23 Abr, 2014

Tendencia, una oportunidad.

Frente a él, el líder de los Morlocks, le explicaba la consecuencia de sus actos y su implicación en el futuro.

Era difícil comprenderlo, pero más complicado era asimilarlo.

Alexander no podía cambiar el destino de Emma. Su muerte había sido el origen de la creación de la máquina del tiempo, por lo que no podía usarla sin que ella estuviera muerta.

Huyendo de su destino había viajado por error miles de años en el futuro. El panorama, aunque esperanzador a simple vista, era descorazonador. La población de este nuevo mundo estaba dividido en dos razas dominantes: Eloi y Morlocks, ambos resultado de la evolución de la vida y los desastres acaecidos en el pasado.

Para entender el pasado, conocer el presente y prever su futuro, tendrá que conocer a ambas civilizaciones, convivir con ellas y así poder elegir con quien compartirá su destino, ya que a partir de ahora, tendría el tiempo en sus manos.

La máquina del tiempo - 2002

La máquina del tiempo – 2002

A todas las personas nos encantaría tener una máquina del tiempo en la que poder subirnos al futuro, verlo y poder estar lo mejor preparados posible para enfrentarnos a él. A día de hoy, no se conoce tal tecnología pero a través de la observación o la investigación de mercado, si se pueden intuir, estudiar o prever cambios, nuevas actitudes o nuevos usos que nos muestren lo que «podría ser» el futuro.

Hace un par de semanas en #HEMESIC2014, tuvimos la oportunidad de escuchar una breve pero interesante exposición de Ainhoa Moreno de JWT sobre un estudio de diez tendencias de consumo para este año 2.014, a las que ya nos estamos enfrentando.

Tendencias:

1. La búsqueda de la experiencia, por lo que incidimos de nuevo en la cercanía del mensaje para que la marca sea percibida como una experiencia satisfactoria para clientes y usuarios.

2. La conversación visual, por lo que preferiremos ver y sentir. La imagen nos seduce más.

3. La era de la impaciencia. Lo que demandamos, lo queremos ahora, no nos gusta esperar. Es posible que una elección se pueda producir por su mayor rapidez en la gestión que por la calidad del mismo.

4. Tecnología móvil como acceso a oportunidades, intercambio de ideas y colaboración. En poco tiempo estos dispositivos se han convertido en nuestro inseparable amigo, una de nuestras herramientas de trabajo, gestor de ocio y de relaciones, para todas las edades y modos de vida.

5. Neurociencias y personalización, gracias a las nuevas tecnologías, las marcas, podrán estudiar las reacciones, los frenos y las motivaciones de consumo, por lo que podrán anticiparse a las necesidades de sus clientes.

6. El fin del anonimato, con el seguimiento de las marcas a sus usuarios en las redes sociales y a través de la geolocalización. Estarán presentes allá donde estén ofreciéndoles soluciones.

7. Rebelándonos contra la máquina. Es decir, se buscarán momentos para desconectar. De hecho, ya se empiezan a imponer medidas de desconexión en algunos países europeos.

8. Reinventando la tradición, renovándolas o manteniéndolas con una mentalidad mas abierta. Las marcas tenderán más a la «super-especialización», sobre todo en el mercado on line.

9. Orgullosamente imperfecto, que da a su vez aspecto de genuino, de auténtico.

10. Vida experiencial. Ante la saturación de la información multicanal, se pretende dar mensajes de vida saludable, consejos y recomendaciones para adquirir buenos hábitos.

En definitiva, concluyó con que: las personas tenderán a compensar en cierta manera la hipercomunicación. Ya que si no es ahora, más adelante, verán afectada su intimidad y su contacto con el presente a causa de la interacción constante con los gadgets. Justificando, así, que haya una demanda cada vez mayor de experiencias inmersivas e inmediatas.

Tendencias de marketing

Al final, David Philby, el íntimo amigo de Alexander, lanza su bombín al aire como homenaje a su amigo «libre pensador». No puede mas que envidiarle y estar fascinado por él.  Le admira, tenía razón. Siguió adelante con sus ideas, estudiando, entendiendo y previendo el futuro, anticipándose a su tiempo, vislumbrando las tendencias.

El tiempo pasa y son muchos los mínimos cambios que se producen a diario. Sumados en un espacio de tiempo más amplio describen una tendencia, un nuevo camino, una nueva manera de entender y de hacer las cosas. Algo que muy pocas personas y profesionales son capaces de apreciar.

Como decía Victor Hugo: «El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad».

Tienes otra oportunidad.

¿Eres valiente?

Jorge Jiménez Suárez

7 Comentarios

Deja un comentario