25 Jun, 2015

Tu estilo, tu oportunidad.

¿Quién era aquella mujer tan bella como misteriosa?

¿Acaso era inaccesible?

Cuando menos se lo esperaba allí aparecía ella, pero nunca la alcanzaba

Mike Hammer era un duro detective privado. Fiel a su estilo, llevaba una pistola llamada «Betsy» en el costado izquierdo. Junto a ella y su explosiva secretaria Velda, resolverá los casos que se le presentan de la manera más expeditiva y dura posible. Además, cuenta con el apoyo de su mejor amigo, el capitán de homicidios de la policía de Nueva York, Pat Chambers.

A su «manera«, algo violento y algo incorrecto en sus formas, Hammer, lograba siempre esclarecer los casos por los que era contratado por sus clientes. A su fuerte carácter y empuje, había que sumarle, además, poseer un cierto atractivo para las mujeres. Esto le facilitaba el acceso a todo tipo de lugares donde estuviera interesado entrar.

Mike Hammer era un detective de New York, bebedor y mujeriego, algo que no impide que sea tremendamente eficaz en su trabajo y consiga tener éxito en todos los casos que le encargan. Si algo tiene este personaje es que a pesar de cultivar unos rasgos poco correctos, consiguió ser atractivo, consiguió convencer, consiguió enganchar.

Era genuino.

Muchas veces nos preguntamos cómo ciertos profesionales acceden a sitios a los que la mayoría de las personas nunca alcanzarán. Parecen, por su aspecto, por su manera de ser, por su manera de hablar o por su forma de trabajar, menos competentes de lo que realmente son. Pero suelen ser los mejores o los que precisamente se necesitan en ese momento.

No podemos ni debemos dejarnos guiar por aspectos externos, que aunque son importantes, a día de hoy, son menos relevantes y más accesibles que lo que eran antes. El estilo personal y desenfadado ayudará a relajar la posible tensión profesional del momento haciendo que el intercambio de conocimientos y experiencias sea lo que realmente importe.

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a Open Expo day de la mano de Evenbrite. En una de sus ponencias estrella tuve el placer de presenciar la exposición de Chema Alonso de Eleven Paths. Quizá no era uno de mis temas estrella: «Tecnologías Big Data & OSINT y la seguridad». Aunque sí aproveché para apreciar la expectación que genera, el ambiente que le rodea y cómo son sus charlas.estilo

A pesar de ser «muy profano» en la materia, pude darme cuenta en seguida del por qué de la fama de Chema Alonso. Es una persona que domina su trabajo, es un gran experto, sabe lo que hay y lo cuenta tal como es. Lo hace entendible, sencillo, claro. No hay dobleces, no hay mas vueltas. Es lo que hay.

Es auténtico.

Actualmente, un profesional de ficción como Mike Hammer, lo más probable es que no tuviera ningún éxito. Igual que si nos pusiéramos en el papel de de Chema Alonso hace tan sólo una década. El tiempo, las necesidades, la moda y las tendencias, como en muchos casos, marcarán los perfiles idóneos para cada actividad personal o profesional en cada momento.

Quizá debamos apostar por el momento en el que se dan las condiciones mas favorables olvidándonos de otros factores. Se suele decir que la oportunidad se presenta tarde y se marcha pronto. Así que al igual que nuestros personajes de hoy…

debemos aprovercharla en cuanto aparezca.

Oportunidad

Mike Hammer, a pesar de ser un personaje de ficción no muy querido, sí fue un icono en su momento y tuvo su público. Aunque nunca logró hablar con aquella mujer misteriosa, nos dejó para el recuerdo su imagen, su marca personal, su estilo. Por otro lado, Chema Alonso es el exponente de lo que ahora las personas, sus clientes y su equipo necesitan o demandan en su sector. Son iconos profesionales y efectivos, con mucho estilo. Personas que generan y transmiten confianza.

Personas que a pesar de sus métodos o su aspecto, son resolutivas.

No podemos dejar de lado que, nuestra imagen, nuestra marca personal, nuestro estilo, es de las pocas cosas que las personas retienen en su mente para mucho tiempo. Es más, cuanto más clara y diferenciada sea, mas lo recordarán. Por lo que muchas personas que siempre buscan un lugar al que acceder para lograr sus metas, deben comprender, que desde la posición donde se encuentran, siendo accesibles a los demás, haciéndolo lo mejor posible y siendo fieles a su estilo, pueden ser mucho mejores de lo que creen.

Quizá no deban buscar el acceso a otros espacios, a otros lugares. Quizá, «simplemente» haciéndolo bien, esos escenarios vengan a ellos. Quizá siendo íntegros y profesionales tengan su oportunidad.

Como decía Napoleón Hill: «Tu gran oportunidad se puede encontrar justo donde estás ahora mismo.»

¿Eres accesible?

¡Tomaré nota!

Jorge Jiménez Suárez

3 Comentarios

  • Cierto es que hoy Mike Hammer, no es el prototipo de tipo que hoy triunfaría … no aportaba la serie de valores deseables hoy en una persona … bebedor, fumador, mujeriego, frecuentaba los mayores antros de Nueva York … pero he de reconocer que sin ser una de mis series favoritas, todavía recuerdo la cabecera de la Serie, que se emitía los Domingos por la noche …
    Saludos
    Fernando

    • Gracias Fernando, una vez más por estar ahí y disculpa por el retraso de mi respuesta. Sí, las apariencias, engañan. Quizá algunas personas con las que tratamos personal o profesionalmente, son mejores de lo que pensamos a pesar de la imagen que dan o que nos hacen ver. Al final, lo que cuenta es ser uno mismo, ser auténtico y luchar por lo que crees. Un fuerte abrazo.

  • […] la había buscado y ya la tenía. Tenía su oportunidad. Había recibido varios consejos de sus mayores y estaba preparado para afrontar el reto de entrar […]

Deja un comentario