Browsing articles tagged with "web 2.0 Archives - hgm Marketing - Publicidad"
Nov 7, 2014

Tu mente, tu herramienta.

– “Básicamente nos dedicamos a putear mentes ajenas“-

Quizá fue esa la frase que más le llamó la atención a Paul. Aún tenía muy reciente su encuentro con Elisabeth Campbell y la estimulante conversación mantenida en su despacho. Aún no podía creer como alguien la podía haber asesinado de esa manera. Aún no entendía como alguien se había atrevido a matar a la hija del general.

Paul Brenner junto a Sara Sunhill, son los encargados de llevar a cabo la investigación del suceso. Y a medida que profundizan más en el caso, más se enreda, más sospechosos aparecen, más motivos afloran, más se complica. Había muchas preguntas sin respuesta y muchas cuestiones por resolver.

¿Cómo había llegado hasta allí?

¿Quién pudo preparar algo así?

¿Qué motivos podía tener?

El general de la base algunos oficiales y el ambiente del lugar, Fort MacCullam, tampoco ayudan al esclarecimiento del homicidio.

Tu mente, tu herramienta

(Imagen Paramount Pictures)

Paul y Sara son grandes investigadores, usan sus técnicas, usan sus trucos, usan sus herramientas. Generalmente, “tiran de manual”, pero hay casos en los que deben probar nuevos métodos para llegar a esclarecer la verdad. Y, éste, era uno de ellos.

El apoyo, la camaradería y la sincronización, en este caso, no eran suficientes. Era necesario lograr una suma de conocimientos, la aplicación de acciones en base a los análisis realizados y la aportación de nuevos instrumentos de investigación. Objetivo: desvelar cuanto antes la verdad.

El tiempo es importante, cada día más. Es cierto, tenemos menos tiempo para realizar nuestras acciones. Si algo prima, es la inmediatez. Nos regimos por “el aquí y ahora”.

De nada nos sirve ser muy buenos si no somos eficientes. Nuestros clientes necesitan nuestra atención ya, ahora, inmediatamente. Para todo ello hay procesos que se han convertido en imprescindibles. Son necesarias nuevas herramientas de trabajo que nos ahorren los métodos tradicionales y se adapten a las nuevas necesidades.

La especialización es la tendencia y las nuevas herramientas de trabajo nos concederán valor añadido a nuestra labor.

La pasada semana tuve la oportidad de asistir a un excelente curso de “Herramientas 2.0 para gestionar empresas” de la mano de Ana Nieto. En él, repasábamos los diferentes escenarios más habituales de nuestro trabajo de marketing digital, como son: los contenidos, el posicionamiento, las redes sociales, la comunicación, la gestión de proyectos y la gestión de imágenes, videos y presentaciones.

Para todos estos campos, profundizamos en las herramientas que ya podíamos conocer y en todas aquellas mas novedosas y que realmente podían agilizar procesos y ser de mucha utilidad.

Anima bastante ver, como hay personas, que tienen las mismas o similares preocupaciones o necesidades que tenemos nosotros, que conciben altruistamente cierto tipo de programas y aplicaciones, y, los comparten para facilitarnos nuestra labor profesional.

Podríamos enumerar montones de ellas, cada una sirve para su pequeño espacio de trabajo. Aunque sin formar parte de un orden o estrategia establecida, no nos servirán de nada. Aunque si no utilizamos la coherencia y el sentido común, de nada servirán.

Herramientas como: Feedly, Pocket, SurveyMonkey, Google Analytics, Pingdom, Hootsuite, WooRank, Social Mention, Tweetbeep, Jing, MailChimp, Doodle, Trello, Canva o Slideshare, se han ido incorporando a nuestra experiencia y anuestro día a dia. Y aunque sólo sea por esas personas tan generosas, debemos probarlas: son bastante prácticas.

Se han convertido en una de las llaves clave para alcanzar nuestros objetivos.

Tu herramienta

A pesar de lo complicado de la investigación, Paul y Sara logran descubrir la verdad y dar con los asesinos. No sólo tuvieron que utilizar sus conocimientos, su pericia y su experiencia. Si no que los nuevos escenarios a los que se enfrentaron, les obligó a dejar de lado “el manual” y experimentar con nuevas técnicas, nuevos trucos y nuevas herramientas de trabajo. Gracias a la combinación de lo propio y lo nuevo, pudieron cumplir con éxito su misión, detener a los culpables y honrar el nombre de la hija del general.

La rápida evolución de los procesos de trabajo hacen que, ante nuevos retos, debamos experimentar nuevos caminos, nuevas maneras de hacer las cosas, nuevas herramientas. Debemos intentar adaptar esas nuevas tecnologías a nuestro proceso de trabajo cuando sea necesario, hay que adaptarse y no tener miedo. Debemos utilizarlas con seguridad, con valentía, con sentido común, con cabeza.

Como dice Juan Merodio: “al mes, pruebo diez herramientas nuevas y, normalmente, dos me sirven.”

¿Las probamos?

No olvides usar tu mente.

Jorge Jiménez Suárez

Jul 30, 2013

Desconecta, descansa y disfruta. Te esperamos.

Él, era contable e iba allí una vez al año a llevar las cuentas de un amigo.

Ella, aguardaba allí a su marido cuando iba a visitar a su madre, la cual no la podía ni ver.

Se conocieron y desde aquel encuentro habían decidido verse “El próximo año a la misma hora“.

Tenían sus vidas, sus parejas, sus trabajos, sus familias, pero el destino les había unido y sus citas, eran una manera de poder “escaparse”, ver las cosas de otra manera y conocer otros puntos de vista. Como cada año, eran fieles a su cita y se reencontraban. A medida que pasaban los años y se sucedían los acontecimientos, se apreciaba su evolución en su forma de ser, en su forma de pensar, en su forma de vivir.

Ningún año era igual.

Todos los años, por estas fechas, llegan las ansiadas vacaciones de verano. Algo muy necesario para cualquier persona. Necesitamos desconectar, oxigenar nuestra mente, “afilar el hacha“. El curso ha sido muy duro y el que viene promete ser igual o parecido. Dedicaremos nuestro tiempo a ver otras cosas, viajar y disfrutar, sin obligaciones de por medio, de nuestros seres queridos. Dedicaremos tiempo a nuestras aficiones, a nuestros hobbies, a descansar mentalmente, cultivando otras actividades. Dedicaremos un ratito, aunque sea pequeño, a las nuevas estrategias y futuras aventuras por correr junto a nuestros clientes. Y, seguramente, tal como está organizado el trabajo, tendremos que echar un ojillo a nuestras cosas y estaremos presentes en alma, pero no en cuerpo.

También aprovecharemos para ver las campañas promocionales y de comunicación que funcionan fuera de nuestro entrono habitual, en otros pueblos, otras ciudades, otros países, la montaña o la playa. Veremos si la planificación y el trabajo ha dado resultado y por qué. Veremos si ha conseguido calar, gustar y fidelizar.

Aún recuerdo con cariño un verano en la playa en la que un grupo de animadores iba recorriendo los lugares de marcha de la zona levantina promocionando una bebida de la que nunca fui “consumidor” pero de la que sí tengo gran recuerdo. De hecho aún guardo esa fantástica toalla de playa y el bañador amarillo estilo “Los Vigilantes de la Playa“. Una buena campaña de animación y promoción en el punto de venta, casi una performance.

O, el verano pasado, cuando en un supermercado de una población, fui atendido magníficamente, mejor que en la mayoría de los de aquí y, además, del magnifico trato, muy cordial, muy afable y muy cercano, sabían manejar muy bien las promociones. Desde el año pasado no me separo de una fantástica gorra azul marino bordada con hilo blanco de Nivea. Bravo. Magnífico regalo.

Es tiempo de descanso, pero también, una magnífica temporada para dedicarse a observar y aprender. Este año veremos más campañas que interactúan con los clientes y que tendrán un incentivo en internet y redes sociales. La web 2.0 está muy instaurada en muchas profesiones y zonas de España, pero es posible que aún esté por llegar a otras muchas. Estaremos atentos.

Para nuestros protagonistas, pasado ese día, ese encuentro, volvían a sus obligaciones, volvían a su vida, volvían a su rutina. Con ilusiones renovadas y una sonrisa en la cara.

Para todos nosotros pasará la “nube de verano” y enseguida estaremos aquí con las pilas recargadas, nuevos proyectos y nuevas ideas.

En este tiempo, haznos un favor, desconecta, descansa y disfruta.

Nosotros, seguiremos siendo fieles a nuestra cita.

¡Te esperamos!

Jorge Jiménez Suárez

May 10, 2013

Transmite, ilusiona y deja huella.

¿Quién no sintió dolor con su papel en “Los santos inocentes“?

¿Cuántos nos enamoramos de Ninette?

¿Quién no sonrió con “Atraco a las tres“?

¿Quién no se angustió en “El verdugo“?

¿Quién no ha sido duro y frío como el hielo como “El Crack“?

O, ¿tierno como un niño con “Cateto a babor“?

¿Cuántos quisimos estar al lado de nuestras familias y amigos en “Vente a Alemania, Pepe“?

Por más que me esfuerzo, no recuerdo una película suya que me dejara indiferente. Con su estilo y su manera de ser, nos tenía completamente encandilados. De expresividad magistral, con un simple movimiento de su cara o de su cuerpo,  lograba comunicar todo tipo de sentimientos, sensaciones y emociones. Tenía el don de transmitir rabia, dolor, felicidad… con poco esfuerzo, con pocas palabras, con sencillos gestos.

Hoy rendimos homenaje a D. Alfredo Landa.

Hoy rendimos homenaje a alguien que se ha ganado nuestra consideración, nuestro cariño y nuestro respeto. Rendimos homenaje a alguien que nos ha dejado marcados, a alguien que ha dejado huella en nosotros.

Hoy rendimos homenaje a un gran actor, un gran profesional, una gran persona, que sabía hacer algo que muy pocos saben hacer: llevar por dentro y mostrar por fuera, la vibración, la pasión, el sentimiento, la ilusión, la esperanza.

Y, hoy, precisamente, estamos en un momento, en el que más que nunca, necesitamos esperanza e ilusión.

Entonces, ¿cómo comunicarlo? ¿Cómo transmitirlo?

En este maravilloso mundo de la comunicación, los profesionales de marketing, descubrimos y exploramos cada día multitud de canales de información, multitud de herramientas para poder lanzar un mensaje, multitud de plataformas donde interactuar y compartir conocimientos necesarios y de interés para las personas. Realizamos gran cantidad de acciones, siempre enfocadas a satisfacer las necesidades de nuestros clientes y gracias a las nuevas tecnologías, internet, la web 2.0 y las redes sociales, el modo de llegar a ellos es más rápido y eficaz.

Pero para llegar a interesar a un cliente, llamar su atención y que demande lo que le ofrecemos, no sólo nos basta con tener un buen mensaje con contenidos de calidad, sino saber transmitirlo, ponerle sentimiento y llegarle a lo que llamamos: “tocar la fibra sensible“.  Y dejarle huella, que no nos olvide, que nos recuerde, que siga con nosotros, se fidelice, nos recomiende y sea nuestra mayor garantía.

Debemos trasladar emociones y situaciones en las que pueda vibrar y sentir lo que se cuenta, lo que se muestra. Que el contacto, el trato, la interactuación con una marca, con un servicio o con una empresa sea una experiencia difícil de olvidar en su lado más positivo.

¿Cuál es el mejor camino?

Siempre hemos creído que siendo auténticos, siendo nosotros mismos, no escondiendo los sentimientos que nos producen las cosas que vemos y hacemos, mostrándonos con transparencia, compartiendo nuestro tiempo con las personas que nos necesitan, llegaremos a profundizar y a conocer a todos aquellos que nos rodean y quieren interactuar con nosotros. Creando así, una relación de confianza y sinceridad. Creando así, una relación duradera.

Como la que tenía D. Alfredo Landa con su público.

Y nosotros, ¿dejaremos huella?

Da esperanza, transmite ilusión.

Jorge Jiménez Suárez

 

Abr 6, 2013

Carpe diem, crea, comunica y rompe esquemas.

-“¡Oh, capitán, mi capitán!”-

Y un alumno tras otro de la academia Welton para chicos, ante el estupor del director, se subía encima de su pupitre para despedirse de Mr. Keating, quien, desde la puerta de la clase, muy emocionado, sólo era capaz de articular un simple:

-“Gracias chicos, gracias”-

Ésta era la escena final de la película “El club de los poetas muertos“. Ésta era la manera de homenajear a la persona, al profesor, al motor de cambio de sus vidas. Era el homenaje a una persona que había entrado en sus vidas y había roto sus esquemas y sus valores de referencia. Por primera vez en su vida se sentían libres, animados, fuertes, seguros de sí mismos, capaces de afrontar cualquier reto. Involucrados, motivados, sacando lo mejor de sí mismos. Libres e independientes.

Carpe diem

Hasta ese momento estos estudiantes eran meros receptores pasivos. Recibían información y la asimilaban, no sabían si les iba a servir, pero la guardaban. Sus profesores, unos “desconocidos”, les marcaban las pautas, entre ellos y sus tutores les tenían la vida organizada, planificada de antemano, no eran dueños de su destino ni del camino que tomarían en sus vidas.

¿Qué milagro obró Mr. Keating en aquellos chicos?

Simplemente, habían descubierto a un líder. No un líder autoritario, sino un líder carismático que sin ejercer el mando por la fuerza, podía manejar una situación con pocas palabras, con pocos gestos, transmitiendo conocimiento, dando ejemplo.

En el mundo de internet y las nuevas tecnologías, la web 2.0 , lleva instalada entre nosotros desde hace relativamente poco tiempo. Su cualidad principal es la de transmitir conocimiento, es la de hacer que la información sea accesible a los internautas para cubrir una carencia, solucionar un problema, aprender, descubrir, cultivar actividades, desarrollar la creatividad, todo de manera independiente y libre.

Las empresas hasta ahora eran aquellos desconocidos que nos dirigían sus mensajes, nos gustaran o no. Esto generaba una falta de confianza en las marcas, que si no eran suficientemente prácticos y atractivos, quedaban relegadas a ser “una más”. Con la aparición de internet el cambio ha sido significativo. En poco tiempo nuestra manera de entender la comunicación, ha cambiado completamente. Ahora la necesitamos para ser libres, independientes, saber lo que realmente nos conviene y tomar nuestras propias decisiones.

Las personas, son los nuevos líderes de la comunicación. Las empresas, a través de los community managers y las agencias, deben también convertirse en líderes de comunicación. Deben conseguir que sus mensajes sean válidos, buenos, útiles, que generen confianza, que generen viralidad, que hagan que los clientes se involucren, que adquieran el compromiso de la marca, que les representen en la red.

La posición del líder y sus directrices serán necesarias para la generación de campañas de Marketing Viral. Sus clientes, sus nuevos seguidores, sus fans, se sentirán queridos, apreciados y respetados. Siendo capaces de representar mejor que la empresa los valores de la marca.

Carpe diem 2

Las empresas y las agencias debemos aprovechar la oportunidad, la ocasión, el momento…

¡Carpe diem!

No es sólo una frase.

Para hacer uso de ella, debemos usar la razón y tener la capacidad de anticiparnos a las consecuencias de nuestras acciones. Debemos aprovechar las oportunidades y el tiempo.

Recordemos que las palabras y las ideas pueden cambiar nuestro entorno.

Y, como decía Mr. Keating:

-“Sólo crea y piensa en algo, dale el énfasis que necesitas y rompe esquemas.”

Carpe diem.

Jorge Jiménez Suárez

Mar 1, 2013

Define tu estrategia, planifica tu éxito.

“Buscáis la fama, pero la fama cuesta, y aquí es dónde vais a empezar a pagar, con sudor.”

Esta era la famosa frase, que la profesora de baile, de aquella maravillosa serie de telévisión de los años 80, dedicó a sus alumnos al comienzo del curso. En ella, daban vida a una serie de personajes de los que muchos jóvenes de la época se sentían muy identificados. Muchos de ellos, con el apoyo que le brindaban sus formadores y el apoyo de sus compañeros, con su propio esfuerzo y dedicación, conseguían hacerse un hueco en el “estrellato” y lograban acceder a la fama.

Además de esfuerzo, la planificación es clave para cualquier proyecto que se quiera realizar en la vida: una actividad lúdica, un plan de estudios, un proyecto empresarial, etc. Todo tiene sus pasos, sus plazos, sus procesos. Todo obedece a un objetivo final: lograr el éxito en lo que nos proponemos. Y todo ello, guiado, marcado y pautado por una idea, un camino, una estrategia.

Todo esto no es ajeno al mundo del marketing y la comunicación. A la hora de elaborar la planificación de marketing de una empresa debemos conocer muy bien al cliente, el mercado al que se dirige y el objetivo que se quiere lograr. Para saber todo esto, debemos realizar una detallada investigación comercial, una prospección de mercado, un pormenorizado estudio previo.

¿Para qué?

Para elaborar una estrategia.

Cada proyecto, cada trabajo, cada producto, cada servicio, tendrá su estrategia adecuada a la consecución de objetivos marcados y dirigidos hacia un mismo camino. Para cada objetivo debemos utilizar unas determinadas herramientas que nos permitan acceder a él, que nos permitan lograrlo, que nos permitan conseguir una meta, que nos garanticen el éxito.

Dependiendo del estudio previo, una empresa podrá determinar con claridad, cual es su público objetivo, dónde actuar, cómo actuar, qué tipo de campañas realizar, qué inversión acometer. Es posible que con una adecuada investigación inicial encuentre nuevos nichos de mercado que no hubiera tenido en cuenta en un principio y que sean más rentables de lo que una primera idea le podía hacer ver. Es posible que con un estudio previo las palabras o conceptos clave de su campaña en internet puedan cambiar por completo debido al escaso resultado de búsquedas que los usuarios hacen de ellos en los buscadores de internet. Es posible que las herramientas que en un principio podían parecer imprescindibles para la consecución de los objetivos marcados ya no lo sean.

Las nuevas formas de comunicación a través del mundo on line, la web 2.0, permiten llegar a muchos mas lugares que con los métodos de comunicación tradicionales y de off line. Sin abandonarlos, debemos hacer evolucionar a nuestros clientes a las nuevas formas de comunicación y estrategias de marketing en internet, al e-marketing. Acciones como el posicionamiento en buscadores de internet, el marketing de contenidos y las redes sociales, la gestión de publicidad en medios, plataformas y afiliación en internet, las campañas de e – mailing, la suscripción a newsletter o boletines informativos, ya son fundamentales en cualquier estrategia de comunicación de un producto, de un servicio, de una empresa. Debemos aconsejar su uso, debemos ofrecerlos.

Fama, fue una serie de televisión, una serie de cine. Logró hacer que una generación, fuera capaz de creer y luchar por hacer realidad sus sueños, a base de mucha costancia, no exenta de estrategia y de mucha pasión.

Una buena estrategia es garantía de éxito.

¿Lo planificamos?

Jorge Jiménez Suárez

Ene 11, 2013

De formación hacker, aprendiendo a compartir.

 

– “¡Profe, profe, que nos están copiando!”-

No sabíamos lo que teníamos entre manos, teníamos que acabar la práctica antes de que sonara la campana del final de clase de informatica. Nos habíamos enredado con la idea de que si estábamos en un aula de informática con 14 ordenadores conectados podríamos mandar un mensaje a alguno de nuestros compañeros. Y lo conseguimos. Y nos expulsaron de clase. No por enfadar al profesor por haber conseguido mandar mensajes entre ordenadores, sino por copiar el ejercicio al equipo de al lado y “pasarlo” al alguno de nuestros compañeros. Habíamos logrado, sin saberlo, enviar nuestro primer email y nuestro primer tweet, y, así,  convertirnos en “proscritosde los compañeros mas listos de la clase. ¿Fuimos hackers?

Al contrario de lo que piensa mucha gente, hoy en días, si algo debemos a los hackers del software libre es que todo lo que hay en internet, funcione. Gracias a ellos surgieron corrientes de opinión que defendían el libre acceso a la inmensa autopista que es internet contra todo aquel que quisiera apropiarse de ella y privatizarla. Conceptos como el “copyleft“, “open source” y el “software libre” no serían posible sin su aportación.

El resultado de su desarrollo es que podemos distribuir información, podemos aportar ideas, es decir, compartir. No es de extrañar que muchas veces nos sorprendamos a nosotros mismos “compartiendo” una noticia, un chiste, una foto de un “amigo” de alguna red social. O, “reenviando” una información o un video de un grupo de personas a las que “sigues“. O, “repineando” un tablero de imágenes de recetas culinarias.

En esta nueva forma de comunicación, se mantiene la primacía de la exclusiva, pero ahora se añaden conceptos importantes como la inmediatez y la reputacíón. Es importante la noticia, pero también lo es quien la comparte y en qué plazo. Para muchos usuarios, otros internautas serán prescriptores, personas con alto grado de reputación on line que hacen o dicen lo que les gusta y crean modas, crean nuevos hábitos, crean costumbres. Personas que hacen que surja una necesidad. No sólo por el hecho de hacerlo, sino por transmitirlo. No hace falta ser el creador de la información, con redistribuir contenido interesante, veraz y de calidad es suficiente.

Este nuevo comportamiento ha traido consigo nuevas plataformas de información como los blogs o los diarios digitales. Muy especializado y muy bien dirigido a un público más definido, más entendido, más formado. Muy apreciado por las agencias para las campañas de marketing de contenidos.

Como dicen muchos nativos digitales, muchas empresas “no comparten”, siguen anclados en el pasado (web 1.0), donde monopolizan la información que quieren dar. No acaban de apreciar que el paso a la web 2.0, en un futuro, les reportará mayores satisfaciones y beneficios. Muchos seguidores, fans o admiradores, pueden ser el mejor aliado de una marca, por el simple hecho de compartir su información.

No podemos seguir tapando la pantalla del ordenador para que no sepan “qué hacemos”, “cómo lo hacemos” y “por qué lo hacemos”. Fomentemos la accesibilidad y la descentralización de la información. Seamos hackers.

¿Lo compartes?

Jorge Jiménez Suárez

 

 

 

Dic 20, 2012

La recomendación, ¿origen de la web 2.0?

– ¿Está agotado? ¿Y ahora qué hago?

– Si me permite caballero, acérquese a la tienda que hay a dos manzanas de aquí con un cartel azul y lo verá usted en el centro del escaparate.

Sí, aún recuerdo la escena de aquella película clásica en la que a aquel dependiente de los grandes almacenes de New York le solicitaban un producto agotado y éste, sin pestañear, recomendaba que fuera a la tienda de la competencia donde sabía a “ciencia cierta” que allí lo encontraría su cliente. Por supuesto, el cliente, después de sorprenderse, se marchaba satisfecho de la tienda por la atención recibida, aunque no comprara nada allí.

En una reacción “lógica”, sus superiores deciden despedir al dependiente. Parece ser, que no es la primera vez que ha ocurrido este hecho y el ejemplo ha cundido entre algunos compañeros. Para su sorpresa, pasado un tiempo, esta nueva manera de atender al cliente les está atrayendo a muchos nuevos clientes enviados de otras tiendas con la misma táctica de atención al cliente aplicada por el dependiente despedido.

Finalmente, el dependiente fue readmitido y se impuso su estilo de trabajo.

Quizá, éste, fue uno de los lejanos precedentes de la web 2.0 y de la explosión de las redes sociales, espacios donde todos comparten, todos recomiendan, todos colaboran en busca de la calidad, en busca de lo mejor, de la excelencia. No importa que un cliente no te compre a ti, lo importante es que le has ayudado, le has informado convenientemente a cerca de un producto o de un determinado servicio y te recordará siempre que busque a alguien que le aconseje. Confiará en ti, volverá, será fiel. En las redes sociales, serán nuestros seguidores, followers o fans.

Las redes sociales y la web 2.0 son espacios virtuales donde conviven personas que se interrelacionan con otras para compartir, conocimientos, experiencias, opiniones. Las empresas deben aprender rápidamente a integrarse en esta nueva forma de comunicación. No sólo se deben utilizar para vender, si no para “escuchar” a sus clientes, a sus seguidores, a sus fans, para saber atenderlos mejor y saber hacerles una buena recomendación.

Pero no debemos quedarnos sólo ahí, el dependiente, logró, no sólo que viniera público de la tienda que recomendaba sino también de otras muchas. Provocó una moda, un efecto contagio, un efecto viral. Quizá a corto plazo no veamos los resultados de esta nueva estrategia de comunicación, aunque es seguro, que a medio o largo plazo sus efectos superarán nuestras expectativas.

Lástima no recordar el título del film, ¿alguien me la puede recomendar?

Jorge Jiménez Suárez