Browsing articles tagged with "social media Archives - hgm Marketing - Publicidad"
Ene 21, 2016

Marketing digital, algo maravilloso.

Se habían despertado, y frente a ellos, delante de su refugio había algo que el día anterior no estaba. Era un monolito de color negro con una superfice lisa, limpia, pulida. Esto no era muy normal. Nunca habían visto nada parecido.

– «¿Qué hacía allí? ¿Qué era eso?» – se preguntaban los primates.

Y con curiosidad se acercaban a verlo, a tocarlo, a sentirlo.

Uno de ellos arengó a sus compañeros y se aproximaron a él.

– «¿Qué era aquel objeto de forma tan perfecta? –

A partir de ese momento comenzaron a ser conscientes de muchas cosas que había a su alrededor y a las que no habían prestado atención hasta entonces. Comenzaron a descubrir la utilidad de los objetos que la naturaleza les proveía. Comenzaron a utilizarlos como herramientas.

Comenzaron a pensar.

Su vida cobraba una nueva dimensión, se enfrentaban a nueva realidad.

– «¿Sería el monolito la causa de este cambio?» –

Sólo sabían que a partir de ese momento, ya nada sería como antes. La evolución y la mejora, sería continua, rápida, incesante, trepidante. Gracias a esa nueva y extraña presencia se sentían con mayor fortaleza, con mayor seguridad, con mayor capacidad para probar cosas nuevas, para experimentar, para avanzar.

Gracias a ello pudieron cambiar, ser mejores.

Gracias a lo que un día llegó y se quedó junto a ellos para siempre.

algo maravilloso va a ocurrir

El simple hecho de la aparición del monolito produjo una reacción en la mente, en los hábitos, en las costumbres de aquellos primeros habitantes del planeta. Para ellos fue un hecho diferenciador, algo que marcó el cambio, algo que modificó la tendencia, un punto de inflexión.

Fue algo maravilloso.

¿Podemos descubrir qué objeto, qué hecho o qué lugar ha producido en nosotros un cambio significativo en nuestra vida o en nuestra profesión? Seguramente, algo haya sucedido a nuestro alrededor o algo ha empezado a formar parte de nuestra rutina sin que nos hayamos dado cuenta y sin saberlo haya sido el arranque de una nueva forma de ver las cosas, de pensar, de actuar.

Todavía recuerdo el día, primavera de 2.010, en el que tuve una reunión en la cafetería del Museo Thyssen de Madrid con un representante de una agencia de Barcelona. Buscaban una agencia en Madrid que les pudiera dar soporte digital a los clientes que tuvieran que atender en la zona centro. No les interesaba nuestro trabajo de marketing habitual. Sólo querían trabajo on line.

En ese momento, fui consciente de estaba más perdido que los primates de nuestro ejemplo de hoy, que las cosas estaban cambiando y no «me había subido al carro«. Descubrí que ya había otra manera de atender a nuestros clientes. Que había nuevos caminos por explorar. Que había que hacer algo. Que teníamos que prepararnos.

Esta agencia, mi agencia, era, casi en exclusiva, off line, tradicional o lo que en ese momento se catalogó como 1.0. Y funcionaba suficientemente bien. Pero el tiempo fue dándole la razón a aquella agencia y las acciones de marketing empezaron a tomar mayo relevancia desde el punto de vista digital.

Se empezaba a consolidar el Marketing digital.

Y es cierto, vino para cambiarlo todo y para quedarse por mucho tiempo. Ahora mismo, no podemos realizar ningún trabajo para nuestros clientes si no tenemos en cuenta muchas herramientas, parámetros y espacios digitales. Eso sí, aún sin abandonar nuestras actividades tradicionales.

A medida que ha pasado el tiempo hemos dirigido más recursos al entorno digital. Ya estamos en la era del Marketing digital, aunque debemos mantener nuestra imagen y nuestra experiencia en el conocimiento de todo tipo de acciones. Por eso seguiremos comprendiendo todo y daremos imagen de lo que se denomina:

Agencia de marketing online 360º

marketing digital 360º hgm marketing

La historia de la humanidad es un claro ejemplo de la velocidad del cambio. La evolución de nuestra especie es un claro ejemplo. A medida que hemos ido evolucionando y compartiendo nuestros conocimientos, el progreso ha sido  mucho mayor, más veloz. La presencia de ciertos objetos nuevos o las nuevos hábitos transmitidos y asimilados, nos han hecho no sólo, mejorar y avanzar, nos han hecho prosperar.

En nuestra agencia, desde aquel momento fuimos conscientes de la rápida evolución de lo que nos rodea, del entorno, de las tendencias. Todo nos exige desde hace tiempo, un cambio, una mejora. Por eso, en poco tiempo, esperamos que antes de nuestro aniversario, la nueva web de marketing digital esté funcionando plenamente. No sabemos como será en el futuro, pero nos hemos subido a él y queremos formar parte de él. Queremos seguir construyendo algo mejor.

Recordemos a Peter Drucker cuando dijo:«La mejor manera de prever el futuro, es creándolo».

Llega la hora de la transformación digital.

¿Nos ponemos a ello?

Jorge Jiménez Suárez

Abr 23, 2015

Inbound Marketing, una buena proposición.

– «¿Qué es esto?» – preguntó.

– «Un ladrillo» – le contestó un alumno.

– «¡Bien! ¿Qué más?» – insistió.

– «Un arma» – le respondió otro entre las risas de sus compañeros.

– «Louis Kahn dijo que, incluso un ladrillo quiere ser algo, tiene aspiraciones. Incluso un ladrillo normal y corriente, quiere llegar a ser algo más de lo que es. Quiere ser algo mejor de lo que es» – continuó.

– «Eso es lo que debemos sentir nosotros.» – finalizó.

….

David debía darlo todo en su profesión como arquitecto, su proyecto con Diona se había venido abajo por problemas económicos y habían aceptado una extraña proposición por parte de John Gage para saldar sus deudas y volver a tener el nivel de vida que ostentaban.

Habían optado por el camino más corto y habían aceptado la proposición de Gage. Lo tuvieron todo pero en poco tiempo se quedaron sin nada. Se habían perdido. ¿Había merecido la pena?

Inboud marketing

David, en su faceta de profesor, explica muy bien a sus alumnos como un simple ladrillo puede ser muy importante gracias a formar parte de una estructura, de una organización, de un equipo. Les demuestra con un sencillo ejemplo que las personas debemos «ser algo formando parte de algo».

Eso lo que debemos sentir, eso es lo que queremos sentir y eso lo que necesitamos sentir.

En el mundo digital las cosas no son muy diferentes. Para ello muchos profesionales utilizamos las herramientas que nos brinda la tecnología a través de internet, nuestros conocimientos, con la aportación y creación de contenidos, y una exquisita gestión de relaciones personales y profesionales a través de las diferentes redes sociales.

Para atraer a nuestro target, a nuestro público objetivo, a nuestros clientes utilizamos una serie de acciones, canales y técnicas combinadas e integradas en el plan de marketing para lograr un único objetivo: obtener mayor visibilidad on line. Es lo que denominamos Inbound Marketing o marketing de atracción.

El Inbound Marketing se basa en tres pilares fundamentales que deben estar sincronizados:

1. SEO o las labores de posicionamiento natural en buscadores.

2. Marketing de contenidos o la creación de blogs, noticias, imágenes, videos…

3. Social Media Marketing.  Espacio de encuentro entre personas, clientes y empresas.

Este conjunto de técnicas no intrusivas nos permitirán conseguir captar clientes aportando valor, a través de la combinación de estas tres acciones de marketing digital básicamente. Además, debemos incorporar un pormenorizado trabajo de analítica web y no despreciar una buena investigación comercial online previa.

Nuestra proposición ideal, al conjuntar todas estas acciones, está encaminada a que sea el usuario quien se sienta atraído por nuestro producto o servicio y tome la iniciativa para intentar establecer contacto con nosotros o con la marca. Cuando este contacto se establezca, serán los profesionales de las redes sociales los que redirijan ese interés en relaciones provechosas para ambas partes.

El Inbound Marketing, según nuestros compañeros de Marketing Digital se puede resumir en cuatro palabras: crear, optimizar, dinamizar y convertir. Nosotros seguimos apostando por la inclusión de de una quinta previa: investigar, y una sexta final: analizar.

Esa será la mejor proposición para atraer nuevos clientes, mantener clientes actuales y recuperar antiguos clientes. Lograremos así que llegen a ser mejores formando parte de nuestra comunidad, de nuestra marca. Libremente.

Inbound Marketing

David tuvo que aplicar toda su fuerza y su ingenio para recuperar el amor por Diona. Incluso perder el dinero que tanto deseó para solucionar sus problemas económicos. La ambición les había separado pero su proposición generosa les uniría de nuevo.

Para ganar o recuperar la confianza de las personas, de nuestro target, de nuestro público objetivo, debemos hacer una buena proposición, una proposición de calidad, una proposición de valor. Y esa proposición debe canalizarse a través de una clara estrategia de Inboud Marketing, un gran esfuerzo que merece la pena realizar.

Como decía Diona: «Si deseas algo con mucha fuerza, déjalo en libertad. Si vuelve a tí, será tuyo para siempre. Si no regresa, no te pertenecía desde el principio».

¿Necesitas una buena proposición?

Jorge Jiménez Suárez

Jul 17, 2014

eCommerce, tu mejor escaparate.

Todo empezaba a funcionar.

Cada noche junto a Emmy, recorría la tienda e iba redecorando las secciones y el escaparate principal. Cada mañana cuando la tienda abría allí estaba su público. Había conseguido generar expectación entre todos los viandantes, había conseguido que todos ellos entraran en la tienda y había conseguido fidelizarles.

Jonathan era un artista que tenía un «pequeño problema», se enamoró de un maniquí que cobra vida únicamente cuando está a solas con él. Gracias a esta situación y a la inspiración que recibe de Emmy, rápidamente, se convierte en el mejor escaparatista de la ciudad y la tienda en la que trabaja incrementa sus ventas, su fama y su categoría.

Como consecuencia de ello su popularidad sigue aumentando. Pero esto le creará enemigos y una fuerte presión por parte de Illustra, su competencia, que hará todo lo posible por arrebatarle su maniquí.

Escaparate hgm Marketing

(Imagen de «Mannequin» – 20th Century Fox)

El pasado mes de Mayo asistimos a Iniciativa Pymes, un encuentro para potenciar el eCommerce y las tiendas on line. Allí, Iván Fanego de Territorio Creativo, nos dijo: «Todos tenemos algo que contar«, en alusión a la cantidad de impactos que recibimos a diario. También trató de la problemática que tiene generar atención, por lo que afirmó que: «la atención es limitada». Y concluyó animándonos a buscar la rentabilidad de cada impacto que recibimos las 24 horas, 7 días a la semana.

¿Pero, cómo lo hacemos?

Intentando siempre hacer lo más difícil, es decir, intentando hacer las cosas bien.

Una buena estrategia de eCommerce  y lograr tener el mejor escaparate en nuestra tienda on line, debe basarse en ocho puntos clave:

1. Atención al cliente.

Cualquier acción en internet y fuera de él, debe estar sustentada por un buen servicio al cliente. Se debe conseguir que cualquier persona, usuario o consumidor, tenga un buen recuerdo de compra, un buen trato, una buena experiencia. Y por supuesto, saber solventar cualquier contratiempo en labores de postventa.

2. Branding.

Identificar una marca con un buen producto, un buen servicio y una buena experiencia de compra es una labor muy meticulosa al alcance de muy pocos. Es preferible apoyarse en profesionales que nos puedan orientar.

Debemos estar en la mente del usuario como una referencia, siempre, positiva.

3. Diseño web.

Todas las tiendas on line, al igual que todas las páginas web,  deben tener su llamada a la acción (call to action). Por lo que deben estar muy bien estructuradas, ser muy visuales y fáciles de navegar por ellas. Deben ser intuitivas para favorecer su usabilidad, al igual que su adaptación a todo tipo de formato y tipo navegación (responsive design). Nuestros clientes no deben perderse en la inmensidad de la web para cubrir una necesidad puntual que les ha hecho ir a visitarnos. Deben encontrarlo siguiendo el itinerario más corto. Incluso con el móvil.

4. Facilidad en los medios de pago.

No debemos dejar a un lado que no podemos cerrar una venta si no damos los mejores y más seguros medios de pago. Normalmente, las pasarelas de pago o las tarjetas de crédito serán las que agilicen el proceso de adquisición.

5. SEO.

Fundamental utilizar todas las herramientas de posicionamiento orgánico a nuestro alcance para llegar a nuestro público objetivo (target). Si hubiera exceso de competencia debería valorarse la opción del PPC (pago por click), como las campañas de adwords de Google o otras técnicas y herramientas de SEM (Search Engine Marketing).

6. Social media marketing,

Si algo nos aproxima a nuestros clientes o usuarios es la interactuación en redes sociales. Saber escuchar, conversar, compartir y generar beneficios en las relaciones personales que nos brindan algunas plataformas sociales como Facebook o Twitter, crearán un ambiente de cercanía y una aportación de valor a la marca.

7. CRM

Crear una buena base de datos con nuestros clientes y cruzarla con sus gustos o preferencias, lograrán que podamos acercarnos más a sus necesidades, fidelizarles y darles un mejor servicio al cliente.

8. Analítica.

Por supuesto, la llave del éxito la tendrá aquella empresa que sepa recoger, analizar y valorar los datos resultantes de todo este proceso. El buen uso de la analítica junto con la identificación de las tendencias permitirán «vislumbrar» un futuro predictivo.

eCommerce hgm Marketing

La tienda en la que trabajaba Jonathan tenía un problema de captación de atención para generar el suficiente interés por parte de su público en entrar al establecimiento a realizar sus compras. Tuvo que ser la magia del amor y el saber transmitir, lo que obraría el cambio. Jonathan, junto a su amigo Hollywood, descubre una nueva herramienta: el amor verdadero. Con ella, todo es posible. Por lo que salvará a Emmy de las garras de sus enemigos, protegiéndola como un diamante en bruto, consiguiendo que cobre vida y vivir juntos y felices para siempre.

Una buena estrategia de eCommerce debe basarse en la armonía de aspectos clave que deben formar parte de un negocio en internet, de un negocio on line, de una tienda virtual. Debemos aligerar los procesos y no dejar nada al azar. Medir siempre los resultados para poder reconducir la situación.

También, como el famoso caso de internet sobre el éxito de la tienda on line de Aceros de Hispania, debemos ser muy claros y muy naturales. Como dice su director, Ricardo Lop: «A más clicks menos ventas, hay que hacerlo sencillo».

¿Lo intentamos?

Jorge Jiménez Suárez

Jun 11, 2014

Social media, la madurez del marketing.

Avanzó entre la admiración y los silbidos de los chicos.

– ¡Sandy! – exclamó.

Danny no podía creer lo que veían sus ojos.

Resplandeciente, con nuevo peinado, vestida toda de negro, chaqueta de cuero, top a la altura de los hombros, pantalones ajustados, zapatos de tacón alto y fumando un cigarrillo, ella, se mostró ante todos y él… cayó hechizado a sus pies.

Ambos se habían conocido durante el verano, y al despedirse, ninguno de los dos pensaba que se fueran a ver de nuevo. Se equivocaban. Cuando ella decide matricularse en el mismo instituto que su amiga Frenchy, lo último que podía esperar, era convertirse en compañera del rebelde Danny Zuko.

Pese a los infortunados intentos por acercarse el uno al otro y recuperar su relación, las amigas de Sandy le hacen ver la realidad en la que viven. Su chico tiene una reputación, pero le costaba entenderlo y debía acceder a él adaptándose a sus gustos.

Gracias a las correctas instrucciones de sus amigas pudo tenerle para ella, Danny mantuvo su status de «chico duro» y todos siguieron juntos.

Blog hgm social media la madurez del marketing

(Imagen de Grease – Paramount Pictures)

Danny y Sandy se sentían atraídos, se gustaban y anhelaban estar juntos.

¿Qué pasaba?

Los mundos de cada uno de ellos eran diferentes a pesar de convivir en un mismo espacio. Danny tenía una vida inmadura, una vida rebelde e inadaptada. A Sandy no le iban los chicos duros, era la típica chica buena. Ambos, o al menos uno de los dos debía madurar y dar un paso mas allá. Uno de los dos debía reinventarse, realizar una transición y adaptarse a los tiempos para logar su deseo.

Sandy maduró.

La madurez, es el momento en el cual una persona adquiere buen juicio y prudencia, lo que implica autonomía, conductas apropiadas a las circunstancias, ponderación y equilibrio, estabilidad, responsabilidad, cercanía afectiva, claridad en objetivos y dominio de sí mismo. (Definición recogida en Wikipedia)

Si extrapoláramos este concepto a nivel profesional, es el momento en el que se empieza a vislumbrar con claridad el camino a seguir, es el momento en el que se empiezan a tomar las decisiones acertadas, es el momento en el que de verdad se avanza con seguridad.

Son muchas empresas, agencias y profesionales que desde hace un tiempo decidieron dar un paso más allá. Son muchas las que han incorporado el marketing digital a su estrategia y planificación corporativa y empresarial. Son muchas las que empiezan a ver resultados.

El fin de la web 1.0, caracterizada por ser estática, de comunicación unidireccional y teniendo como único participante la empresa, ha dado paso a la web 2.0, identificada con un mundo interactivo, donde la comunicación es multidireccional y el poder reside en todos los usuarios.

Las redes sociales o el social media, han dado el empujón definitivo. Las empresas comienzan a dejar de verlas como una amenaza para la marca. Han descubierto que si se adaptan a los espacios donde interactúan sus clientes, participan en ellos y confieren cercanía, acabarán ganando su confianza y tener aliados para lograr sus objetivos.

La carrera vertiginosa por ocupar un espacio destacado en internet empieza a tener cada vez más alicientes y uno de los más importantes es saber manejar la información que se comparte en la red. Dónde, cómo y cuándo publicarla, marcarán el éxito de la estrategia elegida.

Saber quién gestionará el social media es una decisión que hay que tomar con seguridad.

Social Media hgm Marketing

Grease, fue una película que marco un antes y un después en una generación de personas. Aunque por su estilo alegre y participativo, esta bonita historia, muy bien acompasada por una música muy bien escogida, hará que siempre la tengamos presente en nuestra mente.

Fomentar las relaciones en la red será uno de las asignaturas más difíciles de conseguir para las empresas. Tener buenos consejeros y amigos en la red será garantía de buenos resultados futuros. El equipo elegido para llevar a cabo este trabajo deberá contar con la ilusión, el empuje y los conocimientos adecuados. Y sobre todo mucha pasión.

¿Maduramos juntos?

Te tenemos en mente.

Jorge Jiménez Suárez

Ene 14, 2014

Potencia tu contenido, crea sinergias.

Lunes por la mañana.

En el colegio.

Ese día estábamos más revueltos de lo normal.

En todos y cada uno de los sucesivos recreos de la mañana se oían los gritos de los niños y entre todos ellos una palabra se oía con mayor claridad. Llevábamos un par de horas mirándonos, haciéndonos guiños, sonriendo y gesticulando todo lo que podíamos sin que nos pillaran. Estábamos ansiosos por salir a recreo y desahogarnos.

Al final sonó el timbre y salimos al patio a la carrera, al grito de:

– «¡Saporosky!» –

Los pasillos, las escaleras y el patio eran un clamor: «Saporosky, saporosky, saporosky…»

Rápidamente se hicieron dos grupos de cosacos y polacos «blandiendo» espadas imaginarias luchando en épica batalla…

taras-bulba-1962_68055

El día anterior habíamos visto todos la película. Nos dejamos llevar por la emoción de ver como Taras Bulba junto con su hijo, toma el mando de los cosacos y los conduce hacia Dubno, donde los polacos les esperan. Las chicas de nuestra clase tampoco se quedaban atrás, las que no luchaban curaban a los «heridos». Además, todas se enamoraban del mismo y también «morían» con él…

En aquella época sólo había dos canales de televisión y muy pocas posibilidades de que no se viera el otro canal a la hora de las películas de los sábados o los domingos por la tarde. Por lo que, cuando nos veíamos en el colegio siempre hablábamos de las mismas películas, de las mismas series, de los mismos programas. Los anunciantes lo único que tenían que hacer era tener presupuesto y una buena creatividad para estar al alcance de unas audiencias masivas.

Actualmente, está todo mucho más disperso. La dispersión de los medios audiovisuales se ha atomizado aún más por la explosión de internet y las redes sociales. Conseguir un gran impacto con una campaña es mucho más difícil, con y sin presupuesto. Hay que afinar más y buscar otro tipo de relaciones con los clientes.

La semana pasada tuve la oportunidad de reunirme con un colaborador al que le tengo un gran respeto por sus conocimientos, por su estilo y por su calidad de trabajo. Estuvimos analizando la posible estrategia y planificación de un cliente al que debíamos preparar una buena presentación con una ilusionante propuesta de trabajo.

Al hablar del plan de acción en social media, le hablé de mi idea acerca del contenido, de la calidad del mismo y la frecuencia de su publicación.  También atisbé en qué redes sería más adecuado hacerlo, aunque deberíamos ceñirnos al estudio de mercado on line previo para dejarlo todo más definido.

Al cabo de un rato, se giró y me dijo:

– «De acuerdo Jorge, el contenido es el rey

– «Pero, ¿de qué nos sirve tener un contenido de calidad si no generamos sinergia?» –

Tenía razón y no se refería a viralidad, eso vendría más adelante si las campañas de contenido calaban y llegaban a donde tenían que llegar.

¿Qué es sinergia?

Ni más ni menos que el resultado que se obtiene con el trabajo, la aportación o la transmisión de contenidos de dos o más usuarios actuando en conjunto. Normalmente, el logro es mayor de lo que se podría esperar si simplemente sumáramos las acciones de los usuarios, seguidores o fans por separado o de forma individual.

Mi colaborador y amigo tenía razón, debíamos contar, además del contenido, con el trabajo de un buen Community Manager para generar el compromiso, el engagement necesario, para  garantizar el éxito de la planificación y la estrategia. Alguien que supiera transmitir la imagen de marca, que creara buen ambiente en las redes y unificara las interrelaciones. Alguien que, en definitiva, aunara los esfuerzos, canalizara la comunicación y lograra que el espíritu del cliente, la marca o la firma fuera adoptado como propio.

synergy

Aquel recreo y muchos otros, «los polacos» fueron cayendo ante el espíritu transmitido, el trabajo en equipo y por supuesto, del empuje de los «cosacos«.

Sin desmerecer el contenido, no recomendamos planificar una estrategia, ni ejecutar un plan de acción en redes sociales sin la necesaria creación de sinergias entre los usuarios, entre las personas.

Sin relaciones de sinergia, estaríamos divididos y seríamos débiles, seríamos vulnerables. Nos faltaría algo, como al comandante polaco.

Y recordemos que «la unión hace la fuerza«.

¿Te unes?

Jorge Jiménez Suárez

Abr 27, 2013

Tu equipo y tu agencia, tu mejor tripulación.

Y allí estaba, bajo la atenta mirada del público que llenaba la sala de fiestas del Pacific Princess. Ataviado con un bañador, un flotador de patito y unas gafas de buzo sobre su cabeza, descorrió las cortinas de la improvisada bañera, agarrando el micrófono y cantando a pleno pulmón.

Julie McCoy, la encantadora responsable de Relaciones Públicas del crucero, muy azorada, no podía parar de reir.

Así fue, como a falta de solista en la banda musical del crucero, el Sobrecargo Burl «Gopher» Smith, decide salvar la situación cantando en público en una ducha improvisada. Así era Gopher, le gustaba cantar bajo la ducha pero fuera de ella no lo sabía hacer.

Vacaciones en el mar (Love boat) fue una fantástica serie televisiva que tuvo mucho éxito y aceptación durante el final de los años 70 y mediados de los 80. Dentro del «barco del amor», bajo el mando del Capitán Merrill Stubing, se daban todo tipo de situaciones y aventuras románticas, que en su mayoría, solían tener buen fin.

Lo más llamativo de esta serie es que a pesar de su largo periodo de emisión, los muchos directores que dirigieron los diferentes capítulos y las innumerables aportaciones de estrellas invitadas, siempre tuvo casi la misma tripulación y la misma calidad de atención a sus viajeros.

En una agencia de comunicación y marketing suele haber una gran rotación de personal, colaboradores, proveedores y clientes, pero siempre queda la base, el núcleo, la esencia, que es lo que hace que mantenga la identidad y la política de actuación, pase el tiempo que pase. Si algo podemos destacar también de las agencias es la capacidad de adaptación a los tiempos, a las situaciones y a las diferentes necesidades de sus clientes.

Las actividades dentro de una agencia están en continua evolución, transformación y adaptación. Hoy, las principales razones para solicitar los servicios de una agencia son las vinculadas al marketing digital como:

– Consultoría, estrategia y planificación.

– Investigación o estudios de mercado on line.

– Creación y diseño web.

– Servicios de posicionamiento (SEO, SEM)

– Campañas de publicidad display (publicidad en medios digitales).

– Creación de contenidos y relaciones en redes sociales (Social Media Management).

– Analítica en internet.

– Campañas de emailing y mobile marketing.

– Creación de tiendas on line (ecomerce)

Por supuesto hay más, muchas más, tantas como acciones se desarrollen y las que a muy seguro vendrán de la mano de las nuevas tecnologías y la innovación. Todo esto sin olvidar las acciones de offline o marketing tradicional, como las acciones en el punto de venta, el marketing experiencial, las performance, el PLV, el merchandising y un largo etcétera.

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir al 10º aniversario de «Hoy es Marketing» (#HEMESIC). Rodeado de grandes profesionales, disfruté del cambio y la evolución a la que hemos asistido en estos diez últimos años en el mundo de la comunicación. Ví, como grandes empresas, gracias a un excelente trabajo de sus equipos de marketing o a las agencias con las que trabajan se habían adaptado a los tiempos y seguían estando en primera línea. Como bien dijo José Manuel Velasco, «las agencias y los profesionales del marketing debemos estar más cerca de la visión que de la misión».

Vacaciones en el mar fue un claro ejemplo de cómo ante determinadas situaciones con un gran equipo, su tripulación, con gran intuición y anticipación, conseguía llevar a sus clientes a «buen puerto».

Las agencias con visión serán las que te lleven al éxito.

¿Te subes a nuestro barco?

Jorge Jiménez Suárez

 

Abr 13, 2013

Ponte en tu lugar, empatiza y marca estilo.

Se abría la puerta y desde allí saludaba al entrar:

-«¡Hola a todos!»-

Y la acogida habitual:

-«¡Nooooorm!»-

Y en pocos segundos recorría rápidamente el local hasta llegar a su sitio, al fondo, en la esquina de la barra. Allí le esperaba su silla, su espacio y una jarra de cerveza sobre una blanca servilleta. Como cada día, fiel a su cita, acudía a su bar favorito a disfrutar de un rato de ocio, compartiendo su tiempo y participando en las conversaciones que allí se producían. Estaba en su sitio, en Cheers, «where everybody knows your name…»

Norm Peterson, fue quizá el personaje de aquella teleserie norteamericana al que más cariño tuve y el que más gracia me hacía. No era, aparentemente una persona llamativa, pero los que le conocían siempre tenían más de una pregunta preparada para él. Les interesaba saber su punto de vista sobre algún tema en particular o de rabiosa actualidad. Él, con su estilo y su forma de ser, era capaz de responder y no dejar a nadie indiferente. Conseguía satisfacer la curiosidad de sus interlocutores y es más, lograba arrancarnos una sonrisa la mayoría de las veces.

En la vida, todas las personas tenemos nuestro espacio, nuestro sitio, nuestro lugar. Todos tenemos una manera de ser, todos tenemos una forma de actuar, todos tenemos nuestra denominación de origen, nuestra «marca de la casa». Todo esto lo proyectamos a los demás en todos los diferentes escenarios de nuestra vida. Al pertenecer a una organización, grupo o empresa, dejamos nuestra esencia en todo aquello en lo que participamos. Nos creamos una imagen, un estilo, algo que nos diferencia de los demás, algo que deja «huella».

Las empresas, a la hora de comunicarse con las personas deben tener o crear su propia esencia o, en su defecto, utilizar a esas personas que marcan estilo. Esas personas que se convierten en la referencia de los demás dentro de la organización. A veces, dentro de una organización hay personas que con un sólo comentario o una opinión certera nos ponen en el buen camino. Pueden ser personas con mucho peso sin necesidad de ser jefes o directores, simplemente con sus gestos o sus acertados comentarios son líderes de opinión. Gente muy respetada y querida. Por eso, las empresas deben utilizar a personas que saben manejar, controlar y conducir este tipo de situaciones con agilidad y sencillez. Recordemos que las personas son la imagen de la empresa.

En social media, el papel del comunnity manager es primordial, insisto, un papel poco reconocido para una labor muy exigente y para la que muy pocos están preparados. Sin saberlo muchos lo esperan para interactuar, para conocer, para compartir, y acercarse a una marca de tú a tú. Escucha, mira, monitoriza, analiza, prepara la estrategia, comunica de nuevo y recoge los nuevos resultados. Crea una nueva relación de confianza con los usuarios, los conoce, poco a poco, los seduce, rápidamente, a riesgo de que se puedan marchar y lo más importante, los atrae, los convence y los fideliza.

Logra empatizar con ellos y obtiene para ellos relaciones beneficiosas con otros usuarios a los que pone en contacto. Un tipo de profesional más discreto, pero mucho más efectivo. Desde su posición, es capaz de ponerse en el lugar de los usuarios y servirles de ayuda, de consuelo, de solución a sus problemas, de alternativa.

Hagamos como Norm Peterson, escuchemos, analicemos y empaticemos para que la gente se ponga en marcha,  «…and they´re always glad you came.» A veces, no hace falta estar en la primera línea para hacer una labor importante dentro de una organización. Lo importante es tener nuestro hueco, nuestro espacio.

Ponte en tu lugar y marca estilo.

Jorge Jiménez Suárez

Mar 30, 2013

Branding, pasión por la marca.

– «Super disco fashion«

Hasta pasado un tiempo, no supe si la última palabra con la que nos sorprendía Rocco en aquella habitación con ropas setenteras era fashion o pasión, aunque cariñosamente siempre digo «pasion», con la entonación cambiada.

Este divertido spot realizado por la agencia Remo para Mitsubishi es uno de los anuncios más divertidos que recuerdo. Aún sonrío con la siguiente escena, en la que la niña ilusionada por ir a la playa en el coche nuevo con su flotador de patito se queda resignada en tierra:

– «¡Andiamo, andiamo!»

Y la contundente respuesta de Rocco:

– «Corellina… la mia macchina é troppo piccola. Piccola, piccola…»

Todo esto aderezado con un fantástico jingle de la Fundación Tony Manero: Super Sexy Girl, la hicieron una de las campañas más conocidas y simpáticas de finales de los años 90. Con algo tan sencillo, tan bien trabajado y tan bien ambientado, consiguieron que el gigante asiático fuera visto de otra manera, con otra imagen de marca. Hasta entonces, estábamos acostumbrados a la sobriedad y seriedad que transmitían las campañas sobre los productos orientales. Este fue un cambio de rumbo que acercó la marca al consumidor final, haciéndolo más afable, más humano, más accesible.

Muchas veces durante el proceso de creación de una marca se llegan a plantear muchas incógnitas a las que nuestro público objetivo o target querrá obtener respuesta. Tendremos que realizar un preciso estudio previo para poder realizar nuestras acciones de Branding.

Pero, ¿qué es el Branding?

Es el proceso de realizar, crear, construir una marca mediante la planificación, ejecución y control estratégico de todo aquello que conforma la empresa, producto o servicio y toda la cadena de valor a ella asociada bajo un mismo nombre o logotipo. Dando forma a la imagen de empresa o imagen de marca que más conviene o es más favorable.

Para la elaboración de la estrategia se debe partir siempre del conocimiento de varias respuestas a estas preguntas:

– ¿Quiénes somos?

– ¿Qué hacemos?

– ¿A quién queremos llegar?

– ¿Cuál es nuestro objetivo?

– ¿Cuántos medios vamos a utilizar para lograrlo?

Aunque, a veces, dependiendo del mercado, de la zona geográfica o la estación del año que se trate, nuestro concepto de marca puede cambiar. Los ejemplos de este tipo de comportamientos son innumerables aunque en el mercado global en el que vivimos su impacto es cada vez menor.

Nuestra campaña de marca o branding, debe estar apoyada por un buen estudio de posicionamiento previo, una correcta elección de la imagen corporativa, nombre y logotipo, y una fluida difusión a través de los canales de comunicación, internet y social media.

Mitsubishi Space Star fue un ejemplo claro de saber estudiar el mercado a donde iba a dirigirse y saber dar un cambio en la estrategia de branding en el momento oportuno, con la planificación adecuada, confiando en los profesionales adecuados. Consiguieron hacer que «algo suyo» fuera identificado como «algo nuestro».

Ese algo nuestro es la pasión. Este concepto nos ha hecho ganarnos muchas simpatías allá por donde vamos y no sólo por nuestra selección de fútbol. Las emociones, los sentimientos, el pundonor son conceptos que forman parte de nuestra idiosincrasia. A lo largo de la historia, siempre hemos sabido trasladarlo a todas las facetas de nuestra vida y aplicarlo en los momentos justos para dar algo más, un valor añadido a nuestras acciones, a nuestros servicios, a nuestros productos, a nuestras empresas. Siempre que llevamos a cabo un acción con empeño, con constancia, con pasión, solemos obtener los mejores resultados y lograr el éxito propuesto.

Estudiemos, aprendamos, llevémoslo a cabo.

Aprendamos de Mitsubishi y la agencia Remo.

Eso sí, con mucha pasión.

Jorge Jiménez Suárez

 

 

Mar 22, 2013

Tus primeros pasos, social media.

“Tu primer viaje, 

tus primeros aplausos,

tu primer trabajo… qué duro es,

tu primera amiga,

tu primera canción,

tu primera colonia Chispas,

tu primera colonia, Chispas

¿Cuántas veces hemos cantado este jingle en tono cariñoso cuando hemos hecho algo por primera vez? ¿Cuántas veces se lo hemos cantado a alguien con ironía cuando hace algo que desconoce? ¿Cuántas veces suena en nuestra mente esta melodía? Siempre la asociaremos a cualquier cosa que hagamos y que sea nuestra primera vez. Chispas. Aunque nunca la hayamos comprado o usado, el sólo hecho de oír su marca nos evoca al inicio, al principio, al comienzo.

Cuando echamos la vista atrás, nos acordamos de nuestros inicios en la vida, en los estudios, en la pareja, en el trabajo. Al principio, todo es relativamente fácil, ya que partimos con mucha ilusión, con mucho empuje, con muchas ganas. Con un objetivo y unas metas muy claras. A medida que avanzamos en el camino podemos ser persistentes y mantener la línea marcada en un principio o desviarnos de la ruta marcada perdiendo parte de nuestra identidad.

En el inicio de una marca o de una empresa se debe delimitar, crear, conformar una estrategia de comunicación para lograr nuestros primeros avances, cómo y dónde conseguirlos. Una empresa, si quiere darse a conocer debe estar presente en las redes y espacios sociales. No sólo por el simple hecho de estar, si no porque es una buena herramienta para darse a conocer, para ser accesibles, para que nos puedan encontrar.

Una empresa, al elaborar una estrategia de comunicación, debe tener muy presente el social media si quiere tener éxito con la aplicación del marketing relacional y el marketing de contenidos. Utilizar las relaciones en las redes sociales, la interactuación, el poder compartir contenidos y realizar recomendaciones, podríamos denominarlo social media marketing. Un buen comienzo, dependiendo del tipo de marca o empresa, sería abrir su espacio en cualquier plataforma social, como Facebook, Twitter, YouTube, etcétera y poder relacionarse con los usuarios de la marca o potenciales clientes interesados en ella.

Antes de empezar, debemos tener muy claro, qué, cómo, dónde y cuándo queremos comunicar a «nuestra audiencia». Para continuar marcando unos objetivos que sean sencillos o relativamente fáciles de conseguir, es decir, realizables. Pequeñas metas que nos lleven a conseguir un objetivo completo. No olvidándonos nunca de interactuar, relacionarnos y conversar con todos ellos. A veces, simplemente con un poco de atención, lograremos mucho más que con un mensaje constante de las bondades de nuestra marca.

Grandes empresas ya utilizan las redes sociales como vía de comunicación y cuentan con profesionales cualificados, los llamados community manager, que son los encargados, entre otras muchas cosas, de conectar con el público, generar tráfico en la página de empresa, mantener relaciones estables en el día a día (fidelizar) y generar valor a la marca. Logrando, así, la implicación personal de todos y cada uno de ellos.

Chispas fue la primera colonia de la niñez de muchas personas en los años 80. Su primer rasgo de personalidad, sus primeros pasos, su identidad.

Tus primeros pasos en social media son determinantes para la identidad de tu marca.

¿Echamos a andar?

Jorge Jiménez Suárez

 

Mar 8, 2013

Monitoriza: lo que hacemos, ¿lo hacemos bien?

A pesar de los años, aún se me ponen los pelos de punta cada vez que escucho el comienzo de la sintonía de Canción triste de Hill Street (Hill Street Blues). Mike Post puso la música a una de las series de TV más famosas de los años 80. Serie en la que se proyectaba la vida cotidiana de una serie de personajes dentro de una comisaría típica norteamericana. En ella, se relataban situaciones vividas a diario por un grupo de policías al desempeñar su labor, mostrando su cara más humana, sus miedos, sus flaquezas y sus relaciones personales. En cada episodio acompañábamos a todos ellos desde primera hora de la mañana hasta la noche, en su vida íntima y profesional. Quizá, a partir de entonces, muchas personas aprendimos que los policías eran personas como nosotros.

Preguntas tan naturales como, qué es lo correcto o qué he hecho, fueron la base central de todos y cada uno de los episodios de tan fantástica serie. Preguntas que normalmente todos nos hacemos a diario en nuestro trabajo o en nuestra vida privada.

Normalmente, todas las acciones que se realizan dentro de una empresa, vienen precedidas de una planificación o de unos planes de acción en los que se marcan las pautas para llevar a cabo nuestra labor diaria y cumplir con nuestros objetivos a corto plazo. Son aquellas que podemos denominar de ejecutivo o agenda: reuniones, visitas, informes, compras, ventas, llamadas, mensajes, etc. Al final de tanta actividad debemos recoger los frutos de nuestro trabajo y analizar los resultados. Así responderemos a otra de las preguntas que nos solemos hacer:

– «Y… lo que hago, ¿lo hago bien?».

Hoy en día disponemos de bastantes herramientas para observar y analizar los resultados de nuestro trabajo en la red, para monitorizar. Si nos centramos en el social media, herramientas como Radian 6, Twittersearch, Socialmention, Google Search o TrednsMap pueden servirnos para realizar esta labor. Con ellas debemos saber apreciar si se habla de nuestra marca o la de nuestros clientes, de los productos o los servicios que damos. Con ellas «escuchamos» las conversaciones de internet y sabemos cuál es la valoración que los usuarios hacen de todo ello. Habrá casos en los que analizando las gráficas tengamos picos de actividad en los que se hable mucho y tendremos que discernir si es bueno o malo lo que dicen de nosotros, ya que podemos ser muy nombrados, pero no por algo bueno.

Esta misma mañana he tenido el inmenso placer de asistir a un «desayuno 2.0» en la que he podido asistir a una exposición bastante interesante sobre monitorización impartido por Zinia en la sede de la CEOE. En ella nos aconsejan, cuidar, acertadamente, los picos de incidencia que nuestra empresa, nuestro producto o nuestra marca, o la de los clientes a los que llevamos sus cuentas, pueden sufrir en las redes sociales. Y así poder identificar y atajar una posible crisis de reputación o crisis de marca on line. Y para que no nos pillen por sorpresa, seguimiento, seguimiento y más seguimiento.

En definitiva, con el buen hacer de nuetro trabajo, debemos cuidar la imagen que proyectamos fuera y gestionar las posibles incidencias. En internet es muy importante el día a día, la cotidianeidad. Los usuarios nos acompañan desde primera hora de la mañana hasta la última de la noche, como los espectadores acompañaban a los policías de Canción triste de Hill Street. Por lo que, a partir de ahora, como diría el sargento Esterhaus:

-«Tengan cuidado ahí fuera»-

Y, teniendo las herramientas adecuadas, monitoricemos.

Hagamos bien nuestro trabajo.

Jorge Jiménez Suárez

Páginas:12»