Browsing articles tagged with "transformación digital Archives - hgm Marketing - Publicidad"
Nov 18, 2016

Un aniversario, una despedida.

“Nunca creí que un poco de sombra pudiera darme tanta felicidad. Que unas cuantas herramientas, un balde, un cuchillo, un lápiz, se convirtieran en mis mayores tesoros. Aunque, saber que Richard Parker estaba ahí, me daba paz” –

“En momentos como éstos, caigo en la cuenta de que él tiene tan poca experiencia en el mundo real como yo. Los dos nos criamos en un zoo con el mismo maestro. Ahora huérfanos, esperamos juntos a nuestro maestro supremo.”

“Sin Richard Parker, a estas alturas, yo estaría muerto. Mi temor hacia él me mantiene alerta. La obligación de atenderle da sentido a mi vida.”

Reflexionaba en su balsa de pesca el joven Pi.

Sin duda alguna estos pensamientos, estos sentimientos, son los que salvaron la vida de Pi en aquella penosa travesía por su supervivencia. El barco en el que viajaba junto a sus padres y su hermano en busca de una nueva vida había naufragado. Lo había perdido todo y poco era lo que le mantenía ocupado. Pero a pesar de la compañía de aquel tigre de bengala estaba en la más absoluta soledad y …

… necesitaba tomar una nueva dirección para su vida.

despedida

– “¿Sabes? Mi padre tenía razón. Richard Parker no me consideró su amigo.” –

– “Después de todo lo vivido, ni siquiera me miró.” – Prosiguió con tristeza.

– “Pero cuando me miraba, quiero creer que en sus ojos había algo más que mi propio reflejo.” –

– “Sé que es así. Lo notaba. Aunque no pueda demostrarlo.” –

A pesar del consejo de su padre, el joven Pi siempre creyó que cuidando y alimentando al tigre, este le apreciaría y le valoraría. Pero se equivocaba. Durante su odisea, a pesar de sus esfuerzos para ganarse su “amistad”, tuvo que mantenerse fuera de la barca de salvamento para poder conservar su vida ante un posible ataque del animal. A pesar de cuidarle, darle de comer y de salvarle, no le concedió un mínimo gesto de agradecimiento y cuando llegaron a una orilla segura…

…se marchó sin darle la más mínima despedida.

Situación que puede ser muy común en nuestra vida, si lo comparamos con algo cercano, que día a día alimentamos con ilusión, pero que a la vez, con el tiempo, nos puede dañar. Como un proyecto, un trabajo, la familia o tu pareja. Quizá hemos luchado y agotado nuestros esfuerzos en algo que nos ha mantenido ocupados y nos ha dado algunas satisfacciones. Quizá nos hemos equivocado o simplemente hemos trazado un rumbo erróneo que nos ha llevado por una ruta o un camino no deseado.

Como puede suceder con este blog.

Aún recuerdo la ilusión con la que escribí la primera entrada. Atrás quedó aquel sencillo post inicial mas cargado de buenas intenciones y sensaciones que de contenidos de utilidad. ¿Qué queda de aquello que escribí entonces? ¿Hasta dónde nos han llevado las nuevas tecnologías? ¿De verdad ha cambiado el mundo? ¿Dónde quedó la “Primavera Árabe”? ¿Cómo han evolucionado las redes sociales, el marketing y la publicidad?

En estos cuatro años ha cambiado todo.

Nuestra vida ya no es la que era. Nuestro trabajo o nuestra empresa ya no es el que era. Nuestros proyectos ya no son los mismos que eran. Nuestra familia, pareja o amigos ya no son los que eran. Todos han evolucionado, se han adaptado, se han renovado e incluso muchos, se han reinventado, como bien dijimos aquel 20 de Noviembre de 2.012 y mantuvimos en años posteriores. Al igual que dentro de unos años, lo que tenemos ahora, tampoco será igual.

En referencia a nuestra profesión, al marketing, todo ha sido una revolución. Hemos saltado del mundo offline al mundo online y nos hallamos inmersos dentro de él, mientras damos pasos agigantados hacia el marketing cognitivo y la inteligencia artificial. Hemos pasado de hacer marketing en un mundo tradicional a hacer marketing en un mundo digital. Sencillamente, en estos últimos años hemos pasado de…

… quién se ha llevado mi queso a la transformación digital.

aniversario-despedida

– “He dejado atrás muchas cosas: a mi familia, el zoo, la India, a Anandí ” –

– “Supongo que, la vida, al final, se convierte en un acto de renuncia…” – Dijo Pi.

– “Pero lo que causa el mayor dolor es no tener un momento para la despedida.” –

Aunque es un motivo de alegría celebrar nuestro cuarto aniversario del blog, a la vez es triste porque nos toca renunciar a él. Después de cuatro años ininterrumpidos publicando semanalmente, salvo el descanso estival, ciento ochenta y dos entradas después, hemos llegado hasta aquí, mucho más de lo que podíamos haber imaginado. Lo más curioso es que aún nos quedan muchas cosas por vivir, muchas cosas por experimentar y muchas cosas que contar.

Pero no seguiremos utilizando esta vía de comunicación y de interactuación con todos vosotros. Las circunstancias personales y profesionales mandan. Hemos llegado a la meta, no como hubiéramos querido, pero ha llegado nuestro momento de renunciar a escribir el blog de manera indefinida. Pero no queríamos irnos sin deciros adiós o sin tener el detalle de escribiros esta triste despedida.

Muchas gracias por estar ahí estos cuatro años.

aniversario-blog-hgm-marketing

– “De pronto vi cómo acabaría mi vida si me quedaba allí: solo y olvidado” –

– “Tenía que volver al mundo, aunque… me costara la vida.” – Siguió narrando el adulto Pi.

A pesar de haber llegado a aquella isla en medio del Pacífico donde tenían comida, agua, tranquilidad y seguridad, el joven Pi, se dio cuenta de que todo aquello era efímero y podía ser más peligroso que volver a reanudar su viaje a tierra firme. Tenía que continuar con su vida. Se merecía algo más.

No queremos decir que todo este tiempo os hayamos estado contando la historia del salvamento de un naufragio. Si no que, simplemente, hemos llegado a la orilla de un viaje que comenzamos hace cuatro años y que a partir de ahora no se verá reflejada aquí como lo hemos venido haciendo y como nos habría gustado seguir haciendo. Hemos sido testigos todo este tiempo de este proceso de transformación y a partir de ahora serán otros los que nos lo cuenten. Para nosotros…

… es hora de empezar con otras aventuras.

¿Nos echarás de menos?

¡Muchas gracias por estar ahí!

Jorge Jiménez Suárez

Nov 4, 2016

En busca de alternativas, en busca de la felicidad.

Apoyados en la valla de la cancha de baloncesto animó a su hijo:

“¡Eh! Nunca dejes que nadie diga que no puedes hacer algo, ni si quiera yo. ¿Vale?” –

– “Vale.” – Contestó extrañado Christopher.

– “Si tienes un sueño, tienes que protegerlo.” – Insistió Chris.

– “Las personas que no son capaces de hacer algo, te dirán que tú tampoco puedes.” –

– “Si quieres algo, ve por ello. Y punto” – Finalizó.

Recogieron sus cosas y prosiguieron su camino.

Estaban solos. Cris lo había perdido casi todo, su mujer, su casa, su negocio. La vida se le había complicado y su suerte parecía que no iba a cambiar. Cada vez que lograba sobreponerse recibía otro golpe. A pesar de ello, decidió seguir luchando por salir adelante.

Un día conoció a una persona que, saliendo de su trabajo, irradiaba felicidad. Quiso ser como él. A partir de ese momento hizo lo imposible por buscar lo mismo para él y para su hijo. Haría lo posible por cumplir su nuevo sueño: ser corredor de bolsa. Sólo tendrían que dársele bien los números y las personas. Pero el camino no sería fácil, sería aún más duro de lo que pensaba, pero…

…merecía la pena intentarlo.

felicidad

Chris se tuvo que enfrentar a muchas dificultades: no tener casa, no tener dinero, no tener ayuda y cuidar de su hijo, a la vez que estudiaba por las noches, todo lo aprendido en sus nuevas prácticas en la empresa que esperaba que fuera su seguro de vida.

No había perdido nunca la esperanza ni la confianza en sí mismo. Había logrado sobreponerse a aquel negocio que él pensó que sería lo mejor de su vida y que acabó arruinándole. Había visto que tenía que plantearse un nuevo rumbo, abrir un nuevo camino y cambiar de vida. Tenía que reinventarse.

Tenía que transformarse.

Al igual que nos sucede a todas las personas y a todos los profesionales que vivimos estos trepidantes años de cambio y evolución constante. Nuestra vida es una constante adaptación a los acontecimientos y al paso de las diferentes etapas. Nuestro trabajo es una continua sincronización con las tendencias, con los gustos de los consumidores y las necesidades del mercado.

En el aspecto empresarial tenemos que estar más cerca que nunca de nuestros clientes, usuarios y seguidores. Esto no quiere decir que simplemente abramos canales de comunicación para atenderles. Debemos compartir los momentos y compartirlos de igual a igual, empleando las mismas herramientas que demandan. Por lo que, si es necesario, debemos apartar aquellas actividades que han quedado sin uso o han quedado obsoletas, para potenciar y dirigir nuestro esfuerzo allí dónde realmente se garantizará el fruto de nuestro esfuerzo. Debemos realizar una nueva transformación…

…una transformación digital.

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de asistir, una vez más, a Manager Business Fórum donde Rafa Muñiz nos recordó que: “No estamos viviendo una etapa de cambios, si no un cambio de etapa”. Es cierto, lo que teníamos hace cinco años ya no vale y lo que tenemos ahora, tampoco valdrá en otros cinco.

También dijo que: “la naturaleza es sabia, tenemos dos orejas y una boca. Por lo que debemos escuchar más y hablar lo necesario”. Y es por eso, por lo que debemos siempre mantener o intuir, prever o tener en mente, la visión de aquello que nos pueda garantizar la felicidad en un futuro.

Como hemos dicho muchas otras veces:

Debemos estar mas cerca de la visión que de la misión.

alternativas

Chris Gardner, finalmente, logra su objetivo: un puesto de trabajo que le garantizará su futuro. Por muy difícil que pudiera ser al principio, Chris nunca se rindió, trabajó duro para alcanzar su sueño y lo consiguió. Busco una alternativa y encontró la felicidad.

En esta pequeña agencia somos conscientes de lo difícil que es cambiar el modo de actuar, de trabajar o de vivir tal como lo hemos estado haciendo hasta ahora. Pero también somos conscientes de que el impulso digital, la transformación digital, es un cambio, una evolución, una adaptación necesaria para nuestra vida cotidiana, y, por supuesto, para la realización de nuestras actividades profesionales. Todos debemos buscar nuestro camino para ser más competitivos, más eficientes, más digitales.

Como dijo Chris Gardner: “Yo soy una persona que si preguntan algo y no sé la respuesta, contesto que no la sé. Pero por lo mismo, si sé cómo encontrar la respuesta, ten por sentado que encuentro la respuesta“.

¿Buscas respuestas?

¡Las encontraremos!

Jorge Jiménez Suárez

Oct 28, 2016

Lo que somos, lo que queremos.

– “¿De qué sirve una idea si sólo está aquí?” – Preguntó señalando a su cabeza.

– “Se puede ser un artista sin pintar nunca” – Respondió Bart.

– “Esa es mi definición de un cobarde” – Afirmó Liz.

Las palabras quedaron en el aire por un instante.

Art era el dueño de una galería de poca monta. Tenía muchas deudas y tenía que recurrir a pequeñas estafas para poder salir adelante esperando a tener un golpe de suerte. Un día conoce a Betty una mujer guapa y rica, que, rápidamente, se enamora de él y le convence para que se casen.

Su golpe de suerte ha llegado. Gracias a ella ya no tendrá que preocuparse por el dinero. Pero, al mismo tiempo conoce a Liz, la atractiva hermana de Betty, de la que se enamorará irremediablemente. Para poder estar con ambas creará un engaño más, creará a su hermano gemelo Bart. Art está con Betty y Bart con Liz.

La situación es ideal para él, pero…

…dos, eran demasiado.

somos-y-quereremos

Poco a poco Art se dará cuenta. Mantener dos personalidades da mucho trabajo y es muy peligroso. También descubre que cada vez se aleja de más de Betty y se acerca mas a Liz. Descubre que con Liz se siente diferente, descubre que se siente mejor, y descubre que ella es capaz de sacar todo lo mejor que él lleva dentro. Gracias a sus sentimientos por Liz ha descubierto que…

…sabe realmente quién es y lo que quiere hacer.

No es difícil, que cualquiera de nosotros, tenga un momento de duda en su vida por saber cómo somos. Y más aún, a pesar de tener unos cuantos años, lo que queremos ser o hacer. Cuando eres joven todo el mundo te pregunta lo que quieres ser de mayor. Muchos lo tienen claro, pero muy pocos consiguen ser lo que anhelaban.

Lo mismo nos sucede cuando trabajamos en una empresa y nos preguntan hasta dónde queremos llegar. O, si tienes tu propia empresa, te cuestionas cuáles son los objetivos o hasta dónde te va a llevar tu actividad. ¿Realmente lo sabemos o nos dejamos llevar por una idea general de hacerlo todo bien y llegar lo más alto posible? ¿Nos mantenemos realizando nuestro trabajo a la espera de un golpe de suerte que mejore nuestra situación?

Debemos enfrentarnos a la realidad.

No podemos trabajar con nuestros clientes si no saben realmente quiénes somos, ni en qué les podemos ayudar. Aunque cada cliente nos demande por determinado producto o servicio, debemos seguir fieles a nuestro trabajo y a todas las facetas que cultivamos. Como ya dijimos en una ocasión anterior, si se muestra, hay que contarlo.

Eso no quiere decir que tengamos varias caras o varias personalidades o varios roles. No, porque nuestro estilo de trabajo siempre es el mismo dependiendo de la disciplina o el sector de actividad que cubramos. Nos gusta lo que hacemos y podemos abarcar muchos campos al mismo nivel de calidad.

Y queremos compartirlo contigo.

queremos-ser-como-somos

-“¿Te estás volviendo loco, verdad?” – Le preguntó Liz.

– “Desde el momento en que te ví.” – Contestó Art.

– “Eso mismo me dijo Art… ¿O fue Bart?” – Dándole la espalda.

– “Sólo dime: ¿quién quieres que sea?” – Preguntó de nuevo Art.

Tras el rechazo de Betty en el altar, pasado un tiempo, Art y Liz tuvieron su oportunidad. Art enmendó su error, se disculpó y fue sincero consigo mismo, con Liz y con los demás. Ya sabía lo que él sería a partir de ahora y a quien querría tener a su lado.

Como hemos dicho en ocasiones anteriores, lo auténtico convence, lo auténtico vende. Por lo que debemos enfrentarnos a nuestra vida y a nuestra profesión sin máscaras, sin engaños, sin mentiras, sin dobleces. Porque si sabemos lo que somos, si mostramos nuestra identidad, será más fácil luchar y obtener lo que queremos.

Y lo que queremos, es seguir disfrutando de lo que hacemos.

Como dijo Eleanor Roosevelt: “De una manera u otra aprendemos quienes somos realmente, y luego vivimos con esa decisión.” 

¿Quiénes somos?

¡Lo que queremos!

Jorge Jiménez Suárez

Oct 16, 2016

Tu avance, tu descubrimiento, tu diferenciación.

– “Mira.” – Le dijo a su hijo.

– “Ahora ya ha desaparecido la mitad del casco” – Contestó el niño.

– ” Bien. ¿Y ahora?” – Volvió a preguntar Cristóbal.

– “Ahora sólo veo el mástil” – Afirmó el niño.

– “Cierra los ojos y no hagas trampa, te vigilo.” –

– “Ábrelos cuando yo te diga. Ya” – Le indicó de nuevo.

-“¡No está! ¡Ha desaparecido!”- Exclamó el niño asombrado.

-“¿Y eso qué te dice?” – Le preguntó su padre.

El niño lo miró pensativo. Pero no dijo nada.

-“Es redonda, como esto.” – Señalando una naranja.

-“Una esfera” – Riéndose Colón.

Cristóbal Colón sostenía que había un tercer camino para llegar a los territorios asiáticos ricos en especias y oro. El primero consistía en bordear el continente africano y se tardaba, al menos, un año. El segundo consistía en atravesar el Imperio Otomano, algo imposible para los cristianos de la época. Y el tercero era navegar hacia Occidente, hacia el Oeste, atravesando el océano ya que sabía, presentía, deseaba, que la tierra no fuera plana, sino redonda.

Así que, lo único que tenía que hacer, era dar una “pequeña vuelta“. Gracias al apoyo de muchos eruditos, monjes y por supuesto, de los Reyes Católicos, pudo aventurarse en encontrar “las indias” cruzando por donde nadie jamás lo había hecho: atravesando el océano Atlántico. Y con tres carabelas, junto a muchos valientes…

…marchó en busca de lo desconocido, el nuevo mundo.

avance

Cristóbal Colón tenía una ilusión, tenía un  proyecto y en contra de todo pronóstico lo llevó a cabo. Él nos enseñó que si vemos las cosas de manera diferente, podemos ser capaces de entender muchas más cosas, o al menos, cosas que antes no entendíamos. Él nos enseño a que se puede producir un gran avance diferenciándonos de los demás utilizando otras vías u otros caminos.

Debemos buscar nuestro nuevo espacio.

La semana pasada con la festividad de la Fiesta Nacional, entramos de lleno en el otoño. Como buen día de El Pilar, llovió y se produjo la vuelta al frío. Ya nos hemos metido de lleno en la rutina anual: trabajo, colegio, universidad o instituto, que nos llevará a un ritmo trepidante hasta la Navidad y el final de año.

Como todos los años, las empresas del sector se han preparado a conciencia para mostrarnos todo lo que nos pueden ofrecer en esta temporada. Sabedores de ello, tuvimos la oportunidad de asistir al Road Show de las empresas del regalo publicitario y promocional el pasado mes de Septiembre. Así como al cPrint, feria de las artes gráficas el pasado 6 de Octubre.

En ambas, a pesar de moverse en el ámbito offline, tuvimos la oportunidad de apreciar multitud de cambios e innovaciones derivadas de la aplicación de técnicas digitales. Empresas de servicios offline que han realizado un gran avance, un gran descubrimiento, su transformación digital.

Vimos como muchas empresas han sabido reinventarse y contar de otra manera a qué se dedican. Mostrándonos su calidad como nunca antes la habíamos visto o como nunca la hubiéramos imaginado si no nos la muestran. Ellos han abierto su mente, nosotros debemos hacerlo también. La era digital ha generado en todos nosotros un gran avance.

Es hora de contar las cosas con otro estilo, es hora de mostrar lo que llevamos dentro que hasta ahora no hemos podido demostrar. Nos metemos de lleno en los próximos eventos de Octubre y Noviembre.

Objetivo: diferenciarse y generar un avance.

descubrimiento

La expedición de Cristóbal Colón llegó al nuevo mundo, aunque no fue fácil. Tuvo que realizar varios viajes y no obtuvo el reconocimiento que cabría esperar. Aún así no dejaría de intentarlo todos los años de su vida, no se contentó con lo que ya se conocía hasta entonces. Quería saber más, necesitaba conocer más y deseaba compartirlo. Su reconocimiento, como con muchos grandes hombres de la historia, llegaría más tarde, en siglos posteriores.

Muchas veces buscamos nuevas soluciones a problemas o necesidades que simplemente requieren un trato diferente. Una nueva perspectiva. Algo que transmita confianza y sea de utilidad. Esperamos que cuando aportemos una visión diferente a nuestros clientes no seamos como los demás y que de verdad lo aprecien. Esperamos que para ellos sea un nuevo descubrimiento, un nuevo avance, su diferenciación.

Como dijo Séneca: “Ningún descubrimiento se haría ya, si nos contentáramos con lo que sabemos.”

¿Quieres diferenciarte?

¡Sigamos con nuestro avance!

Jorge Jiménez Suárez

Sep 30, 2016

Tu código, tu conducta.

– “¿Qué ha querido decir? ¿Harold? ¿Qué ha querido decir?” – Preguntó Louden.

– “No lo comprendo, el Coronel Jessep dijo que ordenó un código rojo” – Insistió.

– “Lo sé, pero…” – Intentó contestar Jo Anne

– “El Coronel Jessep dijo que ordenó el código rojo. ¿Hemos hecho algo malo?” – Continuó Louden.

-“No es tan sencillo.” – Le contestó Jo Anne de nuevo.

– “¿Hemos hecho algo malo? ¡No hemos hecho nada malo!” – Gritó Louden.

– “Sí, lo hemos hecho.” – Contestó Harold, con calma.

– “Nuestro deber era luchar por la gente que no podía luchar por sí misma.” – Explicó.

– “Nuestro deber era luchar por Willy.” – Bajando la mirada.

El teniente Daniel Kaffee, abogado de la Marina con un historial muy prometedor, es el encargado de defender a los dos marines de la base de Guantánamo. Pero nunca había llegado a un juicio. Todos sus litigios los había resuelto mediante acuerdo previos.

El coronel Jessep es el Comandante en Jefe de la base. Presume de hacer todo lo que está en su mano para defender el muro que separa a su país de Cuba. Sus hombres de confianza, el capitán Markinson y el sargento Kendrick  apoyan a su coronel. Acatan sus órdenes, porque si no es así, “la gente muere”.

Mientras, los marines Harold Dawson y Lauden Downey, son acusados de asesinar a su compañero Willy por ser un mal ejemplo para el resto de sus compañeros y por el bien de la defensa de la nación norteamericana.

Para todos ellos era muy importante el código, el honor, la lealtad…

…pero ninguno lo había respetado.

codigo

Daniel y sus ayudantes, JoAnne y Sam, tendrán que empaparse de todo lo sucedido allí para poder defender a sus clientes frente al fiscal de la Marina Norteamericana y salvarles de pasar muchos años en una prisión militar. Tendrán que derribar muchos muros para saber la verdad. Tendrán que enfrentarse a ellos mismos. Para tener éxito en su cometido…

…tendrán que hacer las cosas bien.

¿Cuántas veces pensamos que lo que hacemos o pensamos es lo mejor para nosotros, nuestra familia, nuestro trabajo o nuestros clientes? ¿Realmente es cierto? ¿De verdad lo pensamos? ¿Creemos en serio que es lo mas conveniente para todos ellos? Puede ser que, simplemente, todo se haya hecho de buena voluntad o que la intención fuera buena pero los resultados no fueran los correctos.

Si pensamos en los casos en los que se han hecho mal las cosas que eran necesarias hacer, descubriremos, que la mayoría de las veces, se utilizaron atajos o se emplearon pocos medios o los menos ortodoxos. Todo por reducir el coste y agilizar el proceso de mala manera, pero siempre por el bien de determinada institución o empresa. Esto es un gran error.

Debemos hacer las cosas bien aunque nos cuesten un poco más.

Vivimos un momento de continuo cambio y de vertiginosa evolución. Las empresas para ponerse al día con la realidad que les rodea, deben seguir trabajando en su adecuación, adaptación o transformación digital. Como hemos dicho en innumerables ocasiones, esto no consiste en hacer una web y crear unos perfiles en redes sociales y esperar a ver que pasa.

El proceso de transformación digital debe ser algo genérico, algo que abarque todos los sectores y ámbitos de la empresa. Sin olvidar la actividad diaria, el cara a cara, el contacto, la visita, la llamada telefónica, debemos abrir las nuevas vías de comunicación y de procedimiento con nuestros clientes. Como una más pero como un nuevo código de conducta. Más sencillo, más accesible, más transparente.

En poco tiempo, el contacto digital seguirá desbancando a lo que seguimos denominando analógico u offline. Pero este proceso no debe acabar con él, aunque pensemos que es lo mejor para la empresa o para nuestras relaciones personales. Podemos caer en el error de deshumanizarnos.

Seamos justos y busquemos el equilibrio.

conducta

– “¡Harold!” – Le llamó Daniel, cuando ya se marchaban de la sala.

– “Señor…” Se volvió Harold.

– “El honor no es sólo una pegatina en el brazo…”

Los dos marines, a pesar de ser inocentes de asesinato, habían sido finalmente expulsados del ejército por obedecer órdenes de sus mandos superiores. Esas instrucciones dadas, según el código y el honor, nunca debieron ser ejecutadas. Era una conducta impropia de un marine de los EEUU.

Las cosas, para hacerlas bien, simplemente hay que estar en disposición de hacerlas. Sin atajos, sin recortes, sin trucos, sin engaños. La transformación digital debe hacerse. Es necesaria. Pero debemos cuidar, conservar y tener muy presente que somos personas que interactúan mejor con el contacto. Si sabemos combinar los esfuerzos en hacer las cosas con sentido, los buenos resultados llegarán. Es sólo cuestión de tiempo. Y seguramente, atraeremos más clientes, tendremos más trabajo y obtendremos mejores resultados.

Como se suele decir: “La recompensa del trabajo bien hecho es la oportunidad de hacer más trabajo bien hecho.”

¿Necesitas ayuda para tu transformación digital?

¡Hagámoslo bien!

Jorge Jiménez Suárez

Jun 16, 2016

Gestiona tu imagen, gestiona tu reputación.

“En otro reino, Las Ciénagas, vivían todo tipo de extrañas y maravillosas criaturas.

No necesitaban rey ni reina, ya que imperaba la confianza mutua.”

En este reino, vivía Maléfica una preciosa hada, con un gran corazón dotada de unas alas de águila. Todo era paz y felicidad en su mundo. Un día llegó un niño campesino llamado Stefan a su tierra. Junto a él crecerá e incluso se llegará a enamorar, conociendo el amor verdadero.

Por aquel tiempo el Rey del Castillo, el reino vecino, quiso conquistar el reino de Maléfica. Pero ella se lo impedirá derrotándolo. Henry, que así se llamaba el rey, enfermo desde entonces, decide recompensar con su trono y la mano de su hija a aquel que pueda asesinar a Maléfica. A partir de ese momento, aparecerá el verdadero Stefan.

La ambición de Stefan hará que traicione a Maléfica.

reputacion on line

Stefan no fue capaz de quitarle la vida a Maléfica, pero le arrebató sus alas. Por todo ello, Maléfica, comenzó la construcción de un reino oscuro en Las Ciénagas. Llegando así a convertirse en una pérfida, siniestra y malvada bruja. Los cuernos, su aspecto y sus acciones, tampoco ayudaron a recordar a la antigua hada buena que fue.

Empezó a forjarse su fama, su reputación.

Tener una mala reputación es muy fácil y tener una buena reputación es más complicado. Ambas situaciones pueden darse en nuestra vida personal y profesional. Siempre valoramos, respetamos e incluso seguimos fielmente a aquellas personas o marcas que se ganan nuestra confianza a través de una reputación intachable.

Siempre hemos dicho que si eres una mala persona, es muy difícil que seas un buen profesional. Pero, paradójicamente, vemos que en muchos casos, las malas personas son idóneas para determinados puestos o determinadas funciones dentro de una empresa o corporación. Incluso tienen éxito.

¿Cómo podemos gestionar la reputación?

Desde que comenzamos con nuestra labor digital, cuando comenzó este blog, cuando comenzó nuestra transformación digital, siempre oímos hablar de las famosas “crisis de reputación”. La verdad es que, salvo casos muy conocidos o sonados, es algo que con un poco de sentido común y buen hacer se pueden evitar.

Es muy importante hacernos visibles a través de la creación de contenidos bien posicionados, actuar con transparencia, tener una comunidad sólida y escuchar qué dicen los usuarios. Podemos decir que éstas son las claves para mantener una buena reputación online. Los contenidos generan solvencia y transmiten conocimientos.

Para ello la monitorización, como ya contamos alguna vez en este blog, es también muy importante. Debemos “escuchar” con atención lo que se dice de una marca o de la nuestra en las redes sociales y en los entornos digitales en general. Además, debemos tener en cuenta, que a pesar de llevar ya algunos años de revolución digital, todo lo que se crea en internet tiene un aspecto que nunca antes han conocido las empresas.

Gestionar ese nuevo poder no siempre es tarea que se pueda aprender en un día, en meses, incluso, en muchos casos, en años. Como ya recomendamos en su día, se debe tratar de delegar la gestión de las redes en personas preparadas y realmente formadas dentro de las mismas: el community manager

Para ser visibles dentro de un determinado sector debemos crear contenidos de calidad y nuestros seguidores, clientes y usuarios siempre nos identificarán por ello, por nuestro estilo. Esto ayudará, sin duda a crearnos nuestra propia imagen, nuestra propia reputación.

reputacion

Maléfica, finalmente, se vengó y volvió a ser la que era. Gracias a Aurora, La Bella Durmiente, a partir de ese momento, sería la reina de La Ciénaga y la protectora del mundo, en agradecimiento por todo lo que hizo y por todo lo que había sufrido. Y por supuesto, para limpiar su reputación.

Por nuestra parte, recordar que si nos concentramos en la reputación en internet o reputación digital, debemos tener en cuenta que una mala decisión, un comentario desafortunado, una imagen, una mala atención a un cliente o cualquier mínimo detalle, puede hacer que una compañía pase de ser la más valorada, a ser la más despreciada.

Lo más importante es, tener muy clara cual es nuestra identidad.

Como dijo Sócrates“Si quieres gozar de una buena reputación preocúpate en ser lo que aparentas ser.”

¿Qué quieres ser?

¡Gestiónalo!

Jorge Jiménez Suárez

Jun 9, 2016

Corporación y transformación digital

Estaba encantado, tenía un asiento en una fila para mí solo, es decir, de ventana y pasillo a la vez. Con la posibilidad de reclinarme sin molestar a la persona que ocupaba el asiento posterior. Con mi pantalla para ver películas, escuchar cualquier tipo de música y conectarme a internet. Una nevera con botellas de agua fría, caramelos y hasta un baño junto a la puerta trasera del autobús por si tenía la necesidad.

….

Seguramente, hacía casi 20 años que no viajaba en autobús. Desde entonces, había decidido que, ir en coche, era mi mejor opción si quería ir a algún destino dentro de la península. Quizá compartir viaje con muchas personas nunca ha sido una de mis preferencias. Quizá me apetece ir mas tranquilo, sin gritos, sin distracciones, pensando en mis cosas, con mi música y, si es necesario, cambiar de ruta o parar cuantas veces quiera.

Por una vez en muchos años no eché de menos conducir mi coche o ir en el coche de un familiar o un amigo. La tranquilidad y la comodidad que me brindó esta alternativa será difícil de olvidar. Probablemente, si tengo que repetir ese viaje lo haga de esta manera.

Viajar así fue un gran acierto, fue una gran experiencia.

corporacion

Ya desde la búsqueda de billetes en internet fue una experiencia agradable por la facilidad de poder encontrar el destino, el día, la hora y el precio mas adecuado. Para mi sorpresa, este último concepto, en algunos horarios, es realmente competitivo. Si a esto le sumamos que, con sólo decir tu nombre e identificarte ante el conductor, ya puedes subir y tomar tu asiento en el autobús, sin billetes, sin papeles.

Eliminamos trámites, eliminamos problemas.

Viajar en autobús puede ser un claro ejemplo de la transformación digital que estamos viviendo. Quizá sea un proceso más ligado a la evolución y a la adaptación de los tiempos, pero si se quiere ser competitivo hay que ponerse al día y digitalizarse. Los nuevos usuarios de autobús, la nueva demanda, así lo exige.

Los cambios más significativos que pude apreciar mejoraron mucho mi percepción de la calidad del servicio. Además de la confianza y la tranquilidad que me transmitieron. Detalles como: la usabilidad de su página web, la sencillez de sus explicaciones on line, la uniformidad de los empleados y conductores, la comodidad del servicio y, por supuesto, el trato, mucho más cercano y afable.

Elementos que distinguen a un gran servicio.

No somos los únicos que apostamos y estamos inmersos en un continuo proceso de transformación digital. Desde hace tiempo, profesionales tan reconocidos como Juan Merodio, nos ponen al día de las novedades dentro de este campo de actuación de las empresas.

Para él, como para nosotros, la transformación digital no sólo es lo que concierne a internet y lo que está relacionado con él. Es la integración de todas las partes y procesos de un negocio en formato digital, es decir, cada departamento o actividad de una empresa deben adquirir elementos digitales para su funcionamiento.

La transformación digital se basará, así, en seis pilares fundamentales:

  • Marketing
  • Publicidad
  • Estrategia
  • Análisis
  • Cartera de negocio o clientes
  • Liderazgo

Tal como podemos ver en el siguiente…

…cuadro de transformación digital:

transformacion-digital

(Imagen del blog de Juan Merodio)

La historia de ALSA, ha sido el ejemplo de evolución, de adaptación y de transformación durante sus más de 100 años de historia. En muchos momentos tuvieron que renunciar y asumir grandes costes con el objetivo de alcanzar un futuro mejor. ALSA, una historia de mejora continua para llegar a ser una gran compañía, una gran corporación del transporte de personas. ¡Enhorabuena!

Para nosotros, a partir de hoy, ALSA será un ejemplo de lo que se debe hacer a la hora de realizar una transformación digital en una empresa. Los pasos dados por esta corporación son para nosotros un ejemplo a mostrar a nuestros clientes. Al igual que ellos, ahondaremos en que el esfuerzo y el sacrificio por cambiar y mejorar, a pesar del coste que nos suponga hacerlo, siempre merecerá la pena. La mayoría de las veces, dejar atrás procesos o equipos que en su día fueron muy válidos y que hoy son obsoletos pueden marcar la diferencia en un mundo lleno de competidores.

Tampoco olvidamos que hay muchas grandes empresas que también han realizado con éxito su transformación digital, pero en este caso, en el ejemplo de hoy, han sabido transmitirlo y compartirlo con sus clientes y usuarios correctamente. En esta pequeña agencia pensamos que…

…debemos llevar la transformación digital a mas personas.

Como dice Alex Rovira: “En la vida, es así en cada momento clave, tenemos que renunciar a una parte de lo que somos para llegar a ser lo que de verdad podemos ser. El cambio no resulta gratuito, desde luego, y únicamente nos alimenta si nos dirige a la transformación.”

¿Estás preparado?

¡Transfórmate!

Jorge Jiménez Suárez

May 26, 2016

Detalle, el secreto del éxito.

Nick seguía al cura por el pasillo en lo que parecía su destino final.

Mientras, el clérigo iba recitando lo que parecían oraciones en latín…

– “Veni, vedi, vinci. Verborrea sub judice sine qua non”-

– “Coitus interruptus in dormitorium de chupa domine. Amén.” –

– “Ave César morituri te salutan, ad nausean…” –

Y al llegar a la silla eléctrica ejecutaron al fraile.

Nick Rivers, era un famoso cantante de rock americano que fue a participar a un festival cultural de una extinta y peculiar Alemania del Este. Allí los nazis controlan el país a pesar de los ataques de la resistencia francesa…

Rivers es detenido injustamente y encarcelado. Allí encontrará al Dr. Flammond, un importante científico retenido por los alemanes para construir una poderosa arma: la Mina Polaris. Cuando sale de prisión para cumplir con sus compromisos musicales, entrará en contacto con la resistencia y con Hillary, la hija del Dr. Flammond. Su objetivo, a partir de ahora, sería liberarlo y evitar que tan potente arma cayera en poder de sus enemigos.

Ese era su secreto, ése era el plan.

A partir de ahí y a lo largo de toda la aventura no dejarán de sucederse diversas situaciones divertidas a cada cuál mas graciosa. Una película, una aventura, un film, para no perder detalle.

secreto

No recuerdo las veces que nos castigaron, a mis compañeros del colegio y a mí, sin recreo por estar en clase riéndonos de la película. Durante años, fuimos descubriendo todos sus innumerables gags, partos y chorradas. Aún hoy, me sorprendo descubriendo algún detalle más, que en su momento se me escapó.

La verdad es que, el rigor histórico de la película, además de ser divertido, me sigue llamando mucho la atención. En general se podría sacar punta a todo lo relevante de la película sin que cuadre, pero curiosamente, funciona. El objetivo, está cumplido, entretiene, divierte y lo que es más importante, se queda en nuestra memoria por mucho tiempo o para siempre.

Era un proyecto pensado al detalle.

Lo mismo nos pasa en nuestra vida y en nuestra profesión, aquellas personas que cuidan los detalles son más propensos a ser más apreciados por otras personas: compañeros, amigos, pareja, familia. También, nuestros clientes se encuentran mucho más a gusto con nosotros si cuidamos los detalles, si no los olvidamos.

Hasta hace bien poco, solíamos apuntar en un calendario o en una agenda las fechas señaladas del año, los compromisos, las celebraciones, las onomásticas. Ahora, gracias a las nuevas tecnologías y a la transformación digital, podemos recibir avisos de todas y cada una de ellas simplemente por el hecho de llevarlas guardadas en nuestro Smartphone o por estar en alguna red social.

Ahora nos cuesta menos tener un detalle.

Si nos introducimos en las redes sociales, veremos como a diario muchos usuarios publican mensajes de buenos días, buenas noches, felicitaciones y cierto tipo de mensajes detallistas que acompañan y hacen más llevadero el día. Esos pequeños detalles que a la gente en general gusta, genera buenas sensaciones y provoca más de una sonrisa.

Ya hemos hablado muchas veces de las redes sociales y seguimos apostando por ellas, además de ser una fuente de contenidos que ayudan a posicionar nuestras marcas o las de nuestros clientes, tiene la cualidad de acercar a la gente, a los seguidores, a los usuarios, a las personas. Ya no sólo por un interés comercial, si no por un interés personal, por búsqueda de información o como suele ser más frecuente, como queja.

Saber observar a todo lo que sucede a nuestro alrededor para saber cuando hay que actuar será una buena labor llevada a cabo por muy pocas personas o empresas. No despreciemos nuestra capacidad para observar y mejorar las cosas con el objetivo de agradar y fidelizar a nuestros seguidores con una cosa muy simple: el detalle.

detalle

Nick, Hillary y sus compañeros, finalmente, cumplirán su objetivo y liberarán al Dr. Flammon. Sabían lo difícil y delicada que era su misión, por lo que no se olvidaron que no debían dejar de tener en cuenta ningún detalle. Todos fueron importantes para tener éxito. Nosotros tampoco lo olvidamos.

Recordemos que en en los pequeños detalles, están las grandes virtudes. Por lo que, la mejor manera de ganarnos la confianza de nuestros clientes o fidelizar a nuestros seguidores es estar muy atentos y no perder detalle. Quizá nos sorprendamos con más cosas de las que esperábamos.

Como dice Luis Gabriel Carrillo Navas: Diversas cosas pueden ser observadas a simple vista, otras con más detalle. Pero esas que parecen que no tienen nada que ver, ponle más cuidado.”

¿Conoces nuestro secreto?

¡No pierdas detalle!

Jorge Jiménez Suárez

May 5, 2016

Cooperación y conocimiento, saca lo mejor de ti.

– “Adam Smith se equivocaba” – dijo John.

– “¿De qué estás hablando?” – le preguntó Hansen.

– “Si la atacamos todos, nos obstaculizamos y ninguno de nosotros se la lleva. Así que, vamos a por las amigas. Y nos ignoran, porque a nadie le gusta ser el segundo plato. Pero y si nadie va a por la rubia, no nos obstaculizamos y no ofendemos a las otras chicas.” – argumentó de nuevo.

– “Victoria asegurada” – concluyó.

Él y sus compañeros de estudios planteaban cómo ligarse a un grupo de mujeres en el bar. Su amigo Hansen abogaba por el “sálvese quien pueda” de Adam Smith, pero Nash, con su argumento de “ataque” cooperativo les muestra otra alternativa que podría conducir a mejores posibilidades de éxito.

John Nash era un genio para las matemáticas y por ello fue reclamado para ayudar a los servicios secretos de su país. Allí, logra resolver códigos mentalmente ante el asombro de sus compañeros. Pero esto hará que llame la atención de otro tipo de agentes que necesitarán de su ayuda, o al menos, eso es lo que él cree.

El tenía el conocimiento, poseía una mente maravillosa.

cooperacion

La esposa de John, con el tiempo descubrirá que todo este mundo de códigos, de secretos y de espías son sólo una ilusión y sólo están en la mente de su marido. Había descubierto el secreto de su marido: John cree en una realidad que no ve, en una realidad que no ven los demás, pero que condiciona toda su vida y todos sus actos. Ella hará lo posible para que no los vuelva a ver a jamás.

Pero necesitaba cooperación.

Muchas veces a lo largo de nuestra vida personal o profesional, nos enfrentamos a situaciones complicadas. Y mucho más cuando nuestros clientes o amigos no ven la realidad de lo que sucede a su alrededor y tienen una apreciación parcial de lo que ocurre. Tienen la certeza de que tienen todo bajo control. Pero no es así. Quizá el ambiente en el que desarrollan su actividad o la organización a la que pertenecen les limita mucho su visión y su capacidad de acción.

A veces es necesario salir, cambiar el chip y ver las cosas desde otra perspectiva. Quizá con apoyarnos en pequeñas empresas que viven intensa y pormenorizadamente el día y las campañas de sus clientes podamos apreciar muchos asuntos y detalles que se nos pueden escapar.

Recientemente tuve la oportunidad de ver un extracto de una entrevista en YouTube sobre Jack Ma. El fundador de la empresa Alibaba Group, la compañía de Internet más grande de Asia, afirmaba que: “Cuando trabajas en una compañía pequeña, aprendes la pasión, aprendes los sueños, aprendes como hacer muchas cosas a la vez.” Y es cierto, formar parte de una empresa así, te llena de experiencia, preparación y conocimiento.

Algo que podemos compartir en beneficio propio y para los demás.

Por lo que tendremos que salir de nuestro círculo habitual y ponernos en manos o interactuar con este tipo de profesionales, entre los cuales nos incluimos desde esta pequeña agencia. Porque también hay una realidad que no aprecian y que su competencia no aprecia. Pero los que vivimos el día a día, sí.

En la misma entrevista, Jack Ma, afirmó que: “Cuando tienes de 40 a 50 años, debes hacer aquellas cosas en las que eres realmente bueno, es el momento de tener éxito, aunque el porcentaje de fracaso sea muy alto”. Efectivamente, es el mejor momento para emprender con los conocimientos adquiridos.

Es nuestro momento, explotemos nuestro conocimiento.

conocimiento

Con el tiempo, gracias a la cooperación de su mujer, será el propio John el que decida ignorar todas sus visiones de un mundo irreal que sólo le confunde y en nada le beneficia. Pasados los años, a pesar de su enfermedad, ganó el Premio Nobel de Economía, por su revolucionario trabajo en la teoría de juegos.  Gracias a la ayuda de su esposa, John Nash, superó su reto personal y se convirtió en un ejemplo, en un referente como profesional y como persona. Además, no sólo tuvo una mente privilegiada, fue también una persona maravillosa.

Ser una pequeña agencia nos permite conocer todos los procesos de la cadena de producción, de la elaboración o de la creación de un servicio. Este hecho nos pone en ventaja, frente a otros, a la hora de tener una visión más amplia de las necesidades de nuestros clientes y cómo podemos satisfacerlas. Nos hace ser más ágiles y eficaces. Transmitimos más rápidamente nuestro conocimiento y nuestra experiencia. Nuestros clientes encuentran lo que buscan gracias a nuestra capacidad de cooperación y a nuestro grado de compromiso. Cada una de las partes aporta lo mejor de sí mismo para el bien común.

Como dijo John Nash: “Cada uno debe hacer lo mejor para él mismo y para el grupo”.

¿Qué es lo mejor que sabes hacer?

¡Es tu momento, compártelo!

Jorge Jiménez Suárez

Abr 28, 2016

Transformación digital, ya está entre nosotros.

Había dudado.

Los demás habían dejado de disparar sus armas.

James, finalmente, ante el asombro de todos, disparó a la niña.

– “¿Puedo saber por qué la niña le pareció una amenaza?” – le preguntó Z.

– “Era la única que parecía peligrosa, señor” – contestó James.

– “¡Explíquese, por favor!” – le conminó de nuevo Z.

– “Una niña de ocho años, de noche y sola, en un barrio peligroso, con un libro de física cuántica…”-

– “Algo se trae entre manos, seguro…”- contestó.

James Edwards era un oficial de policía peculiar. Después de perseguir a un inalcanzable y peligroso delincuente, es reclamado para pasar unas pruebas especiales en un cuartel escondido bajo tierra. Rodeado de los mejores agentes del ejército, de la marina y de la policía, se dispone a realizar una prueba escrita y otra práctica. Sorprendentemente, a pesar de sus insólitas respuestas ante las cuestiones que le plantean, él es el elegido para incorporarse a un cuerpo de élite: Los hombres de negro.

Allí comenzará a descubrir un mundo al que muy pocos tienen acceso y junto con su nuevo, aunque veterano compañero, el agente K, comenzará una nueva vida. Donde, todo lo que antes valía, ahora tiene muy poco valor. Donde, todo lo que antes tenía sentido, ahora es irrelevante. Donde, todo lo que antes era complicado, ahora es mucho más sencillo de lo que podía imaginar. 

Dentro de él se produjo una transformación.

transformacion digital esta entre nosotros 1

James al principio no daba crédito a lo que vivía y veía, tuvo que abrir su mente rápidamente para asimilar tanta novedad de golpe. A partir de ahora todo empezaba a cambiar de manera vertiginosa. Siempre había pensado que los extraterrestres eran un cuento, una mentira. Ahora comenzaba a descubrir la verdad y la explicación a muchos sucesos que antes no la tenían. Hasta ese momento, pensaba que podría haber algún ser de otro mundo que pudiera haber llegado a la tierra por casualidad. Lo que nunca habría podido imaginar es que desde hace bastante tiempo…

…ya están entre nosotros.

Y algo similar está ocurriendo a nuestro alrededor y que muchas personas no perciben. La evolución, la adaptación, las mejoras nos han traído nuevas formas de ver y de hacer las cosas. Muchos no son conscientes de que los cambios se han producido de manera vertiginosa y que cada día van mucho más rápido.

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a Futurizz, la feria de los negocios digitales. Y aunque pareciera un encuentro empresarial como otros de los que se celebran anualmente, era muy especial. Primero porque hay que tener en cuenta que muchas de esas empresas y esos servicios no existían hace pocos años. Segundo, porque muchas de esas empresas y organizaciones son empresas que se han ido adaptando a la evolución y a los tiempos y están liderando el cambio.

Entre todo lo que pude ver en mi visita había negocios de todo tipo. Ecommerce, banca on line, medios de pago, afiliación, directorios empresariales, rastreadores de ofertas en internet, empresas especializadas en big data, emailing, CRM y bases de datos. Agencias de viaje, empresas del mundo del ocio, venta de entradas on line y seguridad web. Servicios como restaurantes, taxis, proveedores de experiencias, negocios para hacer encargos y recados. Empresas de logística y distribución, organismos oficiales, fotografía,  empresas de software, consultoría, outsourcing y hasta una de drones.

Además de todo tipo de empresas desarrolladoras de apps y todo lo referente al marketing digital: imagen, diseño, SEO, buscadores de internet, hosting, cloud, analítica, contenidos, performance, comunicación, y, por supuesto, redes sociales.

Todo un elenco de nuevas empresas y negocios que ya llevan tiempo trabajando, facturando y obteniendo beneficios por facilitarnos nuestra vida y nuestro trabajo. La mayoría son empresas que comenzaron explotando una idea, un proyecto nuevo y lo llevaron a cabo con mucha ilusión. El esfuerzo les ha recompensado en poco tiempo.

Disfruté mucho al darme cuenta de que…

…es el tiempo de la transformación digital y del marketing digital.

transformacion digital esta entre nosotros 2

James, rápidamente, se puso a trabajar en su nuevo entorno, con sus nuevos compañeros y sus nuevas herramientas de trabajo. Quizá era lo que siempre había creído que debía hacer, quizá ese debía ser su futuro, quizá simplemente debía vivirlo, compartirlo, sentirlo. Se abría ante él un inmenso futuro.

Gracias a esta rápida evolución agencias pequeñas como la nuestra pueden competir al mismo nivel que otras más grandes. Gracias a la incorporación de estas nuevas herramientas y de estas nuevas actividades, la transformación digital está cada día mucho más presente en nuestras vidas y en nuestra profesiones. Para los profesionales del marketing se ha abierto un mundo de posibilidades infinito para poder trabajar y para seguir dando servicio al cliente.

Porque, como dice Félix Muñoz: “No se trata de hacer marketing digital. Es hacer marketing en un mundo digital.”

¿Estás preparado?

¡Vamos allá!

Jorge Jiménez Suárez

Páginas:12»