Browsing articles tagged with "misión Archives - hgm Marketing - Publicidad"
Nov 4, 2016

En busca de alternativas, en busca de la felicidad.

Apoyados en la valla de la cancha de baloncesto animó a su hijo:

“¡Eh! Nunca dejes que nadie diga que no puedes hacer algo, ni si quiera yo. ¿Vale?” –

– “Vale.” – Contestó extrañado Christopher.

– “Si tienes un sueño, tienes que protegerlo.” – Insistió Chris.

– “Las personas que no son capaces de hacer algo, te dirán que tú tampoco puedes.” –

– “Si quieres algo, ve por ello. Y punto” – Finalizó.

Recogieron sus cosas y prosiguieron su camino.

Estaban solos. Cris lo había perdido casi todo, su mujer, su casa, su negocio. La vida se le había complicado y su suerte parecía que no iba a cambiar. Cada vez que lograba sobreponerse recibía otro golpe. A pesar de ello, decidió seguir luchando por salir adelante.

Un día conoció a una persona que, saliendo de su trabajo, irradiaba felicidad. Quiso ser como él. A partir de ese momento hizo lo imposible por buscar lo mismo para él y para su hijo. Haría lo posible por cumplir su nuevo sueño: ser corredor de bolsa. Sólo tendrían que dársele bien los números y las personas. Pero el camino no sería fácil, sería aún más duro de lo que pensaba, pero…

…merecía la pena intentarlo.

felicidad

Chris se tuvo que enfrentar a muchas dificultades: no tener casa, no tener dinero, no tener ayuda y cuidar de su hijo, a la vez que estudiaba por las noches, todo lo aprendido en sus nuevas prácticas en la empresa que esperaba que fuera su seguro de vida.

No había perdido nunca la esperanza ni la confianza en sí mismo. Había logrado sobreponerse a aquel negocio que él pensó que sería lo mejor de su vida y que acabó arruinándole. Había visto que tenía que plantearse un nuevo rumbo, abrir un nuevo camino y cambiar de vida. Tenía que reinventarse.

Tenía que transformarse.

Al igual que nos sucede a todas las personas y a todos los profesionales que vivimos estos trepidantes años de cambio y evolución constante. Nuestra vida es una constante adaptación a los acontecimientos y al paso de las diferentes etapas. Nuestro trabajo es una continua sincronización con las tendencias, con los gustos de los consumidores y las necesidades del mercado.

En el aspecto empresarial tenemos que estar más cerca que nunca de nuestros clientes, usuarios y seguidores. Esto no quiere decir que simplemente abramos canales de comunicación para atenderles. Debemos compartir los momentos y compartirlos de igual a igual, empleando las mismas herramientas que demandan. Por lo que, si es necesario, debemos apartar aquellas actividades que han quedado sin uso o han quedado obsoletas, para potenciar y dirigir nuestro esfuerzo allí dónde realmente se garantizará el fruto de nuestro esfuerzo. Debemos realizar una nueva transformación…

…una transformación digital.

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de asistir, una vez más, a Manager Business Fórum donde Rafa Muñiz nos recordó que: “No estamos viviendo una etapa de cambios, si no un cambio de etapa”. Es cierto, lo que teníamos hace cinco años ya no vale y lo que tenemos ahora, tampoco valdrá en otros cinco.

También dijo que: “la naturaleza es sabia, tenemos dos orejas y una boca. Por lo que debemos escuchar más y hablar lo necesario”. Y es por eso, por lo que debemos siempre mantener o intuir, prever o tener en mente, la visión de aquello que nos pueda garantizar la felicidad en un futuro.

Como hemos dicho muchas otras veces:

Debemos estar mas cerca de la visión que de la misión.

alternativas

Chris Gardner, finalmente, logra su objetivo: un puesto de trabajo que le garantizará su futuro. Por muy difícil que pudiera ser al principio, Chris nunca se rindió, trabajó duro para alcanzar su sueño y lo consiguió. Busco una alternativa y encontró la felicidad.

En esta pequeña agencia somos conscientes de lo difícil que es cambiar el modo de actuar, de trabajar o de vivir tal como lo hemos estado haciendo hasta ahora. Pero también somos conscientes de que el impulso digital, la transformación digital, es un cambio, una evolución, una adaptación necesaria para nuestra vida cotidiana, y, por supuesto, para la realización de nuestras actividades profesionales. Todos debemos buscar nuestro camino para ser más competitivos, más eficientes, más digitales.

Como dijo Chris Gardner: “Yo soy una persona que si preguntan algo y no sé la respuesta, contesto que no la sé. Pero por lo mismo, si sé cómo encontrar la respuesta, ten por sentado que encuentro la respuesta“.

¿Buscas respuestas?

¡Las encontraremos!

Jorge Jiménez Suárez

Feb 12, 2015

Tu confianza, nuestra fuerza.

– “¡Exclavo! ¡Te ordeno que te descubras y me digas tu nombre!” – exigió el César.

El gladiador se descubrió. Se giró y ante sus caras de asombro, les dijo quien era:

– “Me llamo Máximo Décimo Meridio, comandante de los ejércitos del norte, general de la legiónes Félix, leal servidor del verdadero emperador Marco Aurelio. Padre de un hijo asesinado, marido de una mujer asesinada y alcanzaré mi venganza en esta vida o en la otra.” –

Había logrado llegar hasta allí, sin duda era el mejor gladiador del Coliseo de Roma. Para unos era Hispano, para otros Gladiador, para los que le conocían era Máximo. Pero realmente era la persona que había sabido ganarse la confianza y el reconocimiento del público. Había superado, el dolor, el sufrimiento y la traición por estar ahí. Ahora sólo debía terminar aquello que había ido a hacer.

Era el responsable de hacer realidad la visión del antiguo emperador.

Tenía una misión que cumplir.

Gladiator 5

Para todos sus antiguos amigos, compañeros y enemigos, él, había muerto. Pero no era así. Había conseguido sobrevivir, y a pesar de negarse a luchar en un principio, descubrió por qué hacía tan bien lo que hacía. Se adaptó a un nuevo concepto de lucha, se esforzó y peleó hasta que consiguió ser el mejor.

Gracias a su experiencia anterior era capaz de hacer frente a nuevos retos. Gracias a su conocimiento supo cómo liderar los grupos de lucha. Gracias a su sabiduría sabía lo que había que hacer. Sólo tuvo que trasladarlo a otro escenario de batalla.

Se fue siendo el mejor legionario y volvió como el mejor gladiador.

Hoy, hace cuatro años que formalizamos la actividad de esta agencia. Sería correcto mencionar que realmente comenzó hace 8 años en una primera fase de año y medio hasta que una parte importante decidió abandonar esta apasionante aventura. Los dos años y medio siguientes, tuvimos que luchar por aguantar a flote en una de las peores etapas económicas que se recuerdan. Y desde el 11 de febrero de 2.011 decidimos ser agencia de propio derecho.

En este tortuoso camino, hemos “muerto” varias veces. Los socios que nos abandonan, los clientes que dejan de existir, los impagados, la falta de fe en nuestro trabajo en partes importantes de nuestro “equipo”, no han sido suficientes para no poder continuar. Ha sido, sigue y seguirá siendo muy duro sobrevivir cada día. Gracias a la confianza y al apoyo de muchos de los que aquí nos seguís cada semana tenemos el ánimo, la voluntad y la fuerza para seguir avanzando.

Hemos ido poco a poco, aprendiendo, empapándonos, conociendo nuevos conceptos, nuevas técnicas, nuevas herramientas. Cada batalla ha sido un gran avance. Cada avance ha sido un logro. Cada logro ha potenciado nuestra confianza y las de nuestros clientes.

Muchos sois nuestros acompañantes y muchos habéis visto nuestra evolución. Si hace 8 años comenzamos como agencia de marketing promocional, ahora lo somos tambíén de marketing digital. Pero no dejamos nada de lado, somos una agencia de blended marketing.

Sabemos hacerlo y seguiremos haciéndolo.

Seguimos apoyándonos en nuestros clientes fieles y leales que creen en nosotros y en nuestro trabajo, ya que son la base y los pilares de nuestra confianza. Y por supuesto, en todos nuestros seguidores en las redes sociales que cada día nos dan muestra de su afecto.

Confianza

Máximo supo llegar hasta el final, cumplió su misión. Se ganó el reconocimiento de todos.

De estos últimos 4 años, si de algo nos podemos sentir orgullosos es de haber sabido, parar, recapacitar y sabernos adaptar a los nuevos tiempos. Hemos sabido incorporar nuestra experiencia analógica para afrontar los nuevos escenarios y retos digitales. Hemos sabido adaptarnos a vosotros, los que nos concedéis todos los días vuestra confianza.

Como dijo Máximo Meridio: “Lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad

¿Luchamos por ello?

¡Fuerza y honor!

Jorge Jiménez Suárez

Dic 31, 2014

Nuestra identidad, nuestra profesión.

¡Espartanos! – tronó Leónidas.

¿Cuál es vuestro oficio? – interpeló a los suyos.

¡Ahú, ahú, ahú! – le respondieron.

¿Lo ves amigo? He traido más soldados que tú. – sentenció.

Era cierto, eran menor en número, pero todos eran guerreros. Llevaban toda la vida preparándose para la batalla, preparándose para la guerra, preparándose para luchar. Ese era su oficio, esa era su profesión, esa era su identidad.

Esta fue la historia de un sacrificio justificado.

Esta fue la historia en la que los espartanos, muy inferiores en número, lograron aguantar la posición de forma heroica, provocando multitud de bajas en las filas enemigas.

Esta es la historia de Leónidas, rey de Esparta, que con 300 soldados se enfrentó a Jerjes en el paso de las Termópilas. Durante varias jornadas lucharon contra los Inmortales, el cuerpo de élite de los persas, a los que acompañaban toda clase de criaturas, gigantes, rinocerontes, engendros humanoides o elefantes de guerra.

Esta es la historia de un estilo de vida, que perduró en el tiempo, gracias a la transmisión de generación en generación, de una fuerte identidad.

Identidad 1

Desde bien pequeños, los espartanos eran educados, formados, criados en la lucha. No importaba el momento, el lugar, el contrincante, siempre debían estar preparados y alerta. A fuerza de preparación no temían a nada, salvo a flaquear en su empeño.

Ese era su carácter, su forma de ser, su identidad.

Las personas, desde la infancia, hemos sido educados en las diferentes etapas de nuestra vida. La preparación a la vida profesional ha ido siempre de la mano de una formación personal y familiar. No podemos entender una sin la otra. Esta combinación creó en nosotros unos hábitos, unas constumbres, un carácter personal.

Nuestra propia identidad.

Pero en nuestra vida profesional, a pesar de aportar este bagaje personal, son pocos los que llegan a dejar huella en los demás. Se dice que los más fuertes siempre arrastran al resto y logran los mejores resulados. Y es cierto, pero siempre hay excepciones en las que pequeñas organizaciones con buenos equipos bajo el liderazgo adecuado funcionan como uno sólo, logrando ser mucho más efectivos.

¿De qué nos sirve tener identidad profesional?

Al forjar una identidad, tenemos conciencia de lo que somos y de lo que hacemos. Esto nos debe conceder la suficiente seguridad para poder llevar a cabo nuestras acciones y cumplir con nuestros objetivos. Gracias a ello podemos crear y generar confianza en los que nos rodean.

Todo esto hace que nuestro público objetivo crea en nosotros, y por otra parte, podamos creer en nosotros mismos aún más. Para que nos reconozcan por lo que somos y por lo que hacemos. Por nuestro trabajo, por nuestra labor, por nuestra identidad, por nuestra profesión.

Hay que saber transmitirla para que no se pueda desperdiciar ni perder.

Tenemos muchos medios y muchas maneras de poder dejar nuestro legado a todos aquellos con los que trabajamos e interactuamos a través de los canales de comunicación. Las nuevas tecnologías nos ayudan cada vez más a ello. Esta labor de transmisión será más efectiva si la hacen nuetros propios clientes y seguidores.

Pero no olvidemos que, las relaciones personales, “el cuerpo a cuerpo”, serán definitivas a la hora de marcar un estilo de trabajo y dejar huella. No todo lo podemos dejar a interactuar en internet o en las redes sociales.

Identidad digital

Finalmente, Leónidas, después de dura batalla y previendo el final, encomienda a Dilios la misión de salvarse y contar su heróica batalla para que nunca se olvide su gesta. Dilios relatará la historia a todos los soldados griegos que se preparan para combatir juntos en la decisiva Batalla de Platea, en la que participará, y al encender el recuerdo del sacrificio de Leónidas y sus 300, los griegos vencerán definitivamente al ejército persa.

Muchos momentos personales y profesionales, durante el año se convierten en pesadas losas difíciles de superar. Pero gracias a nuestra experiencia y a nuestra formación, al igual que los espartanos, lo único que no debemos hacer es cesar en nuestro empeño y seguir trabajando. Y como hizo Leónidas y sus 300 valientes, debemos saltar al campo de batalla y “batirnos el cobre” cada día más.

Porque ésta es nuestra misión, ésta es nuestra profesión.

¿Nos sigues?

¡Feliz año nuevo!

Jorge Jiménez Suárez

Dic 24, 2014

Nuestra visión, nuestra misión, nuestros valores.

Salió al balcón y exclamó:

¡Buenos días vecinos!

¡Eh! ¡Que te jodan! – le respondieron.

¡Sí! ¡Sí! ¡Que te jodan a ti también! – contestó al anónimo vecino.

Akeem había sido educado para ser rey y unirse a la mujer que había sido educada para casarse con él. Pero la rechaza. El tiene una visión y en su “rebeldía” decide salir de su país para buscar a una mujer que le quiera de verdad y a la que él ame. Una mujer que le quiera no por lo que tiene, si no por cómo es, por su forma de ser, por sus valores.

Su elección al azar le llevará, junto con su sirviente, al barrio de Queens en la ciudad de New York. Necesitaba ver vida, necesitaba ver mundo, necesitaba más. Allí conocerá a la persona que reune los requisitos que él busca.

Pero su empresa no será fácil, el era el futuro rey de Zamunda, pero allí es un perfecto desconocido con una misión.

Vision, mision, valores 2

La respuesta de Akeem a tan desconsiderado vecino, respondía a la manera más fácil de adaptarse al “nuevo mundo” y cumplir con el dicho: “allá dónde fueres, haz lo que vieres”. Una respuesta inocente, una forma de integrarse, una forma de ser considerado uno más.

En nuestro día a día, son más de seis años de trabajo ininterrupido, también hemos escogido ese camino. Es duro, lento, arduo y difícil, pero a largo plazo muy satisafactorio. Si escogimos ese camino cuando sólo se trabajaba el marketing off line o tradicional, decidimos mantener el rumbo también en el nuevo mundo, el mundo on line, el mundo digital.

Podíamos haber aprovechado nuestra experiencia para mantener el caché, pero decidimos ir poco a poco, aprender y compartir. Nos introdujimos en la nueva tendencia, nos incorporamos a una nueva visión del marketing que ya ha explotado.

Nuestra visión, se convirtió en una oportunidad.

Con ello aceptamos una nueva misión, adoptando todas las herramientas necesarias  para llevarlo a cabo. Decidimos apostar por las nuevas tecnologías y aprovecharlo al máximo.

Nuestra misión, se convirtió en acción.

Pero sin nuestra formación y nuestra experiencia, el camino habría sido imposible recorrerlo. Al igual que nuestra manera de ser y trabajar, nuestro estilo.

Nuestros valores, se apoyan en el sentido común.

Ambos casos, nuestro ejemplo de hoy y nuestra agencia, han marcado un estilo, una manera de hacer las cosas muy especial. Ambos casos tienen en común una inquietud, una visión, un objetivo, una misión y unos fundamentos en los que aporyarse, unos valores.

No te dejes ninguno.

 

Misión, vision, valores

Akeem, en poco tiempo, descubre lo que está buscando. Él sabe lo que quiere, va a por ello y lo consigue. Aunque no tendrá nada fácil enfrentarse a un mundo, a una realidad tan opuesta a la que el destino le había dirigido para actuar y llevar a cabo su misión.

Es muy fácil dejarse llevar y no salirse de lo establecido. Quizá lo más difícil es ser uno mismo y ser valorado por lo que se es y no por lo que se tiene. Si no se mantiene el nivel dia a día (“si se cree y se trabaja, se puede”), corremos el riesgo de perder todo lo logrado hasta ahora.

Nosotros, hace más de dos años,  tuvimos una visión, aceptamos la misión y seguiremos utilizando para ello nuestros mejores valores. Para que nos aceptes por lo que somos, por lo que te ofrecemos.

Como decía Jack Welch Jr. :“La visión sin acción es un sueño. Acción sin visión es simplemente pasar el tiempo. Acción con visión es hacer una diferencia positiva.”

Porque todas nuestras acciones vienen precedidas de una idea, un objetivo que cumplir y unos valores que aplicar.

¿Tienes una visión?

¡Actúa!

¡Feliz Navidad!

Jorge Jiménez Suárez

Feb 12, 2014

No dudes, demuestra lo que vales.

Mientras en el patio de armas del castillo, Madmartigan y Sorsha  luchaban contra el General Kael, Fin Raziel yacía en el suelo inconsciente y fuera de combate.

Ella, la malvada bruja se giró hacia él.

– “Y tú, ¿quién eres?” – dijo Bavmorda.

– “Soy Willow, y soy un mago extraordinario” – contestó mientras la lanzaba una fruta hechizada.

Triturándola en su mano, le interpeló de nuevo Bavmorda:

– “Y esto… ¿es todo lo que puedes hacer, Willow? Ja, ja, ja…. Pon a la niña en el altar para poder terminar el ritual” –

– “¡No! ¡No lo haré! La mandaré a un lugar lejano, fuera de tu alcance…” – gritó Willow.

– “Eso es imposible, no me hagas perder más tiempo” –

Y usando un sencillo truco para hacer desaparecer y ocultar cerditos, Willow hace “desaparecer” a Elora. Bavmorda asombrada y engañada por la “magia” de Willlow queda atrapada en su propio hechizo. Llegó su fin.

WILLOW

 (Imágenes: Willow de la Metro-Goldwyn-Mayer)

Elora Danan, la niña bebé, había elegido a Willow como su guardián y protector, que, además de su varita mágica, cuenta con la ayuda y el apoyo de varios amigos que se unen a su camino para compartir con él esta increíble aventura.

¿Cómo un personaje tan “pequeño” pudo ser capaz de realizar con éxito su misión?

Simplemente asimiló su nueva situación, se adaptó a las circunstancias, las afrontó con valentía, utilizó las herramientas y conocimientos que tenía a su alcance, supo sacar partido de ellas y no se rindió. Confiaba en sí mismo, tenía un sueño e hizo todo lo posible por conseguirlo.

Y lo logró.

Esta agencia, hace un año y medio que decidió reinventarse, y supo ir aprendiendo para adaptarse al cambio de generación en el que estamos inmersos. El traspaso de acciones de marketing del mundo tradicional, u off line, al mundo digital, u on line, están siendo una de nuestras misiones mas importantes.

Como hemos dicho muchas veces en diferentes entradas de este blog, el mundo digital es un mundo por inventar, no es una ciencia exacta. Internet es una fuente inagotable de conocimientos, en el que a diario, surgen nuevas oportunidades de negocio. Gracias a la tecnología, se pueden llevar a cabo ideas, ejecutar proyectos y transmitirlos a través de las recomendaciones y relaciones de sinergia que se producen en las redes sociales. Donde la comunicación fluye, donde la publicidad y el marketing está al alcance de todos. Donde el trabajo de marca personal e institucional puede difundirse con fluidez. Un lugar donde es posible mejorar la calidad de trabajo buscando la excelencia, mejorar la atención al cliente generando confianza al agilizar los procesos, al mostrar cercanía con los usuarios y clientes, al darles una rápida solución. Con todo esto, lograrán generar valor, diferenciarse y ganarse una reconocida recomendación.

Pero ante todo, somos personas. No hay que olvidar que detrás de cada trabajo, de cada acción, de cada producto o atención, hay una persona. Las empresas, las organizaciones, las corporaciones están compuestas por la labor de las personas que las conforman. Son las personas las que marcan el estilo, los procedimientos y la identidad de las mismas, y no al revés.

Cuanto más auténticas sean las personas, más auténtico será todo lo que hace y más lo será su empresa o su negocio.

Escribir

Willow recibió, en agradecimiento por realizar con éxito la misión que le fue encomendada, un premio, un libro mágico, un libro elaborado con infinidad de conocimientos y sabiduría, un libro enriquecido con el trabajo y la experiencia de los años. Un libro que le seguiría abriendo las puertas del futuro.

Acabamos de cumplir 3 años en esta agencia como sociedad limitada, aunque, ya llevábamos tres años más funcionando como autónomos. Son muchas las misiones que hemos cumplido, son muchos los compañeros que han compartido nuestro camino y son muchos los clientes que han confiado en nuestro trabajo. Esperamos haber estado a la altura.

Como decía Teresa de Calcuta, “la mayor satisfacción es el deber cumplido“.

A todos vosotros os damos, de todo corazón, las gracias por compartir nuestro “camino“.

Aún nos queda mucho camino por recorrer.

¿Lo escribimos juntos?

Jorge Jiménez Suárez

Jul 16, 2013

Adáptate, vamos mucho más allá.

Y recuerde:

-“¡Piense en ruso!”-

Este último consejo tronó en su mente mientras se recuperaba del letargo en el que había caído.

En ese momento, Mitchell Gant, rememoró como asentía silenciosamente mientras asimilaba las claves de su misión. La constancia en su formación, la disciplina y el orden le habían devuelto la cordura necesaria para reponerse, “hacerse con el aparato” y abatir al enemigo antes de que acabara con él.

Ahora había que valorar lo logrado, curar las heridas y cubrir las bajas que habían quedado por el camino.

¿Cuántos habían depositado su confianza en él?

¿Cuántos se habían sacrificado por el bien de la misión?

Ni el mismo lo sabía.

Aún recuerdo estar tumbado en el suelo con la cabeza apoyada en el asiento de la fila 1 del Cine Rialto de la Gran Vía de Madrid viendo esta espectacular película de la época. La expectación mereció la pena. En esos años, era toda una novedad tanta tecnología y usabilidad para un avión de combate, algo impensable en aquel momento y que, ahora, es una realidad superada. De esto hace mas de 30 años.

Yendo más allá, hace 40 años, se produjo la primera comunicación telefónica móvil, exactamente el 3 de Abril de 1.973, algo en lo que se estaba trabajando desde la 2ª Guerra Mundial y que en ese momento aún era impensable. Martin Cooper, de Motorola, tuvo el honor de ser el pionero. Cooper se inspiró en el comunicador del capitán Kirk de la serie de TV Star Trek. Y lo mejor de todo, la llamada la hizo a su competidor para que supiera que lo había conseguido antes que él.

De entonces, hasta hoy mismo, ha sido una carrera vertiginosa de evolución y de mejora continua. La competencia en la telefonía móvil es brutal y se pueden dar casos de apropiación de ideas, como la conocida disputa legal entre Apple con el iPhone y Samsung con el Galaxy. Si nos fijamos, gran parte de las personas que nos rodean, cada día, destina más tiempo al uso del teléfono móvil, y, desde la revolución de los smartphone, aún más. Es muy cómodo tener todo a nuestro alcance y en la palma de nuestra mano.

¿Cuántas cosas se hacen hoy con un teléfono móvil?

Aunque, sería más acertado preguntarse:

¿Qué cosas no podemos hacer con él?

Ante tal disyuntiva, nos preguntamos:

¿Qué debemos hacer los profesionales del marketing con una herramienta tan poderosa?

Actualmente muy pocos son los que se han lanzado al barro y se han decidido a hacer cosas nuevas. La mayoría de las campañas se han limitado a adaptar los conocimientos adquiridos en los medios digitales y convencionales. Pero, puede no ser suficiente. Las empresas no sólo deben limitarse a tener una web para ser visibles en el mundo digital. Las necesidades han cambiado y hay que adaptarse rápidamente para no perder el control, ser superado y caer abatido por la competencia.

Un primer paso, mas importante de lo que parece, sería adaptar la web de la empresa u organización al formato móvil o smartphone y al formato tableta, incluso con las herramientas adecuadas para que la visibilidad sea total.

Un segundo paso sería trazar, al igual que en otros medios y soportes, una estrategia muy clara de lo que necesitamos, lo que queremos conseguir y cómo hacerlo.

¿Cómo hacerlo?

A través de campañas de marketing móvil, como por ejemplo:

Publicidad display en formatos adaptados al tamaño, tipo mensaje MMS, con imágenes banner o videos.

– Mensajes SMS con códigos, cupones o descuentos.

– Creación de APP´s (aplicaciones móviles) sencillas y fáciles de usar, que sean prácticas y de uso continuo, como Google Maps.

– Campañas de geolocalización, algo aún mínimamente explotado.

Estas son las más usuales, aunque en el futuro es deseable crear más alternativas y sacarle mayor rendimiento a este medio.

Mitchell Gant tuvo que dar salida en el momento oportuno lo más profundo de su experiencia, de su conocimiento, de su formación.

Los profesionales del marketing digital en el caso del marketing móvil, debemos sacar lo mejor que llevamos dentro e ir más allá, ganarnos la confianza que las empresas depositan en nuestra experiencia y sacrificarnos al máximo para logar los mejores resultados.

¿Te animas?

No pierdas la oportunidad.

Jorge Jiménez Suárez

Jun 16, 2013

Redes sociales, el fin, ¿justifica los medios?

Operación Overlord, Dia D.

Objetivo: liberar a Europa.

Todos los que desembarcaron en Normandía hace sesenta y nueve años tenían el mismo objetivo, pero sólo ocho hombres, tenían una misión. El Capitán Miller y siete soldados más, debían localizar a James Francis Ryan tras las líneas enemigas.

Ryan, era el pequeño de cuatro hermanos y todos habían muerto en combate defendiendo su país. EE.UU. no podía ponerle un precio tan alto a una familia americana que mandaba a todos sus hijos al frente. Arriesgarse a dejar a una madre sin todos sus hijos a costa de servir a la patria era pedir demasiado. Por una vez alguien fue sensato y el fin no era lo primordial, el fin no justificaba los medios.

Pero, para lograr salvar al soldado Ryan si se hizo lo imposible y, en este caso, el fin sí justificó los medios. Aquel grupo de soldados lograron finalizar con éxito la misión y a la vez abrir otros caminos a sus compañeros para la consecución del objetivo final.

A la hora de trazar una estrategia para una campaña determinada en redes sociales, las empresas, las agencias o las personas, debemos tener en cuenta los “pro” y los “contra” que nos podemos encontrar por el camino. No siempre el fin justifica los medios. Es más, encontraremos líneas paralelas de actuación que deberemos solventar si queremos lograr nuestro objetivo, nuestra meta, nuestro fin. Entonces tendremos que diseñar otras líneas de actuación, sin olvidarnos de nuestra meta final, en las que nos veremos obligados a utilizar parte de nuestros recursos, de nuestro tiempo, de nuestro equipo, para que el trabajo global no se resienta. Aunque, como bien sabemos, lo primordial es saber desde el principio que es lo que realmente queremos conseguir y, para ello, debemos marcar un objetivo principal, y, seguidamente, unos objetivos paralelos o secundarios.

¿Qué sucede en una estrategia de social media?

Si queremos, por ejemplo, que todo el mundo nos vea, nos conozca y tenga una buena imagen de nuestro producto o servicio o de nuestra persona, como apoyo a la futura venta de un producto, un servicio o unas relaciones comerciales, tendremos que hacer una campaña de visibilidad, de marca o branding. Y en este caso, lo que más nos interesará, será estar en el mayor número de espacios donde se encuentre nuestro público objetivo e intentar ser muy visibles, con una imagen de marca o personal muy clara en todos y cada uno de las redes de interactuación.

¿Para qué?

Para generar interés y hacer que el posible cliente se dirija a nuestra web, fan page o blog, y, así, compre, interactúe y opine sobre nuestro producto o servicio. Y lo mas importante, que repita su compra, se fidelice y lo recomiende.

¿Qué necesitaríamos adicionalmente para que esto ocurra?

Desde el inicio, saber utilizar las herramientas que internet nos brinda para poder posicionarnos adecuadamente. No podemos esperar que una buena campaña en redes sociales arregle unas carencias anteriores en nuestra estrategia. Por ejemplo, no podemos achacarle a la gestión de redes sociales la falta de visitas a una web que no se actualiza o que no utiliza las herramientas o el software adecuado para que la puedan localizar los motores de búsqueda. Aquellos que nuestro público objetivo utiliza para encontrarnos.

Tampoco podemos dejar de informar a nuestros clientes de nuestras novedades por otros canales de información que no sean las redes sociales, como las campañas de emailig, networking o las labores comerciales mas tradicionales: telemarketing, visitas y entrevistas personales. No podemos dejar todo el peso de información y la labor comercial a la dinamización en las redes sociales. Salvo en casos de empresas cuyo producto o servicio se realice exclusivamente on line, por internet.

Si queremos lograr que nuestra empresa, cliente o agencia consiga sus objetivos finales, tendremos primero que esforzarnos en solventar aquellas piedras del camino que nos impiden avanzar con soltura. Invirtamos, entonces, recursos en esas pequeñas metas, en esos pequeños fines, en esos pequeños escalones, que nos impiden continuar avanzando en la consecución de la estrategia trazada.

En definitiva, para lograr nuestro objetivo y poder hacer bien las cosas debemos invertir en la medida de lo posible en todos y cada uno de los medios, por insignificantes que parezcan.

Para poder liberar Europa tendremos que salvar al soldado Ryan primero.

Y, como dijo el Capitán Miller:

“Hágase usted digno de esto… merézcalo”.

¿Ponemos los medios?

Claro que sí.

Jorge Jiménez Suárez