Browsing articles tagged with "contenido Archives - hgm Marketing - Publicidad"
Oct 29, 2015

Tu sueño, tu contenido de marca.

La primera vez que vi esta serie me sorprendió gratamente. Acababa de descubrir que había mas personas, que como yo, relacionaban escenas de películas o series de televisión en su mente, a diario, con lo que les ocurre en sus vidas. Recordándolo ahora, pasados los años, me doy cuenta de que sigue muy presente en mí. Sin ir más lejos, es una de las bases de este blog corporativo. Por lo que, en cierta medida…

…me siento muy identificado.

Las aventuras de Martin Tupper, padre divorciado, con una vida sentimental y laboral peculiar, eran el hilo conductor de aquella serie de TV: “Sigue soñando”. Dentro de la cabeza de Martin  se combinaban sus vivencias personales con los recuerdos de las películas que vio a lo largo de su vida.

Toda su vida, su trabajo, su familia, se agitaban en un torbellino de ideas, recuerdos del pasado y escenas de película. Todo lo que tenía en su cabeza se mezclaba con lo que vivía en ese momento. Todo lo que tenía, todo lo que llevaba dentro, estaba ahí, esperando a salir en cualquier instante.

Era lo que le diferenciaba del resto, lo que hacía de él su forma de ser. Era su estilo personal, era su interior, su esencia, su contenido.

Sus sueños, eran el contenido de marca, su marca personal.

tu marca tu contenido

Martin Tupper podría ser el estereotipo con el que pueden identificarse muchos solteros, separados y divorciados de ambos sexos que viven solos y que, tristemente, representan un porcentaje cada vez más alto de la población. Martin no es un superhéroe o un líder carismático, es una persona normal, con una vida normal, un empleo. Una persona a la que no le faltan alicientes en la vida, ni mucho menos aventuras. Una persona con mucha imaginación.

Una persona a la que le gusta soñar.

Como todas las personas soñamos, las empresas, los clientes y nuestros colaboradores también sueñan. Eso sí, profesionalmente podemos llamarlo objetivos. Y uno de los mayores objetivos que éstos tienen es que su público objetivo o target les tengan siempre en mente. Hoy en día, algo difícil de mantener.

A día de hoy, las marcas no sólo deben atraer y fidelizar a su target sólo a través del producto que venden o el servicio que dan. Tienen que dar un valor añadido más. Deben hacer que sus clientes o consumidores relacionen conceptos e identifiquen su marca. Para ello se deben poner en marcha acciones de marketing de contenidos a través de las redes sociales y la generación de contenidos en web. Recordemos que “el contenido es el rey“.

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir al encuentro: Manager Forum gracias a la invitación de Interban Network. En él, además de las numerosas intervenciones disfruté de una muy particular y que hoy nos sirve de ejemplo. Fue la ponencia de Conrado Martínez de Informa D&B.

En ella nos trasladaba con gran maestría sus conocimientos en Branded Content y la aplicación tan beneficiosa que le produjo su uso en el caso del cambio de marca de eInforma.

Branded Journalist

¿Qué es el Branded Content?

“Es la creación de contenido de alto valor capaz de generar una vinculación emocional y cultural de forma directa y no invasiva entre las marcas y su comunidad.” Para poder crear esta nueva relación a través de la generación de contenidos, según Conrado, hay que adaptarse a un nuevo enfoque: Marca – Contenido – Comunidad.

Es decir, las empresas o marcas, generan contenidos de calidad, de utilidad y crean comunidades de seguidores fieles a la marca a través de las diferentes redes sociales. Para él es importante, también, distinguir la creación de un nuevo “embudo de ventas” canalizado a través del marketing de contenidos y que cambió el embudo tradicional (Mercado, target, prospectos, clientes, fans) por éste: Mercado general – Visitantes – Fans – Prospectos – Clientes. Es decir, al revés que el tradicional.

Primero enamora y después vende.

Así, la aportación de un sited branded content o página de contenidos de marca genera un flujo circular constante entre varios elementos: Tráfico de calidad, publicidad autosegmentada, engagement y fans. Lo que produce un cambio de enfoque de los blogs corporativos, ya que, a partir de ahora, se creará un verdadero referente informativo y de recursos para el mercado.

Consecuencias del uso de Branded Content

  • Incrementar su valor.
  • Redención para la marca.
  • Atractivo para el usuario.
  • SEO.

Y en su caso en particular, en su empresa, tuvieron que hacer un “sacrificio de la marca” con el caso Informa. En el que crearon un Branded Journalism (diario de marca) que es un claro referente y caso de éxito. A partir de entonces su target les tiene en mente habitualmente, son referencia para cualquier tema dentro de su sector.

branded-content

Dream on” fue una serie muy divertida, fue realmente brillante con momentos realmente trabajados. En cualquier momento podía surgir la chispa, el ingenio, en la manera de enlazar una situación con un contenido en particular. Los sueños y recuerdos de Martin Tupper nos acompañaron e inspiraron muchos años.

Al igual que el Branded Journalist de Informa y Conrado Martínez, el contenido de este blog que escribo cada semana es parte de mí, es mi estilo, es mi trabajo, es mi marca personal. Como cada semana dejo volar mi imaginación y sueño con situaciones nuevas y viejas, relaciono el pasado con el presente, rememoro películas y series de TV para poder afrontar y superar con mayor ilusión todo lo que nos traerá el futuro.

Como decía Albert Einstein: “Tu imaginación anticipa lo bueno que te sucederá en la vida”.

¿Seguimos soñando?

Jorge Jiménez Suárez

Abr 23, 2015

Inbound Marketing, una buena proposición.

– “¿Qué es esto?” – preguntó.

– “Un ladrillo” – le contestó un alumno.

– “¡Bien! ¿Qué más?” – insistió.

– “Un arma” – le respondió otro entre las risas de sus compañeros.

– “Louis Kahn dijo que, incluso un ladrillo quiere ser algo, tiene aspiraciones. Incluso un ladrillo normal y corriente, quiere llegar a ser algo más de lo que es. Quiere ser algo mejor de lo que es” – continuó.

– “Eso es lo que debemos sentir nosotros.” – finalizó.

….

David debía darlo todo en su profesión como arquitecto, su proyecto con Diona se había venido abajo por problemas económicos y habían aceptado una extraña proposición por parte de John Gage para saldar sus deudas y volver a tener el nivel de vida que ostentaban.

Habían optado por el camino más corto y habían aceptado la proposición de Gage. Lo tuvieron todo pero en poco tiempo se quedaron sin nada. Se habían perdido. ¿Había merecido la pena?

Inboud marketing

David, en su faceta de profesor, explica muy bien a sus alumnos como un simple ladrillo puede ser muy importante gracias a formar parte de una estructura, de una organización, de un equipo. Les demuestra con un sencillo ejemplo que las personas debemos “ser algo formando parte de algo”.

Eso lo que debemos sentir, eso es lo que queremos sentir y eso lo que necesitamos sentir.

En el mundo digital las cosas no son muy diferentes. Para ello muchos profesionales utilizamos las herramientas que nos brinda la tecnología a través de internet, nuestros conocimientos, con la aportación y creación de contenidos, y una exquisita gestión de relaciones personales y profesionales a través de las diferentes redes sociales.

Para atraer a nuestro target, a nuestro público objetivo, a nuestros clientes utilizamos una serie de acciones, canales y técnicas combinadas e integradas en el plan de marketing para lograr un único objetivo: obtener mayor visibilidad on line. Es lo que denominamos Inbound Marketing o marketing de atracción.

El Inbound Marketing se basa en tres pilares fundamentales que deben estar sincronizados:

1. SEO o las labores de posicionamiento natural en buscadores.

2. Marketing de contenidos o la creación de blogs, noticias, imágenes, videos…

3. Social Media Marketing.  Espacio de encuentro entre personas, clientes y empresas.

Este conjunto de técnicas no intrusivas nos permitirán conseguir captar clientes aportando valor, a través de la combinación de estas tres acciones de marketing digital básicamente. Además, debemos incorporar un pormenorizado trabajo de analítica web y no despreciar una buena investigación comercial online previa.

Nuestra proposición ideal, al conjuntar todas estas acciones, está encaminada a que sea el usuario quien se sienta atraído por nuestro producto o servicio y tome la iniciativa para intentar establecer contacto con nosotros o con la marca. Cuando este contacto se establezca, serán los profesionales de las redes sociales los que redirijan ese interés en relaciones provechosas para ambas partes.

El Inbound Marketing, según nuestros compañeros de Marketing Digital se puede resumir en cuatro palabras: crear, optimizar, dinamizar y convertir. Nosotros seguimos apostando por la inclusión de de una quinta previa: investigar, y una sexta final: analizar.

Esa será la mejor proposición para atraer nuevos clientes, mantener clientes actuales y recuperar antiguos clientes. Lograremos así que llegen a ser mejores formando parte de nuestra comunidad, de nuestra marca. Libremente.

Inbound Marketing

David tuvo que aplicar toda su fuerza y su ingenio para recuperar el amor por Diona. Incluso perder el dinero que tanto deseó para solucionar sus problemas económicos. La ambición les había separado pero su proposición generosa les uniría de nuevo.

Para ganar o recuperar la confianza de las personas, de nuestro target, de nuestro público objetivo, debemos hacer una buena proposición, una proposición de calidad, una proposición de valor. Y esa proposición debe canalizarse a través de una clara estrategia de Inboud Marketing, un gran esfuerzo que merece la pena realizar.

Como decía Diona: “Si deseas algo con mucha fuerza, déjalo en libertad. Si vuelve a tí, será tuyo para siempre. Si no regresa, no te pertenecía desde el principio”.

¿Necesitas una buena proposición?

Jorge Jiménez Suárez

Feb 5, 2015

Canaliza tu conocimiento, prioriza el contenido.

Desde la ladera del monte, viéndolo trabajar con sus hombres, Toranaga meditaba:

– Sí. Construye tu barco Anjin-san, y yo lo destruiré como destruí el otro. –

– Cuando llegue el momento te diré por qué. –

– Era tu barco o tu vida. Yo también elegí tu vida, tienes mucho que enseñarme Anjin-san. –

– Cuando haya ganado… si gano. Y cuando gane, llegará el verdadero premio. –

– Anjin-san, amigo mío, tu karma es no abandonar nunca esta tierra. –

– Y mi Karma es ser el Shogun. –

Estaba atrapado para siempre. Era más valioso de lo que podía imaginar.

John Blackthorne, piloto de barco inglés, había naufragado en la costa japonesa.  Fue a parar en medio de una lucha entre los señores Toranaga e Ishido, que compiten por ser el Shogun, título que le dará el máximo poder de todo Japón a quien lo posea. En su intento por sobrevivir y salvar a los suyos esgrime sus mejores argumentos.

Con el tiempo, el señor Toranaga, no solo decide perdonarle la vida, sino que, además, le convierte en samurai, en confidente y protegido, su Hatamoto. Los conocimientos que atesora Blackthorne, son fundamentales para él, ya que, por ejemplo, hasta ese momento desconocía que la tierra era redonda.

Le necesitaba. Tenía mucho que aprender de él.

Shogun 3

John no solo llega a sobrevivir a un entorno desconocido y hostil, sino que además se convierte en alguien importante, a pesar de ser extranjero. También, gracias a su nueva condición, conocerá el amor de la mano de su traductora.

¿Por qué pudo gozar de tantas comodidades y concesiones? ¿Qué hacía de él ser tan valioso?

Era un canalizador de conocimiento.

Algo no muy diferente nos sucede cuando encontramos una fuente de información fiable y de valor. Ya puede ser en un diario, una revista, un programa de televisión, un escritor o internet. Si alguno nos seduce y nos engancha, no lo soltaremos y demandaremos más, ¿no es cierto?

¿Qué nos sucede en internet?

Accedemos a la red para buscar una solución a un problema, a una necesidad. En general, buscamos conocimientos, personas o empresas para que nos den una rápida respuesta y nos atiendan eficientemente. Accedemos a la red por que tenemos curiosidad por saber, por conocer, por descubrir.

Es entonces cuando descubrimos que el contenido es la razón por la cual entramos a la red. Buscamos información en distintos formatos como texto, imágenes o vídeos. De ahí también la razón de la existencia de buscadores que agilizan el proceso y nos aproximan a lo que necesitamos. Son canalizadores de conocimiento.

Para que los canalizadores de conocimiento localicen y ofrezcan la mejor información, se debe trabajar muy bien el SEO, el posicionamiento natural. Y de nuevo nos encontramos con la importancia del contenido en nuestra web o el que compartimos en las diferentes redes sociales.

Gracias a un buen contenido podemos captar la atención de personas que luego se pueden convertir en clientes o simples lectores de nuestro contenido. En internet, la información dura muy poco tiempo en boca del consumidor y por ello también es muy importante dar información actual e innovadora.

Conocer los contenidos que interesan a nuestro target, nuestros amigos o conocidos y que comparten a través de las redes será una buena manera de saber qué tipo de contenidos deberemos generar para atraerles. En internet y en las redes, dar información útil, escuchar cómo la audiencia responde y hacer los ajustes correctos serán labores necesarias a la hora de propagar contenidos.

Además, estas acciones ayudará a la generación, no solo tráfico cualificado de nuestra web, sino también de compromiso, influencia y relevancia o reputación online. Si el contenido es realmente bueno podremos obtener mejor posicionamiento y por lo tanto más reconocimiento, visitas, interacción y en definitiva, ventas.

Todos los canalizadores de conocimiento, apuntarán hacia nosotros.

No nos dejarán escapar.

Contenido

A pesar de estar atrapado en un mundo que aparentemente podía satisfacerle, John Blackthorne no se desalentó en su objetivo de escapar de allí y regresar a su hogar. Aunque quemaran su Erasmus, construiría un nuevo barco, y otro, y otro, y los que fueran precisos hasta conseguirlo. Debía compartir sus nuevos conocimientos.

Muchas empresas se centran demasiado en todo lo que rodea a un determinado producto o servicio, pero a la hora de trabajar en internet y en las redes sociales, deben trabajar su contenido. Así serán los más buscados por los canalizadores de conocimiento, por los buscadores de internet.

Deberán esforzarse por encontrar aquellos profesionales que logren hacer que su contenido sea lo suficientemente atractivo para generar visitas, contactos y ventas en su web.

Y no dejarlos escapar.

Porque como decía Paco de Lucía:  El envoltorio puede ser importante, el contenido debe serlo.”

¿Lo canalizamos?

Jorge Jiménez Suárez

Nov 7, 2014

Tu mente, tu herramienta.

– “Básicamente nos dedicamos a putear mentes ajenas“-

Quizá fue esa la frase que más le llamó la atención a Paul. Aún tenía muy reciente su encuentro con Elisabeth Campbell y la estimulante conversación mantenida en su despacho. Aún no podía creer como alguien la podía haber asesinado de esa manera. Aún no entendía como alguien se había atrevido a matar a la hija del general.

Paul Brenner junto a Sara Sunhill, son los encargados de llevar a cabo la investigación del suceso. Y a medida que profundizan más en el caso, más se enreda, más sospechosos aparecen, más motivos afloran, más se complica. Había muchas preguntas sin respuesta y muchas cuestiones por resolver.

¿Cómo había llegado hasta allí?

¿Quién pudo preparar algo así?

¿Qué motivos podía tener?

El general de la base algunos oficiales y el ambiente del lugar, Fort MacCullam, tampoco ayudan al esclarecimiento del homicidio.

Tu mente, tu herramienta

(Imagen Paramount Pictures)

Paul y Sara son grandes investigadores, usan sus técnicas, usan sus trucos, usan sus herramientas. Generalmente, “tiran de manual”, pero hay casos en los que deben probar nuevos métodos para llegar a esclarecer la verdad. Y, éste, era uno de ellos.

El apoyo, la camaradería y la sincronización, en este caso, no eran suficientes. Era necesario lograr una suma de conocimientos, la aplicación de acciones en base a los análisis realizados y la aportación de nuevos instrumentos de investigación. Objetivo: desvelar cuanto antes la verdad.

El tiempo es importante, cada día más. Es cierto, tenemos menos tiempo para realizar nuestras acciones. Si algo prima, es la inmediatez. Nos regimos por “el aquí y ahora”.

De nada nos sirve ser muy buenos si no somos eficientes. Nuestros clientes necesitan nuestra atención ya, ahora, inmediatamente. Para todo ello hay procesos que se han convertido en imprescindibles. Son necesarias nuevas herramientas de trabajo que nos ahorren los métodos tradicionales y se adapten a las nuevas necesidades.

La especialización es la tendencia y las nuevas herramientas de trabajo nos concederán valor añadido a nuestra labor.

La pasada semana tuve la oportidad de asistir a un excelente curso de “Herramientas 2.0 para gestionar empresas” de la mano de Ana Nieto. En él, repasábamos los diferentes escenarios más habituales de nuestro trabajo de marketing digital, como son: los contenidos, el posicionamiento, las redes sociales, la comunicación, la gestión de proyectos y la gestión de imágenes, videos y presentaciones.

Para todos estos campos, profundizamos en las herramientas que ya podíamos conocer y en todas aquellas mas novedosas y que realmente podían agilizar procesos y ser de mucha utilidad.

Anima bastante ver, como hay personas, que tienen las mismas o similares preocupaciones o necesidades que tenemos nosotros, que conciben altruistamente cierto tipo de programas y aplicaciones, y, los comparten para facilitarnos nuestra labor profesional.

Podríamos enumerar montones de ellas, cada una sirve para su pequeño espacio de trabajo. Aunque sin formar parte de un orden o estrategia establecida, no nos servirán de nada. Aunque si no utilizamos la coherencia y el sentido común, de nada servirán.

Herramientas como: Feedly, Pocket, SurveyMonkey, Google Analytics, Pingdom, Hootsuite, WooRank, Social Mention, Tweetbeep, Jing, MailChimp, Doodle, Trello, Canva o Slideshare, se han ido incorporando a nuestra experiencia y anuestro día a dia. Y aunque sólo sea por esas personas tan generosas, debemos probarlas: son bastante prácticas.

Se han convertido en una de las llaves clave para alcanzar nuestros objetivos.

Tu herramienta

A pesar de lo complicado de la investigación, Paul y Sara logran descubrir la verdad y dar con los asesinos. No sólo tuvieron que utilizar sus conocimientos, su pericia y su experiencia. Si no que los nuevos escenarios a los que se enfrentaron, les obligó a dejar de lado “el manual” y experimentar con nuevas técnicas, nuevos trucos y nuevas herramientas de trabajo. Gracias a la combinación de lo propio y lo nuevo, pudieron cumplir con éxito su misión, detener a los culpables y honrar el nombre de la hija del general.

La rápida evolución de los procesos de trabajo hacen que, ante nuevos retos, debamos experimentar nuevos caminos, nuevas maneras de hacer las cosas, nuevas herramientas. Debemos intentar adaptar esas nuevas tecnologías a nuestro proceso de trabajo cuando sea necesario, hay que adaptarse y no tener miedo. Debemos utilizarlas con seguridad, con valentía, con sentido común, con cabeza.

Como dice Juan Merodio: “al mes, pruebo diez herramientas nuevas y, normalmente, dos me sirven.”

¿Las probamos?

No olvides usar tu mente.

Jorge Jiménez Suárez

Ene 14, 2014

Potencia tu contenido, crea sinergias.

Lunes por la mañana.

En el colegio.

Ese día estábamos más revueltos de lo normal.

En todos y cada uno de los sucesivos recreos de la mañana se oían los gritos de los niños y entre todos ellos una palabra se oía con mayor claridad. Llevábamos un par de horas mirándonos, haciéndonos guiños, sonriendo y gesticulando todo lo que podíamos sin que nos pillaran. Estábamos ansiosos por salir a recreo y desahogarnos.

Al final sonó el timbre y salimos al patio a la carrera, al grito de:

– “¡Saporosky!” –

Los pasillos, las escaleras y el patio eran un clamor: “Saporosky, saporosky, saporosky…”

Rápidamente se hicieron dos grupos de cosacos y polacos “blandiendo” espadas imaginarias luchando en épica batalla…

taras-bulba-1962_68055

El día anterior habíamos visto todos la película. Nos dejamos llevar por la emoción de ver como Taras Bulba junto con su hijo, toma el mando de los cosacos y los conduce hacia Dubno, donde los polacos les esperan. Las chicas de nuestra clase tampoco se quedaban atrás, las que no luchaban curaban a los “heridos”. Además, todas se enamoraban del mismo y también “morían” con él…

En aquella época sólo había dos canales de televisión y muy pocas posibilidades de que no se viera el otro canal a la hora de las películas de los sábados o los domingos por la tarde. Por lo que, cuando nos veíamos en el colegio siempre hablábamos de las mismas películas, de las mismas series, de los mismos programas. Los anunciantes lo único que tenían que hacer era tener presupuesto y una buena creatividad para estar al alcance de unas audiencias masivas.

Actualmente, está todo mucho más disperso. La dispersión de los medios audiovisuales se ha atomizado aún más por la explosión de internet y las redes sociales. Conseguir un gran impacto con una campaña es mucho más difícil, con y sin presupuesto. Hay que afinar más y buscar otro tipo de relaciones con los clientes.

La semana pasada tuve la oportunidad de reunirme con un colaborador al que le tengo un gran respeto por sus conocimientos, por su estilo y por su calidad de trabajo. Estuvimos analizando la posible estrategia y planificación de un cliente al que debíamos preparar una buena presentación con una ilusionante propuesta de trabajo.

Al hablar del plan de acción en social media, le hablé de mi idea acerca del contenido, de la calidad del mismo y la frecuencia de su publicación.  También atisbé en qué redes sería más adecuado hacerlo, aunque deberíamos ceñirnos al estudio de mercado on line previo para dejarlo todo más definido.

Al cabo de un rato, se giró y me dijo:

– “De acuerdo Jorge, el contenido es el rey.”

– “Pero, ¿de qué nos sirve tener un contenido de calidad si no generamos sinergia?” –

Tenía razón y no se refería a viralidad, eso vendría más adelante si las campañas de contenido calaban y llegaban a donde tenían que llegar.

¿Qué es sinergia?

Ni más ni menos que el resultado que se obtiene con el trabajo, la aportación o la transmisión de contenidos de dos o más usuarios actuando en conjunto. Normalmente, el logro es mayor de lo que se podría esperar si simplemente sumáramos las acciones de los usuarios, seguidores o fans por separado o de forma individual.

Mi colaborador y amigo tenía razón, debíamos contar, además del contenido, con el trabajo de un buen Community Manager para generar el compromiso, el engagement necesario, para  garantizar el éxito de la planificación y la estrategia. Alguien que supiera transmitir la imagen de marca, que creara buen ambiente en las redes y unificara las interrelaciones. Alguien que, en definitiva, aunara los esfuerzos, canalizara la comunicación y lograra que el espíritu del cliente, la marca o la firma fuera adoptado como propio.

synergy

Aquel recreo y muchos otros, “los polacos” fueron cayendo ante el espíritu transmitido, el trabajo en equipo y por supuesto, del empuje de los “cosacos“.

Sin desmerecer el contenido, no recomendamos planificar una estrategia, ni ejecutar un plan de acción en redes sociales sin la necesaria creación de sinergias entre los usuarios, entre las personas.

Sin relaciones de sinergia, estaríamos divididos y seríamos débiles, seríamos vulnerables. Nos faltaría algo, como al comandante polaco.

Y recordemos que “la unión hace la fuerza“.

¿Te unes?

Jorge Jiménez Suárez

Abr 20, 2013

Viralidad, el misterio de la calidad del contenido.

Berengario, el ayudante del bibliotecario, entre agudos dolores, se aproximó a la bañera y se introdujo en ella vaciando el bote con hojas de lima. Pretendía tomar un baño calmante para sus dolores, pero no lo logró y entre horribles espasmos murió ahogado en ella. Era la tercera víctima y otras más quedaban por llegar.

¿Qué estaba sucediendo? ¿Por qué morían los monjes? ¿Qué misterio encerraba aquella abadía?

El mayor misterio de aquella abadía era su biblioteca, un perfecto laberinto que albergaba una inmensa cantidad de conocimientos dentro de miles de libros de incalculable valor. Y entre todos ellos, uno en especial, la segunda parte del “Tratado de poética de Aristóteles“, en el que se hablaba de la comedia.

¿Y por qué la comedia?

Porque divierte, porque genera la risa.

¿Cuál era la consecuencia de la risa en aquellos momentos?

“La risa acaba con el miedo y el miedo es lo que hace que la gente se acerque a la Iglesia“, así lo afirmaba Jorge Burgos, el antiguo bibliotecario.

El miedo, el temor de Dios era lo que hacía que muchas personas dependieran de la Iglesia en aquella época de la historia y la risa podía acabar con esa situación en la que muchos se habían “acomodado”. Para muchos era el único camino para poder salir de sus limitadas vidas y acceder a la cultura, al conocimiento, al saber. Las abadías, los monasterios, los claustros de la Iglesia fueron en la Edad Media en especial y en varios siglos posteriores, los lugares donde se guardaba toda la documentación, los códices, los libros, la cultura. A ellos acudían todo tipo de personas para aprender, para compartir, para transmitir conocimiento. Tener la oportunidad de pertenecer a la Iglesia en aquellos tiempos podía considerarse como pertenecer a una clase selecta, ser la élite de la cultura y ser considerados como los garantes del saber.

A partir de aquí se planteaba esta disyuntiva, ¿qué interesaba más, fomentar la transmisión de conocimiento o la posesión del mismo? En el caso de la novela a la que hacemos referencia había que poner unas barreras al acceso del saber: un laberinto, un escondite, un veneno mortal. No interesaba que todos accediéramos al saber, no interesaba que todos fuéramos iguales, ya que estar en posesión del conocimiento y la cultura nos hace libres, independientes.

Unos cuantos siglos después, gracias a internet y a las redes sociales, podemos acceder al saber y a los contenidos instantáneamente, sin pedir permiso, sin miedo, sin temor. Los buscadores como Google son la lana de la ropa de Adso de Melk que nos conducen a la salida del laberinto o a la información que necesitamos. Las salas de cada planta de la biblioteca son el posicionamiento al que se puede acceder si nuestro producto o servicio es bueno o está bien valorado o sencillamente, bien estudiado. La biblioteca es una autopista de información llamada internet en la que se alberga y se proyecta la imagen de nuestra empresa, de nuestros clientes, de los usuarios, de las personas,.

Gracias a ello, podemos ser muy rápidos en informar y en transmitir conocimiento sobre las marcas, podemos incluso obtener un éxito mayor y más rápido en la viralización de una acción o de un contenido. Si la risa fue considerada una amenaza, hoy en día es lo que más produce contenidos virales. Todo lo que es agradable y divertido suele tener mayor acogida entre los usuarios y el público en general. Nos gusta todo aquello que nos produce buenas sensaciones y nos motiva. Lo que nos produce alegría.

La semana pasada tuve la oportunidad de presenciar una perfomance de Oscar Mayer en el Hipercor de Pozuelo de Madrid y me pregunté: ¿realmente esto tiene impacto en el punto de venta?¿Y fuera del punto de venta? Enseguida obtuve la respuesta, decenas de personas con su smartphone grababan la puesta en escena y lo compartían por la red a través de Twitter, Facebook o YouTube. Evidentemente los profesionales que habían planificado este tipo de campañas, habían tenido en cuenta la viralidad de sus acciones a través de las redes sociales y su apoyo a través de otros medios y soportes. Habían contado con la reacción de las personas.

Bravo por Oscar Mayer y su agencia de publicidad McCan-Erickson. Fantástica campaña.

“El nombre de la rosa” escrita por Umberto Eco, es una de las novelas más famosas que se han escrito a finales del siglo XX. Su repercusión fue tan grande que se adaptó al cine y el propio autor tuvo que escribir unas “apostillas” para poder explicar y comentar todo lo que había escrito. Es de los libros más leídos y premiados. Su  éxito fue un caso claro de viralidad por la calidad de su contenido. Se calcula que se han vendido mas de 50 millones de ejemplares y se ha traducido en más de 50 idiomas. Las cifras de su adaptación al cine también fueron apabullantes.

¿Cuál es la clave del misterio?

La calidad del contenido.

¿Viralizamos?

Jorge Jiménez Suárez