Browsing articles tagged with "marketing digital Archives - hgm Marketing - Publicidad"
Nov 11, 2016

Experimentar con tus errores, con tus aciertos.

– “¿Dr. Frankenstein?” – Le preguntó Igor, apareciendo tras la niebla.

– “Fronkostin” – Contestó Frederick.

– “¿Me toma el pelo?” – Insistió.

– “No. Se pronuncia Fronkostin” – Aseguró.

– “¿Dice usted también: Frodorick?” – Preguntó Igor.

– “No. Frederick” – Respondió de nuevo el Doctor.

– “¿Y por qué no es Frodorick Fronkostin?” – Interpeló con guasa.

– “Porque no. Es Frederick Fronkostin.” – Aseveró el científico.

– “Muy bien” – Rindiéndose Igor.

– “¿Usted debe ser Igor?” – Preguntó Frederick.

– “No. Se pronuncia Aigor” – Rápidamente respondió el jorobado.

Entre rayos y tinieblas, es como el Dr. Frankenstein conoció a su nuevo sirviente. Acababa de heredar una propiedad en Transilvania y tenía que decidir qué hacer. Si aceptar la herencia y continuar con los experimentos de su abuelo o volver a Estados Unidos.

Decidió experimentar.

Inspirados por los diarios de su abuelo, Frankenstein intentará revivir el cuerpo de un criminal ejecutado. Pero algo ha salido mal. Por lo que el Doctor, decide transferir algo de su intelecto al “monstruo”. Debido a esto, se vuelve capaz de razonar. ¿Adquiriría alguna cualidad más?

aciertos-errores

El Dr. Frankenstein, como buen investigador necesitaba conocer el misterio de la vida. Y nada mejor para lograr su objetivo que iniciarla en un cuerpo que la hubiera perdido y que contuviera parte de sus conocimientos, de su vida, de su experiencia. Y también de sus peculiaridades y sus manías…

Debía transmitirle su esencia.

Como todo lo que hacemos en nuestra vida personal y profesional, lo que hacemos, siempre lleva nuestro toque personal, nuestro estilo, nuestro sello, nuestra huella. Nuestra experiencia es un cúmulo de aciertos, errores, cualidades y multitud de pruebas superadas con el tiempo. Todo ello debe ofrecerse a los demás y a nuestros clientes como un valor añadido de lo que somos, de lo que hacemos.

Debemos transmitir nuestra experiencia.

Como ya comentamos en entradas anteriores, el pasado mes de Octubre asistimos al evento: Manager Business Fórum. En él como en anteriores ocasiones tuvimos la oportunidad de escuchar y aprender de todas las ponencias y mesas redondas que se organizaron. El tema central no era otro que el de la transformación digital que estamos viviendo y que debemos aplicar a nuestra vida y a nuestra actividad profesional.

Al igual que este evento, el conjunto de todas sus partes, dan forma a una completa agenda. Todas sus componentes,  fueron transmitiendo las mejores pinceladas de lo que deben hacer las empresas para aplicar y verse beneficiado por una correcta transformación digital. Básicamente nos quedamos con éstas:

  • “El marketing debe liderar la transformación digital” (Fernando Rivero)
  • “La presencia digital no es transformación digital” (Tristán Elósegui)
  • “Para hacer marketing son necesarios los datos” (Ignacio Ayerbe)
  • “El usuario tiene el control, la calzada no hace camino” (Juan Gasca)
  • “Hay que vender en el lugar adecuado” (Víctor Prim)

Como dijo Fernando Rivero, todos ellos hicieron hincapié en la importancia de que sea el departamento de marketing o los profesionales de marketing, los que, junto al departamento comercial, lideren ese cambio, esa transformación necesaria. Y otra máxima que debían cumplir era la de conocer a tu cliente, escucharlos y estar presente allí donde ellos estén e interactúen.

En definitiva, todos ellos, nos aconsejaron que tenemos que medir la temperatura de nuestros clientes y de todos aquellos que nos acompañan. Aunque antes debamos experimentar con ellos para saber realmente lo que les satisface. Como dijo aquel día Luis Asenjo:

“Debemos analizar, para tocar”.

experimentaSacando el féretro de la tumba, el Doctor Frankenstein exclamó:

– “¡Que trabajo tan asqueroso!” – 

– “Podría ser peor.” – Dijo Igor.

– “¿Cómo?” – Preguntó Frederick.

– “Podría llover.” – Contestó Igor, mientras se desataba la tormenta…

….

Frederick Frankenstein, junto con Igor y su ayudante de laboratorio , repitió el experimento que hizo famoso a su abuelo. Logró darle vida a una persona formado por partes de cuerpos diferentes. E intentó darle parte de su esencia para dotarle de mayor capacidad. Con ello, pudo compartir el misterio de la vida, lo que le proporcionaría un éxito inesperado.

Nunca dejaremos de intentar, de probar, de experimentar todo lo que creamos que puede funcionar, sin miedo a equivocarnos. Nuestros errores, a buen seguro, se convertirán en futuros aciertos. Sólo debemos ser perseverantes hasta que consigamos, que lo que probemos, sea verdaderamente de utilidad para nuestros clientes. Y por supuesto, nunca dejaremos de estar en contacto con todas aquellas personas que nos rodean. Nunca dejaremos de hacer lo necesario para conocer a nuestros clientes y saber lo que realmente necesitan.

Como dice Woody Allen: “Si no te equivocas de vez en cuando, es que no lo intentas.”

¿Lo intentamos?

¡Vamos a experimentar!

Jorge Jiménez Suárez

Nov 4, 2016

En busca de alternativas, en busca de la felicidad.

Apoyados en la valla de la cancha de baloncesto animó a su hijo:

“¡Eh! Nunca dejes que nadie diga que no puedes hacer algo, ni si quiera yo. ¿Vale?” –

– “Vale.” – Contestó extrañado Christopher.

– “Si tienes un sueño, tienes que protegerlo.” – Insistió Chris.

– “Las personas que no son capaces de hacer algo, te dirán que tú tampoco puedes.” –

– “Si quieres algo, ve por ello. Y punto” – Finalizó.

Recogieron sus cosas y prosiguieron su camino.

Estaban solos. Cris lo había perdido casi todo, su mujer, su casa, su negocio. La vida se le había complicado y su suerte parecía que no iba a cambiar. Cada vez que lograba sobreponerse recibía otro golpe. A pesar de ello, decidió seguir luchando por salir adelante.

Un día conoció a una persona que, saliendo de su trabajo, irradiaba felicidad. Quiso ser como él. A partir de ese momento hizo lo imposible por buscar lo mismo para él y para su hijo. Haría lo posible por cumplir su nuevo sueño: ser corredor de bolsa. Sólo tendrían que dársele bien los números y las personas. Pero el camino no sería fácil, sería aún más duro de lo que pensaba, pero…

…merecía la pena intentarlo.

felicidad

Chris se tuvo que enfrentar a muchas dificultades: no tener casa, no tener dinero, no tener ayuda y cuidar de su hijo, a la vez que estudiaba por las noches, todo lo aprendido en sus nuevas prácticas en la empresa que esperaba que fuera su seguro de vida.

No había perdido nunca la esperanza ni la confianza en sí mismo. Había logrado sobreponerse a aquel negocio que él pensó que sería lo mejor de su vida y que acabó arruinándole. Había visto que tenía que plantearse un nuevo rumbo, abrir un nuevo camino y cambiar de vida. Tenía que reinventarse.

Tenía que transformarse.

Al igual que nos sucede a todas las personas y a todos los profesionales que vivimos estos trepidantes años de cambio y evolución constante. Nuestra vida es una constante adaptación a los acontecimientos y al paso de las diferentes etapas. Nuestro trabajo es una continua sincronización con las tendencias, con los gustos de los consumidores y las necesidades del mercado.

En el aspecto empresarial tenemos que estar más cerca que nunca de nuestros clientes, usuarios y seguidores. Esto no quiere decir que simplemente abramos canales de comunicación para atenderles. Debemos compartir los momentos y compartirlos de igual a igual, empleando las mismas herramientas que demandan. Por lo que, si es necesario, debemos apartar aquellas actividades que han quedado sin uso o han quedado obsoletas, para potenciar y dirigir nuestro esfuerzo allí dónde realmente se garantizará el fruto de nuestro esfuerzo. Debemos realizar una nueva transformación…

…una transformación digital.

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de asistir, una vez más, a Manager Business Fórum donde Rafa Muñiz nos recordó que: “No estamos viviendo una etapa de cambios, si no un cambio de etapa”. Es cierto, lo que teníamos hace cinco años ya no vale y lo que tenemos ahora, tampoco valdrá en otros cinco.

También dijo que: “la naturaleza es sabia, tenemos dos orejas y una boca. Por lo que debemos escuchar más y hablar lo necesario”. Y es por eso, por lo que debemos siempre mantener o intuir, prever o tener en mente, la visión de aquello que nos pueda garantizar la felicidad en un futuro.

Como hemos dicho muchas otras veces:

Debemos estar mas cerca de la visión que de la misión.

alternativas

Chris Gardner, finalmente, logra su objetivo: un puesto de trabajo que le garantizará su futuro. Por muy difícil que pudiera ser al principio, Chris nunca se rindió, trabajó duro para alcanzar su sueño y lo consiguió. Busco una alternativa y encontró la felicidad.

En esta pequeña agencia somos conscientes de lo difícil que es cambiar el modo de actuar, de trabajar o de vivir tal como lo hemos estado haciendo hasta ahora. Pero también somos conscientes de que el impulso digital, la transformación digital, es un cambio, una evolución, una adaptación necesaria para nuestra vida cotidiana, y, por supuesto, para la realización de nuestras actividades profesionales. Todos debemos buscar nuestro camino para ser más competitivos, más eficientes, más digitales.

Como dijo Chris Gardner: “Yo soy una persona que si preguntan algo y no sé la respuesta, contesto que no la sé. Pero por lo mismo, si sé cómo encontrar la respuesta, ten por sentado que encuentro la respuesta“.

¿Buscas respuestas?

¡Las encontraremos!

Jorge Jiménez Suárez

Oct 28, 2016

Lo que somos, lo que queremos.

– “¿De qué sirve una idea si sólo está aquí?” – Preguntó señalando a su cabeza.

– “Se puede ser un artista sin pintar nunca” – Respondió Bart.

– “Esa es mi definición de un cobarde” – Afirmó Liz.

Las palabras quedaron en el aire por un instante.

Art era el dueño de una galería de poca monta. Tenía muchas deudas y tenía que recurrir a pequeñas estafas para poder salir adelante esperando a tener un golpe de suerte. Un día conoce a Betty una mujer guapa y rica, que, rápidamente, se enamora de él y le convence para que se casen.

Su golpe de suerte ha llegado. Gracias a ella ya no tendrá que preocuparse por el dinero. Pero, al mismo tiempo conoce a Liz, la atractiva hermana de Betty, de la que se enamorará irremediablemente. Para poder estar con ambas creará un engaño más, creará a su hermano gemelo Bart. Art está con Betty y Bart con Liz.

La situación es ideal para él, pero…

…dos, eran demasiado.

somos-y-quereremos

Poco a poco Art se dará cuenta. Mantener dos personalidades da mucho trabajo y es muy peligroso. También descubre que cada vez se aleja de más de Betty y se acerca mas a Liz. Descubre que con Liz se siente diferente, descubre que se siente mejor, y descubre que ella es capaz de sacar todo lo mejor que él lleva dentro. Gracias a sus sentimientos por Liz ha descubierto que…

…sabe realmente quién es y lo que quiere hacer.

No es difícil, que cualquiera de nosotros, tenga un momento de duda en su vida por saber cómo somos. Y más aún, a pesar de tener unos cuantos años, lo que queremos ser o hacer. Cuando eres joven todo el mundo te pregunta lo que quieres ser de mayor. Muchos lo tienen claro, pero muy pocos consiguen ser lo que anhelaban.

Lo mismo nos sucede cuando trabajamos en una empresa y nos preguntan hasta dónde queremos llegar. O, si tienes tu propia empresa, te cuestionas cuáles son los objetivos o hasta dónde te va a llevar tu actividad. ¿Realmente lo sabemos o nos dejamos llevar por una idea general de hacerlo todo bien y llegar lo más alto posible? ¿Nos mantenemos realizando nuestro trabajo a la espera de un golpe de suerte que mejore nuestra situación?

Debemos enfrentarnos a la realidad.

No podemos trabajar con nuestros clientes si no saben realmente quiénes somos, ni en qué les podemos ayudar. Aunque cada cliente nos demande por determinado producto o servicio, debemos seguir fieles a nuestro trabajo y a todas las facetas que cultivamos. Como ya dijimos en una ocasión anterior, si se muestra, hay que contarlo.

Eso no quiere decir que tengamos varias caras o varias personalidades o varios roles. No, porque nuestro estilo de trabajo siempre es el mismo dependiendo de la disciplina o el sector de actividad que cubramos. Nos gusta lo que hacemos y podemos abarcar muchos campos al mismo nivel de calidad.

Y queremos compartirlo contigo.

queremos-ser-como-somos

-“¿Te estás volviendo loco, verdad?” – Le preguntó Liz.

– “Desde el momento en que te ví.” – Contestó Art.

– “Eso mismo me dijo Art… ¿O fue Bart?” – Dándole la espalda.

– “Sólo dime: ¿quién quieres que sea?” – Preguntó de nuevo Art.

Tras el rechazo de Betty en el altar, pasado un tiempo, Art y Liz tuvieron su oportunidad. Art enmendó su error, se disculpó y fue sincero consigo mismo, con Liz y con los demás. Ya sabía lo que él sería a partir de ahora y a quien querría tener a su lado.

Como hemos dicho en ocasiones anteriores, lo auténtico convence, lo auténtico vende. Por lo que debemos enfrentarnos a nuestra vida y a nuestra profesión sin máscaras, sin engaños, sin mentiras, sin dobleces. Porque si sabemos lo que somos, si mostramos nuestra identidad, será más fácil luchar y obtener lo que queremos.

Y lo que queremos, es seguir disfrutando de lo que hacemos.

Como dijo Eleanor Roosevelt: “De una manera u otra aprendemos quienes somos realmente, y luego vivimos con esa decisión.” 

¿Quiénes somos?

¡Lo que queremos!

Jorge Jiménez Suárez

May 26, 2016

Detalle, el secreto del éxito.

Nick seguía al cura por el pasillo en lo que parecía su destino final.

Mientras, el clérigo iba recitando lo que parecían oraciones en latín…

– “Veni, vedi, vinci. Verborrea sub judice sine qua non”-

– “Coitus interruptus in dormitorium de chupa domine. Amén.” –

– “Ave César morituri te salutan, ad nausean…” –

Y al llegar a la silla eléctrica ejecutaron al fraile.

Nick Rivers, era un famoso cantante de rock americano que fue a participar a un festival cultural de una extinta y peculiar Alemania del Este. Allí los nazis controlan el país a pesar de los ataques de la resistencia francesa…

Rivers es detenido injustamente y encarcelado. Allí encontrará al Dr. Flammond, un importante científico retenido por los alemanes para construir una poderosa arma: la Mina Polaris. Cuando sale de prisión para cumplir con sus compromisos musicales, entrará en contacto con la resistencia y con Hillary, la hija del Dr. Flammond. Su objetivo, a partir de ahora, sería liberarlo y evitar que tan potente arma cayera en poder de sus enemigos.

Ese era su secreto, ése era el plan.

A partir de ahí y a lo largo de toda la aventura no dejarán de sucederse diversas situaciones divertidas a cada cuál mas graciosa. Una película, una aventura, un film, para no perder detalle.

secreto

No recuerdo las veces que nos castigaron, a mis compañeros del colegio y a mí, sin recreo por estar en clase riéndonos de la película. Durante años, fuimos descubriendo todos sus innumerables gags, partos y chorradas. Aún hoy, me sorprendo descubriendo algún detalle más, que en su momento se me escapó.

La verdad es que, el rigor histórico de la película, además de ser divertido, me sigue llamando mucho la atención. En general se podría sacar punta a todo lo relevante de la película sin que cuadre, pero curiosamente, funciona. El objetivo, está cumplido, entretiene, divierte y lo que es más importante, se queda en nuestra memoria por mucho tiempo o para siempre.

Era un proyecto pensado al detalle.

Lo mismo nos pasa en nuestra vida y en nuestra profesión, aquellas personas que cuidan los detalles son más propensos a ser más apreciados por otras personas: compañeros, amigos, pareja, familia. También, nuestros clientes se encuentran mucho más a gusto con nosotros si cuidamos los detalles, si no los olvidamos.

Hasta hace bien poco, solíamos apuntar en un calendario o en una agenda las fechas señaladas del año, los compromisos, las celebraciones, las onomásticas. Ahora, gracias a las nuevas tecnologías y a la transformación digital, podemos recibir avisos de todas y cada una de ellas simplemente por el hecho de llevarlas guardadas en nuestro Smartphone o por estar en alguna red social.

Ahora nos cuesta menos tener un detalle.

Si nos introducimos en las redes sociales, veremos como a diario muchos usuarios publican mensajes de buenos días, buenas noches, felicitaciones y cierto tipo de mensajes detallistas que acompañan y hacen más llevadero el día. Esos pequeños detalles que a la gente en general gusta, genera buenas sensaciones y provoca más de una sonrisa.

Ya hemos hablado muchas veces de las redes sociales y seguimos apostando por ellas, además de ser una fuente de contenidos que ayudan a posicionar nuestras marcas o las de nuestros clientes, tiene la cualidad de acercar a la gente, a los seguidores, a los usuarios, a las personas. Ya no sólo por un interés comercial, si no por un interés personal, por búsqueda de información o como suele ser más frecuente, como queja.

Saber observar a todo lo que sucede a nuestro alrededor para saber cuando hay que actuar será una buena labor llevada a cabo por muy pocas personas o empresas. No despreciemos nuestra capacidad para observar y mejorar las cosas con el objetivo de agradar y fidelizar a nuestros seguidores con una cosa muy simple: el detalle.

detalle

Nick, Hillary y sus compañeros, finalmente, cumplirán su objetivo y liberarán al Dr. Flammon. Sabían lo difícil y delicada que era su misión, por lo que no se olvidaron que no debían dejar de tener en cuenta ningún detalle. Todos fueron importantes para tener éxito. Nosotros tampoco lo olvidamos.

Recordemos que en en los pequeños detalles, están las grandes virtudes. Por lo que, la mejor manera de ganarnos la confianza de nuestros clientes o fidelizar a nuestros seguidores es estar muy atentos y no perder detalle. Quizá nos sorprendamos con más cosas de las que esperábamos.

Como dice Luis Gabriel Carrillo Navas: Diversas cosas pueden ser observadas a simple vista, otras con más detalle. Pero esas que parecen que no tienen nada que ver, ponle más cuidado.”

¿Conoces nuestro secreto?

¡No pierdas detalle!

Jorge Jiménez Suárez

May 5, 2016

Cooperación y conocimiento, saca lo mejor de ti.

– “Adam Smith se equivocaba” – dijo John.

– “¿De qué estás hablando?” – le preguntó Hansen.

– “Si la atacamos todos, nos obstaculizamos y ninguno de nosotros se la lleva. Así que, vamos a por las amigas. Y nos ignoran, porque a nadie le gusta ser el segundo plato. Pero y si nadie va a por la rubia, no nos obstaculizamos y no ofendemos a las otras chicas.” – argumentó de nuevo.

– “Victoria asegurada” – concluyó.

Él y sus compañeros de estudios planteaban cómo ligarse a un grupo de mujeres en el bar. Su amigo Hansen abogaba por el “sálvese quien pueda” de Adam Smith, pero Nash, con su argumento de “ataque” cooperativo les muestra otra alternativa que podría conducir a mejores posibilidades de éxito.

John Nash era un genio para las matemáticas y por ello fue reclamado para ayudar a los servicios secretos de su país. Allí, logra resolver códigos mentalmente ante el asombro de sus compañeros. Pero esto hará que llame la atención de otro tipo de agentes que necesitarán de su ayuda, o al menos, eso es lo que él cree.

El tenía el conocimiento, poseía una mente maravillosa.

cooperacion

La esposa de John, con el tiempo descubrirá que todo este mundo de códigos, de secretos y de espías son sólo una ilusión y sólo están en la mente de su marido. Había descubierto el secreto de su marido: John cree en una realidad que no ve, en una realidad que no ven los demás, pero que condiciona toda su vida y todos sus actos. Ella hará lo posible para que no los vuelva a ver a jamás.

Pero necesitaba cooperación.

Muchas veces a lo largo de nuestra vida personal o profesional, nos enfrentamos a situaciones complicadas. Y mucho más cuando nuestros clientes o amigos no ven la realidad de lo que sucede a su alrededor y tienen una apreciación parcial de lo que ocurre. Tienen la certeza de que tienen todo bajo control. Pero no es así. Quizá el ambiente en el que desarrollan su actividad o la organización a la que pertenecen les limita mucho su visión y su capacidad de acción.

A veces es necesario salir, cambiar el chip y ver las cosas desde otra perspectiva. Quizá con apoyarnos en pequeñas empresas que viven intensa y pormenorizadamente el día y las campañas de sus clientes podamos apreciar muchos asuntos y detalles que se nos pueden escapar.

Recientemente tuve la oportunidad de ver un extracto de una entrevista en YouTube sobre Jack Ma. El fundador de la empresa Alibaba Group, la compañía de Internet más grande de Asia, afirmaba que: “Cuando trabajas en una compañía pequeña, aprendes la pasión, aprendes los sueños, aprendes como hacer muchas cosas a la vez.” Y es cierto, formar parte de una empresa así, te llena de experiencia, preparación y conocimiento.

Algo que podemos compartir en beneficio propio y para los demás.

Por lo que tendremos que salir de nuestro círculo habitual y ponernos en manos o interactuar con este tipo de profesionales, entre los cuales nos incluimos desde esta pequeña agencia. Porque también hay una realidad que no aprecian y que su competencia no aprecia. Pero los que vivimos el día a día, sí.

En la misma entrevista, Jack Ma, afirmó que: “Cuando tienes de 40 a 50 años, debes hacer aquellas cosas en las que eres realmente bueno, es el momento de tener éxito, aunque el porcentaje de fracaso sea muy alto”. Efectivamente, es el mejor momento para emprender con los conocimientos adquiridos.

Es nuestro momento, explotemos nuestro conocimiento.

conocimiento

Con el tiempo, gracias a la cooperación de su mujer, será el propio John el que decida ignorar todas sus visiones de un mundo irreal que sólo le confunde y en nada le beneficia. Pasados los años, a pesar de su enfermedad, ganó el Premio Nobel de Economía, por su revolucionario trabajo en la teoría de juegos.  Gracias a la ayuda de su esposa, John Nash, superó su reto personal y se convirtió en un ejemplo, en un referente como profesional y como persona. Además, no sólo tuvo una mente privilegiada, fue también una persona maravillosa.

Ser una pequeña agencia nos permite conocer todos los procesos de la cadena de producción, de la elaboración o de la creación de un servicio. Este hecho nos pone en ventaja, frente a otros, a la hora de tener una visión más amplia de las necesidades de nuestros clientes y cómo podemos satisfacerlas. Nos hace ser más ágiles y eficaces. Transmitimos más rápidamente nuestro conocimiento y nuestra experiencia. Nuestros clientes encuentran lo que buscan gracias a nuestra capacidad de cooperación y a nuestro grado de compromiso. Cada una de las partes aporta lo mejor de sí mismo para el bien común.

Como dijo John Nash: “Cada uno debe hacer lo mejor para él mismo y para el grupo”.

¿Qué es lo mejor que sabes hacer?

¡Es tu momento, compártelo!

Jorge Jiménez Suárez

Abr 28, 2016

Transformación digital, ya está entre nosotros.

Había dudado.

Los demás habían dejado de disparar sus armas.

James, finalmente, ante el asombro de todos, disparó a la niña.

– “¿Puedo saber por qué la niña le pareció una amenaza?” – le preguntó Z.

– “Era la única que parecía peligrosa, señor” – contestó James.

– “¡Explíquese, por favor!” – le conminó de nuevo Z.

– “Una niña de ocho años, de noche y sola, en un barrio peligroso, con un libro de física cuántica…”-

– “Algo se trae entre manos, seguro…”- contestó.

James Edwards era un oficial de policía peculiar. Después de perseguir a un inalcanzable y peligroso delincuente, es reclamado para pasar unas pruebas especiales en un cuartel escondido bajo tierra. Rodeado de los mejores agentes del ejército, de la marina y de la policía, se dispone a realizar una prueba escrita y otra práctica. Sorprendentemente, a pesar de sus insólitas respuestas ante las cuestiones que le plantean, él es el elegido para incorporarse a un cuerpo de élite: Los hombres de negro.

Allí comenzará a descubrir un mundo al que muy pocos tienen acceso y junto con su nuevo, aunque veterano compañero, el agente K, comenzará una nueva vida. Donde, todo lo que antes valía, ahora tiene muy poco valor. Donde, todo lo que antes tenía sentido, ahora es irrelevante. Donde, todo lo que antes era complicado, ahora es mucho más sencillo de lo que podía imaginar. 

Dentro de él se produjo una transformación.

transformacion digital esta entre nosotros 1

James al principio no daba crédito a lo que vivía y veía, tuvo que abrir su mente rápidamente para asimilar tanta novedad de golpe. A partir de ahora todo empezaba a cambiar de manera vertiginosa. Siempre había pensado que los extraterrestres eran un cuento, una mentira. Ahora comenzaba a descubrir la verdad y la explicación a muchos sucesos que antes no la tenían. Hasta ese momento, pensaba que podría haber algún ser de otro mundo que pudiera haber llegado a la tierra por casualidad. Lo que nunca habría podido imaginar es que desde hace bastante tiempo…

…ya están entre nosotros.

Y algo similar está ocurriendo a nuestro alrededor y que muchas personas no perciben. La evolución, la adaptación, las mejoras nos han traído nuevas formas de ver y de hacer las cosas. Muchos no son conscientes de que los cambios se han producido de manera vertiginosa y que cada día van mucho más rápido.

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a Futurizz, la feria de los negocios digitales. Y aunque pareciera un encuentro empresarial como otros de los que se celebran anualmente, era muy especial. Primero porque hay que tener en cuenta que muchas de esas empresas y esos servicios no existían hace pocos años. Segundo, porque muchas de esas empresas y organizaciones son empresas que se han ido adaptando a la evolución y a los tiempos y están liderando el cambio.

Entre todo lo que pude ver en mi visita había negocios de todo tipo. Ecommerce, banca on line, medios de pago, afiliación, directorios empresariales, rastreadores de ofertas en internet, empresas especializadas en big data, emailing, CRM y bases de datos. Agencias de viaje, empresas del mundo del ocio, venta de entradas on line y seguridad web. Servicios como restaurantes, taxis, proveedores de experiencias, negocios para hacer encargos y recados. Empresas de logística y distribución, organismos oficiales, fotografía,  empresas de software, consultoría, outsourcing y hasta una de drones.

Además de todo tipo de empresas desarrolladoras de apps y todo lo referente al marketing digital: imagen, diseño, SEO, buscadores de internet, hosting, cloud, analítica, contenidos, performance, comunicación, y, por supuesto, redes sociales.

Todo un elenco de nuevas empresas y negocios que ya llevan tiempo trabajando, facturando y obteniendo beneficios por facilitarnos nuestra vida y nuestro trabajo. La mayoría son empresas que comenzaron explotando una idea, un proyecto nuevo y lo llevaron a cabo con mucha ilusión. El esfuerzo les ha recompensado en poco tiempo.

Disfruté mucho al darme cuenta de que…

…es el tiempo de la transformación digital y del marketing digital.

transformacion digital esta entre nosotros 2

James, rápidamente, se puso a trabajar en su nuevo entorno, con sus nuevos compañeros y sus nuevas herramientas de trabajo. Quizá era lo que siempre había creído que debía hacer, quizá ese debía ser su futuro, quizá simplemente debía vivirlo, compartirlo, sentirlo. Se abría ante él un inmenso futuro.

Gracias a esta rápida evolución agencias pequeñas como la nuestra pueden competir al mismo nivel que otras más grandes. Gracias a la incorporación de estas nuevas herramientas y de estas nuevas actividades, la transformación digital está cada día mucho más presente en nuestras vidas y en nuestra profesiones. Para los profesionales del marketing se ha abierto un mundo de posibilidades infinito para poder trabajar y para seguir dando servicio al cliente.

Porque, como dice Félix Muñoz: “No se trata de hacer marketing digital. Es hacer marketing en un mundo digital.”

¿Estás preparado?

¡Vamos allá!

Jorge Jiménez Suárez

Feb 18, 2016

Ya somos europeos, ya somos digitales.

Era muy emocionante oír aquella sintonía

Auguraba que algo importante iba a suceder.

Podía ser un partido de fútbol de la selección española o el famoso festival de Eurovisión o los espectaculares saltos de esquí de Navidad o la retransmisión del concierto de año nuevo….

Todos aquellos eventos siempre venían precedidos de aquella melodía que nos recordaban que…

…éramos europeos.

Aunque si nos remitimos a la historia, realmente fue: “el 12 de Junio de 1985 se firmó el Tratado de Adhesión a la Comunidad Económica Europea, por el cual, desde el 1 de Enero de 1986, España pasaba a ser miembro de pleno derecho de la Comunidad Europea“.

¿O fuimos Europeos a partir del Tratado de Maastrich? ¿O realmente nos sentimos europeos cuando empezamos a utilizar el euro como moneda en nuestro país y en los demás países que visitábamos?

Sea como fuere, yo siempre me he sentido europeo. Pero…

¿Había mucha diferencia entre lo que sentía y lo que realmente era?

europeos

Han pasado 30 años de aquella España de los 80 en los que sólo había dos canales de televisión y la mayoría de nuestros deportistas sólo podían soñar con el éxito. Vivíamos en un mundo analógico. Los avances técnicos y de comunicación supusieron una parte importante para que España se abriera al mundo y, por supuesto, comenzara a adoptar con gran soltura las nuevas tecnologías.

En esos años, en España, había muchos niños que comenzaron jugando con un palo o una pelota en la calle y fueron adaptándose, jugando, probando todo lo que tenían y todo lo que fue llegando. Por un lado, valoraban todo lo que tenían y lo que les había costado conseguirlo. Sabían arreglarse sus propios juguetes y muchos de ellos, estoy seguro, que aún los conservan y hasta los llevan a exposiciones y ferias.

¿Qué ha cambiado en este tiempo?

Ahora la mayoría de los hogares españoles tiene conexión a internet, teléfono móvil, además de la omnipresente televisión. Por lo que fluye la comunicación, la información se comparte a mayor velocidad y con mayor calidad con imágenes o videos. También se hacen transacciones, compras y operaciones de banca con regularidad a través de los diferentes soportes. Y en los últimos años, las redes sociales y la mensajería instantánea se han convertido en una de nuestras aficiones favoritas.

Ya somos digitales.

Aunque si miramos atrás, como he comentado en otras ocasiones, nada de esto sería posible sin aquellos niños que un día soñaron con cosas imposibles. Nada de esto sería posible si no hubiera habido personas que les gustara probarlo todo hasta encontrar lo que realmente les gustaba. Nada de esto sería posible sin los pioneros.

Si separamos las generaciones digitalmente, los nativos digitales o aquella generación de menos de 25 años, también denominados “millenians”, son nuestro futuro. Y aunque muchos de nosotros, la generación anterior, los inmigrantes digitales, hayamos sido pioneros, debemos seguir aprendiendo, como siempre lo hemos hecho, de todo lo que surge y se pone al alcance de nuestra mano. Y si de algo debemos aprender, es de cómo salen adelante los nativos digitales sin nuestra ayuda, sin nuestro consejo, sin nuestra experiencia.

Nos sorprenderán cada día más.

No debemos tener miedo al cambio. La evolución vertiginosa que se originó hace más de treinta años aún va a ser más rápida. Ha llegado la transformación digital a todos los sectores y no podemos quedarnos atrás. Debemos seguir. Tenemos que avanzar. Intentar mejorar. Y si no se puede mantener el rumbo, tener la capacidad de poder reinventarnos. transformacion digital hgm Marketing

Hace más de treinta años, claro que éramos europeos, el problema era que no estábamos integrados. Necesitábamos un tiempo de mejora, de adaptación, de transformación. Necesitábamos creer en nosotros formando parte de algo. Algo que con esfuerzo se ha superado con creces.

Cada cliente es especial, por lo que cada uno de ellos requiere una visión diferente y un proceso de integración. Aunque a muchos les parezca igual o similar a lo que hacen otros, somos muy diferentes. Para nuestra agencia de marketing, la transformación digital se ha convertido en una actividad muy necesaria en la que estamos volcados de lleno en el último año. También  se ha convertido en un requisito imprescindible para todos nuestros clientes, no solo para mejorar o incrementar sus ventas o su cifra de negocio, sino para mejorar internamente, agilizar los procesos y ser más eficientes, más competitivos.

Como dijo Edgar Degas: “Es bueno copiar lo que se ve, pero es mucho mejor pintar lo que queda en nuestra memoria después de ver algo”.

¿Quieres verlo?

¡Transfórmate!

Jorge Jiménez Suárez

Feb 11, 2016

Experimentar, sentir, vivir.

Se había quedado sola y había tomado una determinación.

Dejaría de ser profesora de inglés y empezaría a ser escritora de novelas de misterio.

Necesitaba volver a experimentar, volver a sentir, volver a vivir.

Jessica Fletcher era profesora de inglés que vivía en un pequeño pueblo norteamericano. Tras la muerte de su marido decide cambiar su vida y decide ponerse a escribir. Pero no cualquier cosa, ella se introduce en el campo del misterio, la intriga y el peligro. A partir de entonces,  vaya donde vaya, siempre encontrará algo para investigar, algo por descubrir, algo en lo que trabajar.

Lo más importante es que no queda ajena a lo que sucede a su alrededor, ella es la protagonista de sus propios libros, por lo que interroga, examina y se desplaza a donde haga falta. Tiene una sensibilidad especial y es muy observadora, no se le escapa un detalle, por lo que siempre acaba descubriendo a los culpables. Demostrando, en la mayoría de los casos, que las cosas nunca son lo que parecen en un principio.

Ese era su camino, esa era su elección, esa era su pasión.

experimentar

La señora Fletcher sabía que la mejor manera para llevar a cabo su cometido era meterse en situación, sentirlo, vivirlo y aprender con ello. Quizá podía pecar de exceso de seguridad en si misma en muchas ocasiones, pero su experiencia le garantizaba ganarse la confianza de las personas que reclamaban su ayuda.

Sabía adaptarse a su rol, sabía formar parte de ello.

Lo mismo que nos puede suceder a cualquiera de nosotros en nuestra rutina diaria o en nuestra vida profesional. Siempre estamos metidos de lleno en alguna actividad personal o laboral que requiere toda nuestra atención para poder realizarla con éxito. Muchas veces nos encontraremos con situaciones conocidas y con seguridad en muchas otras ocasiones nos tocará lidiar con algo nuevo.

Quizá nos toque algo de lo que no sepamos nada en absoluto, por lo que tendremos que esforzarnos por aprender y adaptarnos rápidamente al entorno. Y lo que es más complicado, poder solucionarlo y compartirlo con garantías. Entonces tendremos que meternos de lleno en el problema, estudiarlo, conocerlo y trabajarlo. Y si hay mas personas, compañeros o clientes, por supuesto, hacer equipo. Hacer partícipes a los demás. Para que también lo puedan experimentar, sentir y vivir como nosotros.

Porque a todos nos gusta formar parte de algo.

Hace hoy cinco años que decidí convertir esta aventura profesional en una sociedad. Si bien es cierto que las circunstancias del momento empujaron a tomar esta decisión, siempre había planificado que el proyecto hgm Marketing fuera algo largo, duradero y próspero. Además de los tres años anteriores como profesional independiente y más de uno, en un inicio fallido con un antiguo socio, hace casi diez años que esta agencia comenzó a funcionar.

Y al igual que nuestro ejemplo de hoy, todo comenzó un día en el que se produjo un cambio, un punto de inflexión, algo que me animó a abrir este nuevo camino profesional. Ahora, pasado el tiempo, muy pocas cosas son como entonces, el mundo online se abre paso a grandes zancadas y promete quedarse mucho tiempo. La cantidad de información que se produce a diario, la mejora de los procesos y las nuevas herramientas hacen que las cosas puedan ser más fáciles y accesibles. Aunque para conocerlas bien debamos introducirnos en ellas con mayor profundidad.

Es lo que tiene el marketing digital.

Pero aún así, seguiré prestando atención, escuchando, investigando, escribiendo y compartiendo más contenidos, más conocimientos, más experiencias que os puedan resultar interesantes y de utilidad. Intentaré que con lo que os transmita podáis experimentar, sentir y vivir todo aquello en lo que esté formando parte del trabajo de esta pequeña agencia en ese momento.

Gracias de nuevo por estar ahí.

sentir

Las novelas de misterio de Jessica Fletcher y “Se ha escrito un crimen“, nos acompañaron muchos años como un proyercto planificado para que durase mucho tiempo como así lo fue. Y como las buenas cosas, cuando se acaban, perduran en la mente de todos y cada uno de sus fieles seguidores. Aquellos que compartían su camino, aquellos que disfutaban cada nueva aventura, aquellos que se sentían identificados y formaban parte del misterio. Aquellos que supimos valorar cada uno de los detalles de aquella bonita serie. Aunque sólo fuera por su pegadiza melodía.

En el trabajo diario de una agencia, al abordar una nueva acción o un nuevo proyecto profesional debemos empaparnos de todo lo que es, lo que conlleva y todo lo que le rodea. Debemos introducirnos, involucrarnos. No podemos ser meros espectadores de un proceso que está sucediendo delante de nosotros. Si no participamos, no aprendemos. Y si no aprendemos no podremos adquirir experiencia para proyectos futuros y ser requeridos por otras empresas o clientes.

Seguimos avanzando.

¿Quieres vivirlo?

Jorge Jiménez Suárez

Ene 28, 2016

Trabaja y toma conciencia de tu identidad.

– “¡Aaarrg!” – gritó en mitad de la cancha de baloncesto.

Ante el asombro de todos sus compañeros de equipo, el árbitro y los espectadores, de entre aquella maraña de jugadores, había aparecido un nuevo Scott. Estaba cubierto de pelo por todo el cuerpo. Su aspecto había cambiado completamente. Parecía un hombre lobo…

Él, sin dejar de botar la pelota, los miró a todos y ante su inacción, se dirigió a la canasta contraria y machacó la red. Scott de dio cuenta de que, a partir de ahora, los demás le tomarían en consideración. A partir de ahora, él, sería una referencia.

A partir de ahora dejaría de ser uno más.

Scott Howard  no quería ser un simple estudiante de instituto y un jugador de baloncesto del montón. Los resultados del equipo tampoco solían ser buenos. Además, en su vida quería ser diferente, no quería continuar con el negocio de su padre, la ferretería. Se sentía especial y deseaba encontrar su camino, deseaba afrontar su destino, deseaba encontrar su identidad.

Gracias a su nueva transformación, comienza a impresionar a los demás con su espectacular juego, convirtiéndose así en la estrella del equipo. Rápidamente aprende a transformarse a voluntad. Su equipo de baloncesto consigue llegar a los primeros puestos y Scott comienza a pasar la mayor parte de su tiempo de la escuela con la apariencia de lobo. Ganándose el respeto y la admiración de casi todos.

¿Pero tenía conciencia de lo que realmente quería?

conciencia

Era genial, la sensación era fantástica, había encontrado la manera de poder cambiarse a si mismo y poder cambiar las cosas como él quería. Todos le querían y le admiraban. Pero poco a poco, fue dándose cuenta que su nuevo rol no dejaba ver su verdadero yo, su esencia, su verdadera identidad. Sabía que los demás le respetaban por su nuevo aspecto exterior, pero no por cómo era interiormente. Por eso Scott deseaba volver a ser él mismo nuevamente. Necesitaba mostrar de nuevo su verdadera identidad. Tenía que demostrar que lo que llevaba por dentro era mucho mejor que lo que se veía por fuera.

Debía trabajar por que así fuera.

Son muchas las personas, las empresas, las agencias que día a día buscan consolidar una imagen, encontrar su espacio. Sentirse bien y disfrutar con lo que hacen y cómo lo hacen. A su manera, a su estilo. Pero esta es una labor muchas veces complicada. Quizá la ansiedad por verse bien y agradar a los demás provoca situaciones complicadas o de desgaste innecesarios.

Mostrarse en exceso puede ser contraproducente.

Quizá esa labor ingente de muchas personas y profesionales mostrando su vida o sus actividades a través de las diferentes plataformas de comunicación o de las redes sociales no sea el método más acertado o más correcto. O sí. Es posible que el impacto de las imágenes, los comentarios o los seguidores puedan arrojar estadísticas que demuestren que hay una tendencia o una audiencia interesada en ese tipo de contenidos. Pero con el tiempo, si se es demasiado artificial se corre el riesgo de pasar de moda, de cansar y de caer en el olvido.

Para poder evitarlo, si se quiere mostrar algo interesante se debe, al menos, dar un toque personal, algo interior. Esa chispa. Si deseamos que los clientes, los usuarios, los consumidores o las personas en general quieran de verdad participar de nuestra actividad debemos trabajar en crearles una conciencia de lo que es nuestra verdadera identidad. Porque…

…lo que se lleva por dentro, es lo que vale, es lo que funciona.

Es cierto, es lo que nos diferencia de otros. Nuestro rumbo, nuestro camino, nuestra experiencia, nuestro conocimiento. Todo aquello que forma parte de nosotros y que proyecta una imagen de profesionalidad, de confianza, de garantía. Es lo nuestro, lo que nos concede esa etiqueta de autenticidad. Y…

… lo auténtico siempre debe ser parte de nuestra identidad.

identidad

Scott, finalmente, descubre que no se puede avanzar sólidamente sin ser uno mismo, sin luchar por si mismo, sin valerse por si mismo. Y en su intento por demostrarlo, no necesitó ser de nuevo el lobo para vencer a sus rivales en la cancha de baloncesto. Ganaron, siendo ellos mismos, siendo auténticos. Gracias a ello contagió su entusiasmo y su seguridad al resto del equipo. Gracias a ello pudo mostrar lo mejor de si mismo sin recurrir a un rol artificial.

Gracias a ello había sabido afianzar su identidad.

A pesar de buscar nuevos caminos y oportunidades, algo a lo que estamos siempre obligados a hacer, nunca debemos dejar de olvidar el trabajo que realizamos y el que podemos hacer. Nunca debemos olvidarnos de por qué y para qué empezamos con todo lo que hoy tenemos y hemos alcanzado juntos. Todo el camino recorrido y sufrido junto a nuestros clientes, familiares y amigos nunca dejará de estar presente en nuestra mente y en nuestra actividad.

Es una buena manera de que todos nos tengan presentes en su memoria. Hemos creado en todos ellos una conciencia de agencia. Lo que ha quedado en su mente es nuestra forma de ver las cosas, nuestra forma de trabajar, nuestra identidad.

Como dice Mauricio Reyna: No es ser humilde, es saber tener identidad. Tener identidad es tener conciencia. Tener conciencia es creer en uno mismo. Creer es la capacidad de crear y realizar sueños e ideas. Crear es crecer. ¡Crecer es vivir!”

Ya conoces nuestra identidad.

Es la hora de trabajar y crear.

¿Crecemos juntos?

Jorge Jiménez Suárez

Ene 21, 2016

Marketing digital, algo maravilloso.

Se habían despertado, y frente a ellos, delante de su refugio había algo que el día anterior no estaba. Era un monolito de color negro con una superfice lisa, limpia, pulida. Esto no era muy normal. Nunca habían visto nada parecido.

– “¿Qué hacía allí? ¿Qué era eso?” – se preguntaban los primates.

Y con curiosidad se acercaban a verlo, a tocarlo, a sentirlo.

Uno de ellos arengó a sus compañeros y se aproximaron a él.

– “¿Qué era aquel objeto de forma tan perfecta? –

A partir de ese momento comenzaron a ser conscientes de muchas cosas que había a su alrededor y a las que no habían prestado atención hasta entonces. Comenzaron a descubrir la utilidad de los objetos que la naturaleza les proveía. Comenzaron a utilizarlos como herramientas.

Comenzaron a pensar.

Su vida cobraba una nueva dimensión, se enfrentaban a nueva realidad.

– “¿Sería el monolito la causa de este cambio?” –

Sólo sabían que a partir de ese momento, ya nada sería como antes. La evolución y la mejora, sería continua, rápida, incesante, trepidante. Gracias a esa nueva y extraña presencia se sentían con mayor fortaleza, con mayor seguridad, con mayor capacidad para probar cosas nuevas, para experimentar, para avanzar.

Gracias a ello pudieron cambiar, ser mejores.

Gracias a lo que un día llegó y se quedó junto a ellos para siempre.

algo maravilloso va a ocurrir

El simple hecho de la aparición del monolito produjo una reacción en la mente, en los hábitos, en las costumbres de aquellos primeros habitantes del planeta. Para ellos fue un hecho diferenciador, algo que marcó el cambio, algo que modificó la tendencia, un punto de inflexión.

Fue algo maravilloso.

¿Podemos descubrir qué objeto, qué hecho o qué lugar ha producido en nosotros un cambio significativo en nuestra vida o en nuestra profesión? Seguramente, algo haya sucedido a nuestro alrededor o algo ha empezado a formar parte de nuestra rutina sin que nos hayamos dado cuenta y sin saberlo haya sido el arranque de una nueva forma de ver las cosas, de pensar, de actuar.

Todavía recuerdo el día, primavera de 2.010, en el que tuve una reunión en la cafetería del Museo Thyssen de Madrid con un representante de una agencia de Barcelona. Buscaban una agencia en Madrid que les pudiera dar soporte digital a los clientes que tuvieran que atender en la zona centro. No les interesaba nuestro trabajo de marketing habitual. Sólo querían trabajo on line.

En ese momento, fui consciente de estaba más perdido que los primates de nuestro ejemplo de hoy, que las cosas estaban cambiando y no “me había subido al carro“. Descubrí que ya había otra manera de atender a nuestros clientes. Que había nuevos caminos por explorar. Que había que hacer algo. Que teníamos que prepararnos.

Esta agencia, mi agencia, era, casi en exclusiva, off line, tradicional o lo que en ese momento se catalogó como 1.0. Y funcionaba suficientemente bien. Pero el tiempo fue dándole la razón a aquella agencia y las acciones de marketing empezaron a tomar mayo relevancia desde el punto de vista digital.

Se empezaba a consolidar el Marketing digital.

Y es cierto, vino para cambiarlo todo y para quedarse por mucho tiempo. Ahora mismo, no podemos realizar ningún trabajo para nuestros clientes si no tenemos en cuenta muchas herramientas, parámetros y espacios digitales. Eso sí, aún sin abandonar nuestras actividades tradicionales.

A medida que ha pasado el tiempo hemos dirigido más recursos al entorno digital. Ya estamos en la era del Marketing digital, aunque debemos mantener nuestra imagen y nuestra experiencia en el conocimiento de todo tipo de acciones. Por eso seguiremos comprendiendo todo y daremos imagen de lo que se denomina:

Agencia de marketing online 360º

marketing digital 360º hgm marketing

La historia de la humanidad es un claro ejemplo de la velocidad del cambio. La evolución de nuestra especie es un claro ejemplo. A medida que hemos ido evolucionando y compartiendo nuestros conocimientos, el progreso ha sido  mucho mayor, más veloz. La presencia de ciertos objetos nuevos o las nuevos hábitos transmitidos y asimilados, nos han hecho no sólo, mejorar y avanzar, nos han hecho prosperar.

En nuestra agencia, desde aquel momento fuimos conscientes de la rápida evolución de lo que nos rodea, del entorno, de las tendencias. Todo nos exige desde hace tiempo, un cambio, una mejora. Por eso, en poco tiempo, esperamos que antes de nuestro aniversario, la nueva web de marketing digital esté funcionando plenamente. No sabemos como será en el futuro, pero nos hemos subido a él y queremos formar parte de él. Queremos seguir construyendo algo mejor.

Recordemos a Peter Drucker cuando dijo:“La mejor manera de prever el futuro, es creándolo”.

Llega la hora de la transformación digital.

¿Nos ponemos a ello?

Jorge Jiménez Suárez

Páginas:123»