Browsing articles tagged with "estilo Archives - hgm Marketing - Publicidad"
Nov 11, 2016

Experimentar con tus errores, con tus aciertos.

– “¿Dr. Frankenstein?” – Le preguntó Igor, apareciendo tras la niebla.

– “Fronkostin” – Contestó Frederick.

– “¿Me toma el pelo?” – Insistió.

– “No. Se pronuncia Fronkostin” – Aseguró.

– “¿Dice usted también: Frodorick?” – Preguntó Igor.

– “No. Frederick” – Respondió de nuevo el Doctor.

– “¿Y por qué no es Frodorick Fronkostin?” – Interpeló con guasa.

– “Porque no. Es Frederick Fronkostin.” – Aseveró el científico.

– “Muy bien” – Rindiéndose Igor.

– “¿Usted debe ser Igor?” – Preguntó Frederick.

– “No. Se pronuncia Aigor” – Rápidamente respondió el jorobado.

Entre rayos y tinieblas, es como el Dr. Frankenstein conoció a su nuevo sirviente. Acababa de heredar una propiedad en Transilvania y tenía que decidir qué hacer. Si aceptar la herencia y continuar con los experimentos de su abuelo o volver a Estados Unidos.

Decidió experimentar.

Inspirados por los diarios de su abuelo, Frankenstein intentará revivir el cuerpo de un criminal ejecutado. Pero algo ha salido mal. Por lo que el Doctor, decide transferir algo de su intelecto al “monstruo”. Debido a esto, se vuelve capaz de razonar. ¿Adquiriría alguna cualidad más?

aciertos-errores

El Dr. Frankenstein, como buen investigador necesitaba conocer el misterio de la vida. Y nada mejor para lograr su objetivo que iniciarla en un cuerpo que la hubiera perdido y que contuviera parte de sus conocimientos, de su vida, de su experiencia. Y también de sus peculiaridades y sus manías…

Debía transmitirle su esencia.

Como todo lo que hacemos en nuestra vida personal y profesional, lo que hacemos, siempre lleva nuestro toque personal, nuestro estilo, nuestro sello, nuestra huella. Nuestra experiencia es un cúmulo de aciertos, errores, cualidades y multitud de pruebas superadas con el tiempo. Todo ello debe ofrecerse a los demás y a nuestros clientes como un valor añadido de lo que somos, de lo que hacemos.

Debemos transmitir nuestra experiencia.

Como ya comentamos en entradas anteriores, el pasado mes de Octubre asistimos al evento: Manager Business Fórum. En él como en anteriores ocasiones tuvimos la oportunidad de escuchar y aprender de todas las ponencias y mesas redondas que se organizaron. El tema central no era otro que el de la transformación digital que estamos viviendo y que debemos aplicar a nuestra vida y a nuestra actividad profesional.

Al igual que este evento, el conjunto de todas sus partes, dan forma a una completa agenda. Todas sus componentes,  fueron transmitiendo las mejores pinceladas de lo que deben hacer las empresas para aplicar y verse beneficiado por una correcta transformación digital. Básicamente nos quedamos con éstas:

  • “El marketing debe liderar la transformación digital” (Fernando Rivero)
  • “La presencia digital no es transformación digital” (Tristán Elósegui)
  • “Para hacer marketing son necesarios los datos” (Ignacio Ayerbe)
  • “El usuario tiene el control, la calzada no hace camino” (Juan Gasca)
  • “Hay que vender en el lugar adecuado” (Víctor Prim)

Como dijo Fernando Rivero, todos ellos hicieron hincapié en la importancia de que sea el departamento de marketing o los profesionales de marketing, los que, junto al departamento comercial, lideren ese cambio, esa transformación necesaria. Y otra máxima que debían cumplir era la de conocer a tu cliente, escucharlos y estar presente allí donde ellos estén e interactúen.

En definitiva, todos ellos, nos aconsejaron que tenemos que medir la temperatura de nuestros clientes y de todos aquellos que nos acompañan. Aunque antes debamos experimentar con ellos para saber realmente lo que les satisface. Como dijo aquel día Luis Asenjo:

“Debemos analizar, para tocar”.

experimentaSacando el féretro de la tumba, el Doctor Frankenstein exclamó:

– “¡Que trabajo tan asqueroso!” – 

– “Podría ser peor.” – Dijo Igor.

– “¿Cómo?” – Preguntó Frederick.

– “Podría llover.” – Contestó Igor, mientras se desataba la tormenta…

….

Frederick Frankenstein, junto con Igor y su ayudante de laboratorio , repitió el experimento que hizo famoso a su abuelo. Logró darle vida a una persona formado por partes de cuerpos diferentes. E intentó darle parte de su esencia para dotarle de mayor capacidad. Con ello, pudo compartir el misterio de la vida, lo que le proporcionaría un éxito inesperado.

Nunca dejaremos de intentar, de probar, de experimentar todo lo que creamos que puede funcionar, sin miedo a equivocarnos. Nuestros errores, a buen seguro, se convertirán en futuros aciertos. Sólo debemos ser perseverantes hasta que consigamos, que lo que probemos, sea verdaderamente de utilidad para nuestros clientes. Y por supuesto, nunca dejaremos de estar en contacto con todas aquellas personas que nos rodean. Nunca dejaremos de hacer lo necesario para conocer a nuestros clientes y saber lo que realmente necesitan.

Como dice Woody Allen: “Si no te equivocas de vez en cuando, es que no lo intentas.”

¿Lo intentamos?

¡Vamos a experimentar!

Jorge Jiménez Suárez

Jun 23, 2016

Buenas personas, mejor equipo, trabajo óptimo.

Y cuando parecía que era Willian el merecedor de aquel delicioso trozo de brownie…

-“¡Eh! ¡Esperad! ¿Y yo qué? – Protestó Anna.

-“Perdona. ¿Crees que te mereces el brownie?” – Dijo Max.

-“Por lo menos lo intentaré.”- Contestó ella.

-“Pues tendrás que demostrarlo, este brownie está muy, muy bueno. Y pienso luchar por él.”

Allí estaba Ana, como una más, disfrutando de una agradable velada. Compartiendo hasta el último trozo de brownie. Había sido su primera cita con William y le había tocado contar sus “tristezas” para que su “historia” fuera reconocida y merecedora de tan preciado premio.

William era el dueño de una tienda de libros y guías turísticas en el barrio de Notting Hill de Londres. En apariencia, llevando una vida cómoda, tranquila y sencilla. Un día, entró a su tienda Anna Scott, una conocida actriz de Hollywood. A pesar de no reconocerla, se enamoró de ella. Pero poder acceder a ella se convirtió en una dura tarea para William. Era muy difícil competir con todo lo que tiene a su alcance una persona como ella: éxito, dinero, reputación.

Curiosamente, Anna, se siente atraída por William y por todo lo que le rodea. Disfruta visitando el piso que comparte con el divertido Spike, o con Honey, la hermana de William o sus amigos: Bella, Max o Bernie.  La paz, la tranquilidad, la serenidad, el anonimato, son cosas que no tiene habitualmente, y la atraen.

A pesar de ser dos personas que provenían de mundos tan opuestos, tan diferentes, se buscaban, se necesitaban, se atraían.

¿Pero, serían capaces de estar juntos?

buenas personas

(Imagen de Notting Hill – Universal Pictures)

William, con las únicas armas que podía contar, eran su manera de ser, su personalidad, su equilibrio y su sinceridad. Anna lo tenía todo, pero no tenía nada. No tenía vida, no tenía una pareja estable. Y no podía disfrutar de ello sin que saliera constantemente en los medios de comunicación.

Ambos necesitaban tiempo para adaptarse a los cambios.

Realmente, es difícil encontrar un punto de equilibrio para una situación como esta. Más de una vez nos hemos enfrentado a retos profesionales en los que nos ha costado mucho tiempo poder acercar posturas y lograr un entendimiento con nuestros clientes.

Quizá los proyectos actuales, las campañas digitales, se han convertido en un mundo complejo. La distancia entre las posturas enfrentadas hacen que se necesite un gran esfuerzo para llegar a un término medio. Hemos coincidido, hemos hablado, hemos aportado nuestra opinión al respecto, pero la situación, aunque hay muchas ganas de entenderse, cuesta que fructifique.

Con el tiempo, después de varios encuentros, vamos creando un camino, un ruta, una vía de entendimiento. Nos vamos conociendo. Y al igual que en las relaciones personales, vamos introduciéndonos en el papel del otro, se produce esa empatía necesaria para poder trabajar en común. Vamos conociendo todo lo que hay dentro de su organización, de su corporación. Y lo más importante, vamos conociendo a las personas que la conforman, vamos conociendo a las personas que forman su equipo.

Nos encontraremos con personas muy válidas y otras muchas que no valen, pero que, curiosamente, son muy necesarias en las empresas. Aún así, habrá que congeniar con todos y hacer equipo. Pero teniendo claro cuales serán tus objetivos y cuales serán tus personas de confianza.

Por otro lado, tampoco debemos dejarnos llevar por la imagen que nos tomamos de una persona antes de conocerla. Como en el ejemplo de hoy, nuestra protagonista no es tan feliz ni está tan satisfecha con su vida como aparenta. Tampoco la vida de nuestro protagonista masculino es tan fácil como parece.

Al fin y al cabo, habrá que hacer todo lo posible para llegar a acuerdos y hacer lo mejor para el equipo. Mi madre siempre decía aquello:

“Si quieres ser bueno en algo, rodéate de las mejores personas”.

buen trabajo

Anna, finalmente, era una chica que necesitaba que la quisieran, y que la quisiera William. Ambos, habían hecho todo lo posible por estar juntos. A pesar de sus grandes diferencias, se habían puesto uno a disposición del otro. Llegaron a un acuerdo, lo habían conseguido, estarían juntos. Pero no debemos olvidar a sus excelentes compañeros de reparto, compañeros de trabajo, a sus amigos, esos personas que trabajan y te apoyan en la sombra y que hacen que el resultado final sea el correcto, sea el mejor, sea el óptimo.

Para nosotros es importante mostrar siempre interés por las necesidades de nuestros clientes. Nos gusta hacer cosas interesantes. Aunque en la mayor parte de los casos debamos llegar a acuerdos con ellos. Forma parte de nuestro trabajo. Muchas veces serán los clientes los que sean más osados y otras veces lo seremos nosotros a la hora de planificar una acción. En caso de divergencia, es necesario recordarles que es mucho más lo que nos une que lo que nos separa.

Nos interesa a todos. De eso vivimos.

Y por supuesto, lo importante es hacerles saber que formamos un equipo de personas, de profesionales, dispuestos a dar lo mejor para que los resultados sean los mejores, los más idóneos, los necesarios.

Como dijo Chesterton:”No hay cosas sin interés. Tan sólo personas incapaces de interesarse.”

¿Buscas un equipo de trabajo?

¡Aquí hay personas!

Jorge Jiménez Suárez

Mar 31, 2016

Cambia el guión, abre tu mente.

Ya tenían su futuro planeado y rigurosamente marcado:

  • Uno iba a ser diplomático.
  • Otro iba a ser procurador.
  • Y el último, notario.

Tan pequeños y ya estaban estresados con lo que se les venía encima…

Cansados y asustados de escuchar las conversaciones que tenían sus madres para presumir de su previsible futuro, sólo tenían una opción para poder luchar contra su impotencia, dar un grito de protesta en forma de lloro:

¡Mamá, cambia el guión!

…..

Todos las madres quieren y desean lo mejor para sus hijos. Y aunque este ejemplo parezca exagerado, todos nosotros conocemos casos parecidos o similares. Con seguridad, es difícil que aquellos niños se conviertan en los hombres con aquel futuro soñado por sus madres. Además de tan estricta base de educación, adquirirán también sus propios ideales.

Este tipo de vidas tan cerradas y esquemáticas acaban generando pequeñas rebeldías, y a cierta edad, una auténtica revolución. Por lo que, finalmente, ellos, los niños, serán los que marcarán su rumbo, su destino y su futuro. Y el tiempo será, el que les dará o no, la razón a sus queridas madres.

Son ellos los que deben cambiar el guión.

cambia el guión

Quizá en un primer momento, a estos tres niños, las ideas de sus madres les parecerían las peores. Quizá, años después podrían haber pensado que no eran tan malas, pero que simplemente habría que adaptarlas a los tiempos que les toca vivir. O, quizá, simplemente no les valdrían y tendrían que buscar nuevos caminos, nuevas alternativas. Tendrían que probar, tendrían que experimentar…

…tendrían que abrir su mente.

Con nuestras mejores intenciones procuramos hacer o planificar nuestra vida la de las personas que pudieran estar a nuestro cargo o los proyectos profesionales en los que nos vemos inmersos. Quizá cometemos el error de cuadricular y esquematizar demasiado las cosas, para sentirmos mejor o para sentirnos más seguros en la creencia de que haciéndolo así, lograremos tener éxito al cumplir con los objetivos que nosotros mismos nos imponemos.

Debemos dar un giro a nuestra percepción.

Ahora mismo, en el entorno profesional, al igual que el familiar o personal, ya hemos abierto nuestra mente a los nuevos cambios tecnológicos. Nos estamos adaptando a la transformación digital y estamos viviendo nuestra “pequeña revolución”. De nuestra rápida adaptación, dependerán muchos de los aciertos o fracasos futuros. Debemos dejar fluir los sentidos para entender y captar las nuevas tendencias. Debemos cambiar nuestra forma de percibir los cambios y las nuevas necesidades. Tenemos que intentar vislumbrar el futuro, estar cerca de la visión. Aunque para ello…

…hay que romper los esquemas.

Como ya hablamos hace tiempo, la planificación poco a poco tiene que ser mucho más flexible. Es más, debemos ser menos estrictos al configurar nuestra hoja de ruta, sin miedo “a salirnos del guión“. Debemos abrir la mente a nuevas ideas, a ser más libres y dar más libertad a las personas que comparten nuestro camino. Sobre todo a las nuevas generaciones digitales, a las que debemos prestar especial atención y facilitarles el paso. No olvidemos que serán el futuro.

Apostemos por ellos. Apostemos por la transformación digital.

Hace veinte días pudimos leer en un medio de comunicación un caso muy similar a lo que hoy tratamos. El hijo de un conocido empresario de éxito tiene un hijo con el que podríamos pensar que tiene el guión muy marcado. Y a buen seguro que así será. Pero su tiempo libre le permite cultivar otras facetas y aficiones en las que destaca sobradamente. Bravo por él y por la libertad que le brindan para poder hacerlo.

Debemos apoyar la iniciativa personal.

abre tu mente

Cambia el guión fue un fantástico anuncio, como muchos otros, de la nueva generación Pepsi. Aunque, a pesar de no cambiar nuestro hábito en España de beber Coca – cola, si nos hizo pensar en que podíamos ver las cosas de manera diferente, ampliar nuestras miras y cambiar de estilo, aunque fuera sólo para tomar un refresco.

El papel de un buen técnico de marketing es estar más cerca de la visión que de la misión. En los momentos más duros de una campaña, de una propuesta, de una presentación, si surgen contratiempos, es cuando debemos abrir nuestra mente y si es necesario cambiar el guión establecido y buscar soluciones por otro camino.

Muchas veces la intuición es más certera que la razón.

Y debemos aprovecharlo. Como decía Albert Einstein: “la mente que se abre a una nueva idea jamás regresa a su tamaño original”.

¿Crecemos juntos?

Abre tu mente.

Jorge Jiménez Suárez

Dic 24, 2015

Navidad, un mensaje de esperanza.

– “Viva la vida, viva la fiesta, viva el amor.” –

– “Cordón Negro, celebra la vida, Cordón Negro celebra la fiesta.” –

Es posible que pudiera recordar otros muchos anuncios mucho más típicos de la Navidad que el de hoy. Pero cada Navidad viene a mi memoria la melodía tan pegadiza de aquel spot del cava navideño inspirado en la novela, varias veces adaptada al cine, como lo fue: “La pimpinela escarlata“.

Novela en la que se narraba la historia de Sir Percy Blakeney,  personaje conocido por sus gustos refinados dentro de la aristocracia británica. Pero que, sin embargo, llevaba una doble vida como salvador de aristócratas e inocentes durante los peores momentos del Terror, posteriores a la Revolución francesa.

La Pimpinela Escarlata, fue la obra pionera de una serie novelas sobre héroes caracterizados por su doble identidad, como Scaramouche, el Zorro, el Tulipán Negro, Dick Turpin, Batman, Superman… etc. Personajes o super héroes que se jugaban la vida desinteresadamente por los demás.

Eran la última esperanza para muchas personas.

esperanza

Todos estos personajes valientes y altruístas, podemos denominarlos héroes anónimos, cuya vida y su aspecto habitual no da pistas sobre su verdadera identidad. Héroes que ponen todo su empeño, su esfuerzo y su valor, en luchar contra el mal, amparar a los más desfavorecidos y acabar con la injusticia.

No sabemos todo lo que hacen por nosotros.

A diario convivimos y trabajamos con personas o profesionales que realizan una labor invisible pero tremendamente efectiva. Bajo su aspecto normal, desempeñando una actividad rutinaria podemos descubrir a auténticos héroes que hacen que la vida de los demás sea mucho mejor o que las expectativas de los que en ellos confían sean cumplidas y superadas con creces.

No es la primera vez que afirmamos que: “para que muchos disfruten, debe haber alguien que lo haga posible“. Y éso sería imposible sin el trabajo y el sacrificio, en muchos casos, de personas que velan por el bienestar de los demás. Aunque muchas veces, llevarlo a cabo, pueda ser un riesgo para ellos.

Un trabajo que deja poso, que marca estilo.

En el mundo digital ya hablamos alguna vez de la importancia de la esencia, del interior, del contenido, de lo que no se ve, pero que deja huella. A través de estrategias y acciones de inbound marketing o de branded content, muchas empresas digitales realizan esta labor a diario. Podemos afirmar que son…

…héroes desconocidos que nadie ve pero que todo el mundo reconoce.

Una dura batalla se libra a diario en las redes sociales y en los buscadores de internet por ganar el espacio adecuado para las marcas. No dejemos de tenerlo en cuenta, no dejemos de valorarlo, no dejemos de trabajarlo.

Aún recuerdo aquel héroe anónimo del que hablamos en la segunda Navidad de este blog. No olvidemos su ejemplo. Al final, todo cuenta, todo vale para algo, por pequeño que parezca. Un pequeño esfuerzo, una mínima acción puede hacer un mundo mejor. No lo dudes, si tú no puedes, siempre habrá alguien dispuesto a hacerlo. Recuerda que al final, todo sale bien.

Nunca pierdas la esperanza.

mensaje de Navidad

La pimpinela escarlata“, por sí mismo, era un mensaje de optimismo para todos aquellos que podían morir en el cadalso perdiendo su cabeza. La recreación que hizo Freixenet con aquellos episodios de Cordón Negro nos transmitieron un mensaje típico de la Navidad, un mensaje de ilusión, un mensaje de esperanza.

Aunque nos gustaría que nos vieran como esos héroes anónimos de los que hemos hablado, las agencias, como muchas empresas, a pesar de la vorágine diaria, debemos transmitir una imagen firme, honesta y transparente para que nuestros clientes mantengan la esperanza de que las cosas se pueden hacer mejor. De que hay personas y equipos que son capaces de hacerlo mejor.

Insistimos, nuestros clientes deben sentir, que depositando su confianza en nuestro trabajo podrán cumplir sus sueños, podrán mantener la ilusión. Podrán creer que la suma de su esfuerzo, nuestro trabajo y nuestra experiencia les producirá óptimos resultados en el futuro que les haga revivir, sentir, volar.

Un sentimiento perfecto para la Navidad.

Como dijo Emily Dickinson: “La esperanza es esa cosa con plumas que se posa en el alma y canta sin parar.”

¿Cantamos?

¡Feliz Navidad!

Jorge Jiménez Suárez

Jun 25, 2015

Tu estilo, tu oportunidad.

¿Quién era aquella mujer tan bella como misteriosa?

¿Acaso era inaccesible?

Cuando menos se lo esperaba allí aparecía ella, pero nunca la alcanzaba

Mike Hammer era un duro detective privado. Fiel a su estilo, llevaba una pistola llamada «Betsy» en el costado izquierdo. Junto a ella y su explosiva secretaria Velda, resolverá los casos que se le presentan de la manera más expeditiva y dura posible. Además, cuenta con el apoyo de su mejor amigo, el capitán de homicidios de la policía de Nueva York, Pat Chambers.

A su “manera“, algo violento y algo incorrecto en sus formas, Hammer, lograba siempre esclarecer los casos por los que era contratado por sus clientes. A su fuerte carácter y empuje, había que sumarle, además, poseer un cierto atractivo para las mujeres. Esto le facilitaba el acceso a todo tipo de lugares donde estuviera interesado entrar.

Mike Hammer era un detective de New York, bebedor y mujeriego, algo que no impide que sea tremendamente eficaz en su trabajo y consiga tener éxito en todos los casos que le encargan. Si algo tiene este personaje es que a pesar de cultivar unos rasgos poco correctos, consiguió ser atractivo, consiguió convencer, consiguió enganchar.

Era genuino.

Muchas veces nos preguntamos cómo ciertos profesionales acceden a sitios a los que la mayoría de las personas nunca alcanzarán. Parecen, por su aspecto, por su manera de ser, por su manera de hablar o por su forma de trabajar, menos competentes de lo que realmente son. Pero suelen ser los mejores o los que precisamente se necesitan en ese momento.

No podemos ni debemos dejarnos guiar por aspectos externos, que aunque son importantes, a día de hoy, son menos relevantes y más accesibles que lo que eran antes. El estilo personal y desenfadado ayudará a relajar la posible tensión profesional del momento haciendo que el intercambio de conocimientos y experiencias sea lo que realmente importe.

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a Open Expo day de la mano de Evenbrite. En una de sus ponencias estrella tuve el placer de presenciar la exposición de Chema Alonso de Eleven Paths. Quizá no era uno de mis temas estrella: “Tecnologías Big Data & OSINT y la seguridad”. Aunque sí aproveché para apreciar la expectación que genera, el ambiente que le rodea y cómo son sus charlas.estilo

A pesar de ser “muy profano” en la materia, pude darme cuenta en seguida del por qué de la fama de Chema Alonso. Es una persona que domina su trabajo, es un gran experto, sabe lo que hay y lo cuenta tal como es. Lo hace entendible, sencillo, claro. No hay dobleces, no hay mas vueltas. Es lo que hay.

Es auténtico.

Actualmente, un profesional de ficción como Mike Hammer, lo más probable es que no tuviera ningún éxito. Igual que si nos pusiéramos en el papel de de Chema Alonso hace tan sólo una década. El tiempo, las necesidades, la moda y las tendencias, como en muchos casos, marcarán los perfiles idóneos para cada actividad personal o profesional en cada momento.

Quizá debamos apostar por el momento en el que se dan las condiciones mas favorables olvidándonos de otros factores. Se suele decir que la oportunidad se presenta tarde y se marcha pronto. Así que al igual que nuestros personajes de hoy…

debemos aprovercharla en cuanto aparezca.

Oportunidad

Mike Hammer, a pesar de ser un personaje de ficción no muy querido, sí fue un icono en su momento y tuvo su público. Aunque nunca logró hablar con aquella mujer misteriosa, nos dejó para el recuerdo su imagen, su marca personal, su estilo. Por otro lado, Chema Alonso es el exponente de lo que ahora las personas, sus clientes y su equipo necesitan o demandan en su sector. Son iconos profesionales y efectivos, con mucho estilo. Personas que generan y transmiten confianza.

Personas que a pesar de sus métodos o su aspecto, son resolutivas.

No podemos dejar de lado que, nuestra imagen, nuestra marca personal, nuestro estilo, es de las pocas cosas que las personas retienen en su mente para mucho tiempo. Es más, cuanto más clara y diferenciada sea, mas lo recordarán. Por lo que muchas personas que siempre buscan un lugar al que acceder para lograr sus metas, deben comprender, que desde la posición donde se encuentran, siendo accesibles a los demás, haciéndolo lo mejor posible y siendo fieles a su estilo, pueden ser mucho mejores de lo que creen.

Quizá no deban buscar el acceso a otros espacios, a otros lugares. Quizá, “simplemente” haciéndolo bien, esos escenarios vengan a ellos. Quizá siendo íntegros y profesionales tengan su oportunidad.

Como decía Napoleón Hill:Tu gran oportunidad se puede encontrar justo donde estás ahora mismo.”

¿Eres accesible?

¡Tomaré nota!

Jorge Jiménez Suárez

Dic 24, 2014

Nuestra visión, nuestra misión, nuestros valores.

Salió al balcón y exclamó:

¡Buenos días vecinos!

¡Eh! ¡Que te jodan! – le respondieron.

¡Sí! ¡Sí! ¡Que te jodan a ti también! – contestó al anónimo vecino.

Akeem había sido educado para ser rey y unirse a la mujer que había sido educada para casarse con él. Pero la rechaza. El tiene una visión y en su “rebeldía” decide salir de su país para buscar a una mujer que le quiera de verdad y a la que él ame. Una mujer que le quiera no por lo que tiene, si no por cómo es, por su forma de ser, por sus valores.

Su elección al azar le llevará, junto con su sirviente, al barrio de Queens en la ciudad de New York. Necesitaba ver vida, necesitaba ver mundo, necesitaba más. Allí conocerá a la persona que reune los requisitos que él busca.

Pero su empresa no será fácil, el era el futuro rey de Zamunda, pero allí es un perfecto desconocido con una misión.

Vision, mision, valores 2

La respuesta de Akeem a tan desconsiderado vecino, respondía a la manera más fácil de adaptarse al “nuevo mundo” y cumplir con el dicho: “allá dónde fueres, haz lo que vieres”. Una respuesta inocente, una forma de integrarse, una forma de ser considerado uno más.

En nuestro día a día, son más de seis años de trabajo ininterrupido, también hemos escogido ese camino. Es duro, lento, arduo y difícil, pero a largo plazo muy satisafactorio. Si escogimos ese camino cuando sólo se trabajaba el marketing off line o tradicional, decidimos mantener el rumbo también en el nuevo mundo, el mundo on line, el mundo digital.

Podíamos haber aprovechado nuestra experiencia para mantener el caché, pero decidimos ir poco a poco, aprender y compartir. Nos introdujimos en la nueva tendencia, nos incorporamos a una nueva visión del marketing que ya ha explotado.

Nuestra visión, se convirtió en una oportunidad.

Con ello aceptamos una nueva misión, adoptando todas las herramientas necesarias  para llevarlo a cabo. Decidimos apostar por las nuevas tecnologías y aprovecharlo al máximo.

Nuestra misión, se convirtió en acción.

Pero sin nuestra formación y nuestra experiencia, el camino habría sido imposible recorrerlo. Al igual que nuestra manera de ser y trabajar, nuestro estilo.

Nuestros valores, se apoyan en el sentido común.

Ambos casos, nuestro ejemplo de hoy y nuestra agencia, han marcado un estilo, una manera de hacer las cosas muy especial. Ambos casos tienen en común una inquietud, una visión, un objetivo, una misión y unos fundamentos en los que aporyarse, unos valores.

No te dejes ninguno.

 

Misión, vision, valores

Akeem, en poco tiempo, descubre lo que está buscando. Él sabe lo que quiere, va a por ello y lo consigue. Aunque no tendrá nada fácil enfrentarse a un mundo, a una realidad tan opuesta a la que el destino le había dirigido para actuar y llevar a cabo su misión.

Es muy fácil dejarse llevar y no salirse de lo establecido. Quizá lo más difícil es ser uno mismo y ser valorado por lo que se es y no por lo que se tiene. Si no se mantiene el nivel dia a día (“si se cree y se trabaja, se puede”), corremos el riesgo de perder todo lo logrado hasta ahora.

Nosotros, hace más de dos años,  tuvimos una visión, aceptamos la misión y seguiremos utilizando para ello nuestros mejores valores. Para que nos aceptes por lo que somos, por lo que te ofrecemos.

Como decía Jack Welch Jr. :“La visión sin acción es un sueño. Acción sin visión es simplemente pasar el tiempo. Acción con visión es hacer una diferencia positiva.”

Porque todas nuestras acciones vienen precedidas de una idea, un objetivo que cumplir y unos valores que aplicar.

¿Tienes una visión?

¡Actúa!

¡Feliz Navidad!

Jorge Jiménez Suárez

Oct 23, 2014

Conectar, camino de la creatividad.

– “Soy solamente un hombre vulgar, pero os aseguro que mi música no lo es”. –

Esa fue su tarjeta de presentación ante el Emperador José II de Habsburgo.

Wolfgang Amadeus, al mismo tiempo que alcanzaba la fama, iba provocando escándalos y despertando la indignación a su paso. Se crea enemigos por doquier y se burla de ello sin preocuparse lo más mínimo. Y él era uno de ellos.

Salieri, cuando conoce a Mozart, descubre, horrorizado que no es un gran hombre bendecido por Dios, sino un hombrecillo infantil, burdo, sin modales, distraído y soñador que, paradójicamente, será uno de los compositores mas grandes de la historia de la música. Salieri llegó a afirmar en su confesión final que: “Mozart era la encarnación misma de Dios“.

Y fue él, su competidor, de las pocas personas que supo apreciar la música de Mozart. Con grandes dosis de envidia y admiración comprobó que era capaz de “componer su música, sin corregir ni una de sus notas.”

Salieri y su música con el tiempo, cayeron poco a poco en el olvido. Sin embargo, la música de Mozart será aprendida, enseñada, reconocida y venerada a lo largo del tiempo por millones de personas.

Conectar

Efectivamente, Mozart,  cuando se subía al estrado del director, era otro: vivía, sentía, sufría, se dejaba llevar por la música. Nadie quedaba al margen. Todos aquellos que estuvieran presentes se imbuían en la música, conectaban con el ambiente, conectaban con la melodía, conectaban con la orquesta, conectaban con él.

Todos estaban conectados por un halo invisible, por la creatividad del compositor, por la música.

Es cierto que todos, en cierta medida, nos sentimos enganchados a algo: el trabajo, nuestra vida, nuestra familia, nuestras aficiones. Por otro lado, tenemos la necesidad de sentirnos parte de algo, de formar parte de un grupo. Algo que nos complete, algo que nos una, algo que nos llene. En definitivas, algo que nos satisfaga, que nos haga sentir bien.

También es cierto que queremos y necesitamos ser reconocidos por alguna faceta que sabemos que cultivamos bien. En el aspecto profesional, una organización, con una buena planificación y una eficaz gestión, será suficiente para merecer ese reconocimiento. En otros casos, con una buena imagen y un buen servicio al cliente, lo importante será no perder el rumbo, saber mantenerse y no desviarse del camino.

Pero, para ello, vuelve a ser imprescindible contar con los mejores equipos. Y, en nuestra profesión, lo que diferencia a unos equipos de otros es la parte creativa. Quizá no sea necesaria en gran medida, quizá sólo haya que saber dar las dosis justas de creatividad. Y esa parte no la gestiona el creativo, sino alguna persona del equipo que sabe medir hasta donde se puede llegar para alcanzar el objetivo propuesto.

La creatividad no se puede, ni se debe aportar por exceso y mucho menos por defecto.

Hay que lograr que fluya de manera armoniosa.

Hay que darle salida a lo que llevamos dentro.

Hay que dejar volar la imaginación.

Con propuestas, claras, arriesgadas, innovadoras e imaginativas se suele conectar con mayor facilidad con el público objetivo, y, seguramente, con otro tipo de publico latente al que no esperábamos llegar. Apostemos por ella.

Creativity Word Cloud Concept Red Black

Amadeus fue una recreación ficticia de lo que podría haber sido la historia de uno de los más grandes compositores de la historia. La ficción nos muestra a dos personas conectadas por la música. Lo demás, el éxito, la envidia, el triunfo , el olvido, la fama, se reparten por igual a lo largo del tiempo. Su profesión, su pasión hizo que dieran lo mejor de sí en un sentido u otro.

Fueron compositores, fueron innovadores, fueron creativos con su estilo.

La parte más difícil de nuestro trabajo es llegar al publico objetivo y conectar con él.

Los equipos, al involucrarse, al generar una relación de confianza, al producirse el compromiso, logran que la comunicación será más fluida. Con ello, se producirá el proceso creativo necesario para llamar la atención, generar interés, producir deseo y conducir a la acción (AIDA). La clave estará en hacerlo mucho mejor que nuestra competencia.

Como dijo Steve Jobs: “La creatividad, simplemente, consiste en conectar cosas.

Dejemos lo vulgar. Que fluya la creatividad.

¿Conectamos?

Jorge Jiménez Suárez

Oct 9, 2014

Internet, paraíso escondido.

– “Esto es un recinto de paz, donde gobiernan los mejores, no los más fuertes.” –

Dijo el padre Perrault.

– “Nuestra existencia se justifica por ser los depositarios del saber humano ante una futura catástrofe.” –

Hugh Conway, casi no podía creer lo que estaba escuchando.

¿Estaban atrapados?

Shangri-La, aislado e ignorado por el resto del mundo, sobrevivirá conservando las delicadas fragancias de una edad que muere y persiguiendo la sabiduría que necesitarán los hombres cuando agoten sus pasiones. Cuando llegue el momento, sus moradores facilitarán a las personas los conocimientos necesarios para el renacimiento. Aquella tierra era un lugar de felicidad permanente, aislada del mundo exterior. Las personas que viven en Shangri-La son casi inmortales, por lo que fueron muchos los aventureros y exploradores que intentaron hallar ese paraíso perdido.

La atracción de Hugh por este mundo y el amor por Sondra, hizo que no deseara marcharse de allí, al igual que sus compañeros de viaje.

Shangri-La

Su estancia en Shangri-La producirá una serie de cambios en todos ellos. Allí encuentran la solución a sus problemas y sucede algo extraordinario, la transformación de sus egos personales en un deseo de compartir y ser útiles a los demás.

¿Podemos conocer un lugar así?

Quizá no sea un espacio físico, quizá sólo sea un espacio virtual, una burbuja, un mundo paralelo. Para muchas personas es su razón de ser. Parte de su vida personal y profesional está intimamente ligada a él.

Es internet.

¿Estamos ante una nueva forma de vida real?

¿Estamos frente a un nuevo espacio laboral?

Sí, reforzada por la rápida evolución de las redes sociales, internet ha hecho que todo cambie vertiginosamente. La relaciones personales, las relaciones profesionales, la comunicación, la publicidad…

Ya nada es igual.

Habiendo superado periodos de aprendizaje, formación contínua y adaptación, vemos que el mundo laboral se rige por otras normas, está formado con nuevos estilos, se identifica con nuevas tendencias. Cada día más.

Toda la actividad, la información y las herramientas que nos brinda internet y sus usuarios, debemos aprovecharlas para mantener nuestro rumbo y avanzar en nuestro camino.

Objetivo: ser lo mas productivos posible, hacer sostenible y rentable nuestro negocio.

Internet

Recientemente tuve la oportunidad de leer una interesante estrevista a Sixto Arias (CEO de Made In Mobile), como anticipo a lo que podrá ser su intervención en el próximo encuentro de Homenaje a Pyme. En esta entrevista habla de su libro: “La sabiduría de masas” y de algunas consideraciones acerca de internet y la nueva comunicación.

Entre las mas destacadas, afirma que:

– “Internet aniquila la improductividad

– “El colectivo de consumidores es más inteligente que cualquier empresario y su equipo.”

Arias, centrándose en los emprendedores y las pymes, afirma que:

– “Para que un negocio funcione en internet se debe identificar el negocio principal y orientarse hacía el.”

Y para que una empresa, pueda tener éxito:

 “Debe escuchar activamente a sus clientes.”

“Debe aprovechar las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías.”

“Debe ser sea muy ágil y muy flexible en su adaptación a nuevos mercados.”

“Tiene que superar las expectativas de sus consumidores.”

“Debe facilitar la creación de comunidades que ya existen.”

Y para finalizar, en el caso de haber cometido un error muy grande y sonado, lo mejor es que:

se ahorre el dinero en publicidad y lo invierta en rectificar los motivos de las quejas de tus ex-clientes.”

 Internet paraiso escondido

Hugh Conway mostró el camino de salida a aquellos que no querían quedarse en Shangri – La, pero él decidió quedarse. Había descubierto otro mundo, otra razón de existir, un nuevo camino por recorrer, nuevas metas por conseguir. Había descubierto algo que tenía escondido dentro de él y quería dejarlo salir, compartirlo y mostrarlo para que los demás pudieran beneficiarse de ello en el futuro.

No podemos poner ninguna objeción a lo que debemos hacer para aplicar a nuestra vida profesional y a nuestra relación con los clientes de todo lo enumerado por Sixto Arias. No queremos que el mundo se acabe encerrando en un nuevo mundo virtual, sino que sepa aplicar las ventajas que éste le ofrece para lanzarse y alcanzar metas mucho más lejanas de lo que se pudiera planificar.

Seguimos creando un mundo nuevo en el que habrá que conservar lo aprendido, seguir aprendiendo y saber compartirlo.

Como dice Sixto Arias: “La mejor forma de conocer es experimentar, empezad a utilizar las redes sociales, aplicaciones y nuevos dispositivos como las gafas de Google o el reloj de Apple en cuanto estén disponibles.”

Hagamos que internet deje de ser un mundo escondido.

¿Os lo mostramos?

Jorge Jiménez Suárez

Mar 11, 2014

Tu estilo, la esencia del camino.

Ocupado de sus hermanos mas pequeños, pasaba por mi lado todos los días por aquella calle junto al colegio. Impecablemente vestido, parecía un lord inglés: con traje, corbata, incluso algunas veces, con bombín, paraguas y su inseparable maletín. Muchas veces le vi en el patio aguantando estoicamente las chanzas y las bromas de muchos niños por su forma de vestir para ir al colegio.

¿Acaso era mal estudiante por ir así vestido?

¿Tampoco podía jugar en el recreo con sus compañeros?

¿Era menos o más que los demás?

Sólo era un alumno más con una idea diferente, por supuesto respetuosa, de cómo debía cumplir con su obligación.

No recuerdo su nombre aunque sé que le llamaban “el ministro”. Con el paso de los años tampoco recuerdo su cara, pero lo que nunca olvidaré es su presencia, su valentía y su estilo.

photo

¿Cuántas veces han puesto en duda nuestro estilo de trabajo?

¿Cuántas veces hemos tenido que justificar nuestras acciones?

¿Cuántos clientes han dudado de nuestra capacidad?

A diario, nos vemos inmersos en multitud de retos que debemos superar. La firme convicción de lo que somos capaces de hacer y realizar, la firme garantía de éxito en nuestras acciones no deberían hacer dudar a nuestros clientes. Siempre hemos pensado que la mejor manera de generar confianza es la de mostrarse, darse a conocer y ser generosos, es decir, compartir nuestra experiencia en los terrenos que dominamos.

Todo esto debe venir acompañado de una clara vocación de servicio al cliente. Esa debe ser la esencia de nuestra diferenciación frente al trabajo que otros le puedan ofrecer a nuestro cliente. En la mayoría de los casos podríamos establecer unas pautas para que sepan que están en nuestra mente en cada momento y que no les abandonamos hasta que su necesidad esté cubierta.

Si un posible cliente entra en contacto con nosotros, además de ser rápidos y ágiles en la respuesta, debemos procurar mantener una postura correcta y educada. Y ante todo sonreir. Las personas amables, calmadas y alegres suelen tener mayor aceptación.

Por otro lado, no dejar nunca de atender y despejar sus dudas ante cualquier concepto que no quede claro. Atender siempre el teléfono o mandar un mensaje de confirmación si no se ha podido responder. Por supuesto, contestar a los emails lo más rápidamente posible y no dejar de contestar a ninguno más de un día.

Facilitar en la medida de lo posible el contacto con el cliente en reuniones, visitas, muestras y explicaciones. Tienen que saber que nos importan y que pueden disponer de nuestro tiempo. Que estamos aquí para atenderles todas las veces que necesiten. Y ante todo nunca plantear problemas o hacer comentarios con connotaciones negativas.

Así conseguiremos que la idea de trabajar con nosotros sea satisfactoria, sea grata, sea toda una experiencia. Con seguridad, es muy posible que guarden una buena opinión de nuestro trabajo y en un futuro nos puedan recomendar a otros.

Esta labor de atención al cliente, en internet, no es muy diferente. Hace no mucho tiempo pusimos un ejemplo sencillo de cómo debe gestionarse la atención al público de la forma más ágil y práctica con el video de Aceros Hispania. Algo no muy diferente de lo que aquí defendemos.

customer_service

De aquel ilustre compañero de colegio no he sabido nada, aunque, según dicen, siguió estudiando e hizo una carrera universitaria. Es muy probable que siga manteniendo su estilo y viva de manera distinguida, diferenciada, especial, como siempre hizo, como un auténtico gentleman o como un ministro. ¿Quién sabe?

Nosotros seguiremos fieles a nuestras ideas e intentaremos mantener el nivel y situar al cliente en el centro de todas nuestras acciones con objeto de dar el mejor servicio, sin olvidarnos de nuestra máxima: “no hay trabajo pequeño, ni cliente menor”.

Y como decía Stanley Bendelac: “ser auténtico vende“.

¿Estás bien atendid@?

Jorge Jiménez Suárez

 

Ene 8, 2014

El contenido, tu mejor presentación.

El arañazo había sido muy profundo. Del rostro de Danny comenzaba a manar sangre.

– ¡Oh! ¡Mirad, mirad! –

Los comentarios de sorpresa y los gritos de asombro del gentío iban en aumento.

– ¡No es un dios! –

– ¡No emanaban rayos de luz de su interior! –

Sólo era una persona que sangraba como cualquier mortal.

La suerte estaba echada. Les habían descubierto.

Estaban condenados

Daniel Dravot  y Peachy Carnehan, eran muy aventureros, ex miembros del ejército de Su Majestad y muy unidos por una fuerte amistad. Gracias a un colgante que lleva Dravot con el emblema del compás, la plomada y el ojo, los monjes de la región de Kafiristán le otorgan el título de sucesor de Alejandro Magno, que había legado un sello secreto idéntico a sus antepasados. Y con ello habían urdido un engaño para conquistar el pequeño reino y convertir a Daniel en su rey.

Pero les habían “pillado” y a pesar de un inicio prometedor, al final, acabaron mostrando lo que había en su interior, lo que eran en realidad, lo que llevaban dentro. Y, como en la mayoría de los casos de éxito fulgurante, la vanidad y los delirios de grandeza fueron los causantes de su fracaso.

homme-voulut-etre-roi

(Imagen: El hombre que pudo reinar – Columbia Pictures)

En nuestra vida, en nuestra profesión, en nuestro camino, desgraciadamente, nos encontramos con casos, personas o empresas parecidas o en similares circunstancias. Detrás de lo que creíamos algo serio, con una buena imagen, con una buena fachada, descubrimos que nada es como realmente pensamos, no hay nada en ellos, están vacíos. Clientes, proveedores o personas que en un principio transmiten una posición, un rol que no se corresponde con lo que finalmente son. Y lo peor de todo es que hemos contribuido, sin saberlo, a agrandarlo.

Hemos vendido humo, hemos perdido el tiempo y en algunos casos, hemos podido perder dinero.

¿Cuántas veces hemos compartido un dato, un conocimiento, una noticia o un comentario de alguien del que confiamos dándolo por bueno por el simple hecho de venir de quien viene?

Trasladándolo a internet y a las redes sociales, si algo aprenderíamos de todo esto, es que seríamos muy cuidadosos a la hora de otorgar nuestra confianza en el futuro. Y, por supuesto, no daríamos por buena la recomendación, el conocimiento, o el contenido compartido sin mirarlo, sin corroborarlo, sin contrastarlo.

Si algo es clave en una estrategia de marketing digital, ya no sólo es estar presente en internet a través de una web y utilizar algunas técnicas de SEO para que nos localicen o las campañas de pago o SEM. Se estima que actualmente el 70% del posicionamiento de una marca o de una empresa se debe a la generación de buenos e interesantes contenidos a través de blogs corporativos o a través de la dinamización de los mismos en redes sociales.

Cada marca, cada empresa, cada perfil o cada persona tendrá su estilo y su manera de comunicar. Serán noticias, serán fotos, serán recomendaciones, serán canciones, serán vídeos, serán promociones, pero siempre deberán ser reales y con un cierto toque de autenticidad, con una imagen definida, con estilo.

Ante todo se debe evitar la mala copia, el plagio, y por ello, hacemos referencia de la cita de Herman Melville, recordada la semana pasada en un diario digital de social media: “es mejor fracasar en la originalidad que tener éxito en la imitación”.

curacion-de-contenido

Nuestros protagonistas finalmente, tenían algo más para mostrar, pero cuando lo hacen es tarde. Al menos, logran convertir su final en un canto a la camaradería, al afecto y a la comprensión. Nos muestran una amistad y una fidelidad capaz de sobrevivir a la muerte.

A pesar de los baches del camino, nos seguiremos esforzando en generar día a día contenidos amenos, formativos e interesantes. Con nuestra imagen, con nuestra fuerza, con nuestro estilo. Sin olvidarnos que el contenido es el rey.

¿Comenzamos?

Jorge Jiménez Suárez

Páginas:12»