7 Abr, 2016

Tu táctica, tu gestión de datos.

Parecían una legión de pretorianos preparándose para la lucha.

Daba gusto verles calentar en la banda en tan reducido espacio.

Allá donde jugaran, los aficionados y el equipo contrario, los miraban con cierta admiración.

Daban la sensación de ser muy sólidos. Eran un bloque, imponían respeto.

Era la temporada 1996 – 97 de fútbol, Fabio Capello se había hecho cargo del primer equipo del Real Madrid. Capello, en su presentación, afirmó que su objetivo era convertir al Madrid en el mejor equipo de España, de Europa y del mundo. Y así fue, pero… se le contrató para ganar, no para dar espectáculo…

Era el perfecto entrenador que sabía aprovechar las virtudes y los defectos de los equipos contrarios para ganarles. Destacaba por el conocimiento que tenía de sus propios jugadores y aún más si cabe, las virtudes y las carencias del equipo contrario. Capello era un entrenador que preguntaba mucho, quería saberlo todo sobre sus jugadores y de los jugadores de los equipos contrarios. Manejaba a las mil maravillas todos los datos y las estadísticas de los futbolistas: en qué puesto jugaba, cuantos balones recuperaba, cada cuantos minutos marcaba un gol, quién defendía los córners, cuantos pases de gol daba un jugador…

Gracias a ello dio resultados y logró su objetivo. Aunque el público del Bernabéu no entendía como teniendo a la mayoría de los mejores jugadores del mundo, el equipo no les hacía disfrutar con su juego. Muchos aficionados no se dieron cuenta, pero a partir de entonces, en el Real Madrid…

…algo había cambiado.

tactica

Con Fabio Capello se dio a conocer una nueva visión del fútbol en España. Integró jugadores de cualquier parte del mundo para tapar las carencias de la plantilla basándose en sus datos y en sus referencias. Abrió la mente a un nuevo escenario futbolístico, donde además de la calidad de su equipo, primaba la experiencia y el análisis de las estadísticas.

Su táctica, rentabilizar los datos.

La pasada semana tuve la oportunidad de asistir por segundo año consecutivo a Expocloud. Fue una experiencia corta pero productiva. En él se reunieron y juntaron las empresas mas relevantes del mercado nacional e internacional relacionados con el almacenamiento y la gestión virtual de datos. Es decir…

…la gestión de la nube, de la cloud.

La nube o cloud, no es más que un conjunto de servidores a los que se puede acceder a través de Internet. Redes sociales conocidas como Facebook, Google+ o Twitter son claros ejemplos de lo que es una cloud.

La nube tiene grandes ventajas como el acceso desde cualquier sitio y con varios dispositivos, tener todo el software en único sitio y actualizado, ahorro en software y hardware ya que no es necesario contar con un gran equipo, ahorro en mantenimiento técnico, etc.

Quizá uno de sus mayores inconvenientes sea, por al momento, la falta de seguridad y privacidad, ya que no tienes el control total de todos tus archivos y el riesgo a perder la confidencialidad de la información que se posee es muy alto. Tampoco olvidemos que sin internet o conexión a la misma no hay nube.

Aún así debemos hacernos a la idea de que para evitar estos problemas…

…todas las empresas tendrán su propia cloud en poco tiempo.

expo cloud 2016

Quizá una de las mayores utilidades de la cloud es el almacenamiento de datos procedentes de las muchas respuestas a nuestras preguntas y búsquedas de información que a diario realizamos. La cantidad de datos es tan grande que debemos guardarlos y clasificarlos bien para poder analizarlos en el futuro y que nos reporten una utilidad, una oportunidad o un ventaja frente a nuestra competencia.

En un par de ponencias en Expocloud, nos hablaron de la importancia de convertir nuestros datos en algo beneficioso para nosotros o para nuestro trabajo. En ambas se hizo mención a la afirmación lanzada recientemente desde Microsoft:

«El dato es la nueva electricidad».

Por un lado, Alberto Retama de Fundación Big Data, afirmaba que: «el dato es dinero, el dato es negocio«. Y recomendaba la contratación de personas o equipos profesionales que fueran capaces de llevar a cabo el análisis de todos los datos recogidos por una empresa para poder rentabilizarlos o darles una utilidad que reportara beneficios para la misma.

Por otra parte, José Antonio Esteban de Eurocloud, afirmaba que «somos personas, pero no todos iguales». Por lo que cada dato hay que saber tratarlo para poder monetizarlo con el público adecuado, objetivo de análisis. Aunque discrepaba en la contratación de profesionales para realizar los análisis, ya que las empresas siempre han tenido personas o directivos que utilizan su capacidad de análisis para tener éxito y sacar adelante los proyectos.

En lo que sí estaban de acuerdo ambos ponentes es en la importancia que cada día adquiere el enfoque digital de las empresas y su progresiva transformación digital.

Para ello es fundamental estar en la nube, en la cloud.

datos

Fabio Capello, a pesar de ser despedido en su primera temporada, logró que el Real Madrid ganara el Campeonato Nacional de Liga ese año y formó la base para ganar la ansiada 7ª Copa de Europa al año siguiente y la Copa Intercontinental. Consiguió volver a hacer al Real Madrid el mejor equipo de España, de Europa y del mundo. Sólo tuvo una táctica: gestionar una cuidada selección de datos sobre todo lo relacionado con su objetivo.

La oportunidad que nos brinda el cloud o la nube de poder almacenar gran cantidad de datos es algo que debemos aprovechar. El continuo crecimiento del big data debe animarnos a analizar los resultados de nuestras acciones y de la competencia. Debe servirnos para abrir nuestra mente a nuevas tendencias y nuevos caminos. Eso sí, será necesario saber gestionarlos dentro de nuestro propio espacio y saber controlarlos, saber manejarlos.

Porque, como dice Fabio Capello: «Una cosa es entrenar y otra es llevar el vestuario.»

¿Tienes equipo?

Jorge Jiménez Suárez

Deja un comentario