Browsing articles tagged with "web Archives - hgm Marketing - Publicidad"
Sep 30, 2016

Tu código, tu conducta.

– «¿Qué ha querido decir? ¿Harold? ¿Qué ha querido decir?» – Preguntó Louden.

– «No lo comprendo, el Coronel Jessep dijo que ordenó un código rojo» – Insistió.

– «Lo sé, pero…» – Intentó contestar Jo Anne

– «El Coronel Jessep dijo que ordenó el código rojo. ¿Hemos hecho algo malo?» – Continuó Louden.

-«No es tan sencillo.» – Le contestó Jo Anne de nuevo.

– «¿Hemos hecho algo malo? ¡No hemos hecho nada malo!» – Gritó Louden.

– «Sí, lo hemos hecho.» – Contestó Harold, con calma.

– «Nuestro deber era luchar por la gente que no podía luchar por sí misma.» – Explicó.

– «Nuestro deber era luchar por Willy.» – Bajando la mirada.

El teniente Daniel Kaffee, abogado de la Marina con un historial muy prometedor, es el encargado de defender a los dos marines de la base de Guantánamo. Pero nunca había llegado a un juicio. Todos sus litigios los había resuelto mediante acuerdo previos.

El coronel Jessep es el Comandante en Jefe de la base. Presume de hacer todo lo que está en su mano para defender el muro que separa a su país de Cuba. Sus hombres de confianza, el capitán Markinson y el sargento Kendrick  apoyan a su coronel. Acatan sus órdenes, porque si no es así, «la gente muere».

Mientras, los marines Harold Dawson y Lauden Downey, son acusados de asesinar a su compañero Willy por ser un mal ejemplo para el resto de sus compañeros y por el bien de la defensa de la nación norteamericana.

Para todos ellos era muy importante el código, el honor, la lealtad…

…pero ninguno lo había respetado.

codigo

Daniel y sus ayudantes, JoAnne y Sam, tendrán que empaparse de todo lo sucedido allí para poder defender a sus clientes frente al fiscal de la Marina Norteamericana y salvarles de pasar muchos años en una prisión militar. Tendrán que derribar muchos muros para saber la verdad. Tendrán que enfrentarse a ellos mismos. Para tener éxito en su cometido…

…tendrán que hacer las cosas bien.

¿Cuántas veces pensamos que lo que hacemos o pensamos es lo mejor para nosotros, nuestra familia, nuestro trabajo o nuestros clientes? ¿Realmente es cierto? ¿De verdad lo pensamos? ¿Creemos en serio que es lo mas conveniente para todos ellos? Puede ser que, simplemente, todo se haya hecho de buena voluntad o que la intención fuera buena pero los resultados no fueran los correctos.

Si pensamos en los casos en los que se han hecho mal las cosas que eran necesarias hacer, descubriremos, que la mayoría de las veces, se utilizaron atajos o se emplearon pocos medios o los menos ortodoxos. Todo por reducir el coste y agilizar el proceso de mala manera, pero siempre por el bien de determinada institución o empresa. Esto es un gran error.

Debemos hacer las cosas bien aunque nos cuesten un poco más.

Vivimos un momento de continuo cambio y de vertiginosa evolución. Las empresas para ponerse al día con la realidad que les rodea, deben seguir trabajando en su adecuación, adaptación o transformación digital. Como hemos dicho en innumerables ocasiones, esto no consiste en hacer una web y crear unos perfiles en redes sociales y esperar a ver que pasa.

El proceso de transformación digital debe ser algo genérico, algo que abarque todos los sectores y ámbitos de la empresa. Sin olvidar la actividad diaria, el cara a cara, el contacto, la visita, la llamada telefónica, debemos abrir las nuevas vías de comunicación y de procedimiento con nuestros clientes. Como una más pero como un nuevo código de conducta. Más sencillo, más accesible, más transparente.

En poco tiempo, el contacto digital seguirá desbancando a lo que seguimos denominando analógico u offline. Pero este proceso no debe acabar con él, aunque pensemos que es lo mejor para la empresa o para nuestras relaciones personales. Podemos caer en el error de deshumanizarnos.

Seamos justos y busquemos el equilibrio.

conducta

– «¡Harold!» – Le llamó Daniel, cuando ya se marchaban de la sala.

– «Señor…» Se volvió Harold.

– «El honor no es sólo una pegatina en el brazo…»

Los dos marines, a pesar de ser inocentes de asesinato, habían sido finalmente expulsados del ejército por obedecer órdenes de sus mandos superiores. Esas instrucciones dadas, según el código y el honor, nunca debieron ser ejecutadas. Era una conducta impropia de un marine de los EEUU.

Las cosas, para hacerlas bien, simplemente hay que estar en disposición de hacerlas. Sin atajos, sin recortes, sin trucos, sin engaños. La transformación digital debe hacerse. Es necesaria. Pero debemos cuidar, conservar y tener muy presente que somos personas que interactúan mejor con el contacto. Si sabemos combinar los esfuerzos en hacer las cosas con sentido, los buenos resultados llegarán. Es sólo cuestión de tiempo. Y seguramente, atraeremos más clientes, tendremos más trabajo y obtendremos mejores resultados.

Como se suele decir: «La recompensa del trabajo bien hecho es la oportunidad de hacer más trabajo bien hecho.»

¿Necesitas ayuda para tu transformación digital?

¡Hagámoslo bien!

Jorge Jiménez Suárez

May 19, 2016

Funcionar, mejorar, transformarse, acertar.

–  «¿Quién va a leerme cuentos para dormirme?»- le preguntó Billy.

– «Tu mamá» – le contestó Ted.

– «¿Ya no vas a darme el beso de las buenas noches, papi?» – le preguntó entre sollozos.

– «No, ya no podré hacer eso, pero…iré a visitarte. Todo estará bien, Billy» – le dijo.

– «¿Y si no me gusta, puedo volver a casa?» – preguntó de nuevo Billy.

– «¿Cómo que si no te gusta? Te lo vas a pasar muy bien con mamá…» – le replicó.

-«Papi, no olvides llamarme cuando puedas. ¿Lo harás?» – preguntó su hijo de nuevo.

– «Claro que lo haré» – le contestó con un nudo en la garganta.

Ted Kramer tenía una gran proyección profesional. Dedicaba la mayor parte de sus esfuerzos a su trabajo por lo que pasaba la mayor parte de su tiempo en la oficina. Un día, al volver a casa, su mujer, Joanna, le anuncia su marcha y le deja solo al cuidado de Billy, su hijo de cinco años.

De la noche a la mañana, Ted deberá aprender a ser padre sin descuidar su trabajo. Ted descubrirá que no es fácil compatibilizar la dedicación profesional y la vida familiar cuando se está solo. Y mientras su vida profesional se desmorona, su nueva faceta como padre crece.

¿Cuál era la mejor forma de acertar?

luchar

Ted decidió volcarse en su hijo renunciando a dedicarle más tiempo a su profesión. Descubre otra manera de vivir, de experimentar, de sentir, creando un vínculo muy fuerte con su hijo. Pero cuando ya se ha adaptado a su nueva vida y comienza a sentirse realizado como padre, Joanna vuelve un año y medio después. Y quiere recuperar a su hijo.

Ella, crea el entorno y el espacio necesario para llevarse a Billy. Y demanda a Ted por su custodia. Ted, lo único que puede hacer es intentar razonar con ella la nueva situación de todos para poder llegar a un entendimiento en beneficio de su hijo. Pero parece imposible. Ted debe convencer al juez ante un único argumento razonable. Ella es la madre.

¿Lo podría mejorar?

Son innumerables las ocasiones en las que atendemos a empresas y profesionales que quieren cambiar. Y estamos de acuerdo, abogamos por la transformación digital de todas ellas. Aunque muchas veces no compartimos esa ansiedad por realizar cambios innecesarios y así lo expresamos. Cuando tenemos toda la información sobre su situación y la analizamos, en muchas ocasiones, vemos que hay que cambiar algunas cosas, otras que hay que quitarlas, otras que hay que adaptarlas. Pero otras muchas, lo que tienen, es acertado, es correcto, es idóneo. Pero al cliente no le basta.

¿Por qué querer cambiar cuando puede funcionar?

Quizá podamos detectar una falta de entendimiento o de sincronización de las campañas de comunicación que tienen con sus clientes. Muchas veces la incapacidad de poderse comunicar con el target al que van dirigidos no obedece a una carencia sino a una ágil adaptación al momento, a realizar una necesaria transformación digital.

Simplemente unas pequeñas mejoras en cuanto a imagen, como una renovación de web. Un acercamiento a los clientes o usuarios a través de las redes sociales puede ser de gran ayuda. Si algo queremos mejorar debemos luchar por ello. Pero sin cambiar nuestra estilo, el fondo, nuestra identidad.

Debemos valorar lo que tenemos.

Y por supuesto, cuando las cosas funcionan, lo mejor es dejarlas como están o adaptarlas al entorno lo necesario, sin cambiar la esencia. Si no somos capaces de hacer que las cosas puedan funcionar, debemos transformarlas, mejorarlas e incluso cambiarlas. Quizá sea esa la mejor forma de acertar en todo aquello que nos propongamos.

acertar

Al final, Joanna analiza la situación y cede. A pesar de ganar el juicio por la custodia de Billy, sabe que lo mejor para su hijo y para todos, es que se quede al cuidado de su padre. Un padre con el que ha creado un estrecho vínculo, tan bueno y tan válido para su futuro como el que ella podía ofrecerle. Por lo que Ted se queda con Billy y Joanna acierta en su decisión.

Si algo hemos aprendido estos años es a valorar lo que nos piden y con lo que contamos para realizar nuestro trabajo. No dejaremos de decirles con sinceridad a nuestros clientes lo que realmente creemos que necesitan. Donde insistir, donde ceder, donde mejorar. Por supuesto seguiremos peleando por que tengan lo mejor, aunque nos perjudique. Decirle a un cliente que es correcto lo que tiene y que debe seguir con ello puede ser una manera de ganarnos su confianza en un futuro. Seguramente nos concederá la oportunidad de equivocarnos o de tener un gran acierto.

Como dijo Benito Jerónimo Feijoó: «Sólo de un modo se puede acertar; errar, de infinitos.»

¿Nos cedes tu confianza?

¡Acertarás!

Jorge Jiménez Suárez

May 5, 2016

Cooperación y conocimiento, saca lo mejor de ti.

– «Adam Smith se equivocaba» – dijo John.

– «¿De qué estás hablando?» – le preguntó Hansen.

– «Si la atacamos todos, nos obstaculizamos y ninguno de nosotros se la lleva. Así que, vamos a por las amigas. Y nos ignoran, porque a nadie le gusta ser el segundo plato. Pero y si nadie va a por la rubia, no nos obstaculizamos y no ofendemos a las otras chicas.» – argumentó de nuevo.

– «Victoria asegurada» – concluyó.

Él y sus compañeros de estudios planteaban cómo ligarse a un grupo de mujeres en el bar. Su amigo Hansen abogaba por el «sálvese quien pueda» de Adam Smith, pero Nash, con su argumento de «ataque» cooperativo les muestra otra alternativa que podría conducir a mejores posibilidades de éxito.

John Nash era un genio para las matemáticas y por ello fue reclamado para ayudar a los servicios secretos de su país. Allí, logra resolver códigos mentalmente ante el asombro de sus compañeros. Pero esto hará que llame la atención de otro tipo de agentes que necesitarán de su ayuda, o al menos, eso es lo que él cree.

El tenía el conocimiento, poseía una mente maravillosa.

cooperacion

La esposa de John, con el tiempo descubrirá que todo este mundo de códigos, de secretos y de espías son sólo una ilusión y sólo están en la mente de su marido. Había descubierto el secreto de su marido: John cree en una realidad que no ve, en una realidad que no ven los demás, pero que condiciona toda su vida y todos sus actos. Ella hará lo posible para que no los vuelva a ver a jamás.

Pero necesitaba cooperación.

Muchas veces a lo largo de nuestra vida personal o profesional, nos enfrentamos a situaciones complicadas. Y mucho más cuando nuestros clientes o amigos no ven la realidad de lo que sucede a su alrededor y tienen una apreciación parcial de lo que ocurre. Tienen la certeza de que tienen todo bajo control. Pero no es así. Quizá el ambiente en el que desarrollan su actividad o la organización a la que pertenecen les limita mucho su visión y su capacidad de acción.

A veces es necesario salir, cambiar el chip y ver las cosas desde otra perspectiva. Quizá con apoyarnos en pequeñas empresas que viven intensa y pormenorizadamente el día y las campañas de sus clientes podamos apreciar muchos asuntos y detalles que se nos pueden escapar.

Recientemente tuve la oportunidad de ver un extracto de una entrevista en YouTube sobre Jack Ma. El fundador de la empresa Alibaba Group, la compañía de Internet más grande de Asia, afirmaba que: «Cuando trabajas en una compañía pequeña, aprendes la pasión, aprendes los sueños, aprendes como hacer muchas cosas a la vez.» Y es cierto, formar parte de una empresa así, te llena de experiencia, preparación y conocimiento.

Algo que podemos compartir en beneficio propio y para los demás.

Por lo que tendremos que salir de nuestro círculo habitual y ponernos en manos o interactuar con este tipo de profesionales, entre los cuales nos incluimos desde esta pequeña agencia. Porque también hay una realidad que no aprecian y que su competencia no aprecia. Pero los que vivimos el día a día, sí.

En la misma entrevista, Jack Ma, afirmó que: «Cuando tienes de 40 a 50 años, debes hacer aquellas cosas en las que eres realmente bueno, es el momento de tener éxito, aunque el porcentaje de fracaso sea muy alto». Efectivamente, es el mejor momento para emprender con los conocimientos adquiridos.

Es nuestro momento, explotemos nuestro conocimiento.

conocimiento

Con el tiempo, gracias a la cooperación de su mujer, será el propio John el que decida ignorar todas sus visiones de un mundo irreal que sólo le confunde y en nada le beneficia. Pasados los años, a pesar de su enfermedad, ganó el Premio Nobel de Economía, por su revolucionario trabajo en la teoría de juegos.  Gracias a la ayuda de su esposa, John Nash, superó su reto personal y se convirtió en un ejemplo, en un referente como profesional y como persona. Además, no sólo tuvo una mente privilegiada, fue también una persona maravillosa.

Ser una pequeña agencia nos permite conocer todos los procesos de la cadena de producción, de la elaboración o de la creación de un servicio. Este hecho nos pone en ventaja, frente a otros, a la hora de tener una visión más amplia de las necesidades de nuestros clientes y cómo podemos satisfacerlas. Nos hace ser más ágiles y eficaces. Transmitimos más rápidamente nuestro conocimiento y nuestra experiencia. Nuestros clientes encuentran lo que buscan gracias a nuestra capacidad de cooperación y a nuestro grado de compromiso. Cada una de las partes aporta lo mejor de sí mismo para el bien común.

Como dijo John Nash: «Cada uno debe hacer lo mejor para él mismo y para el grupo».

¿Qué es lo mejor que sabes hacer?

¡Es tu momento, compártelo!

Jorge Jiménez Suárez

Feb 5, 2015

Canaliza tu conocimiento, prioriza el contenido.

Desde la ladera del monte, viéndolo trabajar con sus hombres, Toranaga meditaba:

– Sí. Construye tu barco Anjin-san, y yo lo destruiré como destruí el otro. –

– Cuando llegue el momento te diré por qué. –

– Era tu barco o tu vida. Yo también elegí tu vida, tienes mucho que enseñarme Anjin-san. –

– Cuando haya ganado… si gano. Y cuando gane, llegará el verdadero premio. –

– Anjin-san, amigo mío, tu karma es no abandonar nunca esta tierra. –

– Y mi Karma es ser el Shogun. –

Estaba atrapado para siempre. Era más valioso de lo que podía imaginar.

John Blackthorne, piloto de barco inglés, había naufragado en la costa japonesa.  Fue a parar en medio de una lucha entre los señores Toranaga e Ishido, que compiten por ser el Shogun, título que le dará el máximo poder de todo Japón a quien lo posea. En su intento por sobrevivir y salvar a los suyos esgrime sus mejores argumentos.

Con el tiempo, el señor Toranaga, no solo decide perdonarle la vida, sino que, además, le convierte en samurai, en confidente y protegido, su Hatamoto. Los conocimientos que atesora Blackthorne, son fundamentales para él, ya que, por ejemplo, hasta ese momento desconocía que la tierra era redonda.

Le necesitaba. Tenía mucho que aprender de él.

Shogun 3

John no solo llega a sobrevivir a un entorno desconocido y hostil, sino que además se convierte en alguien importante, a pesar de ser extranjero. También, gracias a su nueva condición, conocerá el amor de la mano de su traductora.

¿Por qué pudo gozar de tantas comodidades y concesiones? ¿Qué hacía de él ser tan valioso?

Era un canalizador de conocimiento.

Algo no muy diferente nos sucede cuando encontramos una fuente de información fiable y de valor. Ya puede ser en un diario, una revista, un programa de televisión, un escritor o internet. Si alguno nos seduce y nos engancha, no lo soltaremos y demandaremos más, ¿no es cierto?

¿Qué nos sucede en internet?

Accedemos a la red para buscar una solución a un problema, a una necesidad. En general, buscamos conocimientos, personas o empresas para que nos den una rápida respuesta y nos atiendan eficientemente. Accedemos a la red por que tenemos curiosidad por saber, por conocer, por descubrir.

Es entonces cuando descubrimos que el contenido es la razón por la cual entramos a la red. Buscamos información en distintos formatos como texto, imágenes o vídeos. De ahí también la razón de la existencia de buscadores que agilizan el proceso y nos aproximan a lo que necesitamos. Son canalizadores de conocimiento.

Para que los canalizadores de conocimiento localicen y ofrezcan la mejor información, se debe trabajar muy bien el SEO, el posicionamiento natural. Y de nuevo nos encontramos con la importancia del contenido en nuestra web o el que compartimos en las diferentes redes sociales.

Gracias a un buen contenido podemos captar la atención de personas que luego se pueden convertir en clientes o simples lectores de nuestro contenido. En internet, la información dura muy poco tiempo en boca del consumidor y por ello también es muy importante dar información actual e innovadora.

Conocer los contenidos que interesan a nuestro target, nuestros amigos o conocidos y que comparten a través de las redes será una buena manera de saber qué tipo de contenidos deberemos generar para atraerles. En internet y en las redes, dar información útil, escuchar cómo la audiencia responde y hacer los ajustes correctos serán labores necesarias a la hora de propagar contenidos.

Además, estas acciones ayudará a la generación, no solo tráfico cualificado de nuestra web, sino también de compromiso, influencia y relevancia o reputación online. Si el contenido es realmente bueno podremos obtener mejor posicionamiento y por lo tanto más reconocimiento, visitas, interacción y en definitiva, ventas.

Todos los canalizadores de conocimiento, apuntarán hacia nosotros.

No nos dejarán escapar.

Contenido

A pesar de estar atrapado en un mundo que aparentemente podía satisfacerle, John Blackthorne no se desalentó en su objetivo de escapar de allí y regresar a su hogar. Aunque quemaran su Erasmus, construiría un nuevo barco, y otro, y otro, y los que fueran precisos hasta conseguirlo. Debía compartir sus nuevos conocimientos.

Muchas empresas se centran demasiado en todo lo que rodea a un determinado producto o servicio, pero a la hora de trabajar en internet y en las redes sociales, deben trabajar su contenido. Así serán los más buscados por los canalizadores de conocimiento, por los buscadores de internet.

Deberán esforzarse por encontrar aquellos profesionales que logren hacer que su contenido sea lo suficientemente atractivo para generar visitas, contactos y ventas en su web.

Y no dejarlos escapar.

Porque como decía Paco de Lucía:  «El envoltorio puede ser importante, el contenido debe serlo.»

¿Lo canalizamos?

Jorge Jiménez Suárez

Ene 8, 2015

Nuevos horizontes, marketing global.

– ¡Oye! –

– Llevamos unos días en Nueva York y ya estoy harto. Ayer cenamos en un tailandés, hoy hemos comido en un árabe y ahora pretendes que vayamos a un turco… –

– ¿Es que aquí no se puede comer nada normal? ¡Hombre! –

– No sabes que ganas tengo de llegar a casa y comerme un bocadillo de… –

No pudo acabar la frase.

En ese momento, por aquella avenida de Nueva York, acababa de pasar una furgoneta de reparto de Campofrío cargado de productos.

Reconozco que era uno de mis anuncios favoritos. Era capaz de identificar a muchísimas personas que viajan por motivos de trabajo o hacen turismo fuera de nuestras fronteras. Era capaz de ponerte los pies en la tierra y que quisiéramos más «lo nuestro«. Era capaz de identificar de manera eficaz una marca con un país, con nuestro país, con España.

Y ese toque final con la melodía del tema principal de «Cowboy de Medianoche» hicieron de él, a mi modesto entender, uno de los mejores y más efectivos anuncios de televisión del momento.

Marketing global 1

Campofrío, como muchas otras empresas, llegó un momento en el que se extendió internacionalmente. Sus productos llegaron a millones de personas en el mundo. Y logró transmitir con alegría que nos gusta lo nuestro donde quiera que vamos, nos sentimos identificados con ello y nos hace sentirnos como en casa.

La búsqueda de algo mejor, otros horizontes, ampliación del mercado es una de las fases que todo negocio puede optar hoy en día gracias al marketing global. Algunas de las razones por las que las compañías se vuelven globales pueden ser la obteción de más utilidades de su producto, conseguir mayores ventajas competitivas respecto a la competencia o, sencillamente, porque el mercado nacional puede estar saturado.

Para que los mercados se globalicen se debe utilizar la mejor tecnología, una clara comunicación, un buen equipo de recursos humanos y financieros, sin olvidar un plan de marketing o una hoja de ruta adecuada. Ni tampoco olvidemos que hay que tener muy en cuenta la cultura y las circunstancias de cada país.

Hoy en día podemos realizar todo este trabajo a través de internet. Y para ello, hay que realizar previamente un seria y exhaustiva investigación comercial on line. Para luego poder elaborar una buena planificación de marketing global digital.

El marketing global digital es una estrategia de comercialización cuyo objetivo es generar ventas y productividad comercial aprovechando el potencial y las bondades que ofrece internet a la hora de establecer relaciones comerciales internacionales, previo desarrollo de infraestructuras web específicamente concebidas para la atención a distancia de los potenciales clientes.

La flexibilidad, para constituir proyectos empresariales, entre la productividad y el uso comercial de la website es, sin lugar a dudas, una de las principales ventajas del marketing global a la hora de ampliar la oferta de los productos de nuestra empresa o clientes on line.

A día de hoy todas las empresas tienen la posibilidad, independientemente de su tamaño, localización o facturación, de abrirse a nuevos mercados físicos o virtuales, gracias a las nuevas tecnologías y las herramientas que nos proporciona internet.

Tenemos varios ejemplos de ello, como Aceros de Hispania, de los que debemos aprender. Simplemente, tenían una idea, la estudiaron y la llevaron a cabo.

Marketing global

Ese sentimiento que nos llega a tocar «la fibra sensible» es lo que consiguió en su día Campofrío al mostrarnos su marca y sus productos como una marca representativa internacionalmente. Gracias al marketing global lograron adaptar un producto y una marca a nuevos mercados en el mundo.

Para todos nosotros es una oportunidad abrir nuestro mercado al mundo, con pocas acciones podemos tener a un cliente satisfecho en cualquier parte del mundo. Nuestras website o nuestra tienda online deben ser accesibles independientemente de dónde estemos. Lo mismo que entrar en una tienda de Zara en París, Londres o Moscú.

Como dice Ricardo Lop: «Empleamos a nueve personas, vendemos a 100 países y tenemos 40.000 clientes. No conocemos a ninguno, no tenemos cartel en la puerta. Estamos en las afueras del pueblo y como Dios«.

¿Empezamos a darle forma?

Jorge Jiménez Suárez

Dic 18, 2014

Posiciona y analiza, optimiza tus acciones.

¡Dale ahora Wally, está a las doce en punto! – le indicó Dave.

Y le asestó el primer puñetazo en el rostro.

¡Once en punto! – seguía Dave.

Y así, más golpes certeros ante la sorpresa de su oponente.

Se habían metido en una pelea sin buscarla, pero ya dentro, debían solventar la situación lo mejor posible para salvar «su pellejo». Dave sostenía a Wally y le indicaba dónde y cuándo dar un golpe a su grosero contrincante. Juntos se defendían mejor que por separado.

Wally era ciego y Dave sordo. El destino o la necesidad hizo que ambos compartieran un trabajo en un kiosko de prensa de Nueva York. Cuando asesinan a un hombre en su puesto de trabajo son detenidos y llevados a comisaría. Allí, recae en ellos todas las sospechas. No «les quedará otra» que escaparse e intentar probar su inocencia.

Optimiza tus campañas

Ambos, en una carrera desenfrenada por escapar de la Policía y de los verdaderos culpables, comenzarán a analizar todo lo relacionado con lo sucedido ese día. Para poder lograrlo deberán emplear sus propios recursos, aprovecharlos al máximo y complementarse. Uno debía ser los ojos y otro los oídos. Debían ser uno sólo. A medida que se acercaban a la verdad descubrieron que juntos formaban un buen equipo.

La unión de los valores de las personas y el trabajo en equipo son garantía de eficacia.

A la hora de planificar acciones de marketing digital, debemos tener muy claro el target y cómo identificarlo. Una vez localizado debemos utilizar nuestras técnicas de SEO para atraerlo a nuestra web y conversar con él, ya sea en la propia web o a través de las redes sociales, para poder ofrecerles lo que para ellos es una necesidad.

Pero, por mucho que nos esforcemos en SEO, por mucho que nos esforcemos en desarrollar una correcta campaña de marketing de contenidos, por mucho que «gritemos» en las redes sociales, no nos van a «oír», y, por mucho que nos movamos, no nos van a ver. Si no utilizamos las herramientas de analítica, no sabremos con exactitud que es lo que hacemos bien y que es lo que hacemos mal.

Cada llamada a la acción debe ir coordinada con su correspondiente análisis de resultados.

Es primordial realizar una seria valoración de resultados de todas nuestras acciones en el ámbito digital. Si no lo hacemos, es muy probable que no lleguemos a dónde queremos llegar, ni saber realmente quién «nos ve y nos oye». No podremos optimizar nuestras acciones, puliendo los aspectos negativos, potenciando los positivos y abriendo nuevos espacios que desconocíamos.

Necesitamos avanzar, mejorar, prosperar, y la mejor manera de hacerlo es optimizando todas y cada una de las acciones que realizamos. No podemos permitirnos errar continuamente sin ni siquiera darnos cuenta de por qué nos sucede. No podemos realizar un esfuerzo tan grande en atender a nuestro público objetivo, si luego no recogemos datos y realizamos un estudio de retorno. No podemos permitirnos dejar de explotar nuevos nichos de mercado por desconocimiento de su existencia.

La optimización nos abre nuevas vías de negocio.

Gracias a la utilización de herramientas de analítica, como Google Analytics o las propias de las redes sociales como Twitter Analitycs o las mismas estadísticas de Facebook, nos permiten en gran medida cubrir esta posible carencia. Optimiza tus campañas apoyándote en ellas y reposicionando tu marca o tu mensaje.

Opotimiza el SEO con la analitica

Dave y Wally tenían una vida por separado en la que más o menos podían avanzar. Pero rápidamente descubrieron que juntos formaban un gran equipo. Se completaban el uno al otro. Habían afianzado su relación y habían sabido sacar el máximo provecho a la situación. Gracias a ello, cogieron a los culpables y probaron su inocencia.

Cuando tenemos los objetivos claros, pero los resultados no son los requeridos, debemos analizarlos, dejar a un lado lo inadecuado, potenciar lo que es correcto y experimentar con lo nuevo por descubrir. Debemos filtrar lo útil y separarlo de lo inservible. Y así, tantas veces sea necesario hacerlo. Optimiza y vuelve a optimizar.

Como dijo Spencer Johnson: «Las cosas sólo pueden mejorar cuando uno deja de hacer lo que no sirve

¿Intentamos mejorar?

¡Optimiza!

Jorge Jiménez Suárez

Jul 23, 2014

Tu web, tu destino.

Así lo había querido el destino.

Echando la vista atrás se daba cuenta de todo lo que había conseguido y recordaba las palabras de Ramírez:

«Paciencia, escocés. Lo has hecho muy bien, aunque te llevará tiempo continuar. Generaciones enteras nacen y mueren continuamente. Tú estarás con los que viven mientras quieras, los pensamientos y los sueños de cada hombre son tuyos ahora. Tienes más poder de lo que se pueda imaginar. Utilízalo bien, amigo mío, no pierdas la cabeza.»

Connor MacLeod, sin saberlo, había nacido inmortal y al sanar milagrosamente de sus heridas de batalla fue desterrado por sus parientes, por su clan. Pronto conocerá a Heather MacDonald con la que se casará y conocerá la felicidad. También conocerá a Ramírez que le adiestrará en su nueva vida, en su destino, en su inmortalidad.

 partir de ahí, tenía todo el tiempo del mundo para seguir aprendiendo y mejorando, para afrontar el futuro, para aceptar su destino. Siempre y cuando no perdiera la cabeza…

Tu web, tu destino blog hgm Marketing

(Imagen de «Los Inmortales» – 20th Century Fox)

El pasado mes de Febrero tuvimos la oportunidad de asistir a un seminario de formación impartido por Juan Merodio. Fueron cinco horas intensas y amenas en las que una persona muy capacitada, muy preparada y muy generosa, compartía con los asistentes sus conocimientos y su experiencia.

A la hora de planificar una estrategia de marketing afirmó rotundamente que:

«Vuestra web, es la base, es lo más importante.»

Nos dijo que toda acción que quisiéramos realizar en un futuro debía pasar por una cuidada elaboración de la web, ya que todas nuestras acciones deben estar encaminadas a que nuestro público objetivo se dirija a ella.

En su exposición, nos hizo un esquema mental de lo que debíamos hacer en cuanto a su planificación, las características necesarias y su estructura lógica.

Planificación de web

– Una buena web tiene que tener una razón de ser, debe tener un objetivo, debe llamar a la acción.

– Para saber por donde nos debemos mover, debemos analizar a la competencia.

– Se deben definir muy bien los dominios y tenerlos registrados para no llevarnos sorpresas.

– Saber quien va a desarrollar la web. Recomendable un diseñador de imagen, un informático y un técnico de marketing.

– Cuidar mucho la elaboración y la publicación de contenidos.

– Realizar una buena promoción en redes sociales y no olvidar ninguno de los elementos clave para el posicionamiento SEO.

Características de una web

– Debe ser coherente.

– Debe tener un diseño responsivo (responsive design).

– Debe controlarse con un buen gestor de contenidos o CMS (por ejemplo: Wolrdpress).

– Debe ser un proyecto escalable.

Estructura web

– Tiene que ser muy visual.

– Debe tener un diseño emocional.

– Debe apostar por una correcta usabilidad.

– Debe integrarlo todo en sus diferentes secciones: información, contacto, blog, tienda, foros…

Además, a la hora de elaborar una web, no se debe planificar buscando su rentabilidad inmediata, sino a medio plazo. Aunque nos cueste, hay que tener visión de futuro e invertir en tiempo, en nuestro tiempo. Y por supuesto debe identificar al target.

Tu web, tu destino blog hgm Marketing 2

Heather y Ramírez fueron los primeros compañeros de viaje de Connor. Gracias a ambos pudo conocer el amor y cómo enfrentarse en el futuro a su destino. McLeod pudo apoyarse en los conocimientos y el calor que le proporcionaron para poder aprender, adaptarse y mejorar su situación personal. Gracias a ello consiguió crear un futuro mejor.

Gracias al apoyo que nos brindan personas muy generosas que comparten sus conocimientos, su sabiduría y su experiencia, el futuro se presenta más accesible y halagüeño. No todas las personas están en posesión de la verdad y son infalibles, pero las mejor preparadas y las más generosas nos marcarán a la hora de elegir el camino a seguir, lo que nos espera, nuestro destino.

En el ámbito empresarial o en la marca personal, nuestra web será lo que nos diferencie, será nuestra esencia, será nuestra imagen. Nuestra web será la que nos identifique, la que nos muestre como somos, la que nos haga ser útiles a los demás. También servirá para marcar el camino, por lo que debemos hacerla muy bien sin perder la cabeza.

¿Estás pensando en mejorar tu futuro?

Empieza por tu web.

 Jorge Jiménez Suárez

Nov 26, 2013

Descubre las redes, sorprende a tus clientes.

Charles Babbitt era un vendedor de coches con mucha ambición al que sólo le preocupaba salirse siempre con la suya, fuera como fuera. Un día recibe la noticia de la muerte de su padre con el que hacía muchos años que no tenía contacto. Tras la lectura del testamento, descubre que tiene un hermano olvidado, Raymond, que va a heredar casi toda la fortuna de su progenitor.

Raymond es autista y vive en una institución para personas especiales. En un principio, Charles lo odia y planea un viaje con su hermano con el fin de poder heredar la parte que le corresponde de la herencia. Al contrario de lo que piensa en un principio, Raymond, no es un retrasado. Y a lo largo del viaje comienza a descubrir que está dotado de una serie de capacidades especiales que incluso podrían ayudarle a ganar más dinero que lo que podría recibir del legado familiar.

Rain man

Ya son varios los casos de clientes habituales que hablando con ellos me preguntan qué pueden hacer sus empresas en internet y en las redes sociales. A pesar de hablarles de la conveniencia de estar presente de una manera activa en internet, la mayoría de ellos lo suelen rechazar de plano. Quizá porque tienen una mala idea preconcebida de lo que son las redes sociales, quizá por desconocimiento o quizá por miedo.

Nosotros pensamos que internet es una oportunidad para todos. La presencia en internet es necesaria y no sólo con tener una web corporativa muy atractiva, en la que cuando «alguien» vaya a reunirse con nosotros, tengan una referencia para conocernos mejor como si fuera un folleto o una tarjeta de visita más. No sólo nos quedamos en «estar» en internet, es necesario ser activo.

¿Cómo podemos ser activos?

Recordemos que internet es una gran conversación donde todos los usuarios buscan, comparten y recomiendan, es decir, interactúan. Las empresas no pueden perder la oportunidad de saber de primera mano lo que sus clientes demandan, no pueden dejar escapar la oportunidad de saber cómo quisieran realmente ser atendidos sus clientes.

Hay que introducirse en las redes sociales, y, si no se sabe cómo, deben buscar un profesional, un experto, que sepa conducir el flujo de información que emana de los clientes y usuarios, que detecte los problemas, que aconseje como solucionarlos y ser uno más de ellos, de igual a igual. No podemos pretender únicamente lanzar nuestro mensaje y que lo asimilen sin más.

Es curioso como muchas empresas, como las denominadas B2B, suelen ser las más reacias a las redes sociales, cuando suelen ser las más beneficiadas por este mundo de relaciones y conversaciones digitales. Mas de una vez nos preguntan qué pueden hacer ellos. Fácil. Volvemos a incidir en que internet es un mundo de intercambio de información, sólo hay que saber a qué mercado nos dirigimos para introducirnos en la red social adecuada en base a una estrategia claramente definida.

Pensemos que internet es la herramienta más usada para la búsqueda de servicios profesionales en todos los ámbitos.

Social-Media-Marketing

Por ejemplo, aquellas personas que busca relaciones profesionales interesantes, se introducirán en Linkedin. Aquellas empresas que quieren ser encontradas por otras y quieren trasladar una mejor imagen de su actividad, harán videos para subir a YouTube o Vimeo. Aquellos profesionales que tengan un producto de venta on line, podrán tener su propio escaparate visual en Pinterest. Aquellos que tengan un reconocimiento en un sector determindado de la actividad podrán incrementar su imagen de marca o branding a través de Twitter. Y así, sucesivamente en la infinidad de redes existentes.

Se nos ocurren otras razones por las que este tipo de empresas deben estar e interactuar en las redes sociales:

1. Mayor impacto, el contenido que se comparte influirá en la posible selección de proveedores a la que quiera optar.

2. Accesibilidad, será más fácil que compartan tu información a terceros, también interesados en su actividad, que antes no le conocían.

3. Branding y reputación on line, valoración positiva de su imagen de marca frente a la competencia «en un click».

En definitiva, al igual que para las personas, para cada una de las empresas hay una red social idónea. Pero sin cometer el error de pensar que esto es fácil de llevar a cabo y en muy poco tiempo. Para trabajar bien en social media hay que pensar, planificar, organizar, ejecutar, controlar, analizar y corregir. No podemos pretender ser los mejores sin haber tenido la oportunidad de experimentar con ello primero.

rain-man

Finalmente, Charles se acaba comportando como un buen hermano y devuelve a Raymond a su ambiente. Allí será tratado y cuidado por las personas que realmente saben lo que necesita. El descubrió a su hermano, descubrió lo que realmente valía y descubrió quien lo iba a saber tratar mejor. Descubrió que debía dejarlo en manos de profesionales, en manos de especialistas cualificados.

¿Estáis en buenas manos? ¿Queréis descubrir las redes?

Ven con nosotros.

Jorge Jiménez Suárez

 

Jul 16, 2013

Adáptate, vamos mucho más allá.

Y recuerde:

-«¡Piense en ruso!»-

Este último consejo tronó en su mente mientras se recuperaba del letargo en el que había caído.

En ese momento, Mitchell Gant, rememoró como asentía silenciosamente mientras asimilaba las claves de su misión. La constancia en su formación, la disciplina y el orden le habían devuelto la cordura necesaria para reponerse, «hacerse con el aparato» y abatir al enemigo antes de que acabara con él.

Ahora había que valorar lo logrado, curar las heridas y cubrir las bajas que habían quedado por el camino.

¿Cuántos habían depositado su confianza en él?

¿Cuántos se habían sacrificado por el bien de la misión?

Ni el mismo lo sabía.

Aún recuerdo estar tumbado en el suelo con la cabeza apoyada en el asiento de la fila 1 del Cine Rialto de la Gran Vía de Madrid viendo esta espectacular película de la época. La expectación mereció la pena. En esos años, era toda una novedad tanta tecnología y usabilidad para un avión de combate, algo impensable en aquel momento y que, ahora, es una realidad superada. De esto hace mas de 30 años.

Yendo más allá, hace 40 años, se produjo la primera comunicación telefónica móvil, exactamente el 3 de Abril de 1.973, algo en lo que se estaba trabajando desde la 2ª Guerra Mundial y que en ese momento aún era impensable. Martin Cooper, de Motorola, tuvo el honor de ser el pionero. Cooper se inspiró en el comunicador del capitán Kirk de la serie de TV Star Trek. Y lo mejor de todo, la llamada la hizo a su competidor para que supiera que lo había conseguido antes que él.

De entonces, hasta hoy mismo, ha sido una carrera vertiginosa de evolución y de mejora continua. La competencia en la telefonía móvil es brutal y se pueden dar casos de apropiación de ideas, como la conocida disputa legal entre Apple con el iPhone y Samsung con el Galaxy. Si nos fijamos, gran parte de las personas que nos rodean, cada día, destina más tiempo al uso del teléfono móvil, y, desde la revolución de los smartphone, aún más. Es muy cómodo tener todo a nuestro alcance y en la palma de nuestra mano.

¿Cuántas cosas se hacen hoy con un teléfono móvil?

Aunque, sería más acertado preguntarse:

¿Qué cosas no podemos hacer con él?

Ante tal disyuntiva, nos preguntamos:

¿Qué debemos hacer los profesionales del marketing con una herramienta tan poderosa?

Actualmente muy pocos son los que se han lanzado al barro y se han decidido a hacer cosas nuevas. La mayoría de las campañas se han limitado a adaptar los conocimientos adquiridos en los medios digitales y convencionales. Pero, puede no ser suficiente. Las empresas no sólo deben limitarse a tener una web para ser visibles en el mundo digital. Las necesidades han cambiado y hay que adaptarse rápidamente para no perder el control, ser superado y caer abatido por la competencia.

Un primer paso, mas importante de lo que parece, sería adaptar la web de la empresa u organización al formato móvil o smartphone y al formato tableta, incluso con las herramientas adecuadas para que la visibilidad sea total.

Un segundo paso sería trazar, al igual que en otros medios y soportes, una estrategia muy clara de lo que necesitamos, lo que queremos conseguir y cómo hacerlo.

¿Cómo hacerlo?

A través de campañas de marketing móvil, como por ejemplo:

Publicidad display en formatos adaptados al tamaño, tipo mensaje MMS, con imágenes banner o videos.

– Mensajes SMS con códigos, cupones o descuentos.

– Creación de APP´s (aplicaciones móviles) sencillas y fáciles de usar, que sean prácticas y de uso continuo, como Google Maps.

– Campañas de geolocalización, algo aún mínimamente explotado.

Estas son las más usuales, aunque en el futuro es deseable crear más alternativas y sacarle mayor rendimiento a este medio.

Mitchell Gant tuvo que dar salida en el momento oportuno lo más profundo de su experiencia, de su conocimiento, de su formación.

Los profesionales del marketing digital en el caso del marketing móvil, debemos sacar lo mejor que llevamos dentro e ir más allá, ganarnos la confianza que las empresas depositan en nuestra experiencia y sacrificarnos al máximo para logar los mejores resultados.

¿Te animas?

No pierdas la oportunidad.

Jorge Jiménez Suárez

Jun 16, 2013

Redes sociales, el fin, ¿justifica los medios?

Operación Overlord, Dia D.

Objetivo: liberar a Europa.

Todos los que desembarcaron en Normandía hace sesenta y nueve años tenían el mismo objetivo, pero sólo ocho hombres, tenían una misión. El Capitán Miller y siete soldados más, debían localizar a James Francis Ryan tras las líneas enemigas.

Ryan, era el pequeño de cuatro hermanos y todos habían muerto en combate defendiendo su país. EE.UU. no podía ponerle un precio tan alto a una familia americana que mandaba a todos sus hijos al frente. Arriesgarse a dejar a una madre sin todos sus hijos a costa de servir a la patria era pedir demasiado. Por una vez alguien fue sensato y el fin no era lo primordial, el fin no justificaba los medios.

Pero, para lograr salvar al soldado Ryan si se hizo lo imposible y, en este caso, el fin sí justificó los medios. Aquel grupo de soldados lograron finalizar con éxito la misión y a la vez abrir otros caminos a sus compañeros para la consecución del objetivo final.

A la hora de trazar una estrategia para una campaña determinada en redes sociales, las empresas, las agencias o las personas, debemos tener en cuenta los «pro» y los «contra» que nos podemos encontrar por el camino. No siempre el fin justifica los medios. Es más, encontraremos líneas paralelas de actuación que deberemos solventar si queremos lograr nuestro objetivo, nuestra meta, nuestro fin. Entonces tendremos que diseñar otras líneas de actuación, sin olvidarnos de nuestra meta final, en las que nos veremos obligados a utilizar parte de nuestros recursos, de nuestro tiempo, de nuestro equipo, para que el trabajo global no se resienta. Aunque, como bien sabemos, lo primordial es saber desde el principio que es lo que realmente queremos conseguir y, para ello, debemos marcar un objetivo principal, y, seguidamente, unos objetivos paralelos o secundarios.

¿Qué sucede en una estrategia de social media?

Si queremos, por ejemplo, que todo el mundo nos vea, nos conozca y tenga una buena imagen de nuestro producto o servicio o de nuestra persona, como apoyo a la futura venta de un producto, un servicio o unas relaciones comerciales, tendremos que hacer una campaña de visibilidad, de marca o branding. Y en este caso, lo que más nos interesará, será estar en el mayor número de espacios donde se encuentre nuestro público objetivo e intentar ser muy visibles, con una imagen de marca o personal muy clara en todos y cada uno de las redes de interactuación.

¿Para qué?

Para generar interés y hacer que el posible cliente se dirija a nuestra web, fan page o blog, y, así, compre, interactúe y opine sobre nuestro producto o servicio. Y lo mas importante, que repita su compra, se fidelice y lo recomiende.

¿Qué necesitaríamos adicionalmente para que esto ocurra?

Desde el inicio, saber utilizar las herramientas que internet nos brinda para poder posicionarnos adecuadamente. No podemos esperar que una buena campaña en redes sociales arregle unas carencias anteriores en nuestra estrategia. Por ejemplo, no podemos achacarle a la gestión de redes sociales la falta de visitas a una web que no se actualiza o que no utiliza las herramientas o el software adecuado para que la puedan localizar los motores de búsqueda. Aquellos que nuestro público objetivo utiliza para encontrarnos.

Tampoco podemos dejar de informar a nuestros clientes de nuestras novedades por otros canales de información que no sean las redes sociales, como las campañas de emailig, networking o las labores comerciales mas tradicionales: telemarketing, visitas y entrevistas personales. No podemos dejar todo el peso de información y la labor comercial a la dinamización en las redes sociales. Salvo en casos de empresas cuyo producto o servicio se realice exclusivamente on line, por internet.

Si queremos lograr que nuestra empresa, cliente o agencia consiga sus objetivos finales, tendremos primero que esforzarnos en solventar aquellas piedras del camino que nos impiden avanzar con soltura. Invirtamos, entonces, recursos en esas pequeñas metas, en esos pequeños fines, en esos pequeños escalones, que nos impiden continuar avanzando en la consecución de la estrategia trazada.

En definitiva, para lograr nuestro objetivo y poder hacer bien las cosas debemos invertir en la medida de lo posible en todos y cada uno de los medios, por insignificantes que parezcan.

Para poder liberar Europa tendremos que salvar al soldado Ryan primero.

Y, como dijo el Capitán Miller:

«Hágase usted digno de esto… merézcalo».

¿Ponemos los medios?

Claro que sí.

Jorge Jiménez Suárez

Páginas:12»