Browsing articles tagged with "marca Archives - hgm Marketing - Publicidad"
Oct 29, 2015

Tu sueño, tu contenido de marca.

La primera vez que vi esta serie me sorprendió gratamente. Acababa de descubrir que había mas personas, que como yo, relacionaban escenas de películas o series de televisión en su mente, a diario, con lo que les ocurre en sus vidas. Recordándolo ahora, pasados los años, me doy cuenta de que sigue muy presente en mí. Sin ir más lejos, es una de las bases de este blog corporativo. Por lo que, en cierta medida…

…me siento muy identificado.

Las aventuras de Martin Tupper, padre divorciado, con una vida sentimental y laboral peculiar, eran el hilo conductor de aquella serie de TV: «Sigue soñando». Dentro de la cabeza de Martin  se combinaban sus vivencias personales con los recuerdos de las películas que vio a lo largo de su vida.

Toda su vida, su trabajo, su familia, se agitaban en un torbellino de ideas, recuerdos del pasado y escenas de película. Todo lo que tenía en su cabeza se mezclaba con lo que vivía en ese momento. Todo lo que tenía, todo lo que llevaba dentro, estaba ahí, esperando a salir en cualquier instante.

Era lo que le diferenciaba del resto, lo que hacía de él su forma de ser. Era su estilo personal, era su interior, su esencia, su contenido.

Sus sueños, eran el contenido de marca, su marca personal.

tu marca tu contenido

Martin Tupper podría ser el estereotipo con el que pueden identificarse muchos solteros, separados y divorciados de ambos sexos que viven solos y que, tristemente, representan un porcentaje cada vez más alto de la población. Martin no es un superhéroe o un líder carismático, es una persona normal, con una vida normal, un empleo. Una persona a la que no le faltan alicientes en la vida, ni mucho menos aventuras. Una persona con mucha imaginación.

Una persona a la que le gusta soñar.

Como todas las personas soñamos, las empresas, los clientes y nuestros colaboradores también sueñan. Eso sí, profesionalmente podemos llamarlo objetivos. Y uno de los mayores objetivos que éstos tienen es que su público objetivo o target les tengan siempre en mente. Hoy en día, algo difícil de mantener.

A día de hoy, las marcas no sólo deben atraer y fidelizar a su target sólo a través del producto que venden o el servicio que dan. Tienen que dar un valor añadido más. Deben hacer que sus clientes o consumidores relacionen conceptos e identifiquen su marca. Para ello se deben poner en marcha acciones de marketing de contenidos a través de las redes sociales y la generación de contenidos en web. Recordemos que «el contenido es el rey«.

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir al encuentro: Manager Forum gracias a la invitación de Interban Network. En él, además de las numerosas intervenciones disfruté de una muy particular y que hoy nos sirve de ejemplo. Fue la ponencia de Conrado Martínez de Informa D&B.

En ella nos trasladaba con gran maestría sus conocimientos en Branded Content y la aplicación tan beneficiosa que le produjo su uso en el caso del cambio de marca de eInforma.

Branded Journalist

¿Qué es el Branded Content?

«Es la creación de contenido de alto valor capaz de generar una vinculación emocional y cultural de forma directa y no invasiva entre las marcas y su comunidad.» Para poder crear esta nueva relación a través de la generación de contenidos, según Conrado, hay que adaptarse a un nuevo enfoque: Marca – Contenido – Comunidad.

Es decir, las empresas o marcas, generan contenidos de calidad, de utilidad y crean comunidades de seguidores fieles a la marca a través de las diferentes redes sociales. Para él es importante, también, distinguir la creación de un nuevo «embudo de ventas» canalizado a través del marketing de contenidos y que cambió el embudo tradicional (Mercado, target, prospectos, clientes, fans) por éste: Mercado general – Visitantes – Fans – Prospectos – Clientes. Es decir, al revés que el tradicional.

Primero enamora y después vende.

Así, la aportación de un sited branded content o página de contenidos de marca genera un flujo circular constante entre varios elementos: Tráfico de calidad, publicidad autosegmentada, engagement y fans. Lo que produce un cambio de enfoque de los blogs corporativos, ya que, a partir de ahora, se creará un verdadero referente informativo y de recursos para el mercado.

Consecuencias del uso de Branded Content

  • Incrementar su valor.
  • Redención para la marca.
  • Atractivo para el usuario.
  • SEO.

Y en su caso en particular, en su empresa, tuvieron que hacer un «sacrificio de la marca» con el caso Informa. En el que crearon un Branded Journalism (diario de marca) que es un claro referente y caso de éxito. A partir de entonces su target les tiene en mente habitualmente, son referencia para cualquier tema dentro de su sector.

branded-content

«Dream on» fue una serie muy divertida, fue realmente brillante con momentos realmente trabajados. En cualquier momento podía surgir la chispa, el ingenio, en la manera de enlazar una situación con un contenido en particular. Los sueños y recuerdos de Martin Tupper nos acompañaron e inspiraron muchos años.

Al igual que el Branded Journalist de Informa y Conrado Martínez, el contenido de este blog que escribo cada semana es parte de mí, es mi estilo, es mi trabajo, es mi marca personal. Como cada semana dejo volar mi imaginación y sueño con situaciones nuevas y viejas, relaciono el pasado con el presente, rememoro películas y series de TV para poder afrontar y superar con mayor ilusión todo lo que nos traerá el futuro.

Como decía Albert Einstein: “Tu imaginación anticipa lo bueno que te sucederá en la vida”.

¿Seguimos soñando?

Jorge Jiménez Suárez

Abr 18, 2014

Pasión, mensaje cercano.

Dolor.

No había parte de su cuerpo que no le doliera. El calor, la sequedad de sus labios y la sed no hacían más que agudizarlo.

Castigo.

Todos los latigazos infligidos no le habían dejado ni un centímetro libre de su cuerpo para poder transpirar. Las largas horas de torturas y el traslado hasta su destino final habían sido un tormento, un suplicio, un calvario. Una humillación salvaje.

Extenuación.

Le costaba respirar. Tenía que hacer enormes esfuerzos para tomar una bocanada de aire. Los clavos de sus muñecas y de sus tobillos tampoco ayudaban para realizar tanto esfuerzo. Al incorporarse, la corona de espinas se le clavaba más en la cabeza. Las gotas de sangre que resbalaban por su pelo casi no le dejaban ver.

Soledad.

¿Dónde estaba toda aquella gente que le escuchaba, que le seguía, que le vitoreaba apenas unos días antes? Desde su posición y en su estado, no distinguía a unos pocos más a parte de su madre.

– «Dios mío, Dios mío. ¿Por qué me has abandonado?» –

Muerte.

 

Pasión, marca perdurable.

(Imagen de «La pasión de Cristo» – 2.004)

La marca «Jesús» evolucionada a «Iglesia» se ha mantenido durante todos estos años presente en la vida de los creyentes, de sus fieles, de sus seguidores. Ha habido momentos mejores y peores, pero lo importante es que permanece.

Curiosamente, a partir de la muerte, de «su muerte», comenzaba la vida, «otra vida».

¿Qué es lo que pudo hacer Jesús para que tanta gente lo siguiera?

¿Cómo logró que cambiaran sus vidas?

Jesús consiguió lo que muy pocos hicieron en su tiempo. Transmitió un mensaje que animó a muchas personas a luchar creyendo en un futuro labrado en el amor al prójimo. Un mensaje de esperanza, de una nueva vida, de una vida mejor, de una vida eterna.

¿Cómo ha sido posible que pasado tanto tiempo su mensaje y su legado se mantenga vivo?

La pasada semana tuvimos la maravillosa oportunidad de asistir, un año más, a #HEMESIC. En este magnífico encuentro, varios ponentes, hablando sobre la importancia de la marca, nos pudieron dar alguna pista al respecto.

César Vacchiano, afirmó que:  – «Todos somos accionistas de la marca» –

Por lo que muchos personas que siguen una marca tienen confianza en ella y son garantía de la misma.

Por otro lado, Gonzalo Antoñanzas dijo:

– «Al 80% de los consumidores o usuarios les da igual que nuestra marca desaparezca» –

Para que esto no ocurra, apostó por que «las marcas deben ser un conjunto de experiencias para los consumidores».

Y para lograrlo, las marcas «debían escuchar» y para hacerlo «debían estar en primera línea». Algo que Jesús logró hacer en su día.

¿Cómo se consigue esto?

Utilizando los canales mas usuales, acercando el mensaje a las personas.

¿Cuál es el resultado final?

Que la marca perdure en su mente identificándola como una experiencia positiva y satisfactoria.

Branding

El mensaje de Jesús era sencillo y comprensible para todos los que quisieran escucharlo. Pero no lo hizo desde un púlpito o un trono, si no en los campos, en las plazas, en las ciudades, a pie de calle, en contacto con sus semejantes. La Iglesia actual vuelve a sus orígenes y se acerca a la gente. El Papa Francisco, es un claro ejemplo.

Quizá la web 2.0 permita que muchas marcas sean más cercanas a las personas. O al menos, dejen en manos de profesionales de marca, del socialmedia o del marketing en general, sus contenidos, sus ideas, sus mensajes de esperanza. Personas y equipos profesionales, que a diario están en primera fila, en el cuerpo a cuerpo, en internet, en las redes sociales, entre las personas.

¿Tienes un mensaje?

Feliz Semana Santa.

Feliz pasión.

Jorge Jiménez Suárez

 

Ene 14, 2014

Potencia tu contenido, crea sinergias.

Lunes por la mañana.

En el colegio.

Ese día estábamos más revueltos de lo normal.

En todos y cada uno de los sucesivos recreos de la mañana se oían los gritos de los niños y entre todos ellos una palabra se oía con mayor claridad. Llevábamos un par de horas mirándonos, haciéndonos guiños, sonriendo y gesticulando todo lo que podíamos sin que nos pillaran. Estábamos ansiosos por salir a recreo y desahogarnos.

Al final sonó el timbre y salimos al patio a la carrera, al grito de:

– «¡Saporosky!» –

Los pasillos, las escaleras y el patio eran un clamor: «Saporosky, saporosky, saporosky…»

Rápidamente se hicieron dos grupos de cosacos y polacos «blandiendo» espadas imaginarias luchando en épica batalla…

taras-bulba-1962_68055

El día anterior habíamos visto todos la película. Nos dejamos llevar por la emoción de ver como Taras Bulba junto con su hijo, toma el mando de los cosacos y los conduce hacia Dubno, donde los polacos les esperan. Las chicas de nuestra clase tampoco se quedaban atrás, las que no luchaban curaban a los «heridos». Además, todas se enamoraban del mismo y también «morían» con él…

En aquella época sólo había dos canales de televisión y muy pocas posibilidades de que no se viera el otro canal a la hora de las películas de los sábados o los domingos por la tarde. Por lo que, cuando nos veíamos en el colegio siempre hablábamos de las mismas películas, de las mismas series, de los mismos programas. Los anunciantes lo único que tenían que hacer era tener presupuesto y una buena creatividad para estar al alcance de unas audiencias masivas.

Actualmente, está todo mucho más disperso. La dispersión de los medios audiovisuales se ha atomizado aún más por la explosión de internet y las redes sociales. Conseguir un gran impacto con una campaña es mucho más difícil, con y sin presupuesto. Hay que afinar más y buscar otro tipo de relaciones con los clientes.

La semana pasada tuve la oportunidad de reunirme con un colaborador al que le tengo un gran respeto por sus conocimientos, por su estilo y por su calidad de trabajo. Estuvimos analizando la posible estrategia y planificación de un cliente al que debíamos preparar una buena presentación con una ilusionante propuesta de trabajo.

Al hablar del plan de acción en social media, le hablé de mi idea acerca del contenido, de la calidad del mismo y la frecuencia de su publicación.  También atisbé en qué redes sería más adecuado hacerlo, aunque deberíamos ceñirnos al estudio de mercado on line previo para dejarlo todo más definido.

Al cabo de un rato, se giró y me dijo:

– «De acuerdo Jorge, el contenido es el rey

– «Pero, ¿de qué nos sirve tener un contenido de calidad si no generamos sinergia?» –

Tenía razón y no se refería a viralidad, eso vendría más adelante si las campañas de contenido calaban y llegaban a donde tenían que llegar.

¿Qué es sinergia?

Ni más ni menos que el resultado que se obtiene con el trabajo, la aportación o la transmisión de contenidos de dos o más usuarios actuando en conjunto. Normalmente, el logro es mayor de lo que se podría esperar si simplemente sumáramos las acciones de los usuarios, seguidores o fans por separado o de forma individual.

Mi colaborador y amigo tenía razón, debíamos contar, además del contenido, con el trabajo de un buen Community Manager para generar el compromiso, el engagement necesario, para  garantizar el éxito de la planificación y la estrategia. Alguien que supiera transmitir la imagen de marca, que creara buen ambiente en las redes y unificara las interrelaciones. Alguien que, en definitiva, aunara los esfuerzos, canalizara la comunicación y lograra que el espíritu del cliente, la marca o la firma fuera adoptado como propio.

synergy

Aquel recreo y muchos otros, «los polacos» fueron cayendo ante el espíritu transmitido, el trabajo en equipo y por supuesto, del empuje de los «cosacos«.

Sin desmerecer el contenido, no recomendamos planificar una estrategia, ni ejecutar un plan de acción en redes sociales sin la necesaria creación de sinergias entre los usuarios, entre las personas.

Sin relaciones de sinergia, estaríamos divididos y seríamos débiles, seríamos vulnerables. Nos faltaría algo, como al comandante polaco.

Y recordemos que «la unión hace la fuerza«.

¿Te unes?

Jorge Jiménez Suárez

Dic 3, 2013

Estrategia on line, seguimos adelante.

Aquel día sin ningún motivo, decidí salir a correr un poco. Corrí hasta el final del camino. Cuando llegué hasta allí, pensé que podía correr hasta el final del pueblo.

Y, cuando llegué allí, pensé:

-«Podría atravesar todo el Condado de Greenbow«-

Y luego pensé:

-«Ya que he llegado hasta aquí, también podría cruzar el gran estado de Alabama«-

Y eso hice, cruzar todo el estado de Alabama. Y sin ningún motivo, seguí corriendo. Y llegué hasta el océano.

Y, cuando llegué allí, pensé:

-«Ya que he llegado hasta aquí, podría dar la vuelta y seguir corriendo.»-

Y, cuando llegué a otro océano, pensé:

-«Ya que he llegado hasta aquí, podría dar la vuelta y seguir corriendo.»-

Le explicaba Forrest Gump a aquella señora que amablemente le escuchaba en el banco en el que esperaban el autobús.

«Y, bueno, pero por algún motivo, para la gente sí que tenía sentido.»

«Así que tuve compañía, y después de eso, tuve más compañía. Y después me siguió todavía más gente. Alguien dijo que esto que yo hacía, daba esperanzas a la gente.»

Forrest Gump 4

(Imagen @ForrestGump)

Cualquier persona, proponiéndoselo, puede salir adelante y lograr muchos de los objetivos marcados en su vida. Teniendo fe, siendo persistente, tenaz y constante, se pueden superar las dificultades para alcanzar las metas fijadas al principio del camino. Por lo que creemos que, cualquier empresa, a la hora de plantearse una nueva actividad  deberá realizar una buena planificación y contar con buenos profesionales de apoyo.

Dada la actividad de la empresa y sabiendo lo que se queremos hacer, necesitamos crear una estrategia de marketing on line. Para elaborarla se deben marcar unos objetivos claros, como lograr más clientes, más ventas, mas reconocimiento de marca, y, para todo ello, aconsejamos dar una serie de pasos fundamentales:

1. Estudio de mercado on line.

Es fundamental saber qué oportunidades nos brinda el mercado, qué nuevos nichos podemos explotar, a dónde no llega nuestra competencia y cómo posicionar nuestra marca frente a otros.

2. Posicionamiento o SEM.

Posterior al estudio, ya sabemos dónde debemos situarnos para que nos encuentren con mayor facilidad, en qué buscadores, con qué palabras clave debemos identificarnos, con quién crear enlaces y qué contenidos busca nuestro target.

3. Marketing de contenidos.

Aquí es donde debemos darlo todo. Todos los demás, nuestra competencia, pueden llegar perfectamente hasta aquí, pero el contenido que se comparta será lo que nos diferencie de los demás, lo que nos haga especial, lo que nos conduzca al éxito. Aquí es donde damos rienda suelta a nuestra imaginación, a nuestra creatividad, a nuestra mejor versión. Y lo compartimos en las redes sociales, a través de entradas en el blog o en descripciones de estado o como noticias.

El marketing de contenidos se convierte así en la parte fundamental de nuestra estrategia on line y así tienden a valorarlo actualmente todos los buscadores de internet. Se estima que el 70 % del posicionamiento de una marca es debido a la generación y actualización de contenidos originales y de calidad.

4. Analítica.

Algo a lo que no debemos dejar atrás. Se estima que en un futuro no muy lejano, el 80% del trabajo y estrategia de comunicación se basará en los análisis previos y posteriores a cada acción, cada comunicación en cada soporte.

Ejecutando estos 4 pasos, tendremos un altísimo porcentaje de éxito y lograremos reducir el impacto de las posibles sorpresas o imprevistos que pudieran surgir. Para que luego no tengamos que decir como nuestro protagonista de la película:

– «La verdad, aunque yo siempre iba corriendo, nunca pensé que eso me llevara a ningún lado». –

SEO-marketing-contenidos

 (Imagen Solmedia.es)

El pasado 20 de Noviembre se cumplió un año desde que publicamos nuestra primera entrada en este blog. El día anterior había saltado la chispa, no porque no fuera algo que ya estaba preparado para hacerse sino que fue el revulsivo, la espoleta, el pistoletazo de salida. Ver a tanta gente animando a las pymes, contando su experiencia personal, conocer sus sensaciones, superar las dificultades, compartir sus alegrías, sus logros, sus triunfos, hizo que nos pusiéramos en camino.

Ha sido un camino muy duro, un año muy sufrido y «peleado«, pero satisfactorio.

Seguimos reinventándonos, seguimos adaptándonos a la situación actual, seguimos viviendo ese cambio de época, superando las primeras fases. Pero seguimos innovando, probando, experimentando, seguimos esforzándonos, seguimos luchando, seguimos peleando. Y además, seguimos siendo nosotros mismos.

Se mantiene la esencia, permanece lo auténtico, continúa la pasión.

Forrest Gump

(Imagen @ForrestGump)

«Mamá siempre me decía que tenías que dejar atrás el pasado antes de seguir adelante

Pase lo que pase: #Nuncatireslatoalla.

¿Seguimos adelante?

Por supuesto.

Jorge Jiménez Suárez

Jun 16, 2013

Redes sociales, el fin, ¿justifica los medios?

Operación Overlord, Dia D.

Objetivo: liberar a Europa.

Todos los que desembarcaron en Normandía hace sesenta y nueve años tenían el mismo objetivo, pero sólo ocho hombres, tenían una misión. El Capitán Miller y siete soldados más, debían localizar a James Francis Ryan tras las líneas enemigas.

Ryan, era el pequeño de cuatro hermanos y todos habían muerto en combate defendiendo su país. EE.UU. no podía ponerle un precio tan alto a una familia americana que mandaba a todos sus hijos al frente. Arriesgarse a dejar a una madre sin todos sus hijos a costa de servir a la patria era pedir demasiado. Por una vez alguien fue sensato y el fin no era lo primordial, el fin no justificaba los medios.

Pero, para lograr salvar al soldado Ryan si se hizo lo imposible y, en este caso, el fin sí justificó los medios. Aquel grupo de soldados lograron finalizar con éxito la misión y a la vez abrir otros caminos a sus compañeros para la consecución del objetivo final.

A la hora de trazar una estrategia para una campaña determinada en redes sociales, las empresas, las agencias o las personas, debemos tener en cuenta los «pro» y los «contra» que nos podemos encontrar por el camino. No siempre el fin justifica los medios. Es más, encontraremos líneas paralelas de actuación que deberemos solventar si queremos lograr nuestro objetivo, nuestra meta, nuestro fin. Entonces tendremos que diseñar otras líneas de actuación, sin olvidarnos de nuestra meta final, en las que nos veremos obligados a utilizar parte de nuestros recursos, de nuestro tiempo, de nuestro equipo, para que el trabajo global no se resienta. Aunque, como bien sabemos, lo primordial es saber desde el principio que es lo que realmente queremos conseguir y, para ello, debemos marcar un objetivo principal, y, seguidamente, unos objetivos paralelos o secundarios.

¿Qué sucede en una estrategia de social media?

Si queremos, por ejemplo, que todo el mundo nos vea, nos conozca y tenga una buena imagen de nuestro producto o servicio o de nuestra persona, como apoyo a la futura venta de un producto, un servicio o unas relaciones comerciales, tendremos que hacer una campaña de visibilidad, de marca o branding. Y en este caso, lo que más nos interesará, será estar en el mayor número de espacios donde se encuentre nuestro público objetivo e intentar ser muy visibles, con una imagen de marca o personal muy clara en todos y cada uno de las redes de interactuación.

¿Para qué?

Para generar interés y hacer que el posible cliente se dirija a nuestra web, fan page o blog, y, así, compre, interactúe y opine sobre nuestro producto o servicio. Y lo mas importante, que repita su compra, se fidelice y lo recomiende.

¿Qué necesitaríamos adicionalmente para que esto ocurra?

Desde el inicio, saber utilizar las herramientas que internet nos brinda para poder posicionarnos adecuadamente. No podemos esperar que una buena campaña en redes sociales arregle unas carencias anteriores en nuestra estrategia. Por ejemplo, no podemos achacarle a la gestión de redes sociales la falta de visitas a una web que no se actualiza o que no utiliza las herramientas o el software adecuado para que la puedan localizar los motores de búsqueda. Aquellos que nuestro público objetivo utiliza para encontrarnos.

Tampoco podemos dejar de informar a nuestros clientes de nuestras novedades por otros canales de información que no sean las redes sociales, como las campañas de emailig, networking o las labores comerciales mas tradicionales: telemarketing, visitas y entrevistas personales. No podemos dejar todo el peso de información y la labor comercial a la dinamización en las redes sociales. Salvo en casos de empresas cuyo producto o servicio se realice exclusivamente on line, por internet.

Si queremos lograr que nuestra empresa, cliente o agencia consiga sus objetivos finales, tendremos primero que esforzarnos en solventar aquellas piedras del camino que nos impiden avanzar con soltura. Invirtamos, entonces, recursos en esas pequeñas metas, en esos pequeños fines, en esos pequeños escalones, que nos impiden continuar avanzando en la consecución de la estrategia trazada.

En definitiva, para lograr nuestro objetivo y poder hacer bien las cosas debemos invertir en la medida de lo posible en todos y cada uno de los medios, por insignificantes que parezcan.

Para poder liberar Europa tendremos que salvar al soldado Ryan primero.

Y, como dijo el Capitán Miller:

«Hágase usted digno de esto… merézcalo».

¿Ponemos los medios?

Claro que sí.

Jorge Jiménez Suárez

Abr 6, 2013

Carpe diem, crea, comunica y rompe esquemas.

-«¡Oh, capitán, mi capitán!»-

Y un alumno tras otro de la academia Welton para chicos, ante el estupor del director, se subía encima de su pupitre para despedirse de Mr. Keating, quien, desde la puerta de la clase, muy emocionado, sólo era capaz de articular un simple:

-«Gracias chicos, gracias»-

Ésta era la escena final de la película «El club de los poetas muertos«. Ésta era la manera de homenajear a la persona, al profesor, al motor de cambio de sus vidas. Era el homenaje a una persona que había entrado en sus vidas y había roto sus esquemas y sus valores de referencia. Por primera vez en su vida se sentían libres, animados, fuertes, seguros de sí mismos, capaces de afrontar cualquier reto. Involucrados, motivados, sacando lo mejor de sí mismos. Libres e independientes.

Carpe diem

Hasta ese momento estos estudiantes eran meros receptores pasivos. Recibían información y la asimilaban, no sabían si les iba a servir, pero la guardaban. Sus profesores, unos «desconocidos», les marcaban las pautas, entre ellos y sus tutores les tenían la vida organizada, planificada de antemano, no eran dueños de su destino ni del camino que tomarían en sus vidas.

¿Qué milagro obró Mr. Keating en aquellos chicos?

Simplemente, habían descubierto a un líder. No un líder autoritario, sino un líder carismático que sin ejercer el mando por la fuerza, podía manejar una situación con pocas palabras, con pocos gestos, transmitiendo conocimiento, dando ejemplo.

En el mundo de internet y las nuevas tecnologías, la web 2.0 , lleva instalada entre nosotros desde hace relativamente poco tiempo. Su cualidad principal es la de transmitir conocimiento, es la de hacer que la información sea accesible a los internautas para cubrir una carencia, solucionar un problema, aprender, descubrir, cultivar actividades, desarrollar la creatividad, todo de manera independiente y libre.

Las empresas hasta ahora eran aquellos desconocidos que nos dirigían sus mensajes, nos gustaran o no. Esto generaba una falta de confianza en las marcas, que si no eran suficientemente prácticos y atractivos, quedaban relegadas a ser «una más». Con la aparición de internet el cambio ha sido significativo. En poco tiempo nuestra manera de entender la comunicación, ha cambiado completamente. Ahora la necesitamos para ser libres, independientes, saber lo que realmente nos conviene y tomar nuestras propias decisiones.

Las personas, son los nuevos líderes de la comunicación. Las empresas, a través de los community managers y las agencias, deben también convertirse en líderes de comunicación. Deben conseguir que sus mensajes sean válidos, buenos, útiles, que generen confianza, que generen viralidad, que hagan que los clientes se involucren, que adquieran el compromiso de la marca, que les representen en la red.

La posición del líder y sus directrices serán necesarias para la generación de campañas de Marketing Viral. Sus clientes, sus nuevos seguidores, sus fans, se sentirán queridos, apreciados y respetados. Siendo capaces de representar mejor que la empresa los valores de la marca.

Carpe diem 2

Las empresas y las agencias debemos aprovechar la oportunidad, la ocasión, el momento…

¡Carpe diem!

No es sólo una frase.

Para hacer uso de ella, debemos usar la razón y tener la capacidad de anticiparnos a las consecuencias de nuestras acciones. Debemos aprovechar las oportunidades y el tiempo.

Recordemos que las palabras y las ideas pueden cambiar nuestro entorno.

Y, como decía Mr. Keating:

Sólo crea y piensa en algo, dale el énfasis que necesitas y rompe esquemas

Carpe diem.

Jorge Jiménez Suárez

Mar 8, 2013

Monitoriza: lo que hacemos, ¿lo hacemos bien?

A pesar de los años, aún se me ponen los pelos de punta cada vez que escucho el comienzo de la sintonía de Canción triste de Hill Street (Hill Street Blues). Mike Post puso la música a una de las series de TV más famosas de los años 80. Serie en la que se proyectaba la vida cotidiana de una serie de personajes dentro de una comisaría típica norteamericana. En ella, se relataban situaciones vividas a diario por un grupo de policías al desempeñar su labor, mostrando su cara más humana, sus miedos, sus flaquezas y sus relaciones personales. En cada episodio acompañábamos a todos ellos desde primera hora de la mañana hasta la noche, en su vida íntima y profesional. Quizá, a partir de entonces, muchas personas aprendimos que los policías eran personas como nosotros.

Preguntas tan naturales como, qué es lo correcto o qué he hecho, fueron la base central de todos y cada uno de los episodios de tan fantástica serie. Preguntas que normalmente todos nos hacemos a diario en nuestro trabajo o en nuestra vida privada.

Normalmente, todas las acciones que se realizan dentro de una empresa, vienen precedidas de una planificación o de unos planes de acción en los que se marcan las pautas para llevar a cabo nuestra labor diaria y cumplir con nuestros objetivos a corto plazo. Son aquellas que podemos denominar de ejecutivo o agenda: reuniones, visitas, informes, compras, ventas, llamadas, mensajes, etc. Al final de tanta actividad debemos recoger los frutos de nuestro trabajo y analizar los resultados. Así responderemos a otra de las preguntas que nos solemos hacer:

– «Y… lo que hago, ¿lo hago bien?».

Hoy en día disponemos de bastantes herramientas para observar y analizar los resultados de nuestro trabajo en la red, para monitorizar. Si nos centramos en el social media, herramientas como Radian 6, Twittersearch, Socialmention, Google Search o TrednsMap pueden servirnos para realizar esta labor. Con ellas debemos saber apreciar si se habla de nuestra marca o la de nuestros clientes, de los productos o los servicios que damos. Con ellas «escuchamos» las conversaciones de internet y sabemos cuál es la valoración que los usuarios hacen de todo ello. Habrá casos en los que analizando las gráficas tengamos picos de actividad en los que se hable mucho y tendremos que discernir si es bueno o malo lo que dicen de nosotros, ya que podemos ser muy nombrados, pero no por algo bueno.

Esta misma mañana he tenido el inmenso placer de asistir a un «desayuno 2.0» en la que he podido asistir a una exposición bastante interesante sobre monitorización impartido por Zinia en la sede de la CEOE. En ella nos aconsejan, cuidar, acertadamente, los picos de incidencia que nuestra empresa, nuestro producto o nuestra marca, o la de los clientes a los que llevamos sus cuentas, pueden sufrir en las redes sociales. Y así poder identificar y atajar una posible crisis de reputación o crisis de marca on line. Y para que no nos pillen por sorpresa, seguimiento, seguimiento y más seguimiento.

En definitiva, con el buen hacer de nuetro trabajo, debemos cuidar la imagen que proyectamos fuera y gestionar las posibles incidencias. En internet es muy importante el día a día, la cotidianeidad. Los usuarios nos acompañan desde primera hora de la mañana hasta la última de la noche, como los espectadores acompañaban a los policías de Canción triste de Hill Street. Por lo que, a partir de ahora, como diría el sargento Esterhaus:

-«Tengan cuidado ahí fuera»-

Y, teniendo las herramientas adecuadas, monitoricemos.

Hagamos bien nuestro trabajo.

Jorge Jiménez Suárez