26 Nov, 2015

Presentarse, mostrarse, complementarse.

Ambos coincidieron en el tren.

Ambos sacaron sus almuerzos.

Sentados frente a frente, uno comía salchichas, el otro, queso.

Se miraron y decidieron compartir la mitad de lo que tenían.

La mezcla les gustó.

Se miraron, sonrieron y gritaron al unísono:

– «¡Harremos salchichas con queso!» – (*)

(*) Con acento alemán.

Es curioso como un sencillo anuncio de salchichas de una conocida marca podía transmitir tanto. La imagen de los tiroleses alemanes tomando su «aburrida» comida en aquel vagón de tren. Su manera de compartir y descubrir que, de su nueva relación, podían obtener tanto beneficio inmediato, nos entusiasmó.

Además nos transmitió varios conceptos con suma facilidad: producto típico alemán, garantía de confianza, algo nuevo, algo divertido, algo sabroso. En definitiva, una nueva relación creada para hacer algo bueno y sorprendente. Algo diferente.

Se presentaron, encajaron y rápidamente se complementaron.complementarse

¿Qué más nos querían comunicar con ese spot? ¿Qué imagen nos querían transmitir? La marca, en este caso, presentaba algo nuevo pero sin perder su esencia. Había buscado nuevas ideas, nuevas alternativas, nuevas tendencias que se adaptaran a su producto, que lo mejoraran, que lo innovaran.

¿Para qué?

Para complementarse con sus clientes

Muchas veces para alcanzar a un público al que no llegamos o para mostrar una cara diferente a nuestros clientes, buscamos novedades, que nos ayuden a crecer, a ser mejores. Para ello debemos recopilar la información que comparten con nosotros en los diferentes canales de interactuación, en puntos de venta y en las redes sociales.

Recordemos: “Ayúdame a ayudarte”

Pero, además,  para que esto ocurra debemos complementarnos nuevamente.

¿Con quién?

Con nuestros proveedores, colaboradores o compañeros de trabajo.

Gracias a la formación continua de todos ellos y nuestra búsqueda de innovaciones, de nuevas ideas, de tendencias, de novedades, podremos presentarnos, conocernos, compartir nuestros conocimientos y generar un proyecto conjunto, una nueva ilusión, un nuevo reto.

“Lo auténtico vende”

Desde nuestra vuelta del paréntesis estival, son muchos los eventos a los que hemos podido asistir. Tres de ellos, han sido de proveedores y colaboradores con los que trabajamos con mayor asiduidad.

El showroom de merchandising y regalo publicitario organizado por FYVAR el pasado mes de Septiembre. El evento de las artes gráficas de CPrint en Octubre y el reciente evento de Packaging en este mes de Noviembre han cubierto, en cierta medida, el trabajo que aún mantenemos con fuerza en el mundo off line.

A muchos de ellos ya les conocemos, les saludamos y les pedimos que nos muestren sus novedades. Con los nuevos nos presentamos y hacemos una primera toma de contacto por si tuviéramos la oportunidad de colaborar en un futuro.

Y es aquí donde se puede encontrar el motivo, el detalle, el resorte que provoque la aparición de la diferencia. Nunca se sabe cuando puede saltar la chispa del ingenio, empezar a hacer rodar una nueva idea y comenzar a poner en marcha una nueva aventura profesional.

Siempre debemos estar abiertos a realizar más actividades a tener más intereses. En definitiva, a dar mejor servicio a nuestros clientes. Por eso, en este tipo de encuentros:

Nos mostramos, nos presentamos y, si surge la chispa, nos complementamos.

presentarse

A pesar de los años que han pasado siempre guardo muy buen recuerdo de ese anuncio publicitario de Oscar Mayer. Y desde entonces, no dejo de decir esa frase con su correcta «entonación» cada vez que se me ocurre una idea. Es una forma divertida y diferente de presentar un nuevo camino que se ha abierto y que puede ser muy bueno en el futuro.

Aunque los que me oyen, rara vez me entienden…

Pase el tiempo que pase nuestras relaciones de confianza se mantienen en el tiempo. El buen trabajo es lo que tiene. Y formar parte de un gran equipo, también.  Al final, la generación de lealtades y de buenas relaciones profesionales serán perfectas para complementarse y llevar a cabo acciones de éxito.

Sirva también esta entrada de hoy como homenaje a todos aquellos colaboradores y proveedores que a diario nos acompañan y que gracias a su esfuerzo y dedicación podemos dar un gran servicio a nuestros clientes. Gracias por estar siempre a nuestro lado.

Sois un gran complemento.

Como dijo Halford Edward Luccock:  “Ninguna persona puede silbar una sinfonía. Hace falta una orquesta para poder interpretarla”.

¿Necesitas presentarte?

Seguro que nos complementamos.

Jorge Jiménez Suárez

1 Comentario

  • […] Es indudable además, que las redes son la vía de comunicación que más utiliza el publico joven, que en el futuro serán adultos y por supuesto, votantes experimentados. Así como los nuevos jóvenes se irán incorporando, los medios generalistas deberán seguir buscando la manera de seguir interactuactuando con el público. y las redes, mayoritariamente el Twitter, a día de hoy,  ya están complementándolos. […]

Deja un comentario