Jun 25, 2015

Tu estilo, tu oportunidad.

¿Quién era aquella mujer tan bella como misteriosa?

¿Acaso era inaccesible?

Cuando menos se lo esperaba allí aparecía ella, pero nunca la alcanzaba

Mike Hammer era un duro detective privado. Fiel a su estilo, llevaba una pistola llamada «Betsy» en el costado izquierdo. Junto a ella y su explosiva secretaria Velda, resolverá los casos que se le presentan de la manera más expeditiva y dura posible. Además, cuenta con el apoyo de su mejor amigo, el capitán de homicidios de la policía de Nueva York, Pat Chambers.

A su «manera«, algo violento y algo incorrecto en sus formas, Hammer, lograba siempre esclarecer los casos por los que era contratado por sus clientes. A su fuerte carácter y empuje, había que sumarle, además, poseer un cierto atractivo para las mujeres. Esto le facilitaba el acceso a todo tipo de lugares donde estuviera interesado entrar.

Mike Hammer era un detective de New York, bebedor y mujeriego, algo que no impide que sea tremendamente eficaz en su trabajo y consiga tener éxito en todos los casos que le encargan. Si algo tiene este personaje es que a pesar de cultivar unos rasgos poco correctos, consiguió ser atractivo, consiguió convencer, consiguió enganchar.

Era genuino.

Muchas veces nos preguntamos cómo ciertos profesionales acceden a sitios a los que la mayoría de las personas nunca alcanzarán. Parecen, por su aspecto, por su manera de ser, por su manera de hablar o por su forma de trabajar, menos competentes de lo que realmente son. Pero suelen ser los mejores o los que precisamente se necesitan en ese momento.

No podemos ni debemos dejarnos guiar por aspectos externos, que aunque son importantes, a día de hoy, son menos relevantes y más accesibles que lo que eran antes. El estilo personal y desenfadado ayudará a relajar la posible tensión profesional del momento haciendo que el intercambio de conocimientos y experiencias sea lo que realmente importe.

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a Open Expo day de la mano de Evenbrite. En una de sus ponencias estrella tuve el placer de presenciar la exposición de Chema Alonso de Eleven Paths. Quizá no era uno de mis temas estrella: «Tecnologías Big Data & OSINT y la seguridad». Aunque sí aproveché para apreciar la expectación que genera, el ambiente que le rodea y cómo son sus charlas.estilo

A pesar de ser «muy profano» en la materia, pude darme cuenta en seguida del por qué de la fama de Chema Alonso. Es una persona que domina su trabajo, es un gran experto, sabe lo que hay y lo cuenta tal como es. Lo hace entendible, sencillo, claro. No hay dobleces, no hay mas vueltas. Es lo que hay.

Es auténtico.

Actualmente, un profesional de ficción como Mike Hammer, lo más probable es que no tuviera ningún éxito. Igual que si nos pusiéramos en el papel de de Chema Alonso hace tan sólo una década. El tiempo, las necesidades, la moda y las tendencias, como en muchos casos, marcarán los perfiles idóneos para cada actividad personal o profesional en cada momento.

Quizá debamos apostar por el momento en el que se dan las condiciones mas favorables olvidándonos de otros factores. Se suele decir que la oportunidad se presenta tarde y se marcha pronto. Así que al igual que nuestros personajes de hoy…

debemos aprovercharla en cuanto aparezca.

Oportunidad

Mike Hammer, a pesar de ser un personaje de ficción no muy querido, sí fue un icono en su momento y tuvo su público. Aunque nunca logró hablar con aquella mujer misteriosa, nos dejó para el recuerdo su imagen, su marca personal, su estilo. Por otro lado, Chema Alonso es el exponente de lo que ahora las personas, sus clientes y su equipo necesitan o demandan en su sector. Son iconos profesionales y efectivos, con mucho estilo. Personas que generan y transmiten confianza.

Personas que a pesar de sus métodos o su aspecto, son resolutivas.

No podemos dejar de lado que, nuestra imagen, nuestra marca personal, nuestro estilo, es de las pocas cosas que las personas retienen en su mente para mucho tiempo. Es más, cuanto más clara y diferenciada sea, mas lo recordarán. Por lo que muchas personas que siempre buscan un lugar al que acceder para lograr sus metas, deben comprender, que desde la posición donde se encuentran, siendo accesibles a los demás, haciéndolo lo mejor posible y siendo fieles a su estilo, pueden ser mucho mejores de lo que creen.

Quizá no deban buscar el acceso a otros espacios, a otros lugares. Quizá, «simplemente» haciéndolo bien, esos escenarios vengan a ellos. Quizá siendo íntegros y profesionales tengan su oportunidad.

Como decía Napoleón Hill: «Tu gran oportunidad se puede encontrar justo donde estás ahora mismo.»

¿Eres accesible?

¡Tomaré nota!

Jorge Jiménez Suárez

Jun 18, 2015

Integridad, profesionalidad, juego limpio.

– «Me convertí en una virtuosa del engaño»- dijo la marquesa de Merteuil.

– «No buscaba el placer, sino el conocimiento» – prosiguió.

– «Consulté a los más estrictos moralistas para dominar las apariencias, a filósofos para saber qué pensar y a novelistas para saber hasta dónde podía llegar» – continuó.

Y ante la mirada expectante del vizconde de Valmont, sentenció:

– «Y al final, lo destilé todo en un principio asombrosamente simple: vencer o morir» –

Había aceptado el trato. Si era capaz de hacer perder su inocencia a Cecile de Volanges, se vengaría de su enemigo. Y si, además, conseguía enamorar a Madame de Tourvel, ella, la marquesa de Mertenuil sería suya toda una noche. Pero para demostrarlo, debería conseguir una prueba por escrito.

La empresa era difícil, pero Valmont era un «reputado libertino» de la época. Cecile era joven y estaba enamorada del caballero Danceny. Por su parte, Madame de Tourvel estaba casada y era una firme defensora de la moral católica. El destino, «trucado», les hará coincidir a los tres en una casa de campo.

¿Lo conseguiría Valmont? ¿Valdría la pena?

integridad profesional

¿Qué necesidad tenía el vizconde de Valmont de involucrarse en esta aventura?

¿Compensarían los esfuerzos realizados para conquistar a una dama para tener a otra o a otras?

¿Se daba cuenta del daño que causaba por satisfacer una «necesidad»?

Sin saberlo, se equivocaba en su acción aunque la ejecutara a la perfección. Estaba ayudando y colaborando a conseguir los objetivos de otra persona que no le iba a compensar en el futuro. Para la marquesa era cuestión de vencer o morir, para él, sólo placer.

¿Cuántas veces nos hemos visto inmersos en este tipo de situaciones?

Tanto en la vida real como en la profesional estamos rodeados por personas que controlan situaciones y dirigen acciones a su antojo pensando que es lo mejor para todos. Y aunque no lo crean, suelen ser mejores sólo para sus intereses y no para todos los que están inmersos en la aventura. Lo peor de todo es que no pararán hasta lograrlo. No les importará pedir, exigir, mandar sin dar una contrapartida. Necesitan siempre ganar.

Para triunfar siempre debe haber alguien que trabaje para ello.

Una estrella en un equipo de fútbol no puede jugar solo. Por muy bueno que sea, sin equipo, no hace nada. Debe liderar el proyecto contando con su equipo. Es más, debe valorar siempre el esfuerzo, las ideas y las propuestas de las personas que le acompañan y que cubren muchas facetas muy necesarias para la obtención de resultados.

Muchas ocaciones nos puede suceder esto en la vida familiar con en el reparto de obligaciones. Quizá el peso de muchas funciones no están debidamente valoradas por una de las partes. También nos puede suceder en relaciones profesionales, sobre todo a la hora de comenzar nuevos proyectos. La mayoría de las veces, la mezcla de la amistad con el trabajo suele ser perjudicial para la creación de un objetivo común.

En ambos casos, siempre hay una parte fuerte o firme y una parte débil o flexible. Y como suele ocurrir, la parte fuerte se impondrá a su capricho a la parte débil, que intentará hacer lo posible, aunque no esté de acuerdo, en sacar el proyecto adelante, por el bien común. Pero está perdido.

Otros intereses u otras ideas que ya no son los originales o las que unieron ese equipo al principio, acabarán dando al traste con un proyecto que podía haber sido muy bueno. A veces la peligrosa ambición desmedida conduce a las mejores relaciones personales y profesionales al fracaso. Lo que también, lamentablemente, conducirá a caer en el descrédito a todos aquellos que formaban parte de ese proyecto.

Aunque nos cueste y seamos personas o profesionales desprendidos y en cierta manera generosos, debemos dejar todo desde el principio muy bien atado para no llevarnos sorpresas. Dejando todo acordado, cumpliendo con nuestra palabra dada y llevando a cabo nuestras oblicaciones hasta el final.

Con integridad, con profesionalidad.

Para que más adelante, nadie pueda llegar a preguntarse: ¿Pero a qué jugamos? Y nos quedemos con la sensación de haber estado perdiendo el tiempo sin necesidad.

integridad

Finalmente, Madame de Tourvel se enamora de Valmont, y él siente algo especial por ella, lo que despertará los celos de la marquesa de Merteuil. Y hará lo posible por que deje a Madame de Tourvel. Otro cambio, un nuevo capricho, un nuevo interés, un nuevo enredo. Pero será el despecho de Danceny el que acabe con él por su afrenta con Cecile. Llevando así al fin de todo aquello. Eso sí, no como le hubiera gustado, pero sí, la marquesa, volvió a vencer.

En nuestro camino personal y profesional nos encontraremos con todo tipo de personas y compañeros de viaje. Unos buenos y otros malos. Procuremos alejarnos de aquellas personas, clientes o «profesionales» que nos quieran imponer su criterio y cambiar las reglas del juego a mitad de la partida para aprovecharse de nuestro esfuerzo.

Manteniéndonos íntegros, demostraremos nuestra profesionalidad.

Como dice George Lakoff: «Seamos auténticos y mantengámonos fíeles a lo que creemos. Adoptar una posición en la que no se cree no sólo refleja una falta de integridad, sino que es una estrategia política equivocada e ineficaz».

¿Buscas profesionales?

¡Que no te engañen!

Jorge Jiménez Suárez

Jun 11, 2015

Eres miembro de un equipo fantástico.

Tierra, aire, agua y fuego… no faltaba ninguno.

-«¡Ahí están! ¡Son Los 4 Fantásticos!» – gritaba la gente.

Habían vencido al Doctor Muerte.

Por el momento…

Reed Richards había solicitado ayuda a su viejo compañero de la universidad, el doctor Victor Von Doom para poder costear una misión en el espacio con el objetivo de encontrar la forma de alargar la vida y  curar varias enfermedades terrestres.

El Dr. Von Doom, a pesar de no llevarse muy bien con él, accederá a acompañar al Dr. Richards. Junto a él, Sue Storm, la ex novia de Richards, Johnny Storm, el hermano de Sue y Ben Grimm, el mejor amigo de Reed, se unirán a la aventura.

En el espacio, una nube de radiación cósmica afectará a todos y cada uno de ellos. Desde ese momento, los cinco, comenzarán a desarrollar mutaciones en su ADN. Cuatro de ellos obtendrán unos poderes especiales que utilizarán para defender al mundo.

Pero a partir de ahora, el Doctor Von Doom es el Doctor Muerte y su objetivo es acabar con todo.

Los 4 Fantásticos, si quieren vencer al Doctor Muerte, tendrán que trabajar como uno sólo, explotando sus mejores cualidades en beneficio del grupo.

equipo fantastico

Su líder, Reed, se siente culpable por provocar las mutaciones de sus amigos y decide mantener al equipo visible y popular. La identidad de Los 4 Fantásticos no es secreta, es más, están en contacto permanente con el público, siendo tratados como celebridades, aunque…

…la clave de su éxito es ser un equipo y sentirse parte de él.

Es cierto, ser miembro de un grupo te completa y te complementa. La personalidad de uno se convierte en la fortaleza del grupo. Todos suman, todos ganan.

En la pasada edición de de HEMESIC 2.015, en una de las ponencias a las que pude asistir, Juan Ortí de Amex, en su exposición «Membership Effect» dijo una frase clave:

«Soy porque somos»

Un concepto muy actual, muy de moda. El sentimiento de pertenencia y de identificación con una empresa, una marca o una institución es algo que las personas valoran cada día más. Aunque, realmente, esto es un concepto muy claro desde el principio de los tiempos y lo seguirá siendo.

En varios momentos de su explicación, nos habló, por ejemplo, de aquellos clientes que siempre «alardean» con el comentario: «soy miembro desde…», «soy socio desde hace…» y frases por el estilo. Algo que deja claro que no es un cliente cualquiera, que es un cliente especial y que merece un buen trato.

Tiene razón, se siente parte de la empresa.

Y nos puso tres buenos ejemplos, nos habló de campañas como «Soy de la Mutua«, «Membership de American Express» o «Pago menos porque somos más», de Movistar. Compartió con nosotros un nueva tendencia, una nueva manera de ver y entender lo que sucede a nuestro alrededor. Dejó claro que…

…ahora el cliente está al mando.

Los sentimientos de pertenencia hacen que el cliente se convierta en garante de la marca o del producto y generen la confianza suficiente en otros miembros de que obtendrán beneficio de su relación con la empresa, con la marca o con el producro o servicio. Su experiencia será única y serán satisfechas plenamente sus necesidades.

Según Juan Ortí, así se consige cerrar el círculo, el closed loop, es decir, si centramos nuestros esfuerzos en interactuar con nuestros clientes sobre un producto o servicio, trataremos de construir relaciones a partir de datos obtenidos a través de las interacciones con ellos en los diversos canales de comunicación, como las redes sociales, logrando así perfeccionar continuamente las relaciones con ellos.

En definitiva, con este «efecto», el objetivo es que:

«No sólo hay que cubrir las expectativas, hay que superarlas.

trabajo en equipo

Los 4 Fantásticos, versión cómic, versión  serie de TV o película de cine, aboga, como tantas otras historias de superhéroes, por la importancia que tiene la unión y la pertenencia a un grupo sólido. Algo que todos conocen como grupo y no como individualidades. Algo, que con el esfuerzo y el apoyo de todos, se convertirá en algo imparable, algo insuperable.

Tanto en nuestra profesión, como en nuestras familias, el sentido de pertenencia a un grupo, potencia nuestras cualidades en beneficio de todos. Es más, es nuestra reputación. Es lo que esperan los otros miembros de nosotros. Y al pertenecer a ese equipo, debemos aportarlo. Debemos darles la confianza plena de que tendrán lo que esperan de nosotros.

Debemos encontrar nexos comunes que faciliten el encuentro.

Como dijo Henry Ford: “Juntarse es el comienzo. Mantenerse juntos es un progreso. Trabajar juntos es el éxito.”

¿Nos juntamos?

Seremos fantásticos.

Jorge Jiménez Suárez

Jun 4, 2015

Marketing móvil, pide un deseo.

– «Hola, soy Edu, feliz Navidad…» –

– «Hola, soy Edu, feliz Navidad…» –

– «Hola, soy Edu, feliz Navidad…» –

Navidad, 1997.

¿Quién no se acuerda de aquella serie de anuncios donde que un niño de unos 8 o 9 años, llamaba compulsivamente a través de un teléfono móvil para felicitar las fiestas? Guía telefónica en mano, se disponía a llamar a todos los números de teléfono que encontraba ante la mirada cómplice de su padre…

¿Cuál era el premio? Tres meses de llamadas gratis por parte del operador del momento: Airtel.

Quizá en ese momento no nos dimos cuenta, pero ese fue el instante en el que definitivamente cambió nuestra manera de entender la comunicación a través del teléfono.

Había llegado el boom del marketing móvil.

Y no sólo sería esta compañía, sino también otras las que nos dejaron huella. El fin del monopolio de la comunicación comenzaba y la aparición de nuevas compañías y nuevas alternativas de comunicación, no había hecho nada más que comenzar.

Todas necesitaban diferenciarse de la competencia.

marketing movil 2

Curiosamente, este tipo de cambios traen o van acompañados de otros también importantes. La revolución de la comunicación a través de internet comenzaba a despuntar y a finales de los años 90 se fundaba Google. Ambas revoluciones, la telefonía móvil e internet, se fueron asentando y formando parte de nuestras vidas. Hoy en día se han adaptado, han mejorado y siguen en plena evolución.

Hoy en día es muy difícil entender lo que sucede, sin el uso de ambas tecnologías.

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir «brevemente» a Ome Expo 2.015. Fue un encuentro mas completo que en anteriores ediciones. Se nota que el mercado ha adquirido ya una sólida madurez. Después de varias visitas a los stands y actividades en las que tenía programado ver y conocer, asistí a una interesante ponencia: «Mobile first: adaptación al eCommerce«.

Impartida por Juan Luis Rico, CEO de LetsBonus, nos habló de la rápida evolución y la importancia que cada día más tiene la tecnología móvil, y por supuesto, el marketing móvil. Con una enumeración sencilla de cifras de lo que supone el mercado móvil a día de hoy, nos introdujo en la experiencia del cliente, los cambios, las apps, los wereables y las tendencias.

Entre otros datos a destacar, nos enumeró éstos:

– Las ventas en España a través de móvil son un 28%.

– El 45% de los propietarios de móvil, han comprado a través de él.

– La conexión media por usuario es de 1,5 h al día.

Entre las barreras actuales o problemas de uso del móvil destacó:

– Pocas apps, a pesar de que se descargan 4 millones al día como Just Eat.

– Poca duración de la batería de los smartphone.

– La importancia del tamaño del móvil.

Entre las oportunidades de avance o de cambio, nombró:

– Aplicaciones para la salud.

– Uso de dos únicos sistemas: IOS y Android.

– La importancia de los avances de Apple.

Y entre las ventajas del uso del móvil:

– El aumento de visualización en redes sociales.

– Aumento del tráfico web.

– Los beneficios de la geolocalización para los negocios.

En definitiva, destacó la importancia de empezar a pensar en el móvil, incluso antes que en la web. os aconsejó que era mejor implantar una app o varias de la empresa, antes de invertir todos nuestros esfuerzos en la web. Como ejemplo de ello, nos recordó que la clave del éxito de LetsBonus reside en las ofertas diarias que lanzan a través de email y lo que les costó «hacer responsive» no sólo la web, sino también sus correos electrónicos…

Finalizó animándonos a hacer una app para nuestras empresas o para las empresas de nuestros clientes.

Anécdota personal

Antes de comenzar la ponencia, mientras me acomodaba en mi asiento, me pareció reconocer a una persona que tengo como contacto en Linkedin. Por no meter la pata, antes de levantarme para saludar, decidí buscar en mi perfil de Linkedln, smartphone en mano, de quién se trataba. Fue instantáneo, simplemente abrir la aplicación y allí estaba, ésa era la persona que en ese momento… ¡Ups! ¡Se ha marchado!

Quizá tenía que haberme levantado e ido a saludarla sin tanta demora…

Word Cloud "Mobile Marketing"

Edu dio el pistoletazo de salida una cascada de cambios. Hoy en día Edu tendrá sus amigos y familiares en grupos de Whatsapp o en sus círculos de redes sociales, sin necesidad de ir haciendo las llamadas una a una. Ni le costarán «tanto». Durante este tiempo, otros niños desearon que en su bolsillo, pudieran tener todos los juguetes del mundo, una cámara de fotos, un teléfono, un diario, la tele, el colegio, la oficina y muchas cosas más…

Y su deseo se hizo realidad.

Seguiremos el consejo de Juan Luis Rico y tomaremos como ejemplo la perseverancia de Edu. Quizá tengamos que seguir escuchando a los niños o volver a ser niños, para renovar la ilusión por la que nuestros deseos, tomen forma, se cumplan o se hagan realidad.

Como dice Jacqueline Leo: «Hay una aplicación móvil para casi cualquier cosa que quieras hacer, cualquier situación que te enfrentas». 

¿Tienes un deseo?

Jorge Jiménez Suárez

May 28, 2015

Redes sociales, mucho que aprender.

Como muchas veces tuve que despertar a mi madre que se había quedado dormida en el sofá.

– «Mamá. Despierta. Nos vamos a la cama» – la dije.

– «¿Qué ha pasado al final con Eurovisión?» – me preguntó.

– «España no ha ganado y no sé por qué. La canción era mas bonita que la que ha ganado.» – afirmé.

– «Eso es porque no la has entendido…» – me dijo mientras se iba a dormir.

El lunes, en el colegio, conversando con mis compañeros sobre el mismo tema insistí:

– «No sé por qué gano Inglaterra con lo bonita que era la canción de España» – dije.

– «Eso es porque no entiendes las otras canciones» – me dijo María.

– «Jolín, otra como mi madre, vaya tela…» – pensé yo.

Pero tenían razón, había que entenderlas.

Efectivamente, pasados los años no sólo aprendí a disfrutar de la melodía, también del mensaje, la puesta en escena, la coreografía, el intérprete y todo tipo de detalles para poder valorar las actuaciones de todos y cada uno de los países que participaban en el Festival de Eurovisión.

Como todos los años, procuro no perderme una sola edición de un acontecimiento tan entrañable y tan entretenido. Aunque, la verdad, es que de unos años a esta parte, me quedo con la sensación de que cada año sé menos.

Redes Sociales Eurovision

Al principio y durante muchos años, la valoración de las actuaciones y participaciones, eran realizada por críticos o personas a las que se le presuponía ciertos conocimientos musicales o cierta sensibilidad artística. Los mismos que decidían quienes serían los intérpretes o representantes de cada país.

A medida que pasó el tiempo se fueron incorporando más países, sobre todo en los años noventa, tras la caída del Muro de Berlín. Dando paso a la inclusión de numerosos participantes e incluso llegándose a invitar a otros no Europeos como ha sido el caso de Australia en esta edición de 2.015.

Vistos los resultados de las últimas ediciones de Eurovisión, parece que en España no entendemos lo que viene ocurriendo en el Festival de Eurovisión desde hace algunos años.

Se ha convertido en un acontecimiento social.

Y como todo acto o evento social, es participativo, es multicultural, es popular. Está con las personas, es para las personas y es de las personas. La elección de lo que allí ocurra será porque lo decide una amplia mayoría. La decisión de lo que allí se haga o se premie será por que lo quieren todos los participantes. Su participación podrá ser presencial o no. Podrán estar en el recinto, en la sala, en el espacio o en conexión virtual a través de las redes sociales.

Todo el mundo tiene acceso a todo, si no, no es social.

En las redes sociales, todo cuenta, todo vale, todo es susceptible de uso y de cambio. Todo es compartido, es un entorno participativo, es un entorno colaborativo. Las redes sociales dieron un vuelco a la manera de pensar en las personas. Internet era un espacio reservado a aquellos considerados expertos que controlaban, administraban e intercambiaban la información de manera parcial. Ahora, con las redes sociales todos podemos ser un poco expertos, ya que lo poco que podamos aportar será bien recibido y difundido siempre que sea útil y práctico a los demás.

Este es el reto al que se enfrentan las marcas, las empresas o las organizaciones, saber comprender lo que allí sucede. Para poder lograrlo tienen que estar en constante escucha. Tienen que mirar, ver observar, escuchar, leer, aprender, compartir, participar, apoyar…

Lo que allí sucede no es más que una conversación.

Por eso, además de mantener una posición de escucha activa, se debe saber medir el impacto que producen sus acciones y las repercusiones que tienen volviendo a escuchar en internet, volviendo a escuchar en las redes sociales, volviendo a escuchar a las personas.

Veremos, como nos pasa en multitud de situaciones cotidianas, que habrá una manera de ver y sentir las cosas por todas y cada una de las personas que participan. Por lo que la clave del éxito para poder satisfacer a todos estará en saber homogeneizar y clasificar las diferentes respuestas que obtenemos de todos ellos.

En las redes sociales, debemos «atender y entender para aprender.»

Redes Sociales (2)

El Festival de la Canción de Eurovisión, es un claro exponente de lo que, en mayor o menor medida, viene ocurriendo en nuestra sociedad desde siempre. Todo evoluciona y se adecúa al momento. Todo cambia y se adapta a las circunstancias. Lo que el año pasado valía, ahora no tiene importancia. Como la vida, la ideas, los gustos, los conceptos, cambian en un momento. Debemos estar atentos.

Como en tantas ocasiones, nuestro trabajo consistirá en saber identificar el concepto, la esencia, que nos dé la pista correcta para entender a nuestro target concentrado en las redes sociales. Y así poder acertar en la toma de nuestras decisiones y poder alcanzarlos con nuestras propuestas.

No nos servirá de nada estar preparados y cultivados en muchas materias si no somos capaces de entender y comprender lo que de verdad demandan nuestros clientes. Debemos seguir escuchándolos y aprendiendo de ellos.

Como decía Albert Einstein: «Cada día sabemos más y entendemos menos.»

¿Seguimos aprendiendo?

Jorge Jiménez Suárez

May 21, 2015

Transfórmate, logra tus metas.

– «Sr. Carlisle, soy actriz, soy una actriz de carácter y puedo interpretar este papel tal y como usted lo desee»- dijo la recién llegada Dorothy Michaels.

– «Encanto, estoy seguro de que eres una excelente actriz, pero resultas demasiado amable y sensible. No eres demasiado amenazadora» – le contestó el director.

– «¿No soy lo bastante amenazadora? Quíteme las manos de encima o le voy a sacar los huevos por la boca. ¿Resulta bastante amenazadora?» – le espetó de nuevo.

-«No está mal» – respondió él con una sonrisa.

Michael tenía un problema. Debido a su carácter, nadie le había dado un papel en todo New York. Todos los directores buscaban algo diferente a lo que él les ofrecía. Pero él sabía lo que realmente necesitaban. Y había llevado a cabo su plan, se había transformado.

Con la ayuda de su amigo Jeff se había disfrazado de mujer y había obtenido un papel en una exitosa serie de TV ambientada en el hospital Southwest General. Lo había logrado, a partir de ahora, Dorothy, era la estrella.

Pero ahora, ¿qué pasaba con Michael?

transformate

Michael, bajo el «papel» de Dorothy se siente atraído por Julie, una de las protagonistas de la serie que mantiene una relación con el Sr. Carlisle, el director. Desde su nueva perspectiva tiene la oportunidad de conocer mejor a Julie, a si mismo y a otras muchas personas que antes le era imposible poder hacerlo.

Meternos en la «piel» de otra persona puede ayudarnos a comprender a otros.

Muchas empresas y profesionales intentan entender a su mercado y a sus clientes. Y muchas veces saben perfectamente que es lo que necesitan, pero le tienen «etiquetado» y no pueden ver otras muchas facetas y cualidades que serían bastante beneficiosas para sus intereses.

Buscan a otros aunque tengan delante la mejor solución.

La empresas a partir de ahí pueden buscar su nuevo cruce de caminos a través de estrategias como la diversificación o la integración para poder diferenciarse y volver a resultar fiables y atractivos a los ojos de su target. Es decir, que para ser competitivos necesitan transformarse, cambiar, reinventarse, renovarse.

Aunque por dentro sigan siendo los mismos.

Es cierto, a la hora de buscar una salida, debemos convertir la necesidad en una virtud. Y a pesar de nuestro nuevo aspecto exterior, si se es un buen profesional, quedará la esencia para dar la calidad suficiente a la hora de afrontar nuevos proyectos con garantías de éxito.

Integrarse es, sencillamente, la incorporación de actividades que antes no cubría la empresa en sus procesos previos de actividad. Es decir, si en nuestra agencia hacemos diseño web, ahora proporcionamos, el registro de dominio y la gestión de espacio o hosting como parte de nuestro abanico de servicios y que guardan una cierta relación lógica.

Diversificarse, por ejemplo, es la ampliación de la cartera de servicios que proporciona una agencia como la nuestra y que complementan su actividad. Es decir, si creamos y diseñamos imagen corporativa, ahora la gestionamos en internet a través de labores de community management en redes sociales. O la elaboración de contenidos a través de blogs como éste o la futura incorporación de la producción de videonline.

Las nuevas incorporaciones o actividades que nos proporcionan la integración o la diversificación nos harán más novedosos, atractivos y competitivos. Y será una manera más de diferenciarnos de la competencia. Sin olvidar que:

si no eres competitivo por dentro tampoco lo serás por fuera.

metas

Michael logró lo que quería en un momento de necesidad. Había conseguido lo que quería, sabiendo lo que otros necesitaban, pero, utilizando otras propuestas, otras alternativas. Sufrió una transformación manteniendo su esencia.

A veces los caminos elegidos en nuestra vida o en nuestra profesión no son los mejores, ni los más fáciles. En muchos casos, habrá que buscar una manera distinta para lograr las metas que nos hemos marcado. Propuestas innovadoras, propuestas revolucionarias o propuestas novedosas para poder llevarlo a cabo.

Es necesaria una transformación.

Aunque no pretendemos, que con ésto, empecemos a transformar todo a partir de ahora. Podría ser una locura. Pero sí ir aproximándonos más a la consecución de un cambio o la realización de un hecho diferencial que modifique nuestra posición, nuestra manera de pensar o nuestra manera de ver las cosas a partir de ahora.

Así, podremos sintonizar de nuevo con nuestros clientes.

Como dijo Fernando Valdés : «si no tienes algo nuevo que decir, dilo de manera diferente».

¿Tienes una meta?

¿Lo probamos?

Jorge Jiménez Suárez

May 14, 2015

Marketing colaborativo, punto de encuentro.

Dylan, después del terrible accidente, estaba dispuesto a descubrir el camino por si solo. Desobedeciendo las órdenes del oficial al mando, intentaba salir del salón de baile y buscar la salvación por su cuenta, cuando es descubierto por Conor, un niño de ocho años, que le pedirá que les saque a él y a su madre, Maggie, de allí.

A ellos se les sumará rápidamente aquellos que no se conforman con esperar a que los rescaten y quieren salir por sus propios medios. Robert, que se ha unido al grupo, busca a su hija Jennifer y a su prometido Christian, que deben estar heridos o desaparecidos después del accidente muy cerca de ellos. Entre aquellos que eligen acompañar a Dylan, además, se les unirá una tímida polizona y un curioso suicida.

Todos forman un grupo muy especial, todos tienen el mismo objetivo. Todos tendrán que ayudarse, apoyarse y colaborar para encontrar un camino juntos a través del desastre mientras el barco continua hundiéndose.

Rápidamente se crearán lazos de amistad muy fuertes entre todos ellos. Bajo tales circunstancias será imprescindible confiar los unos en los otros si quieren salir con vida de esa situación.

marketing colaborativo 2

En un primer momento, Dylan, se muestra contrario a conducir al pequeño grupo de supervivientes a través del barco, pero cuenta con la ayuda de un joven escritor que conoce el diseño del barco y les guiará a través de él.

La primera evaluación de la situación era clara, estaban atrapados en aquel salón y el barco estaba «al revés», una ola gigante se había tragado el barco y lo había volcado hasta darle la vuelta por completo. La opción de esperar a ser salvados no parecía la más atractiva.

Había que buscar otras alternativas.

Muchas veces, las situaciones a las que nos enfrentamos, debemos abordarlas de manera diferente a lo establecido o a lo que habitualmente se hace o a lo que nos recomiendan hacer. Quizá, las circunstancias, así nos lo impongan.

Después de realizar una buena evaluación de la situación debemos sumar otros puntos de vista a nuestro análisis que puedan cubrir detalles que se nos escapen y puedan aportar mayor valor a nuestras acciones.

Si en nuestras acciones profesionales los procesos se salen de lo habitual, debemos encontrar nuevas vías de realización y consecución de objetivos. Estos nuevos caminos o soluciones, pueden estar dentro o fuera de nuestro entorno.

No debemos conformarnos, debemos buscar más.

Otra nueva manera de aventurarnos en su búsqueda es conseguir el apoyo, el soporte y la colaboración de otras empresas, compañeros o clientes que nos ayuden a avanzar y lograr nuestras metas.

Hace un par de semanas, en #HEMESIC 2015, Fran López, nos hablaba de la importancia que tenía el estar rodeado de talento y la importancia que estaba tomando en la gestión empresarial el marketing colaborativo. Concepto basado en una nueva manera de abordar nuestras campañas, una nueva manera en la que se debe dar al cliente la relevancia que realmente tiene.

El cliente es lo más importante.

Fran López nos explicó como: «los consumidores no se conforman con sólo comprar, sino que están dispuestos a colaborar con las marcas y ayudarlas en su comunicación y sus procesos de marketing. Por lo que la finalidad del marketing colaborativo es crear una relación de cooperación entre consumidores y marcas».

«Es más, los consumidores, se sienten valorados por las marcas a la vez que se divierten probando y opinando sobre sus productos. Así, las marcas dialogan con sus propios seguidores, valedores y defensores, que les facilitan opiniones y experiencias directas y sinceras».

Resultado: el marketing colaborativo genera la creación de estrategias de marketing mucho más potentes y efectivas que las tradicionales.

Para ilustrarnos toda su exposición nos detalló en profundidad la actual y polémica campaña del «Talento español«, creada y elaborada por ESIC, junto a otras agencias como Clear Channel, J. Walter Thompson, o Arena Media.

Para acabar cerrando con una buena frase:

Hoy en día no basta con alcanzar al consumidor, hay que ir más allá.

marketing colabotrativo

Los pasajeros supervivientes del Poseidón, descubrieron que la ayuda y la colaboración era el camino que debian seguir para poder encontrar la salvación. Cada uno de ellos supo aportar sus mejores cualidades en beneficio del grupo. Era su punto de partida, era su punto de encuentro.

Por lo tanto, cuando hay objetivos comunes y un buen equipo, lo más probable es que se haya creado el ambiente idóneo para que las marcas interactúen con sus clientes para que éstos actúen, aporten y colaboren en la realización y en la consecución de los objetivos comunes. Al favorecer la colaboración, al favorecer a la acción, atraeremos el talento.

Como decía Francisco Umbral: «El talento, en buena medida, es una cuestión de insistencia»

Seguiremos insistiendo.

¿Colaboramos?

Jorge Jiménez Suárez

May 7, 2015

Avala tu reputación, genera confianza.

Llegó hasta su puerta y se presentó:

– «Me llamo Dutch Van Den Broek» –

– «¿De qué se trata?» – preguntó la señora Chandler.

– «Mi esposa iba en el vuelo en el que se estrelló su marido»- se explicó.

– «¿Y ha venido a pedirme algo?» – preguntó ella dejándolo pasar.

– «Ellos viajaban juntos… 3 A, 3 B… su marido, mi mujer… ¿Lo sabía?» –

….

Dutch era policía de asuntos internos, felizmente casado. Kay Chandler era una congresista republicana, casada y madre de una adolescente. Caprichos del destino, debido al accidente de avión en el que murieron sus respectivas parejas, ambos descubrirán cuál era la verdadera situación de sus respectivos matrimonios.

Una pareja, un vuelo, un billete, un destino, una llave… ¿Por qué?

Aún descubrirían algo más.

Confianza

Dolor, rabia, impotencia… son sentimientos que se agolpan en la mente de Dutch. Se pregunta en que falló a su esposa para que quisiera a otro. Se pregunta cuándo empezó todo. Vive atormentado. Ella, Kay, adopta una postura más fría, debe continuar al lado de su hija y afianzar su carrera política. Mantiene una imagen serena, pero la procesión va por dentro.

Es duro, pasado el tiempo, ver con otros ojos a la persona, que hasta hace bien poco, era una de las más importantes de tu vida. Una persona que hasta entonces le precede una excelente reputación personal y profesional. Pero un día, caprichos del destino, se destapan evidencias que cambian por completo esa imagen, y por supuesto, la confianza depositada en ella.

Tristemente, lo mismo que nos puede suceder en el ámbito personal suele ser algo más habitual con algunas marcas, servicios o clientes con los que trabajamos o interactuamos. Un día nos damos cuenta que no son lo que realmente pensábamos que eran. Teníamos una buena imagen, gozaban de una buena reputación frente a nosotros, generaban confianza.

Les creíamos.

Pero un simple hecho, una acción, una omisión, una duda, dan un vuelco a nuestra forma de pensar acerca de ellos. Algo muy común en las muy extendidas redes sociales con las que trabajamos e interactuamos a diario. Las famosas crisis de reputación de muchas marcas, que en su mayoría obedecen a «faltas de atención», pero que bien gestionadas, pueden reforzar la imagen de marca de una empresa, producto o servicio.

reputación

Como ya comentamos la semana pasada, tuvimos la oportunidad de asistir, un año más a #HEMESIC 2015. En otra de sus grandes ponencias, Jordi Ballera, al introducirnos el los índices de estudio de la valoración de confianza en España, nos diferenció conceptos como reputación y confianza.

Para él, «la reputación es la idea que tienen otras personas de otra persona, de un producto o de una empresa.»

«La confianza es lo que esperan de ti.»

Nos ilustró con el caso del violinista, que avalado por su buena reputación, tuvo el contratiempo en un concierto que estaba dando, que, de las cuatro cuerdas del violín que estaba tocando, una se le rompiera. Él siguió tocando con tres cuerdas hasta el final del mismo. Y cuando acabó el concierto, le preguntaron que por qué no había cambiado el violín. Su respuesta fue clara: «tenía que tocar con lo que tenía, era lo que se esperaba de mi».

También nos expuso que si en este momento, algún sector de nuestra economía podía presumir de generar confianza, eran todos aquellos que son más tecnológicos. Y que todas las empresas debíamos incorporar las nuevas tecnologías a nuestra actividad, para generar confianza y reescribir el relato competitivo de la empresa.

Todo esto encaminado a descubrir dos cosas:

1. La innovación es un paso más allá, a pesar de los recursos que tengamos.

2. La suma de la colaboración y la transparencia, generan confianza, generan beneficio.

  confianza 2

Kay y Dutch, finalmente, descubrirán la verdad. Sabedores de la reputación de sus respectivas parejas, no llegaron a cuestionar la confianza que depositaban en ellos. La decepción, el dolor y la rabia generó una nueva relación de confianza entre ellos. Fueron capaces de adaptarse a su nueva situación, creando una nueva relación beneficiosa para los dos.

Es importante gozar de una buena reputación. Pero no sólo debemos quedarnos ahí, debemos fructificarla en la generación de la confianza necesaria para que las personas, empresas, clientes o profesionales con los que trabajamos, convivimos y atendemos puedan mantener con nosotros una relación sincera y duradera.

Si sólo nos preocupamos por «el que dirán de nosotros», por nuestra reputación, perderemos la oportunidad de hacer que crean en nosotros, que confíen en nosotros. Está en juego, no solo nuestra imagen sino también nuestro trabajo, nuestra continuidad, nuestro futuro.

Como dijo Napoleón:

«El que sólo practica la virtud para conquistar una gran reputación está muy cerca de caer en el vicio»

Avala tu reputación, genera confianza.

Jorge Jiménez Suárez

Abr 30, 2015

Marketing, un mundo de tendencias.

– «¿Qué he de hacer para que me conceda su mano? – preguntó Ed.

– «Es usted poco aventurero y poco valiente» – dijo Gladys.

– «Me embarcaré en una expedición peligrosa» – repuso él.

– «Entonces a su regreso volveremos a hablar de este asunto»- dijo ella.

Ed Malone, reportero del Daily Gazette, debía hablar con su jefe, el editor McArdle, para conseguir que le encomendara alguna misión complicada. Su objetivo era el de impresionar a su amada Gladys Hungerton para que le concediera su mano.

Finalmente es enviado a entrevistarse con el profesor Challenger, una tarea difícil, ya que el profesor ha agredido a varios periodistas enviados a hablar con él. El profesor defiende la existencia de animales prehistóricos en Sudamérica. Pero hasta el momento, lo único que ha conseguido es quedar en ridículo por la mayoría de sus colegas científicos.

Challenger convence a Malone de su veracidad y le pide que se una a la expedición que ha preparado para ir allí y probar su teoría. En dicha aventura se unirán otros importantes compañeros de viaje: el profesor Summerlee, Lord John Roxton, un avezado cazador y Agnes, la hija de Challenger.

La misión de Malone era contar todo lo que allí viera, la misión del profesor Challenger era la de demostrar que tenía razón, la misión de todos será la de descubrir el mundo perdido.

Tendencias

Gladys parecía que sabía lo que quería, necesitaba un hombre de éxito. Ed, la quería a ella. Necesitaba impresionarla y convertirse en el hombre que ella deseaba. El profesor necesitaba conocer, descubrir, explorar, para demostrar que su visión era la correcta, era la acertada. Su equipo necesitaba conocer, o al menos poder investigar, si sus teorías eran correctas, si serían importantes para el futuro.

Todos querían estar preparados para enfrentarse al futuro.

La pasada semana tuve la oportunidad, un año más, de participar en una gran jornada de marketing en HEMESIC 2015. Allí, como todos los años se habló mucho de marketing, como no, y de las tendencias. Es más, se habló de las «megatendencias».

Nada más comenzar, Antonio Urcelay de Toys r us, al hablar de competitividad, nos recomendó adaptarnos a la globalización, tanto en valores, como en la gestión del talento:

– «Vivimos en el mundo por lo que debemos ampliar nuestras miras

Pero fue Javier Rovira en su ponencia: «Back to basic» el que nos aclaró el camino al hablar del futuro, al hablar de tendencias, al nombrar las megatendencias.

– «Vivimos en una transición a una nueva época, ya nada es igual» – remarcó.

Y añadió:

– «Las nuevas tendencias vendrán marcadas por los avances en sectores o actividades relativos a la geoestrategia, a la toma del poder por parte del individuo, a las innovaciones y mejoras en el campo de la salud, al pago por uso, a la neurociencia, al cambio tecnológico, a la energía, a los recursos…» –

– «Vivimos en el más de todo. Y en cuanto a la tecnología, lo «smart» empezará a sonar fuerte en todo y…¿han pensado en ir a vivir o trabajar en África? Vayan haciéndose a la idea.» –

Y siguió argumentando:

– «Pero antes de explorar todas estos nuevos horizontes debemos «volver atrás» y debemos conocernos, debemos conocer al ser humano en su interior. Tenemos tres aspectos importantes a tener en cuenta y que difícilmente cambiarán. Primero, las personas siempre buscamos el bienestar. Segundo, el ser humano está limitado. Y tercero, nos proveemos de cosas, a través del  consumo, la producción o el intercambio.» –

Y con respecto a estos tres puntos, resaltó la importancia del mercado como integrador de clientes. Un mercado que evoluciona rápidamente y en el que suceden cosas: «está pasando y punto». Acciones y oportunidades que surgen y que pasan que son completamente diferentes y que tienen su target, como el caso de Samantha Hess.

Y una nueva tendencia: el capitalismo ubuntú, basado en el «soy porque somos». Un ejemplo de cómo llevar a buen puerto la confianza a través de un grupo o del equipo. Un concepto que hace entender de otra manera el sentido de la propiedad o alquiler de las cosas.

Las tendencias predicen otras maneras de ver el futuro.

Y el marketing debe seguir formando parte de él.

Marketing

– «Y… discúlpeme, ¿puedo hacerle una pregunta? – dijo Ed.

– «Por supuesto Mr. Malone» – le contestó el marido de Gladys.

– «¿Se considera usted una persona aventurera?» – le formuló Malone.

– «En absoluto, Mr. Malone, todo lo contrario» – le respondió el nuevo esposo.

Ed, después de mirar a su «amada», se marchó con una enorme sonrisa…

Gladys se había casado con otro hombre mientras él estaba ausente. Alguien todo lo contrario a lo que él se había convertido por intentar impresionarla y poder casarse con ella. Ahora no era lo que ella necesitaba, ella necesitaba otro tipo de persona a su lado. Pero gracias a ello, en su aventura, había descubierto otro mundo, un mundo lleno de sorpresas, un mundo lleno de oportunidades, un mundo en el que, sin duda, también le esperaba el amor.

Las tendencias marcan las oportunidades futuras a las que nos enfrentamos. Lo que hoy vale, mañana puede no tener sentido. Por ello, una vez más, debemos seguir formándonos, seguir probando, seguir experimentando, seguir adaptándonos y seguir aprendiendo. Seguir aprendiendo de nuestro entorno, de nuestros clientes y de nuestros competidores.

Porque como dice Javier Rovira: «El consumidor es tu máximo competidor».

¿Quieres ver  más mundo?

¡Más marketing!

Jorge Jiménez Suárez

Abr 23, 2015

Inbound Marketing, una buena proposición.

– «¿Qué es esto?» – preguntó.

– «Un ladrillo» – le contestó un alumno.

– «¡Bien! ¿Qué más?» – insistió.

– «Un arma» – le respondió otro entre las risas de sus compañeros.

– «Louis Kahn dijo que, incluso un ladrillo quiere ser algo, tiene aspiraciones. Incluso un ladrillo normal y corriente, quiere llegar a ser algo más de lo que es. Quiere ser algo mejor de lo que es» – continuó.

– «Eso es lo que debemos sentir nosotros.» – finalizó.

….

David debía darlo todo en su profesión como arquitecto, su proyecto con Diona se había venido abajo por problemas económicos y habían aceptado una extraña proposición por parte de John Gage para saldar sus deudas y volver a tener el nivel de vida que ostentaban.

Habían optado por el camino más corto y habían aceptado la proposición de Gage. Lo tuvieron todo pero en poco tiempo se quedaron sin nada. Se habían perdido. ¿Había merecido la pena?

Inboud marketing

David, en su faceta de profesor, explica muy bien a sus alumnos como un simple ladrillo puede ser muy importante gracias a formar parte de una estructura, de una organización, de un equipo. Les demuestra con un sencillo ejemplo que las personas debemos «ser algo formando parte de algo».

Eso lo que debemos sentir, eso es lo que queremos sentir y eso lo que necesitamos sentir.

En el mundo digital las cosas no son muy diferentes. Para ello muchos profesionales utilizamos las herramientas que nos brinda la tecnología a través de internet, nuestros conocimientos, con la aportación y creación de contenidos, y una exquisita gestión de relaciones personales y profesionales a través de las diferentes redes sociales.

Para atraer a nuestro target, a nuestro público objetivo, a nuestros clientes utilizamos una serie de acciones, canales y técnicas combinadas e integradas en el plan de marketing para lograr un único objetivo: obtener mayor visibilidad on line. Es lo que denominamos Inbound Marketing o marketing de atracción.

El Inbound Marketing se basa en tres pilares fundamentales que deben estar sincronizados:

1. SEO o las labores de posicionamiento natural en buscadores.

2. Marketing de contenidos o la creación de blogs, noticias, imágenes, videos…

3. Social Media Marketing.  Espacio de encuentro entre personas, clientes y empresas.

Este conjunto de técnicas no intrusivas nos permitirán conseguir captar clientes aportando valor, a través de la combinación de estas tres acciones de marketing digital básicamente. Además, debemos incorporar un pormenorizado trabajo de analítica web y no despreciar una buena investigación comercial online previa.

Nuestra proposición ideal, al conjuntar todas estas acciones, está encaminada a que sea el usuario quien se sienta atraído por nuestro producto o servicio y tome la iniciativa para intentar establecer contacto con nosotros o con la marca. Cuando este contacto se establezca, serán los profesionales de las redes sociales los que redirijan ese interés en relaciones provechosas para ambas partes.

El Inbound Marketing, según nuestros compañeros de Marketing Digital se puede resumir en cuatro palabras: crear, optimizar, dinamizar y convertir. Nosotros seguimos apostando por la inclusión de de una quinta previa: investigar, y una sexta final: analizar.

Esa será la mejor proposición para atraer nuevos clientes, mantener clientes actuales y recuperar antiguos clientes. Lograremos así que llegen a ser mejores formando parte de nuestra comunidad, de nuestra marca. Libremente.

Inbound Marketing

David tuvo que aplicar toda su fuerza y su ingenio para recuperar el amor por Diona. Incluso perder el dinero que tanto deseó para solucionar sus problemas económicos. La ambición les había separado pero su proposición generosa les uniría de nuevo.

Para ganar o recuperar la confianza de las personas, de nuestro target, de nuestro público objetivo, debemos hacer una buena proposición, una proposición de calidad, una proposición de valor. Y esa proposición debe canalizarse a través de una clara estrategia de Inboud Marketing, un gran esfuerzo que merece la pena realizar.

Como decía Diona: «Si deseas algo con mucha fuerza, déjalo en libertad. Si vuelve a tí, será tuyo para siempre. Si no regresa, no te pertenecía desde el principio».

¿Necesitas una buena proposición?

Jorge Jiménez Suárez

Páginas:«12345678910...19»