Browsing articles tagged with "camino Archives - hgm Marketing - Publicidad"
Jul 7, 2016

Tu preparación, tu salvación, tu futuro.

-“Nadie habría creído, en los primeros años del siglo XXI, que nuestro mundo estaba siendo vigilado por inteligencias superiores a la nuestra. Y que, mientras los hombres atendían a sus diversos asuntos, éstas, les observaban y estudiaban, del mismo modo que un hombre puede escudriñar con un microscopio las criaturas que pululan y se multiplican en una gota de agua…”

La humanidad se hallaba en peligro. Los hombres habían sido atacados por habitantes de otros mundos, por alienígenas, por extraterrestres. Sus naves ya estaban preparadas bajo tierra desde hacía mucho tiempo. Era un plan preconcebido, con mucha antelación. Y para ellos era el momento de ejecutarlo.

Ray, vivía en New Jersey, estaba divorciado y tenía a sus hijos Rachel y Robbie con él, “disfrutando” del fin de semana cuando se produjo el ataque. Sus vidas corren peligro. Ray lo sabe y debe hacer algo para poder sobrevivir y mantener a salvo a sus hijos. Aunque la situación le sobrepase, no dejará que los invasores, ni el resto de la humanidad, se interponga en su camino. Aunque sus hijos dudan de su capacidad, no les queda más remedio que seguirle. Porque…

…se acababa de desatar: La guerra de los mundos.

tu preparación tu salvación

Para un operario de grúas del puerto, al igual que en otras ocasiones de su vida, este nuevo escenario le venía muy grande. Estaban amenazados y tenía que afrontar la situación con sus escasos recursos. Ray estaba atrapado, estaba entre la espada y la pared.

Por un lado, los invasores los perseguían sin descanso para acabar con ellos. Por otro, la falta de confianza que mostraban sus hijos por la manera de actuar de su padre no le ayudaban mucho a centrarse. Además tenía que contar con la amenaza constante de los otros supervivientes ávidos de obtener de ellos todo lo que les pudiera servir para salvarse. Y por otro lado, el temor a enfrentarse a su ex-mujer y demostrarla que había vuelto a fallar.

Debía confiar en si mismo y seguir adelante.

Cuando, inicialmente, nos enfrentamos a nuevos escenarios, nuevos proyectos o nuevos imprevistos, siempre tenemos ese pequeño momento inicial de duda. Podremos cometer el error de pensar en que somos incapaces de poder llevarlo a cabo. Y lo que es peor, transmitir a los que nos rodean esa impresión y que puedan dudar de nuestra capacidad.

En muchos casos, nos servirá de ayuda echar la vista atrás y recordar todo lo que hemos hecho hasta ahora. Nuestros aciertos, nuestros errores, qué hicimos, por qué, cuántas veces, cómo… Así seremos conscientes de que no es tan complicado como pensamos y que a lo mejor sólo necesitamos realizar algo nuevo que no hemos realizado antes pero que está en nosotros poder conseguirlo. Entonces es cuando nos daremos cuenta de que…

…tenemos mejor preparación de lo que pensamos.

¿Pero, por qué dudamos tanto de nosotros mismos? Quizá el equipo o las personas que nos rodean no son realmente un apoyo y sí un lastre. Quizá este tipo de situaciones nos haga plantearnos nuestra relación personal o profesional con ellos. Incluso a cambiar de equipo, trabajo o amigos.

¿Por qué solemos buscar fuera la solución a algo que sabemos que está en nosotros, a nuestro alcance o de nuestra mano? En muchas organizaciones tienen departamentos llenos de personas que lo que hacen es contratar a otras empresas o agencias. ¿No saben hacerlo ellos? ¿Para que están allí todo el día? ¿No son capaces de hacerlo ellos? ¿No confían en sus propia acciones?

Es curioso, pero muchas veces nos tenemos que enfrentar a departamentos enteros donde se colabora poco con las personas que han sido reclamadas para solucionar los problemas que no “pueden” solventar internamente. Además de observar todo con ojos muy críticos, siempre tienen preparado algo para sorprenderte y que tengas que reconocer que ellos tienen el control. Es una auténtica pérdida de tiempo.

Nosotros siempre hemos apostado por hacer lo que nos piden: asesorar, planificar, actuar. Y no para sustituir y duplicar los presupuestos de marketing de una empresa. Pero los tiempos siguen cambiando, y las tendencias evolucionando, por lo que, en todo caso, para mantener la confianza que depositan en nuestra labor…

…debemos interactuar con el entorno para visionar el futuro.

preparacion

-“…tras fracasar las armas y los recursos del hombre, fueron reducidos, destruidos, por las criaturas mas diminutas que Dios, en su sabiduría, puso sobre la tierra. Mil millones de muertes hicieron al hombre acreedor de su inmunidad, al derecho a sobrevivir, entre los infinitos organismos de este planeta. Y ese derecho es nuestro ante todo adversario. Pues el hombre no vive, ni muere, en vano”.

Ray pudo hacer como los demás, salir a luchar y a pelear por sus compatriotas, por sus amigos, por la humanidad. Sabía perfectamente lo que sucedía a su alrededor, tenía identificado el problema y como combatirlo. Pero tenía una responsabilidad, no podía cometer un error, en esto no podía fallar, tenía que proteger a sus hijos, a su familia, a los suyos. Y contra todo pronóstico, lo cumplió.

A pesar de las dificultades que surjan debemos vislumbrar todo lo que nos espera al afrontar nuevos retos o nuevas aventuras profesionales. Si nos dejáramos llevar por los nervios, si perdiéramos la calma, nuestros clientes nunca confiarían en nuestro trabajo. El camino a seguir dependerá mucho de nuestra experiencia, de la investigación y del análisis que realicemos. Siempre, siempre, nos daremos cuenta de que tenemos la preparación suficiente para llevarlo a cabo con éxito.

Como dijo Hipatia:Comprender las cosas que nos rodean es la mejor preparación para comprender las cosas que hay mas allá.”

¿Estás preparado?

¡Vayamos lejos!

Jorge Jiménez Suárez

May 12, 2016

Analizar, ceder, dar ejemplo.

– “Pero si tu estuvieras en mi lugar habrías dicho algo.” – dijo Jerry.

– “Que no se te olvide nunca. No seas imbécil” – le dijo Rocky.

A partir de ese momento sus destinos serían diferentes.

Rocky y Jerry eran un par de pillos en su juventud. Después de ser perseguidos por robar unas estilográficas en un vagón de tren, Jerry consigue huir pero Rocky es detenido. Sus destinos a partir de entonces serían opuestos. Gracias a la decisión de Rocky, Jerry no se vería implicado en el robo. En el futuro abrazaría la religión católica y se convertiría en el padre Connolly. Pero Rocky se pasaría años entrando y saliendo de la cárcel convirtiéndose en un famoso gánster.

A partir de entonces, la misión del padre Connolly es salvar de la delincuencia a los jóvenes del barrio. Pero lo tiene muy difícil, Rocky es el ídolo de todos ellos. Jerry hará todo lo posible por que los chicos no pasaran por lo que él había sufrido en su infancia y se convirtieran en alguien como su viejo amigo.

En el fondo eran como ellos, eran…

… Ángeles con caras sucias.

ejemplo hgm marketing

Rocky es detenido de nuevo por asesinato, pero esta vez es condenado a muerte en la silla eléctrica. Está empeñado en seguir siendo el duro gánster que es y mantener su reputación hasta el final. El padre Connolly hará lo posible para que ceda y no de mal ejemplo a sus chicos. Le pide que analice, si el desarrollo de su vida, es el que quiere que sea en el futuro el modo de vida de los chicos del barrio.

Rocky tenía que dar ejemplo, ¿pero cuál?

A veces, ganarse la confianza de otras personas es sólo cuestión de mantener firme tus ideas, otras, de simpatía, y otras, de apertura, de sinceridad. Como en nuestro ejemplo de hoy, podemos llegar a tener seguidores o fans de nuestras acciones. Podemos encontrarnos con personas que aprueban lo que decimos y lo que hacemos. O al contrario.

Siempre hemos dicho que “lo auténtico vende” y cuando una persona lo es, se muestra y actúa como es, es más probable que triunfe y que tenga un reconocimiento mayor que aquellos que no lo son. Lo mismo que un profesional que no oculta los pros y los contras de una determinada acción o de un determinado trabajo.

Ambos casos generan confianza.

Por otro lado, todos tenemos o hemos tenido modelos equivocados o acertados a nuestro alrededor. Están cerca de nosotros, en el día a día, en nuestro trabajo, en nuestra casa, en los medios o en las redes. Son estereotipos creados por el momento y a los que es difícil oponerse. Son modas, tendencias que se han traído consigo a gurús, influencers o nuevos líderes de opinión.

Muchos empresas o clientes nos solicitarán hacer las cosas como los nuevos entendidos dicen o hacen, con sus fórmulas mágicas  que dan unos fantásticos resultados. Nosotros tenemos que saber distinguir las cosas realmente efectivas y susceptibles de ser realizadas. Y debemos dar una visión más completa para tomar la mejor decisión ante la insistencia de nuestros clientes.

¿Cuál será camino correcto?

Lo correcto es seguir tus propias sensaciones, mostrar a tus clientes que los profesionales del momento, están para el momento, pero que un verdadero profesional estará siempre en su puesto haciendo lo mejor para él, aunque tenga que ceder. Y por supuesto, ser firmes, apoyarnos en nuestra experiencia y en nuestra profesionalidad. Mostrar todo lo que hacemos, como lo hacemos y por qué.

ejemplo

Finalmente, en un gesto de nobleza, a petición de su viejo amigo, Rocky cede, implora perdón y finge miedo y cobardía frente a la silla eléctrica. El objetivo se había cumplido, pasó de ser un héroe a ser olvidado por los jóvenes y no servir como modelo, ni como mal ejemplo. Jerry lo había conseguido.

No hay día en el que una agencia como la nuestra se enfrente a grandes dificultades o a grandes clientes que le ponen a prueba con cualquier solicitud. Para poder ganar una campaña o llevarnos un trabajo, debemos ser capaces de convencerles de que somos capaces de hacerlo bien y  mejor que los demás. Debemos hacerles ceder.

Para convencer no sólo hay que hablar, hay que servir de ejemplo.

Porque si no lo hacemos, ¿qué estamos contando? ¿A quién queremos dar confianza?¿Qué queremos conseguir? No tenemos duda de que con nuestro esfuerzo, dando ejemplo, lo seguiremos logrando.

Como dijo Albert Einstein: “Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera.”

¿Lo analizamos?

¡Vamos a dar ejemplo!

Jorge Jiménez Suárez

Abr 21, 2016

Una buena base de SEO, camino del éxito.

Estaba preparado, llevaba cuatro años en aquella isla y ya era hora de marcharse de allí.

Anuque había perdido mucho peso y su piel estaba más curtida, su mente estaba clara.

Los conocimientos adquiridos por tan dura experiencia le convertían en un auténtico superviviente.

Era hora de volver.

Chuck Noland, tenía una vida, una profesión y planes de futuro con su novia Kelly Frears. Un día, por motivos de trabajo debe realizar un largo viaje. Durante el vuelo, tras una fuerte borrasca, tienen un accidente y su avión se estrella en algún punto desconocido del Océano Pacífico. De todos los que iban en aquel avión, Chuck, es el único que logra sobrevivir al accidente.

Al despertar de la conmoción, llega a una isla. Donde su primer intento para salir de allí fue crear una señal de socorro o intentar navegar con los restos de la balsa inflable en la que llegó. Pero era inútil, no se veía ningún barco o avión que pasara por allí. Tendría que moverse y necesitaría tiempo para encontrar un medio mejor para salir de allí.

Mientras tanto, debía subsistir, por lo que su actividad principal se centraba en buscar comida, agua y un lugar donde guarecerse de las inclemencias del clima. Podía contar con la ayuda de los escasos materiales que había encontrado al abrir los paquetes, todos salvo uno, que había recogido de la playa. Así fue como conoció a su nuevo amigo, “Wilson”, con el que compartiría su aventura.

Tenía dos objetivos: sobrevivir y buscar una salida.

seo blog

Nadie encontró a Chuck, a pesar de hacer todo lo necesario para que le pudieran avistar. Sin saberlo, estaba fuera de todas las rutas comerciales. Por lo que, por mucho que hiciera, era prácticamente imposible localizarlo. Así que trabajó en firme y utilizó todos los medios con los que se podía proveer para poder salir de allí con éxito.

Debía hacer lo posible para que lo encontraran.

Al igual que a Chuck, en muchas situaciones personales o profesionales de nuestra vida, necesitaremos que nos encuentren. Y muchas veces, por mucho que pongamos los medios, no lo conseguiremos. Quizá porque no ponemos el empeño suficiente. Quizá porque no estemos en el camino correcto. Quizá porque haya muchas otras alternativas a nuestra propuesta y no destaque entre las demás.

Si es así, será difícil que nos localicen, por lo que tendremos que ponernos en marcha y pasar a la acción. No debemos esperar a que alguien pase por ahí y nos encuentre por casualidad. Sea como sea, debemos favorecer a que eso ocurra.

Nos tienen que encontrar y lo tenemos que hacer nosotros.

Lo mismo nos sucede si trabajamos en el entorno digital. Son innumerables las veces que no entendemos por qué, a pesar de haber localizado bien a nuestro target, no conseguimos que nos encuentren. ¿Habremos descuidado algo?

La semana pasada asistí a una charla sobre SEO y Adwords. Una interesante ponencia de OnLine Zebra sobre las claves del posicionamiento en Google. En un par de horas hicieron un detallado repaso a las nueve claves más importantes a la hora de posicionar una web o un blog en Google.

El SEO es básico y necesario.

Y aunque, para muchos de vosotros, ésto debe ser muy conocido o algo muy básico, es interesante recordar que debemos trabajarlas al detalle para que una web o un blog tengan una base y puedan ser correctamente localizadas. Recordemos que el 97% de las búsquedas que se realizan en España, se hacen a través de Google.

Las nueve claves de SEO, son:

  1. Keywords o palabras clave.
  2. Meta title o nombre del servicio o empresa y lo que ofrece.
  3. Meta description o breve descripción de la oferta con palabras clave.
  4. URL o página de búsqueda. Siempre optimizada y amigable.
  5. Headings, o cabeceras o epígrafes.
  6. Content o texto. Nuestro contenido, siempre útil y relevante.
  7. Images o las imágenes que lo ilustran. Siempre etiquetadas.
  8. RRSS o redes sociales, vinculadas a nuestro target.
  9. Link building o enlaces a otras webs de referencia.

Estas nueve claves de SEO facilitarán el camino al algoritmo de Google para indexar nuestra página o blog y como consecuencia, que los usuarios la puedan localizar de manera orgánica, natural.

Pero, muchas veces este trabajo necesario no es suficiente, por lo que se puede recurrir a campañas de Adwords. Es decir, si no nos encuentran naturalmente, aunque pongamos todos los medios a nuestro alcance, tendremos que salir a buscar a los usuarios o clientes a través de la red para obtener resultados.

El SEM es recomendable en muchos casos.

seo hgm marketing

Chuck se dió cuenta de que el destino no está predeterminado, sino que lo que tenía que hacer, era elegir entre varias opciones, abandonar aquella isla y buscar la mejor salida, con su esfuerzo y por sus propios medios. Necesitaba salir, necesitaba volver a vivir, necesitaba volver a compartir. Por eso, finalmente, tendrá que decidir cuál es su camino y trazar su nuevo destino.

A diario nos encontramos con empresas que necesitan ese pequeño empujón para ser visibles y que  les encuentren. Muchas veces la aplicación de buenas prácticas de SEO para su web corporativa pueden mejorar su posición y visibilidad frente a la competencia. El apoyo de las redes sociales también juega un papel importante en ese avance.

Las campañas de SEM o posicionamiento de pago  o pago por clic (PPC), serán necesarias cuando nuestras posibilidades de éxito para que nos localicen sean escasas por el desconocimiento del mercado y de nuestro producto o por el exceso de competencia.

Esa será la mejor manera de “salir a por ellos.”

Como dice Jorge Bucay: “Tú eliges hacia dónde y tú decides hasta cuándo, porque tu camino es un asunto exclusivamente tuyo”.

¿Caminamos juntos?

¡Vamos a por ello!

Jorge Jiménez Suárez

Abr 14, 2016

Tus reglas, tu honestidad, tu destino.

– “¡Arranca!” – Dijo uno de los encapuchados al subirse al coche.

<Silencio>

– “¡Arranca!” – Le espetó de nuevo.

– “Sois cuatro.” – Dijo Frank

– “Sabes contar, impresionante. Ahora arranca.” – Le ordenó de nuevo el encapuchado.

– “Punto uno: no modificar el trato y el trato era…”- Respondió otra vez con la pistola en la sien.

Frank Martin era un militar retirado especialista en transportar cosas o personas. Siempre sin preguntas y con cuatro reglas fundamentales:

Uno: Nunca modifiques el trato.

Dos: Nada de nombres.

Tres: Nunca abrir el paquete.

Y gracias a ello lograba sobrevivir y terminar con éxito su trabajo.

Ese día había acudido a las diez en punto al lugar acordado. Motor en marcha, esperaba a sus clientes a la salida del banco. Pero algo no cuadraba. En ese momento no estaba todo como tenía que ser. Él era firme en sus convicciones. Tenía un trato con ellos, tenía que cumplir sus propias reglas y…

…tenía que transportarlos a su destino.

reglas

Pero un día, Frank rompió sus propias reglas: abrió el paquete. A partir de ese momento sabía que tendría problemas y le costaría mucho enderezar de nuevo la situación. Estaba en el ojo del huracán. A partir de ahora…

…era un profesional en dificultades.

Siempre puede haber momentos en los que nos veamos en dificultades por saltarnos nuestras propias reglas. Todos, de una manera u otra, las tenemos, aunque no las tengamos por escrito. Son reglas que por lo general nos ayudan a mantener un estilo, un rol, una forma de trabajar. Son reglas que nos permiten saber cómo actuar en cada momento y ante cualquier situación.

Es importante respetar nuestras propias reglas.

También es cierto que en algún momento puede haber variables o circunstancias que nos obliguen a cambiar nuestra manera de ver las cosas y ante situaciones imprevistas, nos veamos en la necesidad de improvisar y saltarnos esas “líneas rojas” que nos habíamos marcado o que teníamos costumbre de no rebasar.

Ante todo hay que mantenerse firme, ser honesto.

Para poder trabajar con un cliente, aparte de atender correctamente su solicitud, lo primero es generar confianza. Y para hacerlo es necesario ser honesto. Detallar lo que se puede hacer o lo que no y valorar los “pro” y los “contra”, aunque no les guste lo que puedan oír. Así, evitaríamos “sinsabores” en el caso de que alguna variable, que no hubiésemos explicado, hubiera cambiado el resultado de nuestro trabajo.

Debemos trasladar nuestras reglas a todos los ámbitos.

Nuestras reglas no sólo deben referirse a una parte de nuestro trabajo, negocio o vida personal. Deben hacerse extensivas a todo aquello en lo que formemos parte. Si eres honesto en tu trabajo, también debes serlo en tu vida personal. Si lo eres frente a un cliente, también debes serlo ante un usuario o seguidor de tu marca en redes sociales. Debes mantener el rumbo en todos los campos, esa es la mejor regla de todas.

Debemos ser ecuánimes.

Baste como ejemplo el artículo que esta semana han publicado en un medio de prensa sobre Howard Gardner en la que afirma: “una mala persona no llega nunca a ser un buen profesional”. Y estamos completamente de acuerdo. Siempre hemos dicho que “se puede ser buen profesional o mal profesional, pero nunca, nunca, mala persona”.

camino

Fran Martin era seco, duro, impasible. Pero era cumplidor con su palabra y los tratos que realizaba. A pesar de su estilo, se ganaba el respeto y la confianza de aquellos que le contrataban. Era serio y formal. Acataba sus propias normas y las trasladaba a las demás partes de sus acuerdos profesionales. No había sorpresas, todo era claro, todo era transparente. Todo conforme a sus cuatro reglas.

Al trabajar en equipo, debemos ser muy cuidadosos con las normas, las reglas o las condiciones que nos marcamos a nosotros mismo, a nuestros clientes y a todos aquellos que nos acompañan. Nos ayudarán a que todos podamos cumplir con lo que nos piden. Recordemos que detrás de nuestro trabajo hay mucha gente que también lo hace posible y depende de nuestro esfuerzo y de nuestra experiencia que se note, que sienta y que se disfrute. Por ello debemos ser firmes al cumplir con las reglas y ser honestos.

¡Ah! La cuarta regla de Frank Martin era:”No prometas lo que no puedas cumplir“.

¿Hacemos un trato?

Elige tu destino.

Jorge Jiménez Suárez

Ene 14, 2016

Tu camino, tu avance, tu formación.

En aquel momento tan doloroso llegó un jinete y se puso junto a él.

– “William. Soy tu tío. Argyle.” –

Desmontando y sujetándole la cara por la barbilla le dijo de nuevo:

-“Te pareces a tu madre”-

A partir de ese momento, el joven William, pasaría estar bajo la tutela de su tío, que lo llevaría al extranjero para darle una buena formación. En Francia aprendería no sólo otro idioma, otra cultura y muchos conocimientos.

También aprendería a pensar, a planificar, a decidir.

Esa misma noche, el tio Argyle, viéndolo concentrado en aprender el uso de la espada, le dijo:

– “Pues habrá que poner remedio a eso, ¿no crees?” –

– “Primero aprende a usar esto.” – Golpeándole la frente con un dedo.

– “Y después, te enseñaré a usar esto.” – levantando la espada.

El pequeño William poco a poco iría entendiendo que las cosas necesitan un proceso de maduración, un tiempo necesario para la formación. Para que todo sea útil y entendible hay que trabajarlo y conocerlo bien. No por el simple hecho de tener una espada sería otorgado con la cualidad de ser un gran guerrero. Tenía aún mucho que aprender.

Tenía que labrarse un nuevo camino.

formacion(Imagen Braveheart – Icon Entertainment)

El método del tío Argyle era claro. Para poder darle un uso, lo más racional posible a todo lo que quisiera enfrentarse, primero debía visualizarlo, entenderlo, comprenderlo. Y eso sólo se podía hacer a través de un proceso de aprendizaje, de adaptación, de formación. Debía prepararse para estar a punto el día que tuviera su oportunidad.

Requería un tiempo necesario.

Estar en posesión de ciertos conocimientos no nos hacen ser expertos en una determinada materia, simplemente demuestran que los conocemos. Hasta que no los dominamos como para poder utilizarlos y ponerlos en funcionamiento para que den forma a otros proyectos o den valor a otras, no podremos considerarnos usuarios o entendidos en ello.

Hace ya casi cinco años que nos adentramos en profundidad en la nueva era del marketing, del mundo on line o del marketing digital. Y a pesar de parecer bastante tiempo, es realmente poco. Ha sido un periodo trepidante, vertiginoso, intenso. La experiencia acumulada en estos años y la formación continua ha incrementado nuestro conocimiento progresivamente.

Pero a pesar de tener en nuestro poder tantas herramientas y medios a nuestro alcance aún sabemos que tenemos mucho que aprender, mucho por conocer, mucho por experimentar. Son muchos los cursos, eventos, presentaciones, ponencias y charlas a las que hemos asistido. Y de todas hemos sacado siempre buenas lecciones. Pero aún así…

…va siendo hora de centrarnos en aplicarlo masivamente.

Esperamos en poco tiempo lanzar nuestra nueva web de marketing digital bajo el dominio “puntoes”. Así mismo, nuestra web general seguirá la línea de marketing off line o marketing tradicional, donde empezaremos a dar mayor peso a nuestro trabajo en goodies, material para merchandising o regalo promocional. Así, nuestra web exclusiva de regalos de empresa quedará archivada e integrada en la web general.

Por supuesto, nuestro blog seguirá activo y funcionando semanalmente. Lo mantendremos enlazado a nuestras webs “puntocom” y “puntoes”, así como a nuestras activos perfiles en redes sociales.

Todo ello para daros nuestra mejor de nosotros mismos.

¡Sigamos avanzando!

camino

Pasados algunos años, en el campo de batalla, el joven William maduró y se convirtió en un gran hombre, un gran guerrero y un gran estratega. Momentos previos a la lucha, en la batalla de Stirling, arengó a su ejército de esta manera:

“Luchad y puede que muráis, huid y viviréis, un tiempo al menos. Y al morir, en vuestro lecho, dentro de muchos años, ¿no estaréis dispuestos a cambiar, todos los días desde hoy hasta entonces, por una oportunidad, sólo una oportunidad, de volver aquí a matar a nuestros enemigos…?”

Y contra todo pronóstico, vencieron.

Ha pasado mucho tiempo desde que arrancamos con nuestra primera experiencia en marketing digital, pero a pesar de tener en nuestro poder tantas herramientas y medios a nuestro alcance aún sabemos que tenemos mucho que aprender, mucho por conocer, mucho por experimentar. Es algo que forma parte de nosotros, es nuestro sello de identidad, es nuestro trabajo.

Además, tenemos muchas ganas de aprovechar las oportunidades que esta nueva forma de entender el marketing nos ha concedido, para poder ayudar y atender mejor a nuestros clientes, para poder comunicarnos con las personas, para transmitir todo lo mejor de nuestro trabajo y hacer que muchos otros lo puedan compartir.

Porque sabemos que aún hay mucha gente que necesita ese pequeño empujoncito para poder cambiar y mejorar lo que ahora tienen. Necesitan soñar. Necesitan tener su oportunidad. Es hora de seguir mejorando.

Como decía tío Argyle: “Habrá que ponerle remedio, ¿no crees?”

Ponle remedio.

¿Te unes a nuestro camino?

Jorge Jiménez Suárez

Nov 12, 2015

Tu estilo, tu mensaje, tu diferenciación.

– “Hemos quedado a las 11:00h en el parador con el guía.” – me dijo mi hermana.

– “¿Un guía? ¿Para ver Sigüenza?” – pregunté sorprendido.

– “Sí, ya verás cómo te gusta. Tiene una buena recomendación en internet.” – contestó ella.

Y era cierto, el guía, desde el principio nos había enganchado.

Si cierro los ojos, podría recordar todos y cada uno de los momentos que pasé aquel día y todo lo que vi. El Castillo – Parador, la Catedral, la Plaza Mayor, el Casco Histórico, sus gentes, sus tiendas, su historia…

Hacía bastantes años que había visitado Sigüenza. Debía ser la tercera vez que iba allí de visita turística. Y seguramente, después de esta última, será muy difícil que olvide ni un sólo detalle.

Nuestro peculiar guía, con su sombrero calado y portando una cartera – cajetín de carteles tamaño A3, lleno de fotografías e ilustraciones, nos explicaba todo tipo de detalles acerca de los monumentos de la ciudad y nos transmitía todo tipo de conocimientos sobre su historia y sus costumbres.

Calles, historias, chismes, hábitos, desgracias, ejecuciones, gentes ilustres  y los hechos más reseñables de las diferentes épocas de “esplendor” de Sigüenza eran narrados de forma cercana y sencilla, amena y divertida, con mucha naturalidad.

Era auténtico.

Habíamos quedado para pasar el día en Sigüenza. Pero al final disfruté de otra cosa: una buena experiencia. Gracias a la visita guiada, ese día, permanecerá siempre en mi memoria.

mensaje

Nuestro guía en Sigüenza dominaba todo acerca de la ciudad, trasladaba con facilidad su mensaje y tenía la habilidad precisa de qué decir, cómo decirlo y dónde decirlo en cada momento de nuestro recorrido. Estoy seguro que no contaría cosas muy diferentes a lo que los otros guías les contarían a sus acompañantes.

Pero, era diferente en su manera de contarlo.

Hace un par de semanas, como ya mencioné en este mismo blog, tuve el placer de asistir a Manager Forum. Una experiencia muy completa y satisfactoria. En él, a parte de la fantástica exposición de Brand Content de Informa, pude asistir a diferentes ponencias y temas de interés.

Fue una gran mañana de Marketing aplicada a las ventas. Tuve la oportunidad de aprender más acerca de la evolución del Marketing Digital aplicado a las ventas, la evolución de los mercados, de las redes sociales, las tendencias, los nuevos públicos y las continuas mejoras. Fue una mañana para no perder detalle ya que…

…cada uno tenía su mensaje.

En cuanto a la actitud a tomar frente al mercado, los públicos y los gustos, Daniel Díez de Territorio Creativo, nos propuso, una vez más, practicar la escucha activa en el escalón directivo de las empresas. Ya que, sobre todo, deben pararse y analizar. No sólo apagar fuegos.

En cuanto a las ventas en sí, Rafa Muñiz de RMG nos expuso la necesidad de tener una estrategia de marketing detrás de las ventas, la necesidad de aplicar el talento a las ventas y evitar que nos sorprendan. Según él, debemos aplicar todas las herramientas a nuestro alcance para conseguir convencer, para conseguir enganchar, para conseguir vender.

Para finalizar, Marisa Wic de Oraquo, nos explicó la importancia que cada día tiene el móvil: “somos digitales, somos móviles“. Por lo que debemos aprovechar este canal de comunicación para mantener el contacto con nuestros clientes y usuarios. Aunque para ello, tuvo su turno Ignacio Ayerbe y darnos una excelente perspectiva de ellos con su ponencia: visión 360º de los clientes.

En definitiva, diferentes ponentes con diferentes contenidos y su manera de contarlo, su peculiaridad, su estilo. Quizá en todos ellos había muchas cosas en común y muchas otras que había escuchado de forma similar.

La diferencia, una vez más, fue la manera de transmitirnos su mensaje.

manager forum diferenciacion

Aunque había visitado varias veces Sigüenza, nunca la vi tan completa y aprendí tanto de ella como ese día. El hecho de tener un guía que nos hiciera ver la ciudad de otra manera y a la vez de forma tan global hará que nunca olvide un sólo detalle para futuras visitas. Es muy probable que pueda enseñarla a algún amigo o familiar sin ningún problema. Es muy probable que pueda compartir mis conocimientos con otras personas que lo necesiten de forma diferente.

Quién y cómo no explica las cosas es muy importante. Todos los días nos enfrentamos a retos profesionales que así nos lo exigen. Nuestros clientes buscan alternativas de comunicación de sus servicios, productos o marcas, pero en un mundo tan relacionado y globalizado es difícil contar cosas nuevas. Si no las tenemos, podemos utilizar las ya existentes, pero debemos atrevernos a mostrarlas con nuestra manera peculiar de verlas, debemos atrevernos a lanzar nuestro mensaje, debemos atrevernos, al menos, a intentarlo, debemos atrevernos a vender.

Como dijo Daniel Díez: “si no tienes nada nuevo que contar, al menos, hazlo de manera diferente.

¿Necesitas un guía?

Jorge Jiménez Suárez

Oct 8, 2015

Marketing digital, libertad de acción.

– “A cambio de tu ayuda, te ofrezco algo inestimable” – le dijo el Abate Faría.

– “¿Mi libertad?” – preguntó Edmundo.

– “Nos pueden quitar la libertad, como tú ya sabes” – le respondió.

– “Te ofrezco el conocimiento. Todo lo que he aprendido” – le animó.

Edmundo Dantés, había sido engañando, traicionado e injustamente encarcelado. Después de varios años en prisión, había comenzado a desesperarse, el dolor, la pena y el odio le consumían por dentro. Y cuando estaba a punto de morir, recuperó la ilusión por vivir.

Caprichos del destino, el abate Faría, en su intento por fugarse de la prisión de If, fue en la dirección equivocada, llegando a la celda de Edmundo. A partir de ahí forjarán una gran amistad. El abate se convertirá en su educador, su formador, su profesor.

Juntos pasarán algunos años en soledad cavando un nuevo túnel que les saque de allí. Mientras tanto Edmundo aprenderá todo lo que a diario, su amigo y mentor, le enseña. Finalmente, Faría sufre un accidente en la excavación y malherido, antes de morir, le confía a Dantés el escondite de un gran tesoro en la isla de Montecristo.

Gracias a su muerte, Edmundo sería libre. Gracias a la potenciación de su ingenio, gracias a su formación y gracias a su preparación no sólo se salvaría, le harían ser mejor, le convertirían en un hombre libre de verdad.

Era el momento de darse a conocer.

marketing digital libertad 2

Edmundo, en sus años de cautiverio había tenido tiempo para analizar su situación, tiempo para prepararse y tiempo para planificar su estrategia. Gracias a la ayuda del abate había logrado obtener una considerable mejora intelectual. Aunque no sólo tuvo tiempo a cultivar el conocimiento, aprendió otras materias de la vida de la época, como la defensa personal, el protocolo, el refinamiento. Aspectos que completaron su personalidad.

El tenía sus medios, pero el abate le hizo ver mucho más allá.

A muchas empresas, pymes y profesionales les está costando salir de esta época de vacas flacas y a pesar de toda la experiencia que acumulan en el mercado, no son capaces de recuperar el espacio que tenían antes o la cuota de mercado que abarcaban.

Como ya hemos hablado en ocasiones anteriores, y no somos los únicos en hacerlo, es necesario que todos empecemos a migrar al mundo digital. Todos aquellos que apostaron desde hace pocos años por la digitalización de su negocio empiezan a ver resultados. Su presencia en internet, a través de redes sociales y los medios digitales junto con la explosión y la difusión de información a través del smartphone y las tablets, está cada día más valorada y es cada día más necesaria.

Recordemos que el marketing digital es simplemente la aplicación de las estrategias de comercialización la través de los medios digitales. Es decir, trasladamos las técnicas del marketing off-line o  marketing tradicional al mundo online. Y cada día aparecen nuevas herramientas que potencian nuestra actividad. Y lo que es más importante con la posibilidad de hacer mediciones reales y obtener resultados inmediatos.

Debemos aprovecharlo para recuperar nuestro espacio.

Además, gracias a la posibilidad de poder compartir información en las redes sociales se produce un intercambio casi instantáneo de contenidos y conocimientos que antes era impensable. Hemos logrado salir, escapar y ver mucho más allá de nuestro entorno y podemos mantener relaciones constantemente con miles de usuarios de los que obtenemos feedback en cualquier parte del mundo.

Los usuarios ahora tienen el poder de la opinión.

Y ésto es un aspecto muy importante al alcance de cualquier empresa por pequeña que sea. No sólo empresas, también profesionales y emprendedores a los que el día a día su actividad muchas veces impide parar a analizar la situación y profundizar en los beneficios del marketing digital.

Aún así, como decía Edmundo: “Hay personas para quienes el trabajo es el remedio de todos los dolores.”

Pero el trabajo por sí mismo no sirve de mucho si no se tienen claros los objetivos.

¿Cuál es nuestro objetivo?

Tener la libertad de salir y darnos a conocer con garantías.

Para ello es necesario tener un buen plan de marketing digital.

marketing digital

Según Edmundo, “todo mal tiene dos remedios; el tiempo y el silencio”. Dada su situación, tenía todo el tiempo del mundo para preparar su venganza en el silencio de su prisión. Con la inestimable ayuda del abate Faría lograría salir con vida de su cautiverio, adquiriría la sabiduría suficiente para saber afrontar sus nuevos retos y alcanzar sus objetivos. Sin él, sin Faría, nunca habría sido posible.

Hoy en día, a la hora de ejecutar acciones de marketing se carece del tiempo suficiente para llevarlas a cabo debido a la necesidad de inmediatez y al acortamiento de los plazos. A pesar de vivir sumergidos en la vorágine diaria, es necesario tener un pequeño espacio y un poco de tiempo para poder analizar todo lo que nos rodea y buscar la ayuda o la formación necesaria para afrontar los retos del futuro. Las herramientas que nos brinda el marketing digital permiten acortar los tiempos e incrementar nuestra calidad de trabajo. No dejaremos de apostar por ello.

La formación y la adaptación al marketing digital es muy necesaria.

Es necesaria para avanzar, para mejorar, para prosperar, para cambiar nuestro camino.

Como decían nuestros protagonistas en El Conde de Montecristo:

“¿Seguirás tu camino tal, como te lo depara la suerte sin tratar siquiera de combatirla?”

¡Cambiemos nuestra suerte!

Jorge Jiménez Suárez

Abr 10, 2015

Redes sociales, un duro camino.

“¡Renuncia!” – gritó Foley.

“No señor, no pienso hacerlo.” – le respondió Zack.

“Muy bien, tú lo has querido, haré que te expulsen” – le replicó el sargento.

“¡No lo haga, no…lo..hag..! ¡No tengo a dónde ir! ¡No tengo a dónde ir…! No tengo nada.”

“Muy bien Mayo. ¡De pie!”

….

Zack Mayo había ingresado en la Escuela Naval Militar de los Estados Unidos. Desde el principio le había costado mucho adaptarse a la estricta disciplina militar. Su carácter era incompatible con el lugar del que anhelaba formar parte.

Allí entabló muy buena amistad con Sid, otro futuro oficial que tiene una relación con Lynette, intima amiga de Paula. Ellos quieren ser oficiales de la marina. Ellas quieren un marido oficial de la marina que les saque de allí. Todos sabían lo que querían, pero el camino iba a ser muy duro para conseguirlo.

esfuerzo

Hoy tenemos un claro ejemplo donde el amor vence al egoísmo, la amistad triunfa sobre el individualismo y el esfuerzo puede con la pereza. Todos comparten un mismo objetivo: mejorar su situación y sentirse parte importante de la de los otros que le rodean. Unos lo ven como la proyección de su profesión y otros en la vida que llevan y en la persona con la que quieren llegar a compartir sus ilusiones.

Es decir, confiar en nuestra capacidad profesional o confiar y apoyar la profesionalidad de las personas que nos acompañan en nuestro camino. En ambos casos:

Hay que valorar siempre la dureza del camino elegido.

Cuando comenzamos un proyecto nuevo, con un cliente nuevo, después de planificar y organizar el trabajo y la hoja de ruta a seguir, es necesario dar el tiempo suficiente para poder contrastar los datos y valorar los resultados. Si la opción elegida es trabajar el marketing de contenidos y la interactuación en redes sociales, se debe evitar caer en la impaciencia y en el “cortoplazismo” por agradar a un cliente. Gran error.

Este tipo de casos, que se da muy a menudo en campañas de socialmedia o dinamización en redes sociales se acaban convirtiendo en una pesadilla por la falta de explicación inicial o la falta de comprensión del alcance del trabajo.

Normalmente,  a pesar de que al cliente se le pueda explicar que para ver resultados correctos debe invertir, al menos, un año de trabajo, siempre querrá ver resultados inmediatos. Si no los ve, en poco tiempo se desanima y se olvida de esta nueva vía de comunicación con su target. Y lo acaba abandonando. Otro gran error.

Trabajar las redes sociales es una dura labor.

El socialmedia es la oportunidad de ambos, cliente y agencia de rodearse de aquellas personas que pueden interesarse y potenciar nuestros intereses creando relaciones de amistad y sinergias provechosas en la red. Unas relaciones que antes sólo se podían dar en un ámbito muy reducido o sólo alcanzables para grandes firmas o corporaciones.

Esto no quiere decir que sea fácil y que las personas que trabajan el día a día, los community managers, tengan una varita mágica para resolver todos los problemas de una empresa. Simplemente, sabrán “escuchar” lo que se habla en internet para identificar el problema y dar soluciones o crear el ambiente idóneo para que éstas fluyan.

No es una labor en solitario.

Por lo que siempre habrá que apoyarse en las personas que creen en el proyecto y que evitarán que se produzca una renuncia innecesaria. Los proyectos, se deben acabar, deben llevarse hasta el final y hay que rematarlos. Si no se hace así, no habrá servido para nada el sacrificio realizado.

fortaleza

El sargento instructor Foley, después de un duro periodo de formación, consiguió que Zack viera que, siempre, por poco que sea, necesitamos de los demás. La visión individualista de Zack cambiará y se rodeará de las personas necesarias para lograr “tener algo” y “sentirse parte de algo” por primera vez en su vida.

Como ya sabemos, caminando en solitario se puede ir más ligero, pero trabajando en equipo se alcanzan mayores y mejores metas. La compañía de más miembros, la competencia interna con los compañeros y la persistencia de todos en la lucha por lograr los objetivos, generará la fortaleza necesaria para afrontar con solvencia los retos del futuro. Intentemos rodearnos de las mejores personas y apoyos posibles.

Las redes sociales son uno de nuestros mejores compañeros de viaje.

Recordemos que: “los que te hacen duro el camino, son aquellos que más valoran lo que has logrado.”

¡De pie!

¡Sigamos adelante!

Jorge Jiménez Suárez

Oct 23, 2014

Conectar, camino de la creatividad.

– “Soy solamente un hombre vulgar, pero os aseguro que mi música no lo es”. –

Esa fue su tarjeta de presentación ante el Emperador José II de Habsburgo.

Wolfgang Amadeus, al mismo tiempo que alcanzaba la fama, iba provocando escándalos y despertando la indignación a su paso. Se crea enemigos por doquier y se burla de ello sin preocuparse lo más mínimo. Y él era uno de ellos.

Salieri, cuando conoce a Mozart, descubre, horrorizado que no es un gran hombre bendecido por Dios, sino un hombrecillo infantil, burdo, sin modales, distraído y soñador que, paradójicamente, será uno de los compositores mas grandes de la historia de la música. Salieri llegó a afirmar en su confesión final que: “Mozart era la encarnación misma de Dios“.

Y fue él, su competidor, de las pocas personas que supo apreciar la música de Mozart. Con grandes dosis de envidia y admiración comprobó que era capaz de “componer su música, sin corregir ni una de sus notas.”

Salieri y su música con el tiempo, cayeron poco a poco en el olvido. Sin embargo, la música de Mozart será aprendida, enseñada, reconocida y venerada a lo largo del tiempo por millones de personas.

Conectar

Efectivamente, Mozart,  cuando se subía al estrado del director, era otro: vivía, sentía, sufría, se dejaba llevar por la música. Nadie quedaba al margen. Todos aquellos que estuvieran presentes se imbuían en la música, conectaban con el ambiente, conectaban con la melodía, conectaban con la orquesta, conectaban con él.

Todos estaban conectados por un halo invisible, por la creatividad del compositor, por la música.

Es cierto que todos, en cierta medida, nos sentimos enganchados a algo: el trabajo, nuestra vida, nuestra familia, nuestras aficiones. Por otro lado, tenemos la necesidad de sentirnos parte de algo, de formar parte de un grupo. Algo que nos complete, algo que nos una, algo que nos llene. En definitivas, algo que nos satisfaga, que nos haga sentir bien.

También es cierto que queremos y necesitamos ser reconocidos por alguna faceta que sabemos que cultivamos bien. En el aspecto profesional, una organización, con una buena planificación y una eficaz gestión, será suficiente para merecer ese reconocimiento. En otros casos, con una buena imagen y un buen servicio al cliente, lo importante será no perder el rumbo, saber mantenerse y no desviarse del camino.

Pero, para ello, vuelve a ser imprescindible contar con los mejores equipos. Y, en nuestra profesión, lo que diferencia a unos equipos de otros es la parte creativa. Quizá no sea necesaria en gran medida, quizá sólo haya que saber dar las dosis justas de creatividad. Y esa parte no la gestiona el creativo, sino alguna persona del equipo que sabe medir hasta donde se puede llegar para alcanzar el objetivo propuesto.

La creatividad no se puede, ni se debe aportar por exceso y mucho menos por defecto.

Hay que lograr que fluya de manera armoniosa.

Hay que darle salida a lo que llevamos dentro.

Hay que dejar volar la imaginación.

Con propuestas, claras, arriesgadas, innovadoras e imaginativas se suele conectar con mayor facilidad con el público objetivo, y, seguramente, con otro tipo de publico latente al que no esperábamos llegar. Apostemos por ella.

Creativity Word Cloud Concept Red Black

Amadeus fue una recreación ficticia de lo que podría haber sido la historia de uno de los más grandes compositores de la historia. La ficción nos muestra a dos personas conectadas por la música. Lo demás, el éxito, la envidia, el triunfo , el olvido, la fama, se reparten por igual a lo largo del tiempo. Su profesión, su pasión hizo que dieran lo mejor de sí en un sentido u otro.

Fueron compositores, fueron innovadores, fueron creativos con su estilo.

La parte más difícil de nuestro trabajo es llegar al publico objetivo y conectar con él.

Los equipos, al involucrarse, al generar una relación de confianza, al producirse el compromiso, logran que la comunicación será más fluida. Con ello, se producirá el proceso creativo necesario para llamar la atención, generar interés, producir deseo y conducir a la acción (AIDA). La clave estará en hacerlo mucho mejor que nuestra competencia.

Como dijo Steve Jobs: “La creatividad, simplemente, consiste en conectar cosas.

Dejemos lo vulgar. Que fluya la creatividad.

¿Conectamos?

Jorge Jiménez Suárez

Sep 26, 2014

Adaptarse, paso firme.

– “¡Quitaos las camisetas!”-

Y una nueva queja no se hizo esperar:

– “Pero Sargento, hoy sí que son iguales”- dijo un soldado.

– “¿Iguales que la mía?” – le contestó.

– “¿Cómo podíamos saber qué camiseta…?” –

– “¡Tienes que improvisar, que vencer, que adaptarte…!” –

Era uno de los primeros días con aquellos chicos. El sargento Tom Highway, veterano de guerra en Vietnam y Corea, había sido el designado para llevar a cabo la difícil misión de instruir a un grupo de novatos desmotivados e indisciplinados.

El objetivo: convertirlos en auténticos marines.

Aunque la tarea no iba a ser fácil…

Recurriendo a su firmeza, su experiencia y sus mensajes de aliento, no tenía duda que su esfuerzo, daría sus frutos. Con su fama de duro y bajo su mando, la sección de reconocimiento llegaría ser una de las mejores del ejército de los EE.UU.

Improvisar, vencer, adaptarse

La presencia y el estilo de Tom en un principio supuso para estos chicos de la marina norteamericana un rechazo frontal a sus obligaciones. Incluso se convirtió en una tortura para algunos. Realmente, hasta ese momento, nadie les había informado correctamente de lo que suponía estar allí, en un campo de instrucción, en un futuro campo de batalla, en un próximo escenario bélico.

Quizá los modos y los métodos del Sargento Highway no fueran los más adecuados.

Pero sí los más efectivos.

¿Sería mas efectivo si alguien nos mostrara la realidad de aquello a lo que nos enfrentamos?

¿Cuántas veces acometemos un trabajo desmotivados por desconocimiento de y no saber cómo hacerlo?

¿Podemos realmente se eficaces ante los nuevos retos, las nuevas herramientas y las nuevas ideas?

Es cierto, cada día descubrimos nuevos caminos, nuevas formas de actuar, nuevas ideas, nuevas herramientas. Acciones que deben ampliar nuestras miras, crean nuevas fronteras y fijar un nuevo horizonte.

Por ello, para seguir dando un buen servicio al cliente, no debemos olvidar identificar las tendencias, saber anticiparnos y dar una respuesta eficiente. Saber aplicar nuestra continua formación y apoyarnos en nuestro equipo será, una vez más, la apuesta acertada.

Debemos tener una gran capacidad de adaptación.

La adaptación es una cualidad necesaria, no sólo para nuestro ámbito profesional, sino para toda nuestra vida. Saber sacar y explotar lo mejor de cada situación a la que nos enfrentemos nos hará ser merecedores de un alto grado de confianza.

Desde otro punto de vista, tampoco debemos olvidar lo importante que son aquellas personas que nos muestran el camino o aquellas que lideran un proyecto. Quizá tendremos una diferente para cada ocasión y deberemos hacer un gran esfuerzo para sacarlo a delante.

Quizá la versatilidad de nuestro trabajo haga que cada uno de ellos sea enfocado y gestionado de manera completamente diferente a lo que hacemos con otro trabajo o con otro procedimiento. En nosotros estará el saber manejar la corriente y entrar en simbiosis con cada situación.

Adaptarse

Finalmente, gracias a la transmisión de su experiencia y sus valores básicos, el sargento de Hierro, se hizo con el pelotón, “hizo piña” y logró que fueran reconocidos por su trabajo y su valor en el campo de batalla. Logró que con sus ideas, su código y su tradición, los nuevos marines pudieran incorporarse al equipo y aunar esfuerzos manteniendo una línea “adaptada” a todos. A su nueva realidad.

Una de las cualidades que los profesionales de marketing deben tener, es sin duda alguna, la capacidad de adaptación al cliente, a la campaña y a las personas que lideran el proyecto. De la agilidad con que este proceso de adaptación se produzca, dependerá en gran medida la consecución de objetivos y el éxito de la campaña.

Y como dice Shalman Rushdie: “Todas las ideas, incluso las sagradas, deben adaptarse a las nuevas realidades”.

Estamos inmersos en una nueva realidad.

¿Nos adaptamos?

Jorge Jiménez Suárez

 

 

Páginas:12»