26 Mar, 2015

Tu trabajo, tu mejor decisión.

«Atención, sea quien sea, este es un canal reservado para llamadas de emergencia»

Dijo la agente de Policía.

«Oiga, no me joda, señorita. ¿Le parece que estoy encargando una pizza?»

Le respondió McClane.

Había subido a la azotea para poder avisar a la Policía de lo que sucedía y pedir refuerzos. La situación era desesperada. Doce terroristas habían tomado el Nakatomi Plaza y tenían secuestradas a todas las personas que estaban celebrando la fiesta de Navidad de la firma Nakatomi Corporations. Entre ellas, a su esposa.

Lo que parecía un secuestro terrorista era en realidad un asalto para intentar robar los 640 millones de dólares que se guardaban en la caja fuerte del edificio. Aunque su intento por contactar con la Policía había tenido éxito, no iba a tener mucho apoyo para salir con éxito de aquella empresa. Debía salvar a todas aquellas personas e impedir que los «malos» se salieran con la suya.

John MacClane lo tenia muy difícil, estaba en el lugar equivocado, en el momento menos oportuno.

Tu mejor decisión

(Imagen de «La Jungla de Cristal» – 20 th Century Fox)

John era un policía de New York que se había trasladado a Los Ángeles para intentar arreglar junto a su mujer su relación personal. La situación que allí encontró era muy diferente a lo que podía esperar. Rápidamente, tuvo que aplicar su experiencia para adaptarse a la nueva situación, y, a pesar de contar con poca ayuda, tuvo que aventurarse en solitario y sufrir hasta el límite.

La única salida que le quedaba era su cumplir con su obligación, con su deber, con su profesión. Debía pensar, meditar y elaborar un buen plan para que todo funcionase correctamente en muy poco tiempo.

Esa fue su decisión.

En un mundo de continuo y vertiginoso cambio como el que vivimos, las situaciones límite o trepidantes se agolpan ante nuestros ojos a diario. Lo que ayer era muy bueno, hoy ya no vale. Las circunstancias, las condiciones, las reglas del juego han cambiado la visión de lo que hasta este momento era válido. La forma de ejecutar un trabajo o una campaña son muy diferentes. Los plazos son más cortos y las exigencias son mas grandes.

Los equipos profesionales, y las personas que lo forman, deben tener una rápida capacidad de respuesta ante la evolución del entorno. Decidir con precisión los pasos y el plan a seguir para no perder comba con la competencia. Porque ya nada es lo que parece en un primer momento.

La importancia del cambio viene dada por la decisión elegida.

Así es, si decidimos dar un giro a nuestra imagen, a nuestra empresa o a nuestro producto por adaptarnos a un mercado que se nos escapa por que nos hemos quedado obsoletos, debemos trazar un plan o definir una hoja de ruta que esté controlado, en todo momento por personas solventes. Que sepan distinguir entre las diferentes alternativas y sepan rematar el proyecto hasta el final.

Una vez tomada la decisión, todo debe obedecer a un plan.

Es decir, al contrario que nuestro protagonista de hoy, debemos contar con el equipo, las personas y los apoyos suficientes en el lugar preciso y en el momento oprtuno. Para que se cumplan los objetivos y se acorten los plazos. Sólo así podremos tener garantía de éxito.

Decisión

John MacClane no sólo hizo lo que él sabía hacer muy bien: su trabajo. También había tomado las decisiones correctas, había calculado bien los tiempos y había podido contar con los apoyos suficientes. Tuvo el valor de llevarlo a cabo y tener éxito.

Muchos de nuestros clientes siguen buscando personas y empresas que les ayuden a solventar situaciones difíciles o complicadas. Cuando llegan a nosotros, la primera decisión ya la han tomado acertadamente: buscar ayuda. Y debemos hacer lo posible porque tomen correctamente la segunda: saber en quién depositar su confianza.

Las agencias o las personas, ante ocasiones límite, debemos mantener la serenidad suficiente para poder analizar la situación, tomar la decisión correcta y tener la capacidad de ejecutarla. Y por supuesto, saber transmitirlo. Porque ese es nuestro trabajo.

Como dijo Peter Drucker: «Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente

¿Tienes tomada tu decisión?

¡Yippy kay yay!

Jorge Jiménez Suárez

3 Comentarios

Deja un comentario