22 Mar, 2013

Tus primeros pasos, social media.

“Tu primer viaje, 

tus primeros aplausos,

tu primer trabajo… qué duro es,

tu primera amiga,

tu primera canción,

tu primera colonia Chispas,

tu primera colonia, Chispas

¿Cuántas veces hemos cantado este jingle en tono cariñoso cuando hemos hecho algo por primera vez? ¿Cuántas veces se lo hemos cantado a alguien con ironía cuando hace algo que desconoce? ¿Cuántas veces suena en nuestra mente esta melodía? Siempre la asociaremos a cualquier cosa que hagamos y que sea nuestra primera vez. Chispas. Aunque nunca la hayamos comprado o usado, el sólo hecho de oír su marca nos evoca al inicio, al principio, al comienzo.

Cuando echamos la vista atrás, nos acordamos de nuestros inicios en la vida, en los estudios, en la pareja, en el trabajo. Al principio, todo es relativamente fácil, ya que partimos con mucha ilusión, con mucho empuje, con muchas ganas. Con un objetivo y unas metas muy claras. A medida que avanzamos en el camino podemos ser persistentes y mantener la línea marcada en un principio o desviarnos de la ruta marcada perdiendo parte de nuestra identidad.

En el inicio de una marca o de una empresa se debe delimitar, crear, conformar una estrategia de comunicación para lograr nuestros primeros avances, cómo y dónde conseguirlos. Una empresa, si quiere darse a conocer debe estar presente en las redes y espacios sociales. No sólo por el simple hecho de estar, si no porque es una buena herramienta para darse a conocer, para ser accesibles, para que nos puedan encontrar.

Una empresa, al elaborar una estrategia de comunicación, debe tener muy presente el social media si quiere tener éxito con la aplicación del marketing relacional y el marketing de contenidos. Utilizar las relaciones en las redes sociales, la interactuación, el poder compartir contenidos y realizar recomendaciones, podríamos denominarlo social media marketing. Un buen comienzo, dependiendo del tipo de marca o empresa, sería abrir su espacio en cualquier plataforma social, como Facebook, Twitter, YouTube, etcétera y poder relacionarse con los usuarios de la marca o potenciales clientes interesados en ella.

Antes de empezar, debemos tener muy claro, qué, cómo, dónde y cuándo queremos comunicar a «nuestra audiencia». Para continuar marcando unos objetivos que sean sencillos o relativamente fáciles de conseguir, es decir, realizables. Pequeñas metas que nos lleven a conseguir un objetivo completo. No olvidándonos nunca de interactuar, relacionarnos y conversar con todos ellos. A veces, simplemente con un poco de atención, lograremos mucho más que con un mensaje constante de las bondades de nuestra marca.

Grandes empresas ya utilizan las redes sociales como vía de comunicación y cuentan con profesionales cualificados, los llamados community manager, que son los encargados, entre otras muchas cosas, de conectar con el público, generar tráfico en la página de empresa, mantener relaciones estables en el día a día (fidelizar) y generar valor a la marca. Logrando, así, la implicación personal de todos y cada uno de ellos.

Chispas fue la primera colonia de la niñez de muchas personas en los años 80. Su primer rasgo de personalidad, sus primeros pasos, su identidad.

Tus primeros pasos en social media son determinantes para la identidad de tu marca.

¿Echamos a andar?

Jorge Jiménez Suárez

 

Deja un comentario