18 Dic, 2014

Posiciona y analiza, optimiza tus acciones.

¡Dale ahora Wally, está a las doce en punto! – le indicó Dave.

Y le asestó el primer puñetazo en el rostro.

¡Once en punto! – seguía Dave.

Y así, más golpes certeros ante la sorpresa de su oponente.

Se habían metido en una pelea sin buscarla, pero ya dentro, debían solventar la situación lo mejor posible para salvar «su pellejo». Dave sostenía a Wally y le indicaba dónde y cuándo dar un golpe a su grosero contrincante. Juntos se defendían mejor que por separado.

Wally era ciego y Dave sordo. El destino o la necesidad hizo que ambos compartieran un trabajo en un kiosko de prensa de Nueva York. Cuando asesinan a un hombre en su puesto de trabajo son detenidos y llevados a comisaría. Allí, recae en ellos todas las sospechas. No «les quedará otra» que escaparse e intentar probar su inocencia.

Optimiza tus campañas

Ambos, en una carrera desenfrenada por escapar de la Policía y de los verdaderos culpables, comenzarán a analizar todo lo relacionado con lo sucedido ese día. Para poder lograrlo deberán emplear sus propios recursos, aprovecharlos al máximo y complementarse. Uno debía ser los ojos y otro los oídos. Debían ser uno sólo. A medida que se acercaban a la verdad descubrieron que juntos formaban un buen equipo.

La unión de los valores de las personas y el trabajo en equipo son garantía de eficacia.

A la hora de planificar acciones de marketing digital, debemos tener muy claro el target y cómo identificarlo. Una vez localizado debemos utilizar nuestras técnicas de SEO para atraerlo a nuestra web y conversar con él, ya sea en la propia web o a través de las redes sociales, para poder ofrecerles lo que para ellos es una necesidad.

Pero, por mucho que nos esforcemos en SEO, por mucho que nos esforcemos en desarrollar una correcta campaña de marketing de contenidos, por mucho que «gritemos» en las redes sociales, no nos van a «oír», y, por mucho que nos movamos, no nos van a ver. Si no utilizamos las herramientas de analítica, no sabremos con exactitud que es lo que hacemos bien y que es lo que hacemos mal.

Cada llamada a la acción debe ir coordinada con su correspondiente análisis de resultados.

Es primordial realizar una seria valoración de resultados de todas nuestras acciones en el ámbito digital. Si no lo hacemos, es muy probable que no lleguemos a dónde queremos llegar, ni saber realmente quién «nos ve y nos oye». No podremos optimizar nuestras acciones, puliendo los aspectos negativos, potenciando los positivos y abriendo nuevos espacios que desconocíamos.

Necesitamos avanzar, mejorar, prosperar, y la mejor manera de hacerlo es optimizando todas y cada una de las acciones que realizamos. No podemos permitirnos errar continuamente sin ni siquiera darnos cuenta de por qué nos sucede. No podemos realizar un esfuerzo tan grande en atender a nuestro público objetivo, si luego no recogemos datos y realizamos un estudio de retorno. No podemos permitirnos dejar de explotar nuevos nichos de mercado por desconocimiento de su existencia.

La optimización nos abre nuevas vías de negocio.

Gracias a la utilización de herramientas de analítica, como Google Analytics o las propias de las redes sociales como Twitter Analitycs o las mismas estadísticas de Facebook, nos permiten en gran medida cubrir esta posible carencia. Optimiza tus campañas apoyándote en ellas y reposicionando tu marca o tu mensaje.

Opotimiza el SEO con la analitica

Dave y Wally tenían una vida por separado en la que más o menos podían avanzar. Pero rápidamente descubrieron que juntos formaban un gran equipo. Se completaban el uno al otro. Habían afianzado su relación y habían sabido sacar el máximo provecho a la situación. Gracias a ello, cogieron a los culpables y probaron su inocencia.

Cuando tenemos los objetivos claros, pero los resultados no son los requeridos, debemos analizarlos, dejar a un lado lo inadecuado, potenciar lo que es correcto y experimentar con lo nuevo por descubrir. Debemos filtrar lo útil y separarlo de lo inservible. Y así, tantas veces sea necesario hacerlo. Optimiza y vuelve a optimizar.

Como dijo Spencer Johnson: «Las cosas sólo pueden mejorar cuando uno deja de hacer lo que no sirve

¿Intentamos mejorar?

¡Optimiza!

Jorge Jiménez Suárez

Deja un comentario