14 Ene, 2016

Tu camino, tu avance, tu formación.

En aquel momento tan doloroso llegó un jinete y se puso junto a él.

– «William. Soy tu tío. Argyle.» –

Desmontando y sujetándole la cara por la barbilla le dijo de nuevo:

-«Te pareces a tu madre»-

A partir de ese momento, el joven William, pasaría estar bajo la tutela de su tío, que lo llevaría al extranjero para darle una buena formación. En Francia aprendería no sólo otro idioma, otra cultura y muchos conocimientos.

También aprendería a pensar, a planificar, a decidir.

Esa misma noche, el tio Argyle, viéndolo concentrado en aprender el uso de la espada, le dijo:

– «Pues habrá que poner remedio a eso, ¿no crees?» –

– «Primero aprende a usar esto.» – Golpeándole la frente con un dedo.

– «Y después, te enseñaré a usar esto.» – levantando la espada.

El pequeño William poco a poco iría entendiendo que las cosas necesitan un proceso de maduración, un tiempo necesario para la formación. Para que todo sea útil y entendible hay que trabajarlo y conocerlo bien. No por el simple hecho de tener una espada sería otorgado con la cualidad de ser un gran guerrero. Tenía aún mucho que aprender.

Tenía que labrarse un nuevo camino.

formacion(Imagen Braveheart – Icon Entertainment)

El método del tío Argyle era claro. Para poder darle un uso, lo más racional posible a todo lo que quisiera enfrentarse, primero debía visualizarlo, entenderlo, comprenderlo. Y eso sólo se podía hacer a través de un proceso de aprendizaje, de adaptación, de formación. Debía prepararse para estar a punto el día que tuviera su oportunidad.

Requería un tiempo necesario.

Estar en posesión de ciertos conocimientos no nos hacen ser expertos en una determinada materia, simplemente demuestran que los conocemos. Hasta que no los dominamos como para poder utilizarlos y ponerlos en funcionamiento para que den forma a otros proyectos o den valor a otras, no podremos considerarnos usuarios o entendidos en ello.

Hace ya casi cinco años que nos adentramos en profundidad en la nueva era del marketing, del mundo on line o del marketing digital. Y a pesar de parecer bastante tiempo, es realmente poco. Ha sido un periodo trepidante, vertiginoso, intenso. La experiencia acumulada en estos años y la formación continua ha incrementado nuestro conocimiento progresivamente.

Pero a pesar de tener en nuestro poder tantas herramientas y medios a nuestro alcance aún sabemos que tenemos mucho que aprender, mucho por conocer, mucho por experimentar. Son muchos los cursos, eventos, presentaciones, ponencias y charlas a las que hemos asistido. Y de todas hemos sacado siempre buenas lecciones. Pero aún así…

…va siendo hora de centrarnos en aplicarlo masivamente.

Esperamos en poco tiempo lanzar nuestra nueva web de marketing digital bajo el dominio «puntoes». Así mismo, nuestra web general seguirá la línea de marketing off line o marketing tradicional, donde empezaremos a dar mayor peso a nuestro trabajo en goodies, material para merchandising o regalo promocional. Así, nuestra web exclusiva de regalos de empresa quedará archivada e integrada en la web general.

Por supuesto, nuestro blog seguirá activo y funcionando semanalmente. Lo mantendremos enlazado a nuestras webs «puntocom» y «puntoes», así como a nuestras activos perfiles en redes sociales.

Todo ello para daros nuestra mejor de nosotros mismos.

¡Sigamos avanzando!

camino

Pasados algunos años, en el campo de batalla, el joven William maduró y se convirtió en un gran hombre, un gran guerrero y un gran estratega. Momentos previos a la lucha, en la batalla de Stirling, arengó a su ejército de esta manera:

«Luchad y puede que muráis, huid y viviréis, un tiempo al menos. Y al morir, en vuestro lecho, dentro de muchos años, ¿no estaréis dispuestos a cambiar, todos los días desde hoy hasta entonces, por una oportunidad, sólo una oportunidad, de volver aquí a matar a nuestros enemigos…?»

Y contra todo pronóstico, vencieron.

Ha pasado mucho tiempo desde que arrancamos con nuestra primera experiencia en marketing digital, pero a pesar de tener en nuestro poder tantas herramientas y medios a nuestro alcance aún sabemos que tenemos mucho que aprender, mucho por conocer, mucho por experimentar. Es algo que forma parte de nosotros, es nuestro sello de identidad, es nuestro trabajo.

Además, tenemos muchas ganas de aprovechar las oportunidades que esta nueva forma de entender el marketing nos ha concedido, para poder ayudar y atender mejor a nuestros clientes, para poder comunicarnos con las personas, para transmitir todo lo mejor de nuestro trabajo y hacer que muchos otros lo puedan compartir.

Porque sabemos que aún hay mucha gente que necesita ese pequeño empujoncito para poder cambiar y mejorar lo que ahora tienen. Necesitan soñar. Necesitan tener su oportunidad. Es hora de seguir mejorando.

Como decía tío Argyle: «Habrá que ponerle remedio, ¿no crees?»

Ponle remedio.

¿Te unes a nuestro camino?

Jorge Jiménez Suárez

Deja un comentario