Browsing articles tagged with "redes sociales Archives - hgm Marketing - Publicidad"
Nov 4, 2016

En busca de alternativas, en busca de la felicidad.

Apoyados en la valla de la cancha de baloncesto animó a su hijo:

“¡Eh! Nunca dejes que nadie diga que no puedes hacer algo, ni si quiera yo. ¿Vale?” –

– “Vale.” – Contestó extrañado Christopher.

– “Si tienes un sueño, tienes que protegerlo.” – Insistió Chris.

– “Las personas que no son capaces de hacer algo, te dirán que tú tampoco puedes.” –

– “Si quieres algo, ve por ello. Y punto” – Finalizó.

Recogieron sus cosas y prosiguieron su camino.

Estaban solos. Cris lo había perdido casi todo, su mujer, su casa, su negocio. La vida se le había complicado y su suerte parecía que no iba a cambiar. Cada vez que lograba sobreponerse recibía otro golpe. A pesar de ello, decidió seguir luchando por salir adelante.

Un día conoció a una persona que, saliendo de su trabajo, irradiaba felicidad. Quiso ser como él. A partir de ese momento hizo lo imposible por buscar lo mismo para él y para su hijo. Haría lo posible por cumplir su nuevo sueño: ser corredor de bolsa. Sólo tendrían que dársele bien los números y las personas. Pero el camino no sería fácil, sería aún más duro de lo que pensaba, pero…

…merecía la pena intentarlo.

felicidad

Chris se tuvo que enfrentar a muchas dificultades: no tener casa, no tener dinero, no tener ayuda y cuidar de su hijo, a la vez que estudiaba por las noches, todo lo aprendido en sus nuevas prácticas en la empresa que esperaba que fuera su seguro de vida.

No había perdido nunca la esperanza ni la confianza en sí mismo. Había logrado sobreponerse a aquel negocio que él pensó que sería lo mejor de su vida y que acabó arruinándole. Había visto que tenía que plantearse un nuevo rumbo, abrir un nuevo camino y cambiar de vida. Tenía que reinventarse.

Tenía que transformarse.

Al igual que nos sucede a todas las personas y a todos los profesionales que vivimos estos trepidantes años de cambio y evolución constante. Nuestra vida es una constante adaptación a los acontecimientos y al paso de las diferentes etapas. Nuestro trabajo es una continua sincronización con las tendencias, con los gustos de los consumidores y las necesidades del mercado.

En el aspecto empresarial tenemos que estar más cerca que nunca de nuestros clientes, usuarios y seguidores. Esto no quiere decir que simplemente abramos canales de comunicación para atenderles. Debemos compartir los momentos y compartirlos de igual a igual, empleando las mismas herramientas que demandan. Por lo que, si es necesario, debemos apartar aquellas actividades que han quedado sin uso o han quedado obsoletas, para potenciar y dirigir nuestro esfuerzo allí dónde realmente se garantizará el fruto de nuestro esfuerzo. Debemos realizar una nueva transformación…

…una transformación digital.

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de asistir, una vez más, a Manager Business Fórum donde Rafa Muñiz nos recordó que: “No estamos viviendo una etapa de cambios, si no un cambio de etapa”. Es cierto, lo que teníamos hace cinco años ya no vale y lo que tenemos ahora, tampoco valdrá en otros cinco.

También dijo que: “la naturaleza es sabia, tenemos dos orejas y una boca. Por lo que debemos escuchar más y hablar lo necesario”. Y es por eso, por lo que debemos siempre mantener o intuir, prever o tener en mente, la visión de aquello que nos pueda garantizar la felicidad en un futuro.

Como hemos dicho muchas otras veces:

Debemos estar mas cerca de la visión que de la misión.

alternativas

Chris Gardner, finalmente, logra su objetivo: un puesto de trabajo que le garantizará su futuro. Por muy difícil que pudiera ser al principio, Chris nunca se rindió, trabajó duro para alcanzar su sueño y lo consiguió. Busco una alternativa y encontró la felicidad.

En esta pequeña agencia somos conscientes de lo difícil que es cambiar el modo de actuar, de trabajar o de vivir tal como lo hemos estado haciendo hasta ahora. Pero también somos conscientes de que el impulso digital, la transformación digital, es un cambio, una evolución, una adaptación necesaria para nuestra vida cotidiana, y, por supuesto, para la realización de nuestras actividades profesionales. Todos debemos buscar nuestro camino para ser más competitivos, más eficientes, más digitales.

Como dijo Chris Gardner: “Yo soy una persona que si preguntan algo y no sé la respuesta, contesto que no la sé. Pero por lo mismo, si sé cómo encontrar la respuesta, ten por sentado que encuentro la respuesta“.

¿Buscas respuestas?

¡Las encontraremos!

Jorge Jiménez Suárez

Oct 16, 2016

Tu avance, tu descubrimiento, tu diferenciación.

– “Mira.” – Le dijo a su hijo.

– “Ahora ya ha desaparecido la mitad del casco” – Contestó el niño.

– ” Bien. ¿Y ahora?” – Volvió a preguntar Cristóbal.

– “Ahora sólo veo el mástil” – Afirmó el niño.

– “Cierra los ojos y no hagas trampa, te vigilo.” –

– “Ábrelos cuando yo te diga. Ya” – Le indicó de nuevo.

-“¡No está! ¡Ha desaparecido!”- Exclamó el niño asombrado.

-“¿Y eso qué te dice?” – Le preguntó su padre.

El niño lo miró pensativo. Pero no dijo nada.

-“Es redonda, como esto.” – Señalando una naranja.

-“Una esfera” – Riéndose Colón.

Cristóbal Colón sostenía que había un tercer camino para llegar a los territorios asiáticos ricos en especias y oro. El primero consistía en bordear el continente africano y se tardaba, al menos, un año. El segundo consistía en atravesar el Imperio Otomano, algo imposible para los cristianos de la época. Y el tercero era navegar hacia Occidente, hacia el Oeste, atravesando el océano ya que sabía, presentía, deseaba, que la tierra no fuera plana, sino redonda.

Así que, lo único que tenía que hacer, era dar una “pequeña vuelta“. Gracias al apoyo de muchos eruditos, monjes y por supuesto, de los Reyes Católicos, pudo aventurarse en encontrar “las indias” cruzando por donde nadie jamás lo había hecho: atravesando el océano Atlántico. Y con tres carabelas, junto a muchos valientes…

…marchó en busca de lo desconocido, el nuevo mundo.

avance

Cristóbal Colón tenía una ilusión, tenía un  proyecto y en contra de todo pronóstico lo llevó a cabo. Él nos enseñó que si vemos las cosas de manera diferente, podemos ser capaces de entender muchas más cosas, o al menos, cosas que antes no entendíamos. Él nos enseño a que se puede producir un gran avance diferenciándonos de los demás utilizando otras vías u otros caminos.

Debemos buscar nuestro nuevo espacio.

La semana pasada con la festividad de la Fiesta Nacional, entramos de lleno en el otoño. Como buen día de El Pilar, llovió y se produjo la vuelta al frío. Ya nos hemos metido de lleno en la rutina anual: trabajo, colegio, universidad o instituto, que nos llevará a un ritmo trepidante hasta la Navidad y el final de año.

Como todos los años, las empresas del sector se han preparado a conciencia para mostrarnos todo lo que nos pueden ofrecer en esta temporada. Sabedores de ello, tuvimos la oportunidad de asistir al Road Show de las empresas del regalo publicitario y promocional el pasado mes de Septiembre. Así como al cPrint, feria de las artes gráficas el pasado 6 de Octubre.

En ambas, a pesar de moverse en el ámbito offline, tuvimos la oportunidad de apreciar multitud de cambios e innovaciones derivadas de la aplicación de técnicas digitales. Empresas de servicios offline que han realizado un gran avance, un gran descubrimiento, su transformación digital.

Vimos como muchas empresas han sabido reinventarse y contar de otra manera a qué se dedican. Mostrándonos su calidad como nunca antes la habíamos visto o como nunca la hubiéramos imaginado si no nos la muestran. Ellos han abierto su mente, nosotros debemos hacerlo también. La era digital ha generado en todos nosotros un gran avance.

Es hora de contar las cosas con otro estilo, es hora de mostrar lo que llevamos dentro que hasta ahora no hemos podido demostrar. Nos metemos de lleno en los próximos eventos de Octubre y Noviembre.

Objetivo: diferenciarse y generar un avance.

descubrimiento

La expedición de Cristóbal Colón llegó al nuevo mundo, aunque no fue fácil. Tuvo que realizar varios viajes y no obtuvo el reconocimiento que cabría esperar. Aún así no dejaría de intentarlo todos los años de su vida, no se contentó con lo que ya se conocía hasta entonces. Quería saber más, necesitaba conocer más y deseaba compartirlo. Su reconocimiento, como con muchos grandes hombres de la historia, llegaría más tarde, en siglos posteriores.

Muchas veces buscamos nuevas soluciones a problemas o necesidades que simplemente requieren un trato diferente. Una nueva perspectiva. Algo que transmita confianza y sea de utilidad. Esperamos que cuando aportemos una visión diferente a nuestros clientes no seamos como los demás y que de verdad lo aprecien. Esperamos que para ellos sea un nuevo descubrimiento, un nuevo avance, su diferenciación.

Como dijo Séneca: “Ningún descubrimiento se haría ya, si nos contentáramos con lo que sabemos.”

¿Quieres diferenciarte?

¡Sigamos con nuestro avance!

Jorge Jiménez Suárez

Sep 30, 2016

Tu código, tu conducta.

– “¿Qué ha querido decir? ¿Harold? ¿Qué ha querido decir?” – Preguntó Louden.

– “No lo comprendo, el Coronel Jessep dijo que ordenó un código rojo” – Insistió.

– “Lo sé, pero…” – Intentó contestar Jo Anne

– “El Coronel Jessep dijo que ordenó el código rojo. ¿Hemos hecho algo malo?” – Continuó Louden.

-“No es tan sencillo.” – Le contestó Jo Anne de nuevo.

– “¿Hemos hecho algo malo? ¡No hemos hecho nada malo!” – Gritó Louden.

– “Sí, lo hemos hecho.” – Contestó Harold, con calma.

– “Nuestro deber era luchar por la gente que no podía luchar por sí misma.” – Explicó.

– “Nuestro deber era luchar por Willy.” – Bajando la mirada.

El teniente Daniel Kaffee, abogado de la Marina con un historial muy prometedor, es el encargado de defender a los dos marines de la base de Guantánamo. Pero nunca había llegado a un juicio. Todos sus litigios los había resuelto mediante acuerdo previos.

El coronel Jessep es el Comandante en Jefe de la base. Presume de hacer todo lo que está en su mano para defender el muro que separa a su país de Cuba. Sus hombres de confianza, el capitán Markinson y el sargento Kendrick  apoyan a su coronel. Acatan sus órdenes, porque si no es así, “la gente muere”.

Mientras, los marines Harold Dawson y Lauden Downey, son acusados de asesinar a su compañero Willy por ser un mal ejemplo para el resto de sus compañeros y por el bien de la defensa de la nación norteamericana.

Para todos ellos era muy importante el código, el honor, la lealtad…

…pero ninguno lo había respetado.

codigo

Daniel y sus ayudantes, JoAnne y Sam, tendrán que empaparse de todo lo sucedido allí para poder defender a sus clientes frente al fiscal de la Marina Norteamericana y salvarles de pasar muchos años en una prisión militar. Tendrán que derribar muchos muros para saber la verdad. Tendrán que enfrentarse a ellos mismos. Para tener éxito en su cometido…

…tendrán que hacer las cosas bien.

¿Cuántas veces pensamos que lo que hacemos o pensamos es lo mejor para nosotros, nuestra familia, nuestro trabajo o nuestros clientes? ¿Realmente es cierto? ¿De verdad lo pensamos? ¿Creemos en serio que es lo mas conveniente para todos ellos? Puede ser que, simplemente, todo se haya hecho de buena voluntad o que la intención fuera buena pero los resultados no fueran los correctos.

Si pensamos en los casos en los que se han hecho mal las cosas que eran necesarias hacer, descubriremos, que la mayoría de las veces, se utilizaron atajos o se emplearon pocos medios o los menos ortodoxos. Todo por reducir el coste y agilizar el proceso de mala manera, pero siempre por el bien de determinada institución o empresa. Esto es un gran error.

Debemos hacer las cosas bien aunque nos cuesten un poco más.

Vivimos un momento de continuo cambio y de vertiginosa evolución. Las empresas para ponerse al día con la realidad que les rodea, deben seguir trabajando en su adecuación, adaptación o transformación digital. Como hemos dicho en innumerables ocasiones, esto no consiste en hacer una web y crear unos perfiles en redes sociales y esperar a ver que pasa.

El proceso de transformación digital debe ser algo genérico, algo que abarque todos los sectores y ámbitos de la empresa. Sin olvidar la actividad diaria, el cara a cara, el contacto, la visita, la llamada telefónica, debemos abrir las nuevas vías de comunicación y de procedimiento con nuestros clientes. Como una más pero como un nuevo código de conducta. Más sencillo, más accesible, más transparente.

En poco tiempo, el contacto digital seguirá desbancando a lo que seguimos denominando analógico u offline. Pero este proceso no debe acabar con él, aunque pensemos que es lo mejor para la empresa o para nuestras relaciones personales. Podemos caer en el error de deshumanizarnos.

Seamos justos y busquemos el equilibrio.

conducta

– “¡Harold!” – Le llamó Daniel, cuando ya se marchaban de la sala.

– “Señor…” Se volvió Harold.

– “El honor no es sólo una pegatina en el brazo…”

Los dos marines, a pesar de ser inocentes de asesinato, habían sido finalmente expulsados del ejército por obedecer órdenes de sus mandos superiores. Esas instrucciones dadas, según el código y el honor, nunca debieron ser ejecutadas. Era una conducta impropia de un marine de los EEUU.

Las cosas, para hacerlas bien, simplemente hay que estar en disposición de hacerlas. Sin atajos, sin recortes, sin trucos, sin engaños. La transformación digital debe hacerse. Es necesaria. Pero debemos cuidar, conservar y tener muy presente que somos personas que interactúan mejor con el contacto. Si sabemos combinar los esfuerzos en hacer las cosas con sentido, los buenos resultados llegarán. Es sólo cuestión de tiempo. Y seguramente, atraeremos más clientes, tendremos más trabajo y obtendremos mejores resultados.

Como se suele decir: “La recompensa del trabajo bien hecho es la oportunidad de hacer más trabajo bien hecho.”

¿Necesitas ayuda para tu transformación digital?

¡Hagámoslo bien!

Jorge Jiménez Suárez

Sep 22, 2016

Ahora o nunca, cumple tus propósitos.

– “¿No te quejabas de no haber tenido una oportunidad?” – Le preguntó Edward.

– “Aquí la tienes” – Insistió.

– “¿Oportunidad de qué? ¿De hacer el ridículo?” – Replicó Carter.

– “Nunca es tarde” – Contestó Edward de nuevo.

….

Ambos eran enfermos terminales. Les quedaban meses, o como mucho, un año de vida. Al final de su tratamiento en el hospital, habían redactado una lista de propósitos, de anhelos, de deseos incumplidos durante sus vidas. Y decidieron salir al mundo a intentar cumplirlos todos. Antes de irse.

Carter y Edward, a pesar de su estado se lanzan a la aventura de su vida. Quieren hacer, ver y experimentar todo aquello que creen que les falta para completar su vida. Una vida en la que eligieron un camino en la que no siempre pudieron disfrutar de todo lo que soñaban hacer. Era el mejor momento para hacerlo.

¿Y si no, cuándo?

ahora-o-nunca-lista-de-deseos

Edward era un empresario multimillonario y Carter un mecánico. No tenían nada en común, sus vidas eran completamente diferentes, pero tenían el mismo objetivo. Encontrar la felicidad en sus vidas por poco que les faltara. Quizá sus metas pudieran ser inalcanzables, pero como se suele decir:

Si se puede soñar, se puede lograr.

En una de sus frases míticas, Steve Jobs, dijo: “Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?” Y si la respuesta es no, demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo”. No es la primera vez que acudimos a esta acertada frase. Y después de este periodo estival hemos decidido continuar y meternos más aún en el barro. Pero iremos cambiando e innovando, nuestro blog, nuestras webs y nuestros perfiles de redes sociales.

Vamos a hacerlo mucho mejor.

Bienvenidos a una nueva temporada de este blog, en la que si es posible, cumpliremos cuatro años ininterrumpidos de publicaciones semanales. Salvo en verano, claro. Una nueva temporada que a buen seguro nos traerá más alegrías que decepciones. Y seguramente muchas novedades y avances en el mundo del marketing digital.

Volvemos con la idea de cumplir nuevos propósitos y otros muchos que no hemos podido realizar a lo largo de estos años. Por un lado, seguiremos asistiendo a todos los eventos y ferias más interesantes de nuestro sector. Seguiremos en contacto con nuestro entorno, tanto digital como analógico. Aún tenemos mucha actividad en el mundo offline.

Como novedad, este año intentaremos compartir nuestras experiencias e impresiones con los mejores profesionales de marketing digital y de las mejores campañas de marketing y publicidad. Además de ir contactando con otro tipo de clientes y buscando nuevas líneas de trabajo.

Pero no vamos a olvidarnos de todos los avances en la necesaria transformación digital que todas las empresas deben acometer o deben estar llevando a cabo. Cambios y evolución que deben presentarse en internet a través de la web o de la interactuación en perfiles sociales. Nosotros seguiremos allí.

Síguenos en las redes sociales.

Y por supuesto, no nos olvidamos de la formación. Siempre necesaria. Iremos informando en nuestros perfiles de redes sociales de todas las novedades, encuentros y cursos más interesantes del sector. No dejéis de visitarlos. Seguiremos publicando a diario, salvo los fines de semana. Ya lo sabéis.

Para finalizar, de nuevo agradeceros, una ve más, la atención que nos prestáis y el cariño que nos dais cada semana. Esperamos seguir estando a la altura de vuestras expectativas. Una vez más, y de corazón, bienvenidos a vuestro blog.

Bienvenidos al blog de los técnicos de marketing.

 

propositos-cumplidos

Finalmente, Edward y Carter, a pesar del corto espacio de tiempo que les quedaba, cumplieron con todos sus propósitos. Habían  redactado aquella lista que les parecía inalcanzable y la habían completado. Y lo que es mejor, habían disfrutado con ello.

Hemos vuelto.

Y aunque no sabemos lo que puede durar esta nueva etapa, seguiremos trabajando y compartiendo con vosotros nuestro trabajo, nuestras ideas, nuestras experiencias. Como siempre, la intención es disfrutar de lo que hacemos y de que vosotros disfrutéis con ello. Nos quedan aún muchas aventuras por correr.

Como dijo Edward: A mi manera de ver, podemos quedarnos aquí esperando un milagro basado en un experimento de mierda o podemos divertirnos.”

¿Tienes ganas de divertirte?

¡Estamos de vuelta!

Jorge Jiménez Suárez

May 19, 2016

Funcionar, mejorar, transformarse, acertar.

–  “¿Quién va a leerme cuentos para dormirme?”- le preguntó Billy.

– “Tu mamá” – le contestó Ted.

– “¿Ya no vas a darme el beso de las buenas noches, papi?” – le preguntó entre sollozos.

– “No, ya no podré hacer eso, pero…iré a visitarte. Todo estará bien, Billy” – le dijo.

– “¿Y si no me gusta, puedo volver a casa?” – preguntó de nuevo Billy.

– “¿Cómo que si no te gusta? Te lo vas a pasar muy bien con mamá…” – le replicó.

-“Papi, no olvides llamarme cuando puedas. ¿Lo harás?” – preguntó su hijo de nuevo.

– “Claro que lo haré” – le contestó con un nudo en la garganta.

Ted Kramer tenía una gran proyección profesional. Dedicaba la mayor parte de sus esfuerzos a su trabajo por lo que pasaba la mayor parte de su tiempo en la oficina. Un día, al volver a casa, su mujer, Joanna, le anuncia su marcha y le deja solo al cuidado de Billy, su hijo de cinco años.

De la noche a la mañana, Ted deberá aprender a ser padre sin descuidar su trabajo. Ted descubrirá que no es fácil compatibilizar la dedicación profesional y la vida familiar cuando se está solo. Y mientras su vida profesional se desmorona, su nueva faceta como padre crece.

¿Cuál era la mejor forma de acertar?

luchar

Ted decidió volcarse en su hijo renunciando a dedicarle más tiempo a su profesión. Descubre otra manera de vivir, de experimentar, de sentir, creando un vínculo muy fuerte con su hijo. Pero cuando ya se ha adaptado a su nueva vida y comienza a sentirse realizado como padre, Joanna vuelve un año y medio después. Y quiere recuperar a su hijo.

Ella, crea el entorno y el espacio necesario para llevarse a Billy. Y demanda a Ted por su custodia. Ted, lo único que puede hacer es intentar razonar con ella la nueva situación de todos para poder llegar a un entendimiento en beneficio de su hijo. Pero parece imposible. Ted debe convencer al juez ante un único argumento razonable. Ella es la madre.

¿Lo podría mejorar?

Son innumerables las ocasiones en las que atendemos a empresas y profesionales que quieren cambiar. Y estamos de acuerdo, abogamos por la transformación digital de todas ellas. Aunque muchas veces no compartimos esa ansiedad por realizar cambios innecesarios y así lo expresamos. Cuando tenemos toda la información sobre su situación y la analizamos, en muchas ocasiones, vemos que hay que cambiar algunas cosas, otras que hay que quitarlas, otras que hay que adaptarlas. Pero otras muchas, lo que tienen, es acertado, es correcto, es idóneo. Pero al cliente no le basta.

¿Por qué querer cambiar cuando puede funcionar?

Quizá podamos detectar una falta de entendimiento o de sincronización de las campañas de comunicación que tienen con sus clientes. Muchas veces la incapacidad de poderse comunicar con el target al que van dirigidos no obedece a una carencia sino a una ágil adaptación al momento, a realizar una necesaria transformación digital.

Simplemente unas pequeñas mejoras en cuanto a imagen, como una renovación de web. Un acercamiento a los clientes o usuarios a través de las redes sociales puede ser de gran ayuda. Si algo queremos mejorar debemos luchar por ello. Pero sin cambiar nuestra estilo, el fondo, nuestra identidad.

Debemos valorar lo que tenemos.

Y por supuesto, cuando las cosas funcionan, lo mejor es dejarlas como están o adaptarlas al entorno lo necesario, sin cambiar la esencia. Si no somos capaces de hacer que las cosas puedan funcionar, debemos transformarlas, mejorarlas e incluso cambiarlas. Quizá sea esa la mejor forma de acertar en todo aquello que nos propongamos.

acertar

Al final, Joanna analiza la situación y cede. A pesar de ganar el juicio por la custodia de Billy, sabe que lo mejor para su hijo y para todos, es que se quede al cuidado de su padre. Un padre con el que ha creado un estrecho vínculo, tan bueno y tan válido para su futuro como el que ella podía ofrecerle. Por lo que Ted se queda con Billy y Joanna acierta en su decisión.

Si algo hemos aprendido estos años es a valorar lo que nos piden y con lo que contamos para realizar nuestro trabajo. No dejaremos de decirles con sinceridad a nuestros clientes lo que realmente creemos que necesitan. Donde insistir, donde ceder, donde mejorar. Por supuesto seguiremos peleando por que tengan lo mejor, aunque nos perjudique. Decirle a un cliente que es correcto lo que tiene y que debe seguir con ello puede ser una manera de ganarnos su confianza en un futuro. Seguramente nos concederá la oportunidad de equivocarnos o de tener un gran acierto.

Como dijo Benito Jerónimo Feijoó: “Sólo de un modo se puede acertar; errar, de infinitos.”

¿Nos cedes tu confianza?

¡Acertarás!

Jorge Jiménez Suárez

May 5, 2016

Cooperación y conocimiento, saca lo mejor de ti.

– “Adam Smith se equivocaba” – dijo John.

– “¿De qué estás hablando?” – le preguntó Hansen.

– “Si la atacamos todos, nos obstaculizamos y ninguno de nosotros se la lleva. Así que, vamos a por las amigas. Y nos ignoran, porque a nadie le gusta ser el segundo plato. Pero y si nadie va a por la rubia, no nos obstaculizamos y no ofendemos a las otras chicas.” – argumentó de nuevo.

– “Victoria asegurada” – concluyó.

Él y sus compañeros de estudios planteaban cómo ligarse a un grupo de mujeres en el bar. Su amigo Hansen abogaba por el “sálvese quien pueda” de Adam Smith, pero Nash, con su argumento de “ataque” cooperativo les muestra otra alternativa que podría conducir a mejores posibilidades de éxito.

John Nash era un genio para las matemáticas y por ello fue reclamado para ayudar a los servicios secretos de su país. Allí, logra resolver códigos mentalmente ante el asombro de sus compañeros. Pero esto hará que llame la atención de otro tipo de agentes que necesitarán de su ayuda, o al menos, eso es lo que él cree.

El tenía el conocimiento, poseía una mente maravillosa.

cooperacion

La esposa de John, con el tiempo descubrirá que todo este mundo de códigos, de secretos y de espías son sólo una ilusión y sólo están en la mente de su marido. Había descubierto el secreto de su marido: John cree en una realidad que no ve, en una realidad que no ven los demás, pero que condiciona toda su vida y todos sus actos. Ella hará lo posible para que no los vuelva a ver a jamás.

Pero necesitaba cooperación.

Muchas veces a lo largo de nuestra vida personal o profesional, nos enfrentamos a situaciones complicadas. Y mucho más cuando nuestros clientes o amigos no ven la realidad de lo que sucede a su alrededor y tienen una apreciación parcial de lo que ocurre. Tienen la certeza de que tienen todo bajo control. Pero no es así. Quizá el ambiente en el que desarrollan su actividad o la organización a la que pertenecen les limita mucho su visión y su capacidad de acción.

A veces es necesario salir, cambiar el chip y ver las cosas desde otra perspectiva. Quizá con apoyarnos en pequeñas empresas que viven intensa y pormenorizadamente el día y las campañas de sus clientes podamos apreciar muchos asuntos y detalles que se nos pueden escapar.

Recientemente tuve la oportunidad de ver un extracto de una entrevista en YouTube sobre Jack Ma. El fundador de la empresa Alibaba Group, la compañía de Internet más grande de Asia, afirmaba que: “Cuando trabajas en una compañía pequeña, aprendes la pasión, aprendes los sueños, aprendes como hacer muchas cosas a la vez.” Y es cierto, formar parte de una empresa así, te llena de experiencia, preparación y conocimiento.

Algo que podemos compartir en beneficio propio y para los demás.

Por lo que tendremos que salir de nuestro círculo habitual y ponernos en manos o interactuar con este tipo de profesionales, entre los cuales nos incluimos desde esta pequeña agencia. Porque también hay una realidad que no aprecian y que su competencia no aprecia. Pero los que vivimos el día a día, sí.

En la misma entrevista, Jack Ma, afirmó que: “Cuando tienes de 40 a 50 años, debes hacer aquellas cosas en las que eres realmente bueno, es el momento de tener éxito, aunque el porcentaje de fracaso sea muy alto”. Efectivamente, es el mejor momento para emprender con los conocimientos adquiridos.

Es nuestro momento, explotemos nuestro conocimiento.

conocimiento

Con el tiempo, gracias a la cooperación de su mujer, será el propio John el que decida ignorar todas sus visiones de un mundo irreal que sólo le confunde y en nada le beneficia. Pasados los años, a pesar de su enfermedad, ganó el Premio Nobel de Economía, por su revolucionario trabajo en la teoría de juegos.  Gracias a la ayuda de su esposa, John Nash, superó su reto personal y se convirtió en un ejemplo, en un referente como profesional y como persona. Además, no sólo tuvo una mente privilegiada, fue también una persona maravillosa.

Ser una pequeña agencia nos permite conocer todos los procesos de la cadena de producción, de la elaboración o de la creación de un servicio. Este hecho nos pone en ventaja, frente a otros, a la hora de tener una visión más amplia de las necesidades de nuestros clientes y cómo podemos satisfacerlas. Nos hace ser más ágiles y eficaces. Transmitimos más rápidamente nuestro conocimiento y nuestra experiencia. Nuestros clientes encuentran lo que buscan gracias a nuestra capacidad de cooperación y a nuestro grado de compromiso. Cada una de las partes aporta lo mejor de sí mismo para el bien común.

Como dijo John Nash: “Cada uno debe hacer lo mejor para él mismo y para el grupo”.

¿Qué es lo mejor que sabes hacer?

¡Es tu momento, compártelo!

Jorge Jiménez Suárez

Abr 28, 2016

Transformación digital, ya está entre nosotros.

Había dudado.

Los demás habían dejado de disparar sus armas.

James, finalmente, ante el asombro de todos, disparó a la niña.

– “¿Puedo saber por qué la niña le pareció una amenaza?” – le preguntó Z.

– “Era la única que parecía peligrosa, señor” – contestó James.

– “¡Explíquese, por favor!” – le conminó de nuevo Z.

– “Una niña de ocho años, de noche y sola, en un barrio peligroso, con un libro de física cuántica…”-

– “Algo se trae entre manos, seguro…”- contestó.

James Edwards era un oficial de policía peculiar. Después de perseguir a un inalcanzable y peligroso delincuente, es reclamado para pasar unas pruebas especiales en un cuartel escondido bajo tierra. Rodeado de los mejores agentes del ejército, de la marina y de la policía, se dispone a realizar una prueba escrita y otra práctica. Sorprendentemente, a pesar de sus insólitas respuestas ante las cuestiones que le plantean, él es el elegido para incorporarse a un cuerpo de élite: Los hombres de negro.

Allí comenzará a descubrir un mundo al que muy pocos tienen acceso y junto con su nuevo, aunque veterano compañero, el agente K, comenzará una nueva vida. Donde, todo lo que antes valía, ahora tiene muy poco valor. Donde, todo lo que antes tenía sentido, ahora es irrelevante. Donde, todo lo que antes era complicado, ahora es mucho más sencillo de lo que podía imaginar. 

Dentro de él se produjo una transformación.

transformacion digital esta entre nosotros 1

James al principio no daba crédito a lo que vivía y veía, tuvo que abrir su mente rápidamente para asimilar tanta novedad de golpe. A partir de ahora todo empezaba a cambiar de manera vertiginosa. Siempre había pensado que los extraterrestres eran un cuento, una mentira. Ahora comenzaba a descubrir la verdad y la explicación a muchos sucesos que antes no la tenían. Hasta ese momento, pensaba que podría haber algún ser de otro mundo que pudiera haber llegado a la tierra por casualidad. Lo que nunca habría podido imaginar es que desde hace bastante tiempo…

…ya están entre nosotros.

Y algo similar está ocurriendo a nuestro alrededor y que muchas personas no perciben. La evolución, la adaptación, las mejoras nos han traído nuevas formas de ver y de hacer las cosas. Muchos no son conscientes de que los cambios se han producido de manera vertiginosa y que cada día van mucho más rápido.

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a Futurizz, la feria de los negocios digitales. Y aunque pareciera un encuentro empresarial como otros de los que se celebran anualmente, era muy especial. Primero porque hay que tener en cuenta que muchas de esas empresas y esos servicios no existían hace pocos años. Segundo, porque muchas de esas empresas y organizaciones son empresas que se han ido adaptando a la evolución y a los tiempos y están liderando el cambio.

Entre todo lo que pude ver en mi visita había negocios de todo tipo. Ecommerce, banca on line, medios de pago, afiliación, directorios empresariales, rastreadores de ofertas en internet, empresas especializadas en big data, emailing, CRM y bases de datos. Agencias de viaje, empresas del mundo del ocio, venta de entradas on line y seguridad web. Servicios como restaurantes, taxis, proveedores de experiencias, negocios para hacer encargos y recados. Empresas de logística y distribución, organismos oficiales, fotografía,  empresas de software, consultoría, outsourcing y hasta una de drones.

Además de todo tipo de empresas desarrolladoras de apps y todo lo referente al marketing digital: imagen, diseño, SEO, buscadores de internet, hosting, cloud, analítica, contenidos, performance, comunicación, y, por supuesto, redes sociales.

Todo un elenco de nuevas empresas y negocios que ya llevan tiempo trabajando, facturando y obteniendo beneficios por facilitarnos nuestra vida y nuestro trabajo. La mayoría son empresas que comenzaron explotando una idea, un proyecto nuevo y lo llevaron a cabo con mucha ilusión. El esfuerzo les ha recompensado en poco tiempo.

Disfruté mucho al darme cuenta de que…

…es el tiempo de la transformación digital y del marketing digital.

transformacion digital esta entre nosotros 2

James, rápidamente, se puso a trabajar en su nuevo entorno, con sus nuevos compañeros y sus nuevas herramientas de trabajo. Quizá era lo que siempre había creído que debía hacer, quizá ese debía ser su futuro, quizá simplemente debía vivirlo, compartirlo, sentirlo. Se abría ante él un inmenso futuro.

Gracias a esta rápida evolución agencias pequeñas como la nuestra pueden competir al mismo nivel que otras más grandes. Gracias a la incorporación de estas nuevas herramientas y de estas nuevas actividades, la transformación digital está cada día mucho más presente en nuestras vidas y en nuestra profesiones. Para los profesionales del marketing se ha abierto un mundo de posibilidades infinito para poder trabajar y para seguir dando servicio al cliente.

Porque, como dice Félix Muñoz: “No se trata de hacer marketing digital. Es hacer marketing en un mundo digital.”

¿Estás preparado?

¡Vamos allá!

Jorge Jiménez Suárez

Abr 21, 2016

Una buena base de SEO, camino del éxito.

Estaba preparado, llevaba cuatro años en aquella isla y ya era hora de marcharse de allí.

Anuque había perdido mucho peso y su piel estaba más curtida, su mente estaba clara.

Los conocimientos adquiridos por tan dura experiencia le convertían en un auténtico superviviente.

Era hora de volver.

Chuck Noland, tenía una vida, una profesión y planes de futuro con su novia Kelly Frears. Un día, por motivos de trabajo debe realizar un largo viaje. Durante el vuelo, tras una fuerte borrasca, tienen un accidente y su avión se estrella en algún punto desconocido del Océano Pacífico. De todos los que iban en aquel avión, Chuck, es el único que logra sobrevivir al accidente.

Al despertar de la conmoción, llega a una isla. Donde su primer intento para salir de allí fue crear una señal de socorro o intentar navegar con los restos de la balsa inflable en la que llegó. Pero era inútil, no se veía ningún barco o avión que pasara por allí. Tendría que moverse y necesitaría tiempo para encontrar un medio mejor para salir de allí.

Mientras tanto, debía subsistir, por lo que su actividad principal se centraba en buscar comida, agua y un lugar donde guarecerse de las inclemencias del clima. Podía contar con la ayuda de los escasos materiales que había encontrado al abrir los paquetes, todos salvo uno, que había recogido de la playa. Así fue como conoció a su nuevo amigo, “Wilson”, con el que compartiría su aventura.

Tenía dos objetivos: sobrevivir y buscar una salida.

seo blog

Nadie encontró a Chuck, a pesar de hacer todo lo necesario para que le pudieran avistar. Sin saberlo, estaba fuera de todas las rutas comerciales. Por lo que, por mucho que hiciera, era prácticamente imposible localizarlo. Así que trabajó en firme y utilizó todos los medios con los que se podía proveer para poder salir de allí con éxito.

Debía hacer lo posible para que lo encontraran.

Al igual que a Chuck, en muchas situaciones personales o profesionales de nuestra vida, necesitaremos que nos encuentren. Y muchas veces, por mucho que pongamos los medios, no lo conseguiremos. Quizá porque no ponemos el empeño suficiente. Quizá porque no estemos en el camino correcto. Quizá porque haya muchas otras alternativas a nuestra propuesta y no destaque entre las demás.

Si es así, será difícil que nos localicen, por lo que tendremos que ponernos en marcha y pasar a la acción. No debemos esperar a que alguien pase por ahí y nos encuentre por casualidad. Sea como sea, debemos favorecer a que eso ocurra.

Nos tienen que encontrar y lo tenemos que hacer nosotros.

Lo mismo nos sucede si trabajamos en el entorno digital. Son innumerables las veces que no entendemos por qué, a pesar de haber localizado bien a nuestro target, no conseguimos que nos encuentren. ¿Habremos descuidado algo?

La semana pasada asistí a una charla sobre SEO y Adwords. Una interesante ponencia de OnLine Zebra sobre las claves del posicionamiento en Google. En un par de horas hicieron un detallado repaso a las nueve claves más importantes a la hora de posicionar una web o un blog en Google.

El SEO es básico y necesario.

Y aunque, para muchos de vosotros, ésto debe ser muy conocido o algo muy básico, es interesante recordar que debemos trabajarlas al detalle para que una web o un blog tengan una base y puedan ser correctamente localizadas. Recordemos que el 97% de las búsquedas que se realizan en España, se hacen a través de Google.

Las nueve claves de SEO, son:

  1. Keywords o palabras clave.
  2. Meta title o nombre del servicio o empresa y lo que ofrece.
  3. Meta description o breve descripción de la oferta con palabras clave.
  4. URL o página de búsqueda. Siempre optimizada y amigable.
  5. Headings, o cabeceras o epígrafes.
  6. Content o texto. Nuestro contenido, siempre útil y relevante.
  7. Images o las imágenes que lo ilustran. Siempre etiquetadas.
  8. RRSS o redes sociales, vinculadas a nuestro target.
  9. Link building o enlaces a otras webs de referencia.

Estas nueve claves de SEO facilitarán el camino al algoritmo de Google para indexar nuestra página o blog y como consecuencia, que los usuarios la puedan localizar de manera orgánica, natural.

Pero, muchas veces este trabajo necesario no es suficiente, por lo que se puede recurrir a campañas de Adwords. Es decir, si no nos encuentran naturalmente, aunque pongamos todos los medios a nuestro alcance, tendremos que salir a buscar a los usuarios o clientes a través de la red para obtener resultados.

El SEM es recomendable en muchos casos.

seo hgm marketing

Chuck se dió cuenta de que el destino no está predeterminado, sino que lo que tenía que hacer, era elegir entre varias opciones, abandonar aquella isla y buscar la mejor salida, con su esfuerzo y por sus propios medios. Necesitaba salir, necesitaba volver a vivir, necesitaba volver a compartir. Por eso, finalmente, tendrá que decidir cuál es su camino y trazar su nuevo destino.

A diario nos encontramos con empresas que necesitan ese pequeño empujón para ser visibles y que  les encuentren. Muchas veces la aplicación de buenas prácticas de SEO para su web corporativa pueden mejorar su posición y visibilidad frente a la competencia. El apoyo de las redes sociales también juega un papel importante en ese avance.

Las campañas de SEM o posicionamiento de pago  o pago por clic (PPC), serán necesarias cuando nuestras posibilidades de éxito para que nos localicen sean escasas por el desconocimiento del mercado y de nuestro producto o por el exceso de competencia.

Esa será la mejor manera de “salir a por ellos.”

Como dice Jorge Bucay: “Tú eliges hacia dónde y tú decides hasta cuándo, porque tu camino es un asunto exclusivamente tuyo”.

¿Caminamos juntos?

¡Vamos a por ello!

Jorge Jiménez Suárez

Abr 14, 2016

Tus reglas, tu honestidad, tu destino.

– “¡Arranca!” – Dijo uno de los encapuchados al subirse al coche.

<Silencio>

– “¡Arranca!” – Le espetó de nuevo.

– “Sois cuatro.” – Dijo Frank

– “Sabes contar, impresionante. Ahora arranca.” – Le ordenó de nuevo el encapuchado.

– “Punto uno: no modificar el trato y el trato era…”- Respondió otra vez con la pistola en la sien.

Frank Martin era un militar retirado especialista en transportar cosas o personas. Siempre sin preguntas y con cuatro reglas fundamentales:

Uno: Nunca modifiques el trato.

Dos: Nada de nombres.

Tres: Nunca abrir el paquete.

Y gracias a ello lograba sobrevivir y terminar con éxito su trabajo.

Ese día había acudido a las diez en punto al lugar acordado. Motor en marcha, esperaba a sus clientes a la salida del banco. Pero algo no cuadraba. En ese momento no estaba todo como tenía que ser. Él era firme en sus convicciones. Tenía un trato con ellos, tenía que cumplir sus propias reglas y…

…tenía que transportarlos a su destino.

reglas

Pero un día, Frank rompió sus propias reglas: abrió el paquete. A partir de ese momento sabía que tendría problemas y le costaría mucho enderezar de nuevo la situación. Estaba en el ojo del huracán. A partir de ahora…

…era un profesional en dificultades.

Siempre puede haber momentos en los que nos veamos en dificultades por saltarnos nuestras propias reglas. Todos, de una manera u otra, las tenemos, aunque no las tengamos por escrito. Son reglas que por lo general nos ayudan a mantener un estilo, un rol, una forma de trabajar. Son reglas que nos permiten saber cómo actuar en cada momento y ante cualquier situación.

Es importante respetar nuestras propias reglas.

También es cierto que en algún momento puede haber variables o circunstancias que nos obliguen a cambiar nuestra manera de ver las cosas y ante situaciones imprevistas, nos veamos en la necesidad de improvisar y saltarnos esas “líneas rojas” que nos habíamos marcado o que teníamos costumbre de no rebasar.

Ante todo hay que mantenerse firme, ser honesto.

Para poder trabajar con un cliente, aparte de atender correctamente su solicitud, lo primero es generar confianza. Y para hacerlo es necesario ser honesto. Detallar lo que se puede hacer o lo que no y valorar los “pro” y los “contra”, aunque no les guste lo que puedan oír. Así, evitaríamos “sinsabores” en el caso de que alguna variable, que no hubiésemos explicado, hubiera cambiado el resultado de nuestro trabajo.

Debemos trasladar nuestras reglas a todos los ámbitos.

Nuestras reglas no sólo deben referirse a una parte de nuestro trabajo, negocio o vida personal. Deben hacerse extensivas a todo aquello en lo que formemos parte. Si eres honesto en tu trabajo, también debes serlo en tu vida personal. Si lo eres frente a un cliente, también debes serlo ante un usuario o seguidor de tu marca en redes sociales. Debes mantener el rumbo en todos los campos, esa es la mejor regla de todas.

Debemos ser ecuánimes.

Baste como ejemplo el artículo que esta semana han publicado en un medio de prensa sobre Howard Gardner en la que afirma: “una mala persona no llega nunca a ser un buen profesional”. Y estamos completamente de acuerdo. Siempre hemos dicho que “se puede ser buen profesional o mal profesional, pero nunca, nunca, mala persona”.

camino

Fran Martin era seco, duro, impasible. Pero era cumplidor con su palabra y los tratos que realizaba. A pesar de su estilo, se ganaba el respeto y la confianza de aquellos que le contrataban. Era serio y formal. Acataba sus propias normas y las trasladaba a las demás partes de sus acuerdos profesionales. No había sorpresas, todo era claro, todo era transparente. Todo conforme a sus cuatro reglas.

Al trabajar en equipo, debemos ser muy cuidadosos con las normas, las reglas o las condiciones que nos marcamos a nosotros mismo, a nuestros clientes y a todos aquellos que nos acompañan. Nos ayudarán a que todos podamos cumplir con lo que nos piden. Recordemos que detrás de nuestro trabajo hay mucha gente que también lo hace posible y depende de nuestro esfuerzo y de nuestra experiencia que se note, que sienta y que se disfrute. Por ello debemos ser firmes al cumplir con las reglas y ser honestos.

¡Ah! La cuarta regla de Frank Martin era:”No prometas lo que no puedas cumplir“.

¿Hacemos un trato?

Elige tu destino.

Jorge Jiménez Suárez

Feb 25, 2016

Transformación personal, transformación digital.

Estaba muy asustada.

Era la segunda vez que se encontraba la bañera llena hasta el borde.

Quitó el tapón y preguntó en voz alta:

– “¿Qué es lo que quieres?” –

Para su asombro se dibujó una respuesta en el espejo del baño:

– “Tú lo sabes” –

….

Claire y Norman vivían en una casa junto al lago. Se habían quedado solos desde que su hija se había marchado de casa. Su vida se había transformado. Sus únicos vecinos, Mary y Warren son raros y poco receptivos. Claire sospecha que ella sufre maltrato por parte de su pareja y no se atreve a confesarlo.

Un día, su vecina atormentada desaparece y a ella comienzan a sucederle cosas extrañas: ve sombras y reflejos; oye ruidos; ve objetos que se mueven. Alguien intentaba atemorizarla. Había comenzado a investigar por su cuenta los secretos y el pasado de aquella casa. Pero Claire tenía que enfrentarse a sus miedos. Y Norman, su marido, comienza a sospechar de la nueva situación, de su cambio, de su transformación.

¿Descubriría su secreto?

no te escondas

Algo estaba sucediendo dentro de Claire y a la vez en la casa. Todo estaba cambiando. Lo que hasta hace poco tiempo valía, ahora empezaba a no tener sentido. Quizá se les estaba olvidando algo. Ese algo que no lograba distinguir a pesar de tenerlo delante de sus ojos. Algo que era importante pero que no alcanzaba a comprender. No todo es lo que parece y siempre hay algo o alguien detrás de la verdad.

La verdad, en muchas ocasiones, oculta información que se nos escapa y Claire necesitaba cambiar para poder asimilar los cambios. Necesitaba adaptarse a todo lo nuevo que estaba descubriendo. Necesitaba ver la realidad de otra manera.

Necesitaba transformarse.

Todos debemos comenzar a pensar en una transformación. La rapidez con que las cosas están cambiando nos obligan, en cierta manera, a ello. Los procesos están evolucionando de manera vertiginosa. Y si no nos subimos al tren del futuro, tristemente nos pasará por encima. Sobre todo si trabajamos día a día con clientes que ya están realizando su proceso de cambio y adaptación al nuevo entorno digital.

Recientemente he tenido la oportunidad de leer una interesante entrevista en un diario nacional a Isra García sobre transformación digital. Inmerso en este proceso de vital importancia para el futuro personal y profesional de muchas personas, y especialmente de las empresas, nos detalla diez claves para llevar a cabo la transformación digital en una organización, empresa o negocio:

Como realizar una transformación digital

1. Las empresas deben enlazar sus estrategias y objetivos empresariales con procesos digitales integrales.

2. Debe haber mayor integración y adaptación de los profesionales dentro de una organización.

3. Las acciones de socialmedia no funcionan por si solas si no están incrustadas en el modelo de negocio y forman parte del cableado del negocio dentro del ecosistema de la transformación digital.

4. Se debe crear una plataforma digital, que forme parte de la experiencia de conexión con el cliente.

5. Se deben crear procesos digitales integrales que toquen y unifiquen cada área de una organización.

6. Debemos entender, atender y brillar en la experiencia del cliente.

7. La nueva economía se ha generado principalmente a causa de internet, lo importante es conocer su impacto con las personas.

8. Los esfuerzos de transformación deben estar presentes en la comunicación digital. Se debe contar con un equipo especializado para ello. Y el marketing digital debe conectar ambas realidades.

9. Muy importante: ser “humano” a través de Internet. No olvidemos que somos personas.

10. Debemos optimizar los esfuerzos actuales o implantar nuevos procesos, plataformas o herramientas. Y para ello es imprescindible entender los cuatro fundamentos de la transformación para conseguir ser parte del todo y no el todo. Como son el rol integrado de la organización en la web social; el liderazgo de opinión de clientes y audiencia; los canales digitales que deben ser exactos y objetivos; medición de resultados a través de las métricas que importan.

Estoy seguro que estas claves y fundamentos os ayudarán a llevar a cabo vuestra propia transformación digital.

Claire, después de un proceso duro para asimilar su nueva situación irá descubriendo la verdad. El cambio producido en ella, la hizo mucho más fuerte para afrontar la verdad. Ya nada sería lo mismo para ella ni para su familia.

Llevamos varias semanas incidiendo en la transformación digital. Quizá ha llegado el momento de afrontarlo definitivamente. Quizá ya estemos en ese proceso sin habernos dado cuenta. Quizá es que la verdad que nos rodea no nos deja ver todo lo que llevamos avanzado y darnos cuenta de lo cerca que estamos de conseguirlo. Sea lo que sea, podéis contar con nuestra ayuda.

Todos debemos formar parte del cambio.

Como dijo Warren Bennis : “Mientras más auténticos seamos y más nos acomodemos a los tiempos que corren, más capacitados estaremos para liderar mejor la transformación de nuestras organizaciones.”

¡Transfórmate!

¿Estás en buenas manos?

Jorge Jiménez Suárez

Páginas:12345678»