Browsing articles tagged with "estrategia Archives - hgm Marketing - Publicidad"
Mar 18, 2015

La diferencia, saber analizar.

“Verás Jorge, si tú metes una mosca en una botella vacía, la verás darse golpes contra las paredes y dar vueltas y más vueltas sin parar y sin poder salir…” – me dijo Fernando.

“Hombre, en algún momento acabará saliendo, aunque sea por casualidad, ¿no?” – dije yo.

“Ni por casualidad, acabará rendida en el fondo de la botella” – afirmó con rotundidad.

“Pero si metes a un mosquito, es posible que al principio dé alguna vuelta y se dé algún golpe. Al rato, verás como se posa en la pared del cristal y pasado un rato saldrá volando por la boca de la botella, tan campante.”– continuó con su explicación.

“¿Lo ves Jorge? ¿Ves la diferencia?” – me preguntó con una amplia sonrisa dibujada en su cara.

Habíamos terminado de cenar y estábamos de sobremesa. Charlábamos amigablemente sobre la falta de profesionalidad que hay en muchas empresas y sectores profesionales con los que nos hemos encontrado profesionalmente. Estábamos de acuerdo en que la mayor diferencia entre los buenos y los malos profesionales era su capacidad de poder analizar las situaciones en los momentos precisos.

Fernando tenía razón.

Botella vacía

Es verdad, si queremos saber a lo que nos enfrentamos y lo que debemos hacer, debemos hacerlo, debemos observar, debemos detectar, debemos analizar. Y debemos hacerlo desde varias perspectivas. Desde la más pesimista hasta la más optimista. Y no dejar el análisis sólo para el final, sino en varios momentos del proceso.

Debemos analizar antes, durante y después de actuar.

El primer análisis debemos hacerlo previo a todo, es decir, si vamos a emprender con un nuevo producto o servicio, si vamos a lanzar una nueva campaña sobre un producto ya existente en el mercado, en todos los casos debemos realizar una investigación comercial previa.

Para poder actuar con acierto hay que observar previamente, identificar la tendencia y apostar por la oportunidad que se nos brinda. Al elaborar nuestra estrategia y conformar la hoja de ruta debemos detallar todos los conceptos que debemos abordar para saber cómo actuar en cada momento.

Un segundo análisis se debe realizar a medida que vamos avanzando, para ver si mantenemos el rumbo marcado o si hay desviaciones, estudiarlas para saber cómo reconducirlas o sacar partido de ellas.

Lamentablemente, muchos profesionales están inmersos en la vorágine diaria y trabajan sin parar un momento a analizar su situación actual ni a dónde le dirigen sus acciones. Y lo que es peor, sus superiores o sus colaboradores sólo “se dejan llevar” por la actividad y acaban rendidos sin obtener los resultados propuestos.

Finalmente nos debemos enfrentar al análisis final en base a los resultados obtenidos. Con ello, podremos corregir los errores cometidos y reconducir la situación en el caso de que los resultados sean malos. Y potenciar nuestra actividad e introducir alternativas de mejoras en al caso de obtener buenos resultados.

Saber analizar, pasa por realizar una investigación previa exhaustiva, aplicando todas las herramientas de investigación y análisis que nos brinda internet integrándolas a nuestra experiencia y nuestros conocimientos.

Saber analizar, pasa por tener la capacidad de optimizar y realizar mejoras constantes en nuestras acciones que no nos desvíen de nuestros objetivos.

Saber analizar, pasa por saber estudiar los resultados obtenidos para valorar realmente lo que nos sirve de lo que no nos valdrá en el futuro para afrontar nuevos retos, adaptarnos al entorno y a los continuos cambios.

La capacidad de analizar nos hará mejores profesionales.

Analítica-Web

Fernando, con su dilatada experiencia de más de cincuenta años en una empresa puntera, una vez más, demostraba tener la capacidad de análisis de la situación a la que nos enfrentamos los profesionales en la actualidad. Sólo había dedicado el tiempo suficiente a hacerlo.

En el mundo digital, antes de emprender una campaña, una acción o una empresa, es necesario realizar un buen análisis. Muchas empresas van a la deriva porque ni siquiera han realizado un estudio previo de lo que quieren, de lo que necesitan y cómo conseguirlo. Hacerlo al principio, a mitad del camino y al final, será clave para el éxito de nuestras acciones.

Como dice Rodrigo Fresán: “Un auténtico guerrero siempre debe pensar que va a perder. Analizar las causas de su hipotética derrota y, después, ir neutralizándolas una por una, como quien apaga las velas con las puntas de las manos.”

¿Buscamos la diferencia?

Jorge Jiménez Suárez

Mar 12, 2015

Valor, el secreto de tu éxito

Brantley tenía ganas, tenía ambición, quería triufar.

Había llegado a New York con ganas de comerse el mundo. Había conseguido un pequeño trabajo en la oficina de paquetería interna de la empresa multinacional de su tío. Desempeño suficiente, que le serviría como trampolín para alcanzar sus sueños.

Con mucha inteligencia, viviendo una doble vida y muchas situaciones embarazosas, sabrá integrarse en el complejo mundo de “los trajeados” que le aceptarán y le reconocerán por sus ideas, sus habilidades, su talento y su método de trabajo.

Pero no lo tuvo fácil, se tuvo que enfrentar a una dura pero atractiva contrincante que guardaba un as en su manga. No importaba, el conocía el secreto y estaba decidido a salirse con la suya.

Estaba dispuesto a ser un hombre de éxito.

exito

Brantley había logrado introducirse en un mundo destinado a unos pocos. Lo había conseguido. Había trazado una estrategia y le había salido bien. Se había empeñado y había obtenido su premio. Había creido en sus posibilidades y había alcanzado el éxito.

En un principio, él pensaba que por el hecho de haber estudiado y tener una titulación ya estaba facultado para saberlo todo, tenerlo todo y disfrutar del reconocimiento y la fama. Pero no era así. Tendría que trabajar duro para alcanzar sus metas.

No hay atajos para el éxito.

Cuentan, que Bill Gates, volvió a su antiguo instituto a dar un discurso a los alumnos. Entre las muchas cosas que les dijo, enumeró once reglas de vida para que las tuvieran en cuenta aquellos chicos a la hora de enfrentarse al futuro e intentar tener éxito.

Una de aquellas once reglas era: “No ganarás cinco mil dólares mensuales justo después de haber salido de la escuela, y no serás el vicepresidente de una empresa, con coche gratis, hasta que hayas terminado el instituto, estudiado y trabajado mucho.”

Seguramente que de aquella charla, aquellos alumnos, salieron con la lección aprendida y con los pies en la tierra. Es muy probable que a partir de entonces, a pesar de todo lo aprendido, tuvieran más ganas de esforzarse por conseguir sus metas y potenciar su valía.

Bill Gates, como todos los padres les han dicho a sus hijos alguna vez,  solo quiso transmitir un mensaje similar a este de Will Smith: “el talento lo puedes tener, puedes nacer con él, pero la habilidad para hacer las cosas, realmente, es fruto de mucho esfuerzo y muchas horas de trabajo“.

Debemos darle forma al talento.

En este aspecto, no debemos olvidar la importancia de la ética del trabajo, la ética profesional.

¿Cuántas veces hemos presenciado “atajos” realizados por otros compañeros o profesionales?

¿Cuántas veces un cliente ha venido a nosotros enseñándonos lo que otros “le han hecho”?

Después de ver el problema y de tenerlo ante sus ojos, los clientes vienen a nosotros para que les demos una solución. Porque somos diferentes, porque tenenos otro estilo, porque nos valoran,porque transmitimos credibilidad. La transparencia de nuestro trabajo, como otras veces hemos dicho, generará la confianza necesaria en ellos.

Esa confianza en nosotros y en nuestro trabajo, nos hará creer más en nuestras posibilidades, nos hará sentirnos más firmes, nos hará ser más seguros. Y así, podremos ser capaces de transmitir nuestro conocimiento y nuestra experiencia. Compartiremos nuestro valor.

Y lograremos que nos crean.

exito 3

Brantley, con el tiempo, aprenderá que hay cosas mas importantes antes que el éxito, por lo que deberá aprender a organizar sus prioridades, tanto personales, como profesionales. Creerá en si mismo y los demás creerán en él.

Para nosotros, el secreto del éxito está en el esfuerzo, la pasión y la ilusión de ver cómo poco a poco los proyectos que hemos planificado van tomando forma. De ver cómo los objetivos se van cumpliendo progresivamente. Y de ver cómo los buenos resultados, con perseverancia, al final llegan.

Todo como consecuencia de un buen trabajo en equipo, aplicando nuestro estilo y nuestros métodos de trabajo. Llegando a ser, para nuestros clientes, una parte importante, una pieza clave de su ejecución, un preciado objeto difícil de desprenderse. Siendo un fiel apoyo.

Como dijo Albert Einstein: “No intentes ser un hombre de éxito, sino ser un hombre de valor“.

¿Nos guardas el secreto?

Jorge Jiménez Suárez

Ene 8, 2015

Nuevos horizontes, marketing global.

– ¡Oye! –

– Llevamos unos días en Nueva York y ya estoy harto. Ayer cenamos en un tailandés, hoy hemos comido en un árabe y ahora pretendes que vayamos a un turco… –

– ¿Es que aquí no se puede comer nada normal? ¡Hombre! –

– No sabes que ganas tengo de llegar a casa y comerme un bocadillo de… –

No pudo acabar la frase.

En ese momento, por aquella avenida de Nueva York, acababa de pasar una furgoneta de reparto de Campofrío cargado de productos.

Reconozco que era uno de mis anuncios favoritos. Era capaz de identificar a muchísimas personas que viajan por motivos de trabajo o hacen turismo fuera de nuestras fronteras. Era capaz de ponerte los pies en la tierra y que quisiéramos más “lo nuestro“. Era capaz de identificar de manera eficaz una marca con un país, con nuestro país, con España.

Y ese toque final con la melodía del tema principal de “Cowboy de Medianoche” hicieron de él, a mi modesto entender, uno de los mejores y más efectivos anuncios de televisión del momento.

Marketing global 1

Campofrío, como muchas otras empresas, llegó un momento en el que se extendió internacionalmente. Sus productos llegaron a millones de personas en el mundo. Y logró transmitir con alegría que nos gusta lo nuestro donde quiera que vamos, nos sentimos identificados con ello y nos hace sentirnos como en casa.

La búsqueda de algo mejor, otros horizontes, ampliación del mercado es una de las fases que todo negocio puede optar hoy en día gracias al marketing global. Algunas de las razones por las que las compañías se vuelven globales pueden ser la obteción de más utilidades de su producto, conseguir mayores ventajas competitivas respecto a la competencia o, sencillamente, porque el mercado nacional puede estar saturado.

Para que los mercados se globalicen se debe utilizar la mejor tecnología, una clara comunicación, un buen equipo de recursos humanos y financieros, sin olvidar un plan de marketing o una hoja de ruta adecuada. Ni tampoco olvidemos que hay que tener muy en cuenta la cultura y las circunstancias de cada país.

Hoy en día podemos realizar todo este trabajo a través de internet. Y para ello, hay que realizar previamente un seria y exhaustiva investigación comercial on line. Para luego poder elaborar una buena planificación de marketing global digital.

El marketing global digital es una estrategia de comercialización cuyo objetivo es generar ventas y productividad comercial aprovechando el potencial y las bondades que ofrece internet a la hora de establecer relaciones comerciales internacionales, previo desarrollo de infraestructuras web específicamente concebidas para la atención a distancia de los potenciales clientes.

La flexibilidad, para constituir proyectos empresariales, entre la productividad y el uso comercial de la website es, sin lugar a dudas, una de las principales ventajas del marketing global a la hora de ampliar la oferta de los productos de nuestra empresa o clientes on line.

A día de hoy todas las empresas tienen la posibilidad, independientemente de su tamaño, localización o facturación, de abrirse a nuevos mercados físicos o virtuales, gracias a las nuevas tecnologías y las herramientas que nos proporciona internet.

Tenemos varios ejemplos de ello, como Aceros de Hispania, de los que debemos aprender. Simplemente, tenían una idea, la estudiaron y la llevaron a cabo.

Marketing global

Ese sentimiento que nos llega a tocar “la fibra sensible” es lo que consiguió en su día Campofrío al mostrarnos su marca y sus productos como una marca representativa internacionalmente. Gracias al marketing global lograron adaptar un producto y una marca a nuevos mercados en el mundo.

Para todos nosotros es una oportunidad abrir nuestro mercado al mundo, con pocas acciones podemos tener a un cliente satisfecho en cualquier parte del mundo. Nuestras website o nuestra tienda online deben ser accesibles independientemente de dónde estemos. Lo mismo que entrar en una tienda de Zara en París, Londres o Moscú.

Como dice Ricardo Lop: “Empleamos a nueve personas, vendemos a 100 países y tenemos 40.000 clientes. No conocemos a ninguno, no tenemos cartel en la puerta. Estamos en las afueras del pueblo y como Dios“.

¿Empezamos a darle forma?

Jorge Jiménez Suárez

Jul 3, 2014

Técnico de marketing, juego controlado.

A medida que avanzaba, más manipulado se sentía.

Era como si algo o alguien dirigiera sus pasos.

Era como si supieran lo que iba a hacer en cada momento.

Nicholas, hombre de negocios y multimillonario, lo tenía todo en su vida o al menos, eso pensaba.

Todo empezó el día de su cumpleaños. Su hermano Conrad le regaló una tarjeta de invitación de CRS, una compañía que “te hace la vida divertida”. Lo que le ofrecían era participar voluntariamente en un juego.

Él accedió.

Poco después de abandonar su lugar de trabajo, desde aquel día, empezó a verse envuelto en un incidente tras otro, con la permanente sospecha de que trataban de capturarlo y de que todo parecía estar preparado para que no pudiera escapar.

Cada vez era más difícil salir airoso, y lo peor, cada vez era más peligroso. En su afán por salir adelante, se agarraba a todo lo que tenia lógica para él, aunque, paradójicamente, cada vez se sentía más a la deriva, mas perdido, más acorralado. No entendía como a una persona tan organizada como él le podía estar sobrepasando la situación.

Simplemente, todo formaba parte de un juego. Un juego especialmente diseñado para él.

Técnico de marketing juego controlado

(Imagen de The Game: Polygram Films)

A medida que nuestro protagonista avanza, podemos llegar a anticipar lo que nos espera en la siguiente escena. Al igual que él, tenemos la sensación de que todo está dirigido, controlado y ejecutado con precisión. Han conseguido conocer tanto a Nicholas que no dejan ningún detalle a la casualidad o a la improvisación. Si hay una pequeña desviación, siempre hay un plan B.

¿Qué quieren conseguir con su plan?

Que el futuro sea predictivo.

¿Cuál es su objetivo?

Un cambio, una mejora, un logro, una satisfacción.

Nada muy alejado de lo que nos enfrentamos a diario, ya que a la hora de planificar una acción de marketing digital, gracias a la monitorización y a la analítica, podemos obtener datos y cifras que nos ayuden a controlar las acciones emprendidas. Además de saber identificar las tendencias, conocer el target y realizar un plan estratégico, los datos de análisis y control, harán que podamos reconducir y optimizar la campaña si nos alejamos de los parámetros marcados.

El pasado mes de Mayo, tuvimos la oportunidad de asistir al evento de Iniciativa Pymes en el Palacio del Hielo de Madrid. En el tuvimos el placer de asistir a la ponencia de Rafael Muñiz de RMG Asociados. En el afirmaba, al igual que creemos nosotros, que hay que conocer las tendencias y tener una buena estrategia de marketing si queremos que nuestros negocios prosperen.

Y afirmó:

“El plan de marketing ha muerto.”

Y argumentó: “nadie puede dedicarse a hacer grandes planes de marketing con el entorno cambiante y la inmediatez que requiere el mercado, debemos actuar y planificarnos mediante hojas de ruta. Debemos ser rápidos, ágiles y flexibles. Analizar y extraer los datos para poder identificar rápidamente los cambios y actuar en consecuencia”.

La hoja de ruta debe marcar los pasos a seguir en nuestra estrategia de marketing, sabiendo donde está nuestra empresa o la de nuestro cliente y qué debemos hacer para llegar a donde se quiere llegar.

Nos convenció.

Es ahora donde el técnico de marketing entra en escena. Somos nosotros los que conocemos y trabajamos con todas las herramientas del marketing, los que identificamos las tendencias para dirigirnos al cliente, al target, al público objetivo. Para atraerles y hacerles que prueben nuestro juego, se diviertan, disfruten y repitan. Hacer que se convierta en una experiencia inolvidable.

El técnico de marketing es el profesional que controla el juego al que su cliente o su empresa le interesa jugar. Así logrará que el futuro pueda ser predecible y consiga la satisfacción de sus necesidades. Eso sí, con una buena hoja de ruta.

Hoja de ruta

Nicholas estuvo corriendo sin saber por qué, ni cómo, en una trepidante aventura de “supervivencia” personal. A pesar de todos sus esfuerzos no podía prever por dónde vendría el siguiente “mazazo” a su vida, a su estatus. Todo esto estaba muy lejos de su control. Sin saberlo, estaba en manos de unos especialistas muy particulares. Lo que parecía un simple juego se convirtió en una experiencia difícil de olvidar.

Si supiéramos realmente dónde estamos y lo que queremos conseguir, nos sería mucho más fácil planificar una estrategia. Desgraciadamente, en muchas empresas o clientes, esto a veces es muy difícil de saber. El ajustarse a un detallado plan de marketing se hace muy complicado y es mejor ir adaptándose a los cambios y a la evolución. Es mejor configurar una hoja de ruta clara y sencilla, una línea de trabajo que nos permita optimizar nuestras acciones, controlar el juego y saber por dónde continuar nuestro camino cuando todo parezca complicado y sea complicado mantener el rumbo.

Como decía Rafael Muñiz: “Podemos perder o ganar la batalla, pero que no nos cojan desprevenidos“.

¿Jugamos?

Toma el control.

Jorge Jiménez Suárez

Jun 11, 2014

Social media, la madurez del marketing.

Avanzó entre la admiración y los silbidos de los chicos.

– ¡Sandy! – exclamó.

Danny no podía creer lo que veían sus ojos.

Resplandeciente, con nuevo peinado, vestida toda de negro, chaqueta de cuero, top a la altura de los hombros, pantalones ajustados, zapatos de tacón alto y fumando un cigarrillo, ella, se mostró ante todos y él… cayó hechizado a sus pies.

Ambos se habían conocido durante el verano, y al despedirse, ninguno de los dos pensaba que se fueran a ver de nuevo. Se equivocaban. Cuando ella decide matricularse en el mismo instituto que su amiga Frenchy, lo último que podía esperar, era convertirse en compañera del rebelde Danny Zuko.

Pese a los infortunados intentos por acercarse el uno al otro y recuperar su relación, las amigas de Sandy le hacen ver la realidad en la que viven. Su chico tiene una reputación, pero le costaba entenderlo y debía acceder a él adaptándose a sus gustos.

Gracias a las correctas instrucciones de sus amigas pudo tenerle para ella, Danny mantuvo su status de “chico duro” y todos siguieron juntos.

Blog hgm social media la madurez del marketing

(Imagen de Grease – Paramount Pictures)

Danny y Sandy se sentían atraídos, se gustaban y anhelaban estar juntos.

¿Qué pasaba?

Los mundos de cada uno de ellos eran diferentes a pesar de convivir en un mismo espacio. Danny tenía una vida inmadura, una vida rebelde e inadaptada. A Sandy no le iban los chicos duros, era la típica chica buena. Ambos, o al menos uno de los dos debía madurar y dar un paso mas allá. Uno de los dos debía reinventarse, realizar una transición y adaptarse a los tiempos para logar su deseo.

Sandy maduró.

La madurez, es el momento en el cual una persona adquiere buen juicio y prudencia, lo que implica autonomía, conductas apropiadas a las circunstancias, ponderación y equilibrio, estabilidad, responsabilidad, cercanía afectiva, claridad en objetivos y dominio de sí mismo. (Definición recogida en Wikipedia)

Si extrapoláramos este concepto a nivel profesional, es el momento en el que se empieza a vislumbrar con claridad el camino a seguir, es el momento en el que se empiezan a tomar las decisiones acertadas, es el momento en el que de verdad se avanza con seguridad.

Son muchas empresas, agencias y profesionales que desde hace un tiempo decidieron dar un paso más allá. Son muchas las que han incorporado el marketing digital a su estrategia y planificación corporativa y empresarial. Son muchas las que empiezan a ver resultados.

El fin de la web 1.0, caracterizada por ser estática, de comunicación unidireccional y teniendo como único participante la empresa, ha dado paso a la web 2.0, identificada con un mundo interactivo, donde la comunicación es multidireccional y el poder reside en todos los usuarios.

Las redes sociales o el social media, han dado el empujón definitivo. Las empresas comienzan a dejar de verlas como una amenaza para la marca. Han descubierto que si se adaptan a los espacios donde interactúan sus clientes, participan en ellos y confieren cercanía, acabarán ganando su confianza y tener aliados para lograr sus objetivos.

La carrera vertiginosa por ocupar un espacio destacado en internet empieza a tener cada vez más alicientes y uno de los más importantes es saber manejar la información que se comparte en la red. Dónde, cómo y cuándo publicarla, marcarán el éxito de la estrategia elegida.

Saber quién gestionará el social media es una decisión que hay que tomar con seguridad.

Social Media hgm Marketing

Grease, fue una película que marco un antes y un después en una generación de personas. Aunque por su estilo alegre y participativo, esta bonita historia, muy bien acompasada por una música muy bien escogida, hará que siempre la tengamos presente en nuestra mente.

Fomentar las relaciones en la red será uno de las asignaturas más difíciles de conseguir para las empresas. Tener buenos consejeros y amigos en la red será garantía de buenos resultados futuros. El equipo elegido para llevar a cabo este trabajo deberá contar con la ilusión, el empuje y los conocimientos adecuados. Y sobre todo mucha pasión.

¿Maduramos juntos?

Te tenemos en mente.

Jorge Jiménez Suárez

May 28, 2014

Estrategia, trabajo en equipo.

Tom se había citado con Lewin, su jefe de equipo, a cenar acompañados de sus esposas.

Nada más saludarse trató de hablar sobre lo que había sucedido, pero:

– “Tom me lo ha contado todo y le apoyo al cien por cien” – Mintió Susan.

– “De acuerdo, esta bien” – dijo Lewin.

Y se sentaron todos a la mesa a disfrutar de la cena.

La posición de Tom estaba siendo cuestionada, la denuncia por acoso ocultaba otro tipo de intenciones dentro de la organización, era una trampa, era un señuelo. El director general de la empresa, acababa de contratar a Meredith Johnson, antigua novia de Tom para ser su nueva jefa, para tenderle una trampa y ocultar un desastre en un nuevo proyecto de la empresa intentando que Tom aparezca como el único culpable.

Organización y apoyo

¿Cuál era la intención de la dirección de la empresa al hacer todo esto?

¿Podían haber perdido el sentido y autodestruirse?

Por raro que parezca, en las grandes organizaciones se suelen producir una serie de movimientos que ponen en duda el estado emocional y la coherencia corporativa. No vamos a negar que dentro de este tipo de empresas hay muchos intereses y objetivos que van trazados en un plan estratégico, pero realmente, en la mayoría de las ocasiones sus empleados, sus equipos, sus componentes, no entienden lo que pasa y se ven sobrepasados por los acontecimientos.

Para que esto no ocurra se deben trazar estrategias correctas.

Normalmente, se suelen aplican tres tipos de estrategias:

Estrategia corporativa

Siendo esta en la que se generan ventajas comparativas en el mercado, es decir, aquellas que aseguran que el centro de mando añada valor al conjunto de negocios de la corporación. Y este valor añadido o ventaja adicional se deberá gracias a que forman parte de un grupo de empresas en lugar de competir cada negocio de manera independiente en sus respectivas industrias.

También definirá en qué mercados se quiere operar, es decir, si se apuesta por la internacionalización, la diversificación de negocios o la integración vertical a lo largo de la cadena de valor. También, abre las posibilidades de elegir las diferentes formas de crecer a través de adquisiciones, fusiones, alianzas estratégicas o a través de desarrollo interno o crecimiento orgánico.

Estrategia competitiva

Que es la propia del mercado en el que se opera. Es decir, donde se definen los objetivos y las políticas necesarias para lograrlos. Por supuesto, sin olvidarnos del profundo conocimiento de la competencia. Habitualmente la conocemos como estrategia empresarial y podemos distinguir las tres más habituales: liderazgo en costes, diferenciación y especialización.

Estrategia funcional

Que es aquella que está más ligada a los equipos de gestión: cómo se aplican los recursos, cómo se gestionan el personal, cómo se ajustan los costes, como de acotan los plazos, etc…

Todas estas estrategias deberían tener un objetivo y un sentido claro, salvaguardar los valores corporativos, conocer la misión de la empresa, tener visión de futuro y hacer una propuesta de valor duradera.

Una estrategia acertada debe diseñarse a medida del equipo que se tiene para aprovechar sus puntos fuertes, así como elegir el momento idóneo de aplicación. Y por supuesto, debe mantener el empuje, la ilusión, el entusiasmo y la motivación de todos y cada uno de sus miembros.

Estrategia empresarial

Susan y Tom, después de la cena, hablaron de ello, viendo la gravedad del incidente y el caríz que estaba tomando el asunto y a pesar de sus diferencias, decidieron contratar una buena abogada, luchar juntos por su honor, por su dignidad, por su familia y recuperar su estatus. Además, contaron con la inestimable ayuda de un @migo que les dio las pautas correctas para lograr su objetivo con éxito.

Podemos estar de acuerdo o no, en dar libertad de actuación a los directivos de una organización, pero con responsabilidad. Todo debe formar parte de una clara estrategia. Antes de tomar decisiones poco acertadas, se debe atender a las necesidades de cada uno de los componentes del equipo, ya que es una de las mejores estrategias que una empresa puede llevar a cabo. Si no se sabe o no se puede elaborar una estrategia clara, es mejor dejarse asesorar o buscar nuevos equipos profesionales que puedan garantizar el futuro de la corporación.

¿Necesitas un @migo?

Haremos buen equipo.

Jorge Jiménez Suárez

 

 

Abr 29, 2014

Estrategia, la base del éxito.

Como estrategia final, idearon entregar a Troya un caballo gigante como ofrenda a Atenea y en reconocimiento de su derrota.

El caballo fue llevado dentro de los gigantescos muros, sin saber que en su interior se ocultaban varios soldados. Durante la noche, los guerreros salieron del caballo, mataron a los centinelas y abrieron las puertas de la ciudad para permitir la entrada del ejército griego, lo que provocó la caída definitiva de Troya.

Mientras tanto, Paris, sabedor de dónde debía dirigir su flecha, se concentró, apuntó y acertó de pleno en el talón de Aquiles. Acabó con el mito, acabó con la leyenda, para vengar a su hermano Héctor, el héroe de Troya.

En ambos casos, sólo tuvieron que estudiar a su enemigo, buscar su debilidad, aprovechar la oportunidad y ejecutar su plan sin dudarlo.

Caballo de Troya

Siempre hemos defendido la conveniencia de dedicarle el tiempo necesario a elaborar una buena planificación estratégica para cada una de nuestras acciones, tanto en nuestra vida personal como en nuestra vida profesional.

Hace ya tres semanas que asistimos a #HEMESIC y no queríamos dejar de seguir mostrando nuestra profunda admiración por los profesionales que participaron y tuvieron la generosidad de dedicarnos su tiempo. Uno de los ponentes que nos sorprendió fue Juan José Peso Viñals, que logró hacernos ver y compartir el camino correcto para aproximarnos a nuestros clientes.

En su exposición nos habló de las tres estrategias que podrían ser más efectivas actualmente según su experiencia:

1. Co-creación,  entendida como “democratización de la creatividad y el proceso creativo”.

En su explicación nos presentó los conocidos casos de la cadena de franquicias de hostelería de origen onubense, 100 Montaditos, con su conocido concurso de propuesta de montaditos por parte de sus clientes que se incluyó en la carta. O el caso del gigante americano Starbucks con la creación de la página My Starbucks Idea, en la que todos los usuarios podían realizar propuestas de todo lo que desearía tener o percibir como experiencia en un local comercial de Starbucks.

Hay muchos casos, de los que podríamos hablar, nosotros proponemos el caso de una marca barcelonesa de zapatillas Múnich, como ejemplo de co-creación on line, al permitir que sus usuarios puedan diseñar sus zapatillas y comprarlas a su gusto.

Es decir, la co-creación no deja de ser la aportación conjunta de cliente y la empresa para crear y dar valor al producto o servicio.

2. Real Time Marketing, o la búsqueda de la relación oportuna con el cliente.

Como consecuencia de un mercado saturado, las empresas deberán analizar, buscar el momento, utilizar el medio adecuado, para que, con un poco de creatividad y sencillez logren acertar, es decir, satisfacer una necesidad del cliente instantánea. Son muchos los casos que se dan a diario allí donde los usuarios y clientes interactúan, los puntos de venta y las redes sociales.

Un ejemplo de ésto es el retargeting, o el reclamo reiterado después de buscar un determinado servicio o producto. ¿Cuántas veces hemos buscado un viaje o un curso de formación y en todas las plataformas o redes sociales a las que accedemos nos ofrecen continuamente este tipo de servicios? O los conocidos casos de captación de contrataciones telefónicas a través de Twitter al aprovechar las quejas de un cliente descontento.

3. Neuromarketing, como la búsqueda de los resortes que producen la acción deseada.

Las personas, más que seres racionales, somos seres “racionalizadores” y, por ello, debemos leer las emociones conjugando la neurociencia, el marketing y la tecnología.

Aunque quizá esta sea la estrategia más difícil de aplicar, sí tenemos claro, que muchas de las acciones que realizamos se producen porque las sentimos, nos llegan o nos tocan la fibra sensible.  Es decir, nos producen sensaciones que provocarán el recuerdo de haber tenido una grata experiencia con un determinado producto o servicio. Logrando así una fidelidad o compra futura.

Estrategia de marketing

Troya, finalmente cayó con planificación, con inteligencia, con estrategia. Los griegos lograron después de muchos intentos mal planificados, introducirse en las murallas sin tener que emplear tácticas de fuerza. Lograron alcanzar su objetivo cuando se pararon a estudiar, investigar y aplicar alternativas a todo aquello que no funcionaba.

Nuestro caballo de Troya para estar siempre muy presentes en la mente de nuestros clientes deberá ser la planificación y la correcta ejecución de una estrategia muy bien pensada, muy bien meditada, muy bien definida.

Y, por supuesto, no dejaremos de creer que la verdadera diferencia estriba en que, como dijo  Javier Blanch, para aproximarnos al cliente tenemos que seguir varias pautas: conocer las tendencias, afinar la estrategia y, por supuesto, realizar un buen trabajo profesional.

Observa, analiza y llévalo a cabo.

¿Has elegido tu equipo?

Jorge Jiménez Suárez

Mar 4, 2014

Planificación, camino del éxito.

País: España.

Ciudad: Barcelona.

Lugar: Estadio Olímpico de Montjuic

Fecha: 25 de Julio de 1.992

Muy pocos sabían con anticipación lo qué iba a pasar a partir de las 20:00 h de aquella tarde. Los más “agoreros” predecían un desastre de inauguración, pero a los 20 min. el mundo se dio cuenta de lo grandioso del espectáculo, la puesta en escena, la sincronización, la interpretación, la organización. Se había logrado pasar del rin – tin – tín del “no nos va a dar tiempo” al reconocimiento mas absoluto de España como país organizador.

Curiosamente, España, siempre ha sido reconocida y admirada por su enorme capacidad de improvisación. Esta vez no fue así. Todo lo que se hizo fue acorde a un plan muy bien pensado, muy bien trazado y muy bien ejecutado.

Por supuesto, la labor de los miles de voluntarios, la ilusión y la pasión hicieron el resto.

1343216377_852059_1343222773_noticia_grande

Los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992 fueron todo un éxito.

¿A qué fue debido?

A la conjunción de varios elementos:

  • 1. Proyecto bien medido, bien organizado y planificado.
  • 2. Los recursos fueron los adecuados, los idóneos, los óptimos.
  • 3. Los equipos estuvieron bien dirigidos, bien motivados e involucrados.

¿Qué se consiguió?

  • 1. Record de público y audiencia hasta la fecha.
  • 2. Prestigio internacional y reconocimiento mundial.
  • 3. Record de voluntarios e implicación nacional poco extendida hasta la fecha.
  • 4. Logros deportivos no alcanzados hasta la fecha.

Sí, en Barcelona 92 se obtuvieron logros deportivos que no se han vuelto a repetir, pero que sí crearon una escuela de estilo genuino para las generaciones futuras de deportistas. De la noche a la mañana pasamos del “no lo lograremos” a “sí se puede”.

¿Cómo lo conseguimos?

Cambiando de mentalidad y dando ejemplo.

No dejándolo todo para el final y tenerlo todo lo más preparado posible. Todos los proyectos pueden tener mayor o menor éxito dependiendo del grado de planificación. En el aspecto deportivo se descubrieron las carencias, se corrigieron y se dio apoyo a través de vías de financiación (ADO) y así lograron que se destaparan las virtudes de un equipo de atletas y deportistas de una manera más profesional. De ahí los continuos éxitos de nuestros deportistas mas internacionales en estas últimas décadas.

cacho--644x362

En el mundo de la comunicación y el marketing sin un buen plan de marketing, es muy posible que nuestros proyectos o los de nuestros clientes nunca lleguen a hacerse realidad.

Un sencillo plan de marketing podría contar con tres fases diferenciadas:

A) Producto, análisis y diagnóstico.

Fase en la que conocemos nuestro producto o servicio y su valor. Lo analizamos internamente mediante análisis como DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades) y, externamente, a través de la coyuntura socioeconómica, los aspectos legales y la situación del mercado (Estudio on line).

Con el diagnóstico obtenido nos aventuraríamos en la segunda fase.

B) Estrategia, objetivos y marketing mix.

Fase fundamental para elaborar nuestra estrategia o visión. Aquí nos posicionaremos en el mercado para identificar y llegar a nuestro target o público objetivo. Marcaremos los objetivos del plan: más ventas, branding, etc. Y, finalmente, determinaremos las acciones de marketing mix (Product, price, place, publicity = producto, precio, distribución, promoción).

Para pasar a la tercera y determinante tercera fase.

C) Plan de acción, presupuesto, ejecución, control y análisis.

Fase en la que, bajo una definida imagen corporativa, realizaremos las acciones planificadas, con las herramientas, recursos y apoyos necesarios y en los medios de comunicación elegidos. Con una valoración exhaustiva o presupuesto real del plan. Para finalizar con un control y análisis de resultados.

Y vuelta a empezar, potenciando aciertos y corrigiendo errores.

colourbox4616206

Barcelona 92 un caso de éxito de planificación. Ejemplo::

Mediterráneo, por La Fura dels Baus.

Impresionante.

Nadie en todas las ediciones anteriores de las olimpiadas había interpretado algo así, tan atrevido, tan original, en una ceremonia inaugural. Algo que posteriormente ha sido imitado con menos éxito por otros países organizadores. Quizá no tuvieran la mentalidad y la pasión que tenemos en España.

Cuando todo se estudia, se mide y se planifica con criterio, se pueden ejecutar acciones que logren sorprender.

Es la hora de hacer bien las cosas, es la hora de planificar.

¿Nos atrevemos?

Jorge Jiménez Suárez

 

Ene 14, 2014

Potencia tu contenido, crea sinergias.

Lunes por la mañana.

En el colegio.

Ese día estábamos más revueltos de lo normal.

En todos y cada uno de los sucesivos recreos de la mañana se oían los gritos de los niños y entre todos ellos una palabra se oía con mayor claridad. Llevábamos un par de horas mirándonos, haciéndonos guiños, sonriendo y gesticulando todo lo que podíamos sin que nos pillaran. Estábamos ansiosos por salir a recreo y desahogarnos.

Al final sonó el timbre y salimos al patio a la carrera, al grito de:

– “¡Saporosky!” –

Los pasillos, las escaleras y el patio eran un clamor: “Saporosky, saporosky, saporosky…”

Rápidamente se hicieron dos grupos de cosacos y polacos “blandiendo” espadas imaginarias luchando en épica batalla…

taras-bulba-1962_68055

El día anterior habíamos visto todos la película. Nos dejamos llevar por la emoción de ver como Taras Bulba junto con su hijo, toma el mando de los cosacos y los conduce hacia Dubno, donde los polacos les esperan. Las chicas de nuestra clase tampoco se quedaban atrás, las que no luchaban curaban a los “heridos”. Además, todas se enamoraban del mismo y también “morían” con él…

En aquella época sólo había dos canales de televisión y muy pocas posibilidades de que no se viera el otro canal a la hora de las películas de los sábados o los domingos por la tarde. Por lo que, cuando nos veíamos en el colegio siempre hablábamos de las mismas películas, de las mismas series, de los mismos programas. Los anunciantes lo único que tenían que hacer era tener presupuesto y una buena creatividad para estar al alcance de unas audiencias masivas.

Actualmente, está todo mucho más disperso. La dispersión de los medios audiovisuales se ha atomizado aún más por la explosión de internet y las redes sociales. Conseguir un gran impacto con una campaña es mucho más difícil, con y sin presupuesto. Hay que afinar más y buscar otro tipo de relaciones con los clientes.

La semana pasada tuve la oportunidad de reunirme con un colaborador al que le tengo un gran respeto por sus conocimientos, por su estilo y por su calidad de trabajo. Estuvimos analizando la posible estrategia y planificación de un cliente al que debíamos preparar una buena presentación con una ilusionante propuesta de trabajo.

Al hablar del plan de acción en social media, le hablé de mi idea acerca del contenido, de la calidad del mismo y la frecuencia de su publicación.  También atisbé en qué redes sería más adecuado hacerlo, aunque deberíamos ceñirnos al estudio de mercado on line previo para dejarlo todo más definido.

Al cabo de un rato, se giró y me dijo:

– “De acuerdo Jorge, el contenido es el rey.”

– “Pero, ¿de qué nos sirve tener un contenido de calidad si no generamos sinergia?” –

Tenía razón y no se refería a viralidad, eso vendría más adelante si las campañas de contenido calaban y llegaban a donde tenían que llegar.

¿Qué es sinergia?

Ni más ni menos que el resultado que se obtiene con el trabajo, la aportación o la transmisión de contenidos de dos o más usuarios actuando en conjunto. Normalmente, el logro es mayor de lo que se podría esperar si simplemente sumáramos las acciones de los usuarios, seguidores o fans por separado o de forma individual.

Mi colaborador y amigo tenía razón, debíamos contar, además del contenido, con el trabajo de un buen Community Manager para generar el compromiso, el engagement necesario, para  garantizar el éxito de la planificación y la estrategia. Alguien que supiera transmitir la imagen de marca, que creara buen ambiente en las redes y unificara las interrelaciones. Alguien que, en definitiva, aunara los esfuerzos, canalizara la comunicación y lograra que el espíritu del cliente, la marca o la firma fuera adoptado como propio.

synergy

Aquel recreo y muchos otros, “los polacos” fueron cayendo ante el espíritu transmitido, el trabajo en equipo y por supuesto, del empuje de los “cosacos“.

Sin desmerecer el contenido, no recomendamos planificar una estrategia, ni ejecutar un plan de acción en redes sociales sin la necesaria creación de sinergias entre los usuarios, entre las personas.

Sin relaciones de sinergia, estaríamos divididos y seríamos débiles, seríamos vulnerables. Nos faltaría algo, como al comandante polaco.

Y recordemos que “la unión hace la fuerza“.

¿Te unes?

Jorge Jiménez Suárez

Dic 17, 2013

Pon tu estrategia en marcha, busca el compromiso.

Robé el balón en el centro del campo, vi el hueco, no me lo pensé dos veces, le pegué con fuerza.

A pesar de la estirada del portero, la pelota entró abajo, junto al palo izquierdo.

Gol.

¡Toma, toma y toma! – Grité en mi interior.

No sé si por las especiales circunstancias de aquel partido o por seguir el estilo de mi héroe futbolístico del momento, no exterioricé nada. Además nadie gritó, nadie dijo nada, nadie lo celebró. Un silencio gélido reinaba el “patio de arriba” del colegio. Llevábamos 5 minutos de partido y ya ganábamos 2 – 0 al equipo formado por los profesores.

No era la primera vez que jugábamos juntos, llevábamos al menos 7 años jugando en la misma clase, muchísimos partidos de recreo y otros tantos de competición escolar a nuestras espaldas. Nos miramos a la cara en el vestuario. No teníamos nada que comentar, no teníamos nada que decir. Sabíamos lo que teníamos que hacer. Sólo teníamos que hacer “lo de siempre“, salir a jugar y disfrutar.

1725331_w2

Recuerdo que por aquella época, estábamos enganchadísimos al equipo de moda, sus grandes partidos y sus grandes remontadas. Sin saberlo les emulábamos en muchas cosas: su toque, su temple, su elegancia, su estilo. Hablábamos de ellos en todas partes, teníamos sus cromos, las carpetas forradas con fotos de todos, de sus partidos, de sus jugadas, de sus goles. Eran especiales y así lo sentíamos.

Eran una referencia. Estaban en todas las tertulias de radio, en todos los programas de la televisión, en los anuncios. Estaban de moda. Hasta las chicas se aficionaron al fútbol y les perseguían como “las chicas cocodrilo“, de los Hombres G, muy de moda también en aquella época.

En definitiva, generaban admiración, generaban ilusión, generaban pasión, generaban compromiso.

¿Cómo lo hacían? ¿Cuál era su secreto?

Su secreto era “jugar de memoria”, se conocían desde hacía muchos años. Y convivían prácticamente a diario, hablaban todos los días. Compartían su conocimiento, compartían su experiencia, vivían su profesión, la mascaban, se apasionaban con ella. Así todos sabían lo que el otro iba a hacer, sabían donde estaban posicionados, cuáles eran sus gustos, cuáles eran sus preferencias. Otra parte muy importante era la calidad de todos ellos y de los que les complementaban en el campo.

Esta debería ser la relación ideal de un equipo de trabajo en una empresa, de una agencia con un cliente, de un proveedor y su fábrica. Si esto es así, con el tiempo se genera confianza, empatía y comprensión, se genera una estrecha relación, un vínculo de complicidad, un compromiso. Y en nuestro mundo, el mundo digital, es muy apreciado, muy valorado.

Podemos afirmar que es esencial.

En redes sociales esto es conocido como “engagement“. Es el objetivo máximo que persigue la estrategia de cualquier empresa que tenga presencia en internet, es decir, generar un nivel de compromiso tan firme con los clientes y usuarios que además de obtener su fidelidad les recomienden y sean los “abanderados” de sus productos. Que cada comunicación entre la marca y sus fans, llegue a la mayor cantidad de personas posible, que sus mensajes incluso se viralicen y convenzan a otros.

No podemos olvidarnos dejar de lado el contenido, este debe ser de calidad. Saber transmitir es necesario y compartir contenidos que generen utilidad y que aporten valor, también lo es. Lo mismo que la gente que nos rodea y complementa, debe estar en sintonía con nuestro mensaje. Deben proyectar esa calidad del mensaje para producir los efectos y objetivos deseados: ROI, mayores ventas, más contactos, etc.

engagement3-4-131Por otro lado, el respeto de unos chavales de 14 años hacia sus profesores del colegio quedaron palpables en el fondo y en la forma. Pero en el terreno de juego no tuvimos piedad. Resultado final, un 23 – 8, que nunca nadie olvidaría. A la mañana siguiente nos sacaron a todos a la pizarra a dar la lección. Tampoco tuvieron clemencia.

Hace 30 años, una generación de futbolistas revolucionó el mundo del fútbol y consiguió generar un compromiso de masas del que muy pocos nos hemos olvidado. Sentaron una base por la que se han logrado una serie de triunfos deportivos antes inalcanzables.

Consiguieron que muchos de nosotros aprendiéramos a luchar por nuestros sueños.

Aún nos quedan muchos sueños por cumplir.

¿Nos comprometemos?

Jorge Jiménez Suárez

Páginas:123»