Browsing articles tagged with "técnicos de marketing Archives - Página 8 de 8 - hgm Marketing - Publicidad"
Mar 26, 2015

Tu trabajo, tu mejor decisión.

«Atención, sea quien sea, este es un canal reservado para llamadas de emergencia»

Dijo la agente de Policía.

«Oiga, no me joda, señorita. ¿Le parece que estoy encargando una pizza?»

Le respondió McClane.

Había subido a la azotea para poder avisar a la Policía de lo que sucedía y pedir refuerzos. La situación era desesperada. Doce terroristas habían tomado el Nakatomi Plaza y tenían secuestradas a todas las personas que estaban celebrando la fiesta de Navidad de la firma Nakatomi Corporations. Entre ellas, a su esposa.

Lo que parecía un secuestro terrorista era en realidad un asalto para intentar robar los 640 millones de dólares que se guardaban en la caja fuerte del edificio. Aunque su intento por contactar con la Policía había tenido éxito, no iba a tener mucho apoyo para salir con éxito de aquella empresa. Debía salvar a todas aquellas personas e impedir que los «malos» se salieran con la suya.

John MacClane lo tenia muy difícil, estaba en el lugar equivocado, en el momento menos oportuno.

Tu mejor decisión

(Imagen de «La Jungla de Cristal» – 20 th Century Fox)

John era un policía de New York que se había trasladado a Los Ángeles para intentar arreglar junto a su mujer su relación personal. La situación que allí encontró era muy diferente a lo que podía esperar. Rápidamente, tuvo que aplicar su experiencia para adaptarse a la nueva situación, y, a pesar de contar con poca ayuda, tuvo que aventurarse en solitario y sufrir hasta el límite.

La única salida que le quedaba era su cumplir con su obligación, con su deber, con su profesión. Debía pensar, meditar y elaborar un buen plan para que todo funcionase correctamente en muy poco tiempo.

Esa fue su decisión.

En un mundo de continuo y vertiginoso cambio como el que vivimos, las situaciones límite o trepidantes se agolpan ante nuestros ojos a diario. Lo que ayer era muy bueno, hoy ya no vale. Las circunstancias, las condiciones, las reglas del juego han cambiado la visión de lo que hasta este momento era válido. La forma de ejecutar un trabajo o una campaña son muy diferentes. Los plazos son más cortos y las exigencias son mas grandes.

Los equipos profesionales, y las personas que lo forman, deben tener una rápida capacidad de respuesta ante la evolución del entorno. Decidir con precisión los pasos y el plan a seguir para no perder comba con la competencia. Porque ya nada es lo que parece en un primer momento.

La importancia del cambio viene dada por la decisión elegida.

Así es, si decidimos dar un giro a nuestra imagen, a nuestra empresa o a nuestro producto por adaptarnos a un mercado que se nos escapa por que nos hemos quedado obsoletos, debemos trazar un plan o definir una hoja de ruta que esté controlado, en todo momento por personas solventes. Que sepan distinguir entre las diferentes alternativas y sepan rematar el proyecto hasta el final.

Una vez tomada la decisión, todo debe obedecer a un plan.

Es decir, al contrario que nuestro protagonista de hoy, debemos contar con el equipo, las personas y los apoyos suficientes en el lugar preciso y en el momento oprtuno. Para que se cumplan los objetivos y se acorten los plazos. Sólo así podremos tener garantía de éxito.

Decisión

John MacClane no sólo hizo lo que él sabía hacer muy bien: su trabajo. También había tomado las decisiones correctas, había calculado bien los tiempos y había podido contar con los apoyos suficientes. Tuvo el valor de llevarlo a cabo y tener éxito.

Muchos de nuestros clientes siguen buscando personas y empresas que les ayuden a solventar situaciones difíciles o complicadas. Cuando llegan a nosotros, la primera decisión ya la han tomado acertadamente: buscar ayuda. Y debemos hacer lo posible porque tomen correctamente la segunda: saber en quién depositar su confianza.

Las agencias o las personas, ante ocasiones límite, debemos mantener la serenidad suficiente para poder analizar la situación, tomar la decisión correcta y tener la capacidad de ejecutarla. Y por supuesto, saber transmitirlo. Porque ese es nuestro trabajo.

Como dijo Peter Drucker: «Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente

¿Tienes tomada tu decisión?

¡Yippy kay yay!

Jorge Jiménez Suárez

Mar 5, 2015

Tu método, inyección de calidad.

«Bájese un poco el pantalón y levántese la camisa» – me pidió la enfermera.

«¿Así?» – la pregunté.

– ¡ZAS! – <pinchazo>

– ¡Hija de…! ¡Jod…! – juré en silencio.

Qué banderilla me puso, no me había dado tiempo ni a coger aire.

¡Si me la puso casi en la espalda!

¡Qué daño! Mas que una inyección, me había dado un «rejón de castigo«…

Ni fue la primera ni será tampoco la última vez que me pongan una inyección en mi vida. Mira que he ido veces a que me pinchen y no recuerdo que me pusieran nunca una igual, sin avisar, tan fuerte, tan de sopetón.

Resultado: me quedé toda la tarde con el costado dolorido. Al menos, del otro dolor, por el que fui a urgencias, me olvidé por unas horas. Tuvo su efectividad, había sustituido un dolor por otro.

Inyeccion de calidad

Curiosamente, la última vez que me pusieron una inyección ni me enteré y fue especialmente agradable. Cosa que agradecí enormemente a la enfermera que me la puso. Como se suele decir «cada maestrillo tiene su librillo», y en este tema, no podía ser menos. A lo largo de mis años de «experiencia» con los médicos, practicantes, enfermeras y ATS he observado como cada uno tiene su sistema y su manera de «pinchar».

Los hay que primero te dan un «cachete» y zas. Otros te enfrían la zona con el algodón empapado en alcohol y zas. También los que, zas,  te ponen primero la aguja y luego enganchan la jeringa. He visto de todo y ninguno me ha dejado indiferente.

 ¿Qué los diferencia a unos de otros?

Su método de trabajo.

¿Por qué las personas, los clientes o las empresas eligen a unos profesionales antes que a otros?

Nuestros clientes vienen a nosotros con una carencia que necesitan cubrir, con un padecimiento que quieren paliar, con un trabajo por hacer. Y escogerán a aquella empresa que les haga el mejor diagnóstico, que sepa tratarlo, que sepa dosificar y suministrar sus conocimientos, sus acciones y su experiencia por la consecución de unos objetivos y una contrastada mejora efectiva.

Nuestros clientes vendrán a nosotros porque somos diferentes al resto, porque nuestro estilo, nuestros procedimientos y nuestro método de trabajo son diferentes y, a la vez, muy efectivos para lo que ellos realmente necesitan. Y por supuesto:

Lo más importante es hacerlo, ponerlo en marcha, llevarlo a cabo.

Siempre habrá personas, profesionales, equipos o empresas a las que recordamos con aprecio o con dolor. Unas porque hicieron lo que se esperaba de ellos, otros porque lo hicieron mal y otros porque ni siquiera lo intentaron. Y al final, recordaremos siempre el buen trabajo y lo recomendaremos. Ya sea en el boca a boca o en las redes sociales.

Si un cliente viene a nosotros debemos darle ese empujón que le calme su dolor, debemos darle esa «inyección» precisa para que se produzca una reacción y al menos empiece a ver las cosas de otra manera, con confianza, con ilusión. Debemos armarnos con nuestras mejores armas profesionales, avanzar juntos y trabajar en equipo.

Metodo de trabajo

En la última inyección que me pusieron, la enfermera, tras un suave cachete y preguntarme: «¿te he hecho daño, cariño?«, salió por la puerta sin ni siquiera esperar a escuchar mi respuesta. Allí me quedé, subiéndome los pantalones y sonriendo. Un momento incómodo y doloroso lo había convertido en un trámite agradable.  Y desde entonces, me pregunto: ¿por qué no será siempre así? Lo que tengo claro, es que ya sé dónde debo ir a ponerme la próxima inyección.

Siempre debemos buscar la manera de que las cosas sean más fáciles para nuestros clientes. Ellos vienen en nuestra búsqueda para encontrar una respuesta, una solución, una mejora. Necesitan una inyección de calidad que cambie y mejore su situación. No debemos perder la oportunidad de llevarlo a cabo y hacerlo realidad. Las oportunidaddes hay que aprovecharlas según llegan. Y si no llegan, hay que salir a buscarlas. No hay que dejar pasar el tiempo.

Nuestra falta de iniciativa puede ser mal entendida por aquellos que han depositado su confianza en nosotros y lo que es peor, puede llegar a ser aprovechado por la competencia. Lo que no debemos hacer es dejar de insistir es nuestro método de trabajo, ese que nos hace diferentes, qese ue marca nuestro estilo frente a otros, ese que determina como somos de verdad.

Lo nuestro es hacer que las cosas sean posibles.

Como dice el Dr. House: «El tiempo lo cambia todo. Eso es lo que dice la gente, pero no es verdad. Hacer cosas, cambia las cosas. No hacer nada, deja las cosas exactamente como están.»

¿Necesitas una inyección?

Jorge Jiménez Suárez

Feb 26, 2015

Las empresas, las redes, las personas.

«En esa época, la Gente de Internet – tú y yo y todos nuestros amigos de amigos de amigos hasta llegar a Kevin Bacon – ha hecho de Internet un sitio increíble, lleno de maravillas y buenos augurios.»

Esta es la frase con la que comienza el prólogo del nuevo Manifesto Cluetrain 2015.

Volviendo la vista atrás, en 1999 cuatro personas, un economista, un informático, un periodista y un experto en tecnología, Rick Levine, Christopher Locke, Doc Searls y David Weinberger, respectivamente, dieron forma a lo que hasta hace muy poco era una de las referencias escritas que reconocía el poder de internet como medio de expresión para muchas personas que no tenían, hasta entonces, como expresarse.

Había visto la luz el Cluetrain Manifesto.

Fue el primer texto escrito en el que se hacía una crítica al marketing tradicional, ya que hasta ese momento, el mundo del marketing y la comunicación, catalogaba a las personas en categorías como: consumidores, audiencias, target, puntos de rating o masas. A partir de ese momento, pudieron ser tratadas como individuos sin que las grandes empresas necesariamente perdieran la capacidad de seguir midiendo y analizando todo, presentándolo ante sus clientes o sus empresas.

Estas personas tuvieron una visión, era el momento de cambiar y valorar las cosas de otra manera.

Era el momento de poner en el centro a las personas.

Empresas, redes y personas 2

La semana pasada, antes de adentrarnos en la ponencia de José Luis Briones, a modo de introducción, nos puso como ejemplo a Zappos, una empresa de zapatos norteamericana on line. El caso de Zappos es bastante famoso en el mundo entero y su estilo de trabajo marca la diferencia.

¿Cuál es la mayor diferencia de todas?

La búsqueda de la felicidad.

Zappos es el claro ejemplo de empresa que apuesta por la felicidad. La felicidad de sus clientes y de todos aquellos que la componen: empleados, directivos, proveedores, distribuidores y agentes. Su objetivo es tener un cliente satisfecho, un cliente feliz. Y para lograrlo, los que trabajen para ellos también deben serlo.

¿Cómo se logra esto?

Poniendo en el centro de todo a las personas.

La semana pasada también tuvimos la oportunidad de asistir a otra buena ponencia de Fernando y Juan Luis Polo de Territorio Creativo. En su exposición nos relataron como empezaron en el año 1997 muy pocas personas que fueron aprendiendo a la vez que iban avanzando.

Fue en 2005 cuando lanzaron el TCBlog que les dio la fama y el reconocimiento. Pero al igual que en el caso de Zappos, se dieron cuanta que había que dar prioridad a las personas. En referencia a sus empleados y compañeros de agencia, su equipo, se basaron principalmente en la motivación intrínseca que produce la autogestión. Esto produjo una relación de confianza y un ambiente acogedor para empleados y clientes.

Gracias a esta visión y a esta relación, nos contaron que desde hace dos años, se produce un TCDesayuno todos los viernes entre compañeros y clientes, donde dan pie a todo tipo de conversaciones e intercambio de impresiones y sensaciones. Con esto han logrado darle a su trabajo un nivel óptimo de transparencia.

Por cierto, cualquiera que esté interesado en comprobarlo, puede acercarse cualquier viernes del año. Tendrá la oportunidad de disfrutar de un encuentro de personas, para personas, realizado por personas que mantienen conversaciones de personas.

Como en internet y en las redes sociales.

Personas

Aquellas cuatro personas, en su última tesis o conclusión del Manifiesto Cluetrain dijeron:

«Estamos despertando y conectándonos. Estamos observando. Pero no estamos esperando.»

Ahora, 16 años más tarde, la realidad ha cambiado algunas de sus proposiciones, pero no en todas. Aunque al igual que nosotros, estamos de acuerdo en que internet es una conversación de personas, con personas y para personas, el marketing moderno, el marketing actual, el marketing digital, no lo debe olvidar. Sólo se debe adaptar.

Las empresas, los clientes, los consumidores deben identificar a las personas que las componen, que las siguen o que las apoyan, para buscar su felicidad. Recordemos que: cliente feliz = ventas.

Como dijo Juan Luis Polo: «se aprende andando«.

¿Caminamos juntos?

Jorge Jiménez Suárez

 

Feb 12, 2015

Tu confianza, nuestra fuerza.

– «¡Exclavo! ¡Te ordeno que te descubras y me digas tu nombre!» – exigió el César.

El gladiador se descubrió. Se giró y ante sus caras de asombro, les dijo quien era:

– «Me llamo Máximo Décimo Meridio, comandante de los ejércitos del norte, general de la legiónes Félix, leal servidor del verdadero emperador Marco Aurelio. Padre de un hijo asesinado, marido de una mujer asesinada y alcanzaré mi venganza en esta vida o en la otra.» –

Había logrado llegar hasta allí, sin duda era el mejor gladiador del Coliseo de Roma. Para unos era Hispano, para otros Gladiador, para los que le conocían era Máximo. Pero realmente era la persona que había sabido ganarse la confianza y el reconocimiento del público. Había superado, el dolor, el sufrimiento y la traición por estar ahí. Ahora sólo debía terminar aquello que había ido a hacer.

Era el responsable de hacer realidad la visión del antiguo emperador.

Tenía una misión que cumplir.

Gladiator 5

Para todos sus antiguos amigos, compañeros y enemigos, él, había muerto. Pero no era así. Había conseguido sobrevivir, y a pesar de negarse a luchar en un principio, descubrió por qué hacía tan bien lo que hacía. Se adaptó a un nuevo concepto de lucha, se esforzó y peleó hasta que consiguió ser el mejor.

Gracias a su experiencia anterior era capaz de hacer frente a nuevos retos. Gracias a su conocimiento supo cómo liderar los grupos de lucha. Gracias a su sabiduría sabía lo que había que hacer. Sólo tuvo que trasladarlo a otro escenario de batalla.

Se fue siendo el mejor legionario y volvió como el mejor gladiador.

Hoy, hace cuatro años que formalizamos la actividad de esta agencia. Sería correcto mencionar que realmente comenzó hace 8 años en una primera fase de año y medio hasta que una parte importante decidió abandonar esta apasionante aventura. Los dos años y medio siguientes, tuvimos que luchar por aguantar a flote en una de las peores etapas económicas que se recuerdan. Y desde el 11 de febrero de 2.011 decidimos ser agencia de propio derecho.

En este tortuoso camino, hemos «muerto» varias veces. Los socios que nos abandonan, los clientes que dejan de existir, los impagados, la falta de fe en nuestro trabajo en partes importantes de nuestro «equipo», no han sido suficientes para no poder continuar. Ha sido, sigue y seguirá siendo muy duro sobrevivir cada día. Gracias a la confianza y al apoyo de muchos de los que aquí nos seguís cada semana tenemos el ánimo, la voluntad y la fuerza para seguir avanzando.

Hemos ido poco a poco, aprendiendo, empapándonos, conociendo nuevos conceptos, nuevas técnicas, nuevas herramientas. Cada batalla ha sido un gran avance. Cada avance ha sido un logro. Cada logro ha potenciado nuestra confianza y las de nuestros clientes.

Muchos sois nuestros acompañantes y muchos habéis visto nuestra evolución. Si hace 8 años comenzamos como agencia de marketing promocional, ahora lo somos tambíén de marketing digital. Pero no dejamos nada de lado, somos una agencia de blended marketing.

Sabemos hacerlo y seguiremos haciéndolo.

Seguimos apoyándonos en nuestros clientes fieles y leales que creen en nosotros y en nuestro trabajo, ya que son la base y los pilares de nuestra confianza. Y por supuesto, en todos nuestros seguidores en las redes sociales que cada día nos dan muestra de su afecto.

Confianza

Máximo supo llegar hasta el final, cumplió su misión. Se ganó el reconocimiento de todos.

De estos últimos 4 años, si de algo nos podemos sentir orgullosos es de haber sabido, parar, recapacitar y sabernos adaptar a los nuevos tiempos. Hemos sabido incorporar nuestra experiencia analógica para afrontar los nuevos escenarios y retos digitales. Hemos sabido adaptarnos a vosotros, los que nos concedéis todos los días vuestra confianza.

Como dijo Máximo Meridio: «Lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad«

¿Luchamos por ello?

¡Fuerza y honor!

Jorge Jiménez Suárez

Dic 24, 2014

Nuestra visión, nuestra misión, nuestros valores.

Salió al balcón y exclamó:

¡Buenos días vecinos!

¡Eh! ¡Que te jodan! – le respondieron.

¡Sí! ¡Sí! ¡Que te jodan a ti también! – contestó al anónimo vecino.

Akeem había sido educado para ser rey y unirse a la mujer que había sido educada para casarse con él. Pero la rechaza. El tiene una visión y en su «rebeldía» decide salir de su país para buscar a una mujer que le quiera de verdad y a la que él ame. Una mujer que le quiera no por lo que tiene, si no por cómo es, por su forma de ser, por sus valores.

Su elección al azar le llevará, junto con su sirviente, al barrio de Queens en la ciudad de New York. Necesitaba ver vida, necesitaba ver mundo, necesitaba más. Allí conocerá a la persona que reune los requisitos que él busca.

Pero su empresa no será fácil, el era el futuro rey de Zamunda, pero allí es un perfecto desconocido con una misión.

Vision, mision, valores 2

La respuesta de Akeem a tan desconsiderado vecino, respondía a la manera más fácil de adaptarse al «nuevo mundo» y cumplir con el dicho: «allá dónde fueres, haz lo que vieres». Una respuesta inocente, una forma de integrarse, una forma de ser considerado uno más.

En nuestro día a día, son más de seis años de trabajo ininterrupido, también hemos escogido ese camino. Es duro, lento, arduo y difícil, pero a largo plazo muy satisafactorio. Si escogimos ese camino cuando sólo se trabajaba el marketing off line o tradicional, decidimos mantener el rumbo también en el nuevo mundo, el mundo on line, el mundo digital.

Podíamos haber aprovechado nuestra experiencia para mantener el caché, pero decidimos ir poco a poco, aprender y compartir. Nos introdujimos en la nueva tendencia, nos incorporamos a una nueva visión del marketing que ya ha explotado.

Nuestra visión, se convirtió en una oportunidad.

Con ello aceptamos una nueva misión, adoptando todas las herramientas necesarias  para llevarlo a cabo. Decidimos apostar por las nuevas tecnologías y aprovecharlo al máximo.

Nuestra misión, se convirtió en acción.

Pero sin nuestra formación y nuestra experiencia, el camino habría sido imposible recorrerlo. Al igual que nuestra manera de ser y trabajar, nuestro estilo.

Nuestros valores, se apoyan en el sentido común.

Ambos casos, nuestro ejemplo de hoy y nuestra agencia, han marcado un estilo, una manera de hacer las cosas muy especial. Ambos casos tienen en común una inquietud, una visión, un objetivo, una misión y unos fundamentos en los que aporyarse, unos valores.

No te dejes ninguno.

 

Misión, vision, valores

Akeem, en poco tiempo, descubre lo que está buscando. Él sabe lo que quiere, va a por ello y lo consigue. Aunque no tendrá nada fácil enfrentarse a un mundo, a una realidad tan opuesta a la que el destino le había dirigido para actuar y llevar a cabo su misión.

Es muy fácil dejarse llevar y no salirse de lo establecido. Quizá lo más difícil es ser uno mismo y ser valorado por lo que se es y no por lo que se tiene. Si no se mantiene el nivel dia a día («si se cree y se trabaja, se puede»), corremos el riesgo de perder todo lo logrado hasta ahora.

Nosotros, hace más de dos años,  tuvimos una visión, aceptamos la misión y seguiremos utilizando para ello nuestros mejores valores. Para que nos aceptes por lo que somos, por lo que te ofrecemos.

Como decía Jack Welch Jr. :“La visión sin acción es un sueño. Acción sin visión es simplemente pasar el tiempo. Acción con visión es hacer una diferencia positiva.”

Porque todas nuestras acciones vienen precedidas de una idea, un objetivo que cumplir y unos valores que aplicar.

¿Tienes una visión?

¡Actúa!

¡Feliz Navidad!

Jorge Jiménez Suárez

Dic 18, 2014

Posiciona y analiza, optimiza tus acciones.

¡Dale ahora Wally, está a las doce en punto! – le indicó Dave.

Y le asestó el primer puñetazo en el rostro.

¡Once en punto! – seguía Dave.

Y así, más golpes certeros ante la sorpresa de su oponente.

Se habían metido en una pelea sin buscarla, pero ya dentro, debían solventar la situación lo mejor posible para salvar «su pellejo». Dave sostenía a Wally y le indicaba dónde y cuándo dar un golpe a su grosero contrincante. Juntos se defendían mejor que por separado.

Wally era ciego y Dave sordo. El destino o la necesidad hizo que ambos compartieran un trabajo en un kiosko de prensa de Nueva York. Cuando asesinan a un hombre en su puesto de trabajo son detenidos y llevados a comisaría. Allí, recae en ellos todas las sospechas. No «les quedará otra» que escaparse e intentar probar su inocencia.

Optimiza tus campañas

Ambos, en una carrera desenfrenada por escapar de la Policía y de los verdaderos culpables, comenzarán a analizar todo lo relacionado con lo sucedido ese día. Para poder lograrlo deberán emplear sus propios recursos, aprovecharlos al máximo y complementarse. Uno debía ser los ojos y otro los oídos. Debían ser uno sólo. A medida que se acercaban a la verdad descubrieron que juntos formaban un buen equipo.

La unión de los valores de las personas y el trabajo en equipo son garantía de eficacia.

A la hora de planificar acciones de marketing digital, debemos tener muy claro el target y cómo identificarlo. Una vez localizado debemos utilizar nuestras técnicas de SEO para atraerlo a nuestra web y conversar con él, ya sea en la propia web o a través de las redes sociales, para poder ofrecerles lo que para ellos es una necesidad.

Pero, por mucho que nos esforcemos en SEO, por mucho que nos esforcemos en desarrollar una correcta campaña de marketing de contenidos, por mucho que «gritemos» en las redes sociales, no nos van a «oír», y, por mucho que nos movamos, no nos van a ver. Si no utilizamos las herramientas de analítica, no sabremos con exactitud que es lo que hacemos bien y que es lo que hacemos mal.

Cada llamada a la acción debe ir coordinada con su correspondiente análisis de resultados.

Es primordial realizar una seria valoración de resultados de todas nuestras acciones en el ámbito digital. Si no lo hacemos, es muy probable que no lleguemos a dónde queremos llegar, ni saber realmente quién «nos ve y nos oye». No podremos optimizar nuestras acciones, puliendo los aspectos negativos, potenciando los positivos y abriendo nuevos espacios que desconocíamos.

Necesitamos avanzar, mejorar, prosperar, y la mejor manera de hacerlo es optimizando todas y cada una de las acciones que realizamos. No podemos permitirnos errar continuamente sin ni siquiera darnos cuenta de por qué nos sucede. No podemos realizar un esfuerzo tan grande en atender a nuestro público objetivo, si luego no recogemos datos y realizamos un estudio de retorno. No podemos permitirnos dejar de explotar nuevos nichos de mercado por desconocimiento de su existencia.

La optimización nos abre nuevas vías de negocio.

Gracias a la utilización de herramientas de analítica, como Google Analytics o las propias de las redes sociales como Twitter Analitycs o las mismas estadísticas de Facebook, nos permiten en gran medida cubrir esta posible carencia. Optimiza tus campañas apoyándote en ellas y reposicionando tu marca o tu mensaje.

Opotimiza el SEO con la analitica

Dave y Wally tenían una vida por separado en la que más o menos podían avanzar. Pero rápidamente descubrieron que juntos formaban un gran equipo. Se completaban el uno al otro. Habían afianzado su relación y habían sabido sacar el máximo provecho a la situación. Gracias a ello, cogieron a los culpables y probaron su inocencia.

Cuando tenemos los objetivos claros, pero los resultados no son los requeridos, debemos analizarlos, dejar a un lado lo inadecuado, potenciar lo que es correcto y experimentar con lo nuevo por descubrir. Debemos filtrar lo útil y separarlo de lo inservible. Y así, tantas veces sea necesario hacerlo. Optimiza y vuelve a optimizar.

Como dijo Spencer Johnson: «Las cosas sólo pueden mejorar cuando uno deja de hacer lo que no sirve

¿Intentamos mejorar?

¡Optimiza!

Jorge Jiménez Suárez

Dic 4, 2014

Conoce a tu target, dedícale tu tiempo.

¿Cómo ha podido tener tiempo de…? – le preguntó su nuevo socio.

Uno por uno, casa por casa – dijo ella.

Y ante su cara de sorpresa añadió:

– ¡Uf! Seiscientas mamadas en un fin de semana… estoy agotada.-

Esta era su manera de zanjar el asunto

Después de todo el esfuerzo realizado por hacerse digna de la confianza de todas aquellas personas, habían intentado apartarla del caso. En su lugar habían puesto a una persona «mas acorde»con el trabajo del bufete.

Se habían equivocado.

Erin Brockovich era una persona poco ortodoxa y con bastante carácter. Quizá las circunstancias de la vida le habían empujado a ser así. Soltera y con hijos, se había convertido en una luchadora y en una superviviente nata. No tenía mucho que ofrecer, sólo su tiempo y su tenacidad. Su abogado, le había dado la oportunidad de trabajar en su despacho profesional y decidió aprovecharla al máximo.

Un montón de expedientes sobre las enfermedades de una serie de clientes llama su atención. Su empuje y su persistencia la harán descubrir qué relación guarda todo esto con las prácticas de una empresa de energía que opera en la zona de todos los afectados.

El nivel de compromiso de Erin con los damnificados y su empeño en conocer la verdad, les convencerá a todos ellos a ponerse en sus manos, para que les defienda y les represente.

Conoce a tu target hgm Marketing 1

A simple vista la forma de ser o la apariencia de Erin no era la más idónea para este trabajo. Pero, finalmente, su naturalidad y autenticidad, encajó a la perfección con todas aquellas personas necesitadas de representación. Su estilo directo la hizo no pasar desapercibida. La pasión por su trabajo y el empeño puesto en él, hicieron el resto.

Salió al encuentro de sus «posibles clientes». Hablaron de sus enfermedades, de sus vidas, de sus inquietudes. Les dedicó todo el tiempo necesario para acabar de conocer todas sus preocupaciones, todas sus preferencias, todas sus aspiraciones. Para sintonizar con ellos.

Se descubrieron mutumente.

Al igual que una marca o producto, todos somos genuinos, todos tenemos nuestra forma de ser o de trabajar, todos somos auténticos. Y por supuesto, nuestro público objetivo también lo es. Si debemos hacer lo posible por que nos encuentren, una vez identificados, también debemos estar en contacto con ellos y dedicarles el tiempo necesario para conocerles y atenderles lo mejor posible.

No vamos a negar que con las herramientas y las aplicaciones que nos brinda internet este trabajo se ha simplificado y ha producido una mejora cualitativa de los resultados. De la constante interactuación en redes sociales podemos obtener muchos de los datos necesarios para tenerlos identificados: su edad, su situación económica, sus gustos, sus horarios, sus necesidades…

Una vez identificados no sólo nos dedicaremos a ofrecerles productos o servicios. Si queremos mantenerlos, tendremos que seguir estando en contacto, detectando las nuevas tendencias para ser previsores, poder anticiparnos y ser eficientes.

La diferencia y el acierto estará en saber aplicar nuestros conocimientos y al tiempo que le dediquemos a conocer a nuestro target.

Y por supuesto, no podemos dejarle escapar.

Conoce a tu target hgm Marketing 2

Erin consiguió todo lo que se propuso. Su dedicación por sus clientes le llevó al éxito profesional. Consiguió la mayor indemnización de la historia en Estados Unidos. Lo que le procuró también una mejora en su vida familiar. La falta de tiempo, paradójicamente, hizo que no siguiera adelante su relación amorosa.

Como profesionales de marketing además de detectar las tendencias y localizar a nuestro target, tenemos la obligación de saber todo sobre nuestros clientes. Para ello no debemos escatimar el tiempo y dedicarnos a descubrir y conocer a todos y cada uno de ellos.

Como dijo John Randolph«El tiempo es a la vez el más valioso y el más perecedero de nuestros recursos.”

¿Tienes un minuto?

Tenemos todo el tiempo que necesites.

Jorge Jiménez Suárez

Nov 20, 2014

Técnicos de marketing, te sorprenderán.

“Me llamo Lester Burnham. Este es mi barrio. Esta es mi calle. Esta es mi vida. Tengo 42 años. En menos de un año habré muerto. Claro que eso no lo sé aún. Y en cierto modo, ya estoy muerto. Aquí me tienen…”

Así es como Lester, padre de familia, ejecutivo de publicidad de Chicago, nos describe las circunstancias que le rodean a él y a su familia en lo que será su último año de vida. En una visión introspectiva, desgrana todos y cada uno de los momentos que vive con todas las personas que le rodean.

Ser considerado como persona prescindible en su empresa, por lo que es despedido y admitido en un trabajo menor.  La falta de sintonía con su mujer, a la que sólo le importa su éxito profesional, que le considera un fracasado y además le engaña. Su hija, en plena efervescencia adolescente, que ya no le entiende, ni le admira como antaño. La amiga de su hija, que parece muy madura y comprensiva, se le insinúa. El vecino, Coronel de los marines, bastante maniático y con un hijo no mucho menos raro, pero que anda tras su hija.

Todo este entorno crea en él bastante apatía, mucha desgana y una completa desilusión por seguir adelante. Está completamente «quemado».

Tecnicos de Marketing

Con este panorama, ¿quien no se sentiría igual? Si después de tanto esfuerzo, de sueños, de ilusiones, este es lo que tienes, es que algo ha salido bastante mal o algo se ha hecho bastante mal desde el principio.

Lester decía: “Todo lo que está determinado a pasar, pasa… tarde o temprano.”

¿O no?

Quizá todo obedezca a la manera que tenemos de ver las cosas.

Mi padre decía que cuando viera mal las cosas, tratara de mirarlas «de otra manera». Y tenía razón, era un experto en darle «la vuelta a la tortilla» en cualquier situación, por complicado que pareciera.

Hoy, hace dos años ya, comenzamos a escribir este blog. Aquel pistoletazo de salida produjo un cambio total en nuestra manera de pensar, de sentir y disfrutar de esta dura profesión. Como dijo nuestro admirado Bere Casillas, «nada volverá a ser como antes». Y era verdad, de lo que hacíamos hace dos años, nos quedan muy pocas cosas.

En aquel momento se produjo una ruptura, había que seguir descubriendo y experimentando. Rompimos con el inmovilismo y con el miedo a lo desconocido. Nos lanzamos de lleno al marketing digital. Pero nunca hemos dejado de ser técnicos de marketing, aunque ahora ya, «algo más expertos». Y por supuesto no hemos dejado de ser personas, algo más importante aún.

La finalidad de este blog, como lo fue desde el primer momento, es el de compartir nuestros conocimientos y experiencias personales y profesionales a través de paralelismos con ficciones cinematográficas o vivencias personales (pieces of life) al estilo Stanley Bendelac. Y nuestra idea es seguir haciéndolo. Aún tenemos mucho que contar y compartir.

Por eso, os damos la gracias de todo corazón a todos los que cada semana nos leéis y nos seguís. Gracias a vuestro apoyo hemos llegado a este 2º aniversario y a las 91 entradas actuales. Gracias a vuestro apoyo hemos podido crecer y ser mejores. Gracias a vuestro apoyo seguiremos sorprendiéndoos. Nos comprometemos a ello.

Segundo aniversario blog hgm Marketing

Lester, finalmente, comprende que la vida tiene que seguir su curso, que las cosas deben evolucionar, que no todo puede salir como queremos que salga. Sobre todo con las personas que nos rodean y forman parte de nuestra vida o nuestro entorno profesional. Todo se puede encauzar, pero debe seguir su curso». Al final, descubre cómo es él y cómo son realmente los demás. Descubre que son felices con lo que son, con lo que tienen y con su forma de vivir. Descubre que viéndolos progresar a «su manera» son felices. Entonces se da cuenta de que él es feliz.

En nuestro entorno profesional podemos poner todos los medios posibles para conseguir que las cosas sean como queremos, es decir, lograr los objetivos marcados. Pero a veces, hay que saber pararse a mirar, a observar y a contemplar hasta donde nos lleva todo lo que hacemos. Y lo que es más importante, a dónde les lleva a todos los que nos acompañan.

Nos podrá ocurrir que lo que veamos no nos gusta y nos preguntamos cómo hemos podido llegar a esa situación. Sólo nos queda extraer lo positivo, aprender de la experiencia y enfocarlo en una nueva dirección. Comenzaremos así un nuevo proyecto, una nueva meta, una nueva ilusión que nos haga sentirnos necesarios, nos haga sentirnos fuertes, nos haga sentirnos vivos.

Como decía Lester: “Es genial comprobar que todavía tienes la capacidad de sorprenderte a ti mismo.”

No te quemes.

¿Seguimos avanzando?

Gracias por seguir ahí.

Jorge Jiménez Suárez

Sep 18, 2014

Formación continua, reto al futuro.

– «Camarero, camarero, por favor…» –

– «Póngame una cerveza cada tres minutos y si desfallezco, hágalo cada dos minutos.» –

Las fiestas, eran su debilidad.

En muy poco tiempo, Thornton Melon, se había ganado el respeto y la consideración del campus. Había decidido volver a matricularse en la universidad para animar a su hijo a que experimentara algo que para él fue una de las mejores épocas de su vida. El espacio de aprendizaje, el ambiente, los compañeros y las nuevas sensaciones que allí se tenían, las guardaba en su memoria y habían formado parte de su vida desde entonces.

Su estilo auténtico y genuino, acompañado de su experiencia, hizo rápidamente que fuera, de nuevo, un «alumno ejemplar»…

Había regresado a la escuela.

Regreso a la escuela 3

Regresamos.

Después de nuestro paréntesis de verano, retomamos las entradas semanales de nuestro blog.

Bienvenidos al blog de los Técnicos de Marketing.

Esperamos que hayáis disfrutado, hayáis descansado y hayáis retomado las fuerzas para continuar. Ahora nos enfrentamos a un nuevo reto, tenemos por delante un nuevo curso en el que aplicaremos todo lo aprendido en el anterior e iremos incorporando las nuevas experiencias que nos deparen el nuevo curso.

Por nuestra parte, como bien sabéis, siempre procuramos participar en eventos, encuentros y ferias donde podamos aprender conocimientos, detectar tendencias y aportar nuestra experiencia a este blog y a nuestro trabajo. Por lo menos, una vez al mes.

Así mismo, tampoco dejamos de lado la participación en cursos de formación para ampliar nuestros conocimientos, mejorar profesionalmente y dar mayor calidad de servicio a nuestros clientes. Gracias a ese esfuerzo, el curso pasado logramos incorporar bastantes conocimientos técnicos a nuestra cartera profesional.

¿Cuántas veces nos preguntamos lo bien que nos iría si supiéramos realizar una actividad o controláramos mejor un conocimiento?

¿Cuántas veces miramos atrás para ver que nos hemos dejado algún conocimiento por el camino que ahora echamos en falta?

¿Cuántas cosas pensamos que podrían mejorar nuestro perfil profesional?

No quisiéramos alargarnos en esta primera entrada del blog, pero no queríamos empezar esta nueva etapa sin proponeros que hagáis todo el esfuerzo posible por mantener un buen nivel de formación continua. Nos gustaría que todos aceptarais el reto de estudiar, preparar o asimiliar algún conocimiento al que creáis que os puede ayudar en vuestro futuro profesional. Es mas, si echáis en falta alguno en este blog, por favor, no tenéis más que decídnoslo en los comentarios posteriores a esta entrada.

El éxito en los retos profesionales vienen avalados por la formación continua.

Por lo que os animamos a seguirnos cada semana y compartir conocimientos. Así como buscar alguna formación que os anime a seguir y del que podáis obtener una titulación que pueda ayudar a mejorar vuestro perfil profesional, vuestra marca personal. Es muy probable que ya estéis en ello o estas palabras os empujen un poco más a tomar una buena decisión.

Formación hgm Marketing

Thornton, con esfuerzo, dedicación y su experiencia logró de nuevo salir airoso de el reto que se había impuesto. Volvió a ser un gran estudiante, se doctoró y se demostró a si mismo y a su hijo que nunca es tarde para poder aprovechar las oportunidades que se brindan a la hora de aprender y compartir experiencias. Además, incorporó sus nuevos conocimientos a su experiencia y fue aún mas valorado.

Para nosotros la formación continua es garantía de futuro. Y aunque haya momentos en los que parezca que no haya tiempo material para poder seguir aprendiendo, lo seguiremos haciendo y lo seguiremos recomendando, como un reto personal. El esfuerzo merece la pena. Os lo garantizamos.

Y como dice Cholo Simeone: «Si se cree y se trabaja, se puede.»

¿Aceptas el reto?

Jorge Jiménez Suárez

Páginas:«12345678