31 Dic, 2013

Tu trabajo, tu inspiración, tu éxito.

Entró en su casa cerró la puerta y se dirigió al pasillo…

– ¿Cómo es posible…? – pensó.

– ¿…si no he girado la llave cinco veces a la izquierda y a la derecha para cerrarla?

El insociable Melvin Udall, había dejado de prestar atención a una serie de conductas y hábitos innecesarios con los que lo único que conseguía era alejarse de las personas. ¿Quién podía imaginarse que con sus malas maneras y sus manías era capaz de escribir las mejores novelas románticas? ¿Cómo una persona podía estar orgullosa de tener ese tipo de comportamiento?

Melvin mal convive con su vecino y pintor de gustos refinados Simon Bishop. Éste, recientemente, ha sufrido un ataque físico en su propia casa y desde hace algún tiempo ha perdido su inspiración artística. Además, ha gastado casi todo su dinero con las atenciones recibidas en el hospital.

Para colmo Verdell, su perrito, deberá quedar al cuidado de Melvin, su incómodo vecino.

Melvin frecuenta un bar donde habitualmente le atiende la paciente Carol Connelly, una bellísima persona cuya vida está lastrada por la enfermedad crónica de su hijo. Esta situación hace que su vida social se reduzca a su trabajo y a los cuidados de su hijo.

Y la buena voluntad de Carol, les hizo coincidir.

Los tres, por indicación de Carol, viajan a casa de los padres de Simon, para solicitarles la ayuda y el dinero necesario para cubrir los gastos del hospital. Melvin comienza a cambiar y a mejorar al sentirse atraído por Carol. Simon descubre a Carol como su nueva inspiración para pintar. Es su nueva musa.

Mejor imposible 2

Hoy por ser el último día del año queríamos hablar de todo lo que dejamos atrás y de todo lo que puede venir. Lo pasado durante este año ha quedado atrás, pero no dejaremos de tenerlo presente para aprender y aplicarlo en el futuro. El futuro es incierto, pero como decía Peter Drucker: «La mejor forma de predecir el futuro es creándolo«.

Es el momento de olvidarse de la manías, los prejuicios y los malos hábitos. Es hora de cambiar, evolucionar, mejorar, mirar hacia adelante y crear el futuro. Tomar las riendas de nuestras acciones para hacer que las cosas sucedan como queremos que ocurran, para que nos satisfagan, nos beneficien y nos hagan crecer en todos los sentidos.

En ese camino siempre habrá personas y equipos en los que apoyarnos. Gente que nos dará ese pequeño empujoncito que nos falta, personas o empresas que nos servirán de ejemplo, que nos servirán de inspiración. Lo más probable es que seamos capaces de sacar lo mejor de nosotros mismos y llegar a la excelencia.

Tampoco debemos dormirnos en los laureles y dejar de innovar. El mundo, en este 2013, ha demostrado que gira cada vez más rápido y que no debemos dejar de considerar la incorporación de todas las herramientas tecnológicas que nos hagan sumar valor a nuestro trabajo, a nuestro esfuerzo o a nuestros productos. No olvidemos que las nuevas relaciones entre personas se producen en el ámbito de internet y las redes sociales.

Pero tampoco olvidemos que somos personas y que aunque estemos en un medio tecnológico, nos relacionamos con personas de verdad, con sus sentimientos, con sus dudas, con sus ideas. Debemos escucharlos, entenderlos y sintonizar con ellos. Debemos animarlos, motivarlos y servirles de inspiración. Para que todos nos sintamos mejor y afrontemos con éxito nuestras obligaciones.

word_cloud_optimismo-palabra-2013-esperanza-prospero

Finalmente, Simon se recupera del bache de su vida y prosigue con su carrera artística. Melvin ayuda al hijo de Carol y se siente mejor. Ambos comienzan una nueva y esperanzadora relación. Lo que demuestra que nunca hay que dar nada por perdido.

Por nuestra parte, intentaremos que el nuevo año sea… mejor imposible.

Os deseamos un muy feliz año nuevo, un año de éxito, un año de inspiración.

¿Tienes musa?

Jorge Jiménez Suárez

2 Comentarios

Deja un comentario