Browsing articles tagged with "internet Archives - Página 3 de 4 - hgm Marketing - Publicidad"
Dic 11, 2013

Tu experiencia, tu reputación.

Bar Europa, Velilla de San Antonio.

Diciembre de 1.997.

7:30 h.

3º centígrados bajo cero.

Me disponía a desayunar antes de entrar a trabajar en la sucursal.

La música se oía desde la calle. Empujé la puerta.

– «¡Un cuerno de chocolate y un café con leche para el banquero!» –

Gritaron al verme entrar.

Mientras, seguían cantando:

– «Ven, ven, desátame» –

– «Ven, ven, desátame» –

– «O, bien apriétame más…» –

hqdefault

(Imagen video original de Mónica Naranjo)

Como cada mañana, con el bocadillo, los carajillos, las copas o los botellines en la mano, todos los operarios de aquella constructora solían ponerse a tono antes de que amaneciera y tener que iniciar una dura jornada de trabajo en la construcción. Todos «calentitos» en el bar y cantando al son del video musical de moda.

Me conocían, sabían a qué hora llegaba, dónde trabajaba y lo que me gustaba desayunar, aunque rara vez solía coincidir en el desayuno con ellos. ¿Cómo podían saber tanto de mi, si simplemente les daba el dinero de sus nóminas detrás de la ventanilla del banco todos los días 28 de cada mes?

Recuerdo que la primera vez que vinieron a cobrar, el director me dio las órdenes precisas para poder atenderlos con rapidez y eficacia. Pero no fue como esperábamos, se tardó demasiado tiempo, se pusieron todos nerviosos y alguno se marchó con cara de pocos amigos. Para veces posteriores, el director me ordenó llamar por teléfono a la empresa, con dos días de antelación, para que nos remitieran un listado de los empleados y sus nóminas correspondientes. Así, según llegaban con su cartilla y su carnet de identidad, les iba dando su sobre correspondiente. Gracias a ello, llegué a memorizar todos y cada uno de los empleados de aquella constructora, sus nombres, lo que cobraban y hasta su número de cuenta corriente.

¿Cómo habíamos resuelto aquel problema?

1. Aplicando la experiencia a nuestra estrategia o plan de actuación. En este caso, acatando las órdenes del director de la sucursal. Sus años al frente del banco le capacitaban para poder localizar el problema, analizarlo y resolverlo aplicando experiencias anteriores.

2. Mejorando la experiencia de los usuarios y consumidores. Es decir, calidad de trabajo y búsqueda de la excelencia. Simplemente, haciendo un sobre nominal, el servicio era más cuidado, más amable, más personalizado.

¿Qué consecuencias trajo aquella gestión del problema?

A partir de entonces, la relación empresa – cliente o usuario fue inmejorable, la complicidad era mutua y el boca a boca trajo a nuevos clientes.

Sucursal_de_Caixa_Catalunya_en_Valladolid

(Imagen Caixa Catalunya Valladolid)

A lo largo de los años vamos acumulando vivencias, sensaciones, experiencias. Los diferentes puestos de trabajo u ocupaciones dentro de una empresa o de varias nos amplían el campo de visión en muchas facetas de la vida, así como las obligaciones diarias o familiares. De todo ello aprendemos, de todo ello nos empapamos y con todo ello adquirimos madurez. El saber estar a la altura de las circunstancias, tomar tus propias decisiones, controlar tu vida y ser capaz de salir adelante, nos hace ganarnos un hueco, una mención, un respeto por parte de los demás.

En el mundo profesional no es muy diferente. Cada persona, con su estilo, va dejando huella allí donde trabaja. A medida que pase el tiempo se ganará el respeto de sus compañeros, clientes o proveedores. Unas veces será por el trato, otras veces por una sonrisa, otras su eficacia, otras por su sinceridad o por la confianza que genera. Lo importante es realizar correctamente nuestras funciones y no dejar indiferente a nadie con nuestra labor. Apostar por la calidad de trabajo y no dejar de buscar y proponer soluciones.

La evolución de nuestro trabajo al mundo digital es un camino que comenzó hace más de un año. Nuestra experiencia en internet y en redes sociales se va forjando día a día. Seguimos aprendiendo de los veteranos, de aquellos que crean genialidades, de aquellos que crean marca, de aquellos que generan relaciones o de aquellos que nos mantienen perfectamente informados.

Lo que hemos aprendido de todos ellos y de nuestra experiencia es que, en el mundo digital, valen muchas de las consignas del mundo real. El trato cercano y diario crea el ambiente idóneo para generar beneficios entre personas y empresas. Acciones como conocerse, relacionarse, transmitir, compartir y recomendar, que tradicionalmente forman parte de nuestra educación, en el entorno digital también son necesarios.

experience_id490147_size4001

Todos aquellos obreros, peones, albañiles, buscaron la manera de saber cómo conocerme para poder agradarme y saber lo que me gustaba desayunar. Para mí, la sonrisa de todos ellos fue la mejor recompensa a aquella entrañable etapa de mi experiencia profesional.

En definitiva, todos aquellas personas, usuarios y clientes que nos vamos encontrando a medida que avanzamos nuestro camino, van tomando conciencia de nosotros, de nuestro trabajo, de nuestra identidad, de nuestra reputación. Por lo que seguiremos apostando por la confianza, la sinceridad y la pasión por hacer lo que nos gusta. La experiencia así nos lo impone.

¿Quieres experimentar?

Ven con nosotros.

Jorge Jiménez Suárez

Nov 26, 2013

Descubre las redes, sorprende a tus clientes.

Charles Babbitt era un vendedor de coches con mucha ambición al que sólo le preocupaba salirse siempre con la suya, fuera como fuera. Un día recibe la noticia de la muerte de su padre con el que hacía muchos años que no tenía contacto. Tras la lectura del testamento, descubre que tiene un hermano olvidado, Raymond, que va a heredar casi toda la fortuna de su progenitor.

Raymond es autista y vive en una institución para personas especiales. En un principio, Charles lo odia y planea un viaje con su hermano con el fin de poder heredar la parte que le corresponde de la herencia. Al contrario de lo que piensa en un principio, Raymond, no es un retrasado. Y a lo largo del viaje comienza a descubrir que está dotado de una serie de capacidades especiales que incluso podrían ayudarle a ganar más dinero que lo que podría recibir del legado familiar.

Rain man

Ya son varios los casos de clientes habituales que hablando con ellos me preguntan qué pueden hacer sus empresas en internet y en las redes sociales. A pesar de hablarles de la conveniencia de estar presente de una manera activa en internet, la mayoría de ellos lo suelen rechazar de plano. Quizá porque tienen una mala idea preconcebida de lo que son las redes sociales, quizá por desconocimiento o quizá por miedo.

Nosotros pensamos que internet es una oportunidad para todos. La presencia en internet es necesaria y no sólo con tener una web corporativa muy atractiva, en la que cuando «alguien» vaya a reunirse con nosotros, tengan una referencia para conocernos mejor como si fuera un folleto o una tarjeta de visita más. No sólo nos quedamos en «estar» en internet, es necesario ser activo.

¿Cómo podemos ser activos?

Recordemos que internet es una gran conversación donde todos los usuarios buscan, comparten y recomiendan, es decir, interactúan. Las empresas no pueden perder la oportunidad de saber de primera mano lo que sus clientes demandan, no pueden dejar escapar la oportunidad de saber cómo quisieran realmente ser atendidos sus clientes.

Hay que introducirse en las redes sociales, y, si no se sabe cómo, deben buscar un profesional, un experto, que sepa conducir el flujo de información que emana de los clientes y usuarios, que detecte los problemas, que aconseje como solucionarlos y ser uno más de ellos, de igual a igual. No podemos pretender únicamente lanzar nuestro mensaje y que lo asimilen sin más.

Es curioso como muchas empresas, como las denominadas B2B, suelen ser las más reacias a las redes sociales, cuando suelen ser las más beneficiadas por este mundo de relaciones y conversaciones digitales. Mas de una vez nos preguntan qué pueden hacer ellos. Fácil. Volvemos a incidir en que internet es un mundo de intercambio de información, sólo hay que saber a qué mercado nos dirigimos para introducirnos en la red social adecuada en base a una estrategia claramente definida.

Pensemos que internet es la herramienta más usada para la búsqueda de servicios profesionales en todos los ámbitos.

Social-Media-Marketing

Por ejemplo, aquellas personas que busca relaciones profesionales interesantes, se introducirán en Linkedin. Aquellas empresas que quieren ser encontradas por otras y quieren trasladar una mejor imagen de su actividad, harán videos para subir a YouTube o Vimeo. Aquellos profesionales que tengan un producto de venta on line, podrán tener su propio escaparate visual en Pinterest. Aquellos que tengan un reconocimiento en un sector determindado de la actividad podrán incrementar su imagen de marca o branding a través de Twitter. Y así, sucesivamente en la infinidad de redes existentes.

Se nos ocurren otras razones por las que este tipo de empresas deben estar e interactuar en las redes sociales:

1. Mayor impacto, el contenido que se comparte influirá en la posible selección de proveedores a la que quiera optar.

2. Accesibilidad, será más fácil que compartan tu información a terceros, también interesados en su actividad, que antes no le conocían.

3. Branding y reputación on line, valoración positiva de su imagen de marca frente a la competencia «en un click».

En definitiva, al igual que para las personas, para cada una de las empresas hay una red social idónea. Pero sin cometer el error de pensar que esto es fácil de llevar a cabo y en muy poco tiempo. Para trabajar bien en social media hay que pensar, planificar, organizar, ejecutar, controlar, analizar y corregir. No podemos pretender ser los mejores sin haber tenido la oportunidad de experimentar con ello primero.

rain-man

Finalmente, Charles se acaba comportando como un buen hermano y devuelve a Raymond a su ambiente. Allí será tratado y cuidado por las personas que realmente saben lo que necesita. El descubrió a su hermano, descubrió lo que realmente valía y descubrió quien lo iba a saber tratar mejor. Descubrió que debía dejarlo en manos de profesionales, en manos de especialistas cualificados.

¿Estáis en buenas manos? ¿Queréis descubrir las redes?

Ven con nosotros.

Jorge Jiménez Suárez

 

Oct 23, 2013

Confianza, garantía de futuro.

Desnudo, encadenado y en pie frente a aquel tribunal científico.

Pero, ¿es posible? ¿Un tribunal presidido por simios?

¿Van a decidir si un humano tiene capacidad de habla y pensamiento? ¿Peligroso?¿Yo?

Dado lo especial del caso, a partir de ahora quedaría bajo la tutela de Zira, la psicóloga de animales…

¡Esto es de locos! Pero, ¿cómo hemos podido llegar a esto?

George Taylor había partido con su tripulación hacia el espacio en el año 1.972, no sabía cómo, según los datos de su nave espacial habían transcurrido mas de 2.000 años. No sabía dónde estaban y habían aterrizado en un planeta donde la raza dominante son gorilas y los hombres son tratados como animales.

¿Qué extraño planeta ha descubierto? ¿Qué será de él? ¿Y de los hombres?

Su futuro era más que incierto, pero, vayamos a la realidad.

¿Cuántas veces nos hemos desnudado frente a nuestros clientes para que nos conozcan? ¿Cuántas veces un cliente se ha puesto en nuestras manos? ¿Cuántas veces le hemos aportado soluciones sin recibir nada a cambio?

En cada caso hemos presentado nuestro proyecto, nos han trasladado su necesidad y hemos aportado nuestra visión. Algunos, ciertamente, nos han mirado como a locos o como un ser venido de otra galaxia. Quizá, porque normalmente, parten con ideas preconcebidas de lo que esperan recibir de nosotros.

Nuestros clientes, en la mayoría de las ocasiones, suelen tener una idea muy clara de lo que quieren hacer y nos lo explican. El cliente ya sabe que estamos ahí para decirle que sí, que lo haremos, sin problemas, como él quiere y en el plazo en el que lo necesita. Cuando terminan, su exposición esperan a que se les informe como se va a llevar a cabo. Pero, el buen profesional, tendrá guardada en su mente todas aquellas dudas que le asaltan:

¿Por qué ha llegado a esa conclusión?

¿Cómo sabe que es eso lo que realmente necesita?

¿Ha realizado un estudio previo?

¿Tiene datos que aconsejen lo que nos pide?

Aún a riesgo de perder un posible cliente le debemos detallar por qué realizar una determinada acción y no otra. Apoyándonos en nuestra experiencia y en nuestros conocimientos personales. Demostrar que se sabe es la mejor garantía de confianza futura. En pocas palabras, sin perderse en tecnicismos ni anglicismos.

Nos hemos encontrado que en muchos casos, en el 90%, no se ha realizado un estudio de mercado previo. Ya no sólo para saber conceptos relevantes como la composición del mercado al que nos enfrentamos, la competencia, los productos, los precios, etc. En el mundo digital debemos saber qué nichos de mercado podemos explotar y qué oportunidades de negocio pueden tener cierta garantía de éxito para los intereses de nuestros clientes. Los estudios de mercado on line son medibles y cuantificables, por lo que los datos gozan de bastante fiabilidad.

Estos estudios de mercado on line, nos dirán exactamente los conceptos a los que tenemos que referirnos en una campaña en internet, las palabras clave para posicionar una web, los dominios, la ubicación, las redes sociales más afines, los enlaces y un sinfín de datos que harán que nuestros clientes, a los que pretendemos llamar la atención en el inmenso mundo del big data, nos encuentren con mayor facilidad.

Cuando no se llevan a cabo acciones previas como ésta, el futuro será incierto y lo más probable es que todo el trabajo realizado sin él, haya que destruirlo para volver a crear uno nuevo. Entonces es muy probable que nuestros clientes se arrepientan de haber depositado su confianza en las personas que le han llevado a esa situación.

George Taylor, finalmente, descubre que ha vuelto a casa. Se topó con su destino. Había comprobado que aquellos en los que confió habían destruido su vida y su mundo. A partir de ahora, debería crear de nuevo el suyo.

Los proyectos deben estar en manos de personas valientes, de personas con experiencia, de personas con conocimientos. En definitiva, de personas con garantía.

¿Merecemos tu confianza?

Piensa en el futuro.

Jorge Jiménez Suárez

Sep 24, 2013

Aprende, se intrépido y crea tu camino.

Había rebasado todos los límites a pesar de tenerlo todo al alcance de su mano. Acostumbrado a conseguirlo todo sin el mayor esfuerzo, ahora, se veía sin nada, sólo, víctima de las burlas de los marineros, en aquel barco, desamparado, sin saber cuando volvería a su casa, cuando encontraría un rostro amigable, cuando las cosas volverían a ser como antes.

Después de su última travesura, su padre, había optado por sacarlo de aquel espléndido colegio para que le acompañara de viaje en barco para atender sus negocios. La fortuna o el infortunio le hizo caer por la borda y ser recogido por un barco pesquero. Allí, Manuel, un recio pescador, le enseñaría a valorar lo dura que es la vida y el esfuerzo necesario para poder llevar a cabo las acciones necesarias para que todas aquellas esperanzas, todas aquellas ilusiones y todo aquello que nos proponemos en nuestro camino, se cumpla.

Todos los días conocemos casos de empresas que tenían un negocio próspero o, al menos, eso aparentaban. Empresas que parecían solventes. Pero que en los últimos tiempos, se están viendo forzadas a cerrar. Bien porque no han sabido adaptarse a las nuevas tendencias y las nuevas tecnologías. Bien porque no estaban tan bien organizadas y gestionadas como parecía. Para muchos, trabajar o ser cliente de estas empresas, en un principio, era fácil, y con el tiempo se ha convertido en una pesadilla. Son empresas que no han logrado encontrar su sitio ni enderezar el rumbo y lo que es peor, han arrastrado a muchos otros.

Recientemente, he tenido el inmenso placer de que un amigo me mostrara un video de la presentación de Ricardo Lop contando lo que ha sido su aventura profesional de Aceros Hispania. En él, de una manera clara, nos marca unas pautas muy sencillas a la hora de ponernos en el camino correcto para lograr salir adelante con una empresa que se apoya, opera y trabaja con las herramientas que nos brinda internet.

Destacan varias pautas a seguir:

1. Para comenzar una buena dosis de ganas, ilusión y constancia.

2. Después, dejar a un lado barreras invisibles como el miedo a vender en cualquier parte del mundo.

3. Orientar o apoyar la actividad del negocio a internet, resaltando la usabilidad de la web, además de traducirla en todos los idiomas posibles, simplificar al máximo los datos necesarios para realizar una venta, y, por supuesto, dar las mayores facilidades de pago.

4. Agilizar y atender rápidamente al cliente. Los clientes, sean de donde sean, tienen una necesidad y quieren comprar. Si se tarda en exceso se marchan a la competencia.

Aunque los anteriores aspectos son importantes, destacamos que en las labores de marketing digital, el posicionamiento natural o SEO, no han invertido dinero para que sean los primeros en estar localizados por los buscadores de internet.

¿Cómo lo han conseguido?

Aportando contenidos de calidad a su web, a su blog, a las redes sociales, e incluso, haciendo campañas de viralidad entre sus seguidores. Algo realmente para descubrirse.

¿Qué les hizo plantearse todo esto?

Ver que sus negocios iban de cabeza a la desaparición, por lo que decidieron reinventarse, adaptándose al mercado y las nuevas tecnologías.

Nosotros, aunque no lo digan expresamente apostamos a que hay, además, una gran dosis de cariño y afecto por su producto y por sus clientes.

Si no te gusta lo que vendes y a quién se lo vendes, es imposible que tu empresa funcione.

Harvey vivía en un mundo complejo y enmarañado, la experiencia vivida en el mar le hizo darse cuenta de que con pocas cosas podría ser mejor, ser más eficiente y hacer felices a los demás. Manuel muere, pero deja en él una huella imborrable. Su padre nunca podrá agradecer lo suficiente que alguien pusiera a su hijo en el camino correcto.

Ricardo Lop como diría un amigo mío, «nos pone los pies en la tierra» y nos demuestra que con muy poco, pero con las ideas muy claras, se puede hacer mucho.

Nosotros, seguimos apostando por la pasión de hacer lo que nos gusta.

¿Te unes al camino?

Se intrépido.

Jorge Jiménez Suárez

Sep 15, 2013

Retorno al trabajo, regreso al futuro.

Y el condensador de fluzo… ¡Fluzeando!

Acelerando al máximo, el DeLorean DMC-12 se desplazaba a la máxima velocidad con rumbo a su destino: regresar al futuro.

Marty McFly, al viajar accidentalmente en el tiempo, había alterado, sin querer, los acontecimientos del pasado y debía arreglar lo que había cambiado para que las consecuencias futuras fueran lo menos impactante posibles. Estaba en juego su propia existencia. Paso a paso, momento a momento, logra reconstruir todas las fases del pasado tal como ocurrieron para no errar y cumplir con éxito su objetivo. Gracias a la ayuda de su amigo Doc, conseguirá, incluso, retocar lo suficiente el pasado como para mejorar sustancialmente el futuro de su familia.

Retorno al trabajo, regreso al futuro 1

(Imagen: «Regreso al futuro» – Universal Pictures)

No mentiríamos, si afirmáramos, que pertenecemos al grupo de personas que siempre ha deseado poder realizar viajes a través del tiempo.

Dejándonos llevar un momento por la imaginación, si pudiéramos viajar al futuro, ¿qué nos gustaría ver? Por el contrario, si pudiésemos viajar al pasado, ¿qué cambiaríamos?

Nuestro paréntesis de mes y medio en este blog ahora parece un instante, pero podría ser el equivalente a un viaje al futuro.

¿Ha cambiado algo en este tiempo? ¿Lo llegamos a percibir? Lo único que sabemos es que todo aquello que realizamos en el pasado lo podemos analizar, corregir y mejorar. Nos referimos, lógicamente, al mundo digital y tenemos suficientes herramientas para poder hacerlo. Intenet y las nuevas tecnologías nos proveen.

Comienza un nuevo curso y desde nuestra perspectiva, esperamos una temporada de continua mejora, de muchos avances y de increíbles novedades que nos harán mucho más fácil nuestra labor, y, por lo tanto, un incremento de calidad de nuestro trabajo, que repercutirá en una mejor atención y servicio a nuestros clientes.

Este año, nuestro caballo de batalla, será la estrategia on line, fuertemente apoyada por las técnicas de SEO, fuertemente reforzada por campañas permanentes de marketing relacional y fuertemente respaldada por una constante y exhaustiva labor de analítica.

¿Por qué?

Porque el mundo cambia, los gustos cambian, los mercados evolucionan y se adaptan rápidamente a las nuevas tendencias. No podemos quedarnos al margen. La competencia es más dura cada día y lo que parece un negocio sólido, en poco tiempo puede quedar obsoleto. Por lo que debemos, planificar, actuar, analizar y mejorar en plazos cada vez más cortos.

Retorno al trabajo, regreso al futuro 2

Por supuesto, no dejamos de lado la ilusión renovada y las ganas por afrontar nuevos retos y aventuras profesionales. Al igual que no dejamos de lado la pasión por lo que nos gusta hacer, el trabajo bien hecho y la satisfacción de nuestros clientes. Tampoco nos olvidamos de ninguno de todos vosotros que nos seguís desde que comenzamos esta maravillosa aventura llamada hgm Marketing -Publicidad. No nos olvidamos de vosotros: familia, amigos, fans, compañeros, colaboradores, proveedores y, por supuesto, nuestros clientes, sin cuya confianza esto no sería posible.

Sed todos bienvenidos a nuestro blog, vuestro blog, si así lo preferís.

Y, como decía Peter Drucker:

– «La mejor manera de predecir el futuro, es crearlo» –

Tenemos ganas de regresar al futuro.

¡Ven con nosotros!

Jorge Jiménez Suárez

Jul 30, 2013

Desconecta, descansa y disfruta. Te esperamos.

Él, era contable e iba allí una vez al año a llevar las cuentas de un amigo.

Ella, aguardaba allí a su marido cuando iba a visitar a su madre, la cual no la podía ni ver.

Se conocieron y desde aquel encuentro habían decidido verse «El próximo año a la misma hora«.

Tenían sus vidas, sus parejas, sus trabajos, sus familias, pero el destino les había unido y sus citas, eran una manera de poder «escaparse», ver las cosas de otra manera y conocer otros puntos de vista. Como cada año, eran fieles a su cita y se reencontraban. A medida que pasaban los años y se sucedían los acontecimientos, se apreciaba su evolución en su forma de ser, en su forma de pensar, en su forma de vivir.

Ningún año era igual.

Todos los años, por estas fechas, llegan las ansiadas vacaciones de verano. Algo muy necesario para cualquier persona. Necesitamos desconectar, oxigenar nuestra mente, «afilar el hacha«. El curso ha sido muy duro y el que viene promete ser igual o parecido. Dedicaremos nuestro tiempo a ver otras cosas, viajar y disfrutar, sin obligaciones de por medio, de nuestros seres queridos. Dedicaremos tiempo a nuestras aficiones, a nuestros hobbies, a descansar mentalmente, cultivando otras actividades. Dedicaremos un ratito, aunque sea pequeño, a las nuevas estrategias y futuras aventuras por correr junto a nuestros clientes. Y, seguramente, tal como está organizado el trabajo, tendremos que echar un ojillo a nuestras cosas y estaremos presentes en alma, pero no en cuerpo.

También aprovecharemos para ver las campañas promocionales y de comunicación que funcionan fuera de nuestro entrono habitual, en otros pueblos, otras ciudades, otros países, la montaña o la playa. Veremos si la planificación y el trabajo ha dado resultado y por qué. Veremos si ha conseguido calar, gustar y fidelizar.

Aún recuerdo con cariño un verano en la playa en la que un grupo de animadores iba recorriendo los lugares de marcha de la zona levantina promocionando una bebida de la que nunca fui «consumidor» pero de la que sí tengo gran recuerdo. De hecho aún guardo esa fantástica toalla de playa y el bañador amarillo estilo «Los Vigilantes de la Playa«. Una buena campaña de animación y promoción en el punto de venta, casi una performance.

O, el verano pasado, cuando en un supermercado de una población, fui atendido magníficamente, mejor que en la mayoría de los de aquí y, además, del magnifico trato, muy cordial, muy afable y muy cercano, sabían manejar muy bien las promociones. Desde el año pasado no me separo de una fantástica gorra azul marino bordada con hilo blanco de Nivea. Bravo. Magnífico regalo.

Es tiempo de descanso, pero también, una magnífica temporada para dedicarse a observar y aprender. Este año veremos más campañas que interactúan con los clientes y que tendrán un incentivo en internet y redes sociales. La web 2.0 está muy instaurada en muchas profesiones y zonas de España, pero es posible que aún esté por llegar a otras muchas. Estaremos atentos.

Para nuestros protagonistas, pasado ese día, ese encuentro, volvían a sus obligaciones, volvían a su vida, volvían a su rutina. Con ilusiones renovadas y una sonrisa en la cara.

Para todos nosotros pasará la «nube de verano» y enseguida estaremos aquí con las pilas recargadas, nuevos proyectos y nuevas ideas.

En este tiempo, haznos un favor, desconecta, descansa y disfruta.

Nosotros, seguiremos siendo fieles a nuestra cita.

¡Te esperamos!

Jorge Jiménez Suárez

Jul 23, 2013

Relaciónate y muestra cómo eres.

– «¡Hay que machacarlos!»-

– «¡Hay que destrozarlos!»-

– «¡No hay que dejar uno vivo…!»-

-«¡A por ellos!»-

Gritaban al unísono los tres mientras salían del vestuario.

Los hermanos Hanson, eran el apoyo perfecto para solucionar los males de aquel equipo que se arrastraba por la liga federal de hockey sobre hielo. Los Chiefs, el equipo que dirigía el veterano Reggie Dunlop, no conseguía remontar la mala situación que llevaban en el campeonato hasta que adoptó la estrategia de descentrar al contrario, provocarlo y pelear con ellos para ganarles los partidos.

Gracias a esta táctica y a las circunstancias que suceden en entorno exterior, cierre de negocios y fábricas de la ciudad, genera, sobre ellos, una atención inusual, fuera de lo normal. La ciudad se vuelca con su equipo, los apoya y los sigue allá donde van. Pero no todo el equipo está de acuerdo con esta forma de ganar, algunos componentes, como Ned Braden, muestran su rechazo a estas prácticas y abogan por el juego limpio, por seguir las reglas, por hacer bien las cosas.

Así con malas artes y juego duro, aún contando con detractores, el capitán del equipo logró que la relación con su público fuera especial.

Hasta hace relativamente poco, la relación entre las empresas y los clientes se basaba prácticamente en la solución de quejas y problemas a través del llamado servicio al cliente. Este departamento tenía, habitualmente, unas pautas muy claras de actuación y eran interpretadas por especialistas o jefes de departamento. Normalmente, cualquier tipo de problema se achacaba rápidamente al proveedor y en la mayoría de los casos se buscaba la sustitución del producto como salida rápida y eficiente.

Hoy en día, gracias al marketing relacional, las atención ha cambiado, ha evolucionado, ha mejorado. La comunicación con el cliente debe ser continua y ágil en cualquier espacio o soporte. Todas las partes de la cadena de valor de la empresa deben aportar su granito de arena a esa relación. Todos son responsables de la satisfacción del cliente y cualquiera de ellos puede tomar conciencia de sus necesidades.

Gracias a la tecnología, internet y las redes sociales este proceso es mucho más sencillo, cómodo e instantáneo.

Primero escuchar, luego escuchar y seguir escuchando, para poder transmitir la información más completa posible de lo que realmente necesita el cliente e incorporarlo al CRM para convencer y fidelizar a nuestros clientes, encontrar nuevos clientes y recuperar a los clientes descontentos. En definitiva, mejorar el servicio al cliente reduciendo procesos y, por tanto, coste.

Otra parte muy importante del la relación con clientes es saber encajar las críticas y los comentarios de los usuarios. Saber aceptar una crítica, asimilarla, cambiar y mejorar, pueden convertirnos de nuevo en una referencia para todos nuestros clientes y usuarios. Pero ante todo, siendo auténtico y sincero, las relaciones serán fluidas y de confianza.

Como dice Joost Van Nispen, escuchar al cliente o monitorizar, reconocer lo que nos demandan, agradecer las sugerencias de mejora y los elogios, retarles o animarles a que tomen parte activa y añadir valor con un trato especial, estimulan la implicación del cliente en nuestra empresa o marca. Y por supuesto, medir y optimizar: «si no vende, no sirve, si no se mide, no vale, si no es escalable, no existe«.

Ned Braden decidió saltar a la cancha e ir, poco a poco, despojándose de toda coraza para mostrar lo que realmente llevaba «dentro» y reconducir la situación.

¿Lo intentamos?

Se valiente, muéstrate.

Jorge Jiménez Suárez

 

 

Jun 8, 2013

Descubre, aprende y comparte tu conocimiento.

-«¡Reencarnación, reencarnación!»-

Cada uno de ellos alzaba su mano izquierda mostrando la luz intermitente en la palma de su mano, se despojaban de sus túnicas y comenzaban a ascender.

-«¡Sube, sube!»-

-«¡Reencarnación!»-

Era el espectáculo más esperado, todos vibraban con él. Disfrutaban viendo, enfervorizados, como cada uno de ellos flotaban hacia la luz y desaparecían, se desintegraban, se desvanecían, a su contacto.

Como cada noche, asistían al «carrusel» para presenciar como todos aquellos habitantes a los que les había llegado «su momento», se sacrificaban por el resto de los mortales. En este  futuro «idílico», no les estaba permitido vivir mas allá de los 30 años de edad si no querían romper el equilibrio en un mundo creado e ideado por «El Pensador«, un ordenador central o «supercomputadora» que dirige al mundo tras una supuesta guerra nuclear.

Pero, por caprichos del destino, uno de sus guardianes, Logan 5, se enamora de Jessica 6, hermana de un integrante de los que se niegan a morir a los 30 años, la resistencia. Son un pequeño grupo, que piensa, que va más allá, que quiere algo más. No quieren quedarse en esta parte del camino, quieren llegar a ser viejos, mayores, traspasar los límites impuestos y salir de la burbuja en la que viven. A partir de ahora, deben comenzar una huida si quieren sobrevivir, deben escapar si quieren aprender, deben buscar el «Santuario» si quieren envejecer.

En todos los momentos de la vida aprendemos a través de múltiples experiencias vividas y de las personas a las que tenemos la suerte de conocer. A medida que avanzamos vamos aprendiendo más, se suele decir, que se aprende andando o que «se hace camino al andar«.

¿Cuál es ahora nuestro camino?

Sin duda alguna, la búsqueda diaria de «algo más«, donde nuestra motivación gira en torno a la búsqueda de una mejora continua en todas las facetas de nuestra vida personal y profesional. La curiosidad, no exenta de entusiasmo, deben ser nuestro motor de búsqueda para satisfacer nuestras necesidades, cubrir nuestras carencias y encontrar soluciones a nuestros problemas diarios. Todo esto, consolida una gran experiencia, un cierto nivel de conocimiento, un alto grado de saber que estamos obligados a transmitir a nuestros hijos y generaciones venideras. Un legado que debemos buscar en nuestro interior, ya que es ahí donde se van a acumular todas esa experiencias y sensaciones vividas, todas las habilidades adquiridas y todos esos conocimiento aprendidos.

Apostando por el acceso a múltiples herramientas que nos brindan las nuevas tecnologías, todos y cada uno de nosotros dejaremos nuestro legado, dejaremos huella y transmitiremos los conocimientos asimilados utilizando la plataforma de información más adecuada a nuestra forma de ser, a nuestros intereses o nuestros objetivos empresariales.

Para muchas de las personas, empresas y agencias de comunicación, internet y las redes sociales pueden ser el espacio donde dejar su legado, su esencia, su mensaje, sin entender este paso como una huida hacia adelante, si no como una evolución, una mejora y una aplicación de los conocimientos adquiridos en años de experiencia profesional a un nuevo e inmenso «terreno de juego» donde poder dar u ofrecer «algo más«.

Logan 5 y Jessica 6 salieron de su mundo para crear uno nuevo pero descubrieron que lo tenían más cerca de lo que podían imaginar. Sólo debían cambiar su mentalidad, tomar las riendas y aventurarse a ser ellos mismos hasta el fin de sus días.

Estamos siguiendo un nuevo camino.

¿Serán las redes sociales el nuevo «santuario»?

Mira en tu interior.

Jorge Jiménez Suárez

May 24, 2013

Analiza, mejora tu comunicación y encandila a tus clientes.

¿Qué había pasado?

Si tenía todo bajo control: dinero, fama, posición, mujeres…

Todo lo que deseaba le era concedido, todo lo que quería lo obtenía, todo lo que se proponía lo conseguía. ¿Cómo le habían podido dar el puesto, «su puesto«, a otra persona? El director de la agencia se excusó diciendo que necesitaban, «otro enfoque, otro punto de vista«. A partir de ahora, haría lo imposible por lograr que despidieran a «la intrusa» y le dieran el puesto que le correspondía.

¿Qué haría a partir de ese momento? ¿Cuál era el plan? ¿Cuál sería la estrategia?

Trazaría puentes de relación con ella, trabajarían mano a mano, intercambiarían conocimientos e ideas, se introduciría en su vida y la conocería al máximo de sus posibilidades, para, llegado el momento oportuno, saber como actuar y volver a poner las cosas «en su sitio«.

Muchas veces, después de una o varias campañas de comunicación en internet, puede ocurrirnos que los resultados que se obtienen no son como nos gustaría que fueran o como habíamos planificado que fueran. Por ello, es necesario que las agencias en la fase de control de campaña, paren, marquen un «stand by» y analicen los resultados.

Nos haremos preguntas como: ¿por qué ha sucedido así y no de otra manera? ¿Qué ha hecho que nos desviemos de nuestros objetivos? O, sorprendentemente, ¿qué es lo que ha hecho que los superemos? O, ¿por qué nos ha costado tanto esfuerzo si al principio no lo parecía?

En internet y dentro de las redes sociales, asociadas a ellas, hay multitud de herramientas para poder analizar los resultados de una campaña de comunicación. La grandeza que tiene internet es que es un mundo en el que todo es medible y todo queda registrado.

Antiguamente, había que ir a una empresa que nos creara un programa a medida y conseguir analizar unas pocas variables a un precio al que muy pocos podían acceder. Las grandes compañías podían llegar a conocer alguna de las tendencias, las modas y los gustos de sus clientes gracias a una analítica «de talonario».

Ahora eso ha cambiado, ahora hay multitud de herramientas gratuitas o semi gratuitas para poder llevarlo a cabo dentro de las propias plataformas sociales o aplicaciones «adosadas a ellas» con las que podremos acceder a todo tipo de datos y variables. Y ante todo, poder probar, experimentar y saborear una campaña en todos sus detalles. Actualmente, es sin duda Google Analytics, la herramienta gratuita por excelencia de la analítica en internet. Con ella, con esta herramienta, muchas pequeñas empresas, al fin,  tienen la oportunidad de igualarse a las grandes empresas y poder luchar en igualdad de condiciones.

En definitiva, no hay que olvidar, que para empezar a realizar un análisis, primero, debemos marcarnos una serie de objetivos y saber qué es lo que queremos conseguir, para, segundo, poder analizarlas una a una y mejorar nuestra estrategia, nuestra planificación, nuestra comunicación.

Como hizo nuestro protagonista.

Aunque… Nick Marshall, tuvo la suerte de que se le concediera un don por el que pudo conocer, de primera mano, lo que piensan las mujeres. Y consiguió reconducir la situación, aunque… no tuvo en cuenta una variable: el amor.

A nosotros no nos queda «otra» que analizarlo.

¿Será la analítica nuestro «pequeño don«?

Analiza, corrige y vuelve a enamorar.

Jorge Jiménez Suárez

May 10, 2013

Transmite, ilusiona y deja huella.

¿Quién no sintió dolor con su papel en «Los santos inocentes«?

¿Cuántos nos enamoramos de Ninette?

¿Quién no sonrió con «Atraco a las tres«?

¿Quién no se angustió en «El verdugo«?

¿Quién no ha sido duro y frío como el hielo como «El Crack«?

O, ¿tierno como un niño con «Cateto a babor«?

¿Cuántos quisimos estar al lado de nuestras familias y amigos en «Vente a Alemania, Pepe«?

Por más que me esfuerzo, no recuerdo una película suya que me dejara indiferente. Con su estilo y su manera de ser, nos tenía completamente encandilados. De expresividad magistral, con un simple movimiento de su cara o de su cuerpo,  lograba comunicar todo tipo de sentimientos, sensaciones y emociones. Tenía el don de transmitir rabia, dolor, felicidad… con poco esfuerzo, con pocas palabras, con sencillos gestos.

Hoy rendimos homenaje a D. Alfredo Landa.

Hoy rendimos homenaje a alguien que se ha ganado nuestra consideración, nuestro cariño y nuestro respeto. Rendimos homenaje a alguien que nos ha dejado marcados, a alguien que ha dejado huella en nosotros.

Hoy rendimos homenaje a un gran actor, un gran profesional, una gran persona, que sabía hacer algo que muy pocos saben hacer: llevar por dentro y mostrar por fuera, la vibración, la pasión, el sentimiento, la ilusión, la esperanza.

Y, hoy, precisamente, estamos en un momento, en el que más que nunca, necesitamos esperanza e ilusión.

Entonces, ¿cómo comunicarlo? ¿Cómo transmitirlo?

En este maravilloso mundo de la comunicación, los profesionales de marketing, descubrimos y exploramos cada día multitud de canales de información, multitud de herramientas para poder lanzar un mensaje, multitud de plataformas donde interactuar y compartir conocimientos necesarios y de interés para las personas. Realizamos gran cantidad de acciones, siempre enfocadas a satisfacer las necesidades de nuestros clientes y gracias a las nuevas tecnologías, internet, la web 2.0 y las redes sociales, el modo de llegar a ellos es más rápido y eficaz.

Pero para llegar a interesar a un cliente, llamar su atención y que demande lo que le ofrecemos, no sólo nos basta con tener un buen mensaje con contenidos de calidad, sino saber transmitirlo, ponerle sentimiento y llegarle a lo que llamamos: «tocar la fibra sensible«.  Y dejarle huella, que no nos olvide, que nos recuerde, que siga con nosotros, se fidelice, nos recomiende y sea nuestra mayor garantía.

Debemos trasladar emociones y situaciones en las que pueda vibrar y sentir lo que se cuenta, lo que se muestra. Que el contacto, el trato, la interactuación con una marca, con un servicio o con una empresa sea una experiencia difícil de olvidar en su lado más positivo.

¿Cuál es el mejor camino?

Siempre hemos creído que siendo auténticos, siendo nosotros mismos, no escondiendo los sentimientos que nos producen las cosas que vemos y hacemos, mostrándonos con transparencia, compartiendo nuestro tiempo con las personas que nos necesitan, llegaremos a profundizar y a conocer a todos aquellos que nos rodean y quieren interactuar con nosotros. Creando así, una relación de confianza y sinceridad. Creando así, una relación duradera.

Como la que tenía D. Alfredo Landa con su público.

Y nosotros, ¿dejaremos huella?

Da esperanza, transmite ilusión.

Jorge Jiménez Suárez

 

Páginas:«1234»