20 Nov, 2014

Técnicos de marketing, te sorprenderán.

“Me llamo Lester Burnham. Este es mi barrio. Esta es mi calle. Esta es mi vida. Tengo 42 años. En menos de un año habré muerto. Claro que eso no lo sé aún. Y en cierto modo, ya estoy muerto. Aquí me tienen…”

Así es como Lester, padre de familia, ejecutivo de publicidad de Chicago, nos describe las circunstancias que le rodean a él y a su familia en lo que será su último año de vida. En una visión introspectiva, desgrana todos y cada uno de los momentos que vive con todas las personas que le rodean.

Ser considerado como persona prescindible en su empresa, por lo que es despedido y admitido en un trabajo menor.  La falta de sintonía con su mujer, a la que sólo le importa su éxito profesional, que le considera un fracasado y además le engaña. Su hija, en plena efervescencia adolescente, que ya no le entiende, ni le admira como antaño. La amiga de su hija, que parece muy madura y comprensiva, se le insinúa. El vecino, Coronel de los marines, bastante maniático y con un hijo no mucho menos raro, pero que anda tras su hija.

Todo este entorno crea en él bastante apatía, mucha desgana y una completa desilusión por seguir adelante. Está completamente “quemado”.

Tecnicos de Marketing

Con este panorama, ¿quien no se sentiría igual? Si después de tanto esfuerzo, de sueños, de ilusiones, este es lo que tienes, es que algo ha salido bastante mal o algo se ha hecho bastante mal desde el principio.

Lester decía: “Todo lo que está determinado a pasar, pasa… tarde o temprano.”

¿O no?

Quizá todo obedezca a la manera que tenemos de ver las cosas.

Mi padre decía que cuando viera mal las cosas, tratara de mirarlas “de otra manera”. Y tenía razón, era un experto en darle “la vuelta a la tortilla” en cualquier situación, por complicado que pareciera.

Hoy, hace dos años ya, comenzamos a escribir este blog. Aquel pistoletazo de salida produjo un cambio total en nuestra manera de pensar, de sentir y disfrutar de esta dura profesión. Como dijo nuestro admirado Bere Casillas, “nada volverá a ser como antes”. Y era verdad, de lo que hacíamos hace dos años, nos quedan muy pocas cosas.

En aquel momento se produjo una ruptura, había que seguir descubriendo y experimentando. Rompimos con el inmovilismo y con el miedo a lo desconocido. Nos lanzamos de lleno al marketing digital. Pero nunca hemos dejado de ser técnicos de marketing, aunque ahora ya, “algo más expertos”. Y por supuesto no hemos dejado de ser personas, algo más importante aún.

La finalidad de este blog, como lo fue desde el primer momento, es el de compartir nuestros conocimientos y experiencias personales y profesionales a través de paralelismos con ficciones cinematográficas o vivencias personales (pieces of life) al estilo Stanley Bendelac. Y nuestra idea es seguir haciéndolo. Aún tenemos mucho que contar y compartir.

Por eso, os damos la gracias de todo corazón a todos los que cada semana nos leéis y nos seguís. Gracias a vuestro apoyo hemos llegado a este 2º aniversario y a las 91 entradas actuales. Gracias a vuestro apoyo hemos podido crecer y ser mejores. Gracias a vuestro apoyo seguiremos sorprendiéndoos. Nos comprometemos a ello.

Segundo aniversario blog hgm Marketing

Lester, finalmente, comprende que la vida tiene que seguir su curso, que las cosas deben evolucionar, que no todo puede salir como queremos que salga. Sobre todo con las personas que nos rodean y forman parte de nuestra vida o nuestro entorno profesional. Todo se puede encauzar, pero debe seguir su curso”. Al final, descubre cómo es él y cómo son realmente los demás. Descubre que son felices con lo que son, con lo que tienen y con su forma de vivir. Descubre que viéndolos progresar a “su manera” son felices. Entonces se da cuenta de que él es feliz.

En nuestro entorno profesional podemos poner todos los medios posibles para conseguir que las cosas sean como queremos, es decir, lograr los objetivos marcados. Pero a veces, hay que saber pararse a mirar, a observar y a contemplar hasta donde nos lleva todo lo que hacemos. Y lo que es más importante, a dónde les lleva a todos los que nos acompañan.

Nos podrá ocurrir que lo que veamos no nos gusta y nos preguntamos cómo hemos podido llegar a esa situación. Sólo nos queda extraer lo positivo, aprender de la experiencia y enfocarlo en una nueva dirección. Comenzaremos así un nuevo proyecto, una nueva meta, una nueva ilusión que nos haga sentirnos necesarios, nos haga sentirnos fuertes, nos haga sentirnos vivos.

Como decía Lester: “Es genial comprobar que todavía tienes la capacidad de sorprenderte a ti mismo.”

No te quemes.

¿Seguimos avanzando?

Gracias por seguir ahí.

Jorge Jiménez Suárez

9 Comentarios

  • Felicidades Jorge por esos 2 años de blog que semana tras semana venimos siguiendo … ya queda poquito para la entrada nº 100 …

    Cierto es que nunca debemos “dejar la capacidad de sorprendernos a uno mismo, ni la capacidad de reinventarnos” … pero el síndrome de burnout, tanto a nivel laboral como personal es duro de combartir …

    Pero bueno también es cierto que de las perores situaciones y de como salimos de ellas, es de donde más se aprende y sobre todo de donde más aprendemos de uno mismo …

    Saludos y te seguimos leyendo …

  • Muchas gracias Fernando. Un fuerte abrazo.

  • Muchísimas felicidades y gracias por todo. Un abrazo !!!

    • Muchas gracias Reyes, a ti y a todo el fantástico grupo de #CMclub.

  • Soplando las velas contigo en la distancia……
    Enhorabuena, pues al principio todo es fácil y emocionante….lo difícil es el mantenerse y continuar ahí al pie del cañón. Ésto es como la vida misma, pon pasión en lo que haces y si lo haces con corazón, todo saldrá rodado.

    • Muchísimas gracias Inés, efectivamente, lo difícil es mantenerse. Un abrazo.

  • Muchísimas felicidades Jorge, enhorabuena por vuestro trabajo; admiro vuestro estilo, la forma que tenéis de contarnos las cosas y aportarnos valor. Sois auténticos. Os sigo cada semana, y lo seguiré haciendo… Siempre me sorprendéis, ¡sigamos avanzando!

    • Mil gracias Maine, con el apoyo que personas como tú recibimos todas las semanas, el camino se nos hace mucho más fácil. Un abrazo.

  • […] varias las ocasiones que tuve que realizar este tipo de técnica de marketing. En todas ellas me tocaba ser un cliente diferente: unas veces era simpático, otras borde, unas […]

Deja un comentario