojo todo lo que sucede en esta la historia.

¿Por qué nos suele llamar la atención que una empresa, una organización o incluso una única persona pueda ser lo suficientemente versátiles para poder realizar todo tipo de actividades o trabajar una amplia gama de servicios y productos? ¿Cómo pueden tener esa capacidad? ¿Cómo pueden atender tal diversidad de cometidos diferentes a la vez?

Realmente hay personas y organizaciones dotadas y preparadas para poder hacerlo, es bastante habitual. En nuestro sector es muy importante la experiencia adquirida en los diversos campos que cubre el marketing como lo es en todos los sectores. Personas que no dicen que hacen, son proactivas y actúan. Sencillamente.

Debemos ponernos en manos de buenos y solventes profesionales.

Pero, ¿cómo unas personas pueden conocer a una empresa por una actividad y otras personas conocerla por otra muy diferente?

Es muy curioso ver, que, hasta que no te sientas con tus interlocutores y se lo presentas, la mayoría de las veces sólo piensan que tu agencia o tu empresa sólo se dedica a una actividad, que eres especialista de esa rama y nada más. Sin saberlo se están perdiendo el potencial de una empresa que les conoce perfectamente y que probablemente les atenderá igual de bien en su nueva necesidad. No por ello vamos a menospreciar a las empresas especialistas que las hay muchas y muy buenas que están surgiendo al amparo de las nuevas tecnologías.

Por otro lado, Moustache decía: “Si se muestra, no hay que contarlo”.

Para poder mostrarlo y que nos vean, y por lo tanto, para que demanden nuestros servicios, contamos con multitud de herramientas que permiten «multiplicarnos» para estar presentes y activos con poco esfuerzo. Internet y las nuevas tecnologías son nuestros grandes aliados. Como bien nos contaban nuestros compañeros de profesión «Los pequeños también lo pueden hacer bien«, es decir, está a nuestro alcance y se pueden obtener resultados de garantía.

Hay que contarlo.

3-hs-1-liderazgo

De ahora en adelante, no sólo debemos mostrar lo mejor de nosotros, sino que habrá que contarlo lo mejor posible. Debemos dar una imagen de confianza y credibilidad, saber sobre lo que hablamos y dar todas las explicaciones necesarias. La duda sólo genera incertidumbre y resultados imprevisibles. A veces con una simple pregunta logramos atraer la atención sobre algo que antes le podía resultar desconocido.

¿Sabías que tenemos clientes que nos eligen por otras actividades?

Aunque, como diría Moutache…»pero eso…es otra historia».

¿Tienes algo que contar?

¿Te ayudamos a mostrarlo?

Jorge Jiménez Suárez

 

Ene 22, 2014

Renuévate, actúa y fascina a tus clientes.

Louis lo había perdido todo, lo que más quería, su mujer, su hijo…

En su desesperación desea ser «liberado» de la vida y se pone a disposición de la muerte. Es atacado por un vampiro, Lestat, que le promete todo, una vida diferente, una vida eterna, una vida sin sufrimiento.

Una nueva vida.

Después de ver el sol por última vez se convierte en vampiro, pero, para sobrevivir tiene que matar, es el precio que debe pagar.

Es el precio de la vida eterna.

Entrevista_con_el_vampiro

(Imagen de «Entrevista con el vampiro», Warner Bros.)

Frecuentemente, cometemos el «error» de aceptar clientes que nos pueden asegurar un volumen de trabajo para poder «estar tranquilos» durante bastante tiempo, clientes que efectivamente nos dan mucho trabajo y que prácticamente requieren una dedicación exclusiva y una disponibilidad a tiempo completo. Este tipo de clientes absorben nuestra actividad y nuestra atención, no dejando tiempo, prácticamente, para atender a otros clientes. Pero lo asumimos, sobre todo en los tiempos que vivimos.

¿Es el precio de la seguridad? No, a la larga, es el precio de la «comodidad«.

Debemos tener claro que mas tarde o más temprano las empresas cierran, se reinventan o se renuevan, los clientes no son para siempre y pueden cambiar de empresas en las que confían. Por lo que no debemos quedarnos atrás, «renovarse o morir», porque llegará el momento en el que tendremos que dejar que la creatividad fluya por nuestra actividad de nuevo. Es muy posible que nos hayamos quedado estancados al hacer siempre el mismo tipo de trabajo, con los mismos clientes, en el mismo sector de actividad.

Es muy posible que hayamos perdido empuje, ideas y creatividad.

Aprovechemos lo que ya hemos hecho para volver a actividades creativas. Recordemos que la formación, el tiempo y la experiencia generan la chispa, generan creatividad, producen ideas. El conocimiento es una fuente de creatividad muy valiosa y muy necesaria para mostrar lo mejor de nosotros mismos. Algo que debemos sacar fuera, para que nos reconozcan, para que nos identifiquen. Hay que volver a «venderse» y hacerlo mejor que antes, ya que la competencia, cada vez es más dura.

Debemos actuar.

plan-de-negocios-2-2

Comienza el año y con él hay que realizar una planificación comercial que abarque gran parte del año y luego mantener las relaciones con los clientes a través de los canales de comunicación. Recordemos que para algunos sectores de actividad la estacionalidad está muy definida y habrá numerosos candidatos a llevarse el trabajo, por lo que, de nuevo, la creatividad será lo que nos diferencie de la competencia, deberá ser la punta de lanza de nuestro plan comercial.

No podemos huir del problema y la ansiedad, que en muchas empresas, produce la ejecución de un plan comercial. Tenemos multitud de herramientas nuevas, gracias a las nuevas tecnologías, para poder tener una toma de contacto con clientes potenciales y lograr que nos conozcan mejor y más rápidamente. Al igual que podemos identificar qué sectores y nichos de mercado son más idóneos de afrontar. Tampoco debemos perder la oportunidad de saber usarlas para estar al día, nuestros clientes así lo exigen y serán muy necesarias para complementar sus acciones de marketing.

Usemos las nuevas tecnologías.

Pero, no debemos cometer el error de pensar que con las simple aplicación de las nueva tecnologías nuestro problema y nuestra labor comercial ya están solucionadas. Tenemos tener claro que las necesidades de comunicación no deben ser un objeto en si mismo. No podemos únicamente interactuar en las redes y potenciar nuestro posicionamiento en internet. Al final, nos «vampiriza» todo el tiempo. Utilizar las redes sociales como única salida es un planteamiento erróneo.

También hay que salir a contarlo.

marketingcloud1

 

Louis siguió huyendo y vagando solo por el resto de la eternidad y Lestat siguió disfrutando de todo aquello a lo que él no se enfrentaba o no era capaz de abarcar.

Hemos comenzado una nuevo año, hemos puesto en orden nuestras cosas, hemos puesto al día nuestra organización, y ahora, debemos enfrentarnos a uno de nuestros grandes retos, generar ventas, generar trabajo, generar actividad. Es el momento de buscar nuevos clientes, nuevos retos profesionales. No podemos estancarnos en hacer lo mismo para los mismos clientes. No podemos ponernos «en fuga» cada vez que oímos algo sobre la realización de labores comerciales. No podemos dejar que la competencia, como Lestat, se quede con todo.

Es la hora de salir, de atender, de compartir y buscar nuevos retos a través del marketing.

Como decía Jay Conrad Levinson: «el marketing es la verdad convertida en algo fascinante«.

¿Lo hacemos contigo?

Jorge Jiménez Suárez

 

Ene 14, 2014

Potencia tu contenido, crea sinergias.

Lunes por la mañana.

En el colegio.

Ese día estábamos más revueltos de lo normal.

En todos y cada uno de los sucesivos recreos de la mañana se oían los gritos de los niños y entre todos ellos una palabra se oía con mayor claridad. Llevábamos un par de horas mirándonos, haciéndonos guiños, sonriendo y gesticulando todo lo que podíamos sin que nos pillaran. Estábamos ansiosos por salir a recreo y desahogarnos.

Al final sonó el timbre y salimos al patio a la carrera, al grito de:

– «¡Saporosky!» –

Los pasillos, las escaleras y el patio eran un clamor: «Saporosky, saporosky, saporosky…»

Rápidamente se hicieron dos grupos de cosacos y polacos «blandiendo» espadas imaginarias luchando en épica batalla…

taras-bulba-1962_68055

El día anterior habíamos visto todos la película. Nos dejamos llevar por la emoción de ver como Taras Bulba junto con su hijo, toma el mando de los cosacos y los conduce hacia Dubno, donde los polacos les esperan. Las chicas de nuestra clase tampoco se quedaban atrás, las que no luchaban curaban a los «heridos». Además, todas se enamoraban del mismo y también «morían» con él…

En aquella época sólo había dos canales de televisión y muy pocas posibilidades de que no se viera el otro canal a la hora de las películas de los sábados o los domingos por la tarde. Por lo que, cuando nos veíamos en el colegio siempre hablábamos de las mismas películas, de las mismas series, de los mismos programas. Los anunciantes lo único que tenían que hacer era tener presupuesto y una buena creatividad para estar al alcance de unas audiencias masivas.

Actualmente, está todo mucho más disperso. La dispersión de los medios audiovisuales se ha atomizado aún más por la explosión de internet y las redes sociales. Conseguir un gran impacto con una campaña es mucho más difícil, con y sin presupuesto. Hay que afinar más y buscar otro tipo de relaciones con los clientes.

La semana pasada tuve la oportunidad de reunirme con un colaborador al que le tengo un gran respeto por sus conocimientos, por su estilo y por su calidad de trabajo. Estuvimos analizando la posible estrategia y planificación de un cliente al que debíamos preparar una buena presentación con una ilusionante propuesta de trabajo.

Al hablar del plan de acción en social media, le hablé de mi idea acerca del contenido, de la calidad del mismo y la frecuencia de su publicación.  También atisbé en qué redes sería más adecuado hacerlo, aunque deberíamos ceñirnos al estudio de mercado on line previo para dejarlo todo más definido.

Al cabo de un rato, se giró y me dijo:

– «De acuerdo Jorge, el contenido es el rey

– «Pero, ¿de qué nos sirve tener un contenido de calidad si no generamos sinergia?» –

Tenía razón y no se refería a viralidad, eso vendría más adelante si las campañas de contenido calaban y llegaban a donde tenían que llegar.

¿Qué es sinergia?

Ni más ni menos que el resultado que se obtiene con el trabajo, la aportación o la transmisión de contenidos de dos o más usuarios actuando en conjunto. Normalmente, el logro es mayor de lo que se podría esperar si simplemente sumáramos las acciones de los usuarios, seguidores o fans por separado o de forma individual.

Mi colaborador y amigo tenía razón, debíamos contar, además del contenido, con el trabajo de un buen Community Manager para generar el compromiso, el engagement necesario, para  garantizar el éxito de la planificación y la estrategia. Alguien que supiera transmitir la imagen de marca, que creara buen ambiente en las redes y unificara las interrelaciones. Alguien que, en definitiva, aunara los esfuerzos, canalizara la comunicación y lograra que el espíritu del cliente, la marca o la firma fuera adoptado como propio.

synergy

Aquel recreo y muchos otros, «los polacos» fueron cayendo ante el espíritu transmitido, el trabajo en equipo y por supuesto, del empuje de los «cosacos«.

Sin desmerecer el contenido, no recomendamos planificar una estrategia, ni ejecutar un plan de acción en redes sociales sin la necesaria creación de sinergias entre los usuarios, entre las personas.

Sin relaciones de sinergia, estaríamos divididos y seríamos débiles, seríamos vulnerables. Nos faltaría algo, como al comandante polaco.

Y recordemos que «la unión hace la fuerza«.

¿Te unes?

Jorge Jiménez Suárez