Browsing articles tagged with "estrategia Archives - Página 2 de 3 - hgm Marketing - Publicidad"
Nov 26, 2013

Descubre las redes, sorprende a tus clientes.

Charles Babbitt era un vendedor de coches con mucha ambición al que sólo le preocupaba salirse siempre con la suya, fuera como fuera. Un día recibe la noticia de la muerte de su padre con el que hacía muchos años que no tenía contacto. Tras la lectura del testamento, descubre que tiene un hermano olvidado, Raymond, que va a heredar casi toda la fortuna de su progenitor.

Raymond es autista y vive en una institución para personas especiales. En un principio, Charles lo odia y planea un viaje con su hermano con el fin de poder heredar la parte que le corresponde de la herencia. Al contrario de lo que piensa en un principio, Raymond, no es un retrasado. Y a lo largo del viaje comienza a descubrir que está dotado de una serie de capacidades especiales que incluso podrían ayudarle a ganar más dinero que lo que podría recibir del legado familiar.

Rain man

Ya son varios los casos de clientes habituales que hablando con ellos me preguntan qué pueden hacer sus empresas en internet y en las redes sociales. A pesar de hablarles de la conveniencia de estar presente de una manera activa en internet, la mayoría de ellos lo suelen rechazar de plano. Quizá porque tienen una mala idea preconcebida de lo que son las redes sociales, quizá por desconocimiento o quizá por miedo.

Nosotros pensamos que internet es una oportunidad para todos. La presencia en internet es necesaria y no sólo con tener una web corporativa muy atractiva, en la que cuando «alguien» vaya a reunirse con nosotros, tengan una referencia para conocernos mejor como si fuera un folleto o una tarjeta de visita más. No sólo nos quedamos en «estar» en internet, es necesario ser activo.

¿Cómo podemos ser activos?

Recordemos que internet es una gran conversación donde todos los usuarios buscan, comparten y recomiendan, es decir, interactúan. Las empresas no pueden perder la oportunidad de saber de primera mano lo que sus clientes demandan, no pueden dejar escapar la oportunidad de saber cómo quisieran realmente ser atendidos sus clientes.

Hay que introducirse en las redes sociales, y, si no se sabe cómo, deben buscar un profesional, un experto, que sepa conducir el flujo de información que emana de los clientes y usuarios, que detecte los problemas, que aconseje como solucionarlos y ser uno más de ellos, de igual a igual. No podemos pretender únicamente lanzar nuestro mensaje y que lo asimilen sin más.

Es curioso como muchas empresas, como las denominadas B2B, suelen ser las más reacias a las redes sociales, cuando suelen ser las más beneficiadas por este mundo de relaciones y conversaciones digitales. Mas de una vez nos preguntan qué pueden hacer ellos. Fácil. Volvemos a incidir en que internet es un mundo de intercambio de información, sólo hay que saber a qué mercado nos dirigimos para introducirnos en la red social adecuada en base a una estrategia claramente definida.

Pensemos que internet es la herramienta más usada para la búsqueda de servicios profesionales en todos los ámbitos.

Social-Media-Marketing

Por ejemplo, aquellas personas que busca relaciones profesionales interesantes, se introducirán en Linkedin. Aquellas empresas que quieren ser encontradas por otras y quieren trasladar una mejor imagen de su actividad, harán videos para subir a YouTube o Vimeo. Aquellos profesionales que tengan un producto de venta on line, podrán tener su propio escaparate visual en Pinterest. Aquellos que tengan un reconocimiento en un sector determindado de la actividad podrán incrementar su imagen de marca o branding a través de Twitter. Y así, sucesivamente en la infinidad de redes existentes.

Se nos ocurren otras razones por las que este tipo de empresas deben estar e interactuar en las redes sociales:

1. Mayor impacto, el contenido que se comparte influirá en la posible selección de proveedores a la que quiera optar.

2. Accesibilidad, será más fácil que compartan tu información a terceros, también interesados en su actividad, que antes no le conocían.

3. Branding y reputación on line, valoración positiva de su imagen de marca frente a la competencia «en un click».

En definitiva, al igual que para las personas, para cada una de las empresas hay una red social idónea. Pero sin cometer el error de pensar que esto es fácil de llevar a cabo y en muy poco tiempo. Para trabajar bien en social media hay que pensar, planificar, organizar, ejecutar, controlar, analizar y corregir. No podemos pretender ser los mejores sin haber tenido la oportunidad de experimentar con ello primero.

rain-man

Finalmente, Charles se acaba comportando como un buen hermano y devuelve a Raymond a su ambiente. Allí será tratado y cuidado por las personas que realmente saben lo que necesita. El descubrió a su hermano, descubrió lo que realmente valía y descubrió quien lo iba a saber tratar mejor. Descubrió que debía dejarlo en manos de profesionales, en manos de especialistas cualificados.

¿Estáis en buenas manos? ¿Queréis descubrir las redes?

Ven con nosotros.

Jorge Jiménez Suárez

 

Oct 8, 2013

Involucra a tu gente, ilumina el camino.

Descolgaba el teléfono y rápidamente les tenía en el bote…

– «Agencia de detectives Luz de Luna

– … propiedades perdidas o robadas son nuestra especialidad, nosotros lo investigamos…

– …si le roban les seguimos, si extravían algo lo encontramos…

– …ningún trabajo es muy grande ni muy pequeño, trabajamos para complacerlos a todos…

– …tenemos licencia en regla y aceptamos su tarjeta de crédito, ¿en qué puedo ayudarle?»

Enganchaba, así, con un cliente fuera del tipo que fuera sin que se sintiera excluido.

Como cada día, Agnes Topisto, mientras atendía el teléfono, les veía entrar en sus respectivos despachos con el correspondiente portazo a sus espaladas. Maddie Hayes y David Addison, dirigían la agencia de detectives «Luz Azul«, y a pesar de sus diferencias y las continuas discusiones, ambos, hacían que Agnes, su secretaria, se sintiera orgullosa de su trabajo, disfrutara con él y estuviera involucrada en el destino de la agencia.

Ambos socios, habían convertido un problema en una oportunidad y con ello conseguían mantener un espíritu de trabajo en equipo de toda la agencia, haciendo manar de ellos una tremenda generosidad en su esfuerzo por hacer bien su trabajo, por buscar la excelencia, por dar algo más a la cadena de valor, calidad de trabajo y generar entusiasmo.

En esta época del año nos encontramos frente a un trimestre duro de trabajo y de fuertes dudas. La incertidumbre sobre el futuro la podemos disipar utilizando técnicas de investigación comercial y contrastar resultados anteriores con herramientas de analítica. Con ambas herramientas actuaremos sobre seguro para poder trazar una nueva estrategia, pero, en lo que no podemos bajar el pistón es en el empuje comercial, nunca debemos dejar de ofrecer.

La labor comercial, esa acción que se nos hace cuesta arriba, la que la mayoría de las personas de una organización procura rehuir y curiosamente la gestión comercial es uno de los perfiles más demandados en la actualidad. Somos conscientes de que necesitamos una cara visible que venda nuestros productos o servicios. Lo que no somos conscientes es que todas nuestras acciones en una empresa, todas las conversaciones de internet, el trato a los clientes, el cuidado de los proveedores y todas las actividades que forman parte de nuestra cadena de valor, son ventas futuras si se hacen bien.

Destaquemos que, toda acción, sonrisa, gesto o comentario, vende. Todo lo que refleja la imagen corporativa de una organización, vende. Toda cabeza visible de la empresa, vende. Con su presencia, con su trato, con su manera de hablar, con todo. Todo refleja una forma de ser, una forma de entender un negocio, una empresa, una firma, una identidad. Todos los componentes de una corporación, con su estilo, venden.

¿Por qué? Porque están involucrados.

¿Por quién? Por la política de actuación de la empresa y la transmisión de la misma de sus líderes.

¿Cómo? Generando entusiasmo e ilusión.

¿Cuál es su objetivo? La satisfacción del cliente, su felicidad.

En el pasado encuentro de Hemesic, Gonzalo Errejón Presidente del ABM Rexel, afirmó:

– «Todos somos fuerza de ventas» – Y tenía razón.

La agencia de detectives Luz azul, mas conocida por Luz de Luna, fue una de las mas famosas series de detectives de televisión.

Todo un éxito comercial.

Desde aquí, pensamos que una sonrisa, es el mejor feed back que podemos obtener de un cliente.

¿Vendemos?

Jorge Jiménez Suárez

 

Sep 15, 2013

Retorno al trabajo, regreso al futuro.

Y el condensador de fluzo… ¡Fluzeando!

Acelerando al máximo, el DeLorean DMC-12 se desplazaba a la máxima velocidad con rumbo a su destino: regresar al futuro.

Marty McFly, al viajar accidentalmente en el tiempo, había alterado, sin querer, los acontecimientos del pasado y debía arreglar lo que había cambiado para que las consecuencias futuras fueran lo menos impactante posibles. Estaba en juego su propia existencia. Paso a paso, momento a momento, logra reconstruir todas las fases del pasado tal como ocurrieron para no errar y cumplir con éxito su objetivo. Gracias a la ayuda de su amigo Doc, conseguirá, incluso, retocar lo suficiente el pasado como para mejorar sustancialmente el futuro de su familia.

Retorno al trabajo, regreso al futuro 1

(Imagen: «Regreso al futuro» – Universal Pictures)

No mentiríamos, si afirmáramos, que pertenecemos al grupo de personas que siempre ha deseado poder realizar viajes a través del tiempo.

Dejándonos llevar un momento por la imaginación, si pudiéramos viajar al futuro, ¿qué nos gustaría ver? Por el contrario, si pudiésemos viajar al pasado, ¿qué cambiaríamos?

Nuestro paréntesis de mes y medio en este blog ahora parece un instante, pero podría ser el equivalente a un viaje al futuro.

¿Ha cambiado algo en este tiempo? ¿Lo llegamos a percibir? Lo único que sabemos es que todo aquello que realizamos en el pasado lo podemos analizar, corregir y mejorar. Nos referimos, lógicamente, al mundo digital y tenemos suficientes herramientas para poder hacerlo. Intenet y las nuevas tecnologías nos proveen.

Comienza un nuevo curso y desde nuestra perspectiva, esperamos una temporada de continua mejora, de muchos avances y de increíbles novedades que nos harán mucho más fácil nuestra labor, y, por lo tanto, un incremento de calidad de nuestro trabajo, que repercutirá en una mejor atención y servicio a nuestros clientes.

Este año, nuestro caballo de batalla, será la estrategia on line, fuertemente apoyada por las técnicas de SEO, fuertemente reforzada por campañas permanentes de marketing relacional y fuertemente respaldada por una constante y exhaustiva labor de analítica.

¿Por qué?

Porque el mundo cambia, los gustos cambian, los mercados evolucionan y se adaptan rápidamente a las nuevas tendencias. No podemos quedarnos al margen. La competencia es más dura cada día y lo que parece un negocio sólido, en poco tiempo puede quedar obsoleto. Por lo que debemos, planificar, actuar, analizar y mejorar en plazos cada vez más cortos.

Retorno al trabajo, regreso al futuro 2

Por supuesto, no dejamos de lado la ilusión renovada y las ganas por afrontar nuevos retos y aventuras profesionales. Al igual que no dejamos de lado la pasión por lo que nos gusta hacer, el trabajo bien hecho y la satisfacción de nuestros clientes. Tampoco nos olvidamos de ninguno de todos vosotros que nos seguís desde que comenzamos esta maravillosa aventura llamada hgm Marketing -Publicidad. No nos olvidamos de vosotros: familia, amigos, fans, compañeros, colaboradores, proveedores y, por supuesto, nuestros clientes, sin cuya confianza esto no sería posible.

Sed todos bienvenidos a nuestro blog, vuestro blog, si así lo preferís.

Y, como decía Peter Drucker:

– «La mejor manera de predecir el futuro, es crearlo» –

Tenemos ganas de regresar al futuro.

¡Ven con nosotros!

Jorge Jiménez Suárez

Jul 23, 2013

Relaciónate y muestra cómo eres.

– «¡Hay que machacarlos!»-

– «¡Hay que destrozarlos!»-

– «¡No hay que dejar uno vivo…!»-

-«¡A por ellos!»-

Gritaban al unísono los tres mientras salían del vestuario.

Los hermanos Hanson, eran el apoyo perfecto para solucionar los males de aquel equipo que se arrastraba por la liga federal de hockey sobre hielo. Los Chiefs, el equipo que dirigía el veterano Reggie Dunlop, no conseguía remontar la mala situación que llevaban en el campeonato hasta que adoptó la estrategia de descentrar al contrario, provocarlo y pelear con ellos para ganarles los partidos.

Gracias a esta táctica y a las circunstancias que suceden en entorno exterior, cierre de negocios y fábricas de la ciudad, genera, sobre ellos, una atención inusual, fuera de lo normal. La ciudad se vuelca con su equipo, los apoya y los sigue allá donde van. Pero no todo el equipo está de acuerdo con esta forma de ganar, algunos componentes, como Ned Braden, muestran su rechazo a estas prácticas y abogan por el juego limpio, por seguir las reglas, por hacer bien las cosas.

Así con malas artes y juego duro, aún contando con detractores, el capitán del equipo logró que la relación con su público fuera especial.

Hasta hace relativamente poco, la relación entre las empresas y los clientes se basaba prácticamente en la solución de quejas y problemas a través del llamado servicio al cliente. Este departamento tenía, habitualmente, unas pautas muy claras de actuación y eran interpretadas por especialistas o jefes de departamento. Normalmente, cualquier tipo de problema se achacaba rápidamente al proveedor y en la mayoría de los casos se buscaba la sustitución del producto como salida rápida y eficiente.

Hoy en día, gracias al marketing relacional, las atención ha cambiado, ha evolucionado, ha mejorado. La comunicación con el cliente debe ser continua y ágil en cualquier espacio o soporte. Todas las partes de la cadena de valor de la empresa deben aportar su granito de arena a esa relación. Todos son responsables de la satisfacción del cliente y cualquiera de ellos puede tomar conciencia de sus necesidades.

Gracias a la tecnología, internet y las redes sociales este proceso es mucho más sencillo, cómodo e instantáneo.

Primero escuchar, luego escuchar y seguir escuchando, para poder transmitir la información más completa posible de lo que realmente necesita el cliente e incorporarlo al CRM para convencer y fidelizar a nuestros clientes, encontrar nuevos clientes y recuperar a los clientes descontentos. En definitiva, mejorar el servicio al cliente reduciendo procesos y, por tanto, coste.

Otra parte muy importante del la relación con clientes es saber encajar las críticas y los comentarios de los usuarios. Saber aceptar una crítica, asimilarla, cambiar y mejorar, pueden convertirnos de nuevo en una referencia para todos nuestros clientes y usuarios. Pero ante todo, siendo auténtico y sincero, las relaciones serán fluidas y de confianza.

Como dice Joost Van Nispen, escuchar al cliente o monitorizar, reconocer lo que nos demandan, agradecer las sugerencias de mejora y los elogios, retarles o animarles a que tomen parte activa y añadir valor con un trato especial, estimulan la implicación del cliente en nuestra empresa o marca. Y por supuesto, medir y optimizar: «si no vende, no sirve, si no se mide, no vale, si no es escalable, no existe«.

Ned Braden decidió saltar a la cancha e ir, poco a poco, despojándose de toda coraza para mostrar lo que realmente llevaba «dentro» y reconducir la situación.

¿Lo intentamos?

Se valiente, muéstrate.

Jorge Jiménez Suárez

 

 

Jul 10, 2013

Punto de inflexión, mantén el rumbo.

– «Blanco pequeño, error pequeño. » –

Se repetía una y otra vez disparando el mosquete que su hermano pequeño le preparaba.

Uno a uno, sus objetivos iban cayendo.

La estrategia: oficiales ingleses de mayor a menor rango para que cundiera el desconcierto y así poder liberar a su hermano Gabriel. Estas eran las indicaciones de su padre y las tenía que cumplir por el bien de todos ellos. Además, sin saberlo, había contribuido a crear la leyenda del «fantasma«.

La dichosa mecedora que se rompía una y otra vez bajo su peso y la educación de sus hijos, habían sido la máxima preocupación por aquellas fechas de Benjamin Martin, viudo y antiguo héroe de guerra, que hasta ese momento vivía plácidamente en su plantación de Carolina del Sur junto a su familia. Pero la guerra llegó, y él, inicialmente, rehusó participar. Y, a pesar de no querer participar en una nueva guerra, se encontró con ella en sus propias tierras. A pesar de no buscarlo, la guerra, la muerte y las desgracias llegaron a él. A pesar de todos sus esfuerzos por evitarlo, tuvo que participar, tomar partido y luchar para proteger el futuro de su familia.

A pesar de no quererlo, ahora, en la segunda década del siglo XXI, estamos inmersos en un profundo cambio tecnológico, ideológico y generacional. La experiencia acumulada durante estos últimos años de dificultades nos ha llamado, a una gran parte de personas de distintas edades y sectores de ocupación, a replantearnos el futuro con otras miras, con otras ideas, con otras fuentes de inspiración.

Muchos son los que han tenido que reciclarse, muchos son los que han tenido cambiar de ocupación, muchos otros han tenido que marcharse, pero también somos muchos más los que hemos decidido reinventarnos. Hemos tenido que ir poco a poco, cubriendo etapas, superando fases, aprendiendo, viendo, escuchando, experimentando. Todo ello para enfrentarnos a una nueva perspectiva de nuestras carreras y reconducir nuestra vida profesional.

Pasado el tiempo apreciamos como adaptándonos y aplicando lo aprendido, el camino se empieza a enderezar y el esfuerzo comienza a dar sus primeros frutos. Poco a poco, los objetivos se van cumpliendo y confirmamos que la estrategia marcada ha sido acertada. Una vez más, gracias al entorno digital , internet, las redes sociales y las nuevas tecnologías, el camino ha sido «más llevadero», aunque aún nos queda mucho por recorrer y mucho por aprender.

Precisamente, esta mañana, comentaba con un compañero de profesión como, en innumerables ocasiones de la vida, nos suceden multitud de cosas, que hasta que no nos vemos forzados, nos resistimos a hacerlas y luego, pasado un tiempo, al recordarlo, siempre pensamos: ¿por qué no lo hicimos antes?

Si no pasáramos por  situaciones que nos ponen al límite, seguramente, no haríamos ni la mitad de las cosas que hemos hecho hasta ahora. Por lo que hay que reconocer que el riesgo hace posible una evolución o una mejora. En nuestro caso, hemos dado una vuelta a nuestra forma de trabajar y de actuar frente a los nuevos retos profesionales que la era digital nos plantea. Creemos estar pasando un punto de inflexión por lo que ahora sólo nos queda continuar nuestro camino firmemente trazado desde el día que saltó la chispa del cambio.

Y como le dijo el coronel Harry Burwell a nuestro protagonista:

– «Mantenga el rumbo» –

Seguimos teniendo la ilusión de crear de un mundo nuevo.

¿Por qué no empezar aquí y ahora?

Arriésgate.

Jorge Jiménez Suárez

 

 

 

Jun 16, 2013

Redes sociales, el fin, ¿justifica los medios?

Operación Overlord, Dia D.

Objetivo: liberar a Europa.

Todos los que desembarcaron en Normandía hace sesenta y nueve años tenían el mismo objetivo, pero sólo ocho hombres, tenían una misión. El Capitán Miller y siete soldados más, debían localizar a James Francis Ryan tras las líneas enemigas.

Ryan, era el pequeño de cuatro hermanos y todos habían muerto en combate defendiendo su país. EE.UU. no podía ponerle un precio tan alto a una familia americana que mandaba a todos sus hijos al frente. Arriesgarse a dejar a una madre sin todos sus hijos a costa de servir a la patria era pedir demasiado. Por una vez alguien fue sensato y el fin no era lo primordial, el fin no justificaba los medios.

Pero, para lograr salvar al soldado Ryan si se hizo lo imposible y, en este caso, el fin sí justificó los medios. Aquel grupo de soldados lograron finalizar con éxito la misión y a la vez abrir otros caminos a sus compañeros para la consecución del objetivo final.

A la hora de trazar una estrategia para una campaña determinada en redes sociales, las empresas, las agencias o las personas, debemos tener en cuenta los «pro» y los «contra» que nos podemos encontrar por el camino. No siempre el fin justifica los medios. Es más, encontraremos líneas paralelas de actuación que deberemos solventar si queremos lograr nuestro objetivo, nuestra meta, nuestro fin. Entonces tendremos que diseñar otras líneas de actuación, sin olvidarnos de nuestra meta final, en las que nos veremos obligados a utilizar parte de nuestros recursos, de nuestro tiempo, de nuestro equipo, para que el trabajo global no se resienta. Aunque, como bien sabemos, lo primordial es saber desde el principio que es lo que realmente queremos conseguir y, para ello, debemos marcar un objetivo principal, y, seguidamente, unos objetivos paralelos o secundarios.

¿Qué sucede en una estrategia de social media?

Si queremos, por ejemplo, que todo el mundo nos vea, nos conozca y tenga una buena imagen de nuestro producto o servicio o de nuestra persona, como apoyo a la futura venta de un producto, un servicio o unas relaciones comerciales, tendremos que hacer una campaña de visibilidad, de marca o branding. Y en este caso, lo que más nos interesará, será estar en el mayor número de espacios donde se encuentre nuestro público objetivo e intentar ser muy visibles, con una imagen de marca o personal muy clara en todos y cada uno de las redes de interactuación.

¿Para qué?

Para generar interés y hacer que el posible cliente se dirija a nuestra web, fan page o blog, y, así, compre, interactúe y opine sobre nuestro producto o servicio. Y lo mas importante, que repita su compra, se fidelice y lo recomiende.

¿Qué necesitaríamos adicionalmente para que esto ocurra?

Desde el inicio, saber utilizar las herramientas que internet nos brinda para poder posicionarnos adecuadamente. No podemos esperar que una buena campaña en redes sociales arregle unas carencias anteriores en nuestra estrategia. Por ejemplo, no podemos achacarle a la gestión de redes sociales la falta de visitas a una web que no se actualiza o que no utiliza las herramientas o el software adecuado para que la puedan localizar los motores de búsqueda. Aquellos que nuestro público objetivo utiliza para encontrarnos.

Tampoco podemos dejar de informar a nuestros clientes de nuestras novedades por otros canales de información que no sean las redes sociales, como las campañas de emailig, networking o las labores comerciales mas tradicionales: telemarketing, visitas y entrevistas personales. No podemos dejar todo el peso de información y la labor comercial a la dinamización en las redes sociales. Salvo en casos de empresas cuyo producto o servicio se realice exclusivamente on line, por internet.

Si queremos lograr que nuestra empresa, cliente o agencia consiga sus objetivos finales, tendremos primero que esforzarnos en solventar aquellas piedras del camino que nos impiden avanzar con soltura. Invirtamos, entonces, recursos en esas pequeñas metas, en esos pequeños fines, en esos pequeños escalones, que nos impiden continuar avanzando en la consecución de la estrategia trazada.

En definitiva, para lograr nuestro objetivo y poder hacer bien las cosas debemos invertir en la medida de lo posible en todos y cada uno de los medios, por insignificantes que parezcan.

Para poder liberar Europa tendremos que salvar al soldado Ryan primero.

Y, como dijo el Capitán Miller:

«Hágase usted digno de esto… merézcalo».

¿Ponemos los medios?

Claro que sí.

Jorge Jiménez Suárez

May 24, 2013

Analiza, mejora tu comunicación y encandila a tus clientes.

¿Qué había pasado?

Si tenía todo bajo control: dinero, fama, posición, mujeres…

Todo lo que deseaba le era concedido, todo lo que quería lo obtenía, todo lo que se proponía lo conseguía. ¿Cómo le habían podido dar el puesto, «su puesto«, a otra persona? El director de la agencia se excusó diciendo que necesitaban, «otro enfoque, otro punto de vista«. A partir de ahora, haría lo imposible por lograr que despidieran a «la intrusa» y le dieran el puesto que le correspondía.

¿Qué haría a partir de ese momento? ¿Cuál era el plan? ¿Cuál sería la estrategia?

Trazaría puentes de relación con ella, trabajarían mano a mano, intercambiarían conocimientos e ideas, se introduciría en su vida y la conocería al máximo de sus posibilidades, para, llegado el momento oportuno, saber como actuar y volver a poner las cosas «en su sitio«.

Muchas veces, después de una o varias campañas de comunicación en internet, puede ocurrirnos que los resultados que se obtienen no son como nos gustaría que fueran o como habíamos planificado que fueran. Por ello, es necesario que las agencias en la fase de control de campaña, paren, marquen un «stand by» y analicen los resultados.

Nos haremos preguntas como: ¿por qué ha sucedido así y no de otra manera? ¿Qué ha hecho que nos desviemos de nuestros objetivos? O, sorprendentemente, ¿qué es lo que ha hecho que los superemos? O, ¿por qué nos ha costado tanto esfuerzo si al principio no lo parecía?

En internet y dentro de las redes sociales, asociadas a ellas, hay multitud de herramientas para poder analizar los resultados de una campaña de comunicación. La grandeza que tiene internet es que es un mundo en el que todo es medible y todo queda registrado.

Antiguamente, había que ir a una empresa que nos creara un programa a medida y conseguir analizar unas pocas variables a un precio al que muy pocos podían acceder. Las grandes compañías podían llegar a conocer alguna de las tendencias, las modas y los gustos de sus clientes gracias a una analítica «de talonario».

Ahora eso ha cambiado, ahora hay multitud de herramientas gratuitas o semi gratuitas para poder llevarlo a cabo dentro de las propias plataformas sociales o aplicaciones «adosadas a ellas» con las que podremos acceder a todo tipo de datos y variables. Y ante todo, poder probar, experimentar y saborear una campaña en todos sus detalles. Actualmente, es sin duda Google Analytics, la herramienta gratuita por excelencia de la analítica en internet. Con ella, con esta herramienta, muchas pequeñas empresas, al fin,  tienen la oportunidad de igualarse a las grandes empresas y poder luchar en igualdad de condiciones.

En definitiva, no hay que olvidar, que para empezar a realizar un análisis, primero, debemos marcarnos una serie de objetivos y saber qué es lo que queremos conseguir, para, segundo, poder analizarlas una a una y mejorar nuestra estrategia, nuestra planificación, nuestra comunicación.

Como hizo nuestro protagonista.

Aunque… Nick Marshall, tuvo la suerte de que se le concediera un don por el que pudo conocer, de primera mano, lo que piensan las mujeres. Y consiguió reconducir la situación, aunque… no tuvo en cuenta una variable: el amor.

A nosotros no nos queda «otra» que analizarlo.

¿Será la analítica nuestro «pequeño don«?

Analiza, corrige y vuelve a enamorar.

Jorge Jiménez Suárez

Abr 27, 2013

Tu equipo y tu agencia, tu mejor tripulación.

Y allí estaba, bajo la atenta mirada del público que llenaba la sala de fiestas del Pacific Princess. Ataviado con un bañador, un flotador de patito y unas gafas de buzo sobre su cabeza, descorrió las cortinas de la improvisada bañera, agarrando el micrófono y cantando a pleno pulmón.

Julie McCoy, la encantadora responsable de Relaciones Públicas del crucero, muy azorada, no podía parar de reir.

Así fue, como a falta de solista en la banda musical del crucero, el Sobrecargo Burl «Gopher» Smith, decide salvar la situación cantando en público en una ducha improvisada. Así era Gopher, le gustaba cantar bajo la ducha pero fuera de ella no lo sabía hacer.

Vacaciones en el mar (Love boat) fue una fantástica serie televisiva que tuvo mucho éxito y aceptación durante el final de los años 70 y mediados de los 80. Dentro del «barco del amor», bajo el mando del Capitán Merrill Stubing, se daban todo tipo de situaciones y aventuras románticas, que en su mayoría, solían tener buen fin.

Lo más llamativo de esta serie es que a pesar de su largo periodo de emisión, los muchos directores que dirigieron los diferentes capítulos y las innumerables aportaciones de estrellas invitadas, siempre tuvo casi la misma tripulación y la misma calidad de atención a sus viajeros.

En una agencia de comunicación y marketing suele haber una gran rotación de personal, colaboradores, proveedores y clientes, pero siempre queda la base, el núcleo, la esencia, que es lo que hace que mantenga la identidad y la política de actuación, pase el tiempo que pase. Si algo podemos destacar también de las agencias es la capacidad de adaptación a los tiempos, a las situaciones y a las diferentes necesidades de sus clientes.

Las actividades dentro de una agencia están en continua evolución, transformación y adaptación. Hoy, las principales razones para solicitar los servicios de una agencia son las vinculadas al marketing digital como:

– Consultoría, estrategia y planificación.

– Investigación o estudios de mercado on line.

– Creación y diseño web.

– Servicios de posicionamiento (SEO, SEM)

– Campañas de publicidad display (publicidad en medios digitales).

– Creación de contenidos y relaciones en redes sociales (Social Media Management).

– Analítica en internet.

– Campañas de emailing y mobile marketing.

– Creación de tiendas on line (ecomerce)

Por supuesto hay más, muchas más, tantas como acciones se desarrollen y las que a muy seguro vendrán de la mano de las nuevas tecnologías y la innovación. Todo esto sin olvidar las acciones de offline o marketing tradicional, como las acciones en el punto de venta, el marketing experiencial, las performance, el PLV, el merchandising y un largo etcétera.

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir al 10º aniversario de «Hoy es Marketing» (#HEMESIC). Rodeado de grandes profesionales, disfruté del cambio y la evolución a la que hemos asistido en estos diez últimos años en el mundo de la comunicación. Ví, como grandes empresas, gracias a un excelente trabajo de sus equipos de marketing o a las agencias con las que trabajan se habían adaptado a los tiempos y seguían estando en primera línea. Como bien dijo José Manuel Velasco, «las agencias y los profesionales del marketing debemos estar más cerca de la visión que de la misión».

Vacaciones en el mar fue un claro ejemplo de cómo ante determinadas situaciones con un gran equipo, su tripulación, con gran intuición y anticipación, conseguía llevar a sus clientes a «buen puerto».

Las agencias con visión serán las que te lleven al éxito.

¿Te subes a nuestro barco?

Jorge Jiménez Suárez

 

Abr 13, 2013

Ponte en tu lugar, empatiza y marca estilo.

Se abría la puerta y desde allí saludaba al entrar:

-«¡Hola a todos!»-

Y la acogida habitual:

-«¡Nooooorm!»-

Y en pocos segundos recorría rápidamente el local hasta llegar a su sitio, al fondo, en la esquina de la barra. Allí le esperaba su silla, su espacio y una jarra de cerveza sobre una blanca servilleta. Como cada día, fiel a su cita, acudía a su bar favorito a disfrutar de un rato de ocio, compartiendo su tiempo y participando en las conversaciones que allí se producían. Estaba en su sitio, en Cheers, «where everybody knows your name…»

Norm Peterson, fue quizá el personaje de aquella teleserie norteamericana al que más cariño tuve y el que más gracia me hacía. No era, aparentemente una persona llamativa, pero los que le conocían siempre tenían más de una pregunta preparada para él. Les interesaba saber su punto de vista sobre algún tema en particular o de rabiosa actualidad. Él, con su estilo y su forma de ser, era capaz de responder y no dejar a nadie indiferente. Conseguía satisfacer la curiosidad de sus interlocutores y es más, lograba arrancarnos una sonrisa la mayoría de las veces.

En la vida, todas las personas tenemos nuestro espacio, nuestro sitio, nuestro lugar. Todos tenemos una manera de ser, todos tenemos una forma de actuar, todos tenemos nuestra denominación de origen, nuestra «marca de la casa». Todo esto lo proyectamos a los demás en todos los diferentes escenarios de nuestra vida. Al pertenecer a una organización, grupo o empresa, dejamos nuestra esencia en todo aquello en lo que participamos. Nos creamos una imagen, un estilo, algo que nos diferencia de los demás, algo que deja «huella».

Las empresas, a la hora de comunicarse con las personas deben tener o crear su propia esencia o, en su defecto, utilizar a esas personas que marcan estilo. Esas personas que se convierten en la referencia de los demás dentro de la organización. A veces, dentro de una organización hay personas que con un sólo comentario o una opinión certera nos ponen en el buen camino. Pueden ser personas con mucho peso sin necesidad de ser jefes o directores, simplemente con sus gestos o sus acertados comentarios son líderes de opinión. Gente muy respetada y querida. Por eso, las empresas deben utilizar a personas que saben manejar, controlar y conducir este tipo de situaciones con agilidad y sencillez. Recordemos que las personas son la imagen de la empresa.

En social media, el papel del comunnity manager es primordial, insisto, un papel poco reconocido para una labor muy exigente y para la que muy pocos están preparados. Sin saberlo muchos lo esperan para interactuar, para conocer, para compartir, y acercarse a una marca de tú a tú. Escucha, mira, monitoriza, analiza, prepara la estrategia, comunica de nuevo y recoge los nuevos resultados. Crea una nueva relación de confianza con los usuarios, los conoce, poco a poco, los seduce, rápidamente, a riesgo de que se puedan marchar y lo más importante, los atrae, los convence y los fideliza.

Logra empatizar con ellos y obtiene para ellos relaciones beneficiosas con otros usuarios a los que pone en contacto. Un tipo de profesional más discreto, pero mucho más efectivo. Desde su posición, es capaz de ponerse en el lugar de los usuarios y servirles de ayuda, de consuelo, de solución a sus problemas, de alternativa.

Hagamos como Norm Peterson, escuchemos, analicemos y empaticemos para que la gente se ponga en marcha,  «…and they´re always glad you came.» A veces, no hace falta estar en la primera línea para hacer una labor importante dentro de una organización. Lo importante es tener nuestro hueco, nuestro espacio.

Ponte en tu lugar y marca estilo.

Jorge Jiménez Suárez

Mar 30, 2013

Branding, pasión por la marca.

– «Super disco fashion«

Hasta pasado un tiempo, no supe si la última palabra con la que nos sorprendía Rocco en aquella habitación con ropas setenteras era fashion o pasión, aunque cariñosamente siempre digo «pasion», con la entonación cambiada.

Este divertido spot realizado por la agencia Remo para Mitsubishi es uno de los anuncios más divertidos que recuerdo. Aún sonrío con la siguiente escena, en la que la niña ilusionada por ir a la playa en el coche nuevo con su flotador de patito se queda resignada en tierra:

– «¡Andiamo, andiamo!»

Y la contundente respuesta de Rocco:

– «Corellina… la mia macchina é troppo piccola. Piccola, piccola…»

Todo esto aderezado con un fantástico jingle de la Fundación Tony Manero: Super Sexy Girl, la hicieron una de las campañas más conocidas y simpáticas de finales de los años 90. Con algo tan sencillo, tan bien trabajado y tan bien ambientado, consiguieron que el gigante asiático fuera visto de otra manera, con otra imagen de marca. Hasta entonces, estábamos acostumbrados a la sobriedad y seriedad que transmitían las campañas sobre los productos orientales. Este fue un cambio de rumbo que acercó la marca al consumidor final, haciéndolo más afable, más humano, más accesible.

Muchas veces durante el proceso de creación de una marca se llegan a plantear muchas incógnitas a las que nuestro público objetivo o target querrá obtener respuesta. Tendremos que realizar un preciso estudio previo para poder realizar nuestras acciones de Branding.

Pero, ¿qué es el Branding?

Es el proceso de realizar, crear, construir una marca mediante la planificación, ejecución y control estratégico de todo aquello que conforma la empresa, producto o servicio y toda la cadena de valor a ella asociada bajo un mismo nombre o logotipo. Dando forma a la imagen de empresa o imagen de marca que más conviene o es más favorable.

Para la elaboración de la estrategia se debe partir siempre del conocimiento de varias respuestas a estas preguntas:

– ¿Quiénes somos?

– ¿Qué hacemos?

– ¿A quién queremos llegar?

– ¿Cuál es nuestro objetivo?

– ¿Cuántos medios vamos a utilizar para lograrlo?

Aunque, a veces, dependiendo del mercado, de la zona geográfica o la estación del año que se trate, nuestro concepto de marca puede cambiar. Los ejemplos de este tipo de comportamientos son innumerables aunque en el mercado global en el que vivimos su impacto es cada vez menor.

Nuestra campaña de marca o branding, debe estar apoyada por un buen estudio de posicionamiento previo, una correcta elección de la imagen corporativa, nombre y logotipo, y una fluida difusión a través de los canales de comunicación, internet y social media.

Mitsubishi Space Star fue un ejemplo claro de saber estudiar el mercado a donde iba a dirigirse y saber dar un cambio en la estrategia de branding en el momento oportuno, con la planificación adecuada, confiando en los profesionales adecuados. Consiguieron hacer que «algo suyo» fuera identificado como «algo nuestro».

Ese algo nuestro es la pasión. Este concepto nos ha hecho ganarnos muchas simpatías allá por donde vamos y no sólo por nuestra selección de fútbol. Las emociones, los sentimientos, el pundonor son conceptos que forman parte de nuestra idiosincrasia. A lo largo de la historia, siempre hemos sabido trasladarlo a todas las facetas de nuestra vida y aplicarlo en los momentos justos para dar algo más, un valor añadido a nuestras acciones, a nuestros servicios, a nuestros productos, a nuestras empresas. Siempre que llevamos a cabo un acción con empeño, con constancia, con pasión, solemos obtener los mejores resultados y lograr el éxito propuesto.

Estudiemos, aprendamos, llevémoslo a cabo.

Aprendamos de Mitsubishi y la agencia Remo.

Eso sí, con mucha pasión.

Jorge Jiménez Suárez

 

 

Páginas:«123»