Browsing articles tagged with "éxito Archives - hgm Marketing - Publicidad"
Oct 11, 2016

Tu fracaso, tu futuro éxito.

– “¿Cómo? ¿Qué piensan qué?” –  le preguntó con sorpresa.

– “Bueno, la opinión general es que no encajas con el nuevo programa, que eres…” – Dijo George.

– “¿Qué intentas decirme?” – Preguntó de nuevo Graham.

– “No te lo han dado Graham. No serás tú.” – Le confirmó George.

– “¿Me estás tomando el pelo?” – Graham con enfado.

– “Lo siento Graham.” – Le dijo George agachando la cabeza.

Graham Marshall era un alto ejecutivo de una poderosa agencia de publicidad de la Avenida Madison de New York. Siempre había anhelado suceder a George en el puesto de director cuando este se jubilara. Pero, para su sorpresa le dan el puesto a Robert, otro directivo más joven, con menos experiencia, pero que está más familiarizado con el proceso de informatización de la empresa.

Ese mismo día, volviendo a su casa tendrá un desagradable encuentro con un desenlace inesperado. Gracias a ello descubrirá la manera de eliminar todos los obstáculos que le impiden ascender y mejorar en su vida. Rápidamente descubrirá que su método da resultados. Había cambiado de rumbo.

Era más feliz, había tomado las riendas de su destino.

– “Graham, te perdono por tu fracaso” – Le dijo Lesli a modo de despedida.

Una risa interior le colmaba su decepción. Acabaría con ella.

Sí, Graham había fracasado. Pero había descubierto lo que podía garantizarle el éxito futuro. Estaba lanzado, había aprendido a esconder su verdadero interior. A partir de entonces todo sería cuestión de chasquear los dedos y… ¡Abracadabra! El camino estaría despejado. Triunfaría en su empresa y en su vida. A los demás no les quedaría más remedio que reconocerlo y darle todo aquello que el pensaba se merecía. Si no…

¿Es este el camino correcto?

Hace dos semanas tenía la oportunidad de leer un artículo en el que vaticinaban una tormenta perfecta en el futuro laboral de España y que nos afectará a todos nosotros en pocos años. Afirmaban que unos 7 millones de puestos de trabajo se destruirían en algo más de cuatro años. Me quedé preocupado, la verdad. Si es cierto, ¿sabremos afrontarlo? ¿Tendremos capacidad de respuesta?

Si nos fijamos en lo que sucede a nuestro al rededor desde el comienzo de la crisis económica, en todo lo que hemos pasado desde entonces y en todo lo que nos queda aún, podríamos ver el futuro con más esperanza de lo que nos cuentan. Todos, sin excepción, hemos pasado por un proceso de reinvención, de renacimiento, de transformación.

Pero a pesar de estos esfuerzos, en muchas empresas, como es lógico, lo que más se valora es el coste de personal. Todos los días conocemos noticias de prejubilaciones, despidos o expedientes de regulación de empleo, los famosos ERE´s. En su mayoría, esas personas que son privadas o incentivadas por finalizar su relación laboral superan los cincuenta años. Muchas personas pueden pensar que hacerlo con personas de esa edad reducirá mucho su coste empresarial. Es más, en muchos casos simplemente será el resultado de unos cálculos de costes introducidos en un programa contable.

A pesar de dar las cifras exactas, se equivocan.

Salvo en contados casos, que todos los integrantes de las empresas o administraciones conocen, las personas de esa edad cuentan con una visión, una experiencia y unos conocimientos que sumados a la responsabilidad que tienen como personas hacen que sean mucho más difíciles y costosos de reemplazar de lo que en un principio se pudiera calcular. La mayoría son personas que con el tiempo han sabido adaptarse, mejorar, reinventarse y ser capaces de dar lo mejor de si mismos para su empresa. Han luchado en mil batallas y saben lo que hay que hacer sin que nadie se lo diga.

Aunque también es cierto que habrá puestos de trabajo que sean obsoletos y se conviertan en innecesarios, también habrá que aceptar como un fracaso que no se hayan integrado o se hayan formado para estar en la línea de lo que demandan los clientes y evolucionar como lo hacen miles de corporaciones actualmente. Para que esto no ocurra, debemos animar a nuestros equipos a que se regeneren, se renueven, se reinventen. Hay que decirles que, aunque cueste…

…es el momento de escalar de nuevo.

exito

Graham, finalmente, limpió su camino de obstáculos y logro alcanzar su objetivo. Desde luego, eliminar a tus contrincantes y deshacerte de todo aquello que te molesta, no es el mejor camino o la mejor solución. Y aunque pueda ponerse como ejemplo de desahogo no fue lo más correcto. Aunque a él le sirviera.

Deshaciéndonos de los veteranos de nuestros equipos, de nuestras empresas o administraciones, quizá podamos conseguir una reducción de costes de nuestra cuenta de resultados. Pero perderemos mucha efectividad en nuestras acciones, perderemos la visión real de lo que necesitamos, perderemos parte de nuestra esencia, perderemos nuestra identidad. No podemos dejar que toda esa experiencia y todo ese talento se eche a perder. Si lo hacemos, será un verdadero fracaso.

Como dijo Henry Ford: “El único verdadero fracaso es aquel del que no aprendemos nada”.

¿Lo intentamos de nuevo?

¡Aprendamos ello!

Jorge Jiménez Suárez

May 26, 2016

Detalle, el secreto del éxito.

Nick seguía al cura por el pasillo en lo que parecía su destino final.

Mientras, el clérigo iba recitando lo que parecían oraciones en latín…

– “Veni, vedi, vinci. Verborrea sub judice sine qua non”-

– “Coitus interruptus in dormitorium de chupa domine. Amén.” –

– “Ave César morituri te salutan, ad nausean…” –

Y al llegar a la silla eléctrica ejecutaron al fraile.

Nick Rivers, era un famoso cantante de rock americano que fue a participar a un festival cultural de una extinta y peculiar Alemania del Este. Allí los nazis controlan el país a pesar de los ataques de la resistencia francesa…

Rivers es detenido injustamente y encarcelado. Allí encontrará al Dr. Flammond, un importante científico retenido por los alemanes para construir una poderosa arma: la Mina Polaris. Cuando sale de prisión para cumplir con sus compromisos musicales, entrará en contacto con la resistencia y con Hillary, la hija del Dr. Flammond. Su objetivo, a partir de ahora, sería liberarlo y evitar que tan potente arma cayera en poder de sus enemigos.

Ese era su secreto, ése era el plan.

A partir de ahí y a lo largo de toda la aventura no dejarán de sucederse diversas situaciones divertidas a cada cuál mas graciosa. Una película, una aventura, un film, para no perder detalle.

secreto

No recuerdo las veces que nos castigaron, a mis compañeros del colegio y a mí, sin recreo por estar en clase riéndonos de la película. Durante años, fuimos descubriendo todos sus innumerables gags, partos y chorradas. Aún hoy, me sorprendo descubriendo algún detalle más, que en su momento se me escapó.

La verdad es que, el rigor histórico de la película, además de ser divertido, me sigue llamando mucho la atención. En general se podría sacar punta a todo lo relevante de la película sin que cuadre, pero curiosamente, funciona. El objetivo, está cumplido, entretiene, divierte y lo que es más importante, se queda en nuestra memoria por mucho tiempo o para siempre.

Era un proyecto pensado al detalle.

Lo mismo nos pasa en nuestra vida y en nuestra profesión, aquellas personas que cuidan los detalles son más propensos a ser más apreciados por otras personas: compañeros, amigos, pareja, familia. También, nuestros clientes se encuentran mucho más a gusto con nosotros si cuidamos los detalles, si no los olvidamos.

Hasta hace bien poco, solíamos apuntar en un calendario o en una agenda las fechas señaladas del año, los compromisos, las celebraciones, las onomásticas. Ahora, gracias a las nuevas tecnologías y a la transformación digital, podemos recibir avisos de todas y cada una de ellas simplemente por el hecho de llevarlas guardadas en nuestro Smartphone o por estar en alguna red social.

Ahora nos cuesta menos tener un detalle.

Si nos introducimos en las redes sociales, veremos como a diario muchos usuarios publican mensajes de buenos días, buenas noches, felicitaciones y cierto tipo de mensajes detallistas que acompañan y hacen más llevadero el día. Esos pequeños detalles que a la gente en general gusta, genera buenas sensaciones y provoca más de una sonrisa.

Ya hemos hablado muchas veces de las redes sociales y seguimos apostando por ellas, además de ser una fuente de contenidos que ayudan a posicionar nuestras marcas o las de nuestros clientes, tiene la cualidad de acercar a la gente, a los seguidores, a los usuarios, a las personas. Ya no sólo por un interés comercial, si no por un interés personal, por búsqueda de información o como suele ser más frecuente, como queja.

Saber observar a todo lo que sucede a nuestro alrededor para saber cuando hay que actuar será una buena labor llevada a cabo por muy pocas personas o empresas. No despreciemos nuestra capacidad para observar y mejorar las cosas con el objetivo de agradar y fidelizar a nuestros seguidores con una cosa muy simple: el detalle.

detalle

Nick, Hillary y sus compañeros, finalmente, cumplirán su objetivo y liberarán al Dr. Flammon. Sabían lo difícil y delicada que era su misión, por lo que no se olvidaron que no debían dejar de tener en cuenta ningún detalle. Todos fueron importantes para tener éxito. Nosotros tampoco lo olvidamos.

Recordemos que en en los pequeños detalles, están las grandes virtudes. Por lo que, la mejor manera de ganarnos la confianza de nuestros clientes o fidelizar a nuestros seguidores es estar muy atentos y no perder detalle. Quizá nos sorprendamos con más cosas de las que esperábamos.

Como dice Luis Gabriel Carrillo Navas: Diversas cosas pueden ser observadas a simple vista, otras con más detalle. Pero esas que parecen que no tienen nada que ver, ponle más cuidado.”

¿Conoces nuestro secreto?

¡No pierdas detalle!

Jorge Jiménez Suárez

Dic 10, 2015

Gestiona tus datos, mejora tus resultados.

Berlín.

4 de Agosto de 1.936.

Long, le había estado observando en sus dos saltos anteriores y se aproximó a él.

-“No arriesgues tanto. Las condiciones de la pista son favorables para un buen salto” – le dijo.

-“¿Cómo dices?” –  Contestó Owens.

-“Sí, mira. Inicia el salto veinte centímetros antes y asegura la marca mínima para clasificarte.”-

Jesse siguió el consejo de Luz y logró clasificarse en su último salto para la final.

Jesse Owens y Luz Long se disputaron la medalla de oro en la final. Owens, con un gran salto de 8 metros y 6 centímetros obtuvo el triunfo. La reciente amistad de ambos no gustó mucho a los compatriotas del alemán y produjo, igualmente, poco efecto en los compatriotas del norteamericano. Luz Long unos años después sería enviado a la guerra, en primera línea. Jesse Owens, a pesar de batir todos los records y ganar cuatro oros olímpicos, no fue ni siquiera recibido por el presidente de su país.

En la última carta enviada por Luz Long a Jesse Owens, dice:

“Mi corazón me dice que quizás esta sea la última carta que escriba en mi vida. Si así fuera, te ruego que hagas algo por mí. Cuando la guerra acabe, por favor, viaja a Alemania, encuentra a mi hijo y explícale realmente quién fue su padre. Háblale de los tiempos en los que la guerra no logró separarnos y dile que las cosas pueden ser diferentes entre los hombres de este mundo. Tu hermano, Luz”.

resultados

Aquella inesperada ayuda en la competición fue el comienzo de una nueva relación de confianza entre dos grandes figuras del atletismo del momento. Jesse Owens y Luz Long, a pesar de las circunstancias que les tocó vivir y de pertenecer a dos mundos tan diferentes, mantuvieron su amistad, no sólo hasta el final de aquellos juegos olímpicos, sino hasta el final de sus vidas.

En aquel estadio olímpico, Luz Long había estudiado a su contrincante, y a pesar de competir con él, supo identificar qué es lo que debía hacer para que sus resultados fueran óptimos y lograra sus objetivos. No tuvo ningún reparo en compartirlo con él y ganarse su confianza y su respeto. Aún sabiendo que podría perder.

Le había observado, le había analizado y había sacado lo mejor de él.

El pasado mes de Octubre, durante mi asistencia al Manager Bussines Forum, en otra de las grandes ponencias a las que tuve la oportunidad de asistir, tuvo lugar una tertulia muy interesante en la que tuve la oportunidad de conocer a una profesional del mundo de la analítica: Gema Muñoz de El Arte de Medir.

Además de otros contertulios con los que compartía sus experiencias y puntos de vista, nos destacó la relevancia de de conocer siempre al cliente en profundidad. Saber distinguir sus puntos débiles y sus puntos fuertes. ¿Por qué?

Porque debemos introducirnos en la cultura de datos.

Conociendo todos los datos de un cliente: lo que hace, cómo lo hace, por qué, dónde acierta, dónde falla, qué le sobra, dónde suele ir, qué suele hacer, qué es lo que más le gusta, etc, tendremos mayor probabilidad de éxito a la hora de ganarnos su confianza. Debemos empatizar con él para poder aconsejarle, ofrecerle o aportarle una solución a su carencia, problema o necesitad. Y no sólo debemos recopilar toda esta información, si no saber aplicarla o darle utilidad para que nos beneficie y para que sea provechosa para todos.

Porque los datos deben servir para cambiar las cosas.

Los datos, su análisis y su gestión nos deben ayudar a algo muy importante, a tomar decisiones. Es decir, a la toma de decisiones correctas y con garantía de éxito.

gestion de datos

Muchos años después, en 1964, Luz Long, se convertiría en el primer deportista en recibir a título póstumo la Medalla Pierre de Coubertin otorgada a aquellos que hayan mostrado su espíritu olímpico y deportivo durante la celebración de unos Juegos. También Jesse Owens tuvo su reconocimiento, en 1.955 fue nombrado Embajador de los Deportes en su país. Se lo habían merecido.

Las agencias,  al igual que las personas, debemos mantener siempre la inquietud de observar y analizar las cosas que suceden a nuestro alrededor. Debemos estar alerta y descubrir, en la medida de lo posible, qué pasa y por qué. Es la forma que tenemos de saber cómo mejorar las cosas con las que a diario convivimos o trabajamos. Para nosotros, este proceso debe basarse en un esquema muy sencillo:

Gestión de datos ⇒ Decisiones acertadas ⇒ Mejores resultados

Como dice Gema Muñoz:”Desde que se cronometran las carreras, se corre más rápido

¿Necesitas gestionar tus datos?

Mide, decide y mejora tus resultados.

Jorge Jiménez Suárez

Nov 5, 2015

Servicio al cliente, atención a la medida.

– “Todo lo que quieras ver, pretendas comprar o desees comer, pídemelo y te lo traeré.” – dijo Doug.

– “Cualquier cosa excepto lo que tú quieres.” – le respondió Andy.

– “No, eso también lo tendré.” – afirmó de nuevo.

Doug Ireland trabajaba en uno de los mejores hoteles de Nueva York, el Hotel Bradbury. Desde su puesto de conserje era capaz de proporcionar cualquier cosa que sus clientes desearan. Además de cumplir eficientemente con su trabajo, guardaba todo el dinero que ganaba para poder hacer realidad su sueño: llegar a tener un día su propio hotel.

Para ello, Doug necesitaba un socio que le ayudara con la financiación y decidió aliarse con Christian Hanover, pero tenía una aventura con la mujer de la que él se había enamorado: Andy Hart. En un principio antepuso su interés por su proyecto a todo lo demás. Pero finalmente, tuvo que decidir entre el amor o el dinero.

Pero, ¿sería capaz de conseguir las dos cosas?

En su camino se cruzarían diferentes personas: amigos y compañeros en los que apoyarse, empleados y proveedores a los que tendría que organizar, y por supuesto, todo tipo de clientes a los que tendría que atender.

cliente

Doug lo tenía todo, luchaba por todo, podía con todo. La clave de su éxito estaba en su actitud, en su confianza, en su polivalencia. En su persona había varios Doug: un estratega, un planificador, un comprador, un gestor, un analizador, un vendedor. Y lo más importante…

…su clara vocación de atención y servicio al cliente.

No importaba si el cliente era alto o bajo, vestía mejor o peor, tenía mejor o peor coche. Daba un trato cordial, distinguido y diligente a todos ellos aunque no consiguiera una propina mayor por todos sus esfuerzos.

Hacía lo imposible por satisfacerlos a todos.

Como explicábamos hace más de un año, servicio al cliente, es el conjunto de todas aquellas actividades dirigidas a que el cliente obtenga el producto o servicio en el momento y lugar adecuado, de forma correcta. Con el único objetivo de satisfacer plenamente una necesidad. 

Por lo que una buena gestión de atención al cliente favorecerá las relaciones presentes y futuras entre la marca y sus consumidores o usuarios. No podemos permitirnos el lujo de no atender a cada uno de los requerimientos que nos hacen nuestros clientes. Por lo que necesariamente…

…debemos estar presentes allí donde estén y atenderles convenientemente.

Un buen ejemplo es la utilización de las nuevas tecnologías. La respuesta inmediata y concreta a través de consultas en redes sociales o preguntas directas a través de mensajería instantánea como Whatsapp o SMS, están revolucionando la atención personalizada cada día más.

Recordemos que vivimos la época del “aquí y ahora“. Nuestro clientes y usuarios no quieren esperar, no quieren perder el tiempo, vienen a nosotros y necesitan una solución. La necesitan resolver ahora. Y si es necesario, debemos desdoblarnos, potenciarnos o multiplicarnos en nuestras funciones y mirar únicamente que es un cliente que tiene una necesidad y que necesita nuestra atención independientemente de su clase o condición.

Y, finalmente, nos preguntamos:

¿Con qué se quedará el público?

¿A quién o a qué marca será fiel en un futuro?

¿Con quién repetirán su experiencia?

Sencillamente, con aquellos que den una buena atención, con simpatía, sin peros, sin problemas, sin objeciones. Con aquellos que realicen la gestión que necesitamos ágilmente, de forma rápida y eficaz, sin rodeos. Con aquellos que consigan convertir su necesidad en una solución. Con aquellos que les hagan recordar que tuvieron una grata experiencia.

Con aquellos que estén en el momento y el lugar donde los necesiten.

atencion al cliente

Doug Ireland era un ejemplo de persona atenta y trabajadora. Se desvivía por satisfacer a sus clientes y éstos eran agradecidos. Estaba siempre cuándo y dónde le necesitaban. Doug, tenía un sueño que cumplir y lo logró. Tenía que conseguir que su amor fuera correspondido y lo alcanzó. Y, al final,  el cliente que menos lo esperaba fue el más agradecido. No fue el que más propina le dió, fue el que le ayudó a realizar su proyecto.

En definitiva, la atención al cliente es primordial, independientemente de quien sea y de su previsible capacidad de compra. Recordemos que para una marca, un cliente debe ser el verdadero impulsor de todas las actividades de la empresa. Una buena atención será recordada como una gran experiencia y producirá un efecto recomendación, y algo más importante, se logrará que el cliente repita.

Como siempre digo:

“No hay cliente pequeño, ni trabajo menor”

¿Repetimos?

Pídemelo y te lo traeré.

Jorge Jiménez Suárez

Jul 23, 2015

Al final todo sale bien, es un misterio.

William miraba el panorama aterrado…

– “Será un desastre” – afirmó.

– “No. Todo saldrá bien” – le contestó Mr. Henslowe.

– “¿Cómo?” – le preguntó de nuevo con ansiedad.

– “No lo sé, es un misterio” – trató de calmarle…

Había sido contratado para escribir una obra en el teatro de Philip Henslowe, pero, después de enterarse de que su amada lo estaba engañando, William, quema su nueva comedia y la comienza de nuevo titulándola: “La tragedia de Romeo y Julieta“.

Pero, sufre el clásico bloqueo de escritor y es incapaz de completar la obra.

Se realizan las primeras pruebas para la selección de los papeles principales y un joven llamado Thomas Kent será el elegido para el papel de Julieta. Kent, es en realidad Viola de Lesseps, la hija de un rico comerciante que anhela actuar. Pero las mujeres tienen prohibido subirse a un escenario, por lo que decide disfrazarse de chico y quedarse con el papel.

William descubre la verdadera identidad de su protagonista. Viola y él, comenzarán un romance secreto apasionado. Inspirado por ella, Shakespeare vuelve a escribir. Ambos saben que su aventura no les llevará muy lejos, los padres de Viola han arreglado su compromiso con Lord Wessex, un aristócrata necesitado de dinero.

La obra, su amor, su gente, todo se iba complicando poco a poco. Una apuesta, otros intereses, una denuncia, un tartamudo, mas sorpresas, muchas peleas, enredos, lucha, dinero, amor… Todo se mezclará dentro y fuera de la obra de William.

¿Logrará tener éxito?

misterio

William se enfrentaba a tantos retos: escribir su obra, tener un teatro donde representar su obra, tener los actores idóneos, hacer que todo funcionara, ganar las 50 libras de su apuesta con Lord Wessex, agradar a la Reina…

Pero, ¿conseguirá William, con su obra, reflejar el verdadero amor?

Se esforzaría por conseguirlo.

¿Cuántas veces la ejecución de una acción trae consigo múltiples objetivos?

No será ni la primera vez en nuestra trayectoria profesional o personal en la que tengamos que depender de circunstancias ajenas a nuestro trabajo. Por mucho que nos esforcemos, trabajemos, planifiquemos y organicemos todo en torno a una clara estrategia, siempre surgirán problemas o incidencias que nos hagan salirnos del guión y nos haga recurrir a la improvisación o a planes alternativos.

¿Cuántas veces nos enfrentamos a momentos similares?

Lo ideal es que las cosas salgan según lo previsto y se haga un trabajo “redondo”. Pero para ello, lo importante es cuidar los detalles de principio a fin. Sobre todo en todo lo que concierne al equipo que nos acompaña. Muchas veces, nuestro trabajo dependerá de sus acciones o de sus resultados, y, a pesar de las posibles tensiones de trabajo, debemos apoyarles, darles seguridad y confiar en ellos.

Debemos saber delegar.

Ya tendremos tiempo de retomar el centro de la acción si es necesario, como nuestro protagonista de hoy, que protagonizó su propia obra. Pero debemos asignar y delimitar las funciones y responsabilidades de todos y cada uno de ellos para que todo salga bien.

Y ante todo, si llegan las dificultades, no parar, continuar, mantener la calma, y, sobre todo, no darse nunca por vencido. Debemos comportarnos como si todo fuera realmente bien.

Porque en el fondo lo estamos haciendo bien.

Ahora bien, ¿cuántas veces ante la felicitación de un cliente hemos tenido este pensamiento?

– “Si tú supieras lo que realmente nos ha costado hacerlo realidad…” –

Esta frase quedará y deberá quedar siempre dentro de nosotros, oculta entre una parte más del trabajo, formando parte de nuestra labor, de nuestro conocimiento, de nuestra profesionalidad. Como si fuera un misterio.

todo sale bien

Finalmente, aquel estreno de Romeo y Julieta salió a la perfección. Además de ganarse el apoyo Real, William adquirió más experiencia y más conocimientos. A partir de entonces tuvo una nueva motivación, una nueva razón de ser, una nueva musa, una nueva inspiración.

– “Porque ella será mi heroína de todos los tiempos y su nombre será … Viola”. –

Por nuestra parte, sólo nos queda apuntar que, a pesar de las dificultades que se nos presentan a diario debemos seguir luchando, peleando y sufriendo. El esfuerzo merecerá la pena. Nuestros clientes nos lo exigen y apuestan por nuestro trabajo. Somos su esperanza, somos su solución. No lo olvidemos.

Como decía Albert Schweitzer: “Según vamos adquiriendo conocimiento, las cosas no se hacen más comprensibles, sino más misteriosas”.

Al final, sabremos aplicar nuestros conocimientos en su justa medida.

Al final, usaremos nuestra experiencia para controlar la situación.

Al final, todo saldrá bien.

¿Te gusta el misterio?

¡A nosotros sí!

Jorge Jiménez Suárez

Jul 9, 2015

Tu decisión, tu obligación, tu responsabilidad.

El peligro aún no había terminado…

En la pantalla del sónar podían apreciar como el tiburón seguía dando vueltas en círculo alrededor de ellos, acechándoles, acosándoles,  como si estuviera esperando su nueva presa.

Ya no había ningún náufrago en el agua, pero…

– “¡Capitán, capitán! ¡Mire ésto!” – le dijo su ayudante.

– “¡De los veintidós pasajeros de la lista de embarque hemos contado diecinueve, incluídos los dos pasajeros que han sido devorados por el tiburón asesino!” –

– “Nos faltan tres…” – dijo el Capitan Lawson.

¿Dónde podrían estar?

Mediante un barrido térmico descubrieron que en el barco hundido, aún se encontraban atrapados los tres pasajeros que faltaban. Debían estar en un espacio en el que una burbuja de aire les permitiera poder seguir respirando.

No les debía faltar mucho tiempo para quedarse sin él. Mientras, sin que lo vieran ni fueran conscientes de su presencia, el tiburón “submarino” les aguardaba.

¿Qué podían hacer?

Sam Lawson, no lo pensó dos veces, había tomado su decisión, debía ir a salvarlos a pesar de poder perder su propia vida en el intento. Para poder lograrlo tendría que echar mano de su experiencia y de su ingenio. La empresa era casi imposible, pero no era lo que importaba en ese momento.

Era su obligación, era su responsabilidad, era lo que tenía que hacer.

decision

Hout Bay, Sudáfrica. Año 2012.

El barco de recreo Joy Ride Boat, con veintidós pasajeros a bordo, sufrió un accidente frente a la costa. Pese a la levedad del mismo, todos los pasajeros cayeron al agua en un lugar lleno de tiburones. Rápidamente saltaron todas las alarmas, dada la situación. En poco tiempo los tiburones que había cerca de los náufrgos desaparecieron para dar paso al triburón asesino, que rápidamente, devoró a dos de los pasajeros.

Los equipos de rescate hicieron todo lo posible por sacarlos a todos de allí y ponerlos a salvo.

Tenían que cumplir su misión.

¿Cuántas veces nos hemos enfrentado a situaciones difíciles y muy complicadas?

¿Con cuántos clientes, personas o compañeros compartimos situaciones de riesgo?

¿Sabemos afrontarlo? ¿Tenemos dudas a la hora de tomar la mejor decisión?

La mayoría de las veces logramos hacer lo mejor para todos sabiendo que tenemos todas las de perder. Pero no importa, la recompensa radica en que los demás consigan salir adelante. Algo muy visto a diario en los continuos sacrificios familiares o profesionales.

Para que alguien disfrute, debe haber otro que trabaje para ello.

No nos sorprenderá que muchos de los que estén a nuestro alrededor, frente a situaciones duras o de riesgo,  no sean capaces de hacer nada y se hagan los despistados hasta que alguien les pida su ayuda o su opinión. Pero ya será tarde, si esa gente no se ha movido y no ha actuado automáticamente se habrá perdido un tiempo precioso.

Ante este tipo de situaciones, que podríamos considerar “marrones“, es donde aparecen los verdaderos trabajadores, los que cumplen con su obligación, los que se responsabilizan, los que se involucran y lideran la acción. Son personas que no necesitan indicaciones para ejecutar y controlar sus acciones. Serán capaces de enlazar y coordinar los trabajos tomando las mejores decisiones. Sabiendo explotar al máximo lo que tienen por poco que sea.

Son personas proactivas.

No tienen tiempo que perder, son valientes, responsables. Generan, dan y mantienen la confianza de los que hay a su alrededor. Y por supuesto, no abandonan a nadie a su suerte, aunque esto suponga “jugársela”.

Son personas de éxito.

Son personas que irán uniendo todos y cada uno de los eslabones que conforman la cadena del trabajo, para que ajuste perfectamente y no se rompa. Para que sea una unidad, para que sea un gran equipo.

 

obligacion

Nunca olvidaré la valentía y el arrojo del capitán Sam Lawson. No sé si fue el sentido de la responsabilidad y el deber lo que le empujó a salvar a aquellas personas con la seguridad y la tranquilidad que mostró en todo momento. Lo que sí dejó claro, es que no tenía otro camino. Era su obligación hacerlo y lo hizo.

Quizá el tener que enfrentarse a situaciones límite, te hace plantearte pocas alternativas. Sobre todo ante situaciones algo más complicadas a la hora de atender las necesidades de un cliente, gestionar un proyecto o liderar un equipo profesional.

Controlar y ejecutar una acción conlleva un alto grado de responsabilidad. Pero ante todo, debemos ser valientes, creer en lo que hacemos y llevarlo a cabo luchando hasta el final. Sin poner en duda, en ningún momento, nuestra oportunidad de tener éxito. Sin poner en duda nuestra experiencia y nuestra capacidad. Sin poner en duda nuestra decisón.

Como decía Steve Jobs“Recordar que voy a morir pronto es la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a tomar las grandes decisiones en la vida.”

El tiempo cuenta, no lo pierdas.

¿Tienes tomada una decisión?

¡Lánzate!

Jorge Jiménez Suárez

Abr 1, 2015

Sacrificio, pasión por el futuro.

Al llegar al sitio, Jesús les dijo:

– “Orad, para no caer en la tentación”.-

Y se apartó de ellos como a un tiro de piedra, y poniéndose de rodillas, oraba, diciendo:

“¡Abba, Padre! Si es tu voluntad, aparta de mí este cáliz; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.”

Entonces se le apareció un ángel del cielo para confortarle. En medio de su angustia, oraba con más insistencia. Le bajaba el sudor a goterones, como de sangre, hasta el suelo. Levantándose de la oración, fue hacia sus discípulos, los encontró dormidos por la pena y les dijo:

-“¿Por qué dormís? Levantaos y orad, para no caer en la tentación”.-

San Lucas. 22, 39-46

Jesús, ya había llegado hasta allí, hasta Getsemaní. Desde que empezó, había recorrido un largo camino, pero ahora le quedaba el más corto, pero también el más duro.

Lo sabía.

Era consciente de ello, pero debía sacrificarse por el bien de todos. Creía en ello y quería cumplir con su misión. Gracias a su esfuerzo sobrehumano, se convertiría en nuestro salvador.

Pasión

Jesús, a lo largo de su vida pública tuvo que arriesgar muchas veces para salir adelante. Se enfrentó, a los romanos, a los sacerdotes, a la ley, al templo, a las mujeres, a los hombres, a la tentación. A todos. Había tanto que mejorar y cambiar que acabó ganándose la enemistad de todos. ¿Por qué? Porque sabía lo que hacía y cuál era su destino.

Jesús, sacrificó su vida por nuestro futuro.

Si supiéramos lo que tenemos que hacer para lograr unos objetivos, pero en el desempeño de nuestras acciones tuviéramos que desprendernos de muchas cosas por el camino, ¿qué estaríamos dispuestos a sacrificar?  ¿Hasta dónde seríamos capaces de arriesgar? ¿A quiénes y a cuántos nos enfrentaríamos?

Muchas veces nuestro trabajo supone un fuerte sacrificio personal, robándole tiempo de dedicación a nuestras familias. También supone realizar muchos sacrificios profesionales que a menudo producen desánimo y te plantean dudas sobre si debes continuar o no. Con sinceridad, muchas veces acabamos tentados de rechazar una propuesta de trabajo o simplemente rendirnos y buscar otra salida.

Pero, esta semana, en el muro de uno de nuestros amigos en una de las redes sociales con las que a menudo trabajamos, se leía en una imagen: “Cuando sientas que vas a rendirte, piensa en por qué empezaste”.

Y es cierto, con sólo recordar cuál es nuestro sueño, cuál es nuestra meta, cuál es nuestra ilusión, rápidamente sabremos reponernos y continuar adelante. Al final, las dudas o los problemas, como dice nuestro amigo Loren Moreno, son cuestión de actitud.

Hay que pensar que los esfuerzos de hoy son el éxito del futuro. Dependerá de la pasión que le pongamos.

Hoy en casi 3 años de continua y vertiginosa evolución decidimos dar un paso más y trasladar nuestro centro de trabajo. No está muy lejos del actual, pero si supone un salto hacia el futuro. Un sacrificio que será necesario saber valorar en su momento, ya que a buen seguro, no dejará indiferente a nadie.

eficaz

Jesús, aun sabiendo lo que le esperaba a partir de aquella noche, oró al Señor para poder evitar el dolor y el sufrimiento inmediato. El apoyo del ángel que le envió el Señor, le sirvió de consuelo y le dio fortaleza. Pero el duro camino lo tuvo que recorrer él solo, y a pesar de conocer su destino, se enfrentó a él con dignidad. Había vencido su miedo y sabía qué tenía que hacer para lograr su objetivo. Su sacrificio perdura en el tiempo.

Llevar a cabo nuestra labor, en muchas ocasiones, se convierte en una tarea dura y pesada. Por nuestra experiencia, sabemos de antemano a que nos enfrentamos. Pero no estamos aquí para que nuestros clientes eviten realizar el esfuerzo necesario para mejorar su situación, pero sí para enseñarle el camino y superar todos los obstáculos juntos. Simplemente debemos hacerle ver que su esfuerzo garantizará los buenos resultados en el futuro, y, que lo único que debe hacer después de tomar una decisión, para tener éxito en su propósito, es creer en su proyecto y llevarlo a cabo hasta el final. Con mucha pasión.

Como dijo Jim Taylor: “Tu mayor competidor es lo que quieres llegar a ser“.

¿Qué quieres llegar a ser?

¡Feliz Semana Santa!

Jorge Jiménez Suárez

Mar 12, 2015

Valor, el secreto de tu éxito

Brantley tenía ganas, tenía ambición, quería triufar.

Había llegado a New York con ganas de comerse el mundo. Había conseguido un pequeño trabajo en la oficina de paquetería interna de la empresa multinacional de su tío. Desempeño suficiente, que le serviría como trampolín para alcanzar sus sueños.

Con mucha inteligencia, viviendo una doble vida y muchas situaciones embarazosas, sabrá integrarse en el complejo mundo de “los trajeados” que le aceptarán y le reconocerán por sus ideas, sus habilidades, su talento y su método de trabajo.

Pero no lo tuvo fácil, se tuvo que enfrentar a una dura pero atractiva contrincante que guardaba un as en su manga. No importaba, el conocía el secreto y estaba decidido a salirse con la suya.

Estaba dispuesto a ser un hombre de éxito.

exito

Brantley había logrado introducirse en un mundo destinado a unos pocos. Lo había conseguido. Había trazado una estrategia y le había salido bien. Se había empeñado y había obtenido su premio. Había creido en sus posibilidades y había alcanzado el éxito.

En un principio, él pensaba que por el hecho de haber estudiado y tener una titulación ya estaba facultado para saberlo todo, tenerlo todo y disfrutar del reconocimiento y la fama. Pero no era así. Tendría que trabajar duro para alcanzar sus metas.

No hay atajos para el éxito.

Cuentan, que Bill Gates, volvió a su antiguo instituto a dar un discurso a los alumnos. Entre las muchas cosas que les dijo, enumeró once reglas de vida para que las tuvieran en cuenta aquellos chicos a la hora de enfrentarse al futuro e intentar tener éxito.

Una de aquellas once reglas era: “No ganarás cinco mil dólares mensuales justo después de haber salido de la escuela, y no serás el vicepresidente de una empresa, con coche gratis, hasta que hayas terminado el instituto, estudiado y trabajado mucho.”

Seguramente que de aquella charla, aquellos alumnos, salieron con la lección aprendida y con los pies en la tierra. Es muy probable que a partir de entonces, a pesar de todo lo aprendido, tuvieran más ganas de esforzarse por conseguir sus metas y potenciar su valía.

Bill Gates, como todos los padres les han dicho a sus hijos alguna vez,  solo quiso transmitir un mensaje similar a este de Will Smith: “el talento lo puedes tener, puedes nacer con él, pero la habilidad para hacer las cosas, realmente, es fruto de mucho esfuerzo y muchas horas de trabajo“.

Debemos darle forma al talento.

En este aspecto, no debemos olvidar la importancia de la ética del trabajo, la ética profesional.

¿Cuántas veces hemos presenciado “atajos” realizados por otros compañeros o profesionales?

¿Cuántas veces un cliente ha venido a nosotros enseñándonos lo que otros “le han hecho”?

Después de ver el problema y de tenerlo ante sus ojos, los clientes vienen a nosotros para que les demos una solución. Porque somos diferentes, porque tenenos otro estilo, porque nos valoran,porque transmitimos credibilidad. La transparencia de nuestro trabajo, como otras veces hemos dicho, generará la confianza necesaria en ellos.

Esa confianza en nosotros y en nuestro trabajo, nos hará creer más en nuestras posibilidades, nos hará sentirnos más firmes, nos hará ser más seguros. Y así, podremos ser capaces de transmitir nuestro conocimiento y nuestra experiencia. Compartiremos nuestro valor.

Y lograremos que nos crean.

exito 3

Brantley, con el tiempo, aprenderá que hay cosas mas importantes antes que el éxito, por lo que deberá aprender a organizar sus prioridades, tanto personales, como profesionales. Creerá en si mismo y los demás creerán en él.

Para nosotros, el secreto del éxito está en el esfuerzo, la pasión y la ilusión de ver cómo poco a poco los proyectos que hemos planificado van tomando forma. De ver cómo los objetivos se van cumpliendo progresivamente. Y de ver cómo los buenos resultados, con perseverancia, al final llegan.

Todo como consecuencia de un buen trabajo en equipo, aplicando nuestro estilo y nuestros métodos de trabajo. Llegando a ser, para nuestros clientes, una parte importante, una pieza clave de su ejecución, un preciado objeto difícil de desprenderse. Siendo un fiel apoyo.

Como dijo Albert Einstein: “No intentes ser un hombre de éxito, sino ser un hombre de valor“.

¿Nos guardas el secreto?

Jorge Jiménez Suárez

Jun 26, 2014

Blended marketing, equilibrio y homogeneidad.

Cuenta la leyenda que en otro tiempo, en un mundo muy lejano, existían unos seres llamados Urskeks, que vivían en paz y armonía…

Un día, uno de ellos, rompió el Cristal Oscuro, su mayor tesoro, dejándolo incompleto.

A partir de entonces, todo fue diferente…

Los Urskeks se dividieron en dos razas, los sabios Místicos, seres pacíficos que cultivaban la sabiduría en continua meditación lejos del resto del mundo y los malvados Skekses, que reinaban sobre la tierra ejerciendo su crueldad.

Místicos y Skekses son complementarios, es decir, cada uno de ellos tiene su par en la raza opuesta. Si uno de ellos sufría una herida su correspondiente par recibía el mismo daño. Lo mismo si uno de ellos moría…

La profecía decía que cuando se produjera una conjunción de los tres soles de aquel mundo, un Gelflin completaría el Cristal Oscuro, reparando así el daño realizado uniendo de nuevo las dos razas. Pero los Skekses no lo querían e hicieron todo lo posible por exterminar a todos los Gelflins.

Por lo que parece, sólo queda un Gelflin, Jen, que adoptado y educado en los fundamentos Místicos, se encargará de juntar el cristal oscuro otra vez.

Cristal Oscuro 2

(Imagen de “Cristal Oscuro” – Columbia Pictures)

En el lejano mundo del Cristal Oscuro sucedía algo muy cercano a nosotros, sus habitantes eran seres completos. Pero,  caprichos del destino, un día, la parte sosegada y racional, se convirtió en un tipo de seres y su parte más guerrera y visceral, en otro tipo de criaturas que dado su fuerte carácter, dominaba al resto.

Y lo habitual, es que el más fuerte sobreviva y predomine sobre el resto.

En nuestra trepidante profesión, quizá estemos en el umbral de no saber si lo que más aplicamos es el marketing tradicional o marketing off line o el marketing tradicional o marketing on line. Hasta hace relativamente poco, el off line era lo que predominaba. Aunque en muy poco tiempo el on line le ha ganado terreno y lo ha sobrepasado.

A pesar de estas diferencias, no hay campaña o propuesta de trabajo en la que no debamos tener a ambas herramientas de nuestro lado. No nos lo podemos permitir salvo en casos especializados. Pero, hagamos la distinción.

Por un lado:

El marketing off line es el denominado marketing tradicional.

Son todas aquellas técnicas empleadas hasta hace bien poco, como por ejemplo, las que siempre han acompañado al marketing mix y sus cuatro pes, como el marketing directo, la publicidad en medios tradicionales (radio, prensa y TV), los buzoneos, el PLV (publicidad en el lugar de venta), los eventos, la tele – venta, las promociones, etc.

Es la que está llamada a ser la parte operacional o presencial del marketing.

Y por otro lado:

El marketing on line es todo aquel que está dentro del marketing digital.

Es decir, todas aquellas técnicas utilizadas dentro del ámbito digital, de internet y de las nuevas aplicaciones tecnológicas. La investigación de mercado on line, la web 2.0, las técnicas de posicionamiento SEO y SEM, el marketing de contenidos, la analítica, el socialmedia, el branding, etc.

Cada día crece más y empieza a ser reconocida como la parte estratégica y la que marca la pauta en las acciones de marketing.

Aunque, actualmente, sabemos que:

No hay campaña de éxito si no se complementan ambas herramientas.

A esta conjunción, es a lo que muchos autores y profesionales denominan Blended Marketing.

Blended marketing es el equilibrio en el uso del marketing off line y el marketing on line. Algunas veces se empleará mas técnicas de uno que de otro, dado que cada cliente y cada campaña deben estar complementados, es decir, la suma de del empleo de ambas herramientas debe ser homogénea.

Por lo que:

El éxito de una estrategia de marketing vendrá dada por el acierto a la hora de combinar ambos.

Blended Marketing

Para llegar a la armonía, los Místicos y los Skekses tuvieron que volver a unirse. Gracias a la ayuda de Jen, el Gelflin que fue inspirado en la sabiduría, pudieron reconstruir el Cristal Oscuro y completarse se nuevo, creando así un mundo equilibrado, un mundo homogéneo, un mundo mejor.

Teniendo bien identificadas las herramientas de trabajo, tanto de marketing off line, como de marketing on line, junto con las personas idóneas para utilizarlas, nuestras acciones podrán lograr los objetivos marcados en la planificación de la campaña. Por lo que la mezcla, el blended o combinado, sabrá mejor.

¿Necesitas un Gelflin?

Busquemos el equilibrio.

Jorge Jiménez Suárez

Abr 29, 2014

Estrategia, la base del éxito.

Como estrategia final, idearon entregar a Troya un caballo gigante como ofrenda a Atenea y en reconocimiento de su derrota.

El caballo fue llevado dentro de los gigantescos muros, sin saber que en su interior se ocultaban varios soldados. Durante la noche, los guerreros salieron del caballo, mataron a los centinelas y abrieron las puertas de la ciudad para permitir la entrada del ejército griego, lo que provocó la caída definitiva de Troya.

Mientras tanto, Paris, sabedor de dónde debía dirigir su flecha, se concentró, apuntó y acertó de pleno en el talón de Aquiles. Acabó con el mito, acabó con la leyenda, para vengar a su hermano Héctor, el héroe de Troya.

En ambos casos, sólo tuvieron que estudiar a su enemigo, buscar su debilidad, aprovechar la oportunidad y ejecutar su plan sin dudarlo.

Caballo de Troya

Siempre hemos defendido la conveniencia de dedicarle el tiempo necesario a elaborar una buena planificación estratégica para cada una de nuestras acciones, tanto en nuestra vida personal como en nuestra vida profesional.

Hace ya tres semanas que asistimos a #HEMESIC y no queríamos dejar de seguir mostrando nuestra profunda admiración por los profesionales que participaron y tuvieron la generosidad de dedicarnos su tiempo. Uno de los ponentes que nos sorprendió fue Juan José Peso Viñals, que logró hacernos ver y compartir el camino correcto para aproximarnos a nuestros clientes.

En su exposición nos habló de las tres estrategias que podrían ser más efectivas actualmente según su experiencia:

1. Co-creación,  entendida como “democratización de la creatividad y el proceso creativo”.

En su explicación nos presentó los conocidos casos de la cadena de franquicias de hostelería de origen onubense, 100 Montaditos, con su conocido concurso de propuesta de montaditos por parte de sus clientes que se incluyó en la carta. O el caso del gigante americano Starbucks con la creación de la página My Starbucks Idea, en la que todos los usuarios podían realizar propuestas de todo lo que desearía tener o percibir como experiencia en un local comercial de Starbucks.

Hay muchos casos, de los que podríamos hablar, nosotros proponemos el caso de una marca barcelonesa de zapatillas Múnich, como ejemplo de co-creación on line, al permitir que sus usuarios puedan diseñar sus zapatillas y comprarlas a su gusto.

Es decir, la co-creación no deja de ser la aportación conjunta de cliente y la empresa para crear y dar valor al producto o servicio.

2. Real Time Marketing, o la búsqueda de la relación oportuna con el cliente.

Como consecuencia de un mercado saturado, las empresas deberán analizar, buscar el momento, utilizar el medio adecuado, para que, con un poco de creatividad y sencillez logren acertar, es decir, satisfacer una necesidad del cliente instantánea. Son muchos los casos que se dan a diario allí donde los usuarios y clientes interactúan, los puntos de venta y las redes sociales.

Un ejemplo de ésto es el retargeting, o el reclamo reiterado después de buscar un determinado servicio o producto. ¿Cuántas veces hemos buscado un viaje o un curso de formación y en todas las plataformas o redes sociales a las que accedemos nos ofrecen continuamente este tipo de servicios? O los conocidos casos de captación de contrataciones telefónicas a través de Twitter al aprovechar las quejas de un cliente descontento.

3. Neuromarketing, como la búsqueda de los resortes que producen la acción deseada.

Las personas, más que seres racionales, somos seres “racionalizadores” y, por ello, debemos leer las emociones conjugando la neurociencia, el marketing y la tecnología.

Aunque quizá esta sea la estrategia más difícil de aplicar, sí tenemos claro, que muchas de las acciones que realizamos se producen porque las sentimos, nos llegan o nos tocan la fibra sensible.  Es decir, nos producen sensaciones que provocarán el recuerdo de haber tenido una grata experiencia con un determinado producto o servicio. Logrando así una fidelidad o compra futura.

Estrategia de marketing

Troya, finalmente cayó con planificación, con inteligencia, con estrategia. Los griegos lograron después de muchos intentos mal planificados, introducirse en las murallas sin tener que emplear tácticas de fuerza. Lograron alcanzar su objetivo cuando se pararon a estudiar, investigar y aplicar alternativas a todo aquello que no funcionaba.

Nuestro caballo de Troya para estar siempre muy presentes en la mente de nuestros clientes deberá ser la planificación y la correcta ejecución de una estrategia muy bien pensada, muy bien meditada, muy bien definida.

Y, por supuesto, no dejaremos de creer que la verdadera diferencia estriba en que, como dijo  Javier Blanch, para aproximarnos al cliente tenemos que seguir varias pautas: conocer las tendencias, afinar la estrategia y, por supuesto, realizar un buen trabajo profesional.

Observa, analiza y llévalo a cabo.

¿Has elegido tu equipo?

Jorge Jiménez Suárez

Páginas:12»